(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Concionero general"

This is a digital copy of a book that was preserved for generations on library shelves before it was carefully scanned by Google as part of a project 
to make the world's books discoverable online. 

It has survived long enough for the copyright to expire and the book to enter the public domain. A public domain book is one that was never subject 
to copyright or whose legal copyright term has expired. Whether a book is in the public domain may vary country to country. Public domain books 
are our gateways to the past, representing a wealth of history, culture and knowledge that's often difficult to discover. 

Marks, notations and other marginalia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long journey from the 
publisher to a library and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with librarles to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive, so in order to keep providing this resource, we have taken steps to 
prevent abuse by commercial parties, including placing technical restrictions on automated querying. 

We also ask that you: 

+ Make non- commercial use of the files We designed Google Book Search for use by individuáis, and we request that you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refrainfrom automated querying Do not send automated queries of any sort to Google's system: If you are conducting research on machine 
translation, optical character recognition or other áreas where access to a large amount of text is helpful, please contact us. We encourage the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ Maintain attribution The Google "watermark" you see on each file is essential for informing people about this project and helping them find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remo ve it. 

+ Keep it legal Whatever your use, remember that you are responsible for ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for users in the United States, that the work is also in the public domain for users in other 
countries. Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we can't offer guidance on whether any specific use of 
any specific book is allowed. Please do not assume that a book's appearance in Google Book Search means it can be used in any manner 
any where in the world. Copyright infringement liability can be quite severe. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organize the world's Information and to make it universally accessible and useful. Google Book Search helps readers 
discover the world's books while helping authors and publishers reach new audiences. You can search through the full text of this book on the web 

at http : //books . google . com/| 



Digitized by LjOOQIC 










Digitized by LjOOQIC 



Digitized by LjOOQIC 



Digitized by LjOOQIC 



Digitized by LjOOQIC 



Digitized by LjOOQIC 





CANCIONERO GENERAL 



DE 



HERNANDO DEL CASTILLO 

SEGÚN LA EDICIÓN DE i5ii, 

CON UN APÉNDICE DE LO AÑADIDO 

EN LAS DE 1 527, 1540 Y 1 557- 



II. 




MADRID 

IMPRENTA DE MIGUEL GINESTA 
ctllc de OunpomtDet , 8 
I 1882 



?■■ 



PUBLÍCALE 
LA SOCIEDAD DE BIBLIÓFILOS ESPAÑOLES. .^2 / 



Digitized by LjOOQIC 



Digitized by LjOOQIC 



CANCIONERO GENERAL 



DB 



HERNANDO DEL CASTILLO. 



Digitized by LjOOQIC 



Imprtntt dt MiouBL Ginuta, Ctmpomanes, 8. 



Digitized by 



Google 



CANCIONERO GENERAL 



DE 



HERNANDO DEL CASTILLO 

SEGÚN LA EDKaON DE l5ll, 

CON UN APÉNDICE DE LO AÑADIDO 

EN LAS DB l527, 1^40 Y l557. 

PUBLÍCALE 

I. A ^<">^■!l IV\I) Í»F. f.il'.l ImKII 0> i:>l\\Ni Hl S 



n. 



M A ; I IV 1 1 ' 
MDCCCLXXXII 



Digitized by CjOOQIC 



NtíM. 3 
4Ei Sr. D. Antonio Martin Gamcro. 



Digitized by LjOOQIC 



COPLAS 



Q]US HI20 

PUERTO CARRERO ' 

POBQUE PASSANDO YN DÍA POB YNA CALLE DONDE SU DAMA ESTAUA CON 

VNA COMPAÑERA SUYA, Y TANBIEN TEBCEBA D* ÉL^ QUE SE LLAMAUA 

XEBEZ, LAS QUALES > ÉL NO AULA YISTO| FUÉ LLAMADO POB SU 

SEÑOBA^ T COMEN9ABON 1 3 HABLAB LOS DOS; Y ALGUNAS YBZE8 

ELLA BUBLANDO D* ÉL Y DESFRACÉNDOLE , 4 Y BUELUE LA 

HABLA 1 SU COMPAÑEBA; DONDE ÉL TOMA ABGUMENTO PABA 

HAZEB ESTE DIÁLOGO EN QUE SE INTBODUCE PUEBTO CAB- 

BEBO^ PBBEZ ^^ ELLA, QUE ES SU SRÑOBA, Y LOPE 

OSOBIO, HEBMANO DE LA SEÑOBA; Y COMIENZA ^ ELLA 

DBSTA MANEBA ^. 



794 



e. ¡Puerto Carrero! 

f. ¡Señora! 
e. ¿Dónde vays? 

p. No sé dó voy ^, 

ni dó vengo y ni dó 'stoy 9, 
ni sé de mí parte agora. 

e. Nunca yo menos os ^^ vf. 

f. Verdades; 

mas la culpa vuestra es, 



que después que os conoscí 
nunca m' acuerdo de mí. 

Quien de ssf no tiene acuerdo, 
¿de quién se puede acordar? 
De vos, qu' '^ en n' os oluidar 
acuerda mi desacuerdo: 
de i> mí biuo descuydado, 
y quiera '^ Dios 



t B. C. /). COMIBIC9AN LAS OBRAS DB PUERTO CARRERO; T ESTA PRIMERA ES QUE PA- 
SANDO, ETC. a B. C D. LAS QUALES NO. 3 B. C. D. DE. 4 B. C. D, DE8- 
FRAfÁNDOLE. 5 B. C. D, lEREZ. 6 B. C. D. COMIEN9A Á HABLAR D. M. 
7 D, MARERA ; T NO SE PORE AQUÍ SINO LA PRIMERA LETRA DE SUS NOMBRES. 8 C VÓ. 

9 C esto. 10 C vos. II B,D, quien. 12 C. de rof que vivo penado. 
1 3 RCD. quiere. 

f 



Digitized by VjOOQIC 



CANCIONEBO 0ENB1UL 



X, 

e, 

X. 



e. 



que la memoria de vos 

me ponga en tanto > cuydado 

que biua desacordado. 

• 

DIZE ELLA Á LA COMPAÑERA. 

Hermana , ¿vos no le oys? 
Sí, señora. 

¿Qué os paresce? 
Que á ssu cuenta no meresce 
los males que le dezís. 
;0 1 calla, que m' enojays; 
no es despecho 
qu' en descuento de lo hecho 
diga más. 

¡Donosa estays! 
¿Y d' esso os marauillays? 

Péname * ver quál estays. 
Y á mí lo que vos hazeys. 
A quien tanto mal quereys, 
veamos, ¿por qué le hablays? 
Poco Ueuays d* esta tienda , 
ni él m' entiende 3, 
porque quien seguro prende , 
hasta tomar d* él emienda 
trabajo que no m' entienda. 

¿Quereys ver si os aprouecha? 
llamalde 4, ved si verná. 
No, sino vos le llama 5, 
porque suba sin sospecha. 
Mejor es que le dexeys , 
qu' es pecado : 
harto está desuenturado. 



baste ^ el mal que le hazeys, 
sin que le desespereys. 

N' os turbe velle turbado, 
c^aunqu'enlasmuestraspadece'^y 
no es el más el que paresce 8, 
que yo siento su cuydado. 

X. Bien, que no vasse á morir. 

e. Yo os 5 digo, 

escondeos, velle '<> 's comigo; 

hazelle acá subir 

si aueys gana de reyr. 

X. ¡En venir está pensando! 

No verná si os entendió. 
e. Tan ayna lo llame yo 

como verná trompicando. 
X, ¿Quereys apostar que no? 
e. ¿Qué va que sí? 

Mas n' os ha de ver aquí. 
X, ¡Cómo! ¿estoruaros hé yo? 

Llamalde ", que ya me vó ". 

e. ¿ Acordays de responderme? 
p. No sé qué acuerde de mí, 

pues acordar que os seruí 

acuerda el desgradescerme. 

Pues con tristeza acordada 

me matays.... 
e. Acaba, dezi do vays. 

¡Qué respuesta tan penada! 
p. Triste Voyme á mi posada. 

e. Acordaos quando '^ boluays 
c' aueys de subir acá. 



I B. C, D, tal. 2 B, QD, en ver. 3 B. C D, e. entiende. 4 D, lla- 
madle. 5 B, C D, llamad. 6 B. C. Z). basta. 7 B. C. /). parece. 
8 B.C.D, padece. 9 B, C, D. vos. 10 B, C. D, vell'eys. 11 D. lla- 
madle. J3 B, C. D. VOy.^TOftNA LA SBfrOftA i HABLAR CON PUERTO CARRERO. 

i3 B,C.D. quando 08. 



Digitized by VjOOQIC 



DJB H. DEL CASTILLO. 



p. Yo me doy por bueltoya; 
por esso, ved qué mandays. 

e. No son cosas para en pla^a. 

p. Subiré, 

si manda vuestra mercé, 
aunque auia d' ir á cai^a. 

e, Subf , ¿quién os embaraza? 

HABLA ELLA k SSU COMPAÑERA 
DIZIÉNDOLE QUÁL LE VERA DESQUE 

SUBA, Y dize: 

Ora le vereys venirse 
passeando y requebrarse; 
velle eys sin pena quexarse , 
y con quexas < despedirse. 
Velle eys mil vtTñ& partirse 
sin que parta; 

velle eys que nunca se aparta 
de la muerte sin morirse; 
vereys que no es de sufrirse. 

LA CONSIDERACIÓN Qu' ÉL HAZE 
SUBIENDO ^. 

Pues tan halagüeña está 
quien jamás me dio respuesta , 
cautela deue ser ésta. 
¡Libreme Dios! ¿qué será? 
Del si que di me arrepiento. 
¿Mas por qué, 
que yo en mi vida le erré? 
Pero en ser llamado siento 
nouedad con que me afhíento ^. 

Señor, á tí m' encomiendo, 
que vó entre la cruz y el lecho. 



Mas yo, triste, ¿qué T e hecho 
para que suba temiendo? 
Subir sin temor puedo, 
mas 4 ya subido, 
no quisiera ser nascido. 
de turbado, qu' el denuedo 
huyó de miedo del miedo. 

Pero ya fuéme forzoso 
de seguir lo comentado, 
presumiendo d' esforzado 
con coraron de medroso. 
Encubriendo mis temores ^ 
fuy en presencia 
de quien vi tanta excelencia , 
qu* en contemplar sus primores 
me mudé de mil colores. 

Vuestra merced qué me manda? 
¿Qué? que murays mala muerte, 
ó que biuays de tal suerte 
que huyays vuestra demanda. 
¿Luego morir me mandays? 
Yo no lo hago, 
pero leuareys ^ en pago 
de la pena que mostrays 
reués de lo que buscays. 

Busqué harto mal en veros, 
pues que m' es fuerza seruiros; 
busqué vida con sospiros , 
causada por conosceros. 
Busco 7 el fin , y en mi ventura 
no le hallo; 

busqué más dolor que callo, 
porque no tiene figura 
mi crescida desuentura. 



I B. C. D. quexa. 3 
4 B, C, /). mas subido. 
7 B.QD. Busqué. 



B, C, D. s. PUVRTO CARasao. 
3 B. C. D. tormentos. 



3 B. C D. afrento. 
6 B, C. D. lievareys. 



Digitized by LjOOQIC 



CAKCIONEBO OENKBAL 



haciendo 's algún despecho. 
e, ¡Guarda allá! ¿qué se os antoja? 
j?. Veros vuestra gentileza; 

y quanto os veo, 

todo lo pide el desseo; 

mas do ay tanta crueza 

lo mejor es más tristeza. 

e. Estad , noramala , quedo. 

p. No quiero, ni quiera Dios. 

6. ¿Qué tan poco tengo en vos? 

p. Más de ser mucho no puedo. 

e, i Mucho llamays enojarme ? 

p. No querría; 

mas mi forzosa porfía 
busca para más penarme 
maneras ' de consolarme. 

e. Bien hazeys á costa agena. 

p. Yo, señora, ¿en qué os ofendo? 

e. Ea *, no vamos riñendo. 

p. ¿Qué más puede ser mi pena? 
No sé qué más mal hagays. 

e. ¿Qué os he hecho? 

p. Tanto mal que de derecho 
merezco, aunque no querays, 
qu' en mi gloria consintays. 

e. ¿Cómo pensays que os entiendo? 

Mejor me perdone Dios. 
p. El me dé gracia con vos. 
e. Ihesú de vos me defiendo 5. 
p. Yo no de vos, mas de mí. 
e. De vos ¿por qué? 
p. Bien dezís, porque busqué, 

viendo que no os merescí, 

vida con que fenescí. 



e. Fenescido y requebrado 

no caben en vn sugeto, 

aunque os tengo 4 por discreto, 
p. Téngome por desdichado. 

Mas quien pone su cuydado 

do se oluida , 

aun más pierde que la vida, 

pues está predestinado 

á beuir desesperado. 

e. Esso 5 más fué d' estudiante 
que de discreto en amores. 
Troca el estudio á primores 
pues presumís de costante. 

p. Aprendí, ¡mala ventura! 
en vuestra escuela , 
do mi saber se desuela; 
y quanto bien me procura 
mi gloria, es mi desuentura. 

Este es el estudio mió, 
con mil passiones estrañas; 
allí quemo mis entrañas, 
y á la fin me desconfío 
de la dicha y mi porfía 
y 6 de la ciencia , 
pues no hallo diferencia 
siruiendo 's, de mejoría, 
antes peor cada 7 dia. 

Pues he dicho mi tormento, 
mis cuytas y dessearos , 
no quiero más enojaros. 

e. Mas os vá que juramento. 

p. Dezís que no se quexe. 

€, Adeuinar, 

ó que no teneys ^ que quexar. 



I C. manera. a B. 
3 C. defienda. 4 B. C. 
7 B» D. cadal dia. 



8 



Ea, no va más riñendo. D, ya no va más riñendo. 
D. teneys. 5 B, C. D, Y esso. 6 D. ó d. 1. 
i5. D. teneys quexar. C. ó no teneys que quexar. 



Digitized by 



Google 



DE H. DEL CASTILLO. 



e. Que si fuéssemos yguales , 

no auria más que hazer. 
p. No os plaze > de me entender 

de que n' os penan mis males. 

Digo que no puede ser 

quien os vio 

hazer más de lo que yo; 

y aquí quiero fenescer, 

sin poderos merescer. 

e. Merescen vuestras maneras 
pena por lo que haueys dicho. 
Desde aquí > pongo entredicho 
porque hablemos de veras; 
si no 3, dexáme rezar. 

p. ¡O señora! 

sobre ser mi matadora , 
me quereys dissimular 
porque crezca mi penar! 

¡Por Dios, que me remedieys! 
e. Por vuestra vida, ¿qu' es esso? 

¡Que buen enmendar d' auieso 4! 

¡De penado os atreueys! 

Nunca más passion ni pena 

tenga yo 

de la que mi vista os dio, 

que yo la terne por buena. 
p. Nueuo dolor se me ordena. 

e. No es ya cosa de sofrir 
engaño tan descubierto. 
¿Vos no pedís 5 veros muerto 
huyendo vuestro beuir? 
¿Qué nouedad de dolor 
puede ser 



puesta sobre fenescer? 
p. ^ Lo que sufre el amador 
sin dubda es mucho peor. 

e. Y lo qu' es peor d* aquí, 
pedir mis tristezas vos. 

p. Señora , no plega Dios 7, 
antes me acaben á mí. 
Soy de buen conoscimiento. 

e, Assí os quemen 

como vuestros miedos temen ^ 
memoria del mal que siento, 
ni os passa por pensamiento. 



En más congoxas me veo 
que dubdays mi pena fuerte , 
que de recebir la muerte, 
pues la pide mi desseo. 
9 ¿Quién sostiene tanto daño? 
'O ¿Cómo quién? 
Vos , señora , porque el bien 
de miraros muy estraño 
sufre el mal de todo el año. 



ios d* ay, no me enojeys. 
¿Dónde os vino atreuimiento? 
De mi triste pensamiento , 
del mal que vos me hazeys, 

qu* él da causa que se os diga 

Callad ya! 
No sé cómo lo hará 
quien quexando su fatiga 
os halla más enemiga. 

Pues vuestra merced s' enoja, 
quiero que tengáis derecho 



1 B, D, No TOS place de entender. C plaze de entender. a B. C D. que en 
burlas pongo e. 3 B. O.D. tos. 4 B, C. D. de auiesso. b C, podeys. 

6 B, C. D,^ suprimen las iniciales del nombre de los interlocutores. {N, del E.) 

7 B. C. D, plega ¿ Dios. 8 B, «enen. rf B. C. D. Ella, Quién, etc. 10 p. (O 



Digitized by LjOOQIC 



OANOlOlVnO OBNSBAL 



qu' el amor es sospechoso: 
desta causa soy celoso 
por serme más enemigo, 
no de vuestra condición 
mas de mí. 

Tan sin ventura nascf 
y vos con tal perfection ', 
qu' está cierta la passion. 

e. ¿Vos hablays? 

p. No, ni quisiera. 

e. Mas, de veras >, ¿dezfs algo? 

p. No 3, ni sé si entro ni salgo, 
si 'stó 4 dentro , si 'stó fuera. 
Ni sé si prueue á sallirme , 
ó si estaré ; 
ni pienso lo que haré, 
ni bien oso despedirme, 
ni 'stó 5, ni quiero partirme. 

Y pues que yo no m' entiendo, 
noesmuchoque no m' entiendan, 
ni que mis males me ofendan, 
pues los busco y los entiendo. 
^ ¿Dónde se cosió esse guante? 
e. 7 ¡Qué deslates! 

¿Vienen ya los disparates? 
Pues 8 yo 's do fe que m' espante, 
Si m' echays el pié delante, 

toda 9 esta seda se ahaja to: 
p. No porfié vuestra mercé, 

que á media rienda os terne 

los arfiles de ventaja. 
e. ¿Ya " cuyo será aquel mote? 
p, ¿Noquereys? 



Pues yo 's doy fe si perdeys, 
que me pagueys ell escote 
de traerme al estricote. 

e. ¿No mirays qué tarde haze? 

;;. Para mí no ay nada bueno: 
ni muero con lo que peno , 
ni el plazer me satisfaze. 

e. Dezf, señora Xerez, 
mi dechado 

¿desástele en el estrado? 
Mi fe, si juzgays belmez i>, 
mate quedays d' esta vez. 

Según 08 fué d' este trance 
callar os fuera mejor: 
presumís de jugador 
y soys mate al primer lan^e. 
;;. Cien mil escusas daré, 
y la más cierta 
es veros que desconcierta 
quantos juegos concerté, 
y assf está en xaque la fe. 

e. No podeys salHr de xaque. 

p. Ni lo pido, ni lo quiero: 
pido la muerte , qu' espero 
que de tal vida me saque. 
Pues la pena de huyros 
está cierta , 

la razón »' qu' es encubierta 
del desseo y mis sospiros^ 
ésta me obliga á seruiros. 

Esta dio lugar al fuego 
que s' emprendió del querer. 



1 B, C, D. perfícion. s B. C. D. Mas deuiérades dezir t. 3 B. C. D, Ni 
sé, etc. 4 B.CD. si estoy d. ó si estoy f. 3 B, C. D. ni estoy. 6 B, C. D, Ella. 
Dónde, etc. 7 B, C. D, p, 8 C. Pues yo os do mi fe, etc. 9 B.CD, Ella, 
Toda e. 10 D. s. alhaja. 11 B, D. Y cuyo, ii B. C. bermez. D. vermez. 
1 3 B.CD, razónese. 



Digitized by LjOOQIC 



DB H. DEL CASTILLO. 



donde se quemó el plazer 
con las p¡e<;as deste juego: 
mas vo penado y contento, 
que la fama 

d' auer sido mate dama, 
y vuestro merescimiento 
quitan la pena que siento. 

No se aparta, mas vfana 
queda, pues de vos > se ofresce; 
es tristeza y no entristece , 
dolor sufrido de gana: 
es vn beuir congoxoso 
sin congoxa , 
porque la ocasión afloxa 
el nudo más peligroso , 
y assf la pena es reposo. 

^Vos venís en vuestro seso? 
Tomad en vos, ¿dónde estays? 
¿No mirays con quién hablays? 
Miro que me teneys preso 
con prisiones que soltarme 
es la cadena; 
y estar fuera d* esta pena 
péname tanto apartarme , 
qu' es pena para matarme. 

Quantas passiones fengfs , 
quantas congoxas mostrays, 
dos tantas leguas estays 
léxos de lo que dezis. 
Quán preso, quán libertado, 
y tan contento, 
como en vuestro pensamiento 
aueys hecho el requebrado 
catino » y desesperado. 



¡O desdichado de mí! 
Amor, ¿para qué me ciegas? 
Huyóte, pues que me niegas 
lo que padesco por tí. 
Huyamos lo que queremos, 
qu' en la muerte 
con tan desdichada suerte , 
aunque mucho mal passemos , 
ya no sigue tus estremos. 

Ya n' os digo lo que creo , 
viendo tanto desconcierto, 
que querés passar por muerto 
quando más vfano os veo. 
No es mi muerte mi passion , 
es miraros; 
oluidar de acordaros 
que aueys sido la ocasión 
de mi fin y perdición. 

¡Vistes qué se me dá á mf ! 
¿Luego no teneys conciencia? 
No la tengo , aued paciencia. 
En mal punto vine aquf. 
Dios os lo lieue ^ adelante. 
Y él os pida 

cuenta de mi triste vida , 
tan estrecha c* os espante, 
porque si lloro que cante. 

Si mi penar os contenta , 
bueno deuo estar con vos. 
¡Ay! mal me venga de Dios 
si mi cuydado os afruenta 4. 
Tanto, que de mi me alexo. 
¡Qué razón! 
No finjays ya mi passion ; 



I B. D, vos ofrece. 
4 B.QD. afrenta. 



2 B. C. D, captiuo. 



3 B. C. D, llcuc. 



Digitized by LjOOQIC 



10 



ciifcioiiBK esinnuL 



pues que no teneys buen dexot 
de lo paseado me quexo. 

p. Yo no de lo porvenir; 
ni lo temo, pues presente 
tanto dolor os > consiente 
qu' es la vida no beuir. 
Lo qual de lo c* a passado 
se despecha, 

y tanbien, pues no aprouecha, 
quexar de lo qu* es quexado, 
esto de mí despechado. 

€. Desclauada fe y bien floxa 
tiene quien tan presto suelta: 
destorceys á media buelta ; 
no es de ley vuestra congoxa. 
Quien de verdad s' enamora , 
su conorte 

no lo rige por su norte; 
su amiga y su señora 
tiene por su guiadora. 

Y los seruídores buenos 
andan en este compás; 
camino de lo qu* es más 
van ellos, pues son lo ' menos. 
Requebrado, ¿qué os paresce? 
p. Qu' es tan alta 

vuestra discreción, que falta 
en mi saber y caresce 
la respuesta que meresce. 

Señora, mi desatino 
de no ver en vos consuelo 
de mis passiones y duelo 
me puso en aquel camino; 
mas ya me bueluo adoraros. 



e. ¡Qué descuento! 

¿Echays palabras al viento, 
y pensays que desculparos 
basta para perdonaros? 

¿Parésceosbuencomplimiento 
de quien desconciertos dize? 
p. Pésame de lo que hize , 
señora, que m' arrepiento; 
c* os seruiré quanto biua; 
que soy vuestro 
con mayor pena que muestro; 
qu' es mi fe vuestra catiua ^ 
aunque más muertes reciba. • 

Como el temor sin medida 
qu' en las tormentas del mar 
suelen las gentes passar, 
con el buen tiempo s* oluida; 
su cobdicia 4 es tan sobrada 
que les fuerza ^, 
y el peligro les esfuerza 
porque V afruenta ^ passada 
pone esperanza doblada. 

Estos la mar los encierra , 
que es término de sus dias; 
votan cien mil romerías, 
y al fin no sallen á tierra. 
Ni más ni menos he sido, 
y en la buelta 
hallo ya tanta rebuelta , 
que fuera mejor partido 
dexar perder lo perdido. 

Yo soy quien con más firmeza 
sufro la comparación 
á costa del coraron , 



I B. C. Z). me. 3 B. C. />. los. 3 B. C. ctptíua. 
tan 8. 3 A que les esfuerza. 6 B. C. D, la afrenta. 



4 B. />. cobdicia 



Digitized by VjOOQIC 



DS H. ÜKL CASTILLO. 



II 



que es la misma tristeza. 
Y otra mayor mal andanza 
que podistes 

dar á mis passiones tristes 
mucha mal aüenturan<;a 
negándome la esperan<;a. 

€, Ni la pedís, ni la niego, 
ni os la dó, ni la tomays; 
ni só yo la que buscays , * 
aunque os he tenido juego. 
Assí que á las penas tristes 
y al engaño, 

y á quien quexa vuestro daño, 
y á quantas quexas me distes, 
ningún derecho touistes. 

Que si confessays verdad • 
no aura culpa ni daño, 
ni vos receleys > engaño, 
ni vuestra liberalidad. 
A quitar ociosidad 
osentrastes; 

pues passatiempo buscastes, 
no finjays necessidad , 
qu' es tocar en liuiandad. 

Pero dexémonos d' esto ' . 
¿Vuestra muger está buena? 
p. Cerca debe estar la cena. 
e. Ya salléssedes trauiesso. 
p. Pues 3 vuestra merced dó estará? 
e. Al oratorio. 
p. ¡Por vida de Lope Osorio! 



e. D* otra cosa os segura 4, 
que aqueso ^ jurado está. 

;;. Segura quánto os querrello ^ 
de mi penado beuir. 

e. Guarda, que van á seruir. 

;;. Y que siruan, ¿qué va en ello? 
Más me va en estar do 'stays. 

e. ¿Cómo más? 

Lo mejor queda detrás, 
puesto que á mí me siruays, 
si la merienda oluidays. 

p. ¡Por vida de quien se fuere ^ ! 
Mas ^ no sé qu' enbie , 
ni en qué ni de quién me fie. 

e. El qué de quanto viniere 9; 
el en qué do quier que venga; 
el con quién... 
Quien quiera lo traerá bien 
en tal lo que no se detenga, 
el tanto " que no se abenga. 

;;. Cerezas haré traer , 

no oluidando c' hay man<;anas, 
aluarcoques y auellanas. 
Más pedíme á mi muger. 
¿Ay más frutas que pidays? 

e. Cornezuelos. 

p. Préndasse >> en essos '^ anzuelos 
el marido '4 qu' esperays, 
pues tal fruta demandays. 

Guindas ay, mas son >^ verdes. 



I B C D. rccelays. 2 B. C D, dcsso. .3 B. C D. VuMirt ni. 
4 S. C. D, 08 asegura. S B. C. A aquesto. 6 B, C. D. querello. 
7 B, C i>. p.— Voymc.s=m. ya n. §. q. c. 8 B. C, D, mas yo no sé q. 
9 B. C, D. outere. 10 B. C D, con t 1 1 B. C. Z>. el unto no se des- 
auenga. is B, C, D. préndanse. i3 C estos. 14 B. C. />. los maridos. 
i3 B. C D. son aun v. 



Digitized by LjOOQIC 



12 



e. ¡Ihesú, qu' enportuno estays! 

Anda, ios; con tal que os vays, 

embiáme lo que quisiéredes. 
p. Pues lo mejor se m' oluida; 

natas ay. 
e. Leonorica, corre, vay! 

Vellaca; ¿no eres venida? 

Dágelas >, por vuestra vida. 

/?. No sufre mi pensamiento 
pensar que me despedís, 
ni entiendo lo que dezis, 
ni sé dezir lo que siento. 
Sé que amagays con el cuento, 
con color * 

de llamarme seruidor; 
sufro del yerro tormento; 
no sé cómo os tome tiento. 

Siéntome desesperar 
porque mandays apartarme, 
con voluntad de matarme 
más que no de merendar. 

e, ¿No quereys acabar oy? 
¡Qué postema! 

p. Señora, boluíme al tema, 
pero ya triste me voy, 
pues tan desdichado soy. 

CABO. 

Ya me voy de donde quedo, 
vóyme sin poder partir, 
con certeza ^ de morir 
tomo el empresa sin miedo. 
Lleuo la pena sabida 
y voy porqué 



CANOIONBBO OBNBBAL 

no me consiente la fe 
otra manera de vida 
de ver que assi soys pe 



795 
COPLAS 4 

QUE HIZO 

EL COMENDADOR 

HABLANDO CON SU Ai 

Señora, yo he pares< 
con vos y con mi dolor 
vn doliente mal regido 
qu* estaua casi guarido 
y a tornado á estar peoí 
por do mi voluntad loe 
c' os adora como á Dio: 
pues ya la pena era po< 
deuiera guardar la bocj 
del pensamiento de vos 

NO SON MÁS ^. 

Mas yo luego fué ^ á 
deste manjar de dul(^un 
que fué veniros á ver . 
la qual causa fué, á mi 
que troxo 7 la calentura 
pues dama ^ real sentid 
á quien mi seruir no ye 
remediad la triste vida , 
pues sabeys la recayda 
haze más cruda la guer 



I D. dádselas. 2 B,C.D. dolor. 

DEL COMENDADOR AUILA. 5 C. FIN. 

8 B, C D. d' amor. 



3 Z>. pereza. 
6 C fui. 



4 B. C. 
7 B. C, 



Digitized by LjOOQIC 



DB H. DEL CASTILLO. 



i3 



796 

OTRAS SUYAS. 

¡O tiempo mal despendido, 
clara cuenta con error, 
secreto mal escondido» 
do seruir no es gradescido 
seniir con fuer9as de amor! 
Y pues los seruicios son 
obras vanas que perescen, 
pues ay nueua condición, 
que reciben galardón 
los que menos lo merescen. 

Qu' en la batalla de amores 
do se conoscen los buenos, 
los que tienen más primores, 
los que sufren más dolores , 
quiere amor que valgan menos: 
y los otros haze cuyos , 
no les niega gozos llenos, 
los mejores trae desnuyos ', 
porque amor tienta los suyos 
y las damas los ágenos. 



797 
OTRA SUYA 

A VNA SsffORA QUE AUIA ESTADO MAL >, 
Y PEDIA LIMOSNA PARA SAN FRANCISCO. 

Yo digo claro entre nos, 
sin lisonja ni manera , 
que deuie ser frayle Dios 



para ser, señora , vos 
de los frayles limosnera. 
Aueys obrado dos cosas, 
entramas de gran arrisco, 
muerto las damas hermosas, 
y hecho vanagloriosas 
las plagas de San Francisco. 



I B,CD. desnudos. 2 B.D. mala. 
les voy á g. 3 B. C D. también. 



798 
OTRAS 

DEL 

DUQUE DE MEDINA SIDONIA 

A SU AMIGA. 

Quiero ^ 's, señora, contar 
los males muy trabajosos 
d* entre amor y sus quexosos, 
que quitar 

se deuen por enojosos: 
y pues son los aquexados 
de vuestra juridicion , 
deuen ser con compassion 
remediados , 
aunque su mal es razón. 

Y yo 4 les vo á guarescer 
deste mal tan enconado; 
hallóme tan bien ^ culpado 
en merescer 

el mal que nos ha penado: 
assí que de nuestra muerte 
heredamos con razón 
ygualmente la passion 
que conuierte 
nuestra pena en afición. 

3 B.C.D. Quiero. 4 B.C.D. Yo 



Digitized by LjOOQIC 



«4 



oANctoiamo gkksbal 



La habla toma la boca 
qu' el dolor quiere quitar, 
porqu' ella os podrá contar 
que se apoca 
la vida, mas no el pesar: 
pues es la procuradora 
de los mis tristes cuydadof 
que teneys agrauiados 
vos, señora, 
en tenellos oluidados. 

Y los pies que han ya < cansado 
de traer sin galardón 
cuerpo de tanta passion 
y cuydado, 

dizen, y tienen razón, 
que tropezando en tristezas 
con passos de pena fuerte, 
se llegan al de la muerte 
con cruezas 
que les ha dado mi suerte. 

Las manos por el plazer 
qu' esperanza les alexa, 
desesperadas las dexa 
sin poder 

tenellas contra su quexa : 
y á esto responde aussencia 
qu' ella nunca da querella, 
sino el corazón con ella 
qu' en presencia 
está sin estar sin ella. 

Con la lástima que veys 
ya responde el coraron : 
Aunque tengo la passion , 
no me deys 

la culpa, que no es razón 
que de penas tanto peso 



que tomé por no acabarme, 
mas la culpa de matarme 
tiene el seso 
que no quiso remediarme. 

El seso, aunqu' está perdido, 
dize : — Con el mal que days 
no sé cómo me culpays 
mi sentido, 

pues ojos vos los quitays ; 
qu' en mirar á quien mirastes 
fué tomar vna intíncion 
por do no teneys razón , 
pues amastes, 
de dexar vuestra passion. 

CABO. 

Y aun en los ojos no ay culpa 
del mal d' aquesta passion , 
porqu' es grande la ocasión 
que les desculpa, 
sino sólo en la razón; 
y aun ésta no tiene cosa 
de culpa, porque no quiso, 
sino sólo Dios que os hizo 
tan hermosa 
que la vida me deshizo >. 



799 
OTRAS SUYAS 

DIZIENDO CÓMO SE AUIA DE VESTIR EN 
VNA FIESTA 3 QUE VENIA CERCA. 

Por hazerme más crueza 
esta fiesta y en su dia, 
me quiero dar alegría 



t B. D. ya han. 3 B, C. desfizo. 3 JB. C />. cit uha fibsta. 



Digitized by VjOOQIC 



DB H. DEL CASTILLO. 



l5 



por darme más á tristeza: 
y quiero me atauiar 
de lo que suelo traer, 
vna ropa de pesar 
por andar á mi plazer. 

Con vnos manojos verdes 
todo '1 ruedo encadenada, 
con la passion aforrada, 
c' aués I dado y que me dierdes: 
si sólo verde tachare 
ventura que lo dessecha , 
esta letra que Ueuare 
le quitará la sospecha. 

LA LBTRA DBL ESPERANCA, DIZE '. 

Tráygolos por más dolor 
de la color qu' es perdida , 
por lastimar á la vida. 

Y tanbien saldré calcado 
de las prisiones de amor, 
porque nunca mi dolor 
s* espere ver remediado: 
y en vn jubón de sospiros 
vnas lágrimas bordadas, 
sin compassion asentadas 
estas letras por seruiros. 

LA LETRA. 

Mis ojos al coraron 
con lágrimas 1' an pagado 
la tristeza que le han dado. 

Por sombrero el su£rimientO| 
con vn penacho de penas 



en memoria que las siento, 
aunque las tengo por buenas: 
y estas penas que mostraua, 
sin las que yo m* encubria , 
d* estas letras la cercaua, 
doliendo lo que sentia. 

LA LETRA DE LAS PENAS. 

Saquélas del coraron, 
porque las que salen puedan 
dar lugar á las que quedan. 

FIN. 

Y lleuarme ^ ha el pensamiento 
que nunca piensa dexarme 
do pueda más aquexarme 
con memoria mi tormento, 
á vna cámara escura 
de soledad toda llena, 
donde *1 mal de mi ventura 
no se pueda ver sin pena. 



800 
OTRAS SUYAS, 

HABLANDO CON VNOS CAUALLEROS QVK 

ESTAUAN PENADOS DB AMORES 4, 

DIZIÉNDOLES CÓMO ÍL VENIA 

LASTIMADO DB LO MISMO. 

Apartado ya de amores 
y de amar nunca partido, 
vengo con amor doblado, 



. 1 B. C D. que aueys. s B. C D. u l. del ESPESANf a. 3 B, 
D. Licuarme. 4 B.CD, de amor.— No añaden roas. (N, del E) 



Elcttarme. 



Digitized by LjOOQIC 



i6 



CANCIONXBO OBÜBRÁl 



refrescados mis dolores 
con auer triste perdido 
lo que no toue ganado; 
y con esto 

os diré del mal que muestro 
cómo vengo lastimado. 

Que repartió con crueza 
sus males en mí ell amor, 
por acabar de vengarse 
al cora^n la firmeza, 
y en la firmeza el dolor 
porque no pueda quitarse; 
de tal suerte , 
que la vida ni la muerte 
nunca pueden i acabarse. 

En la memoria el desseo* 
y al desseo el sospirar, 
y á los ojos que Uorassen, 
y á los males que posseo 
con la gloria del llorar 
mandó que no descansassen 
de crueza 

porque aun no hallen tristeza 
consuelos que consolassen. 

FIN. 

Y con esta desuentura 
y los males que me veys 
qu' e cobrado con amor, 
vengo á daros más tristura 
y á tomar la que teneys 
sin dexar yo mi dolor, 
pues es tal 

qu' en verme yo sin mi mal 
otro mal será peor. 



8o I 
OTRiS SUYAS 

Á VNA fARTIOA * QUE SU AMIGA AUIA 
DB HAZBR DB DONDB ÚL QUBDAUA. 

El mal de vuestra partida 
ya lo comiendo á sentir, 
porqu' en el mal de la vida 
es la muerte conoscida 
quando tiene de venir: 
si esto no me matare, 
dolerá más que solía 
el dolor que me quedare, 
quando yo triste mirare 
los lugares donde os vía. 

FIN. 

Las lágrimas y el llorar 
tienen mucho d' ahincarme, 
porque os querrán contentar 
en pago d* este pesar 
que les ^ dexays en desarme : 
y pues yo quedo perdido 4 
no 'sté de vos oluidado 
mi coraron dolorido, 
porque no 'sté aborresfido 
de quien está lastimado. 

802 
OTRAS COPLAS 

DB 

GAMEZ ^ 

Á VNA PARTIDA QUE HIZO DE SU 
AMIGA. 

No quedo quedando, 
ni parto partiendo, 
ni muero muriendo, 
ni peno penando. 



1 B. /). puedan. 
4 B. C. D. partido. 



3 A C. D, I UNA PARTIDA DB SU ABICA. 
5 B. C A GOMBI, 80BRB PARTIDA. 



3 B. A que le. 



Digitized by LjOOQIC 



DE H. DBL CASTILLO. 



17 



ni bino muriendo: 
ni tomo, ni dó >, 
ni quiero, ni puedo, 
ni vó ' donde yó, 
ni quedo do quedo, 
ni esto ^ donde esto. 

NO SON MAS 4. 

No hallo remedio, 
ni ^ sé á quien le pida; 



con esta partida 
la muerte es el medio 
dellalma y la vida: 
partimos los dos, 
los tres como digo; 
ell alma con Dios, 
la muerte comigo, 
la vida con vos ^. 



8o3 

OTRAS COPLAS 

QUE HIZO 

VN GENTIL OMBRE Á VN TONDIDOR. 

SON DE BIEN Y MAL DEZIR. 

Tondidor, maestro de buenos maestros, 
marcado de niño por mucha excelencia; 
para que diga los hechos tan vuestros 
en estos renglones presentes , no diestros, 
demando perdón y tomo licencia. 

Vos soys muy sabido de cosas diuinas, 
de males del mundo soys muy apartado; 
vos soys guarnescido de buenas doctrinas, 
del rayo profundo soys vos desuiado: 
Yos soys sabidor de lo qu' es verdad , 
de los torpes males no soys vos amigo, 



I B, C. D. doy. 3 B, C D. voy d. voy. 3 B. C. D, estoy, d. estoy. 
4 C suprime estas palabras. (N. del E,) 5 B. D. no. 6 B. C. D, cabo. 

No es la muestra verdadera 
que al pié de la letra glosa , 
bien consiento, 
mas dadle de la tigera, 
que en el medio está la celada 
de lo cierto. 



Digitized by LjOOQIC 



1 8 CANOIONBBO OBNBRÁL 

VOS soys obrador de toda bondad , 
de pecados mortales mortal enemigo. 

De vanas nouelas soys trassechador, 
dezfs toda vía de lo qu' es verdad; 
de falsas cautelas no soys sabidor, 
vsays compañía de honestidad : 
soys muy amador de cosas gentiles , 
de las viles cosas soys muy apartado, 
teneys desamor á gentes ciuUes, 
á gentes graciosas soys muy allegado. 

Soys muy furioso contra los furiosos, 
á la humildad soys muy allegado; 
soys muy desdeñoso á los mentirosos, 
de la caridad soys aficionado: 
á los honrrados honrrays por ygual, 
teneys por rehenes á los maliciosos , 
de los malhechores dezís mucho mal, 
dezís muchos bienes de los virtuosos. 

A la gente loca tractays con gran yra , 
honrrays de bondad á quien vos bien dize; 
jamás vuestra boca no dize mentira , 
no dize verdad quien mal de vos dice : 
soys de quistiones muy apartado, 
muy gran causador de cosas perfectas ; 
de santos sermones soys muy arreado, 
soys blasfemador de falsos profetas. 

Soys de agarenos gran perseguidor, 
pariente y amigo de los defensores; 
de ayunos muy buenos soys gran causador, 
soys gran enemigo de blasfemadores: 
de forma de Juda cerrays vuestra puerta, 
seruís de verdad á Dios y á los reyes , 
en la Trenidad teneys fe muy perfecta, 
poneys mucha dubda en las falsas leyes. 

Siempre hezistes limosnas á cristianos, 
burlas de pobres jamás las hezistes; 



Digitized by VjOOQIC 



DE H. DEL CASULLO. 

de alma creystes los Papas romanos, 
los Dioses de cobre jamás los creystes : 
de Nuestra Señora soys aficionado, 
soys perseguidor de toda eregí^i, 
de la vieja Tora renegays de buen grado, 
soys gran seruidor de Santa María. 

Tenes por bendita la Inquisición, 
la erética secta por descomulgada, 
teneys por maldita la mala opinión , 
nuestra fe perfecta por bien aprouada: 
teneys desamor á los lisongeros, 
con nuestros Perlados teneys afición , 
tractays con rigor á los hechizeros , 
los templos sagrados con gran deuocion. 

FIN '. 

No es la muestra verdadera, 
que al pié de la letra glosada 
bien consiento, 
mas dalde de la tisera, 
qu' en el medio está la celada 
de lo cierto. 



>9 



804 
COPLAS 

DEL 

CONDE DE CASTRO 

Á su AMIGA. 

Vos soys el bien que me daña, 
causando el mal qu' en mí veo; 
vos soys mi solo desseo, 
soys el plazer que m' engaña: 
yo soy el que n* os oluido, 



vos soys la que me desama, 
yo soy aquel mal querido 
que á grandes bozes os llama. 

Soy triste quando vos miro, 
pensoso quando no os veo; 
mirand' os, siempre sospiro, 
n' os viendo, siempre os desseo: 
y tal es vuestra membran^a, 
que jamás nunca s' oluida , 
y tal es vuestra esperanza, 
que desespera mi vida. 



I En todas las demás ediciones esta ettrofii está al fin de la composición núm. 803. 
(Nota del Editor.) 



Digitized by LjOOQIC 



20 



CANCIONERO OBNBBAL 



Vos soys aquella belleza 
que da doler sin medida; 
vos soys aquella que oluida 
mis males y > mi firmeza: 
vos soys la nunca vencida; 
yo soy quien de vos me ven?o; 
vos soys vn triste comiendo 
que dará fin á mi vida. 

CABO. 

Quexarme no sé quexar, 
oluidaros menos sé; 
ni c' os dexe mi pensar * . 
no lo consiente mi fe : 
mas manda vuestra beldad 
que por miralla padezca, 
y manda mi voluntad 
que por seruiros fenezca. 



8o5 

GLOSA 

QUE mzo 
FRANaSCO DE LA FUENTE 

Á ESTE VILLANCICO QUE DIZE: 

Do queda M libertad 
de buena guerra catiua ^, 
no se suelta en quanto biua. 

GLOSA 4. 

El desseo dificultoso 
de justa causa causado 
haze el coraron quexoso, 
mas liberto que forzoso, 
aunque paresce esforzado: 



no es fuerza la que j 
de grado la voluntac 
mas cosa libre que e 
la fe que quede por í 
do queda la libertad. 

Alli queda la razoi 
de la voluntad vencic 
contenta sin galardón 
por ser la causa ocash 
de quanto sufre la vic 
y si en tal necesidad 
la firmeza queda biua 
esperanza es libertad 
que tiene la voluntad 
de buena guerra catiu 

FIN. 

Del daño que amor < 
la ventura es el juez; 
ella suelta y ella prend 
á quien vna vez defieu' 
ell alma quita otra vez 
quita bien que no se ac 
toda libertad catiua 7; 
atada bien desta suerte, 
si no la suelta la muert* 
no se suelta ^ en quantc 



8o6 


OTRAS 


DB 


UN GALÁN A SU AMI 


Ya dolor de quien se v 


ya dolor de quien se vée, 



I B. D. á. 2 B. C />. pesar. 3 B. C, D. captiua. 4 B, i 
GLOSA. 5 B. D. que fuerza. 6 B. C. D, captiua. 7 B. C D. 
8 C, suelta quanto 



Digitized by VjOOQIC 



DK H. DEL CASnLLO. 



21 



ya dolor de quien áe dio 
á quien sus males no cree : 
ya dolor de quien possée 
tal dolor, 

qual jamás nunca se lee 
que padesciesse amador. 

Ya dolor de quien en vida 
muere sin satisfacion, 
y dolor de quien creyda 
nunca le fué su passion: 
ya dolor de quien mención 
no hazeys 

después que su coraron 
en vuestro poder teneys. 

CABO. 

Ya dolor de mf pues esto 
sufro con mayor tormento, 
y con vn solo buen gesto 
me harfades contento: 
dolor de mf pues consiento 
de sufrir 

muerte sin merescimiento , 
señora, por vos seruir. 

807 
AQUÍ COMIENgA UNA OBRA ' 

DE 

JUAN DEL ENZINA, 

LLAMADA EcO >, 
DimCIDA i LA MARQUESA DE COTRO. 

Aunque yo triste me seco. 

Eco 
Retumba por mar y tierra ; 

Yerra, 



Que á todo el mundo inportuna: 

Una 
Es la causa sola d' ello. 

Ello 
Sonará siempre jamás; 

Mas 
Adonde quiera que voy 

Oy, 

Hallo mi dolor delante : 

Ante 
Va con la quexa cruel 

Él. 
Dando á la amorosa fragua 

Agua. 
Soy de lágrimas de amar 

Mar, 
Y daría por más lloro 

Oro, 
Que llorar me satisfaze. 

Haze 
Desenconar mi postema 

Tema. 
Tengo ya 3 con él consuelo; 

Suelo 
Buscar de doblar cuydado. 

Dado 
Soy del todo á los enojos. 

Ojos, 
Deueys ya con los sospiros 

Iros 
A buscar la soledad : 

Dad 
Á mf la guia vosotros. 

Otros 
No querrán á tal biuir 

Ir. 
¿Quién es el que tal dessea? 

Ea, 



I B. C. D. COMIENZA U. O. 

3 B. D. yo. 



2 B. C D, Eco. No añaden más. (N. del E), 



Digitized by LjOOQIC 



22 CANOIONnO 

Amadores, ¿ay alguno? 

Uno 
Es el mal que me destruye >. 

Huye * 
La esperanza y el remedio. 

Medio 
No tengo para mi mal 

Al. 
Que á mi triste sentimiento 

Miento, 
Y á mí mismo yo m' engaño. 

Año. 
Mes ^. vn solo dia agora . 

Ora 
No tengo ya de reposo. 

Poso 
Muy léxos de mis sentidos : 

Idos 
Sen agora ya de buelo. 

Élo 
Que lo que digo no sé. 

É. 
Mi lengua, que ya desmayas. 

Ayas 
Memoria del mal que passo. 

Asso 
Mis entrañas en centellas; 

Ellas 
Me queman ell alma y vida. 

Ida 



QMKEMáL 

Es mi gloria toda ente 

Era 
Libre, y sienio agora I 

Amo 5 

Un mal con que me p< 

Sigo 
Más amor do más ouie 

Hiere 
Mi coraron desdichado 

Hado 
Fué que triste me cubr 

Yó 
No sé para qué me gua 

Ardo 
De suerte que me resfrí< 

Frío 
Que me abrasa y ^ yo c< 

Siento. 
Los contraríos que me a 

Quexan 
De la muerte que me ac 

Cabe 
Dentro en mí tal desconi 

Cierto, 
Que tiene con desatino 

Tino 
Que jamás en cosa aciert 

Cierta. 



I B C,D. destruyo. 2 B.C.D, Huyo. 3 B. C. D. Mas. 4 B.C. 
ma. 5 B. C /). Ama. 6 D, abrasa yo. 7 B, C. D. cabe. 



Digitized by LjOOQIC 



OB H. OIL OAtnLLO. 3? 

808 

COPLAS 

QUE HIZO 

JUAN DEL ENCINA 

X LA PRISIÓN T MUERTE DEL MARQUÉS DE COTRO T DE SU HIJO, 
DIRIGIDAS Á LA MARQUESA, SU MUOER. 

Dolor qu' en ell alma de lleno me toca 
y el cuerpo cercado de penas y enojos, 
el huego en el pecho y ell agua en los ojos, 
más ponen espuelas que freno á la boca: 
la guerra muy grande , la tregua muy poca, 
los tristes sospxros muy fuertes en vela 
mal sienten las bozes de quien los consuela ; 
consuelo en tal caso más llanto prouoca. 

Caso de causa muy graue al sentir, 
sentir yo lo sé mejor que contar, 
contar no se puede con tanto llorar, 
qu' el llorar no dexa lugar á 'screuir. 
Qu' escriua me manda la fe del seruir; 
que calle me dize la ciencia que mengua : 
gemidos, 90II090S, ocupan la lengua; 
sobrando materia, me falta el dezir. 

Gran falta es la falta que á tal tienpo sobra; 
la sobra de simple mal sabe á discreto; 
mas ved qu' el couarde metido en aprieto, 
de miedo á las vezes esfuer9o recobra. 
Mi pluma temblando se puso en tal obra, 
forjando la fuerza del mucho desseo, 
yllustre señora, por ver qual os veo; 
de miedo sobrado, denuedo se cobra. 

No cobra esperanza mi pobre sentido, 
ni creo que pueda mi poca eloqüencia 
menguar la tristura de vuestra excelencia , 



Digitized by LjOOQIC 



34 CANCIONBBO OENRBAL 

por muerte tan muerta de bien tan perdido, 
perdiendo, señora, tan noble marido, 
y más en tal tiempo, lugar y sazón, 
de lástima grande teneys gran razón ; 
razón no consiente ponello en oluido. 

A mí cabe parte de vuestro dolor, 
y tal desde entonces, qu* estoy bien ayuno 
de todo plazer , y más que ninguno, 
por seros en todo muy más seruidor : 
y si se tornase la pena menor 
por otra persona sufrir d' ella alguna , 
á vos quedaría muy poca ó ninguna, 
según es mi parte , qu' es toda y mayor. 

La muerte sufrida por precio de gloria , 
verdad es que deue ser poco llorada , 
mayormente aquesta , tan claro afinada, 
qu' en ella vna brizna no queda d' escoria : 
morir por la fe más es que victoria, 
pues de tal triunfo corona tan cierta , 
que en pago y descuento de muerte muy muerta 
le dan vida eterna y eterna memoria. 

El mísero mundo de acá d' este suelo 
y las afliciones de vida terrena , 
nos tienen la vista de lágrimas llena , 
y el coTSLqon triste de gran desconsuelo: 
la carne cuytada que tiene recelo 
y miedo de verse dell alma partida, 
en ver á quien ama partir desta vida, 
se cubre y se carga de llanto y de duelo. 

¡O muerte, de todo remedio celosa, 
de gozo y holgan<;a cruel enemiga , 
quando ombre comienza sallir de fatiga , 
entonces tü vienes muy presta y rauiosa! 
Hambrienta, superba, traydora, engañosa, 
que á los que te huyen tú nunca V escondes, 
y á los que te llaman jamás no respondes , 
por darles la vida muy más dolorosa. 



Digitized by VjOOQIC 



DE H. DEL CASTILLO. 

No duele el dolor con gran parte tanto 
quando ombre no tiene de sí mismo quexa, 
ni tan lastimado la muerte le dexa 
al triste que queda sin culpa de llanto. 
Señora Marquesa, muy público es quanto 
aueys trabajado vos siempre después 
por vida y rescate del noble Marqués, 
que mártir agora murió como santo. 

¡O perros de turcos, maluados traydorcs, 
de Dios enemigos, peruersos infieles, 
más crudos y fieros que tigres crueles , 
sedientos de sangre por ser matadores ! 
Primero mataron á sus seruidores 
delante sus ojos por más le for<;ar 
al noble Marqués la fe renegar, 
y él siempre constante venciendo temores. 

Razón le dio fuerzas , y esfuerzo verdad , 
y contra tormentos le dio resistencia 
la gran fortaleza , tempranea, prudencia, 
justicia, esperanza, con fe y caridad: 
y no pudo tanto la sensualidad 
con él que pudiesse por miedo de muerte 
quitarle d' estar con Dios firme y fuerte, 
y el ánima darle con su voluntad. 



25 



809 
ROMANCE SUYO 

Á LO MISMO. 

Cabe la ysla del Elba 
el buen Marqués de Cotron, 
nauegando á sus estados , 
fué de turcos en prisión , 
y con él vn hijo suyo 
de gentil dispusicion , 
con todos los seruidores 
que lleuaua á la sazón. 



El renegado Camali . 
qu' era griego de nación, 
lo Ueuó preso al Gran Turco, 
sin más deliberación, 
en la gran Constantinopla 
que nos dio lamentación ; 
y en cárceres muy estrechas, 
de gran desesperación , 
con la barua muy crescida , 
mudado traje y facion , 
su vida penosa, triste, 
no tiene comparación. 
Su hijo murió en cadenas. 



Digitized by LjOOQIC 



26 



CÁMOunaao bewkul 



dolencU fué la ocasión, 
qu' era mo^o y delicado. 
y de tierna conplission. 
La Marquesa vino en Roma, 
llorando su perdición » 
cubierta toda de luto, 
con muy gran tribulación: 
Doña Leonor Centellas , 
de noble generación , 
fuente de toda nobleza , 
espejo de discreción ; 
flor de liberalidad , 
de primores perfcction , 
de las inuenciones gala, 
de las galas inuencion : 
sin reposo noche y dia, 
sin sosiego el coraron, 
por embiar el rescate 
para su liberación. 
El triste Marqués, muy noble, 
de gran sangre y condición , 
quatro años estuuo preso, 
y antes más que menos son. 
A cabo de tanto tiempo, 
muerte fué su redempcion, 
porque renegar no quiso 
la cristiana religión. 
A rescate no mirando, 
buena ni mala razón , 
matáronle los crueles 
sin ninguna compassion, 
y á sus criados delante, 
para darle más passion. 
El Marqués costante siempre 
por la fe con deuocion , 
quiso más sufrir la muerte 
que á Dios hazer traycion. 
Murió como buen cristiano , 
con muy mucha contrición, 
piedad menguando en ellos, 
y en él cresciendo afición. 



Su crueza cauta lloro, 
su causa consolación. 

VILLANaCO SUYO POR DESSECHA. 

No sé, triste, consolar 
el dolor de quien bien quiero, 
sin llorarlo yo primero. 

Consolar dolor que os duele 
no sabré, pues yo me duelo: 
quien há menester ccmsuelo 
no sé cómo lo consuele. 
Pues mal consolar se suele , 
darle consuelo no quiero, 
sin llorarlo yo primero. 

Mi mucho querer es tal, 
y vuestro bien quiere tanto, 
que me da dolor y llanto 
vuestro gran tormento y mal , 
tan pensoso y tan mortal, 
que consolar no lo quiero 
sin llorarlo yo primero. 

Primero quiero llorar 
vuestro gran dolor con vos, 
qu' en ser vuestro es de los dos , 
y aun más mió en ser penar: 
assí que vuestro pesar 
consolar no sé ni quiero , 
sin llorarlo yo primero. 

FW. 

Verdad es que satisfaze 
para consolar qualquiera, 
ver que qualquiera que muera 
muere quando á Dios le plaze. 
Quien nos hizo nos deshaze , 
y á las vezes el postrero 
es el que muere primero. 



Digitized by VjOOQIC 



DB H, mt CASTILLO» 



27 



810 
COPLAS DE VN GENTIL OMBRE, 

LAS QUALBS M ürTITULAlf 

REMEDIOS DE AMORES, 

PORQUB EN ELLAS ESFUERZA Á LOS 
OMBRES QUE HUYAN DESTA PASSION. 

Aquesta dolencia amarga 
que á los más sanos enferma, 
aquesta carga que carga 
los corazones de marga, 
busquemos con qué se aduerma. 
Aqueste amargo dulgor, 
aqueste dulge dolor 
qu' en las entrañas se assienta, 
aquesta común tormenta 
que nos da muerte de amor. 

Passion que muerte rebusca, 
muerte que assf nos acalma , 
vn gozo que nos ofusca , 
vn deleyte que nos busca 
cómo se pierda nuestr' alma: 
vn mal de infinitos males, 
huego de penas mortales 
que nos quema y nos atiza; 
pintor que luego matiza 
su color y sus metales. 

Sentimiento sin abrigo, 
aduersario del señor, 
amigo del enemigo, 
enemigo del amigo 
y sieruo del seruidor : 
deten tu mal que no hierua, 
¡o negregura de cuerua, 
alcandora de sospiros , 
aljaba de tristes tiros , 
saeta llena de yerua ! 



Guerra de dentro de casa , 
ligera paz de los vicios, 
hoguera que nos abrasa, 
y graue contienda rasa, 
ladrón de nuestros seruicios. 
¡O rastro de caracol . 
pintura de blanquibol, 
verdor qu' el ajrre desseca, 
voluntad que siempre peca, 
y huésped jamás con sol ! 

Triumpfo de los pecados, 
destierro de la razón, 
ceguedad de los cegados, 
infierno d' enamorados, 
oluido de deuocion: 
cama de mucha delicia , 
y lazo de gran malicia 
que nos prende y que nos mata , 
nudo que firme nos ata , 
soberuia que nos desquicia. 

Herida que nos desmaya , 
en el propio bien de nos , 
ensayador que s' ensaya 
hazer tenernos á raia 
contra 1 seruicio de Dios. 
Pecado que nos encubre 
y culpa que nos descubre 
con su mesma cobertura ; 
cobertor de tal natura 
que mata á quien se le cubre. 

¡O muerte de nuestra vida! 
¡o vida de nuestra muerte! 
¡o mal que siempre combida! 
¡o combite sin medida, 
y arrepentimiento fuerte! 
¡O triste delectación! 
¡o delectable passion, 
quando con rauia nos miras . 



Digitized by LjOOQIC 



38 

las flechas qu* entonces tiras 
passan nuestro coraron! 

D' aqueste mal que nos sume 
huyamos contra el remedio, 
porque nos remate y sume 
la cuenta que nos consume 
en el alcance sin medio; 
como quien corre de hecho 
á aquel firmar de derecho . 
que nos fia y nos ampara, 
quedando sana la vara 
y el delito satisfecho. 

En gran dolencia mezquina 
quien no cree á quien le cata, 
quando más el mal s' afina , 
quien huye la medicina 
él á sí mismo se mata. 
Quien de las brasas se teme , 
quien ha temor que se queme, 
travga ell agua en el or^uela, 
y si doliere la muela, 
busquemos el alhageme >. 

¡O natura humana, loca! 
¡o soberuia juuentud, 
que con tu templanza poca 
quanto más gusta tu boca 
tanto es menos tu salud ! 
Quanto más bocados tragues , 
tanto es más fuerza que pagues, 
conuirtiéndolos en gritos 
de dolores infinitos 
en lugar do nunca vagues. 

¡Pensad la pena maldita, 
pensad la eterna memoria , 



OAHOlOlfBBO 0KNSBAL 



aquella gloria bendita, 
aquella pena infinita, 
aquella superna gloria I 
Aquella diuinidad, 
con aquella humanidad 
que por todos padesció; 
aquel dolor que passó 
en la Cruz por su bondad. 

Corramos con deuocion 
al ruego de Hijo y Madre , 
á la continua oración, 
á la pura confession, 
por do alcan^mos al Padre; 
á otros Santos benditos 
que d' estos lazos malditos 
que nos quiten y aparten, 
pues que del todo nos parten 
de los gozos infinitos. 

Pensemos en la breueza 
de aquesta vida cuytada; 
pensemos en tal torpeza, 
pensemos la ligereza 
de la negra enamorada. 
Pensemos el fin mezquino 
d' este loco adulterino 
sus deleytes quál nos dexan, 
pensemos quántos se quexan 
por tan pecador camino. 

La mísera corrupción 
d' esta triste carne tierna; 
la su tanta imperfection , 
la imperfecta proporción 
de donde nasce esta guerra: 
sus actos viles, inmundos, 
desonestos, infecundos, 



I Por alf ágeme (barbero), (N. del E.) 



Digitized by LjOOQIC 



DE H. DSL CASTILLO. 



29 



que nos derriban y mueuen, 
nos trastornan, nos promueuen , 
dend' el cielo á los profundos. 

Puyamos de la presencia 
que nos mueue y nos inflama 
la dulce reminiscencia; 
interpongamos aussencia 
entre nos y nuestra dama: 
fuyamos tinta y papel, 
su gusto falso de miel 
qu' enuenina y nos enrroña 
con adúcar y ponzoña 
que se nos conuierte en hiél. 

Cerremos aquella puerta 
deste ladrón pensamiento , 
pues quedándonos abierta, 
por ella entra y concierta 



nestro mal consentimiento: 
quebremos aquel venablo 
cruel, amargo retablo 
d' empresas y de sortijas , 
que son las firmes clauijas 
con que nos ata el diablo. 

CABO. 

Pensemos consejo biuo, 
bien amar en otras partes, 
dentro en este mar esquino 
en este heruor captiuo 
cuya muerte son sus artes : 
qu' el tesoro muy crescido 
si entre muchos es partido, 
cabe poco á quien más cabe, 
pues tal astucia recabe 
quien de tal flecha es herido. 



811 



COPLA SOLA 

LUYS DE TOUAR, 

BN QUB VAN METIDOS NUEUE NOMBRES DE DAMAS. 

Feroz sin consuelo^ cañuda dama, 
remedia el trabajo a nadie creedero, 
a quien le siguió martirio tan fiero, 
no seas león o reyna , pues t' ama : 
cien males se doblan cada ora en que pene , 
y en tí de tal gaisa fre/dad, pues se asienta , 
no seas cruel en assí dar afruenta i 
al que por te amarjra vida no tiene. 



: B.C.D. afrenta. 



Digitized by LjOOQIC 



3o 



CANOIONXBO eBNSBAX. 



8l2 

OTRAS SUYAS 

a vna señora que le preguntó que 

quál de los nombres de sv copla 

quería más. 

De los nombres qu* encubría 
mi copla me preguntays 
á quál d' ellos más quería, 
quál mejor me parescia : 
yo quiero que lo sepays. 
Y sabed, señora, cierto, 
que los ocho qu* están claros 
ninguno d' ellos m' a > muerto, 
mas mirad el más cubierto 
que ésta seña puedo daros. 

Y de los ocho renglones 
tomad la letra primera, 
que aquestas letras y sones 
os mostrarán mis passiones 
do nascen, ó en qué manera: 
y e querido assí poner 
las letras de vna en vna , 
por mejor dar á entender 
qué signiñca cad' una. 

Es la F la poca fe 
que con mí siempre ha touido >: 
es la r, yo lo sé , 
reproche qual nunca fué 
con que paga lo seruido. 
La a, la poca afición 
para darme beneficios; 
es la n vn triste son 
del nó que por galardón 
da contino á mis seruicios. 



CABO. 

Es la c cien mil dolores; 
es la^yras y sañas, 
es la n negar fauores, 
es la a ansias de amores, 
qu' ella pone en mis entrañas. 
Veys ay 3 mi mal entero^ 
veys ay 4 su nombre d' ella, 
veys ay ^ cómo yo muero, 
pues que jamás nunca eq>ero 
d' oloidalla ni vencella. 



8i3 
COPLAS 

LLANOS 

QUE EMBIÓ Á SU AMIGA CON VN 
MENSAGERO QUE ELLA LE EMBIÓ i 
VISITALLE, PORQUE ESTAUA DOLIENTE; 
AL QUAL MANDÓ QUE MIRASSE EN ÉL Y 
EN SU POSADA LO QUE HAUIA PARA 
QUE GCLO ^ SUPIESSE CONTAR ; Y EL 
MENSAGERO TORNADO, DALE ESTAS 
COPLAS QUE HABLAN POR ÉL, 
Y DIZEN ASSÍ. 

Vengo de ver los dolores 
d' aquel que ver no quisiera , 
que no son más ni mayores 
de verse morir d' amores, 
sin consentilie que muera : 
y assí con pena crescida 
en lágrimas se conuterte, 
sin qu' ell alma se despida; 



I C. me ha. 
5 B.CA allí. 



B. C. D. 

D, SBLO. 



tenido. 3 B. C. D. alU. 4 B. C. D. allC 



Digitized by VjOOQIC 



DK H. DEL OÁSniXO. 



3l 



queda muriendo la vida 
hasta que biua en la muerte. 

Y pues me mandó que fuesse 
vuestra merced y mirasse 
quanto en su possada viesse, 

y que assí gelo ' dixesse 
y que nada le callasse; 
aparejé para oyr 
lo que vi por su mandado, 
y castigué el consentir 
porque consintió herir 
al coraron lastimado. 

Yo vf ell aposentamiento 
d' aquella triste morada; 
las paredes y el cimiento 
labrado d' amor sin tiento, 
sin esperanza acabada. 
Vi su patio y corredores 
de nublosa > claridad; 
pintados los derredores 
de afán y fe las colores, 
y el matiz de soledad. 

Vi una quadra de dolor» 
donde estaua aposentado 
aquel vuestro seruidor, 
escrita en el derredor 
la vida que V aueys dado: 
vi qu' eran las gesserías 
de sus puertas 3, y en lo alto 
de lazos de sus porfías, 
de rauiosas agonías, 
y el portero el sobresalto. 

Y vf su maderamiento 
de nueuo mal eleuado; 



los razimos y el cimiento 
de pensoso pensamiento 
sobre congoxa assentado : 
y en los quatro cantos d' ella 
quatro escudos de passton, 
cuyas armas son querellas, 
las orlas 4, gentil donzella , 
seruicios sin galardón. 

Vf en el medio vna ventana 
labrada de cantería , 
de vida quita de vfana; 
la rexa de gloria vana, 
las puertas sin alegría: 
vf por ella á man derecha 
vna huerta ^ de pesar, 
para su descanso hecha, 
con árboles de sospecha 
do nasce el desesperar. 

La qual vf toda cercada 
d' una muy alta passion, 
de piedra negra labrada, 
de todas partes cerrada 
y vna puerta al coraron: 
y en el medio vi qu' estaua 
de pena d' amor cubierta 
vna fuente que manaua 
firmeza , do se regaua 
los árboles y la huerta. 

Vf más dos pajes vestidos 
de ropas de disfauores, 
con aforros de gemidos , 
cuyos llantos doloridos 
publican su mal d' amores: 
y en los sus siniestros lados 
vf con pena lastimera 



I D. selo. s C D, ftubloM. 
5 B.CD. puerta. 



3 B.CD. pucrtaseolo. 4 A C />. obras. 



Digitized by LjOOQIC 



32 



GANCIONBBO OBNBBAL 



dos motes de fe bordados , 
que dezxan los desdichados : 
Vale la vida en que muera. 

La cama do 'staua echado 
do le vi con tal dolor, 
era hecha de cuydado, 
y adonde estaua assentado, 
las delanteras de amor: 
la colcha de pensamiento, 
las sáuanas d' amargura . 
los colchones de tormento, 
los vancos de sufrimiento 
de tanta desauentura. 

Las sargas son de firmeza , 
con repuntas de recelo, 
bordadas de su tristeza, 
cosidas con la crueza 
de su triste desconsuelo: 
el cielo con sus goteras, 
d' esperanza entristecida , 
con letras de mil maneras , 
do dezian muy de veras 
toda su penada vida. 

CABO. 

Mas toda la desuentura 
destas tristezas que vf , 
delante de su figura 
no penaua de tristura, 
según lo que en él sentí: 
que con tal dolor biuia, 
que la pena ante su pena 
no penaua ni podia 
tirar ni dar alegría 
ni serle mala ni buena. 



814 
OTRAS COI 

VÁZQUEZ DE P/ 

CONTRA 

FRAY ifilGO DE M 

SOBRE LAS COPLAS DB 

BNDRé^ALAS Á SU AUIGJ 

BMBIÓ A PEDIR LA OE 

Cristi, Y NO ESTÁN 

CASA, CELAS DIO V 

Y ÚL dize: 

Por las coplas qu' c 
si yo las viera pedir, 
no fuera como manda 
mas aunque las leuast 
no las consintiera yr: 
aunqu' es buena y san 
es celada en campo ra 
aricar buelto en 9090I 
no haze mucho á mi c; 

Qu' en lomas que dN 
discordes van las razor 
pues que va rebuelto ) 
la vida de Jhesucrísto 
con el que sufre passioi 
bien bastara que siguie 
como el tema su sermo 
sin que más s' éntreme 
en cosas que mejor fuei 
no hazer d' ellas menci 

Que los tristes que pt 
lo que yo sufro comigo 



I El lector debe tener presente lo que acerca de este religioso dice An 
Ríos en su Historia de la literatura española. (N, del E.) 



Digitized by VjOOQIC 



DB B. DEL CASTILLO. 



33 



aunque yerren ni txopiescen, 
pues que mueren» no merescen 
sobre muerte más castigo: 
qu' el Frayie reboluedor, 
con lengua muy lastimera, 
como quien sabe de a^or , 
mucho le fuera mejor 
que nunca tal escriuiera. 

Que yo le quiero prouar 
que sus dichos van fundados 
d' un estremo tan sin par, 
de que deuen reclamar 
quantos son enamorados: 
porque Dios con gran bondad» 
todo llegado al examen , 
mouido con piedad, 
manda con fe de verdad 
vnos á otros se amen. 

Que quando él ordenó 
todas las cosas por orden , 
á los ombres enseñó, 
les mandó y defendió 
no biuiessen en desorden : 
mas antes su poderío 
no Dios merced sin pedir, 
supiesse nuestro aluedrío 
á qualquiera desuarío 
libremente resistir. 

Aunque sus diez mandamientos, 
juezes de nuestras penas, 
nos puso defendimientos, 
por obras ni pensamientos 
tomar las cosas agenas: 
yo no sé si me condeno 
por le dar intento tal , 
que no he tomado lo ageno 
en querer y amar lo ageno, 
pues es nuestro natural. 



Y pues que para morir 
nascimos sin más debate, 
nascimos para seruir, ' 
amores no rehuyr, 
podemos deste combate: 
y qualquier que nos procura 
lo qu' él nos ha procurado, 
digo qu' es contra natura , 
pues qu' en este caso apura 
las cosas en tanto grado. 

Que quien busca tal hazienda 
como su sentencia toca , 
en sus dichos no ay contienda, 
que según tiene la rienda, 
muy pocos se yrán de boca : 
qu' este sembrador de males, 
entre razones derechas 
puso otras que son tales, 
qu* en los debdos más carnales 
assentó más las sospechas. 

COHPABAaON POR LO QUB ÜIXO DE 
HERMANO A HERMANA. 

Como haze el confessor 
por mostrar qu* es entendido, 
que pregunta al labrador 
pecado d' arte mayor 
que jamás oyó ni vido; 
el qual por nunca sabello 
de lo tal está diuiso , 
que después en conoscello 
cayó de rostros en ello, 
fué la causa el mal auiso. 

Que al señor bien le bastara 
consejar que buenas sean, 
y que desto contractara, 
sin qu' e^resso defenssara 
que fuyan que no las vean: 

3* 



Digitized by LjOOQIC 



34 

do hallo más ocasión 
de las tales su huyr , 
que sus espantares son 
'dar fuerzas al coraron 
para más las requerir. 



Que la qu' es mala de suyo, 
de su honra no recelo, 
por mucho que diga huyo; 
tal será en esto concluyo 
aunque la suban al cielo: 
que su guarda es vn prouecho, 
y los tales que se prenden, 
que no pierden su derecho , 
quando están más en estrecho 
sus fuegos muy más s* encienden. 

Que la regla es natural 
qu' el qu' está libre á su grado, 
libertad le pone tal , 
que no se le haze mal 
d' estar de pié ni assentado: 
y si por caso se ordena 
que si algún detenimiento 
le apremia, 1' es tal cadena , 
que muere , trabaja y pena 
con rauia de verse esento. 

Pues aquf s* entiende luego 
que se puede bien prouar 
qu' es desuariado ruego 
quien por fuerza quiere al huego 
con las estopas matar: 
que los antiguos maestros 
que aprouaron mal tal yerro, 
dizen qu' en los dias nuestros 
no sanan tales siniestros 
sino con pena de hierro. 

Pues las buenas, estimadas, 
que virtud haze seguras, 



CANCtONratO OXNBftAL 



estas para ser guardadas 
no quieren estar selladas 
de muy fuertes cerraduras: 
qu' el que pone á tales freno 
su bondad conuierte en vicios; 
quien pone sospecha al bueno, 
le hazen con falso sueno 
del todo sallir de quicios. 

Pues el Frayle lastimero* 
digno de mucho castigo, 
mucha gente, y más comigo, 
ha puesto por vn rasero 
las cosas como enemigo: 
de lo qual presumo yo, 
puede ser quizá que acierto, 
que con rauia lo escriuió 
porque alguna le burló 
y faltó de algún concierto. 

Y como el Señor Fulano 
quedó con esta sospecha , 
es el perro de ortellano, 
que muriendo ladra en vano 
por lo que no le aprouecha. 
Éste, por no gradescellas, 
vsa de maluada seta, 
no osa como Torrellas , 
pero más mal dize d' ellas, 
buelto con guerra secreta. 

Oyd qué linda inuencion, 
cosa tan abominable, 
que puso por defFenssion, 
con su dañada intincion , 
qu' ermana á 'rmano no hable: 
aprouando por ystorias 
si tal yerro hizo vno; 
ved si son d' altas memorias 
hablar d' aquestas victorias, 
pues no las sabe ninguno.* 



Digitized by VjOOQIC 



DS H. DEL CASTILLO. 



35 



ÉSTA SE REFIERE A LA DEL C0NFES80R 
Y DEL PASTOR. 

Que si en los tiempos passados 
Amon pecó con Tamar, 
no fueron los dos culpados» 
qu' el vno amos pecados 
le quedan c' a de pagar: 
que Tamar, si fué forjada , 
no fué por su voluntad; 
puédese llamar robada, 
mas no por cierto maluada 
que consintió en la maldad. 

Que no es de marauillar 
qu' en dos mil millones d' ombres 
dos ó tres puedan errar, 
porque su culpa quedar 
le haze tan feos nombres: 
mas aya d' esto vergüeña 
este inuentor de pecados, 
que nueuos males enseña, 
qu' entró tanto en gahareña, 
que sus tiros ha errados. 

Que ningún biuo no biue 
qu' en este caso en que hablo 
no se arriedre y no s' esquiue , 
por mucho mal que s' escriue, 
saluo si fuere diablo : 
y d' aquesto creed vos , 
si lo tal vierdes hazer , 
que podrá ser vna ó dos , 
y no más, pues que ay Dios 
aunque no le ha menester. 

TORNA AL FRAYLE. 

Qu' este religioso santo, 
metido en vanos placeres, 
es vn lobo en panio manto. 



como entiende y sabe tanto 
del tracto de las mugeres: 
tiene los ojos por suelo 
con muy falsa ypocresía, 
y con esto haze buelo 
que todo viene al señuelo 
de su gentil fantasía. 

Qu' el que haze buen seruicio 
á Dios por alto misterio, 
deue apartar el bollicio 
y vsar de su offício 
en su celda y monesterio : 
que si parlan ó cartean , 
calle y déles buen espacio, 
c' á los que d' esto se arrean, 
es necessario que sean 
frayles lindos de palacio. 

Que lo que con rauia acusa , 
aquel zapato le mata; 
no puede poner escusa 
qu' el que lo sabe lo vsa, 
y el que lo quiere lo tracta. 
Que no penseys por las ramas , 
mas ante dentro en el bayle , 
vf de sus peruersas ramas 
en afeytes de las damas 
qual diablo puso al Frayle. 

DIZE QUÉ DEUE HAZER. 

Y pues él toma el contrario 
por offício glorioso , 
tómelo con el salario, 
sea el frayle boticario, 
y el que vende religioso : 
que pues todavía ensiste 
en malicias y s' entabla, 
y pues anda el Frayle triste , 
embuelto con Vita Criste, 
vístase según que habla. 



Digitized by LjOOQIC 



Í6 



ÚÁN6X0ÑÉÉ0 GFKNÉRAt 



Que como el encantador 
haze quando entra en cerco, 
al comiendo del rigor 
liam* á Dios, nuestro Señor, 
y después inuoca al huerco; 
assí el frayle que guerrea 
comentó en el bien eterno 
y soltó la tal ralea , 
por damos buelto en oblea 
enxemplo para el infierno. 

HABLA CON LA SEÑORA Á QUIEN VA 
DIRIGIDA LA OBBA. 

Y pues veys por expiriencia 
esta obra dónde tira, 

vos, la dama de excelencia , 
sabed hazer diferencia 
de la verdad á mentira. 
Dexad sus coplas malignas, 
n' os enlazen, n' os ensoguen, 
y comed las que son dignas; 
guardadvos de las espinas 
que á la buelta n' os ahoguen. 

DESCULPACION DE LAS QUE HIZO 
BUENAS. 

Aunque muchas coplas d' estas 
van en daño de mi cejo, 
sacando las mal propuestas, 
loo yo las otras puestas 
á nuestra fe por espejo: 
que la vida y nascimiento 
de nuestro Dios que tracto, 
en aquesto no consiento 
que se me cuente en el cuento 
d' aquesto que digo yo. 

Y d' aquella sin manzilla, 
la Virgen, nuestra Señora, 
mi culpa no 'stá senzilla, 
que por mi poco semilla 



mi alma contino Uoi 
Aquesta santa donze 
pido con lloro perdG 
y merced le pido á c 
que oya la mi quere 
d' aquesta dicha razc 

Que si vos leer qu 
denotas tienen diúqv 
d' aquestas muy bier 
que leays que vos ha 
mas qu' echeys las ir 
que las que ñieren ei 
si bien mirades en el 
las veres tan señaladi 
que del Frayle están 
todas de su falso sello 

Pues vos, de bondi 
de las honestas lo hon 
de las hermosas el roq 
porque nadie osar n' ( 
se haze y escriue esto: 
por atajar los errees 
d' este Frayle desemb 
doliendo de mis dolor 
qu' el molino pescado] 
ganan en el río buelto 

CABO. 

Y si mal de mí dixei 
vos sed mi amparo y d 
y digan quanto quisiei 
los que desto se doliere 
tomen por suya la ofen 
que si osa responder, 
la causa sobre que func 
es que quiero más quei 
por vos á qualquier mu 
que al mejor frayle del 



Digitized by VjOOQIC 



DE H. DEL CASTILLO. 



8l5 



OTRA OBRA DE OTRO GALÁN 



FRAY YÑIGO DE MENDOZA. 

Discreto Fraylc, señor, 
ya callar esto no puedo, 
porque amores dan dolor 
á vos que serie mejor 
cantar baxo vuestro Credo, 
y no dar la voluntad 
do pierde merescimiento; 
no hattr la libertad 
agena de piedad, 
ni sufriUe tal tormento. 

No tomar officio ageno, 
no curar de sus passiones; 
catad que n' os dirán bueno, 
porque de penas muy lleno 
os muestran vuestras razones: 
qu* el amor del como vos, 
Frayle professo y benigno, 
todo deue estar con Dios, 
no querelle traer en pos 
de quien tuerce tal camino. 

Amor de ser el primero 
á vuestras oras venir 
mucho presto y muy ligero; 
amor de ser postrimero 
del monesterio sallir; 
no el primero de los motes , 
con damas que dan desseo, 
embidar, tener sus cotes ; 
las razones sin dar botes 
rechazarlas de boleo. 

Amor de bien predicar 



las cosas de buena ystoria ; 
amor de nos demostrar 
camino para la gloria ; 
no amor ciego c' os ciega 
el claro conoscimiento; 
no amor de presto allega 
á lugar donde se anega , 
secándose el pensamiento. 

Amor de traer cilicio, 
amor de gran abstinencia , 
amor de hazer seruicio 
al señor del beneficio, 
amor de buena conciencia: 
no traer santos d' amores, 
las cartas por deuocion; 
no dar plazer y dolores, 
su fauor ni disfauores, 
su gloria ni su passion. 

Amor en siempre rezar 
las oras deuotamente; 
amor de muy bien guardar 
vuestra regla sin errar; 
amor de ser obediente: 
no guardar mirar por donde 
hablares la dama vuestra , 
qu' el tal estilo cohonde 
en pecar, quando s' esconde , 
no gozar, quando se muestra. 

Amor en el contemplar 
en aquel que vos crió; 
amor en cierto pensar 
cómo se ha de alcanzar 
el bien que nos prometió : 
no querer enamorar 
las gracias y gentileza 
de la que os haze penar, 
por sabiamente loar 
su acabada destreza. 



Digitized by LjOOQIC 



38 



OANCIONBSO OBNBRAL 



Amor en todo hablar 
esté el gesto reposado; 
amor de sse assegurar 
que por muy seguro estar 
pudiesse ser salteado: 
no por gracia el cecear 
contrahaziendo el galán; 
no el reyr, no el burlar, 
no de muy contino estar 
do amores vienen y van. 

Amor en el trabajar 
por vuestra orden crescer; 
amor en el procurar, 
amor en el demandar 
lo que ouierdes menester: 
no pedir faaor á damas , 
no seruirlas con canciones, 
no encenderos en sus flamas, 
que son peligrosas llamas 
para sanar los perdones. 

Amor en buenas hazer 
las obras y los desseos; 
amor en el despender 
el tiempo en reprehender 
los vicios malos y feos : 
no que dándonos castigo, 
diziendo: «Mi deubda pago», 
ayays de dezir: «Amigo, 
complirés lo que y* os digo, 
no cures de lo que hago.» 

Amor de bien confessar, 
y las culpas castigallas; 
amor en el alumbrar 
las almas si van á errar, 
y de males apartallas : 
no con risueño mirar 
viendo gracia en la muger, 
dessealla festejar. 



y dalle bien á mostrar 
que cartas la yrán á ve 

Amor amar la pobre 
y tanbien la castidad ; 
y la obediente noblessa 
amalla , y tener franqu 
de la limpia caridad : 
no rebtar los amadores, 
desseando vos amar, 
pues no les falta valores 
ni quitalles sus fieiuores 
penándolos d' engañar. 

r 
Amor es, Frayle discí 

conoscer quién ha pecad 

no publico, mas secreto 

dalle consejo perfecto, 

con amor le sea dado: 

amor quiere concluyr 

en fin de las sus razones 

que tal se piensa rejrr 

que deuiera bien plañir 

y no curarse de amores. 

Amor en el estorbar 
los males aparejados ; 
amor d' aquellos quitar, 
amor en el consolar 
los qu* están desconsoladc 
no las monjas requerir 
muchas vezes amenudo, 
ni á quien sabe seruir 
con obras y con dezir, 
no le motejar de mudo. 

Amor bien deuoto ser 
en la orden que teneys; 
dexad de mal conoscer, 
curad bien de reprehender 
las obras que vos hazeys: 



Digitized by VjOOQIC 



M U0 ML CjURILIX). 

Y pensad que qmoCOB ion 
los que siguen esta vía, 
no creays que digan, non • 
otra cosa en conclusión 
sino ésta mi porfía. 



39 



CABO. 

Con sola buena razón 
entendeys auer amores; 
quitallos de discreción, 
ternes con esta inuencion 
muchaa gracias y primores: 
pues si vna perfection 
presume ganar victoria, 
do las gracias muchas son, 
allí deue el coraron 
de la dama dar la gloria. 



816 
OTRAS COPLAS 

DB VN CAUALLERO A VNA DAMA QUE 
QjJERIA PARTIR DB VALENCIA PORQUE 
MORÍAN DE PESTILENCIA, Y ELLA LE 
PREGUNTÓ QUE DE QUé MANERA PODRÍA 
YR PARA QUE DE DEFECTO NO LE 
ACUSSASBN EN SUS ATAUIOS; Y £l 
DIZB D* ESTA MANERA. 

La dama qual ha de ser 
para ser vna de dos , 
á todo mi parescer, 
las gracias ha de tener, 
señora, que teneys vos : 
porque tal parte touistes 
con el más sabio pintor, 
c' os hizo como quisistes, 
para Ueuar lo mejor. 



Toda soya en todo tal 
qual ha de ser la hermosa ; 
y toda tan especial, 
qu' en aquesto y en lo al 
toda soys muy virtuosa: 
assi qu' estays sin yguala 
do se pongan otras mil , 
para ser , si Dios me vala , 
de las más gentiles gentil. 

Assi que , dama sentida , 
si camino tenes d' ir, 
después de mucho seruida , 
de gracias tan guarnescida 
como vos ha de partir: 
porque soys el toque fino 
de belleza tan segura , 
qu' en poblado y en camino 
va con vos la hermosura. 

Mas por complir el mandado 
que vuestra merced mandó, 
ell atauio mirado 
mejor y más acabado, 
es éste que pongo yo : 
y si más en perfection 
ha de ser que yo dixere, 
vuestra cierta discreción 
enmiende do jrerro ouiere. 

Manillas d' oro delgadas, 
más por gala que valía , 
y que suenen á vegadas 
en las frescas aluoradas 
con muy temprada porfía: 
los anillos tanbien creo 
con obra sotil y prima, 
más puestos por ell arreo 
que traydos por estima. 

D* un liento de castidad 



Digitized by LjOOQIC 



40 



OANOIONBBO OENKBÁL 



la camisa será agora , 
labrada d' onestídad, 
y con tal conformidad 
la cortapisa do mora : 
el hilo que la cosiere 
ha de ser d' un esperanza 
tanto fiel . que donde fuere, 
nunca resciba mudanza. 

La faxa para ceñir, 
d* un color fino morado, 
qu* es amor quiero dezir, 
para qu' el limpio beuir 
esté querido y amado: 
y los fines alfileles 
assí firme sin debate • 
que de costantes y fieles 
ninguno d' ellos desate. 

Unas delgadas faldillas, 
galanas , lindas y netas, 
mejores que sé dezillas, 
que ponen luego senzillas 
todas las damas discretas: 
han de ser bien apretadas 
para que puedan sofrir 
á las otras más pesadas 



qu" 



encima suelen venir. 



Es el nombre desonesto 
del que llaman albardon ; 
mas quiero passallo presto , 
porque fué para con esto 
necessario de razón : 
de color blanca será 
con las verguillas d' azero , 
porque nunca doblará, 
mas antes quiebra primero. 

Las calcas no digo quáles 
por su lugar escondido; 



mas de tal fineta y tales 
que puedan ser bien yguales 
con todo lo referido: 
(apatas d' un cuero tierno, 
á lugares picadillas, 
en verano y en ynuierno 
labradas á marauillas. 

Chapines lindos, lozanos, 
no muy fornidos de suelas, 
de media talla liuianos, 
en la vna de sus manos 
llenará el mo(o de espuelas : 
la falda lléuela éste, 
si fuere mo(ode fe, 
de fianza y que se honeste: 
la causa yo me la sé. 

Las faldillas d' un tenado, 
qu' es color de señorío, 
porqu' esté muy sin cuydado 
el que deue ser guardado 
con armas dell aluedrfo: 
y los cercos muy bien puestos 
d' un azul en condición 
con vnos actos honestos 
de muy casto coraron. 

Ha de llenar de fineza 
vn rico brial vestido, 
no con mano d' escasseza, 
bordado de gentileza 
con hik) d' oro torcido: 
y por más en la hechura 
acrescentar si mandaren , 
tal será la forradura 
qual los sastres ordenaren. 

El cordón será con esto 
con que se ligue y abroche 
d' un pardillo muy honesto. 



Digitized by LjOOQIC 



os H. NSh CASTILtO. 



4í 



porque trabaje de presto 
que ninguno la reproche: 
y con tal encordadura 
vn alma puesta de paño, 
afirmada de figura 
que no caya por engaño. 

Cabellos puestos en crina . 
muy lucidos y peinados, 
como ya va por doctrina ; 
sobr' ellos vna crespina, 
con verde veta encordados: 
en el medio de la frente 
vn gentil fino joyel 
de oro resplandesciente 
con ricas piedras en él. 

Un velete romanf . 
si quisiere con aquesto, 
y si no, váyasse assf ; 
aunque creo para mí 
que no será desonesto: 
y por más poner el sello 
á la gala conuiniente , 
preciosas perlas al cuello 
de las que dizen de oriente. 

De fina seda y color 
vn ropón ha de llenar, 
assf de rico valor 
quanto de suerte mayor, 
si lo pudiere hallar. 
Las forraduras muy finas , 
con muy discretos atinos , 
d* unas martas zebellinas 
ó de vnos blancos hermiños. 

Si el ropón fuere de raso, 
el tauardo de velludo, 
porque haze más al caso 
bien medido con el vaso 



del galán saber agudo: 
y siguiendo lo sumario, 
el ropón syendo de pelo, 
el tauardo por contrario 
se porná muy sin recelo. 

El cinto para ceñir 
no grande, ni menos chico, 
mas en su justo seruir, 
quanto se pueda pedir 
para ser galán y rico: 
ell esquero que terna 
sin bolsa mande hazerse, 
porque ya sabido está 
lo qu* en él suele ponerse. 

Con vn gentil alhareme 
diftrretamente tocada , 
porqu* el viento no le queme, 
y más por fin que se teme 
ser conoscida y mirada : 
el sombrero d* un color 
qualquiera para el camino, 
guarnescido por mejor 
con borlas d' oro muy fino. 

Los guantes mucho delgados , 
de poco tiempo traydos, 
han de ser sobre engrassados , 
de contino perfumados 
con olores encendidos; 
ya sabeys, d' un benjuy , 
con olio de torongel, 
do creo, porque lo vi , 
qu' en Valencia os dirán d' él. 

La muía de tal manera , 
mejor mediana que grande , 
cuya color verdadera 
es negra, según s' espera, 
de quien assf la demande: 



Digitized by LjOOQIC 



42 OAJÍCIOlfBBO 

ha de ler con etto loégo 
andariega» muyluiiaoa^ 
d' una gracia y d' un aoittego» 
tan perfecta como sana. 

La tilla será y el freno 
todo en toda guamicioa» 
por yn concierto tan bueno, 
que sin deetUo no peno 
porqu' está en la discreción. 
Esto sí qu' es gentileza; 
quiero daros por consejos 
que contino de limpieza 
se traten sos apare|o6. 

Las tablas del caualgar 
tan ricas como pudieren , 
porque se deue mirar 
en lo que pueden honrrar 
por los lugares do fueren : 
y el mo^ que las trazere 
galán me plaze que sea ; 
en todo lo que vistiere 
colores de su librea. 

D' esta manera vestido 
llenará tanbien vn paje 
de blanco gesto, garrido, 
con el cabello crescido. 
más negro qu' el azauaje : 
en hedad pequeña y nuéua, 
después de mucho gracioso; 
por causa que no s' atreua , 
tanbien será vergongoso. 

La dama con todo esto 
ya que va su señoría , 
démosle por muy honesto 
vna donzella de presto 
qual al caso conuenia. 
En sus obras y en su fama 



tal será qual virtuosa 
ó como razón la llami 
de gentil gracia herm 

Con denotas oracioi 
llenará tanbien sus on 
porque tales deuocion< 
ensalman los corazones 
de las galanas señoras 
y si de gana couarde 
su deuocion va remota 
á lo menos, aunque ta 
parezca que va déuota 

Otra; pues , vn poce 
será la sota donzella, 
para de malos y bueno 
de la casa y ios ágenos, 
que traya nueuas aquel 
terna muy mala respue^ 
atreuida y denodada* 
para quien la desonesta 
responder con bofetada. 

EU azémila será 
gorda, gentil y medianí 
y tal atauio aura , 
que sin mengua licuará 
la cama d' esta galana : 
cobrilla tanbien la quier 
d' un repostero sotil, 
en el qual poner espero 
vna devisa gentil. 

Las armas de su linaje 
sabido es c' an d' ir en m 
y en los cantos y aparaje 
vn ala de tal plumaje 
que desespere remedio: 
y con la ñna facion 
d' entre talles y color 



Digitized by 



Google 



os B« DBL 0A6TILL0. 

las letras de la inuencion 
escritas en derredor. 



DIZE LA LETRA DEL REPOSTERO. 

t A la virtud se ha de dar 
la vida para durar.» 

Sobre todo, pues finito 
ya mira js qué tal y cómo, 
lleue tanbien vn monito 
ó Mánchete muy chiquito, 
que paresce bien en somo: 
y será ell azemilero 
menos grande que menor, 
más en talle d' escudero 
que de fáfio labrador.. 

Y assf con tal atauio , 
vaya la dama do fuere • 
que según el seso mió , 
culpada por desuario 
no será de quien la viere: 
y tanbien por puntos llanos 
deue procurar aqudla 
dos parientes muy cercanos 
para que vayan cab' ella. 

ENDRK^A LA OBRA Á LA DAMA. 

Pues si por miedo partís 
d' este mal de pestilencia, 
acordaos adonde yr, 
si seruicios recebís, 
que tempreys vuestra conciencia: 
que las damas aunque amen, 
para ser mejor seruidas, 
no consiento que las llamen 
crueles, desgradesctdas. 

Que las que tienen valores 
4>ara ser más estimadas , 
tal que guarden sus honores. 



deuen ganar seruidores 
para las tales jornadas : 
y assf passando sumario, 
maguera que simple so, 
hago fin al recebtario 
que vuestra merced mandó, 

HAZE PIN CON ESTA CANCIÓN. 

Por vna tal como vos 
de gracias y de beldad , 
á vezes ordena Dios 
de guardar vna cibdad. 

Y pues virtudes se eredan 
en vuestra gentil figura , 
vos podeys partir segura 
y rogar por los que quedan : 
assf que , dama, soys vos 
en tal valer y beldad, 
que podeys ganar de Dios 
que guarde vuestra cibdad. 



817 
OTRAS COPLAS 

DE VN GALÁN Á VNA SEÑORA Q.u' ÚU 
SERUIA, PORQUE SALLÓ DE SU PO- 
SADA, Y FUÉ POR VNA CALLE DONDE 
AUIA MUCHOS OFFICIALES QUE 
LA MIRAUAN. 

Tan gentil os vieron yr, 
que después en el tornar 
vnos hezistes morir, 
y á otros marauillar. 
Todos estauan atentos, 
todos d' una voluntad, 
marauillados, contentos, 



Digitized byVjOOQlC 



44 



OáNOIONUO OSNIEAL 



heridos de pensamientos 
de vuestra mucha beldad. 

Las damas hezistes mustias, 
y á los ombres sin denuedos; 
los amantes con angustias, 
los officios estar quedos : 
y todos los que labrauan 
de su arte y jumetrfa , 
con sus ojos os mirauan, 
y de las lenguas loauan 
la vuestra gran lozanía. 



FIN. 



Y tras vos yo sospi 
yua qual nunca os h^ 
aquella tierra adoran 
do poníades los pies: 
yua con mucha tristi 
puestos mis ojos en v 
quexando por mi vei 
del valor y hennosur 
que vos quiso poner 



8l8 



COPLAS DE BARUA 

i su AMIGA i COMBATIÉNDOLA COMO A FORTALEZA.' D 

Combate de amor. 

Venid amadores , vereys marauilla , 
los nobles discretos de todos estados, 
de léxos y cerca del mundo poblados 
al cabo poniente d' > en par de Seuilla : 
veres vn castillo de gran fortaleza, 
estremo de fuerte y cabo de bella ^ , 
qu' es en figura de noble donzella 
y hiere heridas de triste tristeza. 

Encima de peña de muy gran altura 
tiene su fuerte firmeza fundada , 
y el muro la piedra do fué bien labrada 
es la bondad perfeta muy pura : 
tiene la cerca doblada cordura 4, 
graciosas almenas de la discreción , 
arqueras y torres do es perfection 5, 
andamio compás de gran hermosura. 



I B. C. D, Y DiXERE. 2 B. C. D. de cmpar. 3 
4 B. C, D. tristura. 5 B. C, D, perficion. 



B. C 



Digitized by LjOOQIC 



Dfi H. DBL CASTILLO. 

Como mis ojos vencidos en vella 
hizieron mandado al triste sentido, 
de fuego d' acuerdo muy kxx>, atordido, 
de ser todo suyo penado pcH* ella ; 
y presta cobdicia que vino d' aquella 
me hizo que luego la yo combatiesse, 
pensando que tanto se no defendiesse , 
ag(»:a me quedo con triste querella. 

Combates en orden muy bien repartidos 
por todas las partes le puse cuytado >• 
llegando las mantas de mi gran cuydado ' 
con los mantiles ^ de tristes gemidos: 
después ballesteros muy bien guamescidos, 
con muchas ballestas armadas, discretas • 
tirando quadrillos de cartas secretas, 
que nunca hirieron y fueron heridos. 

Desciende de arriba la gran pedrería 
de su menosprecio con el desamor, 
tirando ballestas de torno mayor, 
esquinas d' oluido con fuerte p(»rfiá; 
y más un trabuco de su señoría, 
con gesto feroce muy mal me mirando, 
que toda mi gente me yua matando, 
y más quebrantó mi pertrechería. 

Sus 4 ballesteros crueles tiraron 
todos al lado yzquierdo de mí, 
que nunca vna ora sin golpe me vi, 
ni creo que vn tiro tan solo me erraron : 
de tal manera nos descalabraron, 
que nos recogimos heridos y muertos, 
comigo no pocos de vida no ciertos, 
de mi gran bastida que no la quebraron. 

Aquella bastida de la lealtad 
donde señores agora quedamos, 



1 B. C />. puso cuidada 3 FalM este verso en todas las demás ediciones. 
¡Sota del Editor). 3 B.C.D. nantiletea. 4 B,CD. Y sus. 



Digitized by LjOOQIC 



46 CÁNOIONISO OBNIBAL 

yo y mis seruicios que nunca cansamos ' 
de combatir su grande t>eldad; 
hallé qu' era muerta mi libertad, 
seruicios y seso y reqüestadores; 
socorro demando á vos, amadores, 
ante que muera por su crueldad. 

Mas mis lombarderos que siempre tiraron 
sus piedras, mensajes y quexas profiertas > 
á sus grandes defensas de muros cubiertas , 
que nunca vn almena jamás derribaron ; 
y mis seruicios que no reposaron 
con los ameses muy cerca del muro, 
pudieron hazerme del todo seguro, 
no ser vencedor de do me llegaron. 

Matáronme luego el buen cauallero, 
el seso que Dios me dio por criado, 
y o^o qu' estaua de mí muy amado , 
es mi plazer que murió muy priiáero : 
matáronme más ell otro escudero 
que se llamaua mi buen parescer, 
porque tristeza lo hizo caer 
d' encima dell alto adame postrero. 



FIN. 

Quédeme muy ^iste, cercado y herido, 
donde primero yo fiíy cercador, 
más desamado y más amador 
que nunca ninguno jamás fu¿ nascido: 
quedo de gente muy mal bastescido, 
y muchos de dias pues tarda mi muerte; 
ésta demando continuo ^ á mi suerte, 
si nunca me tengo de ver ya querido 4. 



I D, causamos. 2 C. profertas. 3 C. contino. ^ B. D 
d. v.q. 



Digitized by LjOOQIC 



A H. IHCL CASTTLIO. 



47 



819 

COPLAS 

DB 

SANCHO DE ROJAS 

Á LA GIRONA, LLAGADA VIOLANTE. 

Donde enciende el pensamiento 
la lumbre de los enojos, 
mal se cura el sentimiento 
con la llaga del tormento 
herida de vuestros ojos: 
herida sin compassion , 
catiua ' sin detenencia , 
si el ramal de la prisión 
d' eslauon en eslauon 
no se quiebra de clemencia. 

Y por esto ser no ser 
no sé mejor quál seria, 
ser por vos ver más plazer, 
no ser por no padescer 
no menos me plazería : 
biuo en tan gran diferencia , 
que tomo por más coptento 
delante vuestra excelencia 
del dolor hazer paciencia , 
de la cuyta sofrimiento. 

Por lo qual de tal tristura 
líbreme vuestra belleza, 
la qual vf por mi ventura 
tan llena de hermosura 
quan rica de gentileza: 
qu' el turbado enamorado, 
lleno de ' muy gran tristeza , 
no puede estar apagado 



que no cresca su cuydado 
más que mengua su firmeza. 

Por do de vuestra facion, 
ocasión de mis enojos, 
con ley d' amor, d' afición , 
Violante, mi coraron 
que la mirassen mis ojos ; 
de forma que sin miraros 
vf mi mal en verme vuestro, 
por donde agora oluidaros 
no pude 3 sin dessearos, 
desseando 's más que muestro. 

FIN. 

Assf que vengamos, dama , 
al toque que más nos hiere; 
do s* apura en biua llama 
ell amor de quien más ama 
y ell amar de quien más quiere: 
qu* en mi fe, señora, y buena 
de quien amor me desculpa , 
do la querella está llena , 
no puede morir la pena 
sin que se mate la culpa. 



820 
COPLAS 

DE 

DON JUAN MANUEL. 

Membran^a del mal passado 
hizo callar lo presente 
con tristura, 
por no ser atormentado, 
catiuo 4 placeramente 
sin mesura : 



I B. C. />. captíua. 
B. C D, captiuo. 



s B. C. n. Iteoo de. grande t. ^ B. C. D, púioáo. 



Digitized by LjOOQIC 



48 CAüoioinno 

mas las penas congoxoaat, 
ni tiento ni discreción 
las encubren 9 

porque las plagas rauiosas» 
con muestras del coraron 
se descubren. 

Y con esto mi sentido, 
aunque siente bien mi daño 
venidero , 

fué por fuerza ser vencido 
d' éste muy mayor engaño 
verdadero. 

Qu' en cadenas d' amargura 
soy trauado con dolores 
de manera, 

que jamás suelta ventura 
al qu' está preso d' amores, 
sin que muera. 

Y > por no morir callando 
d' este mal que siempre cresce 
sincessar, 

quiero descobrir llorando 
lo qu' el coraron padesce 
por amar: 

y después de descubierto 
deste mi dolor esquino 
la su fuerza, 

si el gualardon fuere muerto, 
el merescer será biuo 
que m* esfuerza. 

Y con este atreuimiento 
plázeme de daros cuenta 
de mi vida, 

y abiuando el sentimiento 
d' este mal que m' atormenta 



amuuL 

sin medida: 

y comien^ á declararos 

mi plagada y triste suerte 

sin quexarme, 

do conosco qu' en miraros 

vuestra beldad me da muerte 

sin matarme. 

Mátame la soledad 
con la qual muerte me plaze 
más que muestro, 
porque vuestra honestidad 
todo mi daño deshace, 
siendo vuestro; 
aunqu' es malo descobriros 
lo qu' encubre mal andan<;a 
por mis daños, 
dame la vida sentiros, 
si esperar es esperanza 
por mil años. 

Mátame vuestra memoria, 
que no querés acordaros 
de mi pena; 
dame la vida la gloria 
que recibo yo en miraros 
por ser buena. 
Mátanme vuestros oluidos, 
que de vos son oluidados ^ 
mis tormentos; 
dan 3 bozes los doloridos 
seruicios desigualados , 
mal contentos. 

Pésame qu* estoy llagado 
de mil heridas d* amores 
muy mortales; 
plázeme que soy curado 



I B,C.D. 

rídos. 



Yo. 



3 B. C. D. obligados. 3 B, C. D. dando boies dolo- 



Digitized by LjOOQIC 



DS H. DEL CASTILLO. 



49 



con estos mismos > dolores 

de mis males. 

Pésame que va cresciendo 

vn fuego que m' atormenta 

por matarme; 

plázsme que no defiendo 

á la llama con que entiendo 

de abrasarme. 

Plázeme sin pedir nada 
seruiros y ser contento 
todavía ; 

vos quedays poco loada , 
yo quedo con más tormento 
que solía. 

Venga dolor y tristura, 
pues de vuestra gentileza 
soy catino *, 

que aunque me falte ventura, 
no me faltará ^ firmeza, 
siendo biuo. 

Si vuestra merced ouiera 
memoria de mi tormento, 
pues lo haze, 

tantas muertes no me diera ; 
mas assf muero contento, 
y que me plaze. 
Mas quien sufre displazer 
como yo, con el qual peno 
sin mesura, 

¿cómo puede alegre ser? 
¿cómo puede ser ageno 
de tristura? 

Assí que con tal pesar 
de mal andanza complido 
sin consuelo, 
¿quién podrá dissimular 



el gran dolor dolorido 

de su duelo , 

en las ansias no fengidas 

dell amor más firme y fuerte 

qu' en mí cabe? 

Pues las noches no dormidas , 

sospirando por la muerte , 

¡Dios lo sabe! 

FIN. 

Estos males sin compás 
han hecho triste mi vida 
como digo; 
y veros nunca jamás 
vn ora sola seruida 
ser comigo: 

pues acuérdesseos agora 
que de vuestros seruidores 
los primeros , 
á mí sólo vos, señora, 
podeys dezir por amores 
ay riberos. 



821 
ESPARSA 

DE 

GONZALO CARRILLO 

Á VNA PARTIDA. 

El partir para partir 
de miraros quien os viere , 
es partir para morir , 
pues la pena del 4 sofrir 
del c' os vido nunca muere. 
Agora yo vo sin mí , 
no sin vos, porque no puedo, 



I B,CD. 



2 B. C. D. captiuo. 3 B. C D, falta. 4 D, de. 

4* 



Digitized by LjOOQIC 



5o 



CANCIONEBO OENBBAL 



que sí yo parto de aquí, 

no parto, que no partí 

de vos , que con vos me quedo. 



822 
COMIENQAN LAS OBRAS 

DE 

TAPIA, 

Y ESTA PRIMERA ES VNA EN QUE DIZE 
QUE, ESTANDO SIN AMORES, LE BUSCÓ 
AMOR Y LE MANDÓ QUE LOS TOUIESSE; 

Y DALE VNA SEÑORA A Q^CJItCN SIRÜA, 

Y ES A Q.UIEN MUCHO TIEMPO AUIA 
QUE COMENTÓ A SERUIR >, Y DEXÓLA 

TEMIENDO QUE SERIA MAL 
GRADESCIDA. 

Estando yo descuydado 
de ansia mia ni ajena, 
con vida muy á mi grado, 
sin congoxas 2 ni cuydado, 
ni de gloria ni de pena , 
vi venir vn cauallero 
preguntando por mi nombre 
muy vfano, 

vestido como estranjero, 
en forma de gentil ombre 
cortesano. 

Y como llegó do 'staua, 
lleno el gesto d* alegría, 
más miraua que hablaua; 
yo le dixe qué mandaua, 
qué buscaua , qué queria. 
Respondió:— Tú me paresces 
á quien busco con desseo. 



t B,C,y /)., no añaden más. (N, del E.) 
zty%, 4 B. C. D, publican. 



no d' esquiuo, 
y lo mucho que mares 
me da gloria, porque ' 
qu' estás biuo. 

Yo soy Amor á quie 
oluidado en tu memori 
— Gran señor, díme á < 
— Vengo á darte de mi 
porque gozes ^ de mi g 
Vengo á verte y que m 
como amigo verdadero 
desseando 

que me sigas, que me < 
que me quieras, pues t 
te demando. 

DlZE TAPIA. 

Amor, señor de las v 
de los tristes sin ventur 
cuyas bozes doloridas 
de tus bienes despedida 
van llorando mi tristun 
cuyo llanto d' amadores 
lastima los corazones 
por memoria ; 
cuya boz con tus dolore 
más publica 4 sus passic 
que su gloria. 

Estos son los que sigí 
tus seruicios sin errarte; 
estos son los que quisien 
tu querer y te siruieron 
d' una fe fírme sin arte : 
estos son los desdichados 
que por bien amar sufrie 
mil enojos, 

3 B. C D, congoxa) ?. 



Digitized by VjOOQIC 



DB H. DEL CASTILLO 

estos son más oluidados 
porque vean qué hizieron 
con sus ojos. 



5i 



Estos andan dando gritos 
con afanes descubiertos; 
estos muestran por escritos 
que con lloros infinitos 
andan muertos y no muertos : 
estos veo lastimados 
por seguir tras tu renombre , 
qu' es amores y 
y los bien auenturados 
son aquellos qu' en tu nombre 
son peores. 

Y pues esto sé muy cierto, 
¿para qué quieres mandarme 
que siga tu nombre muerto, 
pues tu vida es desconcierto 
de penarme y de matarme? 
Déxame, si te ploguiere, 
amor dulqe y lisonjero 
con engaños, 

qu* el que quiere es el que muere: 
déxame , que beuir quiero 
sin tus daños. 

RESPONDE EL AMOR. 

Amigo de mis entrañas , 
tú que dizes lo que hago, 
no temas cuytas estrañas, 
que á quien me sirue sin mañas, 
comigo le hago pago: 
porque essos que de mf quexan 
de no dalles vida buena , 
mas destierros. 



no me toman ni me dexan, 
su culpa les da la pena 
de sus yerros. 



Assf que tú con mi suerte 
quiero que tengas ventura , 
ventura que te concierte , 
amor de vida sin muerte , 
sin dolor y sin tristura : 
quiero que tengas comigo 
tal concierto en bien amarte 
sin recelo, 

que con tu fe ni contigo 
no me vean desuiarte 
de consuelo. 

HABLA TAPIA. 

Dulzor que torna en amargo, 
engaño buelto ' en razón , 
con tu catiuerio largo, 
al que tienes mayor cargo 
le das menos gualardon. 
¿Por qué quieres engañarme 
prometiéndome tus dones 
por maneras, 

que después serán penarme 
con tus fuerzas y prisiones 
lastimeras? 

Que con razones y mañas 
de tus obras contrahechas, 
tu plazer tornando en sañas , 
quanto apañas desmarañas ', 
no aprouechas, mas despechas: 
y al que más más ^ te siruió 
no gradesces 4 ni le pagas 
sus seruicios; 



t B. D. embuelta 2 B. C D. detbartfias. 3 B.CD. mal 4 B, C. D. agra* 
decet ni les. 



Digitized by LjOOQIC 



52 



CANCIONBBO OXNSSÍ.L 



¿qué seguro terne yo 
que segure > que me hagas 
beneficios? 

HABLA EL AUCTOR '. 

Gran temor tienes de mí , 
hazes malo de lo bueno, 
nunca te lo merescf , 
que per\ando yo por tí 
penes tü con mal ajeno: 
déjate d' essas querellas, 
ten comigo compañías 
tiempo luengo, 
y verás allí sin ellas 
que la culpa que dezias 
no la tengo. 

Y por esto sigue agora 
tras mi nombre y sus plazeres 
con fe firme duradora, 
pues te doy vna señora • 
flor de todas las mugeres, 
más hermosa que ninguna , 
más discreta , más galana 
y más graciosa, 
á quien hizo la fortuna 
más pomposa y más vfana 
y más preciosa. 

Que viendo su gentileza, 
tu vista será encendida 
d' un grado que de firmeza 
de jamás te dar tristeza 
ni dolor ni mala vida: 
ésta quiero que te mande 
con querer d' amor crescido 
sin fatigas, 
porque quedes hecho grande, 



y del tiempo que has perdido 
te maldigas. 

^ CABO. 

Esta es por quien venciste 
tu querer y seruidumbre; 
ésta es por quien temiste 
de te ver catino ^ y triste, 
dándole tal certidumbre: 
no temas ser suyo, nó, 
que yonotedexaré, 
puesesseruida, 
- porque á mi me prometió 
de tener fe con tu fe 
toda su vida. 

ACABA TAPIA CON ESTA CANaON, QUK* 
RIENDO LO QUE QUIERE AMOR 4. 

Vencedor de mi porfía, 
plázeme de te seguir, 
y pues me das compañía, 
dale tú también la mia 
con fe de nunca partir 
mi querer de su seruir. 

Porque su merescimiento 
es tan alto con el mío, 
que si tu consentimiento 
no le haze estar contento, 
mi firmeza es más ^ desuio: 
con más fe que no tenia 
me plaze de te seguir, 
y tomar por compañía 
tu esperanza y dar la mia 
con fe de nunca partir 
mi querer de su seruir. 



I C. seguro. 
5 B, D. mal. 



2 B.C.D. AMOR. 3 B. captiuo. 4 B, C D. q.bla. 



Digitized by LjOOQIC 



DR H. DEIf CASnLLO. 



53 



823 
OTRA SUYA, 

PIDIENDO Á SU AMIGA QUé HARÁ ENTRE 
SU AMOR Y SU VENTURA. 

Mi copla desuenturada , 
escrita con mi dolor, 
más llorada y sospirada 
que trobada ni afinada 
de mano de trobador, 
va con mucha reuerencia 
delante la excelencia 
de vuestra gran hermosura, 
para que deys la sentencia 
si entre amor y mi ventura 
s' espera gran diferencia. 



824 
OTRA SUYA , 

PORQUE VNA DAMA LE PREGUNTÓ Qyé 
COSA ERA AMOR. 

Es amor vna visión 
que quan presto se figura , 
tan presto desaparesce; 
afición y no razón , 
vn bulto de hermosura 
que los ojos entristesce. 
Es vn doblado dolor, 
es vn senzillo plazer, 
nascido del dessear: 
éste , señora, es amor, 
tan liuiano de perder 
quan penoso de ganar. 



825 

OTRA SUYA. 

Las ansias enamoradas , 
las tristes penas que siento, 
las cuytas desconsoladas , 
desconsoladas, cobradas 
en medio del pensamiento, 
vienen con nueuas quexosas 
de vuestra merced embiadas , 
trabajosas, peligrosas, 
congoxosas , piadosas , 
de mucho desesperadas. 



826 



OTRA A SU AMIGA. 

Anoche me despedí 
con dolor y pena esquiua, 
reyna mia y Dios de mí ; 
pues me parto yo d' aquí 
¿dónde yré para que biua? 
¿Qué haré sin vos do vo, 
yo mismo de mi enemigo? 
¿Qué tomaré por abrigo? 
¿Qué vida terne comigo, 
llorando mi pena yo? 



827 
OTRA SUYA. 

Hermosura tan hermosa 
que destruye las hermosas 
y embaraza las discretas; 
si fuéssedes amorosa, 
terniades todas las cosas 
más altas y más perfetas ; 
mas con vuestro desamor, 



Digitized by LjOOQIC 



OAHOIONSBO OKIUBAX. 



quanto gana la belleza, 
la crueza desconcierta ; 
yo lo sé por mí dolor, 
que de lloros y trbteza 
ya tengo la vida muerta. 



828 



OTRAS SUYAS, 

ESTANDO AUSSENTE DE SU AMIGA. 

Id, mis coplas desdichadas, 
trobadas por mi dolor , 
con mis males concertadas, 
sacadas y trasladadas 
de las entrañas d' amor, 
á do fuy ' por mi ventura 
el más firme enamorado, 
á do tienen mi cuydado 
por mi triste desuentura 
ya oluidado. 

Irés á Guadalajara , 
do veres la hermosura 
cuya vista cuesta cara; 
do mi pena veres clara , 
do veres mi gloria escura: 
do dire's con la tristeza 
y dolor que yo 's » embio, 
que con todo el dañoinio, 
de mudanza mi firmeza 
yo la fio. 

Y vosotras, mensajeras 
de mis tristes pensamientos, 
llenares por compañeras 



mis angustias verdaderas , 
mis congoxas, mis tormentos: 
y Ueuad el sello cierto 
de mi fe sellada y cierta 
con que amor cerró la puerta , 
que primero seré muerto 
qu' ella abierta. 

Y Ueuad aquel Uauero 
do la Uaue se añudó, 
hecha de amar ^ verdadero, 
templado de aquel azero 
que mi querer confirmó; 
cuya puerta está cerrada 

de mano de mi ventura , 
porque fué la cerradura 
su merced y su sobrada 
hermosura. 

Llenadle 4 más mis cuydados, 
mis penas y mi passion , 
mis seruicios oluidados, 
mis sospiros arrancados 
de dentro del ^ coraron; 
y la vista de mis ojos 
que quedó con mi memoria, 
porque lloren la victoria 
do ganaron más enojos 
que no gloria. 

Y tanbien quede ^ comigo 
el grado que me venció ; 

mi esperanza , mi enemigo , 
vaya con vos y consigo, 
que no la quiero yo, nó. 
Que su nombre es nombre incierto, 
pues sus obras son inciertas , 
¡o gloria de glorias 7 muertas. 



I B. C D. fué. 
5 B, C D. d. d. mi. 



3 B. C D. vos. 3 C amor. 4 B. C. Lleualde. 
6 B. C. D, umbíen quedo. 7 B. C D. gloría. 



Digitized by 



Google 



DX H. DEL CASTILLO, 



55 



cuyo bien y gozo cierto 
es de concierto M 

Acordalde > mis canciones 
que hize por su seruicio, 
las coplas y las razones 
en que digo las passiones 
que me da sin beneficio: 
y dezilde ^ vos, cuytada, 
de mi muerte peligrosa , 
que aunque sea muy hermosa, 
qu' es cruel desamorada , 
y no 4 amorosa. 

FIN. 

I 

Y en fin de todo mi daño 
sepa cómo no estoy biuo, 
porque está biuo su engaño, 
y con este desengaño 
ni esto libre ni catiuo ^. 
Y pues su gran merescer 
me hizo su seruidor , 
assi que tengo temor 
que por mi mucho querer 
me he de perder. 

829 

OTRAS SUYAS. 

Mi Dios, mi bien, mi salud, 
mi descanso, mi alegría, 
do s' esmera la virtud , 
do floresce juuentud, 
sola vos, membran(;a mía: 
sed comigo piadosa , 
que de veros tan hermosa 
tengo la pena doblada 
con vida desesperada , 
trabajosa. 



G)mien;o de mi plazer, 
cabo de mi perdición, 
hermoso gesto de ver , 
la más discreta muger 
de cuantas fueron y son : 
acordaos que soys querida 
d^ mí que pierdo la vida 
por seruiros sin mudan9a , 
siendo muerta ell esperan<^ 
tan deuida. 

FIN. 

Aliuio de mi tristura , 
esfuer<;o de mi temor, 
fauor de mi desuentura, 
ventura do s' auentura 
mi vida por mi dolor : 
yo soy vuestro enamorado, 
catiuo con tal cuydado 
que si fuerdes gradescida , 
vos seres de mí seruida 
muy de grado. 



83o 



I C desconcierto, 
rosa. 5 B. captiuo. 



3 D, Acordadle. 



OTRAS DEL MISMO 

A LA MISMA SEÑORA. 

Mis ojos llenos d* amor, 
ciegos, catinos en veros, 
vencidos para quereros, 
lloran y tienen dolor, 
y vos no quereys doleros : 
lloran mi fe verdadera, 
tienen temor de mi vida, 
conoscen que soys seruida 
con que muera ; 
ningún remedio s' espera ; 

3 D. dezidle. 4 B. Z). y amo- 



Digitized by LjOOQIC 



56 



GANOIONSBO OBNKBAL 



Y pues tan claro paresce 
el desamor que s' alcan^, 
¿de quién terne confianza , 
pues es cierto que fallesce 
lo mejor dell esperanza? 
Razón será que me quexe 
de vos á quien tanto quiero; , 
razón será, pues que muero, 
que me alexe 
antes que la vida dexe. 

Pues bien será que sepays 
vos de mi tanto querida, 
que la gran deubda deuida 
que me deueys, me negays, 
teniendo mi fe vencida: 
y sabed qu' el vencimiento 
qu' es de amores gran victoria, 
mas quien no goza tal gloria, 
no consiento 
que dé males ni tormento. 

Porque los males d' amor 
son tan malos de sofrir, 
que no los puedo encobrir, 
ni hallo remediador 
para podellos dezir: 
y d* esta manera esto 
en debates con mi suerte, 
por saber quién de tal muerte 
me mató, 
si tengo la culpa yo. 

Y hallo que mi ventura 
fué comiendo de mi mal , 
y es la causa principal 
por do vuestra hermosura 
me da pena desigual: 
assí que , triste , deuiera 
desuiarme de no veros, 
y si os viera , no quereros , 



y pudiera 

querer á quien me qt 

Porque yo , cierto , 
para ser vuestro catiu 
ni so muerto» ni so b 
ni ganado, ni perdido 
mucho más siento qu' 
que si de veros me tir 
quiero del todo perdei 
y si pienso de valermc 
quand'osmiro, 
quedo con mayor sosp 

CABO. 

Pues ¡ay de mí! qu< 
de ventura despedido; 
gualardon yo no lo pid 
pues por vos esto sin n 
de puro grado vencido 
Sabed que queda comi/ 
vn sello d' amor tan ci< 
que después que fuere i 
en lo que sigo 
veres claro lo que digo. 

83i 
OTRAS SUYA! 

Á 

DON ANTONIO DE MEK 

VNA VEZ QU' EL DICHO TAPIA 

D* ONDE su AMIGA QUEDAUA , 

DOLE QUE SUPIESSE D* ELL 

ACORDAUA d' ¿L. 

Si querés que buelua i 
gran señor, de donde vo 
pues sabes con quién all¿ 
queda ell alma y quedo ] 
preguntad cómo les vá: 
y acordaos, señor, de mí 



Digitizedb; Google 



DE H. f>EL CASTILLO. 



que por mi cuytada suerte 
las nueuas serán de muerte, 
porqu' en ver cómo parti 
mala nueua espero aquí. 

Y si su merced quisiere 
dar salud á su catino, 
de tal bien quando viniere 
gozaré si fuere biuo, 
holgaré quando lo viere: 
mas I ay ! que tengo temor 
que del mal triste en qu' esto 
ni veré quién me lloró, 
ni sabré si vos, señor, 
os membrays de mi dolor. 

FIN. 

Porqu' esto cerca de muerto, 
y lézos de tener vida, 
pues con mal qu' está tan cierto, 
la muerte será venida 
y el remedio no por cierto : 
quanto más que quien le tiene 
para dar no le dará; 
cedo morir me conuiene, 
mándese cantar allá , 
qu' el morir no tardará. 

832 
OTRAS SUYAS 

Á 

DON DIEGO LÓPEZ D» AVALA, 

KSTANDO EN ALHAMA. DÍZELB CÓMO 

AMOR LS I ESCALÓ LA ESTANCIA, Y LE 

HIRIÓ D UNA LLAGA MORTAL. 

Capitán, gentil señor, 
la prima de los de Ayala , 
el amor escalador * 



m' a dado la noche mala 
por defendelle el escala: 
que mirando d' una almena 
del estancia donde estaua, 
vfale que se Uegaua, 
y mientra más le miraua, 
temor me daua más pena. 

Y porqu' el moro y amor 
hazen la guerra d' un arte, 
estaua con gran temor, 
mirando parte por parte 
cómo la gente reparte: 

y después llegó muy quedo, 
passo á passo házia el muro , 
y como hazía escuro, 
ni yo estaua bien seguro, 
ni tenia perdido el miedo. 

FIN. 

Y puesto cabe la torre 
como ombre que la sabia, 
ni su gente lo » socorre , 
ni menos á mi la mia , 
aunque víen que me subia: 
mas al fin quedé forjado 
de sus fuerzas ^ y vencido, 
y quan presto fué subido, 
tan presto m* auie herido 
heridas d' enamorado. 



I B, C D, A. ESCALÓ. 
B. C D, LO SER. 



B. 



833 
OTRAS SUYAS 

Á VNA DAMA QUE LE HIZO SER ENAMO- 
RADO , ESTANDO EN PENSAMIENTO 
DE NUNCA SERLO 4. 

Yo estaua, por mi ventura, 
ya quitado d' amador, 

C. D. le. 3 B. D. íuerzas vencido. 



Digitized by LjOOQIC 



58 

y por no ver más dolor , 

auia temor 

de membrarme de tristura, 

ni d' amor ; 

porque do heríó ^ su plaga , 

si sobresana al herido, 

quando piensa qu' es guarido, 

el peligro está en la llaga. 

FIN. 

Assi que ya despedido 
de ganar ni de perder, 
no esperaua de tener 
más plazer, 
ni queria ser querido, 
ni querer; 

mas la vista presta y ciega 
de vuestra gran hermosura 
m' a tornado á la hondura 
de la mar do amor nauega. 



OAHaONSBO OSNIEAL 



834 
OTRAS SUYAS 

A su AMIGA QUE LE SUELTA VNA FE 
QUE LE DIO, Y DESPÍDESE D* ELLA. 

Una fe que yo 's tenia 
yo 's la suelto yo 's la embio, 
porque si ella fuera mia , 
fuera vuestro el daño mió: 
que mirados los engaños 
que con ella m' aueys hecho , 
muy mayores son sus daños 
que no fuera su prouecho. 

FIN. 

Y con esto me despido 
de quereros y seruiros, 



y de nunca más pediros 
gualardon de lo seraido: 
tengamos amor estrecho 
de linda amistad estrecha, 
que si vos soys satisfecha, 
yo me do por satisfecho. 

835 
OTRAS SUYAS 

A SU AMIGA QUE LE BMBIÓ POR 
ESTRENAS. 

Tomad vos, dama , en estrenas 
estas coplas sin ventura, 
y sus nueuas de tristura 
mensageras de mis penas; 
que os dirán sin dubda, cierto, 
los males y la passion 
del secreto coraron 
que ha sofrido y encubierto 
tanto mal qu' está ya muerto. 

FIN. 

Ya me dexa mal herido 
d' amor y mal de la muerte, 
do me veo por mi suerte 
de remedio despedido: 
á do me queda la vida 
en vn hilo de morir, 
donde no puedo beuir 
si la llaga no es guarida 
con la que fué su herida. 

836 
OTRAS SUYAS 

Á VNA DAMA MUY HERMOSA. 

Gentil dama muy hermosa, 
en quien tanta gracia cabe , 



B. D. hirió. C firió. 



Digitized by VjOOQIC 



DB H. DEL OiBTnXO. 



59 



quien oí hizo que os alabe, 
que mi lengua ya ni osa, 
ni lo sabe : 

y pues nombre de hermosa 
os puso como joyel , 
^ quién osará sino aquél 
cuya mano poderosa 
hizo á vos qual hizo á él? 

COMPARA. 

Que la rica febrería 
quien la baze es quien la 'smalta; 
pues hermosura tan alta 
que la loe quien la cria 
tan sin falta; 
7 si alguno acá quisiere 
pensar que puede loaros, 
vaya á veros, y si os viere , 
quando acabe de miraros 
no sabrá sino adoraros. 

Porque aunque haga la cara 
en perfection el pintor, 
siempre tiene algún temor 
que la hiziera , si mirara , 
muy me/or: 

mas quien á vos os crió 
no tiene temor d' aquesto, 
porque en todo vuestro gesto 
las figuras qu' él pintó 
gran gentileza nos dio. 

FIN. 

Assí que hallo que Dios 
y su Madre gloriosa 
no criaron tan preciosa 
hermosura como vos , 
ai tan hermosa : 
y pues tanta perfection 
os dieron sin diferencia, 
á vuestra gran excelencia 



escriuo por conclusión: 
Dios haga vuestra canción. 



837 
OTRAS SUYAS 

i VNA FORTALEZA DONDE SU AMIGA 
AUIA ESTADO, PORQUE NO LA HALLÓ. 

Yo passé por vuestra casa 
donde amor tuue en estrenK), 
y del huego que me quemo 
no hallé sola vna brasa: 
v{ el lugar á do estouistes 
con vuestras damas holgando, 
y como me yua acordando 
las penas que allí me distes, 
Uorauan mis ojos tristes. 

FIN. 

Lloraua de coraron 
y miraua si os veria, 
por tornar en alegría 
las fuer(;as de mi passion : 
porque viendo 's es muy cierto 
que de los males que siento , 
queda senzillo el tormento, 
y aqueste gozo encubierto 
me tornó de biuo muerto. 



838 
OTRAS 

DEL MISMO A SU AMIGA PORQUE ELLA 

LE DIXO QTJB LA AUIA PERDIDO 

PARA TODA SU VIDA. 

Mientra más de vos me acuerdo, 
reyna mia, á quien adoro, 



Digitized by VjOOQIC 



6o 



OANCIONSBO OENSRÁL 



de que pienso cóm' os pierdo • 
nunca duermo ni recuerdo 
que con mis ojos no lloro: 
yo 's pierdo que no 's cobré, 
cobro muerte y pierdo vida, 
yo la vida y vos la fe ; 
vos de muy desconoscida , 
yo porque tanto os amé. 

CABO. 

Y pues mi querer afirma 
quanto aquí mi mano pinta , 
amor assienta y confirma 
de tal manera su firma , 
que jamás no se despinta: 
firmeza queda comigo , 
mudanza vos la leuays , 
la ley cuytado que sigo 
pues que vos no la guardays^ 
d' amigo soy enemigo. 



839 
OTRAS SUYAS 

Á VNA DAMA. 

Si fuesse vuestra presencia 
delante de nuestro ver 
como su primor requiere, 
serie tan gran excelencia 
como poder conoscer 
lo que Dios ordena y quiere; 
mas como es cosa tan alta 
y de tan estremo grado 
vuestra belleza sobrada, 
quanto á las otras les falta , 
tanto vos teneys sobrado 
de hermosura estremada. 

Es hecha vuestra figura 
d' una nouedad estraña , 



por do tengo gran i 
que mirar su hermc 
es como quien arrel 
con sus ojos todo el 
Es vuestro saber sul 
donde tarde, aunqu< 
le podremos alcan9a 
es vuestro gesto gan 
tal , que mientra mú 
más le queremos mi 

FIN. 

Pues hermosura q 
no sentir lo que hazc 
ni saber lo que sentii 
házelo porque deshaz 
lo qu' en los ojos ten 
por mejor de quanto 
y con esta perfection 
siendo vos sola sin pi 
la razón está vencida 
y pues no ay compara 
para poderos loar 
seruiros será la vida. 



840 
OTRAS SUY 

Á UN AMIGO SUYO QUE Ql 
Á LA GUERRA DE AMPURD 
LE PREGUNTÓ QUE SI TENl 
EN AQUELLA TIERRA, POR( 
ESTADO ALLÁ ALGÚN TIEI 
DIXIESSE QUIÉN ERA , 
SERUIRIA POR Él; Y ¿L I 
ESTAS COPLAS Y dXlE I 
EN QUÉ LA CONOS 

Allá en la guerra Ai 
en la paz acáMacías, 
pues que yo sé que soy 



Digitized by VjOOQIC 



DB H. DSL CASTILLO. 



6i 



quiero que sepays mi mal 
aunqu* es mal de muchos días: 
70 me quemo d* una llama 
qu' es yn fuego que se llama 
muy peor que d' alquitrán, 
por amores, según fama, 
de la más hermosa dama 
de todas las de Ampurdan. 

Las señas de su figura, 
para vos bien conoscella, 
son de tan alta pintura , 
que no ay seso ni cordura 
que baste para entendella: 
y también para miralla 
es menester adoralla, 
porque no quede ofendida. 
^Qué saber sabrá alaballa ? 
^Qué boca podrá loalla 
que no quede enmudescida? 

Aunque vos en quien se sella 
lo perfiecto del palacio, 
bien sé que dirés en vella 
qu' ella es Dios, ó Dios es ella. 
Miralda de buen espacio, 
no quedes qual yo quedé, 
que ni 'stó, ni vó, ni quedo, 
biuo y muero y no lo sé, 
tengo amor y tengo fe, 
fe, temor, firmeza y miedo. 

CABO. 

Asd que tal excelencia 
án ygualar perfection, 
ffleresce que la potencia 
de la más alta clemencia 
lepa dar d' ella razón: 
con todo, sabed el nombre 



d' aquesta ymágen diuina, 
y porque más se os escombre , 
Roca Martin su renombre, 
y su nombre Orofresina. 



841 
OTRA OBRA SUYA 

i VNA PARTIDA QUC HIZO DE LA CORTB 
DOflA MINCIA DB SANDOUAL; Y ¿L 
VIENDO QVJilt TRISTES Q.UEDAUAN SUS 
SBRUIDORBSy HABLA EN PERSONA DE 
CADA VNO DELLOSy Y DIZE LO QUE 
ELLOS podían DBZIR. 

DON FABRIQUE DE TOLEDO, 
DUQxm D' alúa. 

Dexays con vuestra partida, 
ángel bendito del cielo, 
la corte triste ^ y perdida, 
la gente d' ella luzida, 
toda vestida de duelo. 
¿Pues cómo podrán sufirirse 
de llorar ni comportarse , 
qu' en vuestra merced partirse 
los vnos quieren morirse , 
los otros desesperarse? 

DON FADRIQUE ENRIQUEZ, 

ALMIRANTE DI CASTILLA. 

Gran dolor es veros yr 
desta tierra , gran señora ; 
gran dolor deue sentir 
quien dessea más morir 
que beuir sin vos vn ora. 
Gran manzilla es de mirar 
la tristeza que dexays, 



B. D, C. tríate, perdida. 



Digitized by LjOOQIC 



62 



CANCIOlfnO OBNBRAL 



gran dolor es ver llorar, 

pues llorar y sospirar 

son las glorías que nos days. 

DON PEDRO DE TOLEDO, 

Y EllDSAfAL^ AL C0N0E8TABLB, POftQUX 

partían juntos. 

Dolor es vuestro dolor, 
por bien que llegue senzillo; 
dolores son, gran señor, 
ver llorar llantos d' amor, 
pero más duele sentillo. 
Porque yo, por mi ventura, 
sieruo d* amor y catino >, 
quedo con tanta tristura, 
que de ver mi desuentura, 
es milagro > cómo biuo. 

DON MANRRIQUE DE LARA. 

Pues yo, señora, en partirme 
y veros á vos partir 
desseo tanto morirme, 
que no podría venirme 
mejor cosa qu' el morir. 
Assí que al triste que duele 
este dolor y su suerte , 
por bien que su lloro buele, 
conuiene que se consuele 
con ver el mal de su muerte. 

DON DIEGO OSORIO. 

Yo, señora , no podría 
deziros el mal que siento, 
pues veros y ^ mi alegría, 
con el dolor deste dia 
se me conuierte en tormento. 



Mis ojos lloran el mal 
qu' en ell alma se m' escrioe, 
di alma queda mortal; 
dexáysmela vida tal, 
que ni 'stá biua ni biue. 

DON LUYS DE TORRES. 

A mí de nueuo en la tierra 
me fué nueuo el conosceros, 
y en mí de nuevo s' encierra 
vn dolor que me da guerra, 
guerra de mucho quereros. 
Quereros será lloraros, 
lloraros será mi vida, 
y mi vida contemplaros, 
contemplaros y loaros , 
loaros por más garrida. 

DON ALUARO DE BAQAN. 

Yo que nascí por serviros, 
reyna de nuestras Españas, 
sospiro tristes sospiros, 
qu' en partirme y en partiros, 
se me parten las entrañas. 
Pártesse de mí la gloria , 
queda el triste pensamiento, 
vásse con vos la victoria, 
queda comigo memoria 
del triste dolor que siento. 

DON DIEGO DE CASTOLLA. 

Llanto amargo y dolorído, 
dolor y lloro cruel, 
cruel de 4- triste sonido, 
¡o quién no fuera nascido 
por no ver las cosas del! 



1 A C. captíuo. 3 C mítñffo. 3 C es. 4 B. C A M» 



Digitized by VjOOQIC 



DB H. DEL CASTILLO. 



63 



Porque yo siendo estrangero, 
con firme fe d' amador, 
fué de fuerza ser primero, 
ser primero y postrimero 
que sentiesse este dolor. 

DIZE TAPIA POR SÍ. 

Y yo triste con los tristes, 
sospiro lo que sospiran, 
porque vos sola nacistes 
tan hermosa que hezistes 
erejes á los que os miran. 

Y de veros merescer 
tantos bienes soberanos, 
mouido con el querer 
que debo, dama, tener, 
vengo á besaros las manos. 

FIN. 

V con esta voz llorosa 

de que no puedo encobrirme, 
con ansia d* amor rauiosa, 
con vida de mal penosa , 
llego yo por despedirme. 

Y por no seros muy largo 
con mis razones amargas, 
yo descargo de mi cargo, 
porque tal dolor amargo 
no consiente muchas largas. 



842 
OTRAS 

DEL MISMO Á su AMIGA. 

Sabed vos, dama y señora, 
dios d' amor en esta tierra, 



qu' el catino > c' os adora 
ya le venció vuestra guerra; 
porqu' en tal guerra y afán 
de cuydados lastimeros, 
si ell amor es capitán , 
sus guerreros 
son los tristes prisioneros. 

Y assí yo, triste, guerreo 
más de amor que no de maña, 
do ' vuestra beldad estraña 
me vence mientra peleo. 
Fuy 3 forjado yo vencido, 
trabajando por vencer; 
quedé catiuo 4, rendido, 
sin poder 
de poderme más valer. 

CABO. 

Pues vos, mi bien y mi Dios, 
mi guerrera vencedora, 
dadme vida sola vna ^ ora, 
no me deys la muerte vos : 
que á la persona vencida 
á las vezes crueldad 
le haze perder la vida 
en libertad 
de tanta catiuidad ^. 



843 

OTRAS SUYAS. 

Si con mi triste cuydado 
por vuestra causa sofrido 
desigual, 
fuera muerto, ouiera dado 



I B. C. captiua 3 C. de. 3 B. C A Fué. 
5 B. D. vn. 6 B. C. cafniuidad. 



4 B. C, captiuo. 



Digitized by LjOOQIC 



64 

la cuenta de lo seruido 

por mi mal : 

y lleuara yo comigo 

la esperanfa qu' en ser bíuo 

me da pena, 

y no me fuera enemigo 

mi querer que á ser catino > 

me condena. 

FIN. 

Assí acabará mi daño 
quando acabaren mis dias, 
dama fuerte, 

porque visto vuestro engaño» 
mi vida hará alegrías > 
con su muerte : 
y vos quedares contenta , 
y yo triste satisfecho 
sin dolerme; 

mas si amor os toma cuenta , 
vos vereys lo que aueys hecho 
en no quererme. 

844 
OTRAS SUYAS 

Á VNA DAMA QPS BSTAUA DOLIENTE. 

Vos, mi Dios, por mi ventura, 
estays mal porque yo muera, 
vuestro mal me da tristura, 
porque vuestra hermosura 
que no me quiere me quiera. 
Vos soys causa que comience 
á dezir á quien no digo 
mis dolores, 

vos la dama que me vence 
sin reparo, sin abrigo, 
por amores. 



OANOIONBBO GENXRAL 



Vos hecha por mi consuelo, 
yo triste desconsolado, 
pues por vos, ángel del cielo, 
quanto callo, quanto celo, 
descubre mi gran cuydado: 
porque si vengo á buscaros 
con vida desesperada 
que sostengo, 
de que no puedo hablaros, 
vóme triste á mi posada 
qual me vengo. 

CABO. 

Y como allí no soasiego, 
que mis ojos no sossiegan, 
bueluo á veros triste , ciego, 
que por mucho que lo niego, 
mis desseos no lo niegan: 
y con tal cuyta demando 
que me digan cómo estays, 
dama hermosa, 
que se vaya declarando 
qu' esta vida que me days 
es trabajosa. 



845 
OTRAS SUYAS 

Á VNA PRIMA SUYA, DONZELLA OB TNA 
GRAN SEÑORA QUE ÉL SERUIA, 
PIDIÉNDOLE QUE ENTENDIBSSE 
ENTr' ÚL y su SEJlORA. 

Donzella d' aquel Dios mió, 
verdadera prima mia, 
señora de quien se fía 
lo que á mí mesmo no fio. 
¡O entrañas de su plazer. 



I B, captiuo. 3 B, D. alegría. 



Digitized by LjOOQIC 



remedio de mi dolor! 
Hazelde, dama, saber 
que le tengo más amor 
qu' ella se puede tener. 



Í>B H. DEL CASTILLO. 

con desseo de loaros, 
queda comigo de veras 
el bien querer y amaros 
con entrañas verdaderas. 



6S 



Y sepa que yo, cuytado, 
soy el que peno por ella , 

y soy el qu* está sin ella 
de vida desesperado: 
y soy el triste que muero 
por causa de su seruicio, 
y soy el que nunca espero 
remedio ni beneficio, 
mas Dios sabe si lo quiero. 

FIN. 

Y vos á quien seruiré , 
suplicalde, yo 's suplico, 
que desto c' os certifico 
no dubde más qu' en la fe. 
Y sepa que sin mudanza 
soy de veras su catino, 
catino d' una esperanza 
qu' esperándola esto biuo, 
biuo de tal confianza. 



846 
OTRAS SUYAS 

A DOS HERMANAS SUYAS y PORQUE LE 

ROGARON QUE LES DIESSE ALGUNAS 

OBRAS DE LAS SUYAS. 

Ante vuestras hermosuras 
van las tristes coplas mias, 
como van las desuenturas, 
las congoxas, las tristuras, 
delante las alegrías: 
van mis razones grosseras 



Assf que, damas y hermanas, 
por quien biuo tan vfano, 
si aquestas no van vfanas , 
ni discretas, ni galanas, 
son porque son del hermano. 
Aquí veres lo que obro, 
lo que sé y lo que digo; 
aquí vereys cómo sobro , 
á los más simples y cobro 
ser de mí mesmo enemigo. 

Aquí vereys que deuiera 
antes morir que trobar; 
aquí yo, triste ^ quisiera 
más saber porque pudiera 
cómo os tengo de loar. 
Aquí, señoras, vereys 
que mi ver en veros ciega , 
pues lo mucho que valeys 
en mi sentido no pega, 
y en los otros pega y llega. 

Mas con toda mi simpleza 
lo que más mis ojos miran 
quando hablan de las dos , 
que las damas han tristeza 
y los galanes sospiran 
porque tal os hizo Dios : 
y oygo con mis oydos 
tantos llantos doloridos 
de los muy enamorados, 
que si no son socorridos, 
los que os miran son perdidos , 
los que nó desesperados. 



I B,D. triste ya 



Digitized by LjOOQIC 



66 



CANCIONEBO 



CABO. 



Pues quiero sallirme luego 
porque no quede corrido, 
y acabar 

d' encender más en el fuego 
do puedo quedar ardido 
y no quemar. 
Quiero callar, pues no sé 
dezir lo que meresceys, 
y entiendo que lo ' quereys, 
pues comencé 
cosa que no acabaré. 



847 
OTRAS 

DEL MISMO Á VNAS DAMAS QUE ESTAUAN 
MUY ENCERRADAS. 

Veros, damas, en prisión 
meresciendo libertad , 
duéleme de coraron , 
por la gran catiuidad 
y la poca redempcion: 
y pésame tan de veras, 
siéntolo tan de verdad , 
que las redes verdaderas 
y prisiones lastimeras 
sallen de la voluntad. 

FIN. 

Assi que los amadores 
son los que son los catinos 
del catiuerio d' amores, 
donde mueren siendo biuos 
con dolores de dolores: 
do los sueltos van prendidos 



GElfBBAL 

de firmes enamorado 
tan catinos, tan vene 
que si no son socorrí 
presto son desespera^ 



848 
OTRAS ¿U\ 

AL DUQUE DE ALÚA, VN DU 
PORQUE su SEÑORÍA E! 
ENAMORADO Y MUY 

Tome vuestra señoi 
mis estrenas por estre 
porque su dolor y pen 
se oluide con mi alegr 
y con vos, señor, do s 
de gran fiama gran rer 
quiera Dios que pongs 
lo que Dios le dio por 

Que de veros lastim 
de penas d* amor sin n 
he buscado este remed 
para vuestro gran cuyc 
mas si no quieren dexs 
sospiros que siempre q 
gran temor tengo que 
mis estrenas alegraros. 

Porque yo por mi do! 
sé qué mal es mal d' ai 
quando aussencia y sus 
hazen la pena mayor: 
y por mucho qu' encubi 
las congoxas que passay 
si es plazcr el que mosti 
es dolor el que sentís. 



I B. C. D» lo que. 



Digitized by VjOOQIC 



DB H. DEL CASTILLO. 



67 



FIN. 

Pues, magnifico Señor, 
7 el mejor de los mejores, 
malas penas son amores , 
mala muerte muera amor: 
muera su poder esquiuo , 
pues es muerte su concierto, 
que si mata estando biuo, 
dará vida quando muerto. 



849 
ESPARSA SUYA 

A VN su AMIGO QUC SE DSZlA PCÑA. 

Señor Peña , yo presumo 
que aquestos vuestros amores, 
vuestras penas y dolores, 
que se aura d' ir todo en humo: 
que herir con afición 
estas damas que loamos, 
es fuego do nos quemamos, 
y quedamos 
todos hechos vn carbón 
en pago del galardón. 



85o 
OTRAS SUYAS 

Á VNA DAMA, PORQUE ERA ALTIUA 

CON QUIEN LA SERUIA. DALE CONSEJO 

PORQUE ERA MUY MO^A. 

Por vuestra gran excelencia 
tan sobrada y tan crescida, 
merescá gran reuerenciat 



y sin otra diferencia , 
ser loada y ser seruida : 
mas pensays con poca hedad 
que dan los surtes esquiuos 
buena fama , 
pues no se llama bondad 
los respectos muy altiuos 
á la dama. 

FIN. 

Porque vuestro mesuraros 
ha de ser qual es el gesto, 
y al que viérades dessearos, 
contemplaros y adoraros , 
no despedille tan presto: 
mas con seso y con cordura, 
como dama muy honesta 
y de linaje, 

tened sosiego y mesura 
para dar dul^e respuesta 
sin vltraje. 



85i 

OTRAS SUYAS. 

Si de mi triste passion, 
señora, se os acordasse, 
no creo que me faltasse 
la deuida compassion 
porque amor no me matasse; 
mas bien muestra vuestro oluido 
que mi mal terna poder 
de hazerme tan vencido , 
que después vuestro querer 
no pueda satisfacer 
el gran dolor recebido. 

Y con esta dubda creo 
qu' es dubdoso el galardón « 



Digitized by LjOOQIC 



6á 

por do el triste coraron 
y los ojos con que os veo 
lloran ya la sin razón. 
No seays desconoscida, 
pues el poco agradescer 
de mi fe qu' está vencida , 
me hará por vos perder , 
mas no que pueda hazer 
agena de vos mi vida. 



CANOtONBBO OBNBRAL 



852 

OTRAS DEL MISMO 

A AQUEL AMIGO SUYO, DICHO PEÑA, 
PORQUE LE PREGUNTÓ SI LE YUA BIEN 
CON AMOR. TAPIA RESPÓNDELE DÁN- 
DOLE GRACIAS, Y DÍZELE CÓMO LE VA. 

Grandes gracias, señor Peña, 
OS embio descuydado 
de más vida; 

yo estoy tal como el que sueña , 
que todo quanto ha soñado 
se le oluida : 
y con pena de más pena 
que s' espera desespero 
sospirando , 

pues troqué la vida buena 
por aquesta con que muero 
desseando. 

Amor que haze y deshaze 
la razón llena de antojos 
siempre fué 

plazentero á quien le plaze , 
por qu' están ciegos los ojos, 
de su fe: 

y con esta condición , 
encubierta la verdad 



de su querer, 
prometióme galardo 
por tener mi liberta< 
en su poder. 

FUf. 

Y después que sus 
me tuuieron ya vene 
son sus bienes , 
ansias , dolores , tristi 
mil congoxas qu' e si 
con desdenes : 
y si vos d* enamoradc 
teneys fe con su serui 
siga os suerte , 
porque á mí, desuenti 
en pago del beneficio 
me da muerte. 



853 
OTRAS SUYi^ 

Á LA 

CONDESA DE MONT/ 

MADRE DE LA DUQUESA DEL 
PORQUE CSTUUO EN PORFÍA DI 
CÓMO LA FB QUE SE DAUA EN 
AUNQUE VEYNTB VEZES SE DÉ 
HA DE COMPLIR; T MANDÓLE ( 
LA PORFÍA, PORQUE ERA CON 
COR LA DUQUESA. DIZEN LAS 
VN ENAMORADO DEFIENDE LA 
SE HA DE DEFENDER COMO 
QUE SE DÉ. 

Madre d' aquestos sen 
señora d' aquesta tierra 
los debates de la guerra 
más s' encienden con an* 
porque yo siendo perdid 



Digitized by VjOOQIC 



os H. DEL CASTaLO. 



69 



en amar firme y de veras , 

platiqué 

cómo el guerrero prendido 

deue complir sin maneras 

con su fe. 

Y agora buelta la hoja 

d* esta guerra en mis afanes, 

yo sigo los ademanes 

de lo que amor se le antoja. 

Yo hallo que tal quistion, 

do puede gozar belleza 

está firmado 

qu* el vencido de razón 

no puede mudar firmeea 

si r a dado. 

Porque yo por mi ventura 
tengo fe dada sin arte, 
que si muerte no desparte/ 
la mudanza está segura : 
porqu' en aquesta batalla , 
qu' es amor el que pelea, 
veres, cierto, 

que al que más vencido halla , 
luego es cierto que dessea 
velle muerto. 

CABO. 

Y como mi condición 
sea para no mudarme, 
trocóse para trocarme 
toda mi consolación, 
hizo d' amor desamor: 
dize que siempre querrá 
que me pierda ; 
tiéneme por seruidor, 
mas la muerte que me da 
no se le acuerda. 



854 

OTRA SUYA 

pidiendo remedio á don pfidro de 
mendosa; y dízele lo que siente 

DE AMOR. 

Quien desconcierta lo cierto , 
quien concierta lo dubdoso, 
es vn amor engañoso 
que del biuo torna muerto: ^ 
son tan dulges sus razones, 
qu' enbeuesce y enpalaga; 
son sus propias condiciones 
vnos tragos d* aficiones 
que matan á quien los traga. 

Es su cierta seruidumbrc 
vn desbarato d' oluido, 
por do vo ciego, perdido, 
tras el tino de su lumbre. 
Añagazas son sus hechos 
con que prende y desatina; 
si me muestra lindos pechos, 
son engaños contrahechos 
con que da la disciplina. 

NO SON MÁS. 

Pues agora sed abrigo 
deste mal , señor Don Pedro ; 
quanto más d' amor me riedro, 
tanto más se va comigo: 
^ no para me consolar, 
no para darme plazer, 
no para me descansar, 
mas antes para dañar 
lo que solie guarescer. 



Digitized by LjOOQIC 



70 



855 



OTRA SUYA 



CANOIONEBO OElfXBÁL 

porqu' es su natural 

tienen aquesta dolen 
qu' es oluidan^a sin 



PORQUE DEMANDÓ Á SU AMIGA VNOS 
NUDOS I DtC LA PASSION. 

Los nudos > de la passion, 
señora, c* os demandé, 
pidiólos el coraron , 
más d' amor y d' afición 
que con deuocion y fe. 
No trabajes en hazellos, 
dama de gran excelencia, 
que aunque yo quiera traellos, 
no puedo sanar con ellos, 
que d' amor es mi dolencia. 



856 



GLOSA SUYA 

A LA CANCIÓN DB TORRELLAS 
QUE DIZE. 

Yerra con poco saber 
quien touiere tal creencia 
que firmeza de muger 
á los peligros d' aussencia 
se pueda mucho tener. 

Con fe de presta tornada, 
no cessando ell escreuir, 
bien podrá alguna guardada « 
dos ó tres días beuir ; 
mas á la 3 más detener 
no les abasta la ciencia , 



857 
LA GLOSi 

Quien d* amor y d< 
tuuiere cierto 4 el qu 
quien tomare tal pla2 
por perdurables plaze 
yerra con poco saber: 
que su ser es de no se 
su verdad es no verdá 
y sin querer no tener 
vn ora certenidad 
por encobrir su malda 

Entre aquestas ^ ma 
si alguna por excelenc 
no declara esta sentenc 
es porque calle sus ma 
quien tuuiere tal creer 
que sus obras y sus ma 
sus fines y pensamient< 
son robarnos las entran 
son cegar los sentimien 
para penas y tormentos 

Su fengir y su mentii 
su Jurar y prometer, 
su llorar al parescer 
es por hazernos dezir: 
¡qué firmeza de muger! 
Mas la dama dende vn ( 
quitada del amador, 



I B. C, D, ÑUDOS. 3 b! C. D. ñudos. 3 C m. á lo má 
4 B. Z). c querer. 5 B. C. Z). aquestos males. 



Digitized by LjOOQIC 



DS H. DEL CASTILLO. 



7' 



ya se rie, yz no llora, 
ya no tiene más amor, 
ya tiene otro seruidor. 

Nunca niegan galardón 
por temor de la conciencia; 
tienen amor en presencia, 
oluidan ell afición 
á los peligros d' aussencia. 
Házense santas benditas, 
castas, buenas y honestas, 
son maluadas, son malditas, 
bulliciosas, desonestas, 
del fuego d' amor traspuestas. 

Todas son ingratitud, 
no aman por merescer; 
y aves > tanbien de creer 
que ninguna por virtud 
se pueda mucho tener; 
porque fué su condición 
mezclada con vendaual. 
¡O que no hay comparación 
para comparar el mal 
que haze esta gente tal! 

Porque la más virtuosa , 
la mejor y más honrrada 
es tan presto trastornada , 
que no 1* aprouecha cosa 
con fe de presta tornada: 
assí que nuestro afirmallas 
es impossible con ellas , 
aborrescellas , dexallas , 
dexallas por no vencellas, 
que vencidas s* están ellas. 

Si querés ser desamado , 
dezildes > c' os aués d' Ir; 



y si pensays de venir, 
para no ser oluidado, 
no cessando ell escreuir: 
que su gloria es el mudarse, 
porque su seso es mouible ; 
muéuense para gozarsse , 
porque si f uesse possible , 
gozarien de lo impossible. 

Por no ser tan desonesta, 
siendo mucho castigada, 
vn ora ser mesurada , 
vn momento ser honesta, 
bien podrá alguna guardada ; 
mas si tiene la soltura 
que les da su presumpcion , 
no ay cordura ni mesura, 
saber, seso, ni razón 
que las haga entrar en son. 

Que las malas y mejores 
todas se quieren seruir, 
que no se pueden sufrir 
sin asidura de amores 
dos ó tres dias beuir: 
y las que veys más esquiuas 
al galán que queda ciego, 
con sus brauas llamas biuas 
no detienen mucho el ruego, 
porque se queman <le huego. 

Alguna con hermosura 
que nos haga padescer 
no podemos más hazer, 
mas sabed que más cordura 
á la ^ más más detener : 
porqu* en ganallas perdemos , 
y en perdellas nos 4 ganamos, 
pues si la vida queremos. 



B. C. />. aucyt. 2 D. dciidles. 3 C á lo. 4 B,CD. 



Digitized by LjOOQIC 



72 



CANCUmSBO GINKBAL 



catad que nos defendamos 
quanto más dellas podamos. 

La mejor, mejor, dexalla; 
la mala sin diferencia, 
porque si tienen clemencia, 
para tenella ni dalla 
no les abasta la ciencia : 
que si dan, es i>orque deys, 
y si tienen, por teneros; 
pues si ganalla quereys, 
galanes y caualleros, 
cata que quieren dineros. 

Todas andan entre nos 
con espejo para ver 
la cara de Lucifer 
y escondiendo la de Dios, 
porqu* es su natural ser: 
píntanse como retablo, 
dóranse como oropel , 
y el pintor qu' es el Diablo, 
desque ha pintado el papel , 
viendo á ellas, veys á él. 

La lega, la religiosa 
de mis denota aparencia, 
la digna de reuerencia, 
de calidad calorosa 
tienen aquesta dolencia: 
que nunca pueden estar 
sin físico que las cure, 
porque se quieren curar 
con ombre duro y que dure 
hasta que la vida apure. 

CABO. 

Aquel que más les aplaze 
luego le temen perder, 



y hazen bien de temer, 
pues su condición lo haze, 
qu' es oluidan^a sin ver: 
que mudando ell afición 
mil vezes en vn momento, 
allegan á conclusión 
con vno, con diez, con ciento, 
¡y oxallá < fuessen vn cuento! 

HA SALLIDO DE LA GLOSA, 

T DRSPÍDISV DE LA DAMA QUE LK MAlfDÓ 

OLOSAft LA CARCIOir , T MÜBSTRA CÓMO LO 

RIZO MÁS CON GANA DE OBBOBSCER, QIT 

COK INTENCIÓN DE PUBUCAR LA VERDAD. 

Veys aquí, dama hermosa, 
la canción que vos glosastes; 
no digo que la > trobastes, 
mas que hezistes la glosa, 
pues que vos me lo mandastes: 
c* os den la pena, señora, 
pues tenes la culpa della, 
y con vos la mal hechora 
tengan todas la querella 
y á mi déxenme sin ella. 



i B. C. D. oxalá f. 2 B, C. D. lo. 
TNA5 O. 5 Con esta palabra terminan 



858 
AQUÍ COMIENZAN 3 LAS OBRAS 

DE 

NICOLÁS NUÑEZ, 

Y ESTA PRnCERA ES VNA QUE HIZO Á 
VNA SEÑORA, EN QUE LE DA FORUA 
CÓMO EN ESTAS COPLAS, COMO EN 4 
ORAS, PUEDA REZAR 3, PORQUE VNA 
MUGER DE su CASA LO AUIA REBUELTO 
CON ELLA, Y DIZE : 

Estas oras rezareys 
vos, de quien nunca me libro, 

3 B, C, D. coHtBN9Aii. 4 B. C, D. c 
las demás ediciones. (N. del E,) 



Digitized by VjOOQIC 



DE H. OEX CASTILLO. 



73 



pues que tan bien las ' sabeys« 
mejor que las que teneys 
escritas en vuestro libro: 
en estas vereys pintadas 
mis quexas nunca quexadas, 
de vuestra causa venidas, 
que aunque tuuiesse mil vidas, 
deurian ser acabadas. 

Rezadas con tal concierto, 
pues que mi mal lo concierta, 
que quede mi fe despierta , 
que si el cuerpo queda muerto, 
ell alma no quede muerta: 
porque desta pena tal 
queda la vida mortal 
viendo el dolor tan sin medio >, 
que aunque viniesse el remedio, 
no podrie sanar el mal. 

OOMIENCAN LAS ORAS. 

A los Majrtines ressad 
los Salmos ^ de penitencia, 
en pago de mi verdad, 
porque vuestra crueldad 
satisfaga su conciencia: 
no rezeys más oración 
porque passe el cora<;on 
á mi pena dolorida , 
no viendo 's desgradescida, 
reciba consolación. 

Laudes 4. 

A Laudes rezad contino 
el Credo, porque creays 
que la vida que me days 
va, señora, de camino 



do nunca más la veays. 
De que ouierdes acabado, 
no se oluide mi cuydado, 
pues esta ley es guardada , 
que á quien no meresce nada , 
qu' es pecar dalle pecado. 

Prima. 

A Prima quando amanesce 
reza la Salue Regina, 
aquella c* os hizo digna 
del valer que más meresce 
y de mi mal disciplina: 
y rezada , os retrae 
á contemplar en mi fe, 
sin oyr nueuas consejas, 
que quien oye á malas viejas, 
nunca llora sin porqué. 

Tercia. 

Rezareys Missa mayor 
á Tercia, porqu' es la orden, 
haziendo mi mal menor, 
por que mi triste dolor 
no ordene más mi desorden : 
y con aqueste rezar 
podeys, señora, acabar 
mi pesar y mi tristeza, 
con tal que vuestra crueza 
no quiera perseuerar. 

La Missa. 

Hazed dezir por virtud , 
pues tantos males sostengo, 
en pago de ingratitud, 
vna Missa de salud 
para mí que no la tengo: 
y si fuere menester 



I B, C, D, lo. 9 C. miedo. 3 B. C. D. psalmos. 4 B.Cy D., omiten 
todos estos epígrafes hasu el Credo. (N. del K) 



Digitized by LjOOQIC 



74 

algo para eli ofrescer, 

ofiresced al sacerdote 

la crueza dell a^ote 

de vuestro desgradescer. 



Si acabada de dezir 
08 pidiere la pitanza, 
dalde < en pago mi morir , 
pues que * á mi triste beuir 
no queda más esperanza ; 
y porque le satisfaga 
la manzilla de mi llaga , 
dalde ^ en pago mi cuydado, 
qu' él yrá tan bien pagado 
que reniegue de la paga. 

La Confission. 

En la Confission dezí: 
Yo conozco que te erré 
en todo quanto hablé / 

después que ya conoscí 
la firmeza de tu fe: 
que pequé con el oyr 
oyendo de ti dezir 
males, sabiendo lo cierto, 
de cuya causa estás muerto 
y yo sin arrepentir. 

Los Quiros. 

Por vos y por mí reza 
los Quiros 4 por lo que dizen, 
porque males me atizen , 
que los bienes que me dan 
en mi desdicha desdizen : 
no porque os he visto dar 
otro bien sino penar 



CAJf OIONSBO miBRAt 



con que mi mal satiafiíga, 
pues quando es mala la paga, 
más valdría ' el no pagar. 

La Gloria. 

Quando dixerdes la Gloria, 
reza mi bien en mi pena, 
que aunque la tenga por buena, 
no s' oluida la memoria, 
que mi passion no es agena : 
porque aunque quiera fengir 
que por bien de lo sofrir 
es el dolor tan sin calma, 
que hiere dentro en ell alma 
lo que aquí puedo dezir. 

La Epístola. 

La Epístola rezará 
después de rezado esto, 
y estas palabras dirá: 
«La que mala vida da, 
la paga terna bien presto." 
Y aunque no ^ os merecido, 
verme más fauorescido 
no es mucho que lo hagays, 
porque nunca lo pidays, 
como yo, triste, lo pido. 

El Euangelio. 

El Euangelio direys 
de Dios , pues que fuestes digna 
d' alcanzar lo que quereys, 
aunqu' en el mismo vereys 
qu* es yr contra su doctrina. 
Porque la mucha humildad 



I />. dadle. 2 B,C.D. pues i m. 3 Z). dadle. 
3 B, C. D, V. no. p. 6 B. C. />. no 's he m. 



4 a. C D, Quinos. 



Digitized by VjOOQIC 



DB H. DBL OAtnLLO. 



nunca daña la bondad • 
antes cresce más su llama , 
que más mal suena la fimia 
de la mala voluntad. 

El Credo. 

Rezad el Credo romano, 
vos que touistes ventura, 
viendo qu' está en vuestra mano 
hazerme muerto de sano, 
darme plazer ó tristura : 
7 pues que todo consiste 
el bien ó mal que me viste 
en vuestra mano y poder, 
es razón de lo hazer 
por no hazerme tan triste. 

El Pro/acto K 

Y rezad con tal concierto 
quando oyerdes el Profach, 
pues que soys todo el palacio 
que al que víéredes > casi muerto 
no deys la vida despacio: 
y si viene el socorrer 
quando ya no es menester, 
la diligencia es perdida , 
porque se pierde la vida 
quando se pierde el plazer. 

Los Sanctus. 

Los Santos porqu' en el cielo 
cantan todos con ^ porfía, 
rezaldos, señora mia, 
en memoria que en el suelo 



soys mi pesar y alegría : 
porque queda mi penar 
viendo mi desesperar 
y el mal de que me fatigo, 
que aunque mil vezes lo digo, 
cien mil se debe quexar. 

Allal^ar. 

Aleando aquel bien do mora 
nuestra alegría sin par, 
dezf tres vezes , señora: 
«Yo maldigo aquella ora 
en que te hize pesar.» 
Y hiriend' * os en el pecho, 
dezí, pues pido derecho, 
las dos rodillas hincadas: 
«Yo maldigo las pisadas 
que he dado en darte despecho.» 

El Pater Noster. 

El Pater Noster direys, 
la mano ante la boca , 
porqu' en él os acordeys 
de la piedad muy poca 
que deste vuestro teneys : 
porque por allí salió 
la razón con ^ que murió 
mi verdadera alegría, 
pues dalle vida podria 
la que la muerte le dio. 

Los Agnus. 

En los Agnus no se oluide 
mi dolor que no sossiega, 



I Faltan estos epígrafes en las demás ediciones. (N, del EJ 3 B. C. D, vierdes. 
3 B, C. />. á p. 4 B. C. E ferid vos. Z>. Y feríd vos. 5 B. Z>. r. que m. 
C r. porque m. 



Digitized by LjOOQIC 



OANoioimo oxicnAL 



dando paz all alma ciega , 
aunque el remedio que pide 
mi desuentura lo niega : 
y si vos ' destc ruydo, 
muerto el cuerpo y no el sentido, 
yo sabré tan bien velar, - 
que aunque me quieran matar, 
me maten apercebido. 

E¡ Ite Missa. 

A Ite Missa *, silencio, 
tened vos á quien yo alabo, 
acordand' os que me ven^o. 
que si malo fué el comiendo, 
que no sea tal el cabo: 
porque os acordeys allí 
quánta alegría perdí 
de que cobré mi querella, 
y en ser vos la causa della, 
nunca más m' arrepentí. 

La Bendición. 

Si echare la Bendición 
el que la Missa cantare, 
en pago del galardón, 
guardad para mi passion 
la parte c' os alcan(;are : 
porqu' está tan fatigada 
y vos tan poco menguada 
de bendición y malicia , 
que mal paresce cobdicia 
do *8tá la gracia doblada. 

BUELUE Á LAS ORAS. 

Acabado de hazer 
esto por darme victoria , 
aunque no sepa qu* es gloria , 



bolueros eys á leer, 
señora, aquesta memoria: 
porque después de leyda, 
y mi pena conoscida, 
no 's detareys de culpar, 
porque no 'stá en el matar 
la victoria de la vida. 

A Sesta. 

Aquella oración de Dios 
rezad Sesta^ porque os priue, 
por aquel siaü et nos 
lo que quereys para vos, 
quered para quien os sirue: 
porque rezar la oración 
no aprouecha al que la baze, 
si en ella no satisfaze 
á quien tiene obligación. 

Nona, 

Rezareys rezando Nona 
las oras de los finados, 
aunque no ganays ^ corona, 
tener mi triste persona 
en cuenta de los passados: 
que dar pena por servicio 
en pago del beneficio, 
no 'stá en esto la bondad , 
que la mucha crueldad 
no es de los buenos officio. 

Bispras. 

Bísperas 4 podeys rezar 
el salmo ^ qu' es nuestra lumbre, 
porque este mismo os alumbre 
á dar vida y no matar, 
c' assí se gana la cumbre : 
que no es esfuer<;o vencer 



I B. D. Y si vo d. C E si yo d. 2 C Al Ite, 
4 B. C. D. A Bísperas 5 B. C, D, psalmo. 



3 B. C. D. ganeys. 



Digitized by LjOOQIC 



0B H. DBL CASTILLO. 



77 



al que quiere obedescer, 
sino al que no 'stá vencido, 
porque d' aqueste ruydo 
la ganancia es el perder. 

Cumpletas. 

Rezareys en las Cumpletas > 
la confession general, 
porque paresce muy mal 
ser las culpas muy secretas 
siendo > '1 caso criminal : 
y pues el daño es presente, 
no hecho por acídente, 
no se deue perdonar, 
porqu' el que quiere matar, 
sin matar mata la gente. 

La Oración, 

Aquella qu' es nuestro manto, 
que ^ nuestros males cobija, 
gloria del bien que aquí canto, 
hecha del Espíritu Santo, 
esposa del y su hija, 
rezareys con deuocion 
cuando oyéredes 4 la Oración, 
las rodillas en el suelo, 
porque venga mi consuelo 
do viene mi perdición. 

Y las Oras acabadas, 
rezadas como aquí digo, 
serán las culpas pagadas , 
que las entrañas dañadas 
hazen del sienio enemigo: 
no porqu' espero morder. 



aunque me vea perder 
á quien tengo por señora, 
que aunque mi mal empeora, 
lo tengo de obedescer. 

CABO. 

Y con esta ^ me despido, 
no por buscar otro puerto, 
mas porque del mal ruydo 
más vale sallir herido, 
señora, que tarde y muerto: 
porque d* aquestos enojos 
y pesares á manojos 
quedé con tal padescer, 
que nunca veré muger 
que no me cubra los ojos. 



859 

OTRA OBRA SUYA, 

respondiendo á mosen fenollar que 

le preguntó que qual era mejor; 

seruir i la donzella, 6 x la 

casada 6, ó a la beata, 6 a la 

monja; y dize assí. 

Señor, señor FenoUar, 
de todas gracias tesoro, 
ventura por más me honrrar 
en vn honrrado lugar 
me dio vuestros granos d' oro; 
en los quales vi pensado 7 
vna pregunta requiere , 
qu' el que mejor la 'ntendiere , 
quedará peor librado, 
y peor quien no la ^ viere. 



I B. C. Z>. Completas. 9 B, C. D, tiendo c. 3 B. C. D. quien. 
4 B. C. D, oycrdcs. 3 B. C. /). esto. 6 B. C D. c. ó A la vivda. 
7 B. C. D. pensando. 8 B. C. D. lo. 



Digitized by LjOOQIC 



7» 

En la qual quereys pedir 
por vuestros metros honrrados, 
que quál es mejor seguir 
par' adorar y seruir 
de todos estos estados. 
Digo que nadie dirá 
razón que quede sin falla , 
porqu' el que responderá, 
tal la respuesta dará , 
qual la pregunta lo halla. 

Porque toda ciencia junta 
no sabrá dar en el hito, 
assí quedará defunta , 
aunqu* es de vno la pregunta 
y de mil el sobre escrito: 
no la quisiera tomar 
para tomar cargo d' ella ; 
mas no me pude ^ escusar 
porque me pudo > mandar 
quien pudiera bien hazella. 

Las donzellas suelen dar 
más passion que recebir, 
y si alguna sabe amar, 
en galardón del penar 
da esperanza de morir: 
y pues de su condición 
se saca tan buena suerte « 
más vale en la conclusión 
el desseo de passion 
que no ^ sus obras la muerte. 

En la casada, señor, 
quereys enxemplo ponerme 
que su victoria es temor; 
el verdadero amador 
nunca tal peligro teme: 



CAlVCIOlfSBO GBNBBAL 



assí qu' el mal que i 
aunque á quien sábi 
no es éste el que not 
sino ver á la señora 
sierua de nuestro en 

No os quisiera ver 
en la biuda inconuii 
porque saben bien q 
y peco daño hazer 
los hijos ni los pariej 
assí que tengo pensac 
qu' el qu' es digno d* 
qu' es muy bien auei 
porqu' es pequeño el 
y muy grande la vid 

Victoria muy conoí 
es seruir á la beata , 
si no porqu* es homic 
porque con lo que da 
con esso mismo nos n 
y pues á nos es daños 
mucho más lo será á 
dexemos la religiosa , 
porqu' es yerro y grai 
tomar su muger á Dic 

CABO. 

Las monjas gran peí 
tienen, según lo qu' e 
sino fuesse por razón 
de la santa profession 
que tienen con Ihesu C 
y pues d' aqueste conci 
tanto mal se nos concia 
sigamos por lo más ciei 



t B.C puedo. D. 
4 B, C D» perficíon. 



pueda. a B. D, pueda. C puede. 3 



Digitized by LjOOQIC 



DB H. DEL CASTILLO. 



79 



qu' es huyr del cuerpo muerto 
por no ver ell alma muerta. 



86o 
COMIENCAN LAS OBRAS 

DE 

SORIA; 

Y KSTA PRIMERA ES VNA QUE HIZO 
Á SU AMIGA. 

Señora» pues no 's doleys, 
¿quéhazeys, 

pues sabejrs por clara muestra 
que no biuo á causa vuestra? 
Tan penado me teneys 
de tai pena, 

que la vida qu* es agena 
de plazer, 

para mf no puede ser 
sino buena. 

Gran remedio es el morir 
al beuir 

quando ya tiene la vida 
ell esperanza perdida , 
y ell esfuerzo en qué sofrir 
el dolor; 

quanto más qu' es el mayor 
mi tormento, 

pues las congoxas que siento 
son de amor. 

El triste mal que recibo 
es tan esquino, 
que no sé, ni saber puedo, 



en qué poder biuo quedo, 

pues no le tengo en qué biuo, 

si no es 

porque vos < que me tenes 

tan penado, 

me podes dar consolado, 

si querés. 

Yaunquemuestro^ esta esperanza, 
no me alcanza, 

pues yo ^ no puedo alcan^alla, 
mas sé que podes vos dalla, 
qu' es sombra 4 de confianza; 
y tanbien ^ sé 
que pues os falta la fe 
que me sobra, 
que nunca será tal obra, 
pues no fué. 

Muchos dias son passados 
tan penados, 

y nunca vn ora de gloria, 
qu' es perdida la memoria 
y ellos no ^ son oluidados; 
qu' ell acuerdo 
del dolor con que me pierdo 
nomeoluida, 
antes perderé la vida 
si soy cuerdo. 

Que aunque mi pena es mortal, 
no es tal 

que no 'sté tal bien en ella 
que m' escuse de querella 
y satis&gami mal; 
pues que peno 
por quien el morir es bueno 



I B. C. D. vos me t. 
muestn e. 3 B. C. D, 
6 C. c.iono. 



9 A E a. muestra e. C Y a. vuestra & /). Y a. 
p. ya. 4 B, C. A sobra. 5 B, C. D. también. 



Digitized by LjOOQIC 



8o 



OANdlONBÉO OftNBlUt 



y tan preciado, 

que soy bien auenturado 

siendo ageno. 

Ageno só, no só mió, 
pues me guio, 
perdida la libertad , 
por do va la voluntad, 
qu' es de la razón desuio: 
aunque por vos. 
tan preciosa os hizo Dios, 
qu' el afición 
es conuertida en razón 
y no son dos. 

No 1 son dos estos estremos , 
pues podemos 
con amar demasiado 
conuertirnos en lo amado 
sin qu' el primer ser mudemos; 
qu' el amor 

tiene tal fuerza y vigor 
do se enrrama , 
que conuierte en lo que ama 
ell > amador. 

FIN. 

Y pues claramente os muestro 
como vuestro 

que soy vos por mi querer, 
sin tener ningún poder 
de tomar otro siniestro, 
sólo os pido 

que pues só vuestro vencido, 
no querays 

tractarme como tractays 
con oluido. 



86i 



OTRAS SU^ 

X VNA SEÑORA QUE SE LI 

Concertados á porí 
vuestro nombre y vu 
han hecho, señora m 
passar mi vida tan pi 
qu' es oy el postrero 
y para cierta señal 
qu' ^s muy cierto lo < 
os quiero dar por test 
á vos, que causays el 
y á mi porqu' está co 

Vos sereys primera 
deste mal que me haz 
porque á vos no es co 
que matays á quien qi 
sin auer razón que os 
que con vuestra herm< 
y con vuestra crueldac 
herís tan sin piadad , 
que no aprouecha cord 
ante vuestra esquiuidat 

Yo seré de mi dolor 
testigo bien verdadero, 
y de vuestro desamor 
por cuyas causas yo mi 
no siendo merescedor: 
y aunque puede 3 auer 
de mi con justa razón , 
vos seres de mi intenci< 
testigo que m' aprouecii 
y mi 4 muerte en concli 



I En el Cancionero de i3ii están unidts estas dos estro&s. (Nota a 
2 B. C D, el a. 3 B, C. D, pueda. 4 B. C D, y mutrtey c 



Digitized by VjOOQIC 



DE H. DEL CASTILLO. 



8r 



Mas con todo, bien mirado 
lo que la razón concierta, 
no m' aueys muy agrauiado, 
aunque teneys medio muerta 
la vida , mas no el cuydado: 
que pues duele y nunca sana 
dolor que poco m' oluida , 
cosa es muy conoscida 
que por la muerte se gana 
lo que no puede la vida. 

FIN. 

Y tanbien por vos muriendo 
quedo biuo en tal memoria , 
que conosco que biuiendo 
no meresceré tal gloria , 
ni penando , ni siruiendo: 
mas si la razón os tracta, 
acordand' os mi sofrir, 
doleráos mi no beuir, 
que quien por amores mata, 
por amor ha de morir. 



862 



OTRAS SUYAS. 

Mi catiuo I pensamiento 
tan alto subió á bolar, 
qu' el más ciego entendimiento 
verá ser atreuimiento, 
si razón ay en amar: 
mas no es culpa, 
que la fuer<;a me desculpa 
que me hizo dessear. 

Yo biuia bien librado 
sin amar y sin passion , 



en mi mal escarmentado; 
salteó nueuo cuydado 
y perdióme el coraron 
de manera , 

que libertad no s* espera 
de tan amarga passion. 

Y aunqu' estoy catiuo * y preso 
en cárcel do no ay sallida , 

otro mal ay de más peso, 

que se va perdiendo el seso 

y mejorando la vida; 

y no en la pena, 

qu' en ella no ay cosa buena, 

pues qu' ell esperanza es yda. 

Porque mi ventura es tal , 
que por doblar mi querella , 
siendo la vida mortal, 
porque no se acabe el mal , 
no quiero dar cabo della ; 
porque quiere 
que biuiendo desespere 
de la vida y de perdella. 

Y pues que ya ell esperan<;a 
de toda parte es perdida, 

qu' el morir haze tardanza , 
y no tengo confianza 
del remedio de la vida, 
¿á qué aguardo, 
qu' en tales estremos ardo 
que no sé quál dellos pida? 

FIN. 

Preguntarme 's cómo biuo, 
si mi mal es qual os cuento, 
mas yo qu' el daño recibo, 
sé bien qu' el dolor qu' escriño 



I B, C. A aptíuo. 3 A C />. captiuo. 



6» 



Digitized by LjOOQIC 



82 CANCIONERO OKNERAL 

no es sombra de lo que siento; 
y no muero, 

y más porque morir quiero, 
que por falta de tormento. 



863 



OTRA SUYA 

Á VNA PARTIDA » QUE HIZO DE DO 
QUEDAUA SU AMIGA. 

Mi alma con vos quedó, 
qu' el cuerpo fué ell apartado, 
y pues sin alma partió, 
claro está partirme yo 
sin vida desconsolado: 
sin vida para morir, 
mas no para fenescer, 
porque tal es mi beuir, 
que me haze amor sentir 
dos contrarios en vn ser. 

Quán contrarias cosas son 
estar sin vida y no muerto, 
siéntelas mi coraron, 
mas no alcanza la razón 
á saber por qué concierto: 
qué concierto puede ser 
sino no lo escudriñar, 
qu' en la fe de mi querer 
mil cosas s' an de creer 
que no se pueden pensar. 

FIN. 

Y con esta fe c' os cuento 
c' á mí sobra y á vos falta, 
lo qu* en vuestra aussencia siento, 



no s' atreue el pensamiento 
hablar en cosa tan alta: 
mas aueslo de creer, 
que no se puede escriuir, 
ni s* espera gradescer >, 
porqu* echa el mal en crescer 
lo que me quita ^ en beuir. 



864 
ESPARSA SUYA 

A VN AMIGO SUYO. 

Clara está mi desuentura, 
mi descanso está encubierto \ 
ell esperanza está escura, 
no duerme ell alma segura 
donde está ell amor despierto: 
pues remediad el dolor 
desta carne qu* está enferma, 
con tal remedio, señor, 
qu' ell alma cuytada duerma 
sin peligro dell amor. 



865 
OTRAS SUYAS 

Á VNA SEÑORA , LA QUAL POR DKÜOCIOS 
DAUA BUELTAS AL DERREDOR 
DE VNA YGLESIA. 

Bueltas de todo plazer, 
embueltas en afición , 
di bueltas al coraron , 
rebueltas en padescer; 
y á ^ cada passo que daua 



I B. a /).. no añaden más. (N, del E.) 2 D, agradecer. 3 B.CD. 
el b. 4 B. a D. cubierto. S B. C. é cada p. D. y cada p. 



Digitized by VjOOQIC 



DB H. DEL CASTILLO* 



83 



m' emboluia y anudaua ' 
en pena tan desigual , 
que m' espanto qu* este mal 
al punto no me mataua. 

Y las que vos ofrecistes 
fueron tan bien > á mi vida 
vna pena dolorida 
qu' en sólo veros me distes; 
assf que todas las bueltas 
yuan bueltas y rebueltas 
en congozas para mí, 
y de suerte me prendí, 
que nunca laa veré sueltas. 



866 
ESPARSA SUYA 

EL día DC la MADALBNA. 

Si la Madalena es guia 
de los bien enamorados, 
guía Ueuan mis cuydados 
para ser bien empleados 
de vuestra parte y la mia : 
de la vuestra ya es la muestra 
vuestro gran merescimiento, 
de la mia mi tormento, 
pues nasció por causa vuestra. 



867 
OTRA OBRA SUYA, 

HECHA Á LA FORTUNA. 

En tu nombre nos declaras 
¡ó muy mudable fortuna! 



que te precias de dos caras , 
las quales vendes bien caras 
á quien te contempla d' una : 
y la culpa d* este engaño 
no es en tí, aunqu' en ti sobra, 
pues antes que venga ^ el daño 
nos muestras el desengaño 
en el nombre y en la obra. 

En 4 tu nombre ya paresces, 
pues fortuna t' as nombrado, 
qu' en vn ser no permanesces, 
y múdastes tantas vezes , 
qu' es cuento demasiado: 
y no tienbs más firmeza 
en lo bazo qu' en lo alto, 
por do das auinenteasa 
para conoscer la pief a , 
si el saber no queda falto. 

Y pues de tu natural 
obras las obras que obras, 
desculpa tienes igual 

contra quien quiera que á mal 
quiere juzgar tus f o^obras : 
antes es tal conclusión, 
verdadera y no mudable, 
qu' en mudar tu condición , 
aunque vses de razón, 
quedas por inrazonable. 

Y pues que tan claro queda 
que tu firmeza es mudarte , 
aunque des buelta á la rueda, 
ninguno será que pueda 

con palabras injuriarte : 
que si dieres beneficio 
y le quisieres mudar, 
pues que vsas de tu officio. 



I B» C. D. añiidaua. 3 B.QD» también. 3 B. D, vean. 4 D, Y t it 



Digitized by LjOOQIC 



ninguno será que indicio 
halle para te culpar. 

CABO. 

Assf que queda sabido 
desta obra mal trobada , 
que quien fuere proveydo, 
lo que á otros ha dolido 
no le podrá doler nada : 
que ni son bienes ni males 
lo que la fortuna ordena , 
antes son obras yguales 
si son auidas por tales, 
y si por pena son pena. 



CANCTONEBO GBNB8AL 



868 



OTRAS SUYAS 

A VN AMIGO SUYO QUE LE PREGUNTÓ 
QU£ PASSION TENIA. 

La causa de mi passion 
negárosla, cauallero, 
parésceme indiscreción , 
porque la consolación 
de vuestra mano la *spero: 
porque del mal que yo muero, 
si vos no me days consuelo, 
que á todo U < mundo le days , 
si vos no me remediáis, 
de beuir tal vida apelo. 

FIN. 

Sabed que son mis dolores , 
(remediad, pues soys discreto) 



los > que más matan d' amores, 
y quanto son más mayores, 
más están en mi secreto: 
porque el gran merescimiento 
de la dama que no cuento, 
(aquí concluyo y perdone) 
en más silencio me pone 
quando mayor pena siento. 



869 
OTRAS SUYAS 

Á VNA SEÑORA. 

Dama sin comparación 
donde '1 saber resplandesce, 
ymágen de perfection ' 
donde puso la razón 
lo que assí le pertenesce: 
graciosa lo qu' es posible, 
manífíca sin sospecha, 
ya es mi pena tan terrible, 
que beuir es impossible , 
y aunque biua no aprouecha. 

Y pues soys vos principal 
ocasión de mi tormento, 
amor 4, causa de mi mal, 
porque os pague en otra tal, 
consolad mi pensamiento: 
y porque mejor sepays 
qué 's la fe de mi cuydado, 
no quiero que me hagays 
más merced que conozcays 
que biuo por vos penado. 



I B. C. D. q. á todo el m. lo d. 
4 C. a. qu' es c 



3 B. C. Z). lo. 3 B. C. D. pcr6cion. 



Digitized by LjOOQIC 



DB B. DEL CASTItLO. 



85 



870 

OTRAS SUYAS. 

Dama cuya perfection ' 
de lo más perfecto es muestra, 
el mal de mi coraron 
no terna comparación , 
pues nasció por causa vuestra : 
que vuestro merescimiento 
que á todo merescer sobra, 
da claro conoscimiento, 
pues soys causa del tormento, 
qué tal deue ser la obra. 

Mi triste dolor mortal, 
pues vos soys la causa d* él , 
causa que causa mi mal, 
no deue tener igual 
ni quiero beuir sin él: 
que assi como la razón 
me combida á padescer, 
assí estimo mi passion 
por precio del galardón 
que yo puedo merescer. 

Mi contentamiento nasce 
de contemplar lo que veo, 
que mi muerte á vos no plaze, 
mas vuestra bondad os haze 
que muera con mi desseo: 
no matays > de crueldad, 
porqu' es de virtud agena, 
mas guardays vuestra bondad 
que haze mi voluntad 
ser contento de mi pena. 



FIN. 

Todo quanto en vos paresce, 
cada parte y todo junto, 
por justa razón meresce 
que cosa no *s desfallesce . 
pues que no 's fallesce punto: 
que matays ^ á quien quereys , 
assí como me matays, 
pues sabed lo que sabeys, 
que con la razón venceys 
y con la bondad pagays. 

871 

OTRAS SUYAS. 

A contemplar vuestro gesto 
todos venimos forjados, 
y luego junto con esto, 
el engaño manifiesto 
se halla 4 á passos contados : 
que de la contemplación 
ha de nascer la passion, 
y vos soys de tal manera , 
que quien más merced espera 
halla menos compassion. 

El no sabio y el que sabe 
todos saben este auiso, 
mas la gracia qu' en vos cabe 
danos muerte tan suaue 
que lo passamos en riso: 
mas tal dissimulacion 
presto será essecucion 
de la más cruel sentencia , 
porque tan graue dolencia 
no tiene consolación. 



t B. C />. perficion. 
h. pasos. 



2 B. D. mateys. 3 B. C. D. mateys. 4 B. D, s. 



Digitized by LjOOQIC 



86 



CANoiomno obnbbai. 



ESPARSA SUYA. 

Con mi rauiosa passion 
os quiero dar vn consejo 
de mucha contemplación, 
tomalde ' con deuocion 
para vos, luziente espejo; 
pues á mí, que tanto os quiero 
con amor muy verdadero, 
me tenes tan oluidado, 
no tomeys » nueuo cuy dado 1 
no murays de lo que muero, 



873 
OTRA SUYA. 

No 's alabo porque sobra 
lo que soys á lo que siento, 
que querer comen<;ar obra 
do no alcanza el pensamiento, 
pérdida es que no se cobra: 
y pues de quedar confuso 
no s* escusa si os alabo , 
alábeos quien os compuso, 
que sabed que. yo no vso 
dar comien<^ do no ay cabo. 



874 
OTRAS SUYAS 

PORQUE VNA SEÑORA LE PIDIÓ VN 

DECHADO, V ÉL GELO ^ EMBIA CON 

ESTAS COPLAS. 

Van las muestras por mostraros 
después que van á seruiros. 



quánto me pena encobriros 

mi catino ^ desseaios • 

y el temor ^ qu c de deziros 

mi passion , 

porque nunca de razón 

quereys comigo vestiros. 

Muchos dias ha, señora, 
como bien cierto sabreys ^, 
que por vuestro me teneys , 
mas no que punto de vn ora 
de plaier dado m' aueys; 
por lo qual 

nunca osé mostrar mi mal, 
aunque mostraua quién es. 

Agora las muestras tristes, 
sacadas d' aquel dechado 
donde vos teneys labrado 
pena y pensamientos tristes, 
congoxas d' enamorado, 
os dirán 

las penas que amores dan, 
lo medio dello contado. 

HABLAN LAS MUESTRAS CON U 
SEÑORA. 

Señora, de do venimos 
la verdad os contaremos , 
sin que sólo vn punto erremos 
de quantos males le vimos, 
por que bien lo conoscemos; 
y sabido, 

ved que su fe y vuestro oluido 
le mataron dos estremos. 

Él os quiere y él os 7 ama, 
vos soys quien lo desamays, 



I /). tomadle, 3 D. temeys. 3 />. bblocmbió. 4 B,C,D. capóuo. 
5 B. C D. temor de d. ó B. C, D, sabcyi, 7 B, D. vos. 



Digitized by VjOOQIC 



¿1 á do quiera qu' estays 
con mil sospiros os llama: 
¡gloria mia que penays 
mi beuir, 

bazed cierto mí morir! 
¡o muerte, porqué tardays! 

FIN. 



DB H. D8L CASTILLO. 87 

la palma por castidad , 
porqu' en vos sola s' esmera: 
y vn fénix que solo fué 
como ^ vuestra Alteza en todo, 
con la canción deste modo : 
Reyna de mi alta c 3. 
y el refrán que Allá van leyes 
donde las mandan los reyes. 



Todos juntos estos males , 
estas penas y passion 
que tienen su coraron 
como huegos infernales 
y su vida en condición, 
le dan vida, 

pensando que soys seruida 
deteniendo '1 galardón. 



875 
COMIENCAN LAS OBRAS 



PINAR, 

Y ESTA PRIMERA ES VN JUEGO TROBADO 
QUE HIZO A LA RKYNA DOÑA ISABSL >, 
CON EL QUAL SE PUEDE JUGAR COMO CON 
DADOS Ó NAYPBS, Y CON ÉL SE PUEDE 
GANAR Ó PERDER Y ECHAR ENCUENTRO 
Ó AZAR, Y HAZER PARES. LAS COPLAS 
SON LOS NAYPBS, Y LAS CUATRO COSAS 
QUE VAN EN CADA VNA DELLAS HAN 
DE SER LAS SUERTES. 

LA COPLA DE SU ALTEZA DIZE 

Tome vuestra Magestad 
primero, como primera, 



DIZE LA DEL PRÍNCIPE. 

Vuestra Alteza ha de tomar, 
Príncipe, Rey y Señor, 
tres coronas á la par, 
qu' es señal d' Emperador; 
y por árbol la Justicia , 
por aue la Caridad , 
por canción la Humildad , 
qu' es cantar de auer cobdicia; 
y el refrán: En cosa alguna, 
pensar muchas y ha^er vna. 

LA DE LA PRINCESA 

DE PORTOGAL \ 

Tome vuestra realeza 5, 
Princesa, Señora y tal, 
por árbol nueua ñrmeza 
de su propio natural ; 
y después tome vn moral 
y vn cisne que esté con él 
cantando con boz ygual : 
Donde amor hiere cruel; 
y el refrán más apropiado: 
Porfia mata venado. 

DEL ARCHIDUQUESA. 

Tome con gran señoría 
vuestra Alteza vn narangal ^^ 



I DOÑA ISABEL Y LAS INFANTAS T DAMAS. Las dcRias edicíoncs suprimen el resto del 
cncabcamicnto.fiV. </«/ £.j a B. C.Z). con. 3 B7QD,^C. 4 5. C. Z>. Por- 
tugal. 3 C. realteza. 6 B, C. D. naranjal. 



Digitized by LjOOQIC 



CANCIONE&O GENERAL 



y el aue que se le embia 
ha de ser gar<;a real ; 
y después mande notar 
á quien dello no s' ebquiue 
la canción que es de cantar: 
Donde amor su nombre escriue: 
y el refrán: Por mejoría ^ 
que mi casa dexaría. 

DE LA INFANTA DOÑA MARIa. 

Tomará la gran señora, 
Infanta segunda qu* es , 
por árbol vn robre agora , 
y el aue sabrá después, 
que ha de ser vn gauilan; 
y el cantar á bozes llenas, 
que ha d' ir á tierras agenas 
donde la coronarán; 
y el refrán que Quien se muda, 
las más veces Dios le ayuda. 

DE LA INFANTA DOÑA CATALINA. 

Tomará su señoría 
de la Infanta postrera 
vn árbol que s* ofrescia 
d* entre todos, oliuera; 
y ell aue será un neblí, 
porqu' es aue de gran buelo, 
cantando con boz al cielo: 
Pues partiendo despedí: 
y el refrán que Poco apoco 
di^en que se hila el copo. 



COMIENgAN 

LAS DE LAS DAMAS; Y ÉSTA ES LA DE 
LA DAMA QUE SIRUE EL PRÍNCIPE. 

Vos la dama que teneys 
nueua discreción y vfana, 



vn ^erezo tomareys , 
porqu' es fruta más 1 
y por aue vn girifalt 
y el cantar: Yo, tnai 
que s* asienta como < 
visto lo que Dios os 
y el refrán por más e 
Quien d buen árbol • 

DE OTRA DA 

Tomará quando qi 
vuestra merced vn es 
con qu' ell alma de c< 
comporte quanto vini 
y ell aue será ^ vn Siq 
con una canción garrí 
muy discreta y muy s 
Dom^ella por cuyo a\ 
y el refrán por más ay 
Con aguja sale espím 

DE OTRA SEÑO 

Vos, dama muy prii 
porqu' es fruta que se 
tomareys luego vn per 
y por aue vn abularda 
y la canción dirá así, 
suauemente cantando: 
¡Desconsolado de mi! 
¡ quién puede beuir pen 
Y el refrán es que Qui 
todos sus males espam 

DE OTR\ DAMA 

Dama de gentil niuel 
tomad en principio y fi 
vn pimento 4 que con él 
vaya puesto vn francolii 
y la canción que dirés, 



1 B, /).— D. le d. C. vos. 2 C sea. 3 B. D, vna butarda. 4 C 



Digitized by VjOOQIC 



DB U, D&L CASTTLTX). 

hecha con passion agena , 

es aquella que sabes : 

Do sufren seruifos », pena; 

y el refrán que iV' os deys > nada 

á moro muerto dar lanzada. 



89 



DE OTRiV DAMA. 

Vos la dama á quien s' inclina 
la beldad que á todos plaze , 
tomareys vna sauina 
por árbol , si os satisface ; 
y ell aue que aueys d' auer 
quiero que sea vn sisón ; 
y cantares por canción : 
Ell amor quiero vencer: 
y el refrán que desatina : 
Todo ^ blanco no es harina. 

DE OTRA SEÑORA. 

Vos la dama ennoblescida , 
tomad vn albercoquero 4 
con que biua vuestra vida 
contenta, qu' es lo primero; 
y por aue vn solitario, 
qu' es aue con quien peleo; 
y el cantar es necessario: 
¿Dónde estás que no te veo? 
y el refrán, si vos querés: 
Casares jr amansares. 

DE OTRA DAMA. 

Vos tomares vn ciprés , 
dama de seruicios digna, 
y será la golondrina 
ell aue que tomares : 
y porque haga mención 
de lo que aueys de cantar, 



y ha de ser sin dilatar; 
Ved qudn fuera de rajón; 
y el refrán que se os presenta, 
que La letra con sangre entra. 

DE OTRA DAMA. 



Vos tomad vn arrayhan 
por las virtudes que tiene, 
que dezillas no conuiene 
donde sabidas ^ están; 
y 6 vn ruyseñor c' os despierte 
en el más dul9e dormir, 
cantando por vuestra suerte: 
Tan dsperas de sofrir; 
y el refrán que Quien no miente 
no viene de buena gente. 

DE OTRA DAMA. 

Vos tomad vn limonero, 
porque tiene fuerte agrura , 
aunque no tanta, ni quiero, 
quanto el mal trae amargura; 
y por aue un palomino 
de los saluajes que son, 
cantando siempre contino: 
Nunca pudo la passion; 
y el refrán: Passar cochura, 
que di jen, por hermosura. 

DE OTRA DAMA. 

Un álamo todo seco , 
señora , deués tomar, 
la rayz y todo hueco, 
en que os podays 7 assentar: 



I B. D. seruios. C seruicios. 2 B. C. Z>. days. 
el b. 4 B. C, D, albarcoquero. 3 B. D. sabidas no e. 
7 B, C D. podcys. 



3 B. a D. Todo 
6 B. D. y á vn r. 



Digitized by LjOOQIC 



90 CINCIONBBO OBNBHAL 

y ell aue la tortolüU, • 
desque biue con dolor ; 
y el cantar por más manziUa: 
Nunca fué pena mayor: 
y el refrán que Por do vas, 
como vieres, assíhaj. 



DE OTRA DAMA. 

Vos tomad vn membrillar, 
porque soys dama discreta, 
pues la carne más perfeta 
se haze d' aquel lugar; 
y ell aue será vn pauon . 
haziendo siempre la rueda» 
cantando con lindo son 
la canción de Biue leda; 
y el refrán que Don Ximeno 
por su mal vée el ageno. 

DE OTRA DAMA. 

Tened delante los ojos 
vna retama con vos, 
mudando siempre d* antojos , 
dando mil quexas á Dios ; 
y vn papagayo con ella , 
mirándose en derredor, 
cantando desta querella: 
No se sufre tal dolor; 
y el refrán dirá con quexos : 
Poco apoco van d léxos. 

DE OTRA DAMA. 

Vos tomad vn auellano, 
porqu' es fruta seca y sana, 
y ell aue será vn milano 
quando más huele de gana ; 
y cantad esta canción 
con la hoz fauorescida : 



Dicha de buen carofon, 
esperanza entristescida; 
y el refiran: De luengas vías 
di3(en que luengas mentiras. 



DE OTRA DAMA. 

Porque no 's Uamés á engaño, 
de los árboles que son 
tomares, dama, vn castaño, 
con ell aue y la canción , 
y será vn esmerejón; 
y después la qu' e nombrado, 
hecha con preso cuydado; 
La que tengo no es passion; 
y después dirá el refrán: 
Que quien bien quiere d Beltran... 

DE OTRA SEÑORA. 

Ell árbol que yo 's daré 
ha de ser vn pino verde, 
porque siempre se os acuerde 
ell auec'osdezaré, 
tal que por vuestra ventura 
vn pelícano será, 
que plañendo cantará : 
Pues con sobra de tristura; 
y el refrán: Passo solía 
por otra nueua porfía. 

D6 OTRA DAMA. 

La dama á quien le cabrá 
vn laurel florido y fuerte , 
ha de auer tan buena suerte , 
que contenta beuirá ; 
con vn águila caudal , 
qu' es de las aues mayor , 
y el cantar con buen tenor : 
Pues que Dios te hi^o tal; 
y el refrán que Muchas veces 
es mas el rujrdo que las nueces. 



Digitized by VjOOQIC 



DE H. DEL CASTILLO. 



9Í 



DE OTRA SEÑORA. 

Vos tomareys vn ciruelo > , 
dama de mucha verdad , 
y ell a^e será vn mochuelo , 
recebf la vduntad : 
y porque nueua passion 
no 's aquexe con tristura, 
cantares esta canción : 
Gentil dama, sed segura; 
y el refrán : Romero hito 
di^en que saca f ático. 

DE OTRA DAMA.. 

Vos tomad vna noguera 
de las que más fruto dan , 
pensatiua ó como quiera , 
de las ansias que vernán : 
y vn tordo qu' esté con vos 
porque os tenga compañía , 
cantando siempre los dos: 
Harto de tanta porfía; 
y el refrán que « Quien s' acuerda^ 
ladre Uperroy no me muerda. 

DE OTRA 3. 

Vos tomareys vn granado, 
porqu' es fruta 4 de salud , 
que lo dan por su virtud 
al flaco y all esforzado ; 
y por aue vn gorrión, 
que huye de no morir, 
y cantares por canción : 
Para yo poder biuir ; 
y el refrán : Después de muerto^ 
ni viña quiero, ni huerto. 



DE OTRA DAMA. 

Vos tomares vn serual , 
dama de gran entender, 
y ell aue será vn corral 5 , 
porqu' es aue de comer; 
y pues que tenes la fama 
de perfeta discreción , 
cantareys vos, linda dama: 
Dan los ojos temptacion; 
y el refrán que : Quien bien ata, 
cierto es que bien desata. 

DE OTRA SEÑORA. 

Vuestra merced tomará 
vn olmo verde y poblado, 
con vn cueruo que será 
memoria del mal passado; 
y porque lo por venir 
ha de ser plazer doblado , 
cantares con el sufrir : 
Al dolor de mi cuy dado; 
y el refrán; Pidió goloso, 
dijen, para el desseoso. 

DE OTRA «. 

Vuestra merced tomaria 7 
vn gentil árbol d* eneldo , 
que aunque no querays, quereldo 
por la sabor que tenia ^: 
y vn buho que siempre va 
más de noche que de dia > 
con la canción que dirá: 
Mi vista Vos contaría; 
y el refrán en su lugar : 
Cantar mal y porfiar. 



t B. D. Y vos t. V. cieruo. s B. C, D, que A q. IB, C. D. D. o. señora. 
4 C. fruto. 3 B, C. Z>. zorzal. 6 B. C. D. d. o. dama. 7 B, C. D. to- 
mará. 8 B. C. D, tema. 



Digitized by LjOOQIC 



9? 



CANCIONBBO GSNmUL 



DE OTRA SEÑORA. 

Un alerze os he buscado, 
tomalde sin sobresalto, 
con vn bruytre > denodado 
que huele por lo más alto; 
con vna canción estraña, 
hecha d' un Rey en leñante , 
que dixo con nueua maña : 
5/ nofuesse tan aliante; 
y el refrán dize y responde: 
Lo que la vejej cohonde. 

DE OTRA DAMA. 

Vos tomad, que n' os espante, 
vn salze > qu' es verde y tal , 
que ni haze bien, ni mal , 
con vna perdiz que cante: 
y vuestra merced después 
cantará con gran reposo 
con altas bozes á tres : 
De vos y de mí quexoso; 
y el refrán quiero que vaya: 
Jura mala en piedra coya ^. 

DE OTRA 4. 

Gentil dama sin porfía, 
vn azeuo esperareys 5, 
y ell aue quando jugueys, 
engaña-pastor seria; 
y porque sintays quamañas ^ 
son las ansias dell amor, 
cantareys muy sin temor: 
Ell amor ha tales mañas; 
y el refrán con xaque dende: 
Quien no asegura no prende. 



DE OTRA SEÑORA. 

Vos tomad vna higuera, 
gentil dama , qu* essa os dan ; 
y pues bolays la ribera, 
sea ell aue vn alcotán; 
y pues que soys la más bella • 
sed en algo piadosa : 
la canción va temerosa : 
Si en deciros mi querella; 
y el refrán: Garrida dama, 
responde á quien no te llama. 

DE OTRA SEÑORA 7. 

Tomad vos, dama preciosa, 
vn árbol de ^ parayso, 
pues que á Dios le plugo y quiso 
que fuéssedes tan hermosa; 
y vn faysan os dó por aue : 
la canción con gran tristura 
porque os haga más 9 suaue: 
Presente pido ventura; 
que direys á quien vos ame« 
que Buey suelto bien se lame. 

DE OTRA SEÑORA. 

Dama, tomad vn camueso, 
y por aue vn auion . 
aunque muy livianos son 
para tan garrido seso; 
y será vuestra canción , 
dicha con boz lastimera : 
Pues no hallo compassion , 
mi vida se desespera; 
y el refrán que á vos conuiene: 
dezir: Beatus quien tiene. 



I B. D. buytre. C. bueytre. a B. C D, sauze. 3 B. D. cayga. 
4 B. C. />. DB o. SEÑORA. 5 B, C. /). tomareys. 6 3. C. D, quan mañas. 
7 B,C.D, DAMA. 8 B.C.D, del. 9 B, D. bien. 



Digitized by LjOOQIC 



DE OTRA DAMA. 

A vos , perfeta muger, 
vn almendro se os presenta , 
porqu^ en vos sola s' assienta 
gracia, beldad y saber; 
y por auc vn aguilocho: 
la canción que se os embia : 
Por demás es la porfía; 
quien ai piensa, será tocho; 
y el refrán: Quien más os ladre 
es llamar al Rey compadre. 

DE OTRA DAMA. 

Dama de gracias complida ', 
tomad por árbol vn prisco, 
porque todas abarrisco * 
os tienen por muy sabida ; 
por aue vn aue-ramia ; 
la canción que digo en veros: 
Tened mi fe por quereros, 
mas mi dicha lo desuta; 
y el refrán que yo más sé : 
Pensé cantar, X lloré. 

DE OTRA^ 

Vos tomad , señora , vn texo, 
por aue la cugujada 4, 
porque nunca se os da ^ nada 
de ningún ruego ni quexo; 
y pues Ueuays de boleo 
quantos en la corte son, 
es muy justa la canción: 
En tal peligro me veo; 



DR H. DEL CASTILLO. 93 

y el refrán: Qu' está *n las salas? 
Cerei^asy hadas malas. 



DE OTRA SEÑORA^. 

A VOS , dama , se os publique 
que la dicha os da vn rosal, 
qu' es de todos como enrrique, 
entre blancas vn real; 
y ell aue será vn doral, 
y vn romange verdadero, 
de dolor muy desigual : 
Gritando va el cauallero; 
y el refrán de los antigos 7: 
Que muchos son los amigos, 

DE OTRA DAMA. 

Pues vuestra merced meresce 
mayor bien que puedo daros , 
vn man<^ano se os ofresce; 
y ell aue quiero nombraros, 
c' a de ser vn anadón, 
tomado por su figura , 
cantando por galardón : 
Maldita seas ^ ventura; 
y el refrán sin poner dubda : 
Mal 9 vale quien Dios ayuda. 

DE OTRA DAMA. 

No quedes vos, noble dama, 
con quien no se pierde surco, 
sin vn árbol que se llama 
d' entre todos el saúco; 
una codorniz d' ogaño, 
tierna y tal que debe ser, 



I C. D, cumplida. 2 B. D. á barrisco. 3 B. C, D di o. dama. 
4 C cogujada. 5 B.C.,D. dé. 6 B.C.D. db o. dama. 7 B. C, D, anti- 
guos. 8 C. sea. 9 B, C. />. Mds. 



Digitized by LjOOQIC 



94 



CANOIONBRO GBNSEAt 



cantando con gran plazer: 
Dígasme tú, el hermitaño; 
y el refrán Deués mirar 
que por macho madrugar.., . 

DE OTRA SEÑORA ». 

Un fresno, dama • os presento 
con una grúa crescida, 
y entre tanto el pensamiento 
piensa en que seres seruida: 
y el romance que aquí os dan 
es aquel c' aueys oydo, 
mucho triste y dolorido: 
Mal se quexa Don Tristan; 
y el refrán dicho por nombre: 
Que á las veces lleua el ombre, 

DE OTRA DAMA. 

Aunque passa como sueño 
el hablar y el festejar, 
vos tomares vn cermeño, 
porque no hallo c' os dar; 
con vna cigüeña grande, 
y vn romance por canción, 
que publica la passion 
de la muerte d' > Alixandre; 
y el refrán: Al qu* es de vida, 
ell agua /' es mele^ina, 

DE OTRA SEÑORA •\ 

Vos tomad un duraznero, 
señora, que Dios os guarde, 
con vn páxaro ligero 
que buela de tarde en tarde ; 
y el vencejo c' os ha dado 
vuestra dicha que responde, 
que canteys de vuestro grado: 
Pésame de vos, el Conde; 



y el reñran: Hilónos 
X marauilldmonas m 

DE 4 OTRA 

Vos tomad , dama s 
vna enzina c' os conti 
porque viene tiempo 
que su buego nos cali 
y ell aue vn alcarauai 
y vn romance entrist< 
qu' es el de la Rejma 
donde sus llantos está 
y el refrán que ya sab 
Mal de muchos gofO 

DE 5 OTRA SEÑ< 

Vos tomares vna ha 
con un sacre, y no m 
señora, tan concertad 
qu' en bolar nunca de 
y el cantar con gran d 
vn romance, aunqu' e 
que por mi passion lo 
Rosa fresca jr con an 
y el refrán: De cuenta 
siempre vi barajas m 

DE OTRA DAM 

T HAZE FIN. 

Vuestra merced no i 
por árbol el del brasil, 
con que después no se 
que le cupo el mal sol 
y por aue vna pica^, 
y vn romance de doloi 
qu' en passion se despt 
Venida venid amadon 



I B, C, D. D. o. DAMA. 
4 B, C, D, MÁS D. o, DAMA. 



2 B. C /). de A. 3 B. C. D. 

5 B. C. D, MÁS D. o. DAMA. 6 Q 



Digitized by VjOOQIC 



DB H. DKL CASTILLO. 



95 



y el refrán c* á muchos quema: 
Cada loco con su tema. 



876 
CANCIÓN 

DE 

DON JORGE. 

Con dolorido cuydado, 
desgrado, pena y dolor, 
parto yo, triste amador, 
d' amores desamparado, 
d' amores, que no d' amor. 

Y el cora<;on enemigo 
de lo que mi vida quiere , 
ni halla vida , ni muere ', 
ni queda, ni va comigo: 
sin ventura, desdichado, 
sin consuelo, sin fisiuor, 
parto yo, triste amador, 
d' amores desamparado, 
de amores, que no d' amor. 



877 
GLOSA 

DEL * 

DICHO PINAR. 

Quando vos, ell alma mia, 
prendistes mi cora^n , 
con el bien que yo 's quería, 
yo pensé que soldaría 
vuestra fe con mi passion; 
mas si cantara riberos 
de que yo 's oue mirado , 
no temiera de perderos. 



ni biuiera por quereros 
con dolorido cuydado. 

Mas en ver la vista buena ^ 
de vuestra lindeza tal , 
y voluntad que lo ordena , 
con lo que más me condena 
es el bien de vuestro mal; 
con el qual biuo contento, 
aunque lleno de temor; 
de temor, porque yo siento 
que tengo en mi pensamiento 
desgrado, pena y dolor. 

El desgrado porque biuo, 
la pena , no sé porqué; 
el dolor crttel, esquiuo, 
es por hazerme catino ^ 
de quien no quiso mi fe; 
mas porque no fué subida 
al toque de su valor, 
con la esperanza perdida, 
muy partido de la vida, 
parto yo , triste amador. 

Y en verme que me partía 
mi alma partió de mí, 
pensando c' á donde yria 
nunca más, triste, vería 
á quien yo tanto me di ; 
y aunque yo no me quexaua 
del partir desesperado , 
en secreto sospiraua 
por quien, triste, m' embiaua 
d' amores desamparado. 

Por do hallo ser doblados 
los males de mi dolencia, 
pues por casos desastrados, 



t B. A mi muerte, 2 B, C, D, o. m nuAt. 3 B. aptiuo. 



Digitized by LjOOQIC 



96 

d' algunos viejos pecados 
hago nueua penitencia ; 
y á la fin las cosas mías 
van de mal tan en peor, 
que con muertas alegrías 
van mis entrañas vazfas 
d' amores, que no damor. 

Van m¡4 glorias mortiguadas, 
mis quexas siempre cresciendo, 
mis cuytas todas dobladas, 
mis fuerzas muy desmayadas 
tras de las vuestras corriendo; 
mas siendo vos enemiga 
de la victoria que sigo , 
quiero que claro se diga 
qu' es ell alma muy amiga , 
y el corazón enemigo. 

Vóyme de llanos en sierras , 
voy por aguas de la mar, 
vóyme de tierras en tierras, 
huyendo de vuestras guerras 
con secreto sospirar: 
y pues no me satisfaze 
el quexar por donde fuere , 
más me pesa que me plaze, 
visto que nada se haase 
de quanto mi vida quiere. 

Y vos , dama muy sesuda , 
y de discretas espejo, 
arredrand' os de muy cruda, 
quand* os demandaua ayuda 
vos me dáuades consejo: 
y con este tal partir 
voy pensando si boluiere 
cómo V tengo de dezir. 



CANCIONBBO OBNBRAL 



que por vos ya mi beuir 
ni halla vida, ni muere. 

Y porque 's poco esforzado 
el qu' en poca agua s' ahoga, 
digo qu' es bien comparado 
qu' en casa dell ahorcado 
no se deue mentar soga : 

y en mentar que vos me distes 
desabrigo por abrigo , 
mis plazeres toman tristes, 
pues mi alma que prendistes 
ni queda, ni va comigo. 

Y lo que comigo va 

es mi fe siempre soldada, 
y ésta do quiera qu' está 
ninguno le prouará 
que jamás fuesse quebrada: 
antes por tener muy firme 
vos^quebrastes lo soldado, 
porque pudiesse plañirme 
y entre todos maldezirme , 
sin ventura >, desdichado. 

Y pues no vale el plañir 
ni m* 3 aprouecha el quexar, 
quiérome dexar morir, 

que perderos y beuir 
no será si no penar: 
mas si no se cae el cielo, 
yo saldré desta ^ tristor, 
aunque con todo recelo 
que será vuestro consuelo 
sin consuelo 4, sin fauor. 

Lleno de tanta amargura 
¿quién podrá partir gozoso? 



X B. 8. V. éd. 
4 C. 8. c. y 8. 



D, 8. V. y d. a B. D. a aprovecha. 3 B. C Z>. desti. 



Digitized by VjOOQIC 



sino con vna locura? 
qu' el que no tiene ventura 
deue de ser porfioso : 
y si desto, mi señora , 
voy perdiendo la vigor, 
vuestra culpa es mi debdora , 
pues con vida matadora 
parto yo, triste amador. 

No parto de vos y sí; 
quedo con vos y no quedo, 
pero si parto d' ay, 
siempre vó de vos á mí , 
j á vos torno quando quedo : 
y si no estoy siempre allá, 
memorand' > os lo passado , 
desque torne se os dirá 
como estoy por vos acá 
d' amores desamparado. 

FIN. 

Y entre tanto beuiré 
con aquel mal del milano, 
que si bolar no podré, 
para aquello que querré 
siempre temé el pico sano: 
el pico para quexarme 
de vuestra ^ gran disfauor, 
y el seso para mudarme , 
la vida para apartarme 
d' amores, que no d' amor. 

878 
CANCIÓN 

DE 

FLORENCIA PINAR. 

EU amor ha tales mañas 
que quien no se guarda dellas , 



DE H. DEL CASTILLO. 97 

si se V entra en las entrañas, 
no puede salir sin ellas. 



EU amor es vn gusano, 
bien mirada su figura; 
es vn cáncer de natura 
que come todo lo sano: 
por sus burlas, por sus sañas, 
del se dan tales querellas , 
que si entra en las entrañas, 
no puede salir sin ellas. 

LA GLOSA ES DEL DICHO PINAR. 

No sé por dónde s' entró 
dolor de tan gran herida 
qu* en el cora(;on trauó 
tanto qu' el cuerpo quedó 
sin ell alma y sin la vida : 
y tanbien quedan heridos 
mis ojos destas cizañas , 
y alterados los sentidos , 
pero si quedan dolidos, 
ell amor ha tales mañas, 
que haze dar alaridos. 

Haze dar bozes al cielo, 
haze dar quexas de sí , 
házenos vestir de duelo 
y cobrir de negro velo 
á muchas damas sin ti: 
pero poner afición 
en dueñas, biudas, donzellas, 
es contra toda razón, 
mas en fin , es conclusión 
que quien no se guarda dellas 
sigue loca presumpcion. 

Pues de mugeres casadas , 



t B C. D, memorando. 2 B, C. O. vuestro. 



?• 



Digitized by LjOOQIC 



98 

< quién sabrá lo verdadero? 
qu' estas quieren ser tractadas 
á oras muy concertadas 
del amor muy balaguero: 
y este amor es engañoso, 
con condiciones estrañas, 
mas con ombre sospechoso, 
aunque quiera ser mañoso, 
si se V entra en las entrañas, 
siempre biue congoxoso. 

Assf que , dama hermosa , 
sepa yo cómo me va, 
pues por ser tu fe engañosa, 
esta compassion rauiosa 
en mis entrañas está : 
y esta angustiada passion , 
si vna vez entra en aquellas, 
determina la razón , 
que aunque venga diuision, 
no puede salir sin ellas , 
trauando del coraron. 

Por lo qual quiero huyr 
de sus falsos gualardones, 
por no jurar ni mentir, 
ó quizá por no sentir 
vida de tantas passiones: 
qu' estas tales donde están 
no se quitan con la mano, 
antes hieren donde dan , 
y dizen los que las han : 
es ell amor vn gusano 
muy peor qu* ell alacrán. 

Es muy más más ponzoñoso 
que yerua de ballestero; 
qu' en picar es astucioso, 
son sus artes de raposo, 
tiene astucias de logrero: 
que si presta algún amigo 



CANOIONmO OENEEAL 



dineros por auentura, 
él le da paja por trigo; 
y este gusano que digo, 
bien mirada su figura , 
tal compás trae consigo. 

Es de diuersas colores, 
críasse de mil antojos; 
da fatiga, da dolores, 
rige grandes y menores, 
ciega muchos claros ojos: 
y aquellos desque cegados, 
no quieren verse en darura; 
hállanse tanto quebrados, 
que dizen los desdichados : 
es vn cáncer de natura 
á quien somos sojuzgados. 

Éntranos por las aslilias, 
quándo quedo, quándo á príessa, 
con sospechas, con renzillas; 
y al contar destas manzillas, 
tal se burla que s* confiessa : 
y aun las más más defendidas 
señoras del ser humano, 
quándo deste son heridas, 
si saben y son garridas, 
á ellas come lo sano, 
y á nosotros nuestras vidas. 

Y aunque mi conoscimiento 
conosca tan gran error^ 
no puede mi pensamiento 
reposar solo vn momento 
sin sentir este dolor: 
y porque de tal sufrir 
se pueden contar hazañas , 
no me plaze d' encobrir, 
que al partir y al descobrir, 
por sus burlas, por sus sañas , 
muchos mueren sin morir. 



Digitized by VjOOQIC 



DE H. DEL CASTILLO. 



99 



Mas como quien va huyendo 
de donde anda pestilencia, 
assf me ando retrayendo, 
porque no biua sintiendo 
la muerte de tal dolencia: 
mas quien quisiere apartarse 
dell ardor de sus centellas, 
mire bien de no enlazarse, 
que después, ni por quexarse» 
del se dan tales querellas, 
que no pueden repararse. 

Porque aquel qu* es ensalmado 
dell amor con gran victoria, 
si es discreto apassionado, 
luego teme su cuydado 
de perder aquella gloria: 
por lo qual mi vida va 
á beuir en las montañas 
donde amor jamás está , 
porque voy cierto d' acá, 
que si entra en las entrañas, 
más nos toma que nos da. 

FIN. 

Y estas cosas declarando, 
piensa que son de creellas, 
porque amor tiene tal mando , 
que en las entrañas entrando, 
no puede salir sin ellas 
hasta dexarnos llorando. 



879 
CANCIÓN 

DE 

FRAY IÑIGO DE MENDOCA. 
Para jamás oiuidaros, 
ni ansias > á mí oiuidarme , 



para yo desesperarme 

y vos nunca apiadaros, 

¡ay qué mal hize en miraros! 

No pueden mis ojos veros 
sin que me causen sospiros 
mi for(;ado requeriros, 
mi nunca poder venceros. 
Para siempre conquistaros 
y vos siempre desdeñarme, 
para yo desesperarme , 
y vos nunca apiadaros , 
;ay qué mal hize en miraros ! 



880 



LA GLOSA 

es DEL DICHO 

PINAR. 

Después de seros aussente , 
no siento qu' es alegría , 
ni sé qué más me contente , 
qu* es lo que dize la gente : 
venado mata porfía : 
assí qu' entiendo de ser 
porfíoso en bien amaros , 
tanto que haré crescer 
las fuerzas á mi querer 
para jamás oiuidaros. 

Que ya con tal fantasía 
me partí de do quedastes, 
no triste porque partia, 
mas yo sí porque venia 
á do mis penas doblastes : 
dobladas con dessear 
que vos tenes de matarme , 



I C. ansia. 



Digitized by LjOOQIC 



100 



CANCIONSBO OENRBAL 



desseo de m' ■ oluidar, 
que á uos no quieren dexar, 
ni ansias á mí oluidanne. 

Mas puede querer ventura 
lo que vos menos quereys • 
qu* es poder darme holgura 
vuestra gentil hermosura 
con que más más me mateys. 
Mi vida muerta d* amor 
está por vos desamarme >. 
¡O cruel, graue dolor, 
qué mal puede ser mayor 
para yo desesperarme ! 

Aunque mi triste beuir 
más biua desconsolado , 
si quiero nunca morir, 
es por poderos seruir 
de gana más que forjado: 
mas mi desdichada suerte 
me da lugar de culparos, 
viendo que por menos fuerte 
quiero yo por vos la muerte, 
y vos nunca apiadaros. 

Por lo qual si son contadas 
las noches desque no 's vi, 
no sólo son desueladas , 
mas las más d' ellas lloradas , 
porque de vos me partí. 
No diré que m' arrepiento, 
ni que quiero desamaros, 
mas si callo mi tormento, 
digo con el pensamiento: 
¡ay qué mal hize en miraros ! 

El sofrir me da esperanza , 



y el pensar me da holgura, 
tal que me pone tempran<;a , 
porque no pida venganza 
á lo que &lta ventura: 
la qual m' a dado aquel dia 
que 05 miré para quereros , 
y á vezes quando n' os via, 
con sobras ^ d' amor dexia : 
no pueden mis ojos veros. 

De que os vieron y miraron, 
no pudieron al hazer 
si no que se aasentaron 4, 
presente de vos dexaron 
las fuerzas de su emprender; 
y emprendieron de me dar 
ocasión para seruiros» 
con ansias de dessear, 
que no las oso pensar 
sin que me caussen sospiros. 

Mientras que biuo seré 
todos se contemplarán; 
los dias que n* os veré, 
tanto los fatigaré, 
que muriendo beuirán; 
sin que les ponga temor, 
plázeme de consentiros, 
que do soy buen amador, 
me haga quedar peor 
mi forjado requeriros. 

Forjóme vuestro valer , 
forjóme vuestra bondad , 
y por vuestro merescer, 
me plaze de padescer 
siruiendo vuestra beldad : 
aunque sepa que me mate , 



I B, C, D, me o. 
4 B. C. A ausentaron. 



3 B. C. /). de saluarme. 



3 B. C. D. aobrt. 



Digitized by LjOOQIC 



DE H. DEL CASTILLO. 



lOI 



pues que sé que ha de plazeros, 
vn dolor que me combate , 
porque más no se dilate 
mi nunca poder venceros. 

Que pues yo quise quedar 
vencido de vos primero, 
yo me deuo d* esforzar, 
aunque me plaze d' echar 
la soga tras el caldero : 
mi vida n' os errará , 
ni terna poder de erraros , 
mas desqu' ella morirá , 
mi alma acá tornará 
para siempre conquistaros. 

Conquistaros yo querría , 
biuiendo más que después, 
porque en vida ganarla , 
qu' ell alma no se vería 
penada más que lo es : 
penada por conosceros , 
contenta por más penarme^ 
y por más obedesceros , 
quiero yo siempre temeros, 
y vos siempre desdeñarme , 

Lo passado es ya sofrido , 
¡quién podrá lo por venir! 
do temo de ser perdido , 
antes I de verme querido 
com' > os quiere mi seruir : 
no querays ser ocasión, 
pues lo soys de maltratarme , 
que hagays al cora(;on 
que me ponga en tentación 
para yo desesperarme. 

Yo puedo desesperar 



y puedo perder la vida , 
mas no entiendo de dexar 
lo cierto del procurar 
mercedes, pues soys ^ seruida; 
que las más de quantas vi 
que saben mi dessearos , 
aunque yo no las serui, 
todas se duelen de mi , 
y vos nunca apiadaros. 

FIN. 

Assi que donde s' esperan 
fatigas tanto dañosas, 
no m' espantan ni m* alteran, 
aunque mi bien desesperan, 
viuiendo tan peligrosas: 
con todo, os quiero ofrescer 
seruicios sin enojaros, 
mas si no m' an de valer , 
por mote quiero traer: 
¡ Ay qué mal hize en miraros ! 



88i 
OTRAS SUYAS 

Á LA 

CONDESSA DE QUIRRA, 

PORQUE LE DEMANDÓ LA GLOSA DE LA 
CANCIÓN QUE DESPUÉS DESTAS VERNA. 

Como los que van perdidos 
por tierras descaminadas, 
que con bozes y apellidos, 
y con noche desauidos 
buscan agenas pisadas; 
y si van assí cansados 
del perdido caminar, 



I B.CD, ante. 2 B, C, D. como q. 3 B. D. soy. 



Digitized by LjOOQIC 



102 



CANaONEBO OENEBAL 



las matas y los collados 
se les antojan poblados 
para auer de reposar. 

Y asi yo, desatinado, 
perdido tras el saber, 
y venido, he hallado 
donde m* an certificado 
que r teneys todo en poder : 
y pues quien assí claresce 
las cosas de la razón 
diga lo que le paresce , 
c' á vuestra merced s* ofrescc 
la glosa desta canción. 

DIZE LA CANCIÓN. 

¡Desconsolado de mí, 
no hallo quién me consuele! 
cedo mi vida s' assuele 
pues tal pérdida perdí. 

Perdí mi consolación, 
perdí toda mi alegría, 
y perdí con quien solia 
consolar mi cora(;on: 
de ser ledo como suele 
yo, triste, me despedí: 
cedo mi vida s* assuele 
pues tal pérdida perdí. 

LA GLOSA DEL DICHO PINAR. 

Yo puse mis pensamientos 
en obrar ciertos castillos, 
y al hazer de los cimientos, 
cayeron les fundamientos 
quando más pensé subillos : 
y por más desampararme 
tu fauor con quien subí, 
dexósse para dexarme 



con vida que de notnb! 
¡desconsolado de mí! 

Y tú eres y has sydo 
la contra de mi beuir ; 
tú me quitas lo que pi< 
tú te tomas lo seruido , 
tú me hazes no beuir ; 
y con engaño maligno, 
porque yo más me desi 
tiénesme en tal desat¡n< 
c' aunque mil vezes me 
no hallo quién me cons 

Tú me juegas á la be 
tú hazes mis bienes van 
tú eres aquella sola 
que despintas con la col 
quanto pinto con las ma 
y pues ya tengo tal suer 
que mi dolor no te duel 
sey más cruda, sey más 
porque con temprana m 
cedo mi vida s' assuele. 

Cedo, que tarde no se 
me deues dañar y presto 
tanto que nadie lo crea , 
con vn daño que me vea 
más cruel que desonesto 
porque ya, pues qu' es p 
la gloria con que biuí , 
quiero que por despedida 
me hagas perder la vida . 
pues tal pérdida perdí. 

No me tengas aflegido 
no hagas mal sobre mal, 
no corras más al corrido, 
no persigas al vencido 
con yra más que infernal 



Digitized by VjOOQIC 



DB H. DEL CASTILU). 



io3 



basta ya c* as rodeado 
que por tu sola ocasión 
yo quedo desamparado , 
sin saber porqué, penado, 
perdí mi consolación. 

Y con tus peruersas artes 
me dañas según me fundo ; 
d' onde yré porque te hartes 
á morir en léxas partes 

y á beuir all otro mundo: 
que si biuo donde 'stó 
es la culpa toda mia , 
y si muero donde vó, 
oluidarme por quien yo 
perdí toda mi alegría. 

N' oluidaré que me diste 
principio de bien sin mal , 
y del bien t' arrepentiste , 
y á mi mal tú le heziste 
de muerto ser inmortal: 
mas si yo no te creyera , 
siguiendo lo que siguia, 
nunca pienso que me viera, 
qu' en Jiingun tiempo dixera: 
perdí más con quien solia. 

Y pues te quise seguir , 
siendo mi esfuerzo tan flaco, 
yo te quiero descobrir 

que por mí podrán dezir : 
la cobdicia rompe el saco : 
por lo qual si te pidiesse 
algún bien en conclusión, 
no me des, aunque quisiesse, 
cosa con que se {)udiesse 
consolar mi coraron. 

Es tu poder no poder, 
es tu fauor disfauor, 



es tu plazer desplazer , 

es tu vencer qo vencer , 

es tu bien mal y peor : 

pues quien me sigue es perdido, 

no sé de quién me recele , 

que lo que más m' a dolido 

es en verme despedido 

de ser ledo como suele. 

Venga la muerte y quebrante 
la vida qu' es por demás , 
y con tu falso semblante , 
quando pienso yr adelante , 
me hazes tornar atrás : 
y no pienses que pensaua 
ser tan quexoso de tí, 
mas ell alma me lo daua, 
pues d' aquel bien qu* esperaua 
yo, triste , me despedí. 

Mas diré donde me halle 
qu* eres tú quien me deshizo; 
no ganoso de hallalle, 
díme adonde yré á buscalle 
mi plazer, ó qué se hizo: 
porque assí viendo rompidas 
mis. alas porque no buele, 
y verlas assy caydas , 
dizen mis vozes vencidas : 
cedo mi vida s* assuele. 

CABO. 

Y dirán por tí los tales; 
nobiue másel leal, 
porqu* en casos criminales 
y entre pecados mortales , 
es ninguno el venial: 
pero yo porque crey 
y he perdido por tal modo 
la esperan(;a en que me vi , 



Digitized by LjOOQIC 



104 



CANCIONEEO GENERAL 



pierda el cuerpo, alma y todo 
pues tal pérdida perdí. 



882 
CANCIÓN SUYA 

Á DOÑA TODA CENTELLAS. 

Quien encendió mis querellas 
sin saber lo que será , 
el renombre es de Centellas, 
y su nombre acaba en a; 
y las llamas deste fuego 
quanto más quiero apagallas, 
ell amor me cresce luego, 
rauiando por abiuallas: 
y aunque me pierda por ellas 
vna fe me saluará, 
pues salló destas centellas 
el nombre que acaba en a, 

LA GLOSA ES SUYA. 

Sola mi fe consintió, 
muy fírmada del desseo, 
que biuiesse triste yo, 
recelando vuestro nó, 
dubdando quando más creo: 
y estas ansias contemplando, 
siendo vos la causa dellas, 
con la muerte desseando, 
nunca esto si no pensando 
quién encendió mis querellas. 

Quién ha podido apartarme 
que no me quexe de mí; 
quién ha podido quitarme, 
quién ha podido escusarme 
del primer dia que os vi: 
Mas por vos quiero sufrillo, 
que por mí no se sabia ; 



aunqu' es gran plazer 
más mayor es encubrí 
sin saber lo que sería. 

Visto que de tales ce 
haze mal el que se ala 
porque de glorias dutx 
aunque sean peligrosa: 
el secreto las acaba : 
y estas angustias mort; 
por quien me plaze tei 
tiene doze letras tales , 
que tomando tres voca 
el renombre es de Ce n 

Su valer, su hermosi 
su discreción y saber , 
y el mirar de su figura 
ha doblado mi quexura 
sin poderse defender: 
y con el temor mezclad 
quando mi sospiro va , 
donde más me tira el g 
es el renombre passado 
y su nombre acaba en c 

Yo sé bien cómo y ac 
por ella quedé sin mí, 
y aunque mi seruir s' e; 
dónde está la fe que di. 
Son razones escondidas 
c' á mí mismo yo las ni 
do quedaron encendidas 
las entrañas de dos vida 
en las llamas deste hueg 

Sin otras cosas secrets 
que me dexo d' escreuir 
que passan más que saet 
aunque á personas discn 
ya son dichas sin dcKÍr: 



Digitized by VjOOQIC 



DE H. DEL CASTILLO. 



T05 



y estas llamas que m' esquiuan, 
aunque yo quiero quitallas , 
más me prenden y catiuan , 
porque con agua s' abiuan 
quando más pienso apagallas. 

Y estas llamas rebiuiendo, 
más acrescientan mi gloria , 
porque si fuessen muriendo, 
ellas muertas, yo biuiendo, 
serie muerta la victoria : 
mas por no perder aquella 
qu' es el bien de mi sossiego, 
aunqu' estoy quexoso della, 
si voy á hablar con ella , 
ell amor me cresce luego. 

Cresce menguando mi bien, 
menguan mis cosas crescidas , 
que si dixesse por quién, 
entonces más crescerian 
mis angustias doloridas, 
con tantas tribulaciones, 
que si pienso en apocallas , 
en pensar en sus faciones, 
más me crescen las passiones, 
rauiando por abiuallas. 

Haziendo mis fundamientos 
que a de ser lo que no es, 
tanto que mis pensamientos 
algún tanto están contentos , 
aunque teman del rcués: 
pero con todo, diré 
al cielo y á las estrellas, 
y á las cuytas que tomé, 
c' aunque me pierdo por ellas, 
la memoria ganaré. 

Que si amor quiere apartarse, 
dcstc parescer soy yo. 



que bien puede adelgazarse, 
pero no jamás quebrarse , 
si vna vez bien se soldó : 
y si nunca fué soldado, 
en agena culpa está, 
que de mí ya fué tentado, 
do si quedo condenado, 
vna fe me sainará. 

Y esto que m' a de sainar, 
su tardar me desatina, 

si no que vengo á pensar 
que por mucho madrugar 
no amanesce mas ayna : 
y estas quexas de presente , 
aunque yo quiero vencellas, 
por el bien quell alma siente , 
mi vida no lo consiente, 
pues salló destas centellas. 

FIN. 

Y serán las conclusiones 
desta vida que busqué . 
angustias, lamentaciones, 
nunca esperar gualardones, 
de lo que nunca esperé : 

y aunque quede desamado, 
para siempre quedará 
en mi coraron marcado, 
y esculpido y aun sellado, 
el nombre que acaba en a. 



883 
GLOSA SUYA 

Á ESTA CANCIÓN. 

Hago de lo flaco fuerte ; 
voyá lo más peligroso, 
quiero bolucr á la muerte, 
puedo huyr y no oso. 



Digitized by LjOOQIC 



I06 



CANCIONSEO aXNUULL 



La voluntad me condena, 
y en ello consiente amor* 
do por auelle temor, 
hago del hilo cadena. 
No contradize mi suerte, 
voy á lo más peligroso , 
quiero boluer á la muerte, 
puedo huyr y no oso. 

LA GLOSA. 

Quando con baxa escalera 
quise sobir gran altura , 
antes que no lo emprendiera, 
con el seso bien deuiera 
compassar qu* era locura: 
mas con la ciega afición 
que jamás supe esconderte, 
luchando con mi passion^ 
esfor(;ando el coraron 
hago de lo flaco fuerte. 

Hago más en lo que hago, 
qu* en esforzar la flaqueza , 
que lo qu' es hecho deshago, 
y después si no me pago, 
combato con la tristeza : 
y con ella que me guía 
más triste que temeroso, 
desechando couardia, 
por pagar la deuda mia 
voy á lo más peligroso. 

Porque do el peligro está 
es la gloria más nombrada , 
y ésta tal haze que da 
la vida d' acá y d' allá 
hasta el fin de su jornada : 
y porque lo comentado 
no s' estorue y desconcierte, 
no como desesperado. 



antes como condenado, 
quiero boluer á la muerte. 

Y' desque topo con ella , 
no puedo tomar atrás , 
antes corriendo tras ella, 
si pierdo la sombra della, 
nunca m* alegro jamás : 
y con vos de muy plañido , 
más contento que quexoso 
deste engaño conoscido , 
vencedor más que vencido» 
puedo huyr y no oso. 

Dexo la primera parte 
desta empresa que tomé , 
I>ero quiero recordarte 
que aunque no puedo hablarte, 
que mi fe tengas por fe : 
pues por mi gran merescer 
quiero lo que más me pena , 
y aunque me supe perder, 
por querer á tu querer 
la voluntad me condena. 

Y en mis entrañas asida 
tengo yo esta voluntad, 
muy atada, muy cosida, 
con tus seruicioszurzida, 
llena de gran puridad: 
como quier qu' es cosa clara 
que mi secreto dolor 
sin dezir de do desuara, 
luego se muestra en la cara , 
y en ello consiente amor. 

Consienta tu hermosura, 
siéndote ñrme , leal , 
que sufra por mi ventura 
vn daño que me procura 
mil muertes d' un solo mal; 



Digitized by VjOOQIC 



DK H. imL CASTILLO. 



107 



pero la parte mayor 
deste mal que me porfía 
salle de tu desamor , 
do por auelle temor 
pienso lo que no querría. 

Y con la piensa turbada , 
sigo lo que comen^, 
no pienses que desmayada, 
antes bien tan esfor<;ada 
c' aunque pierda , ganaré : 
que mirando qué sé hazer 
por subir en gloria ajena, 
sin lo que me satisfaze , 
en pensar que á tí te plaze , 
hago del hilo cadena. 

Este hilo es más delgado 
que vn cabello, sin compás, 
donde está mi bien atado, 
que quando fuesse quebrado, 
entonces soldaua más: 
toman firme soldadura 
quando es cierto mi quererte, 
de que te hago segura 
que quanto se trae á figura , 
no contradíze mi suerte. 

No contradize porque 
soy de muy gran comportar, 
que de las cosas que sé, 
de lo qu' es, ni lo que fué , 
todo lo dexo passar: 
passada por ell oluido, 
sin mostrarme congoxoso, 
siruiendo tras lo seruido, 
sin qu' espere lo que pido, 
Toy á lo más peligroso. 



Y oluidando nús errores, 
voy corriendo á rrienda suelta, 
por no sentir los dolores 
que suelen darlos amores, 
quanto más si dan la buelta: 
y por más culpa crescerte , 
mira, dama, qué te digo, 
pues que sé he de perderte , 
quiero boluer á la muerte 
que se combate comigo. 

FIN. 

Armas con que me defienda 
no las quiero, ni que biua, 
pues m* acortaste la rienda . 
en la más estrecha senda, 
siendo mi fe tu catiua: 
que si de uno me niego , 
es por tu querer mañoso, 
que quitas lo que das luego, 
más en fin, catiuo, ciego, 
puedo huyr y no oso. 

884 

COMIENCAN LAS OBRAS 



PERALUAREZ D' AYLLON; 

Y ESTA PRIMERA ES VNA FICION DE VN 
SUEÑO QUE CUENTA Á UN AMIGO SUYO I^ 
EN QUE DIZE CÓMO VIDO Á SU AMIGA, A 
LA QUAL SUPLICÓ QUE POR NO RECEBIR 
MAS PENA QUE MORIR, SI DE VELLA SE 
APARTASSE , EN PAGO DE SUS SERUICIOS, 
LE MATASSE; a cuya petición ELLA 
CONCEDIÓ, Y ¿L HIZO SU TESTAMENTO; 
LO QUAL COMIENZA EN ESTA MANERA: 

Caminando yo, señor, 
solo, y no de disfauores, 
pensando en casos d' amor. 



I No añaden más las otras ediciones. (N. del E. 



Digitized by LjOOQIC 



io8 



CANCIONEBO OENBRAL 



adurmióme >, mi dolor, 

para darme más dolores ; 

y dormido, 

dormido y no sin sentido, 

vi en vission 

la más alta perfection > 

que jamás nunca se vido. 

Vi á mi bien y mi señora, 
mi señora y mi enemiga , 
mi enemiga y matadora, 
y en mirándola , adesora 
huyó de mi mi fatiga; 
porque, cierto, 
bien f>odrá dar vida al muerto 
con miralla, 
y matar con desealla 
al que duerme y al despierto. 

Contaros su hermosura 
yo no sé, ni nadie sabe, 
qu' es de tan alta pintura, 
que no pudo dar ventura 
más de lo que en ella cabe. 
Baste esto, 

que su gracia , seso y gesto, 
cierto , es tal , 
que ninguna V es ygual , 
aunqu' entre aqui todo '1 resto. 

Yo puesto ante tal grandeza, 
mi lengua s' enmudescia, 
porqu' en ver tanta belleza, 
aunqu' estaua sin tristeza, 
razón no daua osadía ; 
que mi pena 

tanto es de temores ^ llena , 
(ved si peno), 



qu* el callar tengo p 
y el contrarío me coj 

Quanto más qu' ei 
tanto tenia que hazei 
viéndome 'n tan grai 
que para más de mir 
no daua el seso podei 
y de vella, 

luego perdí la querel 
en qu* estaua , 
porque vi que no has 
nadie para merescelh 

Estando yo qual es 
vfano destos plazeres 
ni bien muerto, ni bi 
díxome: — ¡Ombre cat 
¿qué ^ me miras, qué 
— ¿Qué os miro? 
miro el bien por que £ 
y lo que quiero 
es la muerte , pues es( 
más mal si de aqui me 

Con esta gloria pres 
yo qu' esperaua fauore 
díxome súpitamente ^: 
— Mi condición no cor 
medio para tus dolores 
pues, cuytado, 
para sanar tu cuydado 
haz mudanza, 
porque, cierto, ell esp< 
malamente t* a 'ngañac 

Engañóme mi dessec 
yo consentí en el engaf 



I B. C. D, adormiómc. a B, C. D. pcrficion. 3 B. C. 
4 B. C. D. captiuo. ^ C Qué miras. 6 D, súbitamente. 



Digitized by VjOOQIC 



DB B. DEL 

que aunque graue mal posseo, 

mayor es el bien que veo 

que no 1 dolor de mi daño: 

que mi mal 

no 's mal, pues la causa es tal, 

aunque muera , 

y esto yo me lo quisiera , 

pues la herida es mortal. 

Yo he creído tu passion 
ser qual muestra tu firmeza , 
mas toma por gualardon < 
para tu gran perdición 
que me pesa tu tristeza ; 
y sé > contento 
que sólo tu pensamiento 
era harto; 

pues tan bien contigo parto, 
no me quexes más tormento. 

Tan gran merced ésta fué, 
que haze mis males sanos; 
mas en pago de mi fe , 
os pido que se me dé 
la muerte por vuestras manos : 
mas os ruego 

que ha de ser , señora , luego 
en este punto , 

que más mal que ser defunto 
me queda estando en tal fuego. 

Ella me respondió: — Sí, 
plázeme deste concierto. — 
Y como aquesto le oy, 
durmiendo alegre me vi 
lo que nunca estoy despierto ; 
de tal suerte , 
que mi mal fué allí tan fuerte , 



CASTILLO. 109 

que sentía 

con el dolor que sufria 

estar muy cerca la muerte. 

Dolor, cuydado, afición, 
crudamente me hirieron; 
yo sin otra defensión, 
abriles mi cora^n 
en que luego se metieron ; 
y metidos, 

viuien ^ tan apercibidos 
de tormento , 

qu' ellos y mi pensamiento 
me robaron los sentidos. 

Estando assi sin sentido, 
muerto y sin arrepentirme, 
ganado de bien perdido, 
con un terrible gemido 
torné en mi para morirme: 
y quien tiene 
poder para c' assi pene, 
muy sin calma, 
me dixo: — Cura dell alma, 
que tu muerte cerca viene. 

Luego yo en esto consiento, 
mas pido perdón á Dios, 
si en lo de mi testamento, 
pues muere el cuerpo en tormento, 
dexo ell alma á sola vos: 
y si se os fia 
mi alma, señora mía, 
no es mal, 

que pues Dios os hizo tal, 
no hazello es eregia. 

Cúmplanse 4 desta manera 



I B, C A galardón. 
B. D. Cúmplasse. 



a B. a E 8¡. D. Y »i. 3 B, C. D. vienen. 



Digitized by 



Google 



no 



CANOlOmCBO 



las mandas que aquí diré: 

pues no morir! aunque muera, 

yo dexo por eredera 

mi no gradescida fe: 

y más s' escriua, 

pues ventura m' es esquina 

en darme gloría, 

quede de mi esta memoria 

porque para siempre biua. 

Bueno dexo el pensamiento, 
pues tanto bien está en él, 
mas mando á mi sufrimiento 
que nunca esté sin tormento, 
pues yo no estuue sin él: 
y pues me alargo, 
cúmplase esto sin embargo 
ni mudanza; 

no den nada all esperanza , 
porque no le soy en cargo. 

Un hábito de firmeza 
me vistan antes que muera; 
el cordón sea de crueza, 
pues que me ciñó tristeza 
por de dentro y por de fuera: 
y á mi 'nterrar, 
nadie cure de llorar, 
SI me quiere , 

pues que con mi vida muere 
mal que no puede sanar. 

Los de amor más lastimados 
m' endechen , y no con duelo; 
y estos quedan bien librados , 
pues si están desesperados, 
mi mal les será consuelo: 
y sin porfías, 
tengan, tengan alegrías 



GXNSHAL 

en sus vidas, 

pues sus penas más crescidas 

glorias I son, según las mias. 

Un ' cielo se ha de poner 
encima mi enterramiento, 
claro y limpio á todo ver, 
para dar á conoscer 
c' allí está mi pensamiento 
tan sellado, 

que ningún mal ni cuidado 
le mudó ; 

y pues esto se ganó, 
goze d* ello el sepultado. 

Ya me muestra mi tristura 
que mi muerte cerca está; 
y pues tal fué mi ventura, 
tal sea la sepoltura 
qual la vida tuue acá: 
y porque sienta 
quánto dolor m' atormenta, 
terna ystoriados 
todos mis males passados 
aunque aquí no basta cuenta. 

Al fin de negro se haga, 
no de otra manera, nó, 
que pues se me negó paga, 
no hay color que satisfiíga, 
sino triste tal qual yo; 
y assí diga : 

Aquí está quien á ssu amiga 
suplicó 

que le mate, porque vio 
qu' en la vida ay más fatiga. 

Tres tarjas ^ pongan allí 
de las armas con que muero, 



1 B. C D, gloria. 2 B. C. D. Y vn c 3 C. targias. 



Digitized by LjOOQIC 



DB H. DEL CASTILLO. 



III 



qu' es libertad que perdí, 

gran fe con que me vencí, 

remedio que nunca espero: 

la color 

no morada, qu' es amor, 

mas sea tal, 

que muestre cómo mi mal 

sobre todos es mayor. 

Pornán en una bandera 
por deuisa en una lanza 
una muerte lastimera, 
y diga desta manera: 
— Sufrióse por su tardanza ; 
Y pues que muero, 
más honrra ya no la 'spero, 
y esta es harta , 
ver que mi vida se aparta 
por mano de quien más quiero. 

Y pues tanta honra es ésta 
que no le hallo compás, 
venga ya la muerte presta, 
que finque tan caro cuesta 
no se deue tardar más : 
y con mis dias 
aurán fin las penas mías, 
pues son tales, 

que el menor mal de mis males 
es mayor qu' el de Macías. 

Assí que á uos, mi señora, 
en esta cuenta sumaria, - 
os suplico dende agora, 
pues que soys mi matadora, 
seays mi testamentaria: 
ya es conciencia 
que se tarde esta sentencia, 
que assí espero \ 



y pues con la vida muero 3, 
dalde all alma ya licencia. 

Mouida de compasión 
quiso sanar mi querella, 
encendió más mi afición, 
y así murió el coraron, 
mi deuocion puesta en ella: 
y con fauores 
en pago de mis dolores 
y seruicios, 

me cantaron los officios 
calandrias y ruyseñores. 

Como á firme enamorado, 
sin serme nadie cruel, 
mártir, pues morí ^ de grado, 
á la huessa fuy Ueuado 
con corona de laurel: 
esta muerte 

nunca yo la hallé tan fuerte, 
si assí fuera ; 

mas ventura , porque muera , 
al reués mudó mi suerte. 

FIN. 

Estando vfano de muerto, 
que más bien no desseaua, 
recordé, y en ser despierto, 
vi que no auie sido cierto 
bien que tanto bien me daua; 
y despedida 

la gloria que era venida 
con dolor, 

he quedado tal, señor, 
ved qué tal será 4 mi vida. 



I C hiere. 7 C, D. muere. 3 J9. C D, morir. 4 C seria « 



Digitized by LjOOQIC 



112 



CANCIQNBRO 0E1IBRAL 



885 

ESPARSA SUYA. 

El triste que recibió 
golpe que fuesse mortal, 
por bien que d' él escapó, 
siempre le refresca el mal 
quando vée quién le hirió: 
pues vedes aquí, señora, 
mi dolor cómo me paga, 
que del mal que sufro agora, 
veros y abrirse la llaga, 
todo se haze en vn ora. 



886 
OTRAS SUYAS 

Á VNA YMAGEN > SUYA , SACADA DEL 3 

NATURAL EN VN PAPEL ?, LA QUAL 

EMBIAUA A SSU AMIGA. 

Anda vé, triste figura , 
sacada del natural 
de mf, triste, qu' estoy tal, 
qual tü vas por mi ventura : 
y si la dama sin par 
do t' embia mi cuydado 
te quisiere ver hablar, 
díle que te mande dar 
la vida que m' a quitado. 

En todo nos parescemos , 
todos mis efectos tienes; 
en los males y en los bienes 
seguimos vnos estremos : 



tú no tienes esperanza; 

yo nunca supe tenella: 

en tí ni en mí no hay mudanza; 

es tu propia semejan^ 

ser sin color, yo sin ella. 

Si tú no tienes sentido, 
yo coraron no le 4 tengo , 
qu' en sola mi fe sostengo 
cuanto sufro y he sufrido : 
y si tú, triste, eres muda, 
sin ningún contentamiento, 
tanbien lo só yo sin dubda, 
pues mi lengua no me ayuda 
á quexar el mal que siento. 

Si á tí por ser de papel 
te consumen agua y fuego, 
yo con lágrimas só ciego, 
y muero ^ en fuego cruel; 
y si te deshaze el viento, 
éste mal en mi s' encierra, 
pues que mi graue tormento 
y mis sospiros sin cuento 
m' an de meter so la tierra. 

CABO. 

Assí que concluyo aquí 
con qu* en ^ todo me paresces, 
saiuo qu' en que no padesces 
te diferencias de mí : 
assí que pues vées cierto 
quánto es cierta mi passion , 
no tengas mi mal cubierto, 
díle á quien me tiene muerto 
que aya de mí compassion. 



I C. FIGURA. 3 D. AL N. 3 Todas las demás ediciones suprimen: ets vn 
pAnu(N.delE.} 4 B. C, D. y Flor, de r. c. lo. 5 C. é muerto. 6 B. /). con 
quet. 



Digitized by LjOOQIC 



DE R. DEL CASTILLO. 



Il3 



887 



COMIENCAN LAS OBRAS 



BADAJOZ». 

Y ESTA PRIIIBRA ES VNA CARTA QUE 
EMBIÓ Á SSU AMIGA, ESTANDO ÉL EN 
GÉNOUA ', DÁNDOLE CUENTA DE LA 
VIDA QUE SIN ELLA PASSAUA, Y DE LOS 
PASSATlElfPOS QUE BUSCAUA DKSPUBS 
QUE D* ELLA PARTIÓ. 

Carta bien auenturada 
del que nasció sin ventura, 
con fuer^ d' amor firmada, 
con sello de fe sellada , 
sin compás y sin mesura; 
pues vas delante de quien 
tengo por todo mi bien, 
díle la poca alegría 
qu* en la triste vida mia 
se sostiene. 

Y dfle quán lastimadas 
me son sus contemplaciones ; 
que mis jornadas passadas 
las tengo muy bien contadas 
sin cuento de mis passiones ; 
porqu* es cosa conoscida , 
si su memoria me oluida, 
no 'spere ser consolada 
la triste y desuenturada 
de mi vida. 

Dile más, que bien mirando 
en la pena que padesco, 
la mano pongo temblando 



en el papel, desseando 
la muerte que no meresco : 
assí que no 's ^ marauilla 
si de mf tengo manzilla , 
pues mi vida tal se halla , 
qu' es mayor mal dessealla 
que sufrilla. 

Y dfle que mi alegría 
es buscar la solitud, 
porque pueda mi porfía, 
callando la pena mia, 
encobrir su ingratitud : 

y en aquesta vida eitrema 
perseuero con mi tema 
por encobrir de la gente 
el fuego de amor ardiente 
que me quema. 

Y díle que si no muero, 
es porque mi fe no muere, 
y aunque peno y desespero, 
sufro mi mal y lo quiero, 
pues su merescer lo quiere : 
porque ya veo ser tassa 

do la ventura es escasa , 
que á la persona mortal 
no le dé Dios tanto mal 
quanto passa. 

Díle más , que contemplando 
quál me vi y quál me veo, 
las noches passo velando, 
los dias sufro rauiando , 
que no sé qué me desseo. 
Tal me siento y tal esto 4, 
que ni sé si esto, ni v6 5; 



I B. C Z). EL MÜ8IC0. 3 No añaden más las otras ediciones. (N. del E) 
3 B, C. D. no es. 4 B. D. estoy. 5 B. />. si estoy si voy. C si estoy 
ni To. 



Digitized by 



Google 



H4 



OáNOIONKBO OBNnULx 



bien y mal m' es desplaziente : 
¡ mezquino del que lo > siente, 
que só yo! 

Y dfle que mis enojos 
endúreselo de passion 
las lágrimas de mis ojos, 
pues quedaron sus despojos 
en mi seco coraron: 

que ni soy muerto, ni biuo, 
ni soy para ser catiuo *, 
ni menos ser libertado, 
ni si va claro ó borrado 
lo qu* escriño. 

Y dfle , si no *sperase 
algún tiempo sus fauores, 
no dubde que no tomasse 
vida qu' enxemplo dexasse 
á todos los amadores : 
porque assf como ha querido 
darme amor lo merescido 
del merescer de mi fe, 

assf es razón que me dé 
por bien perdido. 

Y dfle, si no t' ensañas, 
que ando ya tan sin tino, 
como aquel qu' entre montañas 
anda por tierras estrañas 
noche escura y sin camino; 

ó bien como fusta alguna 
que ya sin vela ninguna , 
ni gouernalle, ni remos, 
nauega por los estremos 
de fortuna. 

Dfle que aquí ^ 'stó en el puerto, 



esperando que se acierte 
algún mensajero cierto 
que concierte el desconcierto 
del concierto de mi muerte ; 
y si fusta viene aquí 
sin la tal nueua , le di 
qu' en echar áncoras ella, 
las leuanta mi querella 
contra mí. 

Y díle que mi passion 
le sea 4 tan meritoria, 
que sea justa ocasión 
como alcange gualardon ^ 
mi memoria en su memoria ; 
que no sea inconuiniente 

el dicho que antiguamente 
le tema por entendido, 
que dize : A muerto y á ydo 
no ay pariente. 

Y assf mi mal lastimero 
sufre este temor sin calma, 
como el católico vero 
quando está en el fin postrero 
recelando el mal dell alma; 
mas quando mi acuerdo mira 
que jamás truxo mentira 

en nada que 1' aya ^ errado , 
no teme ser condenado 
de su yra. 

Di que no tengo oluidada, 
pues aqueste cargo es tuyo, 
vna fe bien protestada 
que con su mano fué dada 
de me recebir por suyo ; 
por donde mi vida muerta 



B.D. que no. 3 B.C.D. captiuo. S B. C. D. aquíestó. 4 i3. C />. se> 
5 B.C.D, galardón. 6 C le aya. 



Digitized by LjOOQIC 



DB H. DEL CASTILLO. 



con aqueste bien despierta 
no temiendo á mi desdicha , 
pues que su palabra dicha 
ha de ser cierta. 

Y dile que mis canciones 
y mi música acordada 

son tristes lamentaciones, 
memorando las passiones 
de mi pena congoiada; 
y si más músicas ' veo, 
con tal plazer las posseo, 
que querria la postrera 
que cantan por la carrera 
que desseo. 

Hazla bien certificada 
que quedo muy espantado 
cómo puede ser hallada 
fe tan biua y esforzada 
en cora^n tan cansado; 
y en aquesta diferencia 
me mandan tener paciencia; 
ell uno, que sufra y ame, 
ell otro, que muera y llame 
su clemencia. 

Y assí mi mal pressuroso 
me ha puesto en tal estrecho, 
que vn momento ño reposo, 
con passos de andar pensoso >, 
ni aun en descansado lecho; 

y que mis gozos complidos 
después de los días ydos, 
es yr á sentir las aues 
que más trbtes que suaues 
dan sonidos. 



Visto que de mis entrañas 
salen mis quexas no quedas, 
la tierra, las alimañas, 
las aues de las montañas 
se tornan tristes de ledas; 
la mar cresce su querella , 
aunque la halle sin ella, 
assí que á toda nación 
le da dolor y passion 
si no á ella. 

Assí qu' el mal de que muero 
es de tal costellacion , 
que aunque viesse lo que quiero, 
este amor que siento entero 
no me salua de passion : 
no sé quál me sea ygual , 
ni tenga ^ por principal , 
pues juzgando mi memoria , 
al fin se canta la gloria 
de tal mal. 

Df que ya me desfallescen 
mis sentidos y se cansan , 
qu' en pensar lo que padescen , 
ni tristezas m' entristecen , 
ni plazeres me descansan; 
y que 4 si mis confianzas 
desprecian mis esperan<;as, 
antes desdichado quiero 
aquel día postrimero 
d' alabancias. 

Di qu' el mal de mi dolencia 
es cruel y matador, 
porqu' es sabida sentencia 
que los peligros de aussencia 



I J9. C i>. música. 
Mti m. 



2 C penoso. 3 B. D, tengo. 4 B. C Z). Que 



Digitized by LjOOQIC 



ii6 



CANÓIONEBO OEMBAt 



son enemigos d' amor; 
y esperando me deshazen 
los dias que me desplazen 
tan tristes y tan nublosos » ; 
¡y quán largos y espaciosos 
se me hazen! 

Dfle qu' el mal de mi mal 
no tiene medio ni cura, 
porque mi llaga mortal 
es tan triste y criminal . 
que biuo contra natura; 
y si ya muy claramente 
muestro el mal qu* ell alma siente, 
dolor no sufre secreto, 
aunque sea bien discreto 
el que lo siente. 

Y si tu prolixidad 
la haze triste de leda , 
jura sobre mi verdad 
que ya á mi * libertad 
más descanso no le queda; 
y pues mis ansias descargas , 
df que tales cartas largas 
dan dulzor á mis passiones, 
y las cortas de renglones 
son amargas. 

Díle que aunque desespere 
mi beuir con su porfía, 
que mi uoluntad requiere 
á Dios que siempre prospere 
su vida más que la mia ; 
y pues de mi bien corona 
es, según razón blasona, 
guarde no sea mi muerte 
causa de otra más fuerte 
en su persona. 



LA HECH. 



Es hecha esta cari 
en el tiempo que pa 
año y mes, semana 3 
el triste que luz ni | 
no la halla ni párese* 
que mi plazer y sossi 
boluiendo á la razón 
los veo yr tan errado 
como los que son gui 
por el ciego. 

EL PORTE 

Pídele con gran re 
el porte desta escripti 
que sea \^er su respue 
pues assí se lo amone 
mi congoxosa tristura 
que jamás en mi afici 
se uerá contradicion, 
pues que con verdad 1 
que le torno á dar de 
mi 'ntincion. 

FIN. 

Quedo siempre con 
con pesar y sin consu< 
el más desdichado oml 
y el más victorioso noi 
que ay debaxo del ciel 
el nombre ganó mi fe, 
el ombre no sé porqué 
vn 5 ora biue sin veros 
pues el mal qu* es en p 
yo lo sé. 



I C. D, nublosos. 2 B. C. D. ya mi I. 3 B. C. Z). vna h. 



Digitized by LjOOQIC 



DB H. DEL CASTILLO. 



117 



888 

OTRAS SUYAS 

Á LA YUÁGEN > DE VNA SEÑORA A 

QUIEN SERUIA, QUE LA TENIA EN VNA 

TABLA, SACADA DEL > BIUO. 

¡O ymágen de mi gloria , 
causa del mal que posseo! 
ru¿gote ayas ^ memoria 
del triste de mi desseo. 
que le veo 

tan mortal y tan catiuoH, 
que aunque veo qu' estoy biuo, 
no lo creo. 

Remedia mis pensamientos, 
de mi vida te adolesce, 
no por mis merescimientos, 
que nadie te pertenesce; 
mas si por caso se ofiresce 
que algUQ gualardon ^ se dé, 
assegúrete mi fe, 
que lo meresce. 

No te pedir¿ perdón , 
pues yerro nunca te hize, 
antes mi vida deshize 
por darte mi coraqon : 
y es razón 

que quien como yo te quiere, 
de tus mercedes espere 
gualardon ^. 

Mira quál es la tristura 
que por tí sufro de grado. 



que aun* estaré soterrado, 
y dirá mi sepoltura : 
¡O ventura! 

¿porqué licuaste el poder 
á quien supo conoscer 
su hermosura? 

FIN. 

Y pues por quererte muero, 
quede tu tabla 7 y pintura 
delante mi sepoltura 
por retablo verdadero : 
porque quiero 
que mi fe que no murió 
quede donde quedo yo, 
su compañero. 



889 
OTRAS SUYAS 

PORQUE VNA SEÑORA X QUIEN SERUIA ^ 
LE EMBIÓ Ji ROGAR SE HICIESSE SACAR 
DEL 9 BIUO, Y LE EUBIASSE SU lUÁOEN lO; 
Y CON LA FIGURA EMBlÓLE ESTAS 
COPLAS. 

Muchas vezes vi por cierto 
sacar al bino del biuo, 
mas nunca del biuo al muerto, 
muerto de preso y catiuo » ' 
por terrible desconcierto: 
mas mi fé que no murió, 
tuuo tal fuerza y vigor, 
qu' el rostro ressucitó 
porque sacasse el pintor 
otro del que quedo yo. 



I C FIGURA. 2 />. AL. 3 B. C. D. T. quc a. 4 B, C, captiuo. 
5 B. C. ¿). galardón. 6 B. C. D, galardón. 7 B. C. D. habla. 8 B.QD. s. 

ÉL L. 9 ¿>. AL. 10 C FIGURA. II B. Q CaptíUQ. 



Digitized by LjOOQIC 



ii8 



CANCIONKBO OENBBAL 



Yo de mí quedo contento 
del parescer que poseo , 
qu' es tan lindo el pensamiento, 
c' aunque toque en lo muy feo, 
le da nueuo aplazi miento; 
y si alguno ó más de dos 
alabaren la pintura, 
dense las gracias á vos, 
qu' en hazer esta figura 
lleuastes ventaj' á Dios '. 



890 
COMIENCAN LAS OBRAS 



CONDE DE OLIUA; 

Y ESTA PRIMERA ES 
VNA FiaON DE .1. 3 SUEÑO. 

Yendo solo passeando 
por un valle de trbtura, 
hallé qu' estaua llorando 
vn hermitaño, y contando 
lo que pierde desuentura: 
escomen^é d' espantarme, 
viendo tal visión presente , 
procuré d' asegurarme, 
y dixo sin más hablarme : 
—De mi mal estás ^ doliente. 

Con boz medrosa y triste 
díxele:— Muy reuerendo, 
tü á mí jamás me viste; 
¿cómo en verme conosciste 
este mal que yo no entiendo? 
— Los tristes que nos perdemos 
tras estas vanas conquistas, 



por bien que dissimulemos , 
respondió, nos conoscemos 
como propios alquimistas. 

Sé que passan ya diez años 
que sufres penas crescidas, 
con mil angustias y daños . 
con dolores muy estraños, 
y siempre mal gradescidas; 
sé que tienes de sofriUas 
tan brauas y lastimeras, 
que las passadas renzillas 
fueron floxas y senzillas , 
según sé que las esperas. 

Porque quando más meresces, 
más esperan<;a s' alexa, 
y si mil vidas offreces , 
de seruicios tú caresces . 
si bien miras quien t' aquexa: 
es el remedio paciencia , 
y el descanso no cansarse , 
pues en tu cruel sentencia, 
quando s' espera clemencia, 
más la vemos apartarse. 



— D' un padre tan santo viejo, 
que tan bien sabe mis males , 
quiero yo tomar consejo , 
pues paresces vn espejo 
entre todos los mortales: 
sólo quiero que me digas 
esta regla quién la hizo, 
ya que votos los obligas , 
que según son mis fatigas , 
á mí solo satisfizo. 

—Esta mi orden estrecha 
se nombra, hijo, destierro; 



I B. C, D. vos. 2 B, C. D. VN. 3 B. C. D. cstays. 



Digitized by VjOOQIC 



DB H. DEL CASTILLO. 



119 



a gran tiempo qu' es ya hecha, 
ordenóla Fray Sospecha, 
en este muy crudo gerro : 
después fueron recebidos 
los peor galardonados; 
los discretos bien perdidos, 
d' esperanza despedidos 
aquí vienen desterrados. 

El voto de ser secretos 
es el solo que juramos, 
mas los frayles bien discretos, 
como religiosos perfetos , 
sin jurallo lo guardamos; 
y más nuestra orden quiere 
qu' el ' c* «aquesta regla escoje , 
quando más tiempo siruiere , 
menos mercedes espere, 
y que sirua y no se enoje. 

Y aunque me tienes por santo, 
viéndome con piel d' oueja, 
tu ternias más espanto 
viendo baxo deste manto 
quál es la otra pelleja: 
qu' es llena de mil espinas, 
muy malas y pon9oñosas; 
mas pues veo que te finas, 
quiero darte melezinas 
para tus penas rauiosas. 

Pues desdicha t' es amiga, 
y soledad compañera . 
no tomes por enemiga 
la muerte porque se diga 
que sentiste gloria entera: 
que no puede ser complida 
la victoria no sangrienta; 



qu' en la batalla reñida , 
el que no pierde la vida , 
no se vido *n mucha afruenta '. 

Ni deue ser alabado 
el que sólo ^ 'n cuchilladas 
presume ser esfor(;ado , 
pues no puede ser marcado 
sino 'n batallas plazadas 4: 
que do s' esperan combates , 
es el trance peligroso , 
que en los fiuilles debates, 
aunque tu enemigo mates , 
no quedas victorioso. 

Y pues que tienes de verte 
en tal fatiga y tormento, 
mira bien en defenderte, 
que ya no puede valerte 
sino solo sofrimiento: 
darle has por compañía, 
porque tus males descansen, 
vn importuna porfia , 
que si mil muertes sentia , 
sufra y calle y no se canse. 

Con firme fe muy labrada 
de piedra de gran firmeza , 
haz vna caua chapada 
que no pueda ser minada 
con las fuerzas de crueza; 
y harás vn baluarte 
de madera de seruicios , 
y si quieren oluidarte , 
¿en qué puedes más honrrarte 
qu' en morir sin beneficios ? 

No consientas hazer puente 



I B. C Z>. qu' el que aquesta r. 
C aplazadas. 



2 B.C.D. afrcDU. 3 B,C,D. soben c 



Digitized by LjOOQIC 



I20 



CANCIONBBO OBNESAL 



si no rompida por medio, 
qu' el mayor bien deli aussente 
es tener su mal presente , 
sin poder dalle remedio; 
ni U socorro dell oluido 
no le tomes si te viene, 
porque al triste despedido • 
después d' auerse perdido, 
lo que daña le conuiene. 

Y apercibe " valedores 
que te den mayor trabajo, 
que los firmes amadores , 
para sus biuos dolores 

no deuen buscar atajo: 
las escuchas escusañas 
que pornás serán querellas; 
las velas , penas estrañas, 
selladas en tus entrañas 
que nadie pueda sabellas. 

Harás la cerca de tierra , 
de mercedes muy agena , 
porque quien tu bien destierra 
vea qu' en hazerte guerra 
á mil muertes te condena; 
y asentarás los cañones, 
porque tiren rezios tiros , 
sobre tus biuas passiones , 
con piedras de sin razones , 
y póluora de sospiros. 

Y pues tu suerte dichosa 
te hizo nascer catino >, 

no hagas cosa viciosa, 
sufre muerte tan honrrosa , 
pues muriendo quedas biuo: 
no busques en tus afanes 



I B. E apercebf. D. Y apercebC. 
4 B, C D. qu' en pesar 1. 



que la fin sea muy presta, 
que mejor es que no ^ sanes, 
qu' el pasar 4 los gauilanes 
se prueua bien la ballesta. 

No queda la honrra sana 
del que huye ceuilmente, 
mas el que sirue y no gana, 
de su fiñneza le mana 
el renombre de paciente : 
assí, hijo y no consientas 
que al cabo de tus dias 
digan que tú te aussentas, 
ni de seruir t' arrepientas, 
pues bines con quien biuias. 

FIN. 

Porqu* esté tu fe segura, 
pues que piedad no socorre, 
sin cimientos de ventura, 
sobre cuentos de tristura, 
labrarás vna gran torre : 
ternas cerrada la puerta 
porque no entre esperan9a, 
que donde 's la passion cierta* 
la vida queda tan muerta, 
que con la muerte descansa. 

891 

OTRAS SUYAS. 

En quantas mercedes pido, 
en ninguna hallo mella , 
porque daña vuestro oluido 
todo lo que mi fe sella: 
y si quiero remediar 
éste mi dolor extraño, 
será con Dios porfiar, 

3 B. C, aptíuó. 3 B. C. /). nos. 



Digitized by LjOOQIC 



VCftque quien m' a de saluar 
es\a causa de mi daño. 



Y no puedo no quereros , 
y aunque pueda , no consiento, 
porqu' el fin d* obedesceros 
fuerza mi sofrimiento : 
remedia mucho el dolor 
ver mis males tan sin cuenta , 
porqu' es ley del » seruidor 
seruir bien á su señor 
en cosas de much' afruenta *. 

FIN. 

Mas suplico que s* acuerde 
de la triste alma mia , 
y pues la vida se pierde , 
no vaya sin compañia: 
anden juntas, pues penaron 
las dos juntas por seguiros , 
y si en algo acá erraron, 
enmienden lo que faltaron 
en mejor allá seruiros. 



892 
COMIENCAN LAS OBRAS 

DE 

DON ALONSO DE CARDONA; 

Y tSTA PRIMERA ES VNA QUE HIZO 
YENDO A VER A SSU AMIGA. 

Voy i cumplir mi desseo 
para faazello mayor, 
voy á crescer ^ mi dolor, 
pues la vida que posseo 
va medio muerta de amor : 
voy á ganar vna gloría 



DE H. DEL OASTXLLO. 

de tal suerte , 
que ganada la victoria, 
en otra muerte notoria 
se conuierte. 



121 



Voy á renouar la llaga 
que sobresanaua aussencia; 
voy á rrecebir la paga 
de mi mal que no ¿ apaga ; 
voy adonde auré sentencia 
de nueua confirmación 
de más querer; 
do consentirá razón 
que acresciente el cora^n 
su padescer. 

Voy á ver la hermosura 
que causa todo mi daño; 
voy á doblar mi tristura, 
voy á ver vuestra figura, 
do veré que no m' engaño 
en tener la fe que os di, 
que fué tan firme , 
c' aunque d' allá me perdi, 
más quiero perderme assí 
que arrepentirme. 

Siento sin poderos ver 
tan gran pena, tan sin medio, 
que ser más no puede ser, 
por do m' es fuerza querer 
mi daño para remedio : 
y assí me trae afición 
donde vengo, 
á ver vuestra perfection 4, 
y á cobrar mayor prisión 
que no tengo. 



I B,CD, 

fidon. 



de. 3 B.CD. afrenta. 3 B. C. D. á crecci . 4 B.CD. per- 



Digitized by LjOOQIC 



122 



CANOIONEBO 0SNBBAL 



OTRA SUYA 

Á VNA DAMA, PORQUE SALLÓ < MUY 
GALANA X VNAS BODAS. 

Reyna de todos y todas, 
Dios > de quantos os miraron, 
tal salistes á las bodas, 
que las damas se pasmaron, 
y todos os adoraron : 
no quedó galán con vida, 
sí contento de su mal, 
y la qu' es por más tenida , 
de veros tan sin ygual, 
quedó muerta y no corrida. 



894 
OTRAS SUYAS 

YENDO A VER SU AMIGA, Y EMBIÓGELAS 
ANTES QUE LLEGASSB DO ESTAUA. 

Libre va la triste vida 
de sus dolores y quexa ; 
ya su mal va de vencida , 
ya 1 3 descanso la combida, 
porqu' ell aussencia la dexa : 
alegre, lleno de gloria , 
va el costante coragon, 
contento de su victoria, 
pues de su firme afición 
nunca le faltó memoria. 

FIN. 

Mis ojos llorando van 
del gozo del bien qu* esperan; 



los tristes que muertos eran , 
quando 's miraren, saldrán 
de sus dolores y afán: 
mi alma de mí está aussente , 
sus nueuas no las sé yo , 
que después que me dexó, 
allá está con vos presente ; 
vos veres lo qu' ella siente. 



895 
OTRA SUYA, 

PORQUE ESTANDO EN VNA SALA CABO 4 

SU AMIGA, NO LA HABLÓ: DA RAZÓN 5 

DE SU CALLAR. 

Quando no pude quexar 
la pena del sentimiento, 
fué porque 
me tenia mi penar 
adormido en el tormento ; 
y assí fué 

doblado en el coraron 
el triste dolor que sigo, 
que consiento : 
tened esto en mi passion , 
que quando menos la digo, 
más la siento. 



896 
OTRA SUYA 

PORQUE SU AMIGA LE PREGUNTÓ QUE 
PORQyé YUA VESTIDO DE NEGRO. 

Yo que de firmeza lleuo 
la voluntad guarjiescida , 



I B. C. D, SALIÓ. 
4 B, C D, CABE. 



2 C. Señora de los que os m. 

5 C HABLÓ, É DA R. 



3 B. C. D. ya el d. 



Digitized by LjOOQIC 



DE H. DEL CASTILLO. 



123 



con esta color aprueuo 
que mi fe no 'stá perdida, 
y qu' está muerta la vida : 
pues me mató disfauor , 
porqu' el mal se vea cierto, 
traygo negro con dolor, 
porqu' es la propia color 
que deue cobrir al muerto. 



897 
OTRA SUYA 

PORQPS VIDO NUSUAMBNTE Á VNA 
DAMA. 

En veros quise miraros, 
y en miraros conosceros, 
y en conosceros amaros, 
amaros para quereros , 
quereros para adoraros: 
en passar d' aquí el desseo 
razón quitó '1 pensamiento, 
porqu' es lo qu' en vos yo veo 
de tanto merescimiento 
c* al más loco poma tiento. 



898 



GLOSA SUYA Á ESTA CANCIÓN 



GERONI VICH 

EN LOOR DE LA CONDESSA 
COCBNTAYNA. 

Después de ver tal figura 
y con tanta perfection ', 
ni el hablar será cordura, 
ni > callar cae en razón. 



La fe se me decidió 
porqu' es más lo que se vée: 
(maldito quien nunca os vio! 
¡bendito quien os possée! 
Oe tan perfecta pintura 
sobre todas quantas son , 
ni el hablar será cordura , 
ni callar cae en razón. 



899 
LA GLOSA. 

Ya mi alma entristecida 
recela su sepoltura, 
pues que yo por mi ventura 
no puedo ver más la vida 
después de ver^tal figura; 
do gané por conosceros 
tan dichosa perdición , 
que alabo con gran razón 
á quien pudo tal hazeros, 
y con tanta perfection 5. 

Es imposible loarse 
vuestra grande hermosura, 
que pues no puede estimarse , 
ni el seso podrá acordarse, 
ni el hablar será cordura : 
bien diré, porqu' es muy cierto, 
que me mata mi passion, 
porque siendo el hombre muerto, 
no deue quedar cubierto, 
ni callar cabe en razón. 

Tanto más que no creya , 
vio mi seso quand' os vio, 
que por la gran mejorfa 
de loque creya yo. 



I B. C £). pcrficion. 2 B. C Z). i el c. 3 B, C, D, pcrficion. 



Digitized by LjOOQIC 



124 



CÁNCIOlfXBO aKNBBÁL 



la fe se me despidió : 
despidiósse y queda acá 
confirmando lo que cree ; 
nunca de mi partirá , 
qu' en mi alma quedará, 
porqu' es más lo que se vée. 

Fué la suerte tan amiga 
á quien de veros gozó , 
qu' el mayor bien alcanzó : 
pues muy justo es que se diga : 
¡maldito quien nunca os vio! 
Quien pudo miraros- tal 
es forjado c' os dessee; 
éste, plañendo su mal, 
dirá con rauia mortal: 
¡bendito quien os possée! 

Queriendo de vos hablar, 
la razón falta y no dura; 
pues do 'stá cierto el error, 
¿quién osará razonar 
de tan perfeta pintura, 
que no halle su sentido 
en muy grande confusión, 
acordándose que vido 
el valer más escogido 
sobre todas quantas son? 

CABO. 

Contemplaros siendo aussente 
es ponerse en auentura , 
pues de bien tan excellente 
ni el loallo se consiente , 
ni hablar será cordura : 
sí consiento platicar 
del dolor del coraron, 
porqu' en ley de bien amar 



no se sufre pregonar, 
ni callar cabe en razón. 



9CX) 
ESPARSA SUYA 

Á VNA PARTIDA DE VNA DAMA. 

Quedan de vuestra partida 
con tristeza tan crescida 
todos los que vuestros son, 
que de ver su gran passion , 
la muerte se les combida; 
porqu' están desesperados, 
perdidos, desconsolados, 
y en aquel propio dolor 
que tienen los condenados 
en no ver su Hazedor. 



901 
OTRA SUYA. 

PORQUB VíN COETE 1 VINO A DAR EK LA 

MANO DE VNA SEÑORA, Y LE QUEMÓ 

VN poco. 

Quien nunca tuuo passion 
no siente passion agena ; 
por esto es buena la pena 
en el crudo coraron : 
cierto. Dios quiso embiar 
el huego c' os ha quemado 
desde allá , 

porque podays contemplar 
quien por vos está abrasado, 
quál está. 



I D, COHETE. 



Digitized by LjOOQIC 



t>K H. DEL OASTtLLO. 



125 



902 

OTRAS SUYAS. 

Ni 1 morir me viene á cuenta, 
ni puedo sofrir la vida; 
la 'speran^a se me ausenta ; 
pues el alma en tal afruenta > 
¿de qué ha de ser socorrida? 
Que si quiero ser contento 
de ver justo mi penar, 
este mismo pensamiento 
haze más desesperar, 
porque confirma el pesar. 

Assf que * vida ni muerte 
á mi mal pueden dar medio; 
mi suerte es de mala suerte, 
pues el buen ^ y mal remedio 
todo en mal se me conuierte. 
A qualquiera cabo hallo 
atajado el pensamiento , 
y no muero si lo callo, 
ni descanso en razonallo, 
ni hallo arrepentimiento. 

Esto como quando está 
ell alma para partir, 
y se detarda el morir , 
porque más el cuerpo acá 
s' atormente en el beuir. 
La vida está en passamiento , 
y no acaba de passar; 
la muerte mata con tiento, 
porque mi triste tormento 
más me pueda atormentar. 



¡O beuir desuenturado! 



;0 pena qu' es venturosa! 
¡O coraron lastimado , 
donde no se halla cosa 
que t' aliuie 4 tu cuydado! 
¡O dolor sin redempcion! 
¡O fe que tan grande fué, 
que siendo tal mi passion, 
yo la alabo porque sé 
qu' es muy conforme á razón! 

CABO. 

El remedio no s' espera, 
y mi daño siempre cresce , 
porque va d' esta manera , 
qu' el alma se fauoresce 
do el beuir se desespera: 
assi que mi fe y mi pena 
en mis entrañas debaten. 
¡ O qu' enlazada cadena, 
pues dubdo, según se ordena , 
que me libren ni me maten! 



903 
OTRAS SUYAS 

Á OTRA DAMA QUE LE PREGUNTÓ POR 
QUÉ YUA TAN CARGADO DE LUTO. 

Tan graue dolor me diste, 
que porque muerte recelo, 
lleuo el luto que me viste , 
porqu' el triste en lo qu' es triste 
ha de hallar el consuelo. 
Con dolor tiemplo el pesar 
para poder escapar 
de morir; 
la vida quiero guardar 



I B, C, D. afrenu. 2 3. D. 
4 B, te alíeue. /). te aliene. 



Assí V. n. ni. 3 B. C. D, el bien y el mal. 



Digitized by LjOOQIC 



126 



CANCIONERO OBNSRAL 



porque tengas qué matar 
en el beuir. 

FIN. 

Y porque muy claro veo 
qu* es tu gloria mi dolor, 
quando mayor le posseo, 
hallo mi suerte mayor 
en la fe de mi desseo. 
Bien librara con morir 
mi pena tan dolorida, 
qu' es sin medio , 
mas mi fe no ha de sofrir 
que te haga deseruida 
mi remedio. 



904 

ESPARSA SUYA. 

Mal que mayor mal escusa . 
tenerse deue por bien; 
pues venga la muerte á quien 
por su bien no la rehusa : 
venga, porque mal tamaño 
qual el mió y tan estraño, 
sin ella no tiene medio; 
assí que por el remedio 
se puede juzgar el daño. 

9o5 
ESPARSA SUYA 

PORQUE ESTANDO DELANTE ' VNA 
SEÑORA, SOSPIRÓ; Y ELLA LE DIXO QUE 
NO DEUIA SOSPIRAR, PUES QUE SE DECÍA 
QUE SE TENIA POR DICHOSO ^ DE SU 
PASSION. 

Quando mi sospiro va 
de mis entrañas partido. 



triste yo, no le despido, 
mi sentimiento le da 
d' aquexado y aflegido: 
porque siendo yo ^ contento 
de mi penada querella , 
no puedo quexarme della , 
pero toca al sentimiento 
dar señal de lo que siento. 



906 
OTRA SUYA. 

Mi seso está diferente 
quando más en él esto, 
como soy á ssolas yo 
el catiuo 4 que consiente 
la muerte porque os miró : 
do s* a de creer forjado 
que quantos os han mirado , 
todos sienten mi passion; 
ó que sola mi razón 
pudo conoscer el grado 
de vuestra gran perfection •^. 



907 



GLOSA SUYA 

Á ESTA CANCIÓN SIGUIENTE. 

Secreto mal de morir, 
tanto tiempo os he encubierto, 
ya yo n* os puedo encobrir, 
mi gesto os ha descubierto. 

Mi seso siempre encubrió 
passiones d^ enamorado; 



1 B, C. D. DELANTE DE V. 8. 2 B, DICHOSA SU PASSION. 

4 B. captiuo. 5 B, C />. perfícion. 



3 B. C D. 



Digitized by LjOOQIC 



DB H. DEL 0A8TILIX). 



127 



mi gesto desfigurado 
del todo las descubrió: 
sin cargo soys, mi sofrír, 
quanto tiempo os he 'ncubierto ', 
ya yo n' os puedo encobrir, 
mi gesto os ha descubierto. 

LA GLOSSA 2 MZE: 

Como sobra de querer 
es la falta de beuir, 
muy claro está para ver 
que no se puede tener 
secreto mal de morir; 
qu' en el estremo penar 
no puede durar concierto. 
¡O mi triste desear, 
con tanto mal y pesar, 
quánto tiempo os he 'ncubierto ^\ 

Tal me tiene la porfía 
de mi callado seruir, 
qu' el beuir me desconfia; 
pues á vos la pena mia 
ya yo n' os puedo encobrir: 
porque mi triste figura^ 
hecha ymágen d' ombre muerto, 
publica la desuentura 
qu' en el fin de mi tristura 
mi gesto 06 ha descubierto. 

Por medio d' algún señal 
mi passion mostrara yo, 
mas della su ley es tal , 
qu' este mal por menos mal 
mi seso siempre encubrió: 
quedando sin redempcion 



mi cuerpo todo abrasado' 
con cauterios d' afición , 
sellando en el coraron 
passiones d' enamorado. 

Atierra tanto el amcr 
á quien le Ueua encerrado , 
como muestra mi color, 
y assi publicó el dolor 
mi gesto desfigurado: 
porque tan vencido estaua 
de las penas que guardó, 
qu' ell angustia que passaua , 
el rostro que ya finaua , 
del todo las descubrió. 

Muy claras son las señales 
quando ell alma ha de partir , 
pues si por mostrarse tales 
se publicaron mis males , 
sin cargo soys, mi sofrir 4. 
No 's podeys quexar de mí , 
que sin hazer desconcierto, 
jamás vn ora salí 
de los trances que sufrí. 
¡Quanto tiempo os ^ h' encubierto! 

CABO. 

Puede el mal ser atajado 
antes que aya de venir, 
pero pues soys publicado , 
mi dolorido cuydado, 
ya yo n' os puedo encobrir: 
vos la muerte en me tener 
en vuestras manos tan cierto , 
traspassando el padescer 



I B. C />• os he encubierto. 3 B. C. D. la olosa. 3 B, C. 7). os he 
encubierto. 4 B.y D, No tienen este verso. (N, del E.) 5 B. C. />. os he en- 
cubierto. 



Digitized by LjOOQIC 



128 



OANOIONBBO OBNKIUL 



en mf vuestro propio ser, 
mi gesto ha descubierto. 



908 
COMIENCAN LAS OBRAS 



DON FRANCÉS CARROS PARDO; 

Y BSTA mVBftA B8 VKA EN QUK P11IGB 

QUE, rAMEÁNDOSSB POE DBSCAE8AE DE 

SUS TEA BAJOS, HAtXÓ OEAM rCmBEO DE 

KESONAS DE ESTADO, ER LOS GESTOS DB 

LAS QUALES CONOSCIÓ ALTERACIÓN GRANDE 

QUE DENOTAUA EN LAS ENTRAÑAS SER 

CRUELMENTE HERIDOS. DESSEOSO DE SABER 

LO QUE NO SABIA, COMENTÓLES DE HABLAR 

EN BSTA MARERA, Y ELLOS LB 

RESPONDIERON DE LA FORMA 

QUE AQUf PARESCERÁ. 

Cargado de pensamientos, 
por sierra desesperada , 
vf venir gente turbada , 
quexosa de sufrimientos, 
la edad media passada : 
desque á ellos me llegué 
con saludos que les di, 
y dellos las recebí, 
por saber lo que dubdé , 
desta forma les hablé. 

O vos, ombres principales , 
de gracias tan fornescidos, 
de fuera muy reluzidos , 
¿quáles ansias, quáles males 
os lieuan assí perdidos? 
Mi juyzio se destienta 
en veros tan ensalmados, 
y dentro tan quebrantados ; 
por merce4 9 dadme la cuenta 
porqu' el bien ó mal yo sienta. 



Estouieron admirados 
en verme y de lo que oyeron , 
porque, cierto, conoscieron 
sentirme de sus cuydados, 
y de tal suerte dixeron: 
pues con voluntad piadosa 
de nuestro ser nos preguntas ; 
oye bien , ya que barruntas . 
y verás causa llorosa 
á nosotros mu^ dañosa. 

Cada qual de todos nos, 
personas de señorío, 
dimos todo el poderío 
en poder de amor, que es Dios 
de nuestro franco aluedrío : 
y agora que le buscamos, 
por bien conoscer quién es, 
buelue^u rostro al reués,, 
de forma que no hallamos 
su forma que desseamos. 

Y son tales los estremos 
de la vida que seguimos 
tras amor á quien sentimos, 
que ni vemos, ni sabemos 
dó vamos, ni dó venimos : 
ymos á buscar la muerte, 
venimos do se biuia , 
y siguiendo est* agonía, 
padescemos mal tan fuerte , 
qu' es sin remedio su suerte. 

Mas pues ventura causó 
que contigo nos topamos, 
que nos digas te rogamos 
si por tí jamás passó 
lo que nosotros passamos; 
ó si con él estouiste, 
cuéntanos cómo libraste, 
si perdiste ó si ganaste. 



Digitized by 



Google 



DE H. DEL CASTILLO. 



129 



si quedaste alegre ó triste, 
6 qué tal le conociste. 

Y visto quán claramente 
me descubrieron sus vidas, 
herido de sus heridas, 
respondíles mansamente 
con palabras no fengidas : 
De conosceros me plaze. 
pésame quáles os veo, 
y pues vuestro bien desseo, 
contra amor qu' el mal os haze, 
oyd lo que satisfaze. 

¿Mas quién blasonar podrá 
por más y masque s' encumbre 
la ceguedad de la lumbre 
qu' este maldito nos da 
con su perversa costumbre? 
Pero de seruir contento, 
contaros he yo primero 
cómo fuy su prisionero, 
mis penas y gran tormento, 
y al fin lo que del yo siento. 

RESPONDE EL AUCTOR 

DE CÓMO VINO EN SERUICIO DEL AMOS. 

Belleza sin par y amor 
y mis ojos que miraron, 
todos juntos concertaron 
darme su gozo y fauor 
quando '11 alma me robaron : 
y desque me vi sin ella, 
y de mi mismo tan léxos, 
por más que yo diesse quexos, 
bozes « llantos y querella , 
pude saluar no perdella. 

Sentí luego padesciendo, 
según nasci desdichado, 



que sería yo, cuytado, 
en biuas llamas ardiendo, 
ceniza , polvo tornado : 
porque al tiempo del herir 
con sus halagos y mañas, 
paró tales mis entrañas , 
que quisiera más morir 
qu' esperar lo por venir. 

RECUENTA LOS MALES QUE PASSÓ. 

En el cielo las estrellas , 
las arenas de los mares 
que son sin cuenta millares , 
ni del huego las centellas, 
con mis males fueron pares : 
entonces vi por mi mal 
qu' el qu' en sino d' amor nasce, 
y en sus campos biue y pasee, 
aunqu' es ombre racional, 
pierde su ser humanal. 

Conoscl más, que sus flores 
de tan lindo parescer, 
al más querido querer 
le causan penas mayores, 
porqu' el ganar 1' es perder : 
que tan grand' es el recelo 
y mudanzas que amor muda , 
que lo más cierto más dubda, 
y al que más sube 'n el cielo 
1' entierra debaxo el suelo. 

OESCRIUE LAS CONDiaONES DE AMOR. 

Porqu' es vn daño plazible 
que su paz da guerra fuerte ; 
es su dicha negra suerte , 
es querer aborrecible, 
y su vida biua muerte : 
es vn dormir que desuela • 
muy amarga su dulzura; 
es su gloria desuentura, 

9* 



Digitized by LjOOQIC 



1 3o 



consuelo que desconsuela» 
vn sobir que nos assuela. 

Es vna luz tenebrosa, 
vn remedio que nos pena; 
es vn bien sin cosa buena , 
es vna risa llorosa , 
vn fauor que nos condena : 
es enferma sanidad , 
concierto que desconcierta ; 
su verdad, mentira cierta, 
su piadad es crueldad, 
es vn centro de maldad. 

Tiene más, mil variedades, 
más que chimera diformes; 
los fines falsos , ynormes, 
maginaciones, maldades, 
á razón nunca conformes: 
muestra ser llena, y es hueca; 
de qu' el presumir s' empina, 
nuestra vida desatina , 
la vergüenza nos derrueca, 
la virtud en vicio trueca. 

PROSIGUE Y DESENGAÑA. 

Ni crea qualquier que ama 
que pueda firmar su rueda; 
en vn ser jamás se aqueda , 
oras ama , ya desama , 
siempre triste y nunca leda: 
despídanse, pues, amores, 
váyasse el desesperar, 
pues querer de amor gozar 
es pintar sin las colores, 
sin alas ser botadores. 

RESPONDEN LOS AlUDORES. 

Los remedios que presentas, 
donde nuestro bien consiste , 
vemos ser como dixiste; 



CANaONBBO GENBBAL 



pero quanto más lo ci 
voluntad más lo resis 
que puesto que assf s' 
qu' esté en amor desa 
quererlo más porfiar 
tanto el grado lo defie 
qu' en amar más nos i 

De que vencedora c 
voluntad, qu' es nuesi 
mató á razón que biui 
ni vemos qu' el muert 
ser biuo como solía: 
y por esto sepultados 
nos mira como defunt 
y vida de alma consui 
los más tristes ya finac 
qu* en amor fueron lu 

EL AUCTOR. 

Si esse morir no biu 
y el beuir nunca finass 
ni eternidad s' esperase 
diria que se quisiessc 
y jamás se dessamasse : 
pero todo passa y anda 
hasta la muerte espante 
do fenesce toda cosa, 
y la cuenta se demanda 
y muy más á quien má 

Por do vuestro ser hi 
si bien mira y considen 
quánto amor es cosa fie 
terna por consejo sano 
no seguir más su vande 
que si nuestros passos v 
no los arrienda cordura 
en la más baxa hondura, 
al tiempo de más víanos 
daremos d' ojos y mano 



Digitized by VjOOQIC 



DB H. DBL CASTILLO. 



i3i 



Que aura tanta graueza 
saber y noble crianza, 
con toque , peso y balanza 
le conuiene y con destreza 
ama la ley de temprana : 
y esta dulce melodia 
de quien tanto mal emana, 
dexando por cosa vana 
sin perder punto ni dia , 
del tiempo seguir la vía. 

El tiempo es'medida cierta 
que nuestras vidas mesura, 
do ventura ó desuentura, 
do mal ó bien se concierta, 
según cada qual procura : 
y la cuerda senetud 
que á bien obrar nos adiestra, 
es tiempo que claro muestra 
por tan enferma salud 
de no aborrir la virtud. 

Que virtud es guia derecha 
tras quien ninguno peresce, 
virtud de bienes floresce, 
y que nunca nos desecha, 
ni el juyzio desuanesce : 
pues con vida tan vencida 
y vida muerta biuiendo, 
¿porqué quieres padesciendo 
en cabo della sallida 
comen^r rosa florida? 

PROSIGUE. 

Considerad el estado 
desta nuestra humanidad , 
y tanbien considerad 
qu' el tiempo se os es passado 
en sueño de vanidad; 
y que la muerte y su fado 
no miran ora ni punto. 



ni la suerte del defunto, 
y con saber consejado 
troca de nueuo cuydado. 

Y quando ternes rompido 
el velo de la passion, 
huyd tanta perdición , 
huyd deleyte vencido, 

y amad , amad la razón : 
y á la Virgen, Hija y Madre 
que nos vela de la cumbre , 
siruamos con mansedumbre, 
porque cuando el vicio ladre, 
nos guarde su Hijo y Padre. 

Este santo contemplar 
es todo pura limpieza , 
es deleyte sin tristeza, 
es muy cierto caminar 
por las sendas de fírmeza 
sin torcer en la carrera, 
guiados de aquel superno 
á ssu gloria y bien eterno; 
que jamás no desespera 
el sieruo qu' en él espera. 

Y por más no fatigaros, 
ni cargar penas á pena , 
seguidme, pues la ora es buena, 
que yo m* ofrezco leuaros 

do cobres la vida agena : 
yremos muy de reposo 
do mora la libertad, 
donde está tal claridad , 
qu' el biuir triste, lloroso 
tornará ledo, gozoso. 

SIGUEN LOS AMADORES LA VOLUNTAD 
DEL AUCTOR. 

Por el bien que de tí vemos, 
s' abiua tanto y despierta 



Digitized by LjOOQIC 



I 32 



CANCIONBBO OBNBBAL 



la razón qu' estaua muerta, 
que seguimos si queremos 
lo que tu querer concierta; 
y tú, amor, á quien dexamos, 
vete, vete, y busca quien 
elija tu mal por bien; 
que de tí nos alexamos 
do virtud manda que vamos. 

DESPEDIDOS DE AHOR LOS AMADORES, 

SIGUEN EL AUCTOR, Y DA HN A LA 

HABLA CON ESTA INUOCAOON. 

TÚ, arca del gran tesoro, 
de la diuina loor, 
remedio consolador, 
á tí invoco, de ti imploro 
la gracia de tu fauor; 
porqu* el tu querer diuino 
' que con Dios es vna cosa, 
en esta mar peligrosa 
sea estrella y el camino 
porque no se pierda *1 tino, 



909 
GLOSA SUYA 

X ESTA CANCIÓN. 

¡O alegre canción mia! 
¿ya cómo vos cantaré, 
pues el ayre y alegría 
yo no sé 
con la qual vos assoné? 

El ayre siguió los vientos 
y los tiempos el plazer; 
el sentir los pensamientos, 
los cuydados el saber; 



ya no es la que solfa, 

vuestro son ya le oluidé , 

y suaue melodía 

que passé 

en tiempo que bien amé. 

Ya vuestros ledos cantores, 
que eran mis cinco sentidos, 
dan sospiros por acores, 
por canto, cansos gemidos: 
mi discreción desuaria, 
la memoria se me fué, 
y el coraron por tal vía, 
pues no sé 
ya cantar como canté. 

LA GLOSA. 

Pues la fortuna me guía 
camino de perdición 
á mayor mal que pensé , 
¡o alegre canción mia, 
trocada lamentación ! 
ya ¿cómo vos cantaré? 
En boz de triste armonía, 
por contras granes quebrantos 
de dolor y firme fe, 
el tenor serán mis llantos, 
pues el ayre y alegría 
yo no sé 
con lo qual vos assoné. 

Ordenados mis tormentos 
por fado triste , maligno 
á quien no pude vencer, 
el ayre siguió los vientos 
de mi desastrado signo, 
y los tiempos el plazer: 
perdí el don de libertad, 
de razón los fundamientos, 
cobré mortal padescer , 
sigue léxos de piadad 



Digitized by VjOOQIC 



DE H. DBL CASTILLO 

el sentir los pensamientos 
sin vencer 



1 53 



los cuydados el saber. 

Y visto que se desuia 
el bien que de mí s' alexa, 
sin ventura, ¿qué diré? 
ya no es lo que solía, 
mas con el mal de mi quexa 
vuestro son ya le oluidé: 
y el dulce canto que hazia 
el amor y su victoria, 
con las quales acordé , 
traspassada es ya la gloria 
y suaue melodía 
que passé 
en tiempo que bien amé. 

Lestado de mis clamores 
porque sientan los nascidos 
ser el más infortunado, 
ya vuestros ledos cantores , 
que eran mis cinco sentidos, 
hazenson desacordado: 
y los sobrados dolores 
de mi desuentura ciega, 
sin fuerza para pedillos, 
dan sospiros por acores , 
como quien al fin s' allega 
no plañidos, 
por cantos cansos gemidos. 

Sobrada la fantasía 
de passion tan sin remedio 
que pasar no la podré, 
mi discreción desuarfa, 
porqu' en ver su fin y medio. 



la memoria se me fué. 
¡O qué ventura seria 
en suerte tan afligida 
por quien exemplo seré 
fenescer la triste vida 
y el coraron por tal vía, 
pues no sé 
ya cantar como cante! 



910 
OTRA I OBRA SUYA, 

POftQUB ESTANDO KR VNA SALA DELAHTE 
DB VNA 8KÑ0KA, AARIMADO Á UN PAÑO DE 
RAS ', MIRÁNDOLE LA SEÑORA, T CONOSCIENDO 
EN SU ROSTRO QUE DEUIERA ESTAR 
AFA88IONADO, LE DIXO: «¿ 80TS VOS LA 
PINTURA DEL PAÑO, ó 80TS VOS EL QUE 
YO VEO?» ÉL, CON VNA RISA, DISSIMULÓ LA 
RESPUESTA; ESTONCES ELLA, SABIENDO QUE 
AUIA SERUIDO Á VNA MUY HERMOSA DAMA, 
LE DIXO: «DEZIDME, ¿ PUÉDESSE BIEN AMAR 
MÁS DEL PRIMER ^ AMOR?» Á LA QUAL 
RESPONDIÓ QUE HÓ, SI ELLA ERA LA 
PRIMERA, Y PORQUE ELLA MOSTRÓ ENOJARSE 
DE LA RESPUESTA^, ÉL HAZE ESTA 
OBRA. 

Estaua yo trasportado 
contemplando ^ vuestro ser , 
hecho sombra y assombrado, 
no sé si biuo ó finado, 
de amar, querer y os ver: 
desta forma sin engaño 
ante vuestro lindo asseo, 
me dixistes por mi daño : 
¿soys vos la sombra del paño, 
6 soys vos el que yo veo? 



! B. C. Z>. COPLAS DE DON FRANCÉS CARROZ. 3 B. RASO. 3 B, C. A PRI- 

MERO. 4 B, RESPUESTA, É HaZE AQUESTA OBRA SIGUIENTE. 5 B. C. />. COn-> 

templando en. 



Digitized by LjOOQIC 



i34 

Dissimulé la respuesta 
con cien mil varios cuydados, 
porque vi ser burla presta, 
de vuestras gracias compuesta 
con los más apassiónados. 
Entonces arrodillar 
me mandastes que dixesse > 
si se puede bien amar, 
y el primero * amor dexar 
por nueuo amor que viniesse. 

Desque vi tan peligrosa 
la mar y sus temporales, 
con vna basca rauiosa, 
vna nuue tenebrosa 
cerró mis bienes y males: 
y al tiempo que recordara 
el coraron casi ^ muerto, 
si alas tuuiera bolara*, 
por buscar quien le matara , 
pues que no hallaua el puerto. 

Pensaua en tal estrechura: 
si callo ¿qué me dirá? 
Si hablo, y por mi ventura 
me contrasta desuentura , 
¿qué mundo me sufrirá? 
Quisiera que nunca fuera, 
ó nascido, me leñaran 4 
ad tumulum que dixera 
aquella lición postrera 
del que llagas V aquexaran. 

Y viendo qu' era de fuerza 
dar la razón que deuia, 
voluntad algo s' esfuerfa; 
mas perdia ^ ya la fuerza 



CÁNCIONBBO GENERAL 



del gran temblor que tenia, 
de que sin querer queriendo, 
y desatando y atando, 
y sin fin fin proponiendo, 
estaua yo descurriendo 
mil mudanzas variando. 

Con amor que da temor 
y abiua mi gran passion, 
con amor que esfuerza amor, 
demudado y sin color 
respondf yo á la sazón: 
Si vos, dama, soys primera 
quien hirió d' amor V amante, 
será vuestro, aunque no quiera, 
amador y sin espera, 
por más que llore y que cante. 

De que se sigue y se funda 
por tan sobrada verdad 
y gracia que vos abunda, 
que fuestes vos la segunda 
que mudó mi voluntad : 
y con esta firme fe 
que sella V alma ^ catiua 7, 
soy vuestro y siempre seré, • 
pues saben que soys y sé 
la mejor que al mundo biua. 

Y si por ser vos de tanto, 
dixe más que no deuiera, 
mi lengua que hizo el canto 
que causastes y mi llanto, 
enmudezca, pene y muera: 
mas si yo tanto vos amo 
y virtud me desenculpa, 
y por vos amo y desamo, 



I B. D. q. hiziesse. 2 B. C. D, primer. 3 C. quasi. 4 B. C, D. tleua* 
ran. 5 B, D. perdida yo. C. perdida ya. 6 B, C D, sella el alma. 7 B. cap- 

tiua. 



Digitized by LjOOQIC 



DB H. DEL CASTILLO. 



i35 



do me deuen palma y ramo 
no se deue darme culpa. 

Y assí de nueuo trocando 
el pensamiento catino ', 

la mayor fuerza forjando 
amador y desamando, 
soy más contento qu' escriño: 
porque todos mis sentidos 
y los ojos c' os miraron 
vieron bienes tan crescidos, 
que vencen á los nascidos 
de quanto bien alabaron. 

Si dezis que yerro ha sido 
desamar á quien siruia, 
fué causa ser combatido 
de vos, y de amor vencido, 
y razón que fué la guia: 
que de fuer^, do s' entiende 
perfection > más esmerada , 
tan ciega d' amor s' enciende , 
qu' encendida no atiende 
del grado ser reparada. 

Y si por verme mudable 
se recela mi firmeza, 
consiento si desamable 

la vana vida culpable 
á las fuerzas de crueza: 
y el dolor que nunca queda 
sienta ^ yo en este comedio; 
ni 4 merced buelua su rueda, 
quiera morir y no pueda, 
porque biua sin ^ remedio. 

Mas del ^ tal caso librados 
son mis dias por ser vuestro, 



en firmeza confirmados, 
de fortuna sojuzgados, 
sin poder al que demuestro: 
que después de yo vos ver , 
fué mi hado y ordenanza 
no poder otra querer, 
pues de mayor bien auer 
no puede ser esperanza. 

FtS. 

Por do vos, mi bien y grado 
segundo, mas postrimero, 
recebid, no con desgrado, 
que guiado y no errado 
sigue de 7 amor su sendero : 
y n' os duela mi morir 
á beuir yo bien amando, 
que morir por vos seruir 
es vida de mi beuir, 
y la gloria tras que ando. 



911 
CANCIÓN 

DE 

JUAN rodríguez DEL PADRÓN. 

Cuydado nueuo venido 
me da de nueua manera 
pena la más verdadera 
que jamás he padescido. 

Yo ardo sin ser quemado 
en binas llamas d' amor; 
peno sin auer dolor, 
muero sin ser visitado 



I B. captiuo. 
5 B.QD. con. 



2 B. CD. perficion. 3 B. C. D. siento. 4 B, C. D. nú, 
6 B. C. D. de. 7 B. QD. sigue a. 



Digitized by LjOOQIC 



1 36 



CANCIO.NBRO OENEBAL 



de quien con beldad vencido 
me tiene so su bandera. 
¡O mi pena postrimera, 
secreto huego encendido! 



912 
GLOSA 

DE 

DON FRANCÉS CARROZ. 

De vuestra vista partido 
con peor vida que muerte, 
embalada me ha traydo 
cuydado nueuo venido 
de muy peligrosa suerte : 
el fín que d* aquí s* espera , 
como quier que por venir, 
me da de nueua manera 
vn beuir de tal sentir 
que mata más qu' el morir. 

Y si tal suerte viniera, 

y en beuir yo me muriesse, 
mi beuir no padesciera 
pena la más verdadera 
que jamás será ni fuesse : 
mas soy aquel aflegido 
que podré siempre contar 
que jamás he padescido 
mayor causa de llorar 
que la muerte no hallar. 

Y ved quál es mi cuydado, 
quánto mi passion estrema, 
que de amor el más sobrado , 
yo ardo sin ser quemado, 

de fuego qu' cU alma quema : 



y biuo, triste amador, 
qual la salamandría haze, 
en biuas llamas de amor; 
pues lo que más me desplaze 
sin ñn aquello me plaze. 

Y cresce más su ardor, 
que sufro, callo paciente; 
temo sin mostrar temor, 
peno sin auer dolor 
plañida por quien se siente: 
y deste signo fadado 

por mi negra desuentura, 
muero sin ser visitado, 
saluo de mucha tristura 
que será mi sepultura. 

De cuya passion mouido, 
ante tus pies rodillado . 
amor, merced yo te pido 
de quien con beldad vencido 
que se mude lo tratado : 
y será razón entera 
que sea, pues padesciendo 
me tiene so su bandera, 
tan sojuzgado siruiendo, 
que siento gloria muriendo. 

CABO. 

Y no consientas que quiera 
la tu diuina virtud 

que diga yo quando muera: 
¡O mi pena postrimera ! 
¡O cruel ingratitud ! 
Mas piensa quán aflegido 
me tienes desque me diste 
secreto fuego encendido , 
y por más que fuesse triste, 
que quise lo que quisiste. 



Digitized by LjOOQIC 



DE H. DEL CASTILLO. lij 

9i3 

OTRA OBRA SUYA. 

Mirando las cosas del grande vniuerso 
y cómo se rige el curso de aquellas, 
algunas yo hallo dar graues querellas, 
que gozan después de próspero verso; 
pero mis afanes con daño peruerso 
fotigan la vida de mí sin ventura , 
que hazen de tanto mayor mi tristura 
de quanto sin fin me hallo diuerso. 

El túrbido cielo de nuues grauoso 
se haze muy claro, sereno , estrellado; 
son hechas las yras de mortal desgrado, 
segura amistad y paz con reposo: 
el árbol sin hojas floresce < hermoso, 
los campos desiertos las gentes poblaron, 
las cosas caydas en alto s* alearon, 
mis cuytas por siempre, tenerme * quexoso. 

Y vemos algunos de simples estados 
con rueda mouible fortuna prospera; 
y quien de la ofensa reparo no espera, ^ 
venganza consiguen sus graues cuydados. 
Nauíos rompidos y desatinados ^ 
por gran tempestad arriban en puerto • 
consuélanse entonces los ya sin conuerto 4, 
mas nunca se mudan mis dias turbados. 

EU agua muy blanda la piedra departe , 
haziendo romper su gran fortaleza, 
las fieras alimañas de tanta braueza 
el su domador amansa con arte; 
mas nunca jamás con sobra d' amarte 



I B. C. />. parece. 2 B. D, term^me. 3 C desarmados. 4 C. con- 
cierto. D. conhuerto. 



Digitized by LjOOQIC 



1 38 CANOIONBBO OBNEBAL 

yo puedo hazer, ni con vida llorosa , 
tu gran crueldad tornar piadosa , 
ni menos yo puedo biuiendo dexarte. 

La hoz muy quexosa, de duelo vencida, 
del hijo perdido que daua la madre . 
vencieron amor en hijo de padre, 
por no desuiar justicia deuida: 
por ende mis llantos, passton sin medida, 
despierten y mueuan mirar las entrañas 
de mí tan amargas de plagas extrañas 
que matan y abiuan mi alma y mi vida. 

Y plégate más mirar yo quál ando 
sin dicha, sin gracia, sin sombra, sin vía, 
con ley y con fe de amarte á porñsi, 
ya muerto de amor, desamor amando: 
y mira virtud yr pelegrinando ' 
dexando beldad desnuda y desierta « 
qual sin la verdor paresce la huerta , 
ó bien como casa que biue sin mando. 

Mas antes yo creo verán en el mundo 
las cosas contrarias sin contrariedad , 
y las muy diformes en conformidad , 
las granes sobir del centro proftmdo; 
y en antes dirán al ombre segundo 
d* Abel omicida con mucha clemencia, 
y al mísero Job faltalle paciencia, 
que tú ser benigna del mal que yo abundo. 

Pues, mal fortunado, ¿qn* estoy esperando 
de auer piadad en desconoscimiento, 
en cosa inmouible hallar mouimiento , 
y en lo no fírme firmeza fundando? 
¿Ni porqué tal yerro yo triste demando 
qu' el mudo responda y el ciego que mire , 
ni el sordo que sienta yo quando sospire, 
de muerte aquexado sin yr desamando? 



I C. peregrinando. 



Digitized by LjOOQIC 



DS H. DÉX. OiSTILLO. lig 



CABO. 



Queda mi alma confusa pensando, 
turbada y vencida de tal confusión • 
que soy aquel ciego que vence passion , 
el qual sin principio la fin va buscando. 



914 

AQUÍ' COMIENCAN LAS OBRAS 

DE 

MOSSEN CRESPI DE VALDAURA; 

V ESTA PRIMERA ES GLOSANDO VNA GC^LA QUE EL HIZO, LA QUaL 

0I2E ASSÍ: 

No siento que biua biuiendo mi vida, 
ni pienso que muero sintiendo el morir, 
do veo mi alma ser siempre vencida , ^ 

pues nasce de fe mi triste aofrir : 
ni 'spero * remedio, ni tengo ^ esperanza, 
de do mi seniicio sienta '1 gualardon 4, 
ni tienen sospiros tan gran confianza 
que ponga descanso á mi coraron. 

GLOSA SUYA. 

No siento que biua biuiendo mi vida , 
pues tengo el desseo por mi enemigo, 
haziendo su liga me tiene vendida ^ 
mi firme razón contraria comigo: 
de donde me vienen terribles espantos 



I B. C D. COPLAS DB M. C. D. V. GL08AHDO UNA COPLA QUB HIZO L. Q. D. A, 

2 B. C. D, ni espero. 3 B. />. no tengo r. C. ni tengo r. 4 B, D. sienta 
el galardón. C siento el galardón. 5 B, C. O, vencida. 



Digitized by LjOOQIC 



140 OANCIONXBO OBNBBAL 

que traen consigo señales de muerte ; 
turbado el sentido, da tales quebrantos , 
que haze de gozo menguada mi suerte. 

Ni pienso que muero sintiendo el morir '. 
tan biuas yo tengo las ansias que matan , 
con rauia d^ amores su fuerza sentir, 
do biuen los males continos * que tractan, 
que tractan y atizan el fuego que quema : 
mi pobre persona padesce quexando; 
los daños leuantan las bozes por tema, 
mis tristes entrañas s' encienden llorando. 

Do veo ^ mi alma ser siempre vencida 
con agena fuerza qu' el grado refuerza, 
de tales combates la tengo perdida, 
la pena sintiendo que nunca retuerta : 
mas haze contino la causa ser tal , 
por donde yo pienso ser ya con mi junto, 
después d* enterrado aquel propio mal 
que reposo no tiene vn ora ni punto. 

Pues nasce de fe mi triste sofrir, 
padesce mi pena no bien gradescida, 
la pena que viene de mucho encobrir, 
do veo mi quexa no ser conoscida. 
Mostrando crueza muy firme el concierto 
qu' ell alma con ella entienden '1 engaño, 
que donde yo creo y tengo por cierto, 
pues matan el cuerpo . se dobla mi daño. 

Ni 'spero remedio, ni tengo esperanza 
por donde yo crea cobrar libertad, 
ni tiempo ninguno porná ya mudanza 
á tanta rebuelta y tan sin piadad. 
Pues no sé qué haga, qué haga, qué diga, 
qué diga que pueda contar la ystoria 
de tanto misterio con dura fatiga , 
qu' en solo pensarlo se daña memoria. 



fí. C D, viuir. 2 C. continuos. 3 C. ved. 



Digitized by LjOOQIC 



DB H. DEL CASTILLO. 141 

De do mi seruicio sienta U gualurdon ', 
pues pagan desdenes el tiempo seniido, 
con cruda respuesta y sin compassion, 
retractan * el bien tan desgradescido: 
por donde no sé se pueda mudar, 
ni bien se consienta el modo que biua , 
si no qu' el amor quiera apiadar 
á quien con su gesto del ^ seso me priua. 

Ni tienen sospiros tan gran confian<;a 
que sean sentidos los tristes do van, 
ni menos que tengan alguna tempranera 
de tanto gemir contino que dan: 
do , cierto^ no hallo el cabo ni medio 
que pueda por dicha mudar de ventura , 
ni hallar presumo do sienta '1 remedio 
de tan gran afrenta de mi desuentura. 

CABO. 

Que pongan descanso á mi cora<;on 
no siento, ni veo, ni pienso que deua 
creer que ninguno tenga presumpcion 
la vida tornarme, pues muerte la lleua. 
De nueua manera, con más sentimiento, 
me dexa de biuo sólo el desear, 
porque fin no tenga el tanto tormento, 
ni dexarse pueda el siempre matar. 



9i5 
ESPARSA SUYA 

CONORTANOO 4 VNA DAMA PORQUE ESTAUA MUY TRISTE, PORQUE VN GALÁN 
QUE LA SERUIA SE ERA ^ CASADO. 

Las aguas terribles y nieblas escuras 
muy presto se bueluen en muy claros dias ; 
las guerras crueles y malas venturas 



I B.QD. galardón, s B.CD. retratan. 3 B,CD. c\. 4 />. corntOR- 

TANDO. 5 C. 8B RABIA. 



Digitized by LjOOQIC 



IÍ2 CANCIONUtO 0BNHRAL 

por tiempo ' se mudan en paz y alegrías: 
el aue que mata la gar^a 'n el > cielo, 
á ssu señor yemot muy mansa boluer; 
pues, dama discreta, beuf sin recelo, 
que presto vereys tomar el plazer. 



916 

OTRA OBRA SUYA Y DE TRILLAS, 

LLAMADA SESTI, 

PLAÑENDO LA MUERTE DE LA RSYNA DONA ISABEL , RETNA D* ESPAÑA Y DE 

LAS DOS CECILUS. 



TRILLAS. 

La muerte que tira con tiros de piedra, 
matando de tondas las Reynas el fénix, 
ennoblescer quiso vn baxo sepulcro 
d' aquella tan alta , después de la Virgen, 
y santas benditas, ganó tal triunfo , 
que fué deste mundo la firme cdumpna. 

MOSSEN CRESPL 

De nuestras Españaa fué grande columpna, 
y agora encubierta está d* una piedra; 
con muerte deshizo nuestro gran triunfo, 
quitando la lumbre del mundo y el fénix; 
y ell alma muy leda siruiendo la Virgen, 
nos dexa muy tristes, su cuerpo 'n sepulcro. 

TRILLAS. 

Si '1 cuerpo comprende pequeño sepulcro, 
de su real fama le queda columpna 
tan grande c' al cielo do mora la Virgen 
allega y consige la más alta piedra: 



I B, C, D, tíenapos. 2 B. C. D. en el. 



Digitized by LjOOQIC 



aquí, pues, posee renombre de fénix, 
7 en corte diníoa dinino triunfo. 

MOSSEN CRESPI. 

Los ángeles santos celebran triunfo/ 
y alumbran d' aquella ell alto sepulcro; 
MI obras presentan de santas vn fénix, 
coD gloria inmortal d* inmortal columpna; 
las grandes virtudes escritas en piedra 
la suben tan alto que mira la Virgen. 

TRILLAS. 

Y aunque ninguno de muerte va virgen, 
c* á todos sojuzga su mando y triunfo, 
si ya no tenemos dureza de piedra, 
llorar nos conuiene encima 1 sepulcro, 
pensando qu' encierra aquella columpna 
que filé 'n sostenemos esforfado fénix. 

MOSSEN CRESPI. 

Rompiendo entraiías lloremos el fénix 
qu'en morir con muerte, de muerte va virgen, 
y al cielo subiendo su bien y columpna, 
nos dexa muy solos perdiendo 1 triunfo; 
1 enxemplo de vida se lleua '1 sepulcro ; 
rasguemos las caras con vñas de piedra. 

TRILLAS. 

Piedra muy terrible causó que tal fénix 
sepulcro possea porque con la Virgen 
triunfo reciba en alta columpna. 

MOSSEN CRESPI 

Á NUESTRA SEÑORA. 

Columpna constante, del Hijo triunfo. 
Virgen muy electa la qu' está 'n sepulcro, 
fénix la corona, pues fué en la fe piedra. 



Digitized by LjOOQIC 



'44 



CAIICIONKKO GBNBRÁL 



917 

GLOSA SUYA 

a VNA CANCIÓN QUB HISO MOSSBN JOROI 

DB SANT JORDI BN LBNGUA 

VALBNCIANA. 

Esperanza res no dona 
á ma pena comportar 
r ora que vinch á pensar : 
qui > ofen nunca perdona. 

Lo ofés afranqueix la cara 
y perdona quis que sia; 
qui ofen tostemps Diu gara 
que nou fiíqi per falsiiei. 

Ausades Deu me confona 
si no s m' cuyt ^ desesperar 
r ora que vinch á pensar : 
qui ofen nunca perdona. 



918 

GLOSA. 

En tardar es enemiga 
la muerte de mi persona, 
pues sallir de tal fotiga, 
esperan<;a res no dona: 
ni '1 amor por desatino 
no se dexaoluidar» 
ni crueza de contino 
á ma pena comportar. 

Pues lo quiere desuentura, 
no hago sino quexar, 
y razón no m' assegura 



r ora que vinch á pensar, 
el concierto que concierta 
despiadad 4 y pregona 
por traer mi vida muerta: 
qui ofen nunca perdona. 

Es el mal no conoscido 
quando 1 sofrir le manpara. 
y el ^ gradescer merescido 
si r ofés afranqueix la cara: 
padesciendo la passion 
detiene la fe por guia, 
y por sobras d' afición 
perdona quis que sia. 

En ser graues mis querellas 
galardón las desampara, 
y en sentir la causa dellas, 
qui ofen tostemps Diu gara: 
con oluidada memoria 
y engrata la fontasfa , 
de la pena se da gloria 
que non fofa per felsia. 

Este conoscido daño 
es muy más que no s* ^ rasona, 
si la qiiexa va d' engaño, 
ausades Deu me confona ^: 
y á mi querer qu' es desquerer 
la vida por dessear, 
y en pensarla socorrer, 
si no s m' cuyt desesperar. 

Fm. 

Será desmedido el grado 
si 1 desseo ha de matar, 
sin poner fin al cuydado 



I B. C. D. que. 1 B. C. D. non. 3 B. C. D. cuit 4 B, C. D, do- 
piedad, b B. D. y gradecer. 6 B. C Z). no. 7 B. C. Z). conforta. 
8 B.CD. non cutt. 



Digitized by LjOOQIC 



Dü H. DSL Castillo. 



'45 



V ora que vinch á pensar. 
Desfallescen beneficios 
por el desden que blasona , 
quando más crescen seruicios , 
qui ofen nunca perdona. 



CANCIÓN 

DB 

MOSSEN FENOLLAR. 

El cora<;on vos embio 
y tomar no lo quereys; 
pues no puede ya ser mió, 
vos, cruel, le matareys. 

Ya ser mío más no puede , 
ni de otra si no de vos, 
y que tan perdido quede 
será culpa de los dos: 
de vos más á quien V embio, 
por c' os quiere y no V quereys; 
no de mí , que ya no es mió , 
mas de vos que V matareys. 



920 
GLOSA 

DE 

MOSSEN CRESPI. 

Vuestra beldad consintió 
qu' en miraros me vencí, 
y la cruessa ordenó 
por amaros me perdí: 
y en veros desconoscida 
de la muerte yo confio; 



pues con vos tengo la vida, 
el coragon vos embio. 

Recibiendo este presente 
gozareys de libertad , 
porque virtud lo consiente 
que vseys de caridad : 
mas comigo piadosa 
es dubda si ser podreys, 
pues desamor es la cosa 
que tomar no lo quereys. 

Doblada pena y fatiga 
es la que, triste, padesco, 
que no sé cómo le siga 
mi coraron c' os ofresco: 
y en dexar su compañía 
del todo yo desconfío 
que buelua donde solia , 
pues no puede ya ser mió. 

Assí cresce la mi quexa, 
vn penar por vos seruir; 
gualardon de vos s' alexa, 
oluidando mi sofrir: 
con gentil desemboltura 
enemiga me sereys, 
pues sin compás y mesura , 
vos, cruel, le matareys. 

Quando muere la esperanza 
se abiua el padescer, 
y en perder la confianc^a, 
más se dobla mi querer: 
en matarme, según veo, 
vsareys vos de mercedes, 
pues la fin de mi desseo 
ya ser mió más no puede. 

Es menor mi sufrimiento 
que vuestro desgradescer . 



Digitized by LjOOQIC 



146 

pues perderlo soy contento 
sin poderos ya vencer: 
ni s' espere d* él más gloria 
si no U gemir entre nos, 
pues no ay de mí memoria , 
ni d' otra sino de vos. 

De buena dicha gozara 
en morir quando nascia, 
porqu' en '1 amor no gustara 
mil desdenes cada dia: 
ni me matara por quien 
seruirla tanto busqué , 
qu* en darle yo mi bien, 
y que tan perdido quedé. 

Con la gracia tan graciosa 
vencistes mi fantasía , 
y por vida dolorosa 
trocastes su alegría : 
pues dama sin compassion 
á vos quiso criar Dios, 
si se pierde de passion, 
será culpa de los dos. 

Si os embiara los ojos , 
mi daño fuera menor, 
y holgaran los enojos, 
y el gozo fuera mayor : 
y entonces no V catiuara , 
ni r dexara quando biuo , 
ni tanpoco se quexara 
de vos más á quien V embio. 

Los que sufren por sus vicios 
penas , muertes y destierros , 
estos han los beneficios 
que merescen por sus yerros; 
mas con razón no hallo yo 



CÁNCIONBBO OBNBRAL 



quán perdido le traeys, 

pues tan solamente erró 

por c' os quiere y no T quereys. 

Esle cierta sepoltura 
quien V esfuerc^a de morir, 
pues con vos no s* assegura , 
ni puede sin vos beuir: 
y crescéntale '1 tormento 
vn dolor por desafio, 
porque quede descontento 
no de mí, que ya no es mió. 

CABO. 

Con luzida gentileza 
fatigays el dessear, 
y con sobras de tristeza 
desconsuela el esperar: 
será mi pena mortal 
qu* en matarle perdereys, 
por ser la causa de su mal 
más de vos que V matareys. 



921 
COMIENCAN LAS OBRAS 



DON FRANCISCO FENOLLETE •; 

Y KSTA PRIMERA ES VNA GLOSA DE VNA 
CANCIÓN, LA QUAL GLOSÓ POR MANDADO 
DE VNA DAMA Á LA QUAL VAN ENDERE- 
ZADAS ESTAS DOS COPLAS PRIMERAS. 

Quando alguno quiere entrar 
de noche por algún vado , 
recela de le passar , 
con temor de le fallar 



B. C. D, FENOLLETE, GLOSANDO LA CANaON QUE ABAXO VEKNÁ. LA Q. C, ETC. 



Digitized by LjOOQIC 



DB H. DEL CASTILtO. 



'47 



muy más alto que abaxado; 
assí, dama, que recelo 
de bolar tras vuestro buelo, 
que bolays con tales alas , 
que mis más altas escalas 
quedarán pecho por suelo. 

Porque con vuestro saber 
cotejar, señora, el mío, 
no serie sino querer 
ser segundo Lucifer 
en su propio desuario: 
mas aunqu' en aqueste officio 
tengo ya > poco exercicio, 
lo que supiere haré 
con la voluntad y fe 
que tengo á vuestro seruicio. 

DIZE LA CANCIÓN. 

Si por caso yo biuiesse, 
esperarla morir, 
mas yo nunca vf venir 
muerte do vida no ouiesse. 

Que si yo vida touiera , 
según es el mal tan fuerte , 
no es posible que la muerte 
alguna vez no viniera. 
¡O que dicha si viniese 
para matar el beuir, 
pues que no queda morir 
que con la muerte muriesse! 

GLOSA. 

¡ O qué gozosa partida 
sería quando partiesse 
mi alma de vos vencida! 



Bien perdida yrie tal vida 

si por caso yo biuiesse ; 

que aunque ya supiesse cierto 

que se podia resistir 

mi mal d' angustias cubierto , 

puesto qu' esto biuo » y muerto, 

esperaría morir. 

Para for<;ar la porfía 
de mi penoso sofrir 
díxome la fantasía 
qu' el remedio ya venia; 
mas yo nunca vi venir 
por ningún cierto camino 
ninguno que me dixesse 
nueua en que tomase tino , 
porque á nadie nunca vino 
muerte do vida no ouiesse. 

Bien vi yo que sin dubdar 
ya mi fin muy cierta era , 
mas quien me pudo matar, 
no curó más de pensar 
que si yo vida touiera; 
con crueza y con rigor 
yo vi tan mortal mi suerte, 
qu* en los peligros d* amor 
el morir es el menor, 
según es el mal tan fuerte. 

El rauioso mal que siento 
no ay un remedio c* acierte 
para esfor<;ar mi tormento, 
que quien dio tal perdimiento 
ño es posible que la muerte ; 
que puesto que crueldad 
de su causa me venciera , 
no dubdo por su bondad 



I B, C. t. yo p. 2 D, biuo muerto. 



Digitized by LjOOQIC 



I4S 

que vn punto de piedad 
alguna vez no viniera. 



Si en batalla tan escura 
tan gran bien presente fuesse 
que alegrasse mi tristura, 
¡o qué sobida ventura! 
¡o qué dicha si viniesse! 
Mas quando amor determina 
de romper y destruyr 
al que más alto s' empina , 
tarde falla medicina 
para matar el morir. 

Pues si en este mar profundo 
no puede entrar ni salir 
ninguno bien, según fundo, 
luego ¿para qu' es el mundo, 
pues que no queda beuir? 
Porque el más sieruo d* amor, 
por más su esclauo que fuesse, 
no le dio tanto fauor 
que V dexase tan ' señor 
que con la muerte muriesse. 



CANCIONERO OENBRAL 



922 

CANCIÓN 

DE 

TAPIA. 

Di ventura, ¿qué t* e hecho? 
¿Porqué me quieres correr, 
que no comien<;a el plazer 
quando le tienes dessecho? 

No te cures de tomar 
cuydado para penarme , 
que no me pesa el pesar 



ni el plazer puede alegrarme. 
Pierde tú de mí el despecho, 
pues que yo pierdo el plazer, 
que no me puedes hazer 
pesar que no m' ayas hecho. 

923 
LA GLOSA 

ES DEL MISMO 

DON FRANCISCO. 

No sé, triste, qué me diga, 
pues contra todo derecho, 
desdicha m' es enemiga. 
¿Porqué cresces mi fatiga ? 
¿Di, ventura, que t' e hecho? 
Pues que siempre fui » contigo 
siguiendo tras tu {)oder, 
pues nunca te fué ^ enemigo, 
¿qué me quieres? ¿qué as comigo, 
que assí me quieres correr? 

Quando algún bien me conuiene 
para vencido no ser, 
no sé quién me le detiene, 
su dulzor tan tarde viene 
que no comienza el plazer; 
porque puesto en el remanso 
de tu más fuerte pertrecho, 
quando tus furias amanso, 
si el dolor me da descanso, 
luego le tienes dessecho. 

Siendo tu gran fortaleza 
de muro tan singular 
que excede á toda grandeza, 
contra mi flaca flaqueza 
no te cures de tomar ; 



I B, C. D. tal. 2 B. fue. 3 D. fui. 



Digitized by LjOOQIC 



DE H. DEL CASTILLO. 



149 



porque según el tormento 
con que procuras matarme, 
bien me basta el mal que siento, 
sin que me dé el pensamiento 
cuydado para penarme. 

Tanta es la tristeza mia, 
que no me puedo alegrar; 
y en me ver » tal cada dia. 
tan pequeña es mi alegría, 
que no me pesa el pesar: 
que mil vezes la memoria, 
trabaja por consolarme, 
mas ni la gloria m* es gloria, 
ni el gozo me da victoria, 
ni plazer puede alegrarme. 

Con el tormento crescido 
de disfauor tan estrecho, 
ya que estoy de tí prendido, 
pues me doy por tu vencido, 
pierde tú de mi el despecho: 
que pues de tí me vencí, 
ventura, bien puedes ver 
qu' es razón que dende aquí 
pierdas enojo de mí 
pues que yo pierdo ^ el plazer. 

FIN. 

Las passiones que me das 
con mi grado y tu querer , 
^quándo las acabarás? 
mas di me ¿qué no harás 
que no me puedes hazer? 
Hazerme as desesperar, 
porque cuando más acecho 
los grados de mi penar, 
ya no tengo por gustar 
pesar que no m' ayas ^ hecho. 



924 
CANCIÓN 

DEL MISMO 

DON FRANCISCO. 

Viendo vuestra hermosura 
vi la muerte y el beuir, 
por do está mi fe segura 
que aunque no quiera ventura, 
siruiend* os he de morir. 

Porque en mí jamás fallescen 
dolores, penas mortales, 
y mis fuerzas siempre crescen, 
y mis bienes adolescen, 
y acrescientan más mis males : 
pues la vida con tristura 
yo la tengo de sofrir; 
mi firmeza m' assegura 
que aunque no quiera ventura, 
siruiend* os he de morir. 

GLOSA SUYA. 

Sospiros muy desiguales, 
congoxas, tristes cuydados, 
pensamientos principales, 
desamor los haze tales 
que en mí siempre están sobrados: 
y con todo el mal que siento 
de desdichas y amargura, 
lo recibo y lo consiento, 
y e plazer con mi tormento, 
viendo vuestra hermosura. 

Nunca medexa fatiga, 
siempre me sigue dolor; 



I C. verme. ^ ^. perdí. 3 C. mcayays. 



Digitized by LjOOQIC 



1 5o 



CANCIONERO OENEBAL 



la vida m' es enemiga , 
pues que no sé á quién me diga 
mi sospecha y mi temor. 
No nasció nadie entre nos 
tan allegado al morir, 
porque tal os hizo Dios, 
qu' en me ver y ver á vos, 
vi la muerte y el beuir. 

Porque sé cierto deziros 
qu' en la ora que os miré 
tanto pensé de seruiros, 
quanto agora mis sospiros 
hazen más cierta mi fe : 
y aunque de aquí s* acrescienta 
m¡ tristeza y desuentura, 
no me pena tal tormenta, 
pues oy doy razón y cuenta 
por do está mi fe segura. 

Y si veys que no s* alexa 
de mí passion lastimera, 
ni me suelta, ni me dexa, 
no tengo de vos la quexa, 
mas de mí, porque pudiera 
apartarme de tener 
passion tan triste y escura; 
mas no se pudo hazer, 
que vuestro tengo de ser 
aunque no quiera ventura. 

Vuestras gracias y excelencias 
me prendieron de manera, 
que no me basta la ciencia 
para escusar la sentencia 
que amor da para que muera; 
pues no me puedo apartar 
de contemplar y seruir 
vuestra presencia sin par, 
aunque me ayays de matar, 
siruiend* os he de morir. 



Assf con esta tristeza 
en mis entrañas s* encierra 
fe de tanta fortaleza, 
qu' el crescer de mi firmeza 
haze más fuerte mi guerra: 
y pues con tristezas llenas 
mis males se fauorescen, 
ya yo huelgo con mis penas , 
y las hé todas por buenas 
pues en mí jamás fallescen. 

Siempre es mi pena mayor, 
siempre veo mi triste suerte 
cubierta de disfauor, 
porque esperanzas d' amor 
para mí todas son muerte : 
siempre cresce mi penar 
con angustias infernales 
que no me quieren dexar, 
porque m' ayan de acabar 
dolores , penas mortales. 

Y no puedo retraerme 
del dolor con que peleo, 
ni apartarme , ni valerme , 
ni de mí mismo dolerme, 
¡tan sin remedio me veo! 
Y con aquesto que vedes, 
gemidos no me fallescen, 
qu* en echando amor sus redes , 
enflaquecen las mercedes, 
y mis fuerzas siempre cresccn. 

No sé, cierto, qué me haga; 
de triste no sé á dó esto, 
ni sé qué me satisfaga, 
pues que tengo de mi llaga 
más culpa que quien la dio. 
Crescen mis persecuciones . 
mis seruicios desmerescen . 
assí que en fin de razones, 



Digitized by VjOOQIC 



DB H. DEL CASTILLO. 



l5l 



enferman los galardones 
y mis bienes adolescen. 

Ya de mi no tengo duelo , 
viendo ser mi daño tal , 
porque tengo gran recelo 
que no bastará consuelo 
para consolar mi mal : 
7 con aquestos temores 
de tan amargas señales 
qual nunca fueron mayores , 
siempre me siguen dolores 
y acresciéntanse mis males. 

Quando más el bien espero , 
tanto más mi gloria muere, 
y pues con tal muerte muero, 
ya cien mil veces la quiero, 
pues la vida no me quiere : 
porque la mayor victoria 
que desamor me procura , 
es tener mucha memoria 
de cómo mi mayor gloria 
es la vida con tristura. 

Deste mal tan desastrado 
no sé quién me desengañe , 
qu' estoy tan desatinado, 
que no sé de muy turbado 
si me burle ó si m' ensañe : 
y pues no se determina 
quándo el bien m' a de venir 
por ninguna cierta mina, 
esta passion tan contina 
yo la tengo de sofrir. 

Destas passiones qué digo 
que por amar he cobrado, 
yo me soy de mí enemigo, 
por nunca acabar comigo 
de no ser enamorado: 



que si pudiesse acabar 
de huyr guerra tan dura 
como es la del dessear , 
para jamás me mudar 
mi firmeza m' asegura. 

Mas <í quién podrá tal hazer? 
I Quién terna tal condición 
que no le plega saber 
los misterios del querer 
á qué saben ó qué son? 
Y pues deste tal officio 
no se salua criatura, 
yo tomo por gloria y vicio 
morir en vuestro seruicio, 
aunque no quiera ventura. 

Desto fuelgo porque quien 
del mal d* amores no sabe, 
aunque mil glorias le den , 
jamás sabrá mal ni bien 
determinar donde cabe. 
Pues la causa está sabida , 
de aquí quiero concluyr 
que aunque esté más de vencida, 
con la muerte y con la vida 
siruiendo 's he de morir. 



925 
OTRAS SUYAS 

Á VN CAUALLERO QUE SACÓ EN VNA 

JUSTA POR CIMERA VN INFIERNO, Y 

DEZIA LA LETRA : 

Entré forjado; 
quedé de grado. 

Yo 's tenia compasión 
en ser vuestro mal eterno , 



Digitized by LjOOQIC 



I 52 



CANCIONERO GENERAL 



pues está por fe y razón 
que quien biue en el infierno 
nunca espera redempcion ; 
pero después he mirado 
en vn mote que dezís 
que aués entrado forjado , 
y quedays de vuestro grado 
con la vida que beuis. 

FIN. 

A vos solo da victoria 
ed mal c* á todos condena; 
dichosa es vuestra memoria , 
pues que vos estays en gloria 
do nunca cessa la pena: 
en este infierno d* amor, 
cárcel mal auenturada 
donde nasce mi dolor, 
si 'stays vos dentro, señor, 
yo no quedo en la posada. 



926 
OTRAS SUYAS. 

Con tan estrema fatiga 
han comentado mis males, 
que no sé , triste , qué diga , 
siendo ventura enemiga 
en las cosas temporales : 
por donde, señora, os ruego, 
ya qu* encendistes el huego 
en mi triste coraron, 
que por justo gualardon 
consintays que muera luego. 

FIN. 

Y si desta muerte tal 
os teneys por descruida, 



acrescentáme la vida 
porque sienta mayor mal ; 
y entonces mi sentimiento 
cobdicioso del tormento 
que viene de vuestra mano , 
juzgará que biuo vfano 
con las angustias que siento. 



927 
COPLAS 

DE 

DON JUAN DE CARDONA 

EN LOOR DE DONA ISABEL Y DOÑA 
BRIANDA Y DONA ANA MA^AS. 

Busco esfuerzo á mi desmayo 
para aueros de loar; 
mas ¿quién os podrá juzgar? 
que si os tiene de mirar, 
temor pone tal ensayo; 
porque son muy peligrosas 
las entradas y sallidas ' 
de las gracias tan subidas 
de mugeres tan hermosas , 
de damas tan escogidas. 

Y si esto tal teneys 
por fengido y no verdad , 
con > mi vida lo aprouad, 
que perdí la libertad 
con la vna de las tres. 
Miradlo ^ por mi passion , 
juzgando la fe que sigo; 
mis sospiros den * testigo, 
y vereys por mi razón 
ser muy cierto lo que digo. 



t B, Q D. salidas. 2 B, como v. 3 B, C. Miraldo. 4 B, Jan. 



Digitized by VjOOQIC 



DB H. DEL CASTILLO. 



l53 



Assi que con mi dezir 
claramente se presenta 
el temor de tal afrenta , 
porqu' es tal que desatienta 
al c' os tiene de seruir, 
en loaros y aprouaros 
lo que soys, lo que valeys , 
en mostrar lo que hazeys 
al que r es fuerza miraros 
para ver lo que teneys. 

Aunque no soy atreuido 
en tal peligro ponerme, 
porqu' es mayor defenderme 
pues que no puedo perderme 
más de lo que 'stoy perdido; 
ay vn solo inconuiniente 
después de aueros mirado, 
qu' en veros quedo turbado, 
sin juyzio en lo presente , 
sin memoria en lo passado. 

Mas como quier que me halle, 
turbado, muerto, vencido, 
razón lo haze deuido 
que lo que 'stá conoscido 
se publique y no se calle : 
y aunque si temor no Ueuo 
sepa cierto que m' engaño, 
es la pena el desengaño, 
pues la causa si m* atreuo 
será remedio del daño. 

LA MANERA DEL LOAR; 

Y ilUDA ' EL ARTE. 

De vuestras mercedes sea 
trasladado y bien sacado 
de sus gracias vn dechado, 
porque qued^ bien labrado. 



donde muy claro se vea 
• con sus puntos y colores 
y matizes muy perfectos, 
porqu' entiendan los discretos 
que teneys dos mil secretos, 
muertos de vuestros amores. 

Do se tiene de labrar 
antes que nada sus gestos, 
tan perfectos, tan onestos, 
quanto los hallo dispuestos 
para dar pena y matar; 
con la habla y el meneo, 
con la gracia del mirar, 
con la forma del callar, 
con el arte de negar 
el fin de nuestro desseo. 

Es d' amor afán la obra • 
y el punto con que labrays 
la lauor que aquí mostrays, 
pues con amor nos quitays 
lo que con afán se cobra. 
Vuestra hermosura es tal , 
que de grado nos vendemos , 
y visto que nos perdemos , 
si queremos , no podemos 
dar remedio á nuestro mal. 

Assi su condición luego 
labrar tiene su lauor 
la más dulce , la mejor, 
más graciosa con amor 
con llanura y con sossiego ; 
qu' es vn señal muy crescido 
de vencer tomar de grado 
donde ouiéredes tractado, 
mas después d* auer ganado , 
¡ guáy de quien fuere el vencido! 



I B, C i>. MUDAR. 



Digitized by LjOOQIC 



1 54 

Porqu' el punto es de dos hazes 
con que apropia su virtud ; 
que matays y days salud, 
y mostrays ingratitud 
con quien nunca teneys pazes: 
y á quien teneys menos cargo , 
de punto llano os labrays ; 
aquellos mejor pagays , 
dulce tracto les mostrays , 
y á los vuestros muy amargo. 

Pues vuestro merescimiento 
satisfaze á mi desseo, 
lábresse ' según le » creo, 
pues con él pienso acarreo 
las fuerzas del sofrimiento; 
qu* es tal y tan excelente , 
que por él soys tan queridas, 
que penays y soys sofridas , 
soys amadas, soys temidas, 
porque razón lo consiente. 

Assí de punto real 
tal lauor labrar deueys , 
que en ella conoscereys 
que soys las que lo hazeys 
consuelo de nuestro mal ; 
por donde bien empleamos 
las fées ciertas c* os dimos 
todos quantos os seruimos , 
y assí tan vuestros beuimos 
quanto es bien que lo seamos. 

FIN. 

Soys las que con mi loaros 
no puedo tanto deziros, 
quanto he dicho en descobriros, 
quanto es malo de sofriros 



CjLNCIONBBO 0BNESAL 



lo que siento de miraros ; 
ha sido fuerza mostrallo, 
porqu' enmiendo ^ con dezillo 
la passion qu' es de sofrillo, 
la congoxa de sentillo • 
y las ansias del callallo. 



928 
GLOSA 

DE 

MOSSEN NARCIS VÍNOLES 

A ESTA CANCIÓN QUE I>IZE : 

No soy mió, ¿cuyo só? 
tuyo soy, señora, tuyo, 
y si no tuyo , di cuyo, 
señora, puedo ser yo; 
¿tu merced á quien me dio? 

Si niegas á mí de tí, 
por tuyo me recebiste; 
si dizes que me perdí, 
has de dar cuenta de mí , 
cuyo soy, ó á quién me diste : 
que quien no es d* otro ni suyo, 
no hay quien pueda pensar, nó, 
cuyo sea sino tuyo, 
y sino tuyo, di cuyo, 
señora, puedo ser yo; 
¿tu merced á quien me dio? 

GLOSA. 

No hallándome comigo, 
de 5 mí á mí pregunté : 
díme, ser, ¿mi ser dó fué. 



I B.C.D. labrarse. 2 B. C, D. lo. 3 B. C. D, qu' en miedo. 4 B, C, ví- 
noles. D, viNTOLES. 5 B. D, de á mi á m. 



Digitized by VjOOQIC 



DB H. DEL CASTILLO. 



i55 



que ni es en si consigo ' , 
ni tú le tienes contigo? 
^Pues quién es quien me tomó? 
Si soy yo quien me ha tomado, 
¿quién es el que me ha cobrado? 
Si soy yo quien me cobró , 
no soy mío, ¿cuyo só? 

Tuyo soy, pues que natura 
para tí me hizo ser, 
si para tí mi querer, 
avnque no quiera ventura , 
es parte de tu hechura : 
assi que digo y concluyo 
que si parte de tí es, 
ó me tengas ó me des , 
ó me niegues, yo te arguyo; 
tuyo soy, señora, tuyo. 

Si pvosigues tu porfía, 
yo confirmo mi dezir , 
que mi vida en tu beuir, 
pues amor á tí la embia , 
tuya es, que no es mia; 
y si tuya y yo no suyo , 
á ser tuyo y tú mi bien . 
díme cuyo ó de quién 
que tuyo me redarguyo, 
y sino tuyo, di cuyo. 

Que si de otro dixieres > 
que es mi ser y libertad, 
muestra amor y tu beldad , 
que solamente tú eres 
la que me matas y fieres: 
si natura á tí ^ me dio 
y tú y yo fuimos en darme, 
¿cuyo, si quieres negarme , 



pues tuyo mi ser nasció* 
señora, puedo ser yo? 



Que si tú y yo no sabemos 
deste mi ser cómo va , 
y él en mí ó en tí no está , 
verná, si no socorremos, 
en impossibles estremos : 
pues á quien tuyo nasció , 
que soy yo, es bien que digas , 
en tan estremas fatigas 
si en el ser tuyo nó^ esto , 
tu merced á quién me dio. 

Y si me dio , bien paresce 
que soy tuyo y de tu fe , 
pues dezir qu' esto no fué, 
á tí no te pertenesce , 
ni mi fe te lo meresce : 
que jamás desque te vf 
vi parte de mí ser mia^ 
pues no razón, mas porfía 
se podrá dezir aquí 
si niegas á mí de tí. 

Los cuerpos superiores 
tienen gran mando y poder 
por las fuerzas de su ser, 
como supernos 4 señores, 
sobre los inferiores; 
pues si fuerza no resiste 
al poder celestial , 
forjada de fuerera tal , 
pues esto en fuerza consiste , 
por tuyo me recebiste. 

Por tuyo, y desta manera 
mis sentidos en tí están, 



I C comigo. 
periores. 



D.C.O, dixcrcs. ? B.CD, ámC 4 B.C. D, su- 



Digitized by LjOOQIC 



1 36 



CANCIONEBO OENEBAL 



á donde poder les dan 
con potencia verdadera 
de que yo en ti biua ó muera. 
Si en otro poder cahí ', 
quando á mí de mí pregunto, 
pues que tuyo es el trasumpto , 
has de mostrar: ¡Hele ahí! ' 
si dizes que me perdí. 

Por que paresce impossible 
yo perderme en tí en quien 
mandó ^ quien manda qu* estén 
lo vissible y lo inuissible 
en sustancia conuertibte; 
pues si yo me conuertí 
tanto en tí que soy tú misma , 
como el alma de la crisma, 
pues que tuyo me perdí 
has de dar cuenta de mí. 

Y ha de ser desta manera 
la cuenta con la razón, • 
que no sea la passion 
más ni menos lastimera 
de quanto la razón quiera ; 
y si crueza resiste, 
ha de auer de raí piedad ; 
dígame la tu bondad 
que de humanidad se viste , 
cuyo só ó á quién me diste. 

Que persona tan perdida 
no puede ser ni será , 
que no sea adonde está 
en ésta ó en la otra vida 
ó tenida ó detenida : 
assí tu razón destruyo, 
que quien es tuyo tal es 



qual es quien casi no es, 

ni más ni menos retuyo 

que quien no es de otro ni suyo. 

O totalmente seria 
que lo que es no fué jamás, 
que será dar descompás 
en diuina gararchía 
que consiste en eregía; 
que quien cosa nunca erró 
ató este nudo 4 fuerte 
tanto que suerte ó muerte 
que sepan quien tal ató 
no hay quien pueda pensar, nó. 

Si niegas esta ciencia , 
la causa puedes negar , > 
no el efecto singular, 
porque no está en la f)otencia , 
mas en sola la 'speriencia ; 
de la qual si yo rehuyo, 
son los efectos d' amor 
de tan oculto heruor, 
que en él el saber encluyo 
cuyo sea sino tuyo. 

Porque el desseo aborresce 
quanto el mundo puede dar, 
fuera de su dessear ; 
donde claro se paresce 
lo que mi querer meresce: 
y del merescer dehuyo 
por no te contrauenir, 
y no basta el defuyr 
qu* el ser tuyo está de suyo, 
y si no tuyo , di cuyo. 

Si dizes que soy ageno, 



I B.QD. cay. 2 B,C.D. aquí. 3 B, C, D. manda. 4 B. C, D. ñudo. 



Digitized by LjOOQIC 



DB H. D£L CASTILLO. 



niegas lo que hizo Dios, . 
que mandó ser á los dos 
en aquel secreto seno, 
ser yo tuyo de ser bueno: 
pues si Dios tal ordenó , 
tu negarme es imperfecto, 
ó si dizes que es perfecto , 
da ' razón cuyo ó á dó, 
señora, puedo > ser yo. 

Pues suplicóte, señora, 
bayas de mí piedad, 
que mi ser y mi verdad 
y mi fe que por tí llora 
esdello merescedora; 
ó si tanto nó, nó, nó, 
no quieres qu' en sí se troque, 
manda pues que se reuoque 
lo que de tí me agenó: 
¿tu merced á quién me dio? 



929 
COMIENCAN LAS OBRAS 

DE 

JUAN FERNANDEZ D' EREDIA; 

T ESTA PRIMERA KS VNA GLOSA QUE 
HIZO Á ESTA CANCIÓN QUE 
DIZE ASSÍ: 

Al dolor de mi cuydado 
siempre le cresce tristura; 
mas no por esso mudado, 
por mal que diga ventura. 

EU esperanza perdida, 
el pensamiento dubdoso. 



con vn beuir ^ congoxoso 
me da muerte conoscida. 
Esfuerza con la cordura, 
no mueras desesperado, 
que no por eso mudado , 
por mal que diga ventura. 

LA GLOSA. 

De males me vi tan mal 
quando más me vi couarde, 
que plega Dios 4 que Dios guarde 
á nadie de verse tal : 
tal estaua que pudiera 
ser mártir d' enamorado, 
y vino para que muera 
dolor de nueua manera 
al dolor de mi cuydado. 

Mi cuydado poco esquino 
de ningún mal muy crüél , 
que le puso dentro d' él 
como si me viera biuo; 
con todo ha sido mayor ^ 
su pena que su locura , 
que va de mal en peor: 
siempre le cresce dolor, 
siempre le cresce tristura. 

Mas crezca quanto pudiere 
su tristura y su tormento, 
que siempre será contento 
con qualquier mal que viniere: 
c' avnque ^ ciegue ell afición 7, 
bien conosce el desdichado 
qu' en dalle tanta passion 
se le haze sin razón, 
mas no por esso mudado 



r B.C.D. di. 3 
iü. 5 Itid. mcior. 
aunque sigue el a. 



D. pude. 3 ^.—3tp c. u. dolor c. 4 Ihid, plegué 
6 B, E avnque c. C D, Y avnque c 7 A/.— 319 Y 



Digitized by LjOOQIC 



i58 



OANOIONEBO eSNERÁL 



la fe, que para mudalla, 
su firmeza y mi < querer 
no me quieren dar poder, 
pues tan bien supe emplealla; 
y aunque en esto solo acierte , 
vna cosa m' asegura, 
qu' está mi vida de suerte, 
que r a de venir la muerte 
por mal que diga ventura. 

Este es el mejor partido 
qu' en mi mala vida hallo; 
ved qué mal es el que callo 
quando tal remedio pido: 
y éste 2 dexa de venir 
por matarme más en vida, 
y porque piense el morir 
que no tengo de beuir 
ell esperan^ perdida. 

Y ^ recibe mucho engaño; 
mas ¿que haré 4 con él, 
si no serme tan crüél 
que se duela de mi daño? 
Y si este bien no da, 
es porque no soy dichoso 
en cosa que mucho va; 
y con esta dubda está 
el pensamiento dubdoso. 

En otra dubda está cierto, 
y podria ^ ser que acierte; 
que de verme tal la muerte 
qui^á me dexe por muerto; 
qu' es mi vida tal, tan mala, 
qu' en ella pensar no oso: 
assi la muerte me vala. 



que ningún beuir yguala 
con vn beuir congoxoso. 

Congoxoso y descontento, 
y tan lleno de passion, 
que me folta la razón 
para dezir lo que siento: 
siento tanto ^ en lo que callo, 
que no sé lo que me pida 
sino muerte, porque 7 hallo 
qu' esto solo en desseallo 
me da muerte conoscida. 

Y esta muerte que me hiere, 
de que sin que muera muero, 
no me quiere la que quiero, 
ni quiero la que me quiere, 
ni sé lo que me conuiene: 
sé que si bien se ^ procura 
algún triste y no le viene, 
si él algún cuydado tiene, 
esfuerce con la cordura. 

Mas yo por mi buena suerte, 
ni cordura, ni saber 
no tengo para querer 
otra cosa sino muerte : 
ésta es con quien yo peleo, 
quien me trae tan penado, 
tan penado que me veo, 
que me dize mi desseo: 
no mueras desesperado. 

Esto es lo que yo recelo, 
porque según suelo estar, 
algún dia auré de dar 
con esta carga en el suelo: 



I AT.— 3i9 y su q. 
5 Ibid. y ya podrá s. 
^.— 3iQ me. 



2 Ibid. y esto. 
B. D, unta. ^ 



3 md. Élr. 4 
B. Z). m. que no h. 



Ibid, yo c. d. 
8 B. C. />. y 



Digitized by LjOOQIC 



DB H. OKL OASTILtO. 



.59 



y pues bien no merescí, 
mas de ser bien empleado, 
huelgo en quanto mal me vi 
pues que se dirá por > mf 
que 2 no por esso mudado. 

CABO. 

No mudanza, porque puesto 
quisiesse ^ tal liuiandad, 
ya no tengo libertad, 
ni la quiero para en esto; 
no quiero sino dexarme 
de vida de desuentura, 
si muerte quiere llenarme , 
y con esto consolarme 
por mal que diga ventura, 



93o 
UN CONOSCIMIENTO 

QpE HIZO Á SU AMIGA. 

Yo Juan Fernandez, deudor 
de vos, porque vos me distes 
congoxas, males, dolor, 
muertes, penas, ansias tristes; 
por daros muy buena cuenta 
de mí porque no *s quexeys, 
mátame porque os pagueys 
con ell alma, y sed contenta, 
pues mi 4 fe ya la teneys. 

FIN. 

Y sino quereys matarme 
por hazerme mayor mal, 
yo 's ofrezco de ser tal 
que nunca veays mudarme; 



y por ^ hazello verdad , 
yo mismo soy escriuano; 
por mayor seguridad ^ 
hago de mi voluntad 
el presente de mi mano. 



93i 
ESPARSA SUYA 

PORQUE XVA DAMA LE DIÓ VN REAL, 

T DESPUÉS LE DIXO QUE ^ Qu£ LO 

AUIA HECHO. 

Bien guardado está el real, 
señora, que vos me distes 
por memoria y por señal 
del que sobre mí posistes; 
aunque, cierto, no fué tal, 
porque fué d* un merescer 
y de cosa sin debate 
que pudieron, 
que mis fuerzas y poder 
sin esperar más combate 
se le dieron. 



I A/.» 3 19 de iní. 
3 Ibid. y para. 6 



2 Ibid. mas no. 
Ibid, y por más s. 



OTRA SUYA 

PORQUE ESTA MISMA DAMA VINO DB 
CONFESSARSE. 

Mas necesidad, señora, 
tuuiera quien tal se siente 
de confessar de doliente , 
que no vos de pecadora ; 
sino fuera por los males 

3 Ibid, quisiste. 4 Ibid. p. la fé. 

7 B. D, OIXO QUÉ L. A. H. 



Digitized by LjOOQIC 



i6o 



CANCIONERO OBNfiRAt 



que vuestra merced me dio , 

y siempre da; 

y estos son y fueron tales, 

que si el frayle os assoluió, 

por vos está 

poco menos mal que yo. 



933 
OTRAS ' COPLAS SUYAS 

DE VNA MALDICIÓN QUE HA2B Á SSÍ MISMO. 

Querría saber quexarme 
de mí mismo y maldezirme , 
pues que muestro 
que ni yo puedo apartarme, 
ni tanpoco arrepentirme 
de ser vuestro : 
y pues mi ventura y vos 
me tiene tal que ^ me veo, 
qualme veys, 
tan en las manos de Dios, 
que se complirá el desseo 
que teneys 

.de verme muerto, señora, 
y aunque no me pesa desto, 
yo maldigo 

aquel punto y aquel ora 
c* os vi , por do fuy ^ tan presto 
mi enemigo: 
maldigo más aquel dia 
que mis ojos causa fueron 
por do os viesse 4, 
tal que fuera culpa mia 



no quereros, pues quisieron 
c' os quisiesse ^. 

Maldigo mi pensamiento , 
y tanbien mi voluntad, 
pues ha sido 

causa de mi perdimiento, 
causa de la libertad 
qu' c 6 perdido: 
maldigo más mi memoria 
que ningún punto s' oluida 
d' acordarme 

qual os vi, porqu* esta gloria 
deuiera darme la vida , 
y es matarme. 

Más maldigo la razón 
que he tenido para verme 
en lo que *stó; 
maldigo mi condición 
que sin vos querer quererme 
os quiera yo: 
maldigo mi triste vida 
y mi desdichada suerte, 
pues es tal, 

que como cosa perdida, 
me dexa beuir la muerte 
por más mal. 

Pues no tengo más poder, 
con poderme maldezir 
me consuelo; 
no porque aya de creer 
qu* esto me hará luzir 
más el pelo; 

mas como haze 1 condenado 
que en el infierno s' está 



I B.C.D, OTRAS COPLAS DE VNA M.,BTC. 3 3/.~3l9 tal qual ITI. V. 3 B.i>. filé. 

4 Af.— 3i9 que os mirase. 5 Ibid, que os amase.—Aquí acaba la composición en 
el citado Cancionero 3/.— 3 iQ ^iV.í/tf/ £rj 6 C. que he. 



Digitized by LjOOQIC 



maldiziendo, 
yo de verme acá juzgado, 
con más pena qu' él allá 
y más ardiendo. 



DE H. DEL CASTILLO. 

en darme como me di, 
¿quién osará ser amigo 



i6i 



CABO. 

Hago en mí esto que veys, 
y de mí contento quedo, 
pues e 'scrito 
lo que quereys y hazeys , 
tan bien porque ver no puedo 
ser bendito; 
y pues más en mí no sé , 
si otra cosa se muestra, 
sea > maldita; 
sola la fedexaré, 
qu' ésta se llama en ser vuestra, 
fe bendita. 






934 
COMIENCAN LAS OBRAS 

MOSSENGA(;ULL; 

Y ESTA PRIMBRA ES GLOSA DE VNA 

CANCIÓN DE DON JORGE MANRRIQ.UE 

QUE DIZE ASSÍ : 

No sé porqué me fatigo, 
pues con razón me vencí, 
no siendo nadie comigo, 
y vos y yo contra mí. 

Vos por me auer desamado, 
yo por aueros querido, 
con vuestra fuerza y mi grado 
auemos á mí vencido. 
Pues yo fuy mi enemigo 



dell enemigo de sí? 

935 
LA GLOSSA. 

En quereros, bien lo creo, 
que á mí mismo persigo • 
y es forjado, según veo , 
pues si pena mi desseo , 
no sé porqué me fatigo. 

La causa de me perder 
bien m' acuerda cómo fué , 
qu' en ver vuestro merescer 
os quise dar en poder 
mi libertad y mi fe : 
y vos sólo en mirarme 
tomastes más que n* os di , 
do pues holgays en penarme , 
dexaré ya de quexarme, 
pues con razón me vencí. 

Que si pienso remediar 
á mis males tan estraños, 
es dar fuerga á mi penar, 
porque biuan sin ñnar 
mis tormentos y mis daños: 
por donde ya lo que haga 
no lo sé, ni lo que digo; 
ni sé cómo se dessaga, 
ni sane yo desta llaga, 
no siendo nadie comigo. 

Pensamientos y dolores 
y afanes sin medida ; 



I B. C D. es. 



Digitized by LjOOQIC 



102 



CANCIONERO OBNEBAL 



osadias y temores , 
mil sospechas, mil tristores, 
me guardan como la vida : 
y comigo de tal arte 
se traen desque os vi, 
que mi mal no se me parte, 
siendo todos de mi parte, 
y vos y yo contra mí. 

El recelo por cobrir 
vna tanta sinrazón 
trae muerto mi beuir, 
pues dissimulays sentir 
la mi secreta passion : 
do con penas desiguales 
es mi mal muy más doblado, 
pues que mis quexas mortales 
causastes con otros males 
vos, por m' auer desamado. 

Si con mí nunca estuuieron 
salud , plazer y alegría , 
quando mis ojos os vieron, 
en aquel punto se fueron 
juntos de mi compañía; 
en vuestras manos quedando 
mi querer con vuestro oluido, 
porque biua desseando 
y muera desesperando 
yo por aueros querido. 

Teniendo conoscimiento 
del que podría valerme 
con tristura tal tormento, 
de seruiros soy contento, 
si bien veo qu* es perderme : 
que visto qué tal me tiene 
crueldad tan aquexado, 
aunque huyr me conuiene , 
amor solo me detiene 
con vuestra fuerga y mi grado. 



Pues vos con vuestra lindeza. 
y yo esperando seruiros; 
vos con virtud y nobleza 
y yo con ñrme firmeza, 
y vos con mortales tiros; 
vos con vn solo mirar, 
con vuestro gesto garrido. 
y yo con el dessear, 
sin gran rato pelear, 
auemos á mi vencido. 

Los afanes, los tormentos, 
las angustias, los engaños, 
las penas, los desatientos, 
los terribles pensamientos, 
los innumerables daños, 
ya no puedo más cobrillos, 
aunque son en mí testigo: 
¿mas qué cumple escreuillos 
si forgado es sufrilios , 
pues yo fuy mi enemigo? 

Mi desseo desespera 
y mi alma desconfia, 
pues mi mal y pena entera 
remediar ya no s' espera , 
ni tam[>oco mi porfía : 
y assí, triste, lloraré 
el plazer que ya perdí, 
y por siempre penaré, 
pues que yo me lo busqué 
en me dar como me di. 

Por descansar mi tristura , 
galardonar mi querer, 
trocastes vos mi ventura 
en continua desuentura , 
en gemir y en padescer: 
pues de quien gracia y beldad 
trae ya tanta consigo, 
sin merced ni piedad , 



Digitized by VjOOQIC 



DE H. DEL CASTILLO. 



1 63 



llena de tal crueldad, 
< quién osará ser amigo? 

CABO. 

Que si no valen seruicios 
con dolor, pena y passion , 
mucho menos desseruicios, 
esperando beneficios 
alcanzarán galardón: 
por do es mejor ponerse 
en poder de quien seruf 
mi vida por no perderse, 
pues no puede defenderse 
del enemigo de sí. 



936 
OTRAS SUYAS, , 

APLICANDO EL SALMO Dc profufldis 
Á SUS PASSIONES DE AMOR. 

De profundis he llamado 
rogando á tu señoría, 
pues me tienes oluidado, 
que me bueluas al estado 
que primero ser solia: 
ó exaudí sin porfía 
los sospiros de dolor, 
que por gran desdicha mia, 
mi plazer y alegría 
me boluieron en tristor. 

Fiant aures, etc. 

Ftant aures tue presto 
intendentes mis partidos, 
pues causaste que me resto 
en los males que soy puesto 



y tormentos doloridos. 
In vocem de mis gemidos 
conoscerás la verdad , 
sentirán ya tus oydos 
de mis daños infinidos 
stT la causa tu beldad. 

Si iniquitates obseruaberis, etc. 

Si iniquitates te mouieron 
en darme dolores tales, 
mis seruicios no perdieron 
el grado que merescieron, 
siendo siempre muy leales. 
Sustinebit tantos males 
mi vida por te seruir, 
que las mis llagas mortales 
con penas muy desiguales 
darán fin á mi beuir. 

Quia apud te, etc. 

Quia apud te siempre veo 
ser poco galardonados 
mis seruicios y desseo, 
que sin muerte, cierto, creo 
nunca serán oluidados. 
Et propter tales cuydados, 
forjados de comportar, 
sustunui I bien empleados 
los presentes y passados, 
esperando de sanar. 

Sustunuit anima mea, etc. 

Sustunuit anima mea 
in verbo muy gracioso, 
desseando quando sea 
lo que mi vida dessea 



I [Sic.) 



Digitizedly Google 



164 

por tener presto reposo. 
Esperauit con gran gozo 
en tu merced y virtud, 
pues en passo peligroso 
te reclamo desseoso 
d' alcan(;ar por tí salud. 

A custodia matutina, etc. 

A custodia matutina 
conosci los disfauores; 
durará la tal ruyna 
vsque venga melezina 
ad noctem de mis dolores. 
Esperet mucho mayores 
mi persona dende aquí, 
si tú misma los temores 
no remedias con fauores, 
pues por tuyo me vencí. 

Quia apud domino misericor- 
dia, etc. 

Quia apud mis grandes daños 
está fírme tu crueza; 



OANCIONEBO GENERAL 



mas por esto tus engaños 
y tormentos muy extraños 
no espantan mi firmeza: 
et copiosa tu lindeza 
me los haze sostener, 
pues la mucha gentileza 
que possée tu grandeza 
me fuer<;a de padescer. 

Et ipse redimit Israel ex ómnibus 
iniquitatibus eius, 

FW. 

Et ipse tú, mi señora, 
redimiendo mis porfías, 
las tristezas que agora 
por tí sufro cada ora 
boluerás en alegrías. 
Ex ómnibus penas mias 
presto libre me verás, 
si conosces que deuias 
no darme tan malos dias, 
sin culpable ser jamás. 



937 

COMIENCAN LAS OBRAS 



DE 



GERÓNIMO DE ARTES; 

T ESTA PRIMERA ES VNA, LA QUAL SE INTITULA.' GtOCia Dei. 



El dia que Febo y los otros planetas 
sintiendo gran pena mostraron mudanza, 
y fueron cumplidas las letras secretas 
qu* en tiempos passados los santos Profetas 



Digitized by LjOOQIC 



DE U. DEL CASTILLO. 1 65 

auian escrito de nuestra esperanza; 
la casa de Aries do entonces moraua 
el carro febeo ya yua dexando, 
la madre de Bacho señales mostraua 
de ser ya preñada, y entonces cantaua 
la madre de Ytis sus males llorando. 

AI tiempo que digo, al ora y al dia, 
en valle profundo hálleme cerrado: 
el cómo yo entrasse dezir no sabria ; 
temor de la muerte que alli parescia 
me tuuo mirando del todo turbado. 
L' aspreza del monte las fuergas quitaua; 
con mucho desseo buscaua sallida ; 
el grande peligro que yo contemplaua 
á cosas subtiles el seso abibaua, 
el cómo buscando saluasse la vida. 

COMPARACIÓN. 

Y assí como aquel que andando se yerra, 
hallándose solo, perdido '1 camino, 
buscando remedio se sube en la sierra, 
porque de más alto descubra más tierra, 
subí yo pensando tomar algún tino; 
y siendo llegado do tuue creydo 
hallar el camino por donde sallesse , 
á todas las partes me vi circuydo 
de siete animales, por do fué crescido 
el miedo que tuue antes que tal viese. 

INUOCACION. 

¡O sumo gran Joue! ¡O Musas sagradas! 
¡O clara Minerua, fauor en tal caso 
me dad , porque puedan las cossas passadas 
por mi flaca lengua ser bien recitadas, 
hazedme que beua en el monte Parnaso! 
Sin vos no podría yo cosa tan nueua 
d' espanto tan fuerte mostrar recitando; 
apenas lo veo y vflo por prueua, 
que alguno saliesse qu' el miedo renueua , 
el sólo pensallo me tiene temblando. 



Digitized by LjOOQIC 



1 66 CANCIONBRO GENERAL 

Dédalo, el hijo, de alto cayendo, 
ni menos Fetonte jamás no tuuieron 
temor cual yo tuue su bozes oyendo, 
rn nunca romanos delante viniendo 
por Ñero llamados tal miedo sintieron. 
Las vistas feroces de monstruos átales 
espanto pusieran al ombre más fuerte: 
hallándose dentro y siendo mortales, 
los doze temblaran con tales señales, 
teniendo sin dubda por cierta la muerte. 

SUPERBIA. 

Según se mostraua por orden mirando , 
delante yo viera primero d' aquellos 
león crudo y fiero contino bramando; 
su vista erizara, los ojos fumando, 
del más esforzado el pelo y cabellos: 
el rostro muy alto yo vi que traya, 
los pies y las manos mudando en el suelo, 
su vano trabajo jamás conoscia, 
no siendo possible, á él parescia, 
estando en el valle subir á tal cielo. 

INUIDIA. 

Cegados los ojos, estruendo haciendo, 
vn can muy rauioso segundo venia; 
del bien de los otros dolor padesciendo, 
sus propias carnes de rauia mordiendo 
al tiempo que á otros morder no podia. 
De dentro y de fuera su cuerpo quemado, 
y en yelo muy frió ell alma metida, 
de todo descanso y plazer apartado, 
d' escuras tiniebras estaua cercado; 
enfermo biuiendo, moría en la vida. 

IRA. 

Después d' aquel perro, no menos sañudo 
vn osso venia con ojos turbados, 
hiriendo tan fuerte que, cierto, no dudo 
pudiera de pocos sofrir ell escudo 
los golpes mortales tan presto tirados. 



Digitized by LjOOQIC 



DB H. DKL CASTILLO. 1 67 

Humaua su cuerpo mostrando de fuera 
los ojos qu' estauan *n ell alma metidos, 
de humo tan negro que, cierto, qualquiera 
d' aquel ocupado, la vista perdiera, 
y junto con ella los otros sentidos. 

PEREZA. 

Con mucho silencio, con poco cuydado, 
mostrando su pelo la mala pastura, 
con pasos muy lentos andando pesado, 
de forma de asno no poco cargado, 
del quarto muy negra yo vi su figura. 
D' un manto muy gruesso venia cubierto, 
buscando descanso do nunca se halla , 
su cuerpo qu' estaua biuiendo ya muerto, 
d' aipor mal regido con gran desconcierto, 
por mucho ó por poco passando la raya. 

AUARICIA. 

Un lobo tan flaco qu' en él se mostraua 
la pena de Mida, siguiendo gemia;. 
los ojos del suelp jamás apartaua , 
por sed incurable qu' el triste aquexaua , 
estaua doliente del mal que tenia. 
Jamás no pudieran por mucha ciencia 
el noble Auicena ni 1 gran Galieno 
sanar deste 'nfermo su graue dolencia, 
que tal medicina la suma potencia 
la tiene contino guardada en su seno. 

GULA. 

El sesto muy suzio, las barbas vntadas, 
á forma de puerco su vista conforme , 
en suelo tan baxo las manos firmadas 
que fiera ninguna d' aquellas passadas 
señal no mostraua de ser tan enorme : 
pensando aquel bruto tener larga vida, 
el poco que basta al cuerpo morando • 
en el qual y en el quanto passando medida , 
hazia su boca del mismo omicida , 
los breues deleytes por tiempo llorando. 



Digitized by LjOOQIC 



1 68 CANCIONBRO OBIfBaÁL 

LUXURIA. 

Un gesto benigno mostrando primero, 
so el qual encubria la triste celada , 
d' aquellos feroces en orden postrero, 
saltando venia león muy ligero, 
con piel de diuersas colores pintada; 
y al ñn descubriendo U engaño y tristeza 
qu' estaua encubierto debaxo aquel manto, 
huyr no podia su gran ligereza, 
con rostro amarillo de ver su crueza, 
faltauan mis fuerzas, cresciendo *1 espanto. 

Las fieras crueles qu' en torno tenia 
echaoan contino ardientes centellas; 
cerrando los ojos, los ojos abría, 
por ver si, no viendo, partir yo podría 
delante mi vista la vista d' aquellas; 
y ansi bien mirando con vista encubierta, 
en abitó blanco venir vi vestido 
mancebo diziendo: — Amigo , despierta ; 
salir si tú quieres , la senda es muy cierta , 
ca nunca queriendo fué nadie perdido. 

Poder te fué dado de donde veniste 
d* entrar y salHr venciendo las fieras , 
que tal poderío de allá le troxiste, 
y al tiempo qu' errando acá te metiste, 
guardar el camino tanbien tú pudieras. 
Leuanta, leuanta, leuanta; ¡sus! vamos, 
que aquel que la noche le toma aquí dentro 
valer no le .puede '1 asirse á los ramos; 
y assí, yo siguiendo, la senda tomamos 
que muestra '1 camino, huyendo del centro. 

Dexando la yzquierda , la otra tomemos. 
Entonce me dixo el sabio maestro , 
mostrando con dedo: — Conuiene passemos 
aquellos oteros, y luego veremos 
por do del peligro saldremos muy presto. 
De mármol muy blanco entero y luzido 



Digitized by LjOOQIC 



DK H. DEL CASTILLO. 1 69 

no menos qu* espejo compuesto el primero, 
de piedras agudas muy negras fornido 
estaua el segundo no nada bruñido; 
de piedra bermeja entera '1 postrero. 

Al cabo d' aquellos estaua sentado 
vn ombre 'n el gesto mostrando prudencia ; 
yo, siendo del ángel con tiempo anisado, 
juntando las manos con rostro indinado, 
hinqué las rodillas con gran reuerencia : 
— ^Merced de tí tenga , aquel santiguando 
me dixo, '1 que quiso morir porque biuas: 
tus yerros y males del todo dexando, 
tu pace tu vade, y guarda que andando 
vias no quieras tomar tan nociuas. 

Sus manos besadas, los pies endre^aua, 
sintiendo en mí fuerga mayor que solia ; 
entonces mostróme aquel que guiaua 
los siete animales atrás ya dexaua ; 
el cómo ignorando, hálleme en la vía: 
por tal marauilla yo dixe turbado: 
si 1 área ocupa los siete rodando, 
señor, declaradme por dó soy passado, 
estando 'n el centro del todo cercado , 
sin ver de aquellos alguno passando. 

FIN. 

— So tierra saliendo, perder te hicieron, 
el sabio repuso, las fieras que viste, 
y al tiempo que al monte drenado te vieron , 
tomadas en poluo so tierra cayeron, 
de suerte que alguna tú ver no podiste : 
por ende, no temas, seguro camina; 
los pies ni los ojos del monte no tuercas; 
si esto hizieres , por gracia diuina 
serás tan guardado, que cosa maligna, 
jamas poderío terna con tus ftiergas. 



Digitized by LjOOQIC 



lyo 



CANCIONBBO OENSRAL 



938 
GLOSA ' SUYA 

Á ESTOS QUATRO Plés DESTA CANCIÓN 

QUE dize: 

Venga mal quanto quisiere , 
pues soys vos la que V embia , 
y contenta 1 alma ' mia, 
si la vida lo sufriere. 

GLOSA. 

Pues lo que vos meresceys 
nos ata, prende y desliga, 
y tan gran poder teneys 
que de fuerza nos obliga 
á querer lo que quereys , 
esfuerzo ya mi sofrir 
á sufrir quanto pudiere; 
no m' espanto de morir, 
ni quiero más resistir; 
venga mal quanto quisiere. 

Venga , venga la tristeza , 
huya de mí la 'speran^a, 
pues no puede ya crueza 
hazer señal ni mudanza 
en mi muy firme firmeza: 
vengan ya más disfauores, 
consümasse 4 alegría, 
vengan contino dolores, 
tormentos, penas mayores, 
pues soys vos la que V embia. 

Qu* esta vida que yo biuo 
con trabajos y sospiros , 



de la muerte no la 'squiuo , 
pues la tengo por sentiros 
desque soy vuestro catiuo ^: 
mas pues ya sigo de grado 
lo qu' el cora(;on porfía, 
hasta '1 fin determinado, 
yo estoy siempre aparejado, 
y contenta '1 alma mia. 

Y quiero por contentaros , 
si os desplaze ser querida, 
pues que no puedo oluidaros, 
que alargueys mi triste vida 
porque pene por amaros: 
dadme 4 penas y tormento, 
que quanto más lo sintiere, 
sin mudar de pensamiento, 
beuiré yo más contento, 
si la vida lo sufriere. 



939 
CANCIÓN 

MOSSEN FENOLLAR. 

De tí, mundo, me despido 
para '1 otro que nascí, 
y sin tí de tí partido, 
queda tú con tu gemido, 
que yo ledo vo sin tí. 

Sin tí de tí yo me parto, 
y más tuyo no m' esperes; 
si tú quedas de mí harto, 
yo de tí y de tus plazeres. 



I B, C D, GLOSA DE GIRÓNIMO DE ARTES., ETC. 

3 B. C. captiuo. 4 B, C, D, dándome pena. 



2 B, a D. el alma. 



Digitized by LjOOQIC 



DE H. DEL CASTILLO. 



i7í 



Pésame que t' e seguido, 
engañado hast' aquí ; 
qu' en auerte conoscido, 
y de tí ya despedido, 
lloro el tiempo que perdí. 

Lloro, no tu despedida, 
mas lloro que tarde fué; 
lloro, no perder la vida, 
mas lloro mi poca fe: 
lloro, no á tí, Cupido, 
mas lloro que te seruí ; 
lloro, nó de tí vencido, 
aunque fuy tan sometido, 
mas lloro que me vencí. 



940 



GLOSA 



GERÓNIMO DE ARTES. 

Conoscido lo que dañas, 
por cobrar el bien perdido; 
conoscidas ya tus mañas , 
por no ser de los qu' engañas , 
de tí, mundo, me despido: 
de ti, malo, ponzoñoso, 
de tí, pues te conoscí ; 
de tí falso, engañoso, 
porque quede mi reposo 
para '1 otro que nascí. 

Alegre por la noticia 
que 1 de tí me da oluido; 
y de tí y de tu malicia, 
y de toda tu cobdicia , 



y sin tí de ti partido ; 
partido ya de tus daños, 
pues te tengo aborrescido, 
y de tus lazos estraños, 
queda tú con tus engaños , 
queda tú con tu gemido. 

Queda tú con tus dolores , 
que otro bien no ay en tí; 
queda tú con tus dulzores , 
y con tus falsos colores , 
que yo ledo vo sin tí: 
sin ti yo para gozar 
ell alma de mí departo, 
y dexado tu burlar , 
pues que vo por no tornar, 
sin ti de ti yo me parto. 

Contento porque ya dexo 
de querer lo que tú quieres, 
y pues ya de tí m' alexo, 
no te quexes, ni me quexo, 
y más tuyo no m' esperes : 
pésame por lo passado, 
no me pesa porque parto, 
pésame lo que ha > tardado; 
y con esto vo enojado, 
si tú quedas de mí harto. 

Porqu' en tiempo peligroso 
he querido ver quién eres, 
si por ser yo curioso, 
quedas tú de mí quexoso, 
yo de tí y de tus plazeres. 
Quéxome de tu mudar , 
quéxome de tí perdido, 
que nos quieres engañar 
con vn falso lisonjar; 
pésame que t' e seguido. 



1 B. C D. que él de t. 3 C. he. 



Digitized by 



Google 



172 



CANCIONEBO GENERAL 



Seguido ' en fantasías 
hasta ora que ya vi , 
que ya yí que me trayas, 
me trayas en mis dias 
engañado fast' aquí : 
fast' aquí que tu porfía 
con razón he yo vencido, 
he vencido por tal vía , 
que no tuue mejor dia 
qu' en auerte conoscido. 

Conoscido que dañado 
tú tenias el sentido, 
el sentido qu' e cobrado, 
he cobrado apartado, 
y de tí ya » despedido: 
despedido de tus bienes, 
muy alegre voy en mí ; 
mas en uer lo que sostienes, 
lloro los qu' en tí detienes, 
lloro el tiempo que perdí. 

Lloro porque no he llorado, 
no por tí ni la partida ; 
mas de gozo muy sobrado 
en me ver de tí librado, 
lloro, no tu despedida : 
lloro, no por te dexar, 
mas lloro porque pequé ; 
lloro, no sin tí estar, 
ni de tí me apartar, 
mas lloro que tarde fué. 

Lloro yo por mis pecados 
con boz alta no fengida , 
porque sean perdonados 
los presentes y passados ; 



lloro, no perder la vida, 
mas lloro con atrición, 
porque yo tan mal miré 
tu mudable condición ; 
lloro, no por mi passion, 
mas lloro mi poca fe. 

Y con mucha confianza 
del Eterno infinido, 
duélome por la tardanza 
qu* e tenido ^ *n su esperanza : 
Uoro, no á tí , Cupido , 
mas lloro que diligente 
en vn 4 tiempo te seguí , 
y con esto de presente 
lloro, no me ver aussente, 
mas lloro que te seruí. 

Lloro yo la ceguedad 
y el descuydo qu' e tenido , 
y tanbien mi mocedad 
que siguió tu falsedad , 
lloro, no de tí vencido: 
y lloro que no tardara 
ni 'n tí 5 fuera 'nvegescido , 
que si 'ntónces ^ yo mirara 
lo que veo, te dexara, 
aunque fuy 7 tan sometido. 

CABO. 

Lloro, no por la victoria 
te dé fuerzas contra tí, 
ni lloro por la memoria 
de tus bienes , ni tu gloria, 
mas lloro que me vencí. 



I B. C. O, Siguiendo. 2 
s. c. 4 B, C, D, c. lut. 
7 B. a D. fue. 



B, C. Z). yo. 3 

5 B. G Z). ni le t. 



B, C. D. q. entiendo 
6 B. C D, SI entonces. 



Digitized by LjOOQIC 



DR H. DEL CASTILLO. 



173 



941 

OTRAS SUYAS 

PORQUB LE DIXO VNA SEÑORA QUE 
PBNSAUA EN Qu£ PODBLLB ENOJAR. 

Por quitaros de pensar 
es muy bien que vos sepáis 
que ningún mal ni pesar 
puede ya más enojar 
al triste que vos matays; 
porque assy tomo '1 gran mar 
con poqa agua no se aumenta, 
assí yo que por amar 
esto lleno de pesar, 
ningún pesar m' atormenta. 

Y si veys > por fantasía 
que podeys mucho enojarme, 
es tan loca mi porfía, 
que del que peor seria 
no podeys vos » apartarme. 
Vos podreys con gran crueza 
dar 3 tal vida qual posseo; 
vos podeys darme tristeza, 
mas porfia con firmeza 
más aumentan mi desseo. 

FIN. 

Mas lo que , triste, más siento 
y me causa mil sospiros, 
es ver vuestro pensamiento 
qu* esté puesto 'n dar tormento 
al que muere por seruiros 
con amor que claro veys 
en el toque será oro 
de cendrada; 



y pues matarme quereys, 
diremos que á muerto moro 
days lanzada. 



942 
GLOSA SUYA 

i ESTA CANCIÓN QUE DIZE! 

Siempre cresce 4 mi seruiros 
y mi triste dessearos, 
mas con temor d' enojaros 
no oso merced pediros: 
y de tal temor vencido, 
callando y pena sufriendo, 
quiero pediros siruiendo 
las mercedes que no pido; 
comportando con sospiros 
vn secreto dessearos, 
morir y nunca enojaros, 
pues es victoria seruiros. 

LA GLOSA. 

Es mi alma ya perdida ^ 
con trabajos y sospiros, 
mas con esta mala vida, 
muy crüél desconoscida, 
siempre cresce mi seruiros: 
y con esta pena fuerte 
querria yo contentaros 
si pudicsse con la muerte, 
mas no consiente mi suerte 
y mi triste dessearos. 

Luego ya determinado 
es que no puedo oluidaros. 



I B. C. D. vos. 2 B, C D. p. por a. 3 B. D. de t. v. 
mis 8. C. crecen mis seruicios. 5 B. C, D, partida. 



B. D. c. 



Digitized by LjOOQIC 



y con esto, desdichado, 
estoy siempre aparejado, 
mas con temor d' enojaros: 
por mostraros mi passion 
querría mi mal deziros, 
mas con sobras d' afición, 
túrbasse mi coraron, 
no oso merced pediros. 

Biuo triste, tormentado, 
tormentado y combatido, 
combatido, no mudado, 
no mudado, mas llagado, 
y de tal temor vencido: 
vencido de mucho amor, 
amor que mata biuiendo, 
biuiendo con tal dolor, 
só yo vuestro seruidor, 
callando pena y sufriendo, 

Y por n' os ser enojoso, 
callo yo, triste, muriendo, 
esperando y sin reposo, 
lo que yo dezir no oso, 
quiero pediros siruiendo: 
siruiend' os con gran cordura 
yo querria ser sofrido, 
mas no sufre mi tristura 
que me vengan de ventura 
las mercedes que no pido. 

Razón no consiente oluido, 
ni sé qué pueda deziros 
de mi mal enuejescido, 
saluo qu' estoy aborrido, 
comportando con sospiros, 
suspirando la memoria 
como supe bien amaros, 
siendo vuestra la victoria; 



CANOIONBBO OBNBRÁL 



beuirá por mucha gloria 
vn secreto dessearos. 

FIN. 

Amor, pues que tal os hizo, 
es gran gloria contentaros; 
soys vn nueuo parayso, 
pues fortuna assí lo quiso, 
morir y nunca enojaros: 
no enojaros, sospirar, 
sospirar y no deziros, 
no deziros su callar, 
callar y siempre penar, 
pues es victoria seruiros. 



943 
OTRAS SUYAS, 

LAS QUALES EMBIÓ CON VNAS CUENTAS 
X VNA DAMA. 

Aunque fuessen mil millares 
no se podria sumar, 
ni con cuentas acabar 
la suma de mis pesares ; 
mas podreys ' rezar con ellas 
por éste vuestro defunto, 
que contento de querellas, 
muere y biue todo junto. 

Vosotras, cuentas dichosas, 
más que nadie nunca fué, 
gozares d' aquellas cosas 
que más dessea mi fe: 
no perdays > solo un momento 
en tener de mí memoria, 
que aunque muera con tormento, 



I B, C. D, podeyt. 2 D. perde}'8. 



Digitized by VjOOQIC 



DB H. DBL CASTILLO. 

por tan gran merescimiento 
merescello me da gloría. 



175 



944 
AQUÍ COMIENgAN LAS OBRAS 



QUIRÓS; 

Y BSTA PRIMERA BS VNA QUE HIZO A 
VNA SEÑORA PORQUE S& BURLAUA DE LOS 
QUE DIZEN QUE SE MUEREN DE AMORES 

Y QUE ESTÁN MUERTOS; NO CREYENDO 
QUE TENGA AMOR TANTO PODER 

DE MATAR Á NINGUNO. 

Es una muy linda torre 
la discreccion y el saber; 
razón la tiene en poder 
y la socorre 

quando se quiere perder; 
de manera , 

que si alguno está de fuera, 
aunque todo el mundo junte 
y se ayunte, 
no r entrará la barrera. 

Porque quanta ñier^ falta 
á los que entralla queremos, 
tanto más en ella vemos 
ser tan alta 

que ganalla no sabemos; 
y la puerta 

vémosla contino abierta, 
mas está tan torreada, 
que cerrada 
la halla quien no la acierta. 

Soys vos en la fortaleza 
tan señora y tan sabida. 



que no se llalla subida 

en alteza 

tan alta puerta escondida : 

desta suerte 

es su hermosura fuerte ; 

mas si amor sabe do mora 

tal señora , 

luego viene con su muerte. 

Es amor no sabeys qué, 
señora, pues os burlays; 
ni sé cómo m' entendays , 
por mi fe, 

que más burlar no podays 
de quien muere, 
queriendo á quien no le quiere 
porque amor es causa dello: 
esto es ello 
lo que matará 1 c' os viere. 

Este amor sólo la toma 
la torre siendo inuesible; 
quanto más es imposible, 
más la doma , 
más la haze conuenible: 
éste es el 

que con armas de papel, 
cada vez que quiere entralla , 
en cercalla , 
se slqa ella luego con él. 

Assf , torre de omenaje, 
no 's penseys vos defender 
con hermosura y valer 
y con linaje , 

qu' esto 08 ha de hazer ser 
más couarde: 

bien podrá ser que se tarde , 
mas si amor os tienta '1 muro , 
no ay seguro 
para nadie que se guarde. 



Digitized by LjOOQIC 



176 CÁNCIONBBO 

Verná aqueste amor á vos 
para auer de conquistaros, 
y empegará de tiraros 
dos á dos 

los tiros por derribaros. 
Los amantes , 
como mantas de tirantes 
recebirán vuestros tiros; 
sus sospiros 
passarán passabolantes. 

Y vos viendo tan gran fuego 
sallir d* aqueste debate, 
direys: — ¡Ihesú! este combate 
si es el juego 

que vn peón suele dar mate? 
Ñf uy estrecha 
me tiene ya tanta firecha; 
más valdrá hazelle tabla • 
que s' entabla 
de lo que no m' aprouecha. 

Viendo amor vuestra defensa, 
comenfará su arteficio 
á hazer tanto exercicio, 
que su ofensa 

tengays por mayor seruicio. 
Vos direys : 

— Dezíme, ¿porqué quereys 
que me destruya tal quema, 
que por tema 
pensays que me ganareys? 

Amor con mucha cordura , 
qu' esta respuesta esperaua , 
soltará de vna gran traua 
la ventura , 
y ésta ganará la caua 
muy ayna: 

luego amor hará vna mina, 
y ganará con sus mañas 



OENfilUL 

las entrañas, 

y aquí direys vos: — ¡ Mezquina! 

Como el coraron lo sepa, 
luego contraminará , 
y él mismo se meterá 
do no quepa, 
con el mal que sentirá 
de turbado: 

ell amor como esforzado 
prenderá luego á razón; 
la discreción 
luego se dará de grado. 

La libertad ya tomada , 
y en otro cuydado puesta , 
vereys qué tanto no 's cuesta 
ser ganada 

de quien da por hazer fiesta 
omezillo; 

y allí vereys el cfistillo 
cómo ell amor le desuela : 
¡Ha, la vela I 
¡ mal guardastes el portillo! 

El buen seso que velaba 
deste mal en vuestro nombre , 
viendo la fuerza deste ombre 
tanto braua, 

puesto Dios por sobrenombre 
no vencido , 

darse ha luego por perdido, 
y mudará vuestra gloria 
en memoria 
d' alguno mal gradescido. 

Agora no *s burlareys, 
señora, qu* estays agena; 
agora que teneys pena 
vos vereys 
vida ó muerte quál es buena. 



Digitized by LjOOQIC 



DE a. DBL CASTILLO. 



177 



¡O qué risa! 

¡Cómo seré Rey en Frisa 

quando os viere sospirar 

y llorar, 

y alimpiar con la camisa! 

Y direys con el dolor: 
—¿Quién me quitó mis poderes? 
¿No dizen qu' en las mugeres 
no ay amor? 

Amor, ¿para qué me quieres? 
No maltrates 

continuo con tus debates . 
¡Hazme , amor, algún halago! 
¿Qué te hago 
para que siempre me mates? 

Señor» tu poder me valga, 
direys á Dios, y llorando; 
que me tiene desamando 
hecha galga 

ell amor, amor cacando; 
y aquel crudo 
que le tiene amor desnudo, 
de lo que siempre me viste, 
pues me viste, 
responde, amor, ¿qu' eres mudo? 

Atiéntame aqui pasito 
en aqueste lado yzquierdo; 
mira mi coraron cuerdo» 
tamañito, 

cómo se me va y le pierdo. 
Yo le digo : 

¡Tente con Dios y comigo! 
y él continuamente dize: 
¡Qué le hize 
aquel traydor enemigo! 

Los celos os matarán , 
y el cuydado de tenellos; 



tirarán vuestros cabellos 

y dirán: 

La vida vaya tras ellos. 

Muy donosos 

los ojos lindos, hermosos, 

corriendo hilo á la hila, 

hechos pila 

de agua dulce muy llorosos. 

El pensamiento contino, 
hele acá, hele acullá, 
buscando si hallará 
buen camino: 
y el temor dirá :— ¡Calla , 
que os perdeys! 
Pues, señora, no 's burleys, 
qu' es amor vn ombre gordo, 
ciego y sordo, 
que nunca os concertareys. 

Que si amor os da concierto 
de algún esperanga cierta , 
desamor lo desconcierta. 
¿Qué más muerto 
quereys vos que vida incierta, 
y dessear 

el morir por acabar? 
Vos vereys si es cierto , pues 
lo vereys 
al freyr del desamar. 

Pues si razón es catiua , 
y el seso como dezimos, 
ésta es la muerte ^ ó beuimos 
vos de biua. 

¿Qué dezís, que no morimos? 
Y morir 

¿no es mejor que no sofrir 
continamente tormento? 
Yo no siento 
quién me pueda desdezir. 



Digitized by LjOOQIC 



178 



CABO. 



Por ende, dama real, 
de muy real condición , 
no 's burlcys de mi passion, 
qu* este mal 
dale amor por ocasión 
de tal suerte , 

que sepamos cómo ay muerte, 
y que desamor nos mata 
y desbarata 
la flaca fuerga y la fuerte. 



CANCIONERO OENSHAL 

sin adoro , 

tengo por muy más que moro 

á qualquier ombre. 



945 
OTRA I OBRA SUYA, 

EN LA QUAL HABLA CONSIGO MISMO. 

No sé qué llame ventura 
en estos casos d' amores, 
pues ver tan alta figura 
me tiene en tanta tristura, 
me pone en tantos dolores; 
y con ellos , 

oyendo la causa d' ellos 
temo tanto , 

que se m' erizan d* espanto 
los cabellos. 

Como el cathólico siente 
cabe sí > muy gran reniego, 
apartarse ^ de tal gente, 
porque aquel ombre impaciente 
no se hundir 4 allí luego, 
no 5 le asombre ; 
assí oyendo yo su ^ nombre 



Siempre estoy fantasiando ^ 
sus beldades en estremo, 
y sus gracias contemplando, 
porque aunque piadad demando, 
muy justamente me quemo; 
y más que atiza 
voluntad que no desliza 
de razón. 

¿Qué s' espera del tizón 
sino ceniza? 

COMPARA *.. 

El hierro de dura pasta , 
y tanbien el duro azero, 
siruiendo en la fragua, basta» 
y al fin allí se gasta 
en las manos del herrero: 
yo siruiendo 

y continuamente ardiendo 
d* amor ciego, 
no me da la fin el fuego 
do m' enciendo. 

Qu' es vn fuego natural 
que no mata , ni se mata , 
que si fuesse arteficial, 
consumido fuera el mal, 
según desamor me tracta 
y me ofende; 

mas amor tanto s' estiende 
en mi cuydado, 
que lo qu' está amortiguado 
más lo enciende. 



1 B. C. D, COMIENfAN LAS OBRAS DE QUIRÓS , T ESTA PRIMERA ES VNA Elf L. Q., ETC. 

2 B,C,D. c. s. vng. 3 C. />. apártase. 4 QD. hunda. 5 D. y se a. 
6 D. tu, 7 B, C. D. fantaseando. 8 B, C. D, compahaciov. 



Digitized by LjOOQIC 



DB H. DEL CASTILLO. 



179 



COMPARAaON. 



Como haze la leona 
que pare muerto el león, 
y como propia presona > 
con las bozes que blasona 
le toma en su perfection ' 
merescida ; 

assf amor torna encendida 
mi requesta , 

si no que mata , como ésta 
da 3 la vida. 

Mas la verdad a lo cierto, 
encendido en esta gloria, 
más lo quiero que ser muerto, 
mas luego lotlesconcierto 
con su oluido y mi memoria: 
y si acuerda , 
es mi señora tan cuerda 4 
y tan sabida , 

que concuerda con mi vida 
que se pierda. 

COMPARA. 

Como la voluntad viene 
al fénix cargado en dias 
á dar la fin que conuiene , 
que con más beuir no pene; 
assí con las manos mias 
encendí 

el huego do me metí 
con su acuerdo : 
luego que la vida pierdo, 
tomo en mí. 

Muchas desuenturas hallo, 
y otras venturas escondo; 



escondo males que callo, 

publico mi desseallo 

verme algo menos hondo 

en este lago; 

que de quanto nadar hago 

á marauilla, 

sólo por ver la orilla 

fuera el pago. 

''compara. 

Como aquel que va en galera 
herrado, preso por mar, 
que pasan por la ribera 
y no le sacan defuera 
porque sabe bien remar; 
este officio 

ha tomado mi seruicio, 
sin sallir 

de donde para seruir 
le codicio. 

Y hallóme tan en tierra, 
que no puedo andar por ella ; 
traygo en el ayre vna guerra 
que no sé cómo s* encierra 
en vno fe con querella; 
y assy doy 
all amor de cuyo soy 
obidiencia; 

y pues quiere mi dolencia, 
así m' estoy. 

COMPARA ^. 

Como aquel que d' espingarda 
tiene en el cuerpo pelota, 
si la herida se guarda 
que no se cierre, aunque tarda, 
natura fuera la bota ^; 



I B, CD. persona. 2 B. C D, perfídon. 3 B. D, dé. 4 B. Z). cruda. 
5 B, C D. COMPARACIÓN. 6 B. f. la boca. D, cierra la boca . 



Digitized by LjOOQIC 



i8o 



CANCIONSBO QBNSIUL 



mas ventura 

ha puesto en mí la tristura 

tan hincada, 

qu^ en mi mal no 'spero nada 

por natura. 

APLICA. 

Propiamente me sostiene 
amor en quatro elementos, 
los mismos qu' al mundo tiene; 
mas dámelos con que pene 
de la causa > por cimientos 
de mi pena ; 

y assí está d' amores llena 
en mí asentada, 
que nunca será mudada 
ni más buena. 

De ayre y fuego me fundó, 
de agua y tierra hizo suelo, 
y estarme en vn ser mandó; 
y veys aquí cómo yo 
nunca llegaré á mi cielo; 
y si Uegasse, 

creo que tanto me quemasse, 
que presumo 

que de mí, llama ni humo 
se mostrasse. 

El huego por mayor pie<;a 
do rebiuan mis enojos 
en mi coragon s' empiega; 
ell ayre está en la cabera; 
ell agua siempre en los ojos, 
que despierta; 

todo lo otro es tierra muerta, 
tan enxuta, 

que fruto , yerua ni fruta 
no se acierta. 



No porque no está labrado, 
y ell agua por sus lugares, 
que con mis vñas arado, 
de quanta gloría he sembrado 
no nascen sino pesares; 
que la elada 
de mi desenamorada 
es tan fría, 

qu' en nasciendo ell alegría, 
es ya quemada. 

Y aquellos quatro animales 
que los elementos tienen, 
son los mismos quatro males, 
príncipales, inmortales, 
qu' en mis carnes se mantienen; 
y han comido 
tanto, y tan desfollescido 
yo me siento, 
qu' está su bastecimiento 
fenescido. 

Son los quatro qu' e > contado 
amor y desconfianza, 
y menosprecio y desgrado; 
los otros helos dexado 
porque están con esperanza 
de dexarme; 

estos que quieren librarme 
muy apriessa, 
llegaron hasta la huessa 
acompañarme. 

Amor come el coraron, 
porqu' en el mismo s' enciende 
con mi querer y afición; 
menosprecio con razón 
todo mi cuerpo comprende; 
y desgrado 



1 B. D. casa. a C q. he contado* 



Digitized by LjOOQIC 



BB H. DEL CASTILLO. 

mi seso m' ha trastornado 



i8i 



sin mudan^; 

mis ojos desconfianza 

m' a quebrado. 

Estando en estas razones 
comigo mi pensamientO| 
acusador de passiones, 
trobando mil inuenciones 
para doblar mi tormento, 
remirando, 

vi quanto toca pensando 
tornar oro, 

y á mi sospiros y lloro 
desseando. 

CABO. 

Cobdicia que conosci 
me hizo manos de Mida; 
y luego que yo las » vi, 
éste mi mote escreuí: 
— Biuiera sin esta vida 
qu' es mortal, 
la vida, qu' el bien es mal. 
y este bien 

cubre mi dolor por quien 
es inmortal. 



946 

OTRAS SUYAS. 

El dolor del coraron 
y de mi dolor pesar, 
ándanme, triste, á buscar 
con la desesperación. 



i B. C D. la. 

sos. (N,delE.) 



2 En las ediciones B, 
3 B. D. fíleme donde. 



Viendo yo mi perdición » 
causa de no auer ya sido, 
fuyme ^ adonde estoy perdido, 
cantando aquesta canción. 

Señora, después que os vi, 
dezidme, pues me prendistes, 
¿qu' es de mí? ¿qué me hezistes? 

En esta prisión escura 
donde me puso quereros , 
ni puedo verme ni veros, 
ni me halla mi ventura: 
con vos dezís que no estoy, 
comigo vos me prendistes: 
¿qu' es de mi? ¿qué me hezistes? 

TORNA Á CONTAB. 

Acabé de demandarme, 
mas no quiso responderme; 
mostróme su mal quererme 
con jamás querer mirarme; 
mas como deuo alegrarme 
con mi fin que cerca veq, 
cantando con mi desseo, 
comencé de consolarme. 

Vida que por bien se acaba, 
no teniendo nada en ella, 
mayor mal es no perdella. 

Muera, pues que me conuiene 
dar la vida que no es mia, 
que no muera y me condene : 
á quien mala vida tiene , 
no teniendo nada en ella, 
mayor mal es no perdella. 

y D. están invertidos estos dos ver- 



Digitized by LjOOQIC 



l82 



CJLI9CI0NXB0 OENBRáL 



TORNA. 



Assí como fué acabado 
el cantar de mis enojos , 
boluióme rézio ■ los ojos 
con vn mirar enojado. 
Yo, mi rostro sossegado, 
la 'speré si algo mandaua, 
mas como vi que callaua, 
díxele todo cortado. 

— Vuestro merescer, señora, 
no siento quién le > merezca, 
ni 3 quién mi passion padezca. 

Que mis ojos quando vieron 
vuestra perfection ser tal, 
oluidáronse mi mal 
con el gozo que sintieron; 
tan bien y más conoscieron 
que no aura 4 quién os merezca, 
ni quien mi passion padezca. 

TORNA A DEZIR. 

Estuuo vn poco escuchando, 
mostrando que no me oyesse, 
mas como yo lo ^ entendiesse, 
mis bozes alcé cantando: 
ella en sí dissimulando 
todos los inconuinientes, 
víla cantar entre dientes 
como quien está hablando. 

— Lé. passion que se consiente , 
menos mal es padescella 
que dolor la muerte della. 

Quien sufre passion forgado, 
tiene por mal su herida ; 



muerto, pierde más que vida 
quien sufre passion de grado: 
la pena del bien penado 
menor mal es .padescella. 
que dolor la muerte della. 

TORNA. 

Estas razones oydas , 
aunque las cantó pasito, 
por ver mi mal infinito, 
quisiera tener mil vidas; 
mas como son ínsufiridas 
las carnes puestas en fuego, 
cantando dixe yo luego 
con otras nueuas heridas: 

^Pues en bien y en mal s' esconde 
remedio de tanta pena , 
¿qué vida puede aer buena? 

En mi bien , qu* es el morir, 
ay no veros , qu' es el daño, 
y mi mal es ya tamaño 
que no se puede sofrir: 
si por vos quiero beuir, 
y por vos siento la pena, 
¿qué vida puede ser buena? 



947 
ESPARSA SUYA 

Á VNA PARTIDA. 

Quando de reposo posa 
el dolor en qualquier parte, 
luego la vida se parte , 
porque de muy peligrosa 



re2ios. 



B,D. se. 3 B.C.D. no. 4 B. D, auna. 5 D, U. 



Digitized by VjOOQIC 



se reparte : 
yo parto por apartar 
tnal que no puedo sofrir, 
y no me pesa partir, 
pues partir es el buscar 
maneras para morir. 



BE H. DEL CASTILLO. 

y pues malos oficiales 
de ser punidos merescen, 
estas sinrazones cesen, 
que las personas reales , 
si son justas, se obedescen. 



i83 





948 






OTRAS SUYAS 


. 




Á su AMIGA, 


Á MANERA 


DE 


VNA 


PETICIÓN Q.UB 


DA OMBRE 


AL 


REY, 


QUfiXANDOSC DE ALGUNA 


SINRAZÓN 



QUE sus OFFICIALES LE HAN HECHO. 

HAEIÉNDOLA SU REYNA, SE QUEXA A 

ELLA DEL AMOR, COMO DE PRESIDENTE 

SUYO QUE LE HA MAL TRACTADO. 

Sacra real majestad , 
Reyna mia generosa, 
tan alta, tan poderosa, 
quanto Dios en Trenidad 
sobre mi hizo otra cosa. 

Vuestro muy humil , leal , 
seruidor, sieruo y vasallo, 
aunque sin fauor me hallo, 
beso su mano real 
y los pies, por no errallo: 
le plega saber que vengo 
delante de vuestra alteza , 
más rico de la tristeza 
que pobre del bien que tengo 
ganado con la firmeza. 

El caso que me consiente 
que ante vos venga á quexarme, 
es porque quiere matarme 
amor, vuestro Presidente , 
no contento de robarme : 



Estando yo en mi reposo, 
recogido sin recelo, 
biuiendo assí como suelo 
de las leyes temeroso 
por el jüyzio del cielo; 
sobre mí con gente armada 
vino justicia de amor. 
Dixe: — ¿Qué mandays, señor? 
como quien no deue nada; 
y él prendióme con rigor. 

No le hize luego falta , 
viéndole determinado; 
y agora véome lanzado 
en vna prisión muy alta 
que llaman torre cuydado: 
y luego que me prendió, 
yo, sin hazer mouimiento, 
quitó á la torre el cimiento, 
y assí quedo, triste yo, 
á la ventura del viento. 

Una cadena y esposas 
me puso en entrando luego, 
y por estar en sossiego, 
secretó todas mis cosas 
como condenado á huego: 
traspassóse en vuestro nombre 
mi libertad lo primero, 
y el plazer de quanto os quiero 
y mi ser figura d' ombre , 
que más tenella no 'spero. 

Más, me tomó para vos 
memoria que no oluidasse , 



Digitized by LjOOQIC 



1 84 



y ell alma c' os adorasse 
como á mi Reyna y mi Dios, 
y más, si más le mandasse: 
tomó del cuerpo mi fuer<;a, 
mi coraron no couarde , 
que viendo que muere y arde , 
con su mismo mal s* esfuerza , 
pues el bien s* espera tarde. 

Ciegos me dexó los ojos, 
toda mi lumbre con él , 
en todo casQ cruel ; 
ved si son estos enojos 
para yo quexarme d' él. 
Poco mal fuera ser preso, 
pues no ay quexa ni herido, 
mas acúsame un rüydo , 
y háme tomado mi seso, 
y vn suyo me V a perdido. 

Soys, señora, mal seruida, 
yo juzgado sin derecho; 
mira qué claro cohecho, 
que me pide amor la vida 
so color de mi prouecho. 
A vuestra alteza suplico 
que mi remedio procure , 
porqu* el pueblo se assegure ; 
si no, yo le certifico, 
que no aura nadie que dure. 

CABO. 

Y no sólo castigad , 
señora, tan mal indicio, 
mas torna á piadad su officio, 
y andará con la verdad , 
y hará mejor seruicio: 
que á Re}ma tan sin cobdicia 
mi pobreza no enrriquesce ; 

1 B. subjeto. 



CANCIONERO OENBRAX 

deste amor que lo meresce 
mándame hazer justicia , 
pues en auaricia cresce. 



949 
PERQUÉ SUYO, 

DESPIDIÉNDOSE DE VNOS AMIGOS SUYOS. 

Señores, ^qué me mandays? 
— ¡Cómo! ¿qué querés hazer? 
— Que me quiero yr á perder 
donde nunca me veays. 
— Dezinos, pues, ¿dónde vays, 
ó por qué es esta partida? 
—¿Porqué? porque ya mi vida 
s' arrepiente de lo hecho; 
porque si m' a satisfecho, 
nunca se vio satisfecha; 
porque ya no va derecha 
la razón si va camino; 
porque sin llenar pollino, 
otras cosas 1' embarazan ; 
porque muchos ay que ca^n 
sin saber guardar el viento; 
porque no ay uno entre ciento 
que de sí no se confíe ; 
porque no se desuarie 
comigo la confianza; 
porque la falsa esperanza 
tiempo es ya que se reprueue ; 
porque ninguno s* atreue 
á querer si ella no acusa; 
porque está ya muy conñisa 
la ley de buen amador; 
porque ya quiere ell amor 
como el gusto cosas varías ; 
porque le son muy contrarias 
las cosas en vn subiecto '; 



Digitized by LjOOQIC 



DE H. DSL CASTILLO. 



i83 



porque ell amor y secreto 
son muy grandes enemigos; 
porque tenemos testigos 
que cuerpo y alma pelean; 
porque quiere que le vean 
ell amor de muy galán ; 
porque sabe que no dan 
si no á quien tiende la mano; 
porque el secreto villano 
los huesos tasca roydos; 
porque veo que son tenidos 
estos tales en muy poco; 
porque tienen ya por loco 
ell ombre que amando muere; 
porque quien gualardon * quiere 
ha de ser muy f>or fiado; 
porque yo, desesperado, 
obedezco como moro; 
porque todo el mal es oro 
para mí de donde viene; 
por c' aunque la vida pene , 
la muerte me satisfaze; 
porque quien el mal me haze 
es mayor el bien que puede; 
porque entre todos me quede 
no digno, mas indignado; 
porque fuy > predestinado 
todo para mi aluedrío; 
porque ya el juyzio mió 
no tiene ningún aliento; 
porque todo lo consiento 
sin osar dello quexarme; 
porque no puedo mirarme 
de dolor que de mí tengo; 
porque si en verme detengo, 
la vista ciega tristura; 
porque la gran hermosura 
muestra su poder que pene; 



porque quien officio tiene, 
haze muestra de su obra; 
porque tengo gran (^oqobra 
de males, pena y fatiga; 
porque se hizo enemiga 
de mí, quien hize señora ; 
porque mi dolor mejora 
con el mucho empeorarse; 
porque le mandan ^ guardarse 
de gustar cosa imperfecta ; 
porque con aquesta dieta 
la virtud se desfallesce ; 
porque veys que se meresce 
gozar lo que se publica, 
perqué quien algo se aplica , 
sin ser suyo, goza dello; 
porque no goza en tenello, 
mas en dezillo se harta; 
porque alguno muestra carta 
que 4 ninguna se la 'mbia; 
porque por aquesta vía 
son muchos los maldizientes; 
porque los inconuinientes 
son los mismos malhechores; 
porque deste mal de amores 
ios menos son hostigados; 
porque son muchos llamados, 
y pocos los escogidos; 
porque todos los fengidos 
son los que libran mejor; 
porque tienen ell amor 
en mano, como pardal ; 
porque si les haze mal , 
le sueltan á dos picadas; 
porque biuen engañadas 
con discretas otras muchas; 
porque ponen las escuchas 
sobre músicas y bueltas; 



I B.CD, galardón. 
alguna se la embta. 



2 B, C. D. fué. 3 B. D, manda. 4 B. C D. que 



Digitized by 



Google 



i86 

porque se tienen por sueltas 
en tal red las libertades ; 
porqu* estas enfermedades 
con ellas mismas se curan; 
porque los que tal procuran 
mucho les dura la vida; 
porqu* el temor de cayda 
los guarda d' encaramarse ; 
porque no puede quemarse 
coraron verde y mojado; 
porque quien bien ha llorado, 
como yesca > está encendido; 
y por esto me despido 
de vos y de quien me parto '. 
Si en algo os he deseruido, 
señores, perdón os pido, 
que de mañana me parto. 



CANCIONBBO OENBRAL 



95o 
METÁFORA EN METROS 

QUE HIZO 

Q.UIRÓS 

AL 

SEÑOR JUAN FERNANDEZ DE EREDIA, 

SIENDO 8BRUID0R DE LA SEÑORA GERÓNIMA 

BEHETTÁ, ESTANDO ELLA EN VN LUGAR 

QUE SE LLAMA ALCÁ9AR. 

Entre Valencia ^ y Alcá9ar, 
trauessando vnos boscajes, 
vi venir veinte saluajes, 
muy feroces, denodados; 
de su presumpcion armados, 
no con armas defensiuas, 
mas con manos ofensiuas, 
los ayres amenazauan, 



y en medio d' ellos lleuauan 
vn carro encendido en fuego, 
y guiáuales vn ciego 
todo cubierto de antojos; 
y miré sus propios ojos 
que muy más que todos vian ; 
mas quando los ciegos guían , 
¡ guay de los que van detras! 
y todos por vn compás 
yuan en vn ordenanza ; 
y eran de mala crianza 
essentos y dessabridos, 
descontentos, mal sofridos, 
maliciosos, todos vnos 4, 
enojosos, importunos, 
todos hechos d' una pasta; 
no por cierto de la casta 
que dizen de pero tierno, 
mas d' aquellos que en infierno 
no cansan de hazer males; 
ayrados, descomunales, 
todos de mala natura. 
Yo mirando esta figura, 
vi sobr' el carro assentado 
vn ombre desfigurado, 
manzebo de pocos dias. 
Según las filusumías ^, 
mostraua ser de linaje, 
y en su vestidura y traje 
era galán cortesano, 
á los saluajes humano, 
y consigo muy altiuo; 
de descontento y esquiuo, 
la cara mustia muy seca. 
Como en la casa de Meca 
diz que tienen á Mahoma , 
era su cuerpo carcoma, 
y en ell ayre estaua ell alma, 



i C yczca. a B. C, A aparto. 

5 B. C. D, phibsomfas. 



3 D. Vclés. 



4 B. Z>. vno. 



Digitized by LjOOQIC 



OB H. OSL OAlSTILLO. 



187 



que si no hiciera calma, 
no pudiera nadie velle; 
y en no poder conoscelle, 
muy más qu' él m' entristecía. 
Turbado de lo que via, 
por poder saber quién es» 
boluíme á mirar después 
aquella gente terrible 
que se me hizo visible 
porque tú, lector, f asombres, 
oyendo nombrar sus nombres 
y lo qu' el ombre padesce ' 
quando en voluntad s' ofresce 
á consigo > enemistarse, 
que aquel ciego vi llamarse 
Desseo sin otro bien ; 
y cegó porque fué quién 
do quiera quiere reynar; 
y á los otros vi llamar 
consentimiento» tristeza, 
cuydado, muerte, crueza, 
desconfían(^, tormento, 
trabajo, afán, sufrimiento, 
pena, congoxa, &t¡ga, 
dolor, embidia, enemiga, 
desesperación, pesar, 
sospecha, y el recelar 
de no acabar el camino; 
y vi que siempre contino, 
por hazelle gran seruicio, 
le mostrauan ell oficio 
y condición que tenian; 
que juntamente subian 
vno á vno á dalle paz, 
y quedáuale la faz, 
de besallos y abra^llos, 
en la boca grandes callos, 
gran sobresalto en los pechos; 
quedándole estos despechos 



todos en el pensamiento, 
en la fe el consentimiento, 
tristeza en ell alegría, 
pesar en la fantasía, 
la pena toda en la gloria, 
la congoxa en la memoria, 
en la paciencia el sufrir, 
en la voluntad morir, 
cuydado en el afición, 
sospecha en el coraron, 
embidia en el dessear, 
en ell alma el recelar 
y en razón desconfianza; 
y quedaua en esperanza 
desesperación y afán, 
que todos estos le dan 
el tormento y el dolor; 
y quedaua en ell amor, 
trabajo con enemiga, 
y en la carne la fatiga 
y crueza en todos ellos. 
Como yo acabé de vellos, 
miréle qué tal quedaua, 
que los sospiros que daua 
pudieran abrir al cielo. 
Yo con gran miedo y recelo 
püsseme luego en huyda, 
y en boluiendo, vi la vida 
que yua llorando tras él 
como leona cruel, 
y en forma de dueña anciana; 
su cabera blanca y cana 
messando con muy gran yra, 
y á grandes bozes sospira» 
porque muy atrás se halla; 
y boluió el triste á miralla, 
y díxole por desden: 
— Hija de Jerusalem, 
llora por tí, pecadora. 



f B, D, ptrecc. 2 B. D, contigo. 



Digitized by LjOOQIC 



i88 



CANCIONBBO GENERAL 



que yo muero por señora, 
que todo el mundo deuiera 
morir d' aquesta manera 
para ver en su fin gloria. 
Yo entendiendo ya '11 estoria,' 
boluíme aquella cuytada 
que via tan desmayada 
que apenas los pies mouia, 
y andaua de noche y dia 
trabajando por cobralle 
que fuera > podiendo dalle 
vn su cordial de oluido, 
y él en auerlo sentido 
dáuasse > prissa mayor, 
porque de sólo ell olor 
ell alma se le rebuelue; 
y vi qu* el rostro le buelue 
por no faazer caso feo ; 
y traxo luego desseo 
como poma ^ en que mordiesse, 
vna figura que viesse 
tan resplandeciente y clara, 
que quien mirare su cara, 
á todo mal se apareja. 
Yo boluí luego á la vieja, 
diziendo sobr' este hecho: 
— Señora, por mi prouecho 
me quisiera 4 yo ir con vos. 
— Amigo, vete con Dios, 
me dixo como aborrida, 
que soy la vida perdida 
que desconsolada quedo, 
porque ya verme no puedo 
en el carro c' as topado, 
qu' vn ciego m' ha derribado 
como quien cae de nauío; 
y Ueuan vn gozo mió, 
cuya causa es que me pierdo, 



vn galán discreto y cuerdo, 

de linda dispusicion, 

de muy largo coraron, 

de conuerssacion gentil, 

que donde ouiera cien mil , 

cien mil ventajas hiziera: 

y quiere 5 ell amor que muera 

con razón ó sin justicia, 

porque me tiene malicia, 

siempre me va persiguiendo, 

y quanto más me defiendo, 

muy mayor guerra me haze , 

porque á todos les aplaze 

la falsa color que muestra. 

Viendo yo por culpa nuestra 

que ombre sin vida biuiesse ^, 

de miedo que se muriesse, 

corriendo tras él boluí, 

y luego en el carro vi 

en dos partes este escrito: 

«Yo soy Amor infinito, 

que mato ell ombre en tristura, 

y dóyle por sepcrftura 

mi cuerpo santo, bendito.» 

Quando yo vi qu* era aquella 

la sepoltüra d' amor, 

esforcé contra el temor, 

dando plazer á tristura , 

pues en esta sepoltüra 

tengo yo ell un pié en la huessa, 

y allegúeme muy apriessa 

por saber si en esta vía 

lleuaua más cierta guía 

que la que allí se mostraua ; 

y vi que dissimulaua 

la causa de sus passiones , 

y mostraua en inuenciones 

quién es y por quién muria 7, 



I B.C.D. fucr^. 2 
c. V. 5 B, D, quiera. 



B.C.D, dáuale. 
6 D. vuicsse. 



3 C pomo. 
7 C. A moría. 



4 B.C.D. q. yr 



Digitized by VjOOQIC 



DB H. DBL OASnUiO. 



189 



que á los píes vi que tenia 
dos escudos colorados, 
cinco castillos pintados 
en cada vno de aquellos , 
donde tnostraua con ellos 
las armas de su apellido. 
De quién es, en el vestido 
mostraua , según veres , 
vn gran bonete francés, 
todo lleno de ganzúas , 
y muy aftiera las púas, 
porque mostrassen ell arte , 
y vna letra á cada parte 
que de tal suerte dezia : 

cEl querer que yo encubría , 
quien entró con estas mañas 
le robó de mis entrañas.» 

Lleuaua vna capa encima 
de giradoras < chapada; 
muy galán inuencionada , 
que bien mostraua ell estado 
de la pena que ha passado 
por el bien que desseaua; 
y aquesta letra lleuaua 
do lo vereys si mirays: 

«Tráygolas porque boluays 
la condición de derecho, 
que haze cruda mal prouecho.» 

Víle vn sayo todo lleno 
de granos de cambiadores , 
esmaltados de colores, 
por mostrar su calidad ; 
y tanbien la cantidad 
de lo que montana todo, 



y vna letra de tal modo, 
puesta por este compás: 

«Todos estos pessan > más 
mis pessares y cuydados , 
con mis plazeres pesados.» 

Un jubón le vi vestido, 
rico, de brocado pelo, 
y en medio, de ^ brocadelo 
vnas gafas esculpidas , 
con vnas letras bruñidas 
que de muy léxos se vian, 
y desta suerte dezian 
sus razones y sentencias: 

«Son tan gafas mis dolencias, 
que de gafo ya 4 no siento 
remedio á mi perdimiento.! 

Víle vn espejo en las manos , 
mirando con gran fortuna 
el girante ^ de la luna ; 
y alli estaua muy atento 
por ver algún mouimiento 
si natura en él hiziesse; 
mas como nunca lo viesse , 
ni su dicha consintia , 
desta manera dezia 
con lástima de su pena: 

«La bondad de que 'stás llena 
te haze girar menguando 
la piedad que te demando. 9 

Estando en este conceto, 
mirando aquel desdichado, 
vi sallir vn su criado 



I B, C. Z>. giradores. 
3 C. gigante. 



2 B* C D, passan. 3 B. D. del 4 B.QD. yo. 



Digitized by LjOOQIC 



:go 



C)%NCTOKBBO OBNKRAL 



en ' vn sayo de valdrés , 
qu' estaua echado á sus pies 
como perro en sepoltura , 
mostrando mucha tristura; 
el rostro sereno, mudo, 
ombre pequeño, barbudo, 
mas no por gran*senetud , 
y sacóle allí vn laúd 
y pússosele delante, 
y él con muy gentil semblante 
tañe y cante > esta canción , 
que no ay duro corac^on 
que no Uorasse en oyllo: 

tPues que yo me marauillo 
de ver quán mal me tratajrs, 
¿cómo no os marauillays 
de mí que puedo sufrillo?» 



9S1 
OTRAS SUYAS 

A VNAS SEÑORAS DE QUIEN SE QUEXAUA 

QUE LE FUERON CO|fTRARIAS, FAUORES- 

CIENDO Á SU COMPETIDOR, Y ELLAS 

ESCUSÁNDOSEy ÉL DIZE : 

Si razón me acompañasse 
en este pesar que tomo, 
yo sé que antes que llegasse 
al cabo, que se mostrasse 
el porqué y el quándo y cómo 
m' aueys muerto; 
y pues que lo sabeys cierto, 
no quiero aquí publicallo, 
ni me agradescays si callo, 
pues callo por desconcierto. 



Y por descansarme lasso, 
quisiera dar dos mil gritos ^ 
si se pudieran dar passo,. 
según la vida que passo 

de dolores infinitos , 
viendo 's tales ; 
que soys con vuestros leales 
como león y aliperos , 
que vuestras leyes y fueros 
ordenan que hagays males. 

Y pues al visto se juega 
nuestra vida en tal tablero , 
no dirá que le fué ciega 

la voluntad del que llega 

á querer como yo quiero, 

si supiere; 

pues con el que tanto os quiere 

y desamor desbarata , 

no siga hasta la mata 

el poder que amor os diere. 

Que nos days tanto que ver 
en este gran arteficio 
con que nos hazes perder, 
que no se puede saber 
quál os es mejor seruicio: 
no seruiros , 
ó seruiros sin mentiros , 
ó mostraros y mentir 
c' os desseamos seruir, 
ó su contrario deziros. 

Que vemos vn recebido 
de quien por suyo le tiene , 
que largo tiempo ha seruido, 
y en muy breue despedido 
por el que de nueuo viene : 
y en verdad , 



I D, con. 2 B, C. />. canta. 



Digitized by LjOOQIC 



DK H. DEL CA8TtUiO. 



tgí 



aunque toda nouedad 
es á la vista plaziente, 
seruiros de mucha gente 
será caso d' Ermandad. 

Desechad uso tan malo, 
pues soys señoras discretas, 
por no ver este interualo, 
á vosotras en el palo 
y en nosotros las saetas ; 
y ell aljaua 

tan llena como s' e^taua, 
para tornará tirar, 
y sino acierta el mirar, 
si me vi» si no burlaua. 

Estas mañas y otras tales 
hazen todo el mundo vuestro, 
y nosotros con los males 
quando nos vemos mortales, 
ora diestro, ora siniestro, 
publicamos 

lo que quando nos messamos 
con la rauia conoscemos, 
que si noramala os vemos , 
en mal punto lo lloramos. 

Querés que todo se calle, 
lo bueno y lo malo dello; 
lo bueno que no se halle , 
el mal por acrescentalle , 
que se cuelgue d' un cabello, 
porqu' el peso 
quiebre la cadena el preso; 
y assí vemos desta suerte 
que nadie libra de muerte 
si no delibra de seso. 

Veys aquí cómo se aprende 
que la vida es vn contrario, 
y á quien della se defiende, 



dize amor que no V entiende, 

y á quien biue es necessario 

que padezca; 

si padesce, que carezca 

lo que siruiendo meresce , 

y si nada nocaresce, 

que mucho menos merezca. 

Estas causas malas mias, 
y los males que causaron , 
hizieron á mis porflas 
qu* en fin de mis negros dias 
de nueuo me preguntaron 
cuyo soy; 

y tanbien que cómo estoy, 
y que diga el mal que tengo, 
y que muestre dónde vengo, 
pues no saben dónde voy. 

CABO. 

Que las mercedes passadas 
dell alma en el pensamiento, 
que fueron glorias pensadas, 
todas me son assoladas 
en el descontentamiento 
d' esperan9a ; 
que todo lo de mudanza 
no es de muy poca dura; 
assí que dicha y ventura 
quien menos corre 1' alcanza. 



952 
GLOSA SUYA 

A LA CANCIÓN DBL CONDE DE ^IFUENTBS 

QUE dize: 
La que tengo no es prisión. 

La que tengo no es prisión, 
vos soys prisión verdadera 



Digitized by LjOOQIC 



192 



CANOtONBBO GfiNEBAL 



que me teneys de manera 
tan preso, que defensión 
no la quiero aunque la ouiera; 
y pues soys cárcel primera 
dell alma y del afición , 
si cárcel ay de ocasión, 
ésta tiene lo de fuera, 
vos teneys el coraron. 

Esta me terna forjado 
tanto quanto Dios quisiere; 
mas de vos quien preso fuere 
nunca será libertado, 
ni la libertad lo quiere; 
y si acá preso estouiere, 
será por fuer<;a y atado, 
y vos me teneys de grado 
catino mientra biuiere. 

FIN. 

Desta libertad s' espera, 
y de vos no ay redempcion , 
porque me prendió razón; 
y si en ésta no estouiera, 
no viera mi perdición: 
assí que mi saluacion 
es que vuestro preso muera , 
porque soys la verdadera 
cárcel de mi coraron. 



953 
OTRAS SUYAS 

PORQUE LE PREGUNTARON EN QU¿ 
PKNAUA MAS, AUSSENTE Ó PRESENTE; 

Y dize: 

Pues fué mi ventura daros 
la vida por lo qu* os quiero, 
y pues tal precio consiente 



la pena de dessearos, 

ni la causa de que muero 

no es de aussente ni presente, 

mas de vos, 

porque hazés lo que Dios, 

señora , sobre la gente. 

Podeys matar y dar glcn-ia, 
y matar y damos pena, 
y matar tarde y temprano; 
pode3rs dar vida y victoria , 
y dar vida mala y buena; 
y vida de vuestra mano 
quien la ouiere, 
aunque muera, nunca muere, 
pues murió biuiendo sano. 

Mas como falta ventura 
adonde sobra desseo 
de querer vida sin muerte, 
viendo yo vuestra figura 
tan preciosa como veo, 
quiero que se me concierte 
cómo muera 

mi dolor, aunque no quiera, 
porqu' ell alma se despierte. 

Y despierta de passion 
pueda gustar este trago 
de morir que no s' escusa , 
que sabida la razón 

que tengo de lo que hago, 

no se hallará conífusa, 

mas paciente ; 

que quien siempre está .doliente, 

con su remedio se acusa. 

Y no sé cómo me ordene 
esta fin para gozalla, 
según el comiendo della , 
pues en vos de do me viene, 



Digitized by VjOOQIC 



DS H. DBL CASraLO. 



193 



el mayor bien que se haUa, 
es del sók) merescella 
quien es vuestro; 
y en este gualardon muestro 
lo que se pierde en perdella. 

Si muero donde n' os vea, 
goza triste el pensamiento 
solo d* esta gloria tal; 
de las otras partes crea 
que nunca se vio tormento 
que se yguale con su mal; 
que morir 

sin veros se ha de sentir, 
que viend' os biue el mortal. 

Pues muriendo sentenciado 
es gran mal ver el cuchillo, 
porqu' ell alma s' entristesce; 
mas la fe haze esforzado 
á quien no puede sufirillo; 
pues que por amor padesce 
sus enojos, 

que no le cubran los ojos 
á quien tal muerte meresce. 



954 

OTRAS SUYAS 
despidi£ndose dr su amiga 

COMO DBSPBNSERO ^ 

Pues que lo mucho seruido 
ha merescido tal pago, 
licencia, señora, os pido, 



no haya más tiempo perdido 
cuyo fin es lo que hago: 
huyr de tantos dolores 
como da tal vida y vos, 
que con otros seruidores > 
que terneys qui^á peores 
me dará la paga Dios. 

Yo siruiendo y trabajando, 
y sufriendo sed y hambre ; 
yo que nunca ando mudando, 
yo nunca nada os demando, 
yo sudando biua sangre : 
busca quien os sirua, pues 
no hazeys ningún descargo, 
y descarga si podes 
esta cuenta que veres 
de lo qu' estaua á mi cargo. 

Mándamela recebtr 
primero que yo no muera^ 
que ya no puedo ^ beuir 
con vos, ni puedo 4 sofrir 
siempre mal d' una manera: 
y seres vos contadora 
sin yerro, con diligencia; 
ó mandadla ^ ver, señora, 
y sallí de ser deudora, 
qu' es gran cargo de conciencia. 

COMIENZA LA CUENTA EN EL RECIBO. 

Recebí vna alteración 
en ^ ver vuestra hermosura 
que prendió mi coraron; 
recebí yo la prisión, 
recebí más la 7 ventura : 



I B. D. DisBtnRo. C DtiisrsaADo. a B. y 7), en vez de aquel verso po- 
nen este otit>:«en ccUares y cadenas. 3 C. puede. 4 C. puede. 5 B, C, man- 
6 B, C. qu' á ver. 7 />. r. malauentura. 

|3' 



Digitized by LjOOQIC 



194 



CANOIONEBO GENERAL 



recebí > en mis ojos tristes 
vn plazer de > lastimado; 
recebi más que me distes 
el dolor que vos hezístes; 
recebí más el cuydado. 

Recebí de pensamiento 
más de treynta mil millones; 
recebí más de tormento 
tanto pesar que no hay cuento; 
rpcebí cien mil passiones: 
recebí más muchas penas 
pesadas ^ con vuestro bien, 
en collares y en 4 cadenas; 
destas me quedan las buenas, 
y gasté las de almazen. 

La gloria que recebí 
tan poquita 5 pudo ser, 
qu' en cuenta no la escreuf , 
porque quando os conoscí 
se me gastó sin la ver: 
recebí más la memoria 
d' este mal que no se oluida; 
recebí más la victoria 
que tuue contra la gloria 
para dar fin en la vida. 

EL GASTO. 

D' esto gasté lo primero 
mi alma que se perdió, 
y como buen despensero, 
no gasté vuestro dinero, 
mas quedé gastado yo; 
y porque vaya sin vicio 
rematada aquella cuenta, 
y el recibo y ell officio, 



por quitación del seruicio, 
lo descuento en mi descuenta. 

Y porque quedemos daroe 
en la cuenta á todo trance, 
todo lo que con miraros 
gasté yo por contentaros, 
sumareys, qu' es ell alcan^. 
Yten que gasté yo luego 
mucho dessear seruiros, 
que me costó quedar ciego; 
y de leña para el huego 
gasté todos mis sospiros. 

Deués más, según que veo 
en mi memorial escrito, 
querer con que amor guerreo, 
que gasté tanto, que creo 
que pudo ser infinito; 
y también me deués más 
n' os osar dezir que peno; 
aunque será por demás 
pediros esto jamás, 
pues con ello me condeno. 

Deués mil vezes que voy 
á demandaros merced 
y por ser vos, yo quien soy, 
m' estoy assí como estoy , 
y esta deuda conosced : 
deuésme mi libertad 
que nunca libre será; 
deuésme la voluntad, 
deuésme la enemistad 
que la vida me terna. 

Deuésme que siempre callo, 
sufriendo mal que m' atierra. 



I B. D, r. mis ojos. 
4 B, C,D. c y cadenas. 



2 B, />. p. lastimado. 
5 C poquito. 



3 B. C. />. pensadas. 



Digitized by LjOOQIC 



DB H. DEL CASTILLO. 



i9:> 



y el remedio que no hallo; 
deués que no oso buscallo, 
porque' ¿1 mismo me destierra: 
deués que no s' os acuerda, 
que biuo con vos^y muero; 
yten más porque me pierda, 
vuestro desamor concuerda 
comigo que desespero. 

Más, gasté yo de obediente 
continuamente tristeza; 
gasté paciencia d' aussente, 
gasté presumpcion presente, 
compré de toda estrañeza: 
gasté más, la fantasia 
en comprar inconuinientes; 
gasté más, la couardia 
de lo que quexar podia, 
de miedo < de los oyentes. 

Gafté más, vn estar firme 
en el propósito mió. 
Deués nunca arrepentirme, 
deués nunca desdezirme 
de lo que ordenó aluedrío: 
deuésme que nunca escriño 
la quexa ni la congoxa; 
deuésme qu' estoy esquino 
de mf , porque tanto biuo, 
de la vida, porque afloxa. 

Iten más, que amor alcanza 
las lágrimas de mis ojos, 
bien gastadas sin mudanza, 
no teniendo ell esperan<;a 
por más bien que sus enojos. 
Gasté muy > gran marauilla 
de veros, que costó cara ; 



deués nunca despedilla 
del coraron la manzilla, 
[y] la vergüenza de la cara. 

Esto es lo que aueys comido, 
gastado de mis entrañas, 
y más c* os aueys vestido 
continuamente d' oluido, 
pagándolo yo con sañas. 
Pues porque más mal no sea, 
más vale que yo me vaya, 
porque vuestra merced vea 
qué tanto mi mal dessea 
vestirse de vuestra saya. 

Y pues en mi cuenta veys 
que tan poco bien me queda, 
demand* os que me paguéis 
lo que veys que me deueys, 
en buena ó mala moneda. 
Mas tantas deudas pagarme , 
no sé cómo ni de dónde 

las pagueys vos sin matarme ; 
y esto para contentarme 
vuestro gualardon ^ s' esconde. 

CABO. 

Y pues sofirir se despide 
de tener vuestra despensa, 
de mucha merced os pide 
mi alma que no se oluide 
de pagar amor su ofensa ; 
porqu' este cargo le tiene 
ganado con vuestro nombre ; 
la fe queda do conuiene, 

yo me voy donde 4 más pene 
porque muera triste de ombre. 



I B.D, media 
do más pena. 



2 B. C A más. 3 B. C /). galardón. 4 B, C. D, dan* 



Digitized by LjOOQIC 



iq6 



CANCIONBBO GENERAL 



OTRAS SUYAS 

EN QUE SE ARREPIENTE DE AUERSE 
DESPEDIDO. 

Y dixe luego á mis ojos 
que mirasen á otra parte. 
Dixeron: — Amigo, guarte, 
no busques nueuos enojos, 
que los que agora tenemos 
más que no á tí los queremos; 

y aunque vées que aquí cegamos, 
si delante nos quitamos, 
muchos más pesares vemos. 

Y pregunté á la memoria: 
— Amiga, ¿tú oluidarás? 
Díxome: — ¿Y qué ganarás 
en quitarme d* esta gloria? 
No me ruegues * este hecho, 
que bien estás satisfecho >; 
si de muerto es la tristeza, 
quien vio tanta gentileza, 
acordar será el prouecho. 

Dixe á la firtneza: — Hermana 
yrmia ^, ¡si te mudassesl 
Díxome:— Si tú ganasses, 
yo me mudaría de gana; 
mas la fe me tiene puesta 
de su mano, y bien le cuesta 
al pensamiento rogallo; 
y pues yo muy bien me hallo, 
no quieras otra respuesta. 

Dixe luego: — Pensamiento, 
vos harés en esto mucho. 



que á la pena con que lucho 
no basta sufrimiento. 
Respondió muy enojado: 
— ¡O qué mal aueys mirado! 
¿Y adonde podeys vos yr 
que, pues aueys de morir, 
murays mejor empleado? 

Y dixe á la libertad: 
— ¿Qué hazes aquí, catiua 4? 
Díxome: — Estoy porque biua 
contenta la voluntad. 
¿Pues no vées que tu prisión 
tiene puesto el coraron 
en tan amarga estrechura? 
¿Pues qué haré yo á ventura , 
si me prendió con razón? 

A la voluntad rogando 
dixe más de mil vegadas : 
— Vos podeys mudar mis hadas. 
Respondióme sospirando: 
— Burlarte quieres de mí. 
¿Piensas tú que, pues me di, 
que puedo mudarme yo? 
El mayor huego encendió 
vna vez que arrepentí. 

Yo que me vi en un siniestro, 
de mis fuer<;as tan esquino, 
acordé que soy catino 5, 
vendido y comprado vuestro: 
que no puedo despedirme, 
ni ay á do pueda huyrme 
que vuestra merced no prenda; 
pues por malo no me venda, 
que prometo d' estar fírme. 



I B. C. D, niegues. 
3 B. C. D, yr mía. 
5 B. C. captiuo. 



3 Las demás ediciones suprimen este verso. (N. del E.) 
4 B. hazes alU, captiua? C. hazeys alU, captiua? 



Digitized by VjOOQIC 



DE H. DEL CASTILLO. 



197 



Que luego me vi, señora, 
sin vos tan arrepentido, 
que quisiera estar metido 
so la tierra hasta agora. 
¡O rueda que rodeastes! 
¡ O huessos que acouardastes 
á mi sufrimiento poco ! 
¡O poco juyzio y loco, 
con quál razón m' engañastes! 

Señora, tornóme á vos, 
que sin vos no estoy comigo, 
porque todo es enemigo 
dell enemigo de Dios : 
contra vos sola pequé, 
poniendo dubda en ki fe: 
á vos sola me encomiendo, 
que hiñiendo ni muriendo 
nunca más os faltaré. 

FIN. 

Pues, mi Dios > , secundum mano, 
aya yo misericordia; 
no querays siempre discordia 
con vuestro pobre cristiano, 
qu' en el infierno me llama 
el estrado y aun la cama 
que con mis lágrimas riego. 

Acá fuego y allá fuego 

más vale de vuestra llama. 



956 
CARTA SUYA 

gff QUB MUESTRA QUE ESTANDO 

PRESENTE Y OLUIDADO, SE 

HALLA MUY LÉXOS DE SU 

PRESENCIA. 

Mi beuir ya desterrado 
de do nunca se verá 



sino de vos oluidado, 
a tomado este cuydado 
por ver si os acordará 
mi desuio: 
y con este desuario 
mi coraron os dará 
esta carta que os embio. 

Pues no toca en presumpcion 
ante vos tal escreuiros , 
vaya sin alteración, 
que mi determinación 
no fué aquí de más deziros 
de vna cosa: 
ó loaros de hermosa, 
ó más claro descobriros 
mi mal que nunca reposa. 

Eli estremo de lindeza 
y las grandes perficiones 
que tiene vuestra belleza, 
aunque quepa en agudeza, 
no cabe en nuestras razones; 
y assi callo, 

porque con el blasonallo 
mis males y mis passiones 
crescen más en desseallo. 

Pues querer por la presente 
deziros ell ansia mia, 
la pena no lo consiente, 
porqu' el mal qu' ell alma siente 
siempre está en la fantasía 
donde os veo, 
que si no f uesse desseo 
con querer junto haria 
mayor mal que no posseo. 

Y pues esto no se acierta 



C Pues, señora, de su mano. 



Digitized by LjOOQIC 



198 

á dezir sin bazer falta, 
quede por causa cubierta 
que no aura passion tan cierta 
para ygualaros tan alta 
bermosura, 
y llega casi á mesura 
el dolor que desesmalta 
mi vida con la tristura. 

Como delante maestro 
el disciplo amedrentado, 
ni os lo callo , ni os lo muestro , 
que por el bien de ser vuestro, 
con el mal soy bien librado; 
y este don 

se tiene por galardón 
muy complido y muy preciado, 
para dessesperacion. 

Y es el bien mismo matarme, 
y es el mal vuestra sentencia, 

y es el bien no remediarme, 
y es el mal no delibrarme» 
y es el bien esta dolencia 
que padesco; 

y es el mal que n' os meresco, 
y es el bien auer paciencia, 
y es el mal que la caresco. 

Y es el bien lo que yo 's pido . 
y es el mal mala respuesta. 

y es el bien no merescido, 
y es el mal lo qu' e sufrido. 
y es el bien escapar desta 
y hazer punto ; 
y es el mal lo que barrunto, 
y es el bien lo que me cuesta^ 
y es el mal pagallo junto. 

Veys aquí cómo se cria 
en mi pesar el plazer, 



CANCIONEBO OENKRAL 



y en mi tristeza alegría, 
y en esfuerzo couardía, 
y en descanso padescc^r 
y morir; 

y después al rebeuir, 
tornar luego á conoscer 
que más se puede sofrir. 

Por ser mi trabajo aleue, 
vsado con gran hemencia , 
no hallo quién os le Ueue. 
y assí va mi carta breue: 
dad, señora, fe y crreencia 
á mis sospiros, 
que allá van para deziros 
la forma de tal dolencia 
que nadie puede escreuiros. 

Las nueuas de aquesta tierra 
todas son del mal que days; 
vuestros amores dan guerra, 
vuestro desamor atierra, 
y vos con todo os al^ys. 
Yo que os miré, 
dizen que me perderé, 
por c' antes que respondays 
entiendo que moriré. 

Por agora non ay más 
vida en mí para esperaros, 
pues me aueys quitado las 
fuer9as con que ya jamás 
seré para demandaros 
libertad. 

Y la santa Trenidad, 
señora, quiera guardaros 
de hazer nunca crueldad. 

ACABA. 

En este año presente, 
en la ora más estrecha. 



Digitized by LjOOQIC 



D8 H. DBL CASTILLO. 



'99 



en el mes más diferente, 

en vn día tan doliente 

como el que con gran endecha 

murió Dios. 

Estando junto con vos: 

es de Calicut la fecha 

del sin ventura Quirós. 

ENDEREZA ESTAS AL MENSAJERO. 

Lleua tú, mi coraron, 
esta carta dolorida, 
y parte sin dilación, 
y con mucha inclinación 
la darás á quien me oluida: 
y si tu dolor la incita 
á preguntar do me dexas , 
dUe qu' en las grandes quexas ' 
donde casi no se abita. 

Que por su gran resplandor 
es prouincia tan callente, 
que no comporta el calor 
sino el qu* es buen amador, 
y assi somos poca gente; 
do por fuego es la mar roja, 
y la tierra tan enxuta; 
á do pimienta es la fruta 
que quema quando se moja. 

De arte mágica llena , 
donde veys cosa impossible: 



ombre libre y en cadena; 
donde desamor ordena 
qu' ell presente esté inuisible : 
do si el triste se consuela , 
es imposible que acierte ; 
donde la vida y la muerte 
juegan á la correhuela. 

Si por mudar estas nueuas 
te pregunta de salud, 
assí como mejor deuas, 
amuéstrale el mal que Ueuas, 
y verás su ingratitud : 
que tal vas que me reuelas 
que te canse tu tormento: 
pues vete en mi pensamiento 
que no ha menester espuelas. 

FIN. 

A qiiien tal camino va , 
¿qué daré para la costa? 
Mi vida no corrfe ya ; 
si te la doy, tal está , 
que te falte á media posta. 
Para reynos tan estraños 
que tengas bien que gastar, 
toma deste mi pesar 
y duraráte mil años. 



Digitized by LjOOQIC 



aoo CÁMOioiaBO obnbeal 

957 

GLOSA 

HBCMA POR 

FRANCISCO HERNÁNDEZ CORONEL 

i ESTAS TBKS COPLAS DE 

La fuerfa del fuego: 

QUB HIZO 

CARTAGENA. 

La fuerza del fuego que alumlH'a, que ciega, 
mi cuerpo, mi alma, mi muerte, mi vida, 
do entra, do hiere, do toca, do llega, 
mata y no muere su llama encendida. 
Pues ¿qué haré, triste, que todo m* ofende? 
Lo bueno y lo malo me causan congoxa, 
quemándom' el fuego que mata , qu' enciende, 
su I fuerza que fuer<;a, que ata, que prende, 
que prende, que suelta, que tira, que afloxa. 

Pues ¿dónde yré, triste, que alegre me halle , 
que tantos peligros me tienen en medio? 
Que llore, que rya, que grite, que calle, 
ni tengo, ni quiero, ni 'spero remedio. 
Ni quiero qué quiei^a, ni quiero querer, 
pues tanto me sigue tan rauiosa plaga; 
ni ser más vencido, ni quiero vencer, 
ni quiero pesar, ni quiero plazer, 
ni sé qué me diga, ni sé qué me haga. 

Ya no sé qué haga con tanta fatiga, 
ni por dónde vaya que mis males quexe ; 
pues no me mandays > qué haga, qué siga, 
qué diga, qué crea, qué tome, qué dexe. 
Dadme remedio, que yo no le hallo 
á mal qu' es tan claro, escuro, escondido, 
que muestro, que encubro, que digo, que callo. 



L C la f. 3 B. D» mandeys. 



Digitized by LjOOQIC 



DB H* DKL CASTILLO. 201 

que biuo me mata y no puedo dexallo, 
por donde de vida ya soy despedido. 



958 

COMIENgA LA GLOSA. 

Con tristes congoxas ni muero, ni biuo; 
en lágrimas mias mi vida se anega , 
llorando los males de mal tan esquino • 
que por conosceros me tiene catino < 
la fuerza del fuego que alumbra, que ciega. 
Ciega el remedio porque n' os le pida; 
píd* os querays querer acabarme ^, 
pues determinan de nunca ayudarme ^ 
mi cuerpo, mi alma, mi muerte, mi vida. 

Mi cuerpo gimiendo con graue dolor 
á mi alma afligida descanso deniega; 
mi muerte s' alexa por pena mayor, 
mi vida consume 4 la fuerza de amor 
do entra, do hiere, do toca, do llega. 
Do entra, do hiere, pone passion; 
do toca su mano, haze herida ; 
do llega su lumbre que va al coraron, 
tira con flecha de fuerte afición, 
mata y no muere su llama encendida. 

Mata la vida sin muerte hiñiendo, 
no muere el tormento que della depende: 
no biuo aunque quiero, ni muero queriendo; 
lo que más sigo menos entiendo ; 
pues ^qué haré, triste, que todo m' ofende? 
Crescen mis males más cada momento, 
y mi gran fotiga nunca se afloxa. 
No siendo contento, eil engaño consiento; 
mi pensamiento me causa tormento, 
lo bueno y lo malo me causan congoxa. 



t íB. C. captiuo. a B. Z). á dezarme. C ¿ dexarme. 3 B. C. Z). aca- 
barme. 4 B. C D. confunde. 



Digitized by LjOOQIC 



202 CANOIONEBO OBNBBAL 

Ya mis sentidos no quieren valerme, 
porqu' el coraron ya no se defiende, 
y mi triste suerte por más ofenderme 
dilata mi vida y quiere tenerme, 
quemándome 1 fuego que mata, que enciende. 
Mata esperanfa, enciende esperar, 
porque mi daño jamás no se enciende; 
pues si me acuerdo de n' os oluidar, 
el mal d' ell oluido me haze acordar 
su fuerza que fuerza, que ata, que prende. 

Fuerza su fuerza lo más fuerte y ata 
cualquiera que prende prisión de congoxa; 
ata, atormenta aquel á quien trata 
con cuerda que acuerda, que abiua, que mata, 
que prende, que suelta, que tira, que afloxa. 
Acuerda mis ansias, abiua mi pena; 
mata mi gloria, fe no me vale; 
esto preso libre, y suelto en cadena, 
si huyo la muerte, beuir me condena^ 
pues ¿dónde yré^ triste, que alegre me halle? 

Muero por veros ' y muero en miraros; 
en ver y no veros no siento remedio; 
no oso seruiros, temiendo enojaros; 
pues ¿qué haré, triste, para contentaros, 
que tantos peligros me tienen en medio? 
Tiénenme en medio muchas prissiones, 
consuelo no tengo ni quiero buscalle; 
jamás nunca cessan mis lamentaciones, 
y aliuio no siento á tantas passiones, 
que llore, que rya, que grite , que calle. 

Si lloro, si ryo, si grito, burlays; 
si callo, pensando hallar algún medio, 
dezis que no siento quán mal metratays; 
y si con perderse mi vida holgays, 
ni tengo, ni espero, ni quiero remedio. 
Ni tengo remedio si vos no le > days, 



B. C D. p. vos. a C lo. 



Digitized by LjOOQIC 



os H. DBh OAStlLLO. 203 

ni quiero tenelle si de vos no ha de ser^ 
ni menos le espero, pues no le espertys ; 
y hasta que vos, señora, querays 
ni quiero qué quiera, ni quiero querer. 

Ni quiero que quiera mi vida curarse 
d' esta penosa y muy mortal llaga, 
ni quiero que quiera que pueda librarse, 
maguer que podrá muy poco alargarse ^ 
pues tanto me sigue tan rauiosa plaga. 
Sigúeme tanto mi triste porfía, 
que ya no me quiero ni puedo valer; 
no quiero ser triste, ni quiero alegría, 
ni quiero temor, ni quiero osadía, 
ni ser más vencido, ni quiero vencer. 

No quiero vencer, pues no soys seruida, 
aunque yo, triste, ya > gano en perder ; 
ni quiero vencer si vos soys vencida , 
ni quiero la muerte , ni quiero la vida, 
ni quiero pesar, ni quiero plazer. 
No tengo pesar del mal que posseo, 
ni sé quál plazer tal mal satisfaga ; 
ni sé lo que quiero, ni sé qué desseo, 
ni sé lo que sé, ni sé lo que veo, 
ni sé qué me diga, ni sé qué me haga. 

Fué sin ventura mi triste ventura 
en serme la vida amiga enemiga» 
amiga y conforme con toda tristura , 
y pues su enemiga tan gran tiempo dura, 
ya no sé qué haga con tanta fatiga. 
Siempre me hallo de angustias cercado ; 
que huya, qu' espere, que acerque ó m' alexe 
de vos , (qu' en librarme soy más mal librado,) 
yo no sé do 'sté que no esté penado , 
ni por dónde vaya que mis males quexe. 

Si voy á quexarme mi mal y deziros 



I B.CD, ategrmr$e. 3 B.C.D. oy. 



Digitized by LjOOQIC 



204 OAlfOIONBBO OENBRÁL 

que á darme remedio razón os obliga, 
mi pena conuierte mi mal en sospiros, 
y no sé qué pueda ya, triste , pediros, 
pues no me mandays qué haga, qué siga. 
Pues no me mandays que biua ó que muera, 
que pene ó descanse, que calle ó me quexe , 
(por donde mi vida en beuir desespera), 
vuestra merced me mande siquiera 
qué diga, qué crea, qué tome, qué dexe. 

Que diga y que crea que fué conosceros 
remedio y principio del fin que me callo , 
pues que no puedo dexar de quereros, 
para que pueda poder meresceros 
dadme remedio, que yo no le ^ hallo. 
Quantas razones haze y deshaze 
mi pensamiento de sí combatido, 
ninguna le aplaze, ni menos desplaze, 
mas sola la causa es quien satisfaze 
á mal qu' es tan claro, escuro, escondido. 

Claro es mi mal á mí que lo siento; 
y á vos escondido es el remedidlo; 
ya no tienen cuenta mis males sin cuento, 
y es el menor la pena y tormento 
que muestro, qu' encubro, que digo , que callo. 
Nfuestro alegría, encubro tristeza, 
digo mi daño queriendo negallo; 
callo fatigas de mucha tristeza, 
que mi pensamiento es de tanta crueza, 
que biuo me mata y no puedo > dexallo. 

FIN. 

Con estas fatigas maldigo mis dias, 
aquellos sainando en que os he seruido, 
y estas señales son profecías 
que nunca aurán fin mis tristes porfías, 
por donde de vida ya soy despedido. 



1 C la 2 B.D. puede. 



Digitized by LjOOQIC 



DE R. DBL OÁsmxo. ao5 

959 

COPLAS 

DEL 

COMENDADOR ESTUÑIGA, 

POBQUE YNAS DAKÁS LE DECBBON QUÉ StNRA EN SÍ. 

Los años y meses , semanas y dias, 
las oras, momentos, y muy chicos puntos, 
yo hallo comigo trabajos tan juntos, 
que hago ventajas al santo Maclas. 
Trabaja mi seso con tristes porfías 
que nascen contino de mis pensamientos; 
trabajan ' mi cuerpo crueles tormentos, 
prouando sus fuerzas, quitando las mias. 

Trabaja mi alma á ssí maldiziendo 
de verse comigo que busco su mal; 
trabaja y sospira mi vida, la qual 
ya es más que muerta, pues biue muriendo: 
trabajan mis manos de noche escribiendo, 
haziendo canciones de mi desuentura; 
trabajan mis ojos con mucha tristura, 
llorando mis males y nunca riendo. 

Trabajan mis piernas > jamás descansando, 
con ansias, congoxas que da la passion; 
trabaja el catiuo de mi cora^n 
con penas secretas d' amor guerreando: 
trabajan mis carnes de flacas temblando, 
pidiendo la muerte por guerra, por gloria; 
trabajo y fatiga me da la memoria 
que turba '1 sentido, mi mal acordando. 

Pues otros trabajos en mi compañía, 
yo tengo peores con Uaues cerrados. 



I B. C. D, trabaja. 2 B, D, penas. 



Digitized by LjOOQIC 



206 OANOIONBBO OENBRAI< 

que son muy sentidos y nunca ' quexados, 
por la grandeza de quien los embia: 
verdad es que á tiempos dezillos querria, 
porqu' el gran fuego más daña cubierto; 
mas sufro su daño, teniendo por cierto 
que otro prouecho muy más dañaría. 

Porque las damas de arte mayor 
sus famas muy claras no dexan tocar, 
que s' an de seruir y nunca enojar, 
mostrando lo claro de nuestro dolor : 
de do, pues lo malo se ha por mejor, 
á mf me conuiene como hombre sujecto, 
que juzgue y afirme por blanco lo prieto, 
guardando la ley que manda el señor. 

Y pues esta ley por buena tomé, 
no deue mudarme trabajo ni miedo; 
si deuo, no quiero; si quiero, no puedo, 
qu* estoy en prisión y siempre estaré. 
Esto porque preso más libre seré, 
tanbien estaré de fuerza y de grado; 
la fuen;a recibo de muy namorado, 
y el grado de gloria que nasce de fe. 

FIN. 

G>n cuya firmeza d' amor guarnescida 
se haze y deshaze quien sigue este fuero; 
se haze discreto nasciendo grossero, 
deshaze su alma, su cuerpo y su vida. 
Do cierto paresce ganancia perdida 
la gloria d' amores con pena mezclada , 
porqu* el que guarda la ley namorada, 
de ser muy ageno se halla omicida. 



I B. C D. y muy a. 



Digitized by LjOOQIC 



DK H. DEL OASmXO. 



207 



960 

CANCIÓN SUYA. 

DK MACHO Y HEMBRA. 

Tristura comigo va 
porque yo con ella vó; 
ella huelga donde esto, 
y yo huelgo donde está. 

Mi passsion como no muere, 
.no muere porque no muero; 
no muero porque la quiero, 
quiérola porque me quiere. 
Tengo tal la vida ya, 
que si parto ó ' quedo yo, 
gran tristura está do esto, 
porque huelgo dond* está. 



961 
SOBRE ESTA CANCIÓN 



BAZK 



EL MISMO 
MACHO 



ESTAS COPLAS 3 DE 
Y HEMBRA. 



En esta jornada guío, 
no tras bien que no me guía; 
si mal es quien me porfía, 
amor es con quien poriío. 
Donde queda el seso mió 
es do está la gloria mia; 
pues luego si me desuio 
todo bien se me desuia. 

¡O desuentura venida! 
¡Remedio nunca venido! 
¡O mi gloria despedida! 
¡Coraron ya despedido! 
¡O cuerpo muy aflegidol 



¡Vida corta y aflegida! 
¡O alma noble perdida I 
¡Seso ya ciego perdido! 

Que los amores callados 
procuran muertes calladas: 
las lenguas gruessas turbadas 
vienen de sesos turbados. 
Desseos desesperados 
dan vidas desesperadas: 
las penas que son quexadas 
descansan los aquexados. 

Ninguno me contradiga 
lo qu' en esta parte digo; 
quien fuere de sí amigo, 
no puede tener amiga. 
La verdad de mí enemiga 
y el consejo mi enemigo , 
aborrescen el castigo 
con que la razón castiga. 

Que aqueste tal camino 
sospirando se camina , 
y por él quien más atina 
se halla con desatino; 
no consigo va contino, 
afición prima ^ y contina : 
quien puede, de tal vezina 
no deuria ser vezino. 

Y pues yo, cierto, concluyo 4, 
la razón venga y concluya; 
el ^ libre mandan ^ que huya, 
y al preso ^ como yo huyo. 
Tuyo soy amor yo, tuyo, 
préciasse mi fe de tuya ; 



I B C, p. é q. D. p. y q. 3 B. C D, estas coplas.— No afisden más las 
otras ediciones. (N. del E.), " 3 B, C. D. prtua. 4 B. D. cierto con él 
b B. />. al. 6 B. C. Z). manda. 7 B. C. /). al p. 



Digitized by LjOOQIC 



208 

paga ya la fuerza sujra 
con fauor al daño suyo. 

CABO. 



Que por tf tengo tan biua 
la passion graue en ' que biuo, 
sabiendo que soy catino ' 
de quien no suelta y catiua ^. 
Mi mortal pena y altiua 
nasce de querer altiuo ; 
deste bien y mal qti' escriño 
no ay sin mí quien más escriua. 

962 
OTRAS SUYAS, 

ESTANDO AU9SENTB. 

Trasportado en cuerpo ageno, 
ageno siempre me hallo; 
hallo mucho mal que callo; 
callo lo malo y lo bueno. 
Bueno es el gran sospiro; 
sospiro si soy aussente, 
aussente por ser presente, 
presente contemplo y miro. 

Miro y veo mi prisión ; 
mi prisión muy justa fué; 
fué y es con causa y fe; 
fe es gloria y es passion. 
Passion es largo desseo, 
desseo pide la gloria, 
gloria es la gran victoria 
de mi Dios quando la veo. 

Allí 'stó sin vida y bino, 
allí 'stó sin muerte y muerto; 
allí 'stó cierto y no cierto , 



CANOIOICEBO OBNBBAL 



allí 'stó libre y catino 4. 
Allí 'stó llano y altiuo, 
allí 'stó simple y discreto, 
allí 'stó 5 falto y perfecto, 
allí 'stó v&no y esquivo 

FIN. 

Esquino sufro callando, 
vfano voy á hablar; 
la rason manda callar, 
mis males dissimulando : 
el sentido está temblando, 
temiendo yerros d' amor, 
quiera Dios qu' el gran dolor 
no haga de duro blando. 



963 
AQUÍ COMIENgANLAS OBRAS 



BACHILLER XIMENEZ; 

Y BSTA PRIMERA BS VRA ACUSAaOlf QUB HIZO 
CONTRA SU AMIGA, KN LA QUAL PINGB QUB 
YBRDO Á BUSCARÁ CUPIDO, LLAMADO DIOS 
D* AMOR, PARA QUBXARSE DELLA, VIDO CABE 
VN08 MONTES MUCHA GENTE QUB LO LLEUA- 
UAN BNPERMO Á VE VALLE, PORQUE HUTA 
DEL PLAZER : EN EL QUAL HIZO SUS CORTES, 

Y MANDÓ PREGONAR CÓMO ÉL ESTAUA CATIUO 
DE AMOR DE VNA SEÑORA ; Y DANDO A CONOS- 
CER QUIÉN ERA, VIDO CABE SU CORApON ES- 
CRITA LA DEUI8A DELLA, POR DONDE EL 
AUCTOR CONOSCIÓ QUE POR QUIBN CUPIDO 
ERA PENADO ERA LA MISMA 8EÍ«ORA POR 
QUIEN ÉL MORU;A CUTA CAUSA NO PUDO 
QUEXARSE DELLA , SINO Á ELLA MISMA, PUES 
ERA LA SUPERIORA DE AMOR ; Y ASSÍ PUSO 
SU ACUSACIÓN DELANTE DELLA, EN LA QUAL 
PONE EL día T TIEMPO EN QUE ACUSA. Y QUIÉN 
REYNAUA. OBLÍOASE Á LA PENA DEL TALION. 
LAS QUALB8 COSAS EN LAS ACUSACIONES SE 

SUELEN PONER. 

Señora , para quexar 
mi pena tan lastimera, 



I B,C,D. g.quev. 2 B. C. captiuo. 
tíuo. 5 B. D. allí &lto. 



3 B, A captíua. 4 B. C csp- 



Digitized by LjOOQIC 



DB H. DBL CASTILLO. 



209 



busqué '1 Dios d' amor dó era, 
y hallé para penar 
vn cuchillo con que muera : 
que yendo á la fortaleza 
do dizien qu' él más moraua , 
cabe vn monte de aspereza, 
vi gente que caminaua 
para vn valle de tristeza. 

Y en vnas andas tendido 
Ueuauan pomposamente 
vn mancebo muy doliente, 
que dizie con gran gemido : 
—¡Ven, muerte, súbitamente! 
Yo de tal dolor mouido, 
pregunté quién se plañia. 
Uno dixo: — El Dios Cupido 
c' á todos tan mal heria, 
es éste que va herido. 

Yo dixe: — Cosa contraria 
es ser Dios y apasionado. 
— Desso mismo estoy turbado, 
dixo, si no es voluntaria 
la pena de qu' es penado. 
Assí filemos razonando 
aquel cortesano y yo, 
hasta que Cupido entró 
en el valle sospirando , 
do luego s' aposentó. 

El qual, viendo en su penar 
no hallarse algún conorte, 
ayuntó toda su corte 
para les significar 
cómo huye del deporte; 
y dixo á sus seruiciales: 
—Ni soys mios, ni soy mió; 
en vuestros bienes y males 
ya no tengo poderío, 
que hechos somos yguales. 



Que como de mi costumbre 
fuesse ciego de nascencia, 
tal dama fué en mi presencia, 
que alumbró mi ciega lumbre 
la lumbre de su excelencia. 
Yo c' assí su gesto vi 
de tanta gracia y belleza, 
luego mis fuerzas perdf, 
mis mañas y mi destreza, 
que jamás fueron de mf. 

Mientra la vista la mira, 
el arco soltó vna flecha, 
y boluiósse á mí derecha, 
como quien al cielo tira, 
que le da la piedra qu' echa: 
y por vna ley cruel 
que auer hecho me arrepiento, 
mi coraron es aquel 
que sufre todo el tormento, 
sin nadie dolerse d' él. 

No quiero ser consolado 
en pena tan sin medida, 
qu' el consuelo da más vida. 
Yo estoy tan desesperado, 
que la tengo aborrescida; 
mas pues ya estoy tan mortal, 
miráme este lado izquierdo, 
do veres clara señal 
por quién pierdo el bien que pierdo 
y gano tan graue mal. 

Luego sus carnes aflitas 
descubrió con gran passion, 
y dos B. B. á la sazón 
se vieron de sangre escritas, 
derecho del coraron. 
Yo que vi en su cuerpo escrito 
lo que dentro ell alma travo, 
casi muerto en tierra cayo, 
14 • 



Digitized by LjOOQIC 



210 



CA.NOIONSBO GBNBRAL 



diziendo con boz en grito: 
; Porque no muero, desmayo! 

Eh esto Cupido llama 
á ssu escriuano» el Cuydado, 
y manda c* aya vn traslado 
su pregonera la Fama 
de todo lo c' a pasado; 
la qual, diligente qu' era, 
el traslado recebido, 
con vna boz lastimera , 
aligando grande alarido, 
pregona d' esta manera: 

— Este dia de despecho 
del presente mes y año, 
sabed el gran desengaño 
que Cupido tiene hecho 
del ante passado daño. 
Sabed que son despuntadas 
sus peligrosas saetas; 
sus alas todas quebradas ; 
sus fuerzas, mañas secretas, 
ya son todas sojuzgadas. 

Que vna dama, gran señora, 
hermosa sobre natura, 
de gran saber y mesura, 
del mundo superíora, 
le prendió con su figura: 
y d' esta manera está 
llamando siempre la muerte. 
Ved qué remedio dará 
en dolor ó pena fuerte 
quien remedio á ssi no da. 

Por ende, los lastimados 
no curen de más quexarse; 
ni curen d' enamorarse 
los que no son namorados. 
Si pudieren apartarse, 



huyan de tal desconcierto 
que da males inhumanos, 
do 1 que mejor libra, es cierto 
que no escapa de sus manos, 
sino siempre preso ó muerto. 

Bien como el enano ombre, 
gigante suelen llamar, 
y al negro suelen nombrar 
blanco por su sobrenombre 
por mayor negror mostrar; 
assí ell amor que crees 
que ha este nombre porque ama, 
gelo dizen al reués, 
porque contino desama, 
como por las obras ves. 

^Y quereys ver quán esquino 
y quán ñiera d' alegría 
es el mal de su porfía? 
Ved cómo tiene catino 
á quien Dios d' él se dezia. 
Guárdesse, pues, quien pudiere 
qu' en sus lazos no s' enlaze; 
no siga tras lo que viere, 
porque lo que al ver aplaze, 
es con lo qu* el alma muere. 

En esta triste manera, 
ya qu' el pregón s' acabaua, 
vn su alférez c' allí estaua, 
echa acullá la bandera, 
como que desesperaua; 
y con ansia qual me distes, 
vi venir llorando allí 
muchas damas d' amor tristes; 
pero nunca á vos os vi, 
porque nunca amor touistes. 

Luego sin que nadie quede, 
dieron todos en huyda, 



■ Digitized byCjOOQlC 



DB H. DBL CASTILLO. 



211 



como quien va de vencida» 
que huye quanto más puede, 
con peligro de la vida. 
Quando yo, triste de mí, 
me hallé solo á tal ora, 
á grande prissa corrí , 
y tómeme á vos, señora, 
de quien nunca me partí. 

Assí que quexa ó clamor 
no puedo dar por agora^ 
sino á vos, mi matadora, 
que del más superior 
soys la más supefíora: 
que pues vos tan fieramente 
Uagastes mi coraron, 
contra vos muy humilmente 
pongo mi acusación 
en esta forma siguiente: 

PONE EL TIEMPO EN QUE LA ACUSA. 

Oy martes, en este mes 
del dolor que m' atormenta; 
no sé á quántos dias es, 
porque no ay quien tenga cuenta 
del gran mal que me hazés; 
pero sé qu' es año aleué 
para mi beuir amargo, 
que ni corre, ni se mueue, 
porqu' el mal siempre es tan largo 
quanto el bien suele ser breue. 



PONE' 



BEYNAUA EN ESTE TIEMPO. 



Sobre todos quantos biuen 
reynando vos en valer, 
obligada á socorrer 
á los que agrauios reciñen, 
y justicia mantener. 



Yo, cuytadov á quien es hecha 
sinrazón y grande engaño, 
me quexo de vida estrecha 
que me days con mal y daño, 
y vos nunca satisfecha. 

Quéxome con gran tristeza, 
pues que teneys pensamiento 
que se me da mi tormento 
con la muy subida alte<;a 
de vuestro merescimiento: 
y no ay dolor que se yguala, 
aunque yo muera en tal pena, 
pues con vuestra gracia y gala , 
teneys más grado de buena 
que no la muerta de mala. 

Quéxome que soy herido, 
y matarme aueys por gloria; 
deueys tener en memoria \ 
que matar al qu* es vencido 
mucho amengua la victoria: 
quéxome porque creeys 
mis sospiros ser fengidos, 
y mejor que yo sabeys 
que son dell alma saludos, 
qu' en vuestro poder teneys. 

Quéxome que me da seña 
de alegría vuestro gesto; 
yo en tal esperan9a puesto, 
como 1 que algún bien ensueña, 
hallo lo contrario presto: 
y estando de fuera sano 
vuestro tiro all alma alcan<;a, 
y disimulays en vano, 
como quien la piedra lan^a 
y esconde después la mano. 

Quéxome porque os quexays 
qu' en cosa no 's muestro amar; 



Digitized by VjOOQIC 



212 



CANCIONERO OBNERAL 



mas yo por no 's enojar, 
mientra más penas me days, 
quiero más dissimular: 
quéxome qu' el muy gracioso 
vuestro rostro siempre ledo, 
á mí lo mostrays sañoso, 
á cuya causa no puedo 
tener punto de reposo. 

Quéxome que vsays las redes 
que vsa el desgradescido , 
que á quien mejor le ha seruido, 
por escusar las mercedes , 
le echa vn ceño muy tendido: 
no querays, pues , sin porqué 
darme dolor tan inmenso; 
básteme dezir: ¡Pequé! 
aunque, cierto, á quanto pienso, 
yo no pienso c' os erré. 

Básteme que mis sentidos 
se pierden en contemplaros, 
porque sólo en dessearos 
ay primores muy subidos 
en el modo de gozaros: 
básteme dos mil antojos 
que mostrays por accidente; 
básteme que los mis ojos 
son tornados vna fuente, 
de llorar tantos enojos. 

Básteme que yo fenesco 
y ha querido desuentura 
que no muestre mi figura 
todo quanto mal padcsco, 
porque biua en amargura: 
baste que Dios es testigo 
que mi lengua no ha sabido 
dezir el dolor que sigo; 
y assí vos teneys creydo 
que no es más mi mal que digo. 



Baste que mis pies no dieron , 
á mí, triste » ajTuda buena, 
que echándoles vos cadena, 
solo vn passo no huyeron, 
mas pusiéronse á la pena : 
básteme que mi passion 
sólo vn punto no 'stá en calma; 
baste que mi coraron 
está partido del alma 
que tene]rs vos en prisión. 

Y pues que mi acusación 
se muestra por clara vía , 
sin temor me obligaría 

á pena del talion, 
si no qu' es mayor la mia: 
mas concluyo en este hecho, 
pospuesta toda malicia , 
que según quiere el derecho, 
me hagays de vos justicia 
tal que quede satisfecho. 

Y pues mi demanda os muestra 
justa causa á mi querella, 
hazed vos, dama muy bella, 
pues mi alma está en la vuestra, 
que *sté la vuestra con ella: 
ambas en conformidad, 

sin partirse punto ni ora, 
con esta diuersidad : 
que siempre seays señora , 
yo '1 sieruo sin libertad. 

CABO. 

Respuesta no se detenga , 
señora , de lo pedido ; 
no me dilate su oluido , 
porqu' el esperanza luenga 
más aflige ell aflegido. 
Llorando mi triste suerte 
yo *spero vuestra clemencia , 



Digitized by LjOOQIC 



DB H. DEL CASTILLO. 



2l3 



como el que 'stá en punto fuerte 
esperando la sentencia 
de su vida ó de su muerte. 



964 



OTRA OBRA ^UYA, 



PURGATORIO D» AMOR. 

De sentir mi mal sobrado 
ya mis sentidos enfermos , 
viendo el bien de mí alexado, 
quise dexar lo poblado 
y perderme por los yermos; 
y con esta fieintasía 
me ñiy por vnos collados , 
por do yua ell alma mia 
de plazeres tan vazia 
quanto llena de cuydados. 

De yr con passion tan biua 
yo 'staua tanto sin tino, 
que no via por dónde yua, 
házia baxo y házia riba , 
siempre fuera de camino : 
hasta que oue de llegar 
á vnas cueuas escuras, 
adonde acordé d' entrar, 
porque vf qu' era lugar 
bien conforme á mis tristuras. 

Y en entrando, mis enojos 
todos se me refrescaron ; 
vinienme dos mil antojos 
de vengarme de mis ojos, 
pues ellos me catiuaron: 
y darme tanta aflicion, 
con tal llanto y tal gemir. 



que con sobra de passsion 
de mi mesma compassion 
yo me viniesse á morir. 

Ya que poco á poco entraña , 
sentíame tan desmayado, 
que á cada passo que daua, 
me pensaua que acabaña 
mi beuir tan tribulado: 
que como el dolor crescia 
•y menguaua mi fauor, 
cada vegada caya , 
y entre mí mesmo dezia : 
—¡Qué será de tí, amador! 

Cansado de caminar 
por lugar tan tenebroso , 
bien quisiera reposar, 
si no que mi gran pesar 
no me daua algún reposo: 
mas al fin, de fatigado, 
assentéme allí en el suelo, 
el qual luego fué bañado 
del llorar que oue llorado, 
llorando mi triste duelo. 

Después que mucho lloré 
á cabo d* una gran ora , 
vn poco que assossegué 
todo yo me trasporté, 
contemplando en mi señora: 
todo m' agené de mí, 
que ni via, ni sentia; 
que como en visión la vi , 
por suyo todo le di 
quanto bien en mí tenía. 

Estando con tal dul<;or, 
adormidos mis sentidos , 
no dormia mi dolor, 
quando yo sentí all Amor 



Digitized by LjOOQIC 



214 CANCIONBBO 

que vinie dando alaridos, 
diziendo: — ¿Sabes quien só? 
¿Conóscesme en esto fosco? 
Yo le dixe: — Señor, nó, 
porque de tal suerte esto , 
que á mi mismo desconosco. 

Pero de merced os pido, 
si querés darme fauores, 
me digays vuestro apellido. 
Díxome: — Yo soy Cupido, 
el Dios de los amadores, 
que te vengo aquí auisar 
que tu voluntad se mude 
d^ amar en tan gran lugar, 
pues no t' a d' aprouecbar, 
aunque yo mismo t' ayude. 

Y el gran dolor qu* e tenido 
de no poder ayudarte 
m' a causado qu' e venido 
con este gran alarido 
para más desengañarte. 
Por esso ten sufrimiento, 
rígete con discreción. 
¿Quieres vn buen regimiento? 
No siga tu entendimiento 
lo que quiere ell afición. 

COMPARA. 

Como el doliente mal sano 
que quien V a de dar holgura 
le dize: — Mirad, hermano, 
hazed orden de cristiano , 
qu' este mal no tiene cura ; 
y él se comien(;a alterar, 
assí á mí en aquellas cueuas 
me viérays todo temblar, 
quando yo sentí hablar 
all Amor tan tristes nucuas. 



eENKRAL 

Muerto ya mi sentimiento 
con males tan infinitos, 
el dolor de mi tormento 
abiuó mi pensamiento 
y á mí me hizo dar gritos; 
diziendo vna endecha tal 
c' auie ell Amor compassion. 
Es la letra de la qual: 
El menor mal de mi mal 
no tiene comparación. 

All Amor tomé después, 
diziendo á bozes: — Señor, 
vuestro poder escondes; 
tal remedio me pones 
en tan graue disfauor: 
pues sabeys que de mis males 
la pena qu' es más senzilla 
me da penas tan mortales, 
que á los brutos animales 
aún harie tener manzilla. 

Vuestro arco, vuestras saetas 
vuestros ardentes tizones, 
vuestras mañas tan discretas, 
vuestras ponzoñas secretas 
que matan los corazones , 
¿porqué nunca os seruís dellasr 
¿Dónde las teneys en calma? 
Quien no quiere obedescellas, 
dadle tal guerra con ellas 
que le catiueys ell alma. 

Díxome:— Yo m' e dolido 
de tu mal en gran manera , 
y he hecho quanto he podido, 
que mil vezes la he herido 
con pena muy lastimera. 
Ni ha prouechado mi huego. 
ni mi pon^ñosa hiél , 
que ni á veras, ni de juego. 



Digitized by LjOOQIC 



DE H. DEL OASnLLO. 



2l5 



ni por fuerza, ni por ruego, 
nunca está sino cruel. 

Y tanbien si en tus fatigas 
no he dado remedio alguno , 
es porque mis enemigas 
han hecho con ella ligas 
de contino estar en vno : 
estas son la castidad , 
qu* es muy grande amiga della, 
y tan bien la onestidad , 
la vergüenza y la bondad , 
que no se hallan sin ella. 

— N' os escusays por entero, 
le dixe, de mis clamores, 
que por quien yo peno y muero, 
si la amo, si la quiero, 
nasce de castos amores; . 
assí que mientra más buena , 
más se auria de doler 
de mi cuyta y de mi pena; 
y pues me ata su cadena, 
que me atasse su querer. 

ELL AMOR. 

Con tu razón te condeno, 
no pongas la culpa á mi , 
qu' en forq^T querer ageno, 
aunqu' el fin fuesse muy bueno, 
el principio no es assí: 
assí qu* en tu voluntad, 
si ell amor casto se halla , 
á quien muestra esquiuidad, 
no has de dar tú libertad , 
y si r as dado, cobralla. 

ELL AüCTOR. 

¿Cómo podré yo valermc, 
ni cobrar lo que tenia , 
c* aunque más por ella enferme. 



más estimo assi perderme 
que ganarme de otra via ? 

ELL AMOR. 

¿Pues qué te mata cuydado, 
si tal beuir te contenta? 

ELL AUCTOR. 

No me mata el mal doblado , 
mas mátame vn gran cuydado 
que continuo m' atormenta. 

ELL AMOR. 

¿Qué cuydado es esse tuyo 
qu* en tanto grado te ciega? 

ELL AUCTOR. 

Antes, Señor, yo soy suyo, 
que quanto yo d' él más huyo, 
tanto más á mí se llega , 
y en mi alma se atrauiessa 
dándome dos mil enojos; 
de darme penas no cessa; 
házeme saltar apriessa 
las lágrimas de mis ojos. 

ELL AMOR. 

No te diré que no llores, 
aunque llores sin conpás, 
porque las penas mayores 
tanto se tornan menores 
quanto son lloradas más; 
mas si consolarte quieres, 
yo te llenaré do veas 
heridos del mal que mueres 
tantos ombres y mugeres, 
que aun en vello no lo creas. 

ELL AÜCTOR. 

Si algo puedo consentir 
con mi voluntad catiua. 



Digitized by VjOOQIC 



2l6 



CANaONSBO GENERAL 



soy contento de os seruir, 
pues no puedo á parte yr 
que pena mayor reciba: 
porque aquí mi perdición, 
mi desdicha, daño y mengua 
m' atormentan de tal son, 
que llagan mi coraron 
y hazen muda mi lengua. 

Dichas estas penas malas, 
all Amor que las mirasse, 
él mandó á sus mastressalas 
que me pusiessen dos alas 
para que con él bolasse: 
lo qual luego allí se hizo 
ante mis ojos notorio, 
y Ueuóme donde quiso, 
no all Infierno, ni al Parayso, 
mas derecho al Purgatorio. 

Vide qu' era todo obrado 
en muy antigua manera; 
en biua penna fundado, 
más fuerte que no alindado, 
como lugar de fi*ontera: 
y vi sus puertas de hierro 
y este mote allí esculpido: 
— Esta es causa de destierro 
do se paga bien el yerro 
c' all Amor es cometido. 

Y como esta letra vi, 
estaua casi sin seso; 
y dixe all Amor: — Dezí, 
yo que nunca os ofendí, 
sé que no vengo aquí preso. 
Respondió: — Erraste en tener 
muy altos los pensamientos; 
por do aquí has de padescer 
hasta poder merescer, 
á poder de mil tormentos. 



Como quiera qu' el penar 
por costumbre lo recital, 
no m' alteró su hablar, 
mas luego torné á mirar 
los ojos de cara arriba, 
do vi más vna bandera 
y vna letra en raso verde 
que dizie d' esta manera: 
—Nadie por amar se pierde 
sino aquel que desespera. 

Y passando en vnos llanos, 
vi estar passando afanes 
muchos nobles valencianos, 
caualleros, cortesanos, 
muchas damas y galanes: 
á ellas destrabadas via, 
sin poder su gesto ver, 
mas de galanes que auia, 
os dirá la pluma mia 
los que pude conoscer. 

Vi primero encarcelado 
al buen Marqués Don Rodrigo, 
por vna sala aquexado, 
y en pena de su cuydado, 
razonando assi consigo: 
— D' esta suerte estar me cale, 
aunque con pena profunda, 
pues la causa tanto vale, 
que no ay valer que le yguale, 
ni es nascida su segunda. 

Vi luego al Conde d' Oliua 
en vn hondo vallentierra, 
por do en vida muerto yua, 
llorando su pena esquiua 
ante quien le da la guerra. 
Y dezia muy sereno: 
— Mi fe nunca hará falta, 
c' aunque pene más que peno. 



Digitized by LjOOQIC 



DE H. DEL CASTILLO. 



217 



todo lo tengo por bueno 
en ser la causa tan alta. 

De Cocentayna allí veo 
al Cpnde dezir penado: 
—Estas llagas que posseo 
no las recebí en torneo, 
qu' ell Amor me las ha dado. 
Otras vezes con boz fiera 
grandes alaridos da, 
diziendo d' esta manera: 
—Poco es el mal de fuera, 
según el que dentro está. 

Vi tres fuegos que cercauan 
al Conde d' Albayda en medio^ 
las centellas que saltauan 
en ell alma se T entrauan, 
sin poder darle remedio. 
Y dezia con mesura , 
toda la color perdida: 
— Háganme la sepoltura 
conforme con mi ventura, 
que se acaba ya mi vida. 

Don Alonso de Cardona 
vi en vna cama tendido; 
muy llagada su persona, 
con esta canción sentona: 
— Quise do no fuy querido. 
Vi maestros c' alli son 
curándole del costado, 
y él les dize en triste son : 
—No sanará mi passion 
sino quien me V a causíado. 

Oy dezir con gran heruor 
á Don Rodrigo de Borja: 
—Bien vereys en mi dolor 
qu' el qu' es verdadero amor, 
no recibe alguna forja. 



Vi luego que 1* trauessaua 
por el cuerpo vna saeta, 
que si sacarla prouaua^ 
más adentro se V entraña , 
con yema d' amor secreta. 

De luto vestido vi 
á Don Rodrigo Corella, 
diziendo: — ¡Tristcfde mi! 
¿quién ha visto por aquí 
mi ángel y clara estrella? 
Y all Amor dizie:— Bien vedes 
la razón para quexarme, 
que fuy preso en vuestras redes, 
do me hezistes mercedes 
para en vida sepultarme. 

Vi, qu' era dolor de vello, 
Don M iquel de Vilanoua, 
qu' aun apenas conoscello 
pude, porque traya al cuello 
de hierro más d* una arroua: 
y dizie: — Pues no s* ataja 
mal que tanto mal me trata, 
de lien90 por más ventaja 
me hagan vna mortaja, 
por memoria qu' él me ata. 

Don Juan Buyl es ystoria 
velle dezir con boz llena : 
— Muerte quiero por memoria, 
qu' en el buen morir ay gloria , 
y en el mal beuir ay pena. 
Vile luego, abierto el pecho, 
por do su sangre derrama^ 
pregonando sin despecho: 
— La que tanto mal m' a hecho, 
como yo mismo se llama. 

Con semejante herida 
está Don Pedro, su primo; 



Digitized by LjOOQIC 



2l8 



CANOIONSBO OBNBRAL 



SU persona descayda , 
la sangre toda vertida , 
sin poderse dar arrimo; 
y dizie dando gemidos 
con vn dolor lastimero: 
— Véysnosdos primos caydos ; 
entramos somos heridos 
con dos flechas d' un flechero. 

Vi assentado en vna silla 
á Don Luys de Calatayud , 
con la mano en la mexilla , 
diziendo: — Tened manzilla, 
que se acaba mi salud. 
Y con granes sentimientos 
cantaua aquella canción : 
— Yo me causé mis tormentos ♦ 
pues subí mis pensamientos 
con águilas d' Aragón. 

Don Francisco FenoUete 
ya estaua muy plazentero, 
retraydo en vn retrete , 
diziendo: — ^Tristeza, vete, 
pues que tengo lo que quiero. 
Amor le dixo: — Pues veys 
lo que obró mi poderio, 
aunque algún tanto peneys, 
yo mando c' aquí os esteys , 
que os quiero siempre por mió. 

Don Ramón Carroz vascando 
vi por vn vergel sombrío, 
sus mismos pechos rasgando, 
diziendo de quando en quando: 
— No ay dolor que yguale al mió. 
Yo 1* dixe: — ¿Cómo estays tal, 
q u* en vos no ay llaga ni encuentro? 
Dixo: — En esso ved mi mal, 
que afuera no da señal , 
por mejor matarme dentro. 



Con gentil gracia y denuedo , 
aunque no sin gran tristura, 
vi sobir muy quedo á quedo 
Don Alonso Rebolledo 
por vna cuesta á un altura. 
Vi qu' en medio se paró, 
sospirando de cansado, 
y cUzie : — ^Aunque muera yo , 
no sobiré do subió 
mi trabajoso cuydado. 

Vi coronar vn donzel 
qu' es Juan Fernandez d' Eredia; 
y él dezia: — Amor cruel , 
¿qué m' aprouecha laurel, 
pues mi mal no se remedia? 
Esta respuesta le dan , 
qu' en ell alma bien le pesa : 
— Conportaos, gentil galán, 
que no puede sin afán 
ganarse tan alta empresa. 

Después que d' allí passé , 
y vi penar muchos más, 
all Amor le suplfqué 
que me hiziesse mercé 
qué tornássemos atrás; 
y que si por mi osadía 
preso me querie tener, 
harto preso me tenia 
en la prisión que solía , 
pues mayor no podia ser. 

Y si pensaua alíuiar 
en aquel lugar mi duelo, 
por demás era pensar, 
que no se podie hallar 
lugar para mi consuelo. 
Como dixe esta razón 
all Amor en su presencia . 
díxom' él : — Con condición 



Digitized by VjOOQIC 



DE H. DEL CASTILLO. 



219 



qu' esfuerces tu cora(;on, 
vete, yo te doy licencia. 



FIN. 



Después qu' esto be habló 
hízome tras él seguir, 
hasta que fuera m' echó 



y d' allí m' encaminó 
por do auia de venir: 
y como fuera me vi , 
temiendo otro mal postrero , 
con tanta prissa corrí, 
que he venido hasta aquí 
donde con mil muertes muero. 



Digitized by LjOOQIC 



Digitized by LjOOQIC 



AQUÍ COMIENCAN LAS OBRAS DE BURLAS. 

Y £8TA PRUnA E8 YN APOSBNTAIUBNTO QUE FUÍ HECHO EN LA 

CORTE EN LA PERSONA DE JUUERA AL PAPA ALtZANDRE, 

QUANDO YINO X CASTILLA POR LEGADO. 



965 



Porqu' el perfcto deporte 
os prenda , Señor, do estays, 
es muy justo que sepays 
las nueuas de nuestra corte : 
porque según la claresce 
la virtud que della mana, 
la gente que la guarnesce 
más á nombre pertenesce 
de diuína que de humana. 

Pero guárdeos Dios de tal, 
qu' está d' un oro dorada, 
d' un Príncipe que no 's nada 
ser del mundo principal: 
de vna Princesa preciosa, 
d' un concierto sin fatiga , 
d' una gente tan donosa, 
tan gentil y tan graciosa, 
que no ay ombre que os lo diga. 

Y el magnífico Perlado, 
cimiento deste edeficio, 
pensareys qu' el tal bollicio 
lo trata desconcertado. 
Nunca vistes tal hazaña 
de magnífica persona; 
como dar vna castaña , 
tiene á Roma , tiene á España 
encima de su corona. 



Quiero dexar este cuento 
que no es razón que yo cuente 
sino á ombre tan cíente, 
que sus tres valga por ciento; 
porque bien parando mientes, 
aunque yo poco lo fundo, 
sin tirar inconuinientes, 
tales Príncipes ni gentes 
nunca fueron en el mundo. 

Este es el cabo que acaba 
lo que no está comentado, 
y comienza otro tratado 
qu' el enojo menoscaba; 
y es del recebimiento 
qu' el Legado rescibió , 
y de su aposentamiento, 
según su merescimiento, 
qué tal fué y cómo se dio. 

El Príncipe de nobleza, 
contrastador de fortuna, 
estando en Tordelaguna 
con su corte y gentileza, 
de allende la Serranía 
tal le fué certificado 
cómo el Legado venia, 
según razón consentia, 
al reyno desconcertado. 



Digitized by LjOOQIC 



222 



CAIfClONBBO OBNBSAL 



Y este, salud de Castilla, 
de todos vicios el fuego, 
acordó partirse luego 
Alcalá qu' es mayor villa; 
y entrando por el lugar, 

y con él grandes señores, 
llegaron á más andar 
del que s' a d' aposentar 
quarenta aposentadores. 

La media corte no entrada, 
el lugar todo tomado, 
todo el mundo ya trauado 
sobre el dar d' vna posada; 
y el fíno remediador 
en quien la virtud s' esmera, 
dixo á su aposentador: 
— Estas gentes y el Señor, 
<si cabrán dentro en Juuera? 

Como quien de mal s' escapa, 
respondió diziendo aquél: 
— Juro á Dios que quepa en él 
el Legado y aun el Papa. 
Donde cupo el Rey Don Juan 
y el Infante y sus hermanos, 
¿no se cree que cabrán 
todos quantos aquí están 
y otros tantos cortesanos? 

Mas antes que se publique 
qu' en él s* an d' aposentar, 
déuense desempachar 
las posadas del menique; 
que por tener más anchuras 
dos locos de azemileros 
quebraron las cerraduras, 
y están en las coyonturas 
c' ay para seys escuderos. 

Y los de Aluaro de Acuña, 



ó c' allí los maUrán, 
pero que no dexarán 
la posada de la vña. 
Y essotro de Gibraltar, 
aunque pese á todo el mundo, 
con su tartamudear, 
dize que ha de ocupar 
el otro dedo segundo. 

Y tiene el dedo tercero 
tsse cabe9a de artesa, 
de la Señora Princesa 
Secretario y Tesorero. 
Tan gran angustia me traua 
de las cosas que ansí van, 
¡ved señor, qué guadalcaua! 
juro á Dios que allí possaua 
siempre Pedro de Luxán. 



PREGUNTA EL ARZOBISPO. 

¿Quién está en el dedo quarto, 
frontero de las aceñas? 
—Son, Señor, casas pequeñas 
donde se vende el esparto. 
—¿Y en todo el dedo pulgar 
ay alguno aposentado? 
—No, Señor, que es vn casar 
tan grande como vn lugar 
de gran tiempo despoblado. 

—¿Y el carcañal y tobillo^ 
— Esa es la religión 
do fué enterrado Sansón, 
y d' el están ay dos colmillos. 
Los trabucos y lombardas 
están en la pantorrilla, 
y los de las espingardas 
y ballesteros y guardas 
tienen toda la espinilla. 



Digitized by LjOOQIC 



DE H. DEL CASTILLO. 



223 



Assf que en este rincón 
no sé posada vazia; 
pero vuestra Señoría 
mande qu' estén á razón; 
y los que se aposentaron 
por hazer de su prouecho, 
que tomen las que dexaron 
y dexen las que tomaron 
al barrio del pié derecho. 

EL ARZOBISPO MANDA Á VN SUYO 
QUE PROUEA. 

—Rodrigo d' Olmos, caualga, 
y haz que las dexen luego; 
el que quisiere, por ruego, 
si no, ell otro tumbe y salga. 
No cures de sus respuestas, 
que son angostos de sienes, 
mas con palabras honestas 
sácalos todos acuestas, 
6 déxales las que tienes. 

MANDA ALL APOSENTADOR. 

Y VOS, sin más dilatar, 
aposéntame essa gente, 
y mira que se aposente 
do menos pueda ocupar, 
sin tocar ni dar posada 
de persona principal. 
Tanbien sea releuada 
vna dueña viuda, honrrada, 
junto cabe el Ospital. 

Ya caualga renegando 
Sayavedra con gran saña; 
el tumulto y la campaña 
allí V estaua esperando. 



Como gente tras pendón 
en guerra de la frontera, 
como dixo Salamon, 
todos entran derrendon 
por la boca de Juuera. 

Dos porteros descuydados 
arrimados tras vn diente, 
sin tirar inconuiniente, 
luego fueron espantados. 
Juuera quando esto vio , 
echó el vn ojo en soslayo 
y de vn sospiro que dio 
por poco no los sumió 
siete estados com* á rayo. 

Y Juuera con despecho, 
á ossadas, como quien es» 
pegó vn salto al traués, 
más ligero que vn barbecho; 
y sino porque no era 
reñir justo en tales dias, 
á pocos saltos, Juuera 
á ossadas se defendiera 
tan bien como Geremfas. 

Mas quiso, por no causar 
otro diluuio segundo, 
con dezir: ¡O qué mal mundo! 
sus enojos comportar >. 
Ell aposentador á osadas, 
de que vio el mundo en sossiego, 
á banderas desplegadas 
comienza de dar posadas 
más con yra que con ruego. 

Aposentó en la cabega 
al Legado y gran Señor »; 
vn alcá<;ar muy mayor, 



Copia dt\ Cancionero de Pero Guillen. (M.'^^to.) mittgiir. 2 Jbid. alL^g.S. 



Digitized by LjOOQIC 



224 



CANCIONBBO GENBÉAL 



de conpás que el de Bae^a ; 
con vnos eacasamientos, 
según el tiempo y la villa, 
y con otros complimientos; 
las almenas y cimientos 
mejores que de Seuilla. 

Y en esse quarto real 
que sale sobre la huerta, 
según que razón concierta S 
cupo bien el Cardenal. 
En lo alto del frontero 
qu' está 'nfrente de la frente, 
cámara * y camarero, 
^ra y plata ^ y repostero 
cupieron folgadamente. 

Donde estaua la cecina 
-quando el Miramamolin, 
el cozinero Juanin 
cupo bien y la cozina. 
La despensa y su mesnada 
en dos cámaras gagueras, 
donde viérades cenada 
y la paja amontonada 
como en medio de las eras. 

En la cámara detrás 4 
que se dize de la Plata, 
dio para Mossen ^apata, 
ombre de gentil conpás, 
la sala baxa pintada 
do la noble gente coma, 
y en la derecha quixada 
mucha gente asoldada, 
según costumbre de Roma. 



Y en la sala soterriza 

qu' está baxo esta quixada ^ , 
cupo la caualleriza; 
como quien no dize nada ; 
y el que tiene cargo della , 
por persona principal, 
en vna muela cordal , 
á ossadas tan buena y tal , 
que os podes cagar en ella. 

Lo de baxo repartió 
á bestias y ^ pensadores , 
que son establos mayores 
que la puta que V parió; 
do vi trotones y hacas , 
azémilas , machos , muías , 
á pesebres con estacas, 
y sobraron almacraquas 7 
para cient y veynte muías. 

Y dexó vn entresuelo 
para el Obispo d* Urgel, 
que cupo tan bien en él 
como cupiera vn mochuelo. 
Y el cabrón de Mi^er Prades, 
descornado, cabiztuerto, 
saco lleno de ruindades , 

y otro ^ tropel d' Abades 
en las cámaras del huerto. 

Debaxo de la ^eruiz , 
en yna saleta nueua 
que salle sobre la cueua 
do cria la cocatriz , 
un Obispo muy honrrado , 
cárabo ^, pater farensis , 



I Af.-32o 8. raion lo c a Ibid, la c. y c 3 ¡bid. cera. pl. y r. 
4 ¡bid. d' atrás. 5 Ibid. debaxo d' esta qucxada. 6 íbid, yáp. 7 Ibid. alma- 
tracas. 8 íbid. con o. 9 Ibid. caras. 



Digitized by LjOOQIC 



DE H. DEL CASTILLO. 



225 



con Otro de su ditado, 
fué muy bien apossentado» 
creo que barcelonensis. 

Quedó el Alcayde apartado 
eu la torre del cogote , 
más fuerte que vn almodrote ; 
y él I, vn ombre bien criado , 
con su muger y sus hijos , 
escuderos , bestias , velas , 
quedaron en los cortijos 
y en aquellos escondrijos 
de los sesos , casco y telas. 

La campanilla y agallas 
son casas de bastimentos, 
debaxo de los cimientos 
de todas estas murallas: 
un edeficio romano 
de hechura de responso 
que dizen fizo ^ Trajano; 
otros dizen qu' el gusano 
que crió el Rey don Alonso. 

En vn ojo que le llora 
se ahogaron mil cochinos , 
y sin ser menguado vn ora, 
muelen bien en él agora 
cien paradas de molinos : 
ell otro es el infernal ^ 
como yno de Guadiana , 
aunque sano, siempre mana , 
úmido, no radical. 

Mas según que me paresce, 
ell agua limpia sin lodos 
la fortaleza bastece, 
y en la villa no fallesce , 



y riega los huertos todos. 
Las narizes son arquera 
que defienden ell entrada, 
tan sotíl, tan bien labrada, 
como vn lugar de madera. 

Son los be90s, á mi ver, 
baluartes bien fraguados , 
do se pueden retraer 
en tiempo de menester 
mil ossos encubertados. 
Y seguií razón atiza 4, 
y tanbien el tema escarna , 
con piedra blanca caliza , 
puerta y puente leuadiza 
tiene fecha de la barua. 

Los dientes son la barrera , 
y las muelas especial ; 
aunque la muela cordal , 
casa es para quien quiera. 
Aposentó en vna oreja 
con diez frayles al Ministro, 
y tras d* ella al del registro; 
dos doctores ^ de la Igleja. 

Creo, Obispos dos ó tres, 
tanbien al Protonotario, 
aposentó haz y envés 
según que lo fallares 
á veynte de Sant' Ilario. 
En el oreja derecha 
aposentó al Confesor, 
frayle honrrado y gran dotor, 
no de regla muy estrecha. 

Al qual oy ^ jurar 
al Señor muy Soberano, 



I 3/.— 320 qu* es u. h. A/.— 3i3 y un h. b. c. 2 3/.— Sao que diz que f. T. 
3 Ihid, el otro ojo es i. 4 M,^3i3 altiva, i/.— Sao matiza. 3 ^.— 32o y 
dos d. 6 Ibid, A. q. yo o. j. 

i5» 



Digitized by LjOOQIC 



226 



CANCIONERO GENERAL 



que no osaua resollar, 
de miedo del escamar 
que traya dentro el gusano. 
En vn lunar ' de menor, 
que allí cercano tenia, 
do moraua vn tondidor, 
aposentó al herrador 
con tres mulos que traya. 

En el vn ombro de dos 
casas d* un rico trapero, 
dixo:— Tomalda, escudero, 
para Mossen Árenos; 
y porque tengays juntadas 
las bestias, ombfes y todo, 
tomad estas dos possadas; 
védeslas ay cerradas; 
no toqueys en las del codo. 

Mas en aquestas espaldas 
entre cien caualgaduras, 
repartidas conpasaldas >, 
sin ruydo bien trataldas 3, 
pues teneys hartas anchuras. 
Es vna plaga los pechos 
de casas nueuas cercada; 
puertas, ventanas y techos, 
tan grandes y tan bien hechos, 
como su cara sagrada. 

Para Mossen Borja dio 
la del sobaco derecho, 
aunqu' era lugar estrecho 
el suyo, la recibió. 
Y os hago, señor, saber, 
que sin muchas alharacas, 
vi yo en vn beuer. 



I 3/.— 32oy3!3 c. u. lugar. a 
travaldas. 4 iU.— 33o maltracas. 
para e. r. 



sin mentirme el conoscer, 
mil y quinientas malcracas 4. 

La del segundo sobaco 
á Miger Mossen de Brassa; 
casa que fizo el Dios Baco; 
otros dizen qu' el ladrón Caco, 
anda fecho duen de casa: 
pero n* os marauillés, 
oyd vn poco adelante, 
lo que d' esto dixo el Dante 
sin echar paso al traués. 

Dixo de Eua nuestra madre 
que, según ley verdadero, 
qu' el metro do dize ladre, 
que dize que él era padre 
del diablo Canceruero. 
Está en el ombro segundo 
vna yglesia, sin mentir, 
que se puede bien dezir 
qu' es vna de las del mundo. 

Desde junto d' esta yglesia 
hasta el codo y coyuntura, 
ay, par Dios, tanta largura, 
como un tiro de molleja. 
Todo tiendas de oficiales, 
de sillas, cal<;ás, jubones, 
langas, espadas, puñales, 
y cintos de cabezales, 
los esqueros ^ de melones. 

El codo, torre especial, 
todo betún y de box, 
fué hecho par ^ el relox 
en tiempo del Rey Trampal, 



Ibid, repartidlas, compasaldas. 3 3/.— 3i3 
3 Ihid, escueros. 6 Ihid^ fué hecha 



Digitized by LjOOQIC 



DB R. DBL CASTILLO. 



227 



quando aqueste, mi señor, 
gomitó las cien ciudades \ 
Y Judas el tondidor 
y Nabucodonosor 
firmaron sus amistades. 

En la palma no hauia casa, 
ni se consiente poblar, 
qu' es vna pla^ muy rasa, 
redonda como vna basa, 
y en medio d' ella vn pilar: 
y de alli pasa la puente 
que va del codo al quadríl; 
edeficio muy sotíl, 
de orujo y orpimente *. 

El quadril es escusado, 
que son tiendas de concejo, 
do mostraron bien guardado 
vn trillo verde y rodado 
que tienen por preuillejo. 
Al barrio de las caderas, 
más baxito del cuadril, 
á vn repique de candil, 
se juntan treynta rameras. 

Y por ser barrio apartado, 
quito de gente extranjera, 
le dio desembara9ado 
por mandado del Legado 
á Mossen Diego Valera. 
A Muñoz en el quadril 
aposentó, y á Luzon, 
y en la cadera mesón, 
rifarrafas ^ más de mil. 

Baxito las caderias, 
el 4 muslo, son <;apateros, 



herreros, camecerías, 
habazeras, puterías, 
y el solar dellos odreros. 
En los lomos y riñones, 
qu* es vna gran judería , 
aposentó los gascones, 
con setecientos serones, 
vestidos de cofradía. 

Todo el muslo á la redonda 
de moros está cercado, 
y vn adarue derrocado 
de tiempo de Trapesonda. 
Unas casitas quadradas, 
fechas como carracones, 
yasabeys, amoriscadas, 
vnas sobre otras trauadas, 
como nidos de aniones. 

Y tienen vna mezquita 
muy labrada á marauilla, 
en medio de la rodilla, 
menos grande que chiquita: 
y d' aquí presto subió 
arriba á la judería; 
mas primero repartió 
veynte camas,, y las dio 
de toda la morería. 

La barriga es vna pla^a 
donde se faze el mercado, 
tan grande y tan abastado, 
como la cibdad de Baga : 
do veres como mosquitos 
rapazes siempre correr, 
tableros, perros y gritos: 
estruendos tan infinitos, 
que no esposa de creer. 



I M.^32o las dos c. 2 Ihid, oropi mente. 
fiíTrejas. 4 Ibid, y muslo. 



3 Ihid. rcferrafas. 3/.— 3i3 ri- 



Digitized by LjOOQIC 



228 



CANCIONBBO OSNSBAL 



Los buétagos y Huíanos 
son portales sin sobrado , 
donde están los aldeanos 
quando vienen al mercado. 
El fígado, dos posadas, 
quedaron, señor, sin dueño» 
porque estauan ocupadas 
con cien mil piedras obradas ' 
que tenían para el ingenio '. 

Dentro en la vena dell arca , 
cabe el bra<;o más certero , 
dio para Jaymes , baruei^o , 
porqu' es en buena comarca : 
que era vna posada tal , 
que sin ningún entremés , 
cupo bien el offícial 
con todo el herramental , 
y sobró para otros tres. 

La barriga es vn gran lago 
entre el ombligo y el soto, 
de color de terremoto, 
de hechura de aziago: 
do vi sin duda en aquel 
vn ombre no sin recelo, 
desde encima d' un batel, 
con cien braíjas de cordel 
no poder llegar al suelo. 

Dizen que es ojo de mar, 
otros de lerne ^ laguna, 
porque en tiempo de fortuna 
faze la tierra temblar. 
Personas autorizadas , 
dignas de fe que aquí están, 



vieron allí reuocadas 4 
diez vallenas encantadas 
la mañana de San Juan. 

Sale d' él vn tropel d' agua 
y va al ombligo primero, 
donde está vn abreuadero 
tan hondo como vna fragua : 
do vereys andar latines, 
repicados como agrazes, 
y en figura d' escarpines, 
nadar muías y robines , 
y ahogar ^ dos mil rapazes. 

Las nalgas son caserías 
de sastres y zapateros, 
y las cahas, tenerías ^, 
do se curan dos mil cueros 7. 
Está allí luego á la par 
vn batan , y tal á ossadas , 
do están siempre abatanadas 
cien mil piedras de lagar. 

Las ingles, como se riegan , 
todas se siembran de pan ; 
mas el soto del batan 
los conejos se lo siegan : 
pero de los estentinos 
tanto estiércol se alcan<^a, 
qu' en los años más continos 
vereys los panes y vinos ** 
tan altos como vna lan^a. 

FIN DEL APOSENTO. 

Qui^á es la renta poquilla 9, 
assí , valor d' vna cerda ; 



I M.S20 labradas. 2 íbid. ingeño. 3 Ibid, o. la lerne. 4 íbid, re- 
buzadas. 5 .V.— 3f3 y bogar. 6 A/.— Sao y las cachas tañerías. 7 íbid. do 
se curten cient mili c. J/— 3i3 do se zurran dos m. c. 8 3/.— 320 paños y 
linos. 9 Ibid, Quila es la renta porquUla. 



Digitized by LjOOQIC 



DE H. DEL CASTILLO. 



229 



no lo ayays á marauilla; 
sabeys que renta á la villa 
treze mil cargas de mierda. 

LA COLAaON QUE DIERON AL SEÑOR 

JUUERA DESPUÉS DE FECHO EL 

APOSSENTO '. 

Trezientas cargas de suelas 
comió por suplicaciones ^ 
en vino blanco aquel dia, 
y otras tantas de cagúelas , 
todas llenas de ratones 
con los monos de Bugía: 
y esto no ayays por patraña ^, 
que aunque los comió rebueltos, 
los monos andauan sueltos, 
tan libres y desembueltos, 
trepando por sus entrañas 
como en las mismas montañas. 

COMO SE ACHrrÓ JUUERA 4. 

Muy discreto apotecario , 
en el arte singular, 
prepara para purgar 
á Juuera tercianario. 
Tomareys vn dromedario , 
la corcoba con el cuello; 
tenplareys tanbien con ello 
vn gruesso lugar templario: 
del yermo de Manzanares 
toma casi la mitad, 



y otra tanta cantidad 
de gruesso^ pinos aluares. 



De los grandes oliuares 
dell axarafe vn pedaíjo ; 
de los montes de Carago ^ 
de arrouas dos mil quintales, 
y tres ó quatro jornadas 
de las montañas de Jaca ; 
y vna muy gruessa carraca 
de las que van bien cargadas; 
y estas cosas amassadas , 
se las dad con perfícion: 
en el Golfo de León 
se las dareys atibiadas. 

FIN. 

El bagtn para cagar 
mira bien dónde ha de ser, 
dcnde Roma á Gibraltar, 
si pudiere bien caber 6. 



966 
UN COMBITE 

QUE HIZO 

DON JORGE MANRRIQUE 

Á SU MADRASTA. 

Señora muy acabada , 
tened vuestra gente presta , 



I 3/.— Sao APOSENTAMIENTO. 

3 Af.— 320 y no lo h. p. p. 4 
PüRGARoif. 5 3/.— 3i3 Zarazo. 

Y porque será de beber 
un potage muy acedo, 
en esa mesa de Olmedo 
le fareis hiego mover— , 



2 Así se llamaban los barquillos. (N. del E,} 

Ibid, CÓMO SB AHITÓ J, Y CÓMO Y CON QUÉ LE 

6 3/.— 3io añade : 

El servidor ha de ser 
donde se pueda» 
desde Ceuta á Gibraltar 
si pudiere bien caber. 



Digitized byCjOOQlC 



23o 



CANCIONBBO OENEBAL 



q\ie la triste ora es llegada 
de la muy solenne fiesta. 
Quando yo vn cuerno tocare , 
mouerés todas al trote , 
y á la que primero llegare <, 
d' aquí le suelto ell escote. 

Entrará vuestra merced, 
porqu' es más honesto entrar, 
por cima d* vna pared, 
y dará en vn muladar. 
Entrarán vuestras donzellas 
por baxo d' vn albollón, 
hallareys luego vn rincón 
donde os pongays vos y ellas. 

Por remedio del canssancio 
deste salto peligroso, 
hallareys luego vn palacio, 
hecho para mi reposo; 
sin ningún tejado el ^ cielo; 
cubierto de telarañas; 
hortigas por espadañas, 
derramadas por el suelo. 

Y luego que ayays entrado, 
boluereys á man yzquierda; 
hallareys luego vn estrado 
con la escalera de cuerda: 
por alcatifa vn estera, 
por almohadas, albardas, 
con hilo blanco bordadas; 
la paja toda de fuera. 

La cama estará al sereno, 
hecha á manera de lío, 
y vn colchón de pulgas lleno, 



y de lana muy vazío. 
Una sáuana no más; 
dos mantas de lana suzia 3; 
vna almohada tan suzia, 
que no se Uauó 4 jamás. 

Assentaros es ^ en vn poyo, 
mucho alto y muy estrecho; 
la mesa estará en vn hoyo, 
porqu' esté más á prouecho. 
Unos manteles d' estopa; 
por paños, paños menores; 
seruirán ^ los seruidores 
en cueros biuos, sin ropa. 

Yo entraré con el manjar, 
vestido d' aqueste son : 
sin camisa, en vn jubón 
sin mangas, y sin collar: 
una ropa corta y parda, 
aforrada con garduñas, 
y por pestañas las vñas '^, 
y en ell ombro vn espingarda. 

Y vnas calcas que de rotas 
ya no pueden atacarse; 
y vnas viejas medias botas 
que rauian por abaxarse; 
tan sin suelas, que las guijas 
me tienen quitado el cuero; 
y en la cabe<;a vn sombrero 
que vn tiempo fué de vedijas. 

Verná luego vn ^ ensalada 
de cebollas albarranas, 
con mucha estopa picada, 
y cabe<;uelas de ranas: 



I 3/.— 3i3 y á aquella que antes llegare. 2 D. y Flor. d. r. c. t. y délo. 
3 Fior,d.r.c, luzia. 4 C,D.yFlor,d,r.c. lauó. S C.y Fhr,d,r.c, hcys. 
6 Flor, d, r. c. y estarán. 7 Ibid. y colgada de pezuñas. 8 C. vna. 



Digitized by LjOOQIC 



0£ H. DEL 0A8TÍLL0. 



23l 



vinagre buelto con hiél, 
y su azeyte rosado, 
en vn casquete lanzado, 
cubierto con vn broquel. 

El gallo de la Passion 
verná luego tras aquesto, 
metido en vn tinajón, 
bien cubierto con vn cesto: 
y vna gallina con pollos, 
y dos conejos tondidos, 
y páxaros con sus nidos, 
cozidos con sus repollos. 

Y el arroz hecho con grasa 
d' un collar viejo, sudado >; 
puesto por orden y tassa, 
para cada vno ^ vn bocado. 
Por a<;ücar y canela, 
alcreuite por ensomo, 
y delante el mayordomo 
con vn cabo de candela. 

Acabada ya la cena, 
verná vna pasta real, 
hecha de cal y arena, 
guisada en vn ospital: 
hollin y ceniza en somo, 
en lugar de cardenillo; 
hecho vn emplasto todo, 
y puesto en ^ d colodrillo. 

La ñesta ya fenescida, 
entrará luego vna dueña 
con vna hacha encendida, 
d' aquellas de partir leña: 



con dos velas sin pauilos, 
hechas de cera d' orejas; 
las pestañas y las cejas 
bien cosidas 4 con dos hilos. 

Y en ell un pié dos chapines, 
y en ell otro vna chinela; 

en las manos escarpines^ 
y tañendo vna vihuela: 
un tocino por tocado; 
por sartales vn raposo; 
ell un bra^o descoyuntado, 
y el otro todo velloso. 

CABO. 

Y vna saya de sayal, 
forrada en peña tajada, 
y vna pescada cicial 5 
de la garganta colgada: 

y vn balandrán rocegante ^, 
hecho de nueua manera; 
las haldas todas delante, 
las nalgas todas de fuera. 



967 
OTRA SOLA 

OBL 

ROPERO 

EN CASA DE VN CAUALLERO, PORQUE 

LE MANDÓ VN CAFIZ DE TRIGO, Y SU 

MUGER NO GBLO QUISO DAR, AUNQUE 

SABIA QUE SU MARIDO LO MANDAUA 7. 

Tras vn virote perdido, 
y á dueña ^ que mucho beue, 
y á quien 9 paga do no deue, 

I Flor. d. r. c, de un buen pollino ñnado. 3 C. y Flor, d, r. c. vna. 
3 Flor. d. r. c. para untar e. c. 4 Ibid, amarradas c. d. h. 5 C. D.y Flor, de 
rimas c. cecial. ó C. D. y Flor, d. r. c. rozagante. 7 Af.— 32o montoro á 

vno QUE LE MANDÓ TRIGO, ■ SU MUGER DEL QUE 6ELO MANDÓ ROMPIÓ EL LIBRAMIENTO 

8 Ihid. y dueña. 9 Ihid, y quien.. . 



Digitized by VjOOQIC 



232 



CANCIONSRO OSNSBAL 



y á canto > mucho mouidp; 
y á varón > apercebido, 
y otros dizen que buey suelto ^, 
y tanbien 4 á rrio buelto, 
y en la casa del hodido ^. 

968 
JUSTA 

QUE HIZO 

TRISTAN D' ESTÜÑIGA 

á vnas monjas porque no lc qui- 
sieron para srruidor ninguna de 
ellas; y £l tóuosb por dicho que 
lo dezauan por ser ¿l de hedad 
de treynta y cinco años; 

Y DÍZELES ASSf. 

Soñaua que v{ justar 
de noche , que no de dia; 
era tan grande el sonar 
al tiempo dell encontrar, 
que de léxos bien se oya. 
Allegúeme por saber 
quién era mantenedor, 
y aun por darles á entender 
si me querien acoger 
allí para justador. 

A bozes, que no en secreto, 
comentóme de hablar 
vna d' vn gesto perfeto. 
— «Vos tenes vn tal de feto 
porque no podes justar. 
Según es establescido, 
por euitar grandes daños, 
no puede ser acogido 
quien de más tiempo es nascido 
de veynte y cinco ótreynta años. 



» Daros hé consejo sano 
y de muy noble compás; 
despedios d' aquí temprano, 
santiguaos con vuestra mano , 
no boluays cabera atrás : 
que según lo acometido 
contra nuestro vedamiento , 
no podres ser defendido, 
si las guardas han sentido 
vuestro gran atreuimiento. 

»Guarnesced bien vuestra casa 
de buen yesso y buena fusta; 
pues teneys la bolsa rasa 
de buena ropa y de brasa , 
no soys ya para esta justa : 
porque quien ha de justar, 
según son las ordenanzas, 
es cierto que ha de quebrar, 
y si no le han de matar, 
d' un encuentro quatro lan<^. 

•Que muchos sin ser llamados 
son venidos á justar, 
dispuestos y atauiados, 
de finas armas armados, 
maestros para encontrar: 
ponen pena de morir 
sino rompieren doblado, 
y al tiempo del conclu3rr 
ninguno puede conplir 
lo que 'stá capitulado, t 



DIZE EL CAUALLEBO. 

c Auéysme puesto en manzilla. 
señora , si tal os venga. 



1 Af.— 320 y canto. 2 íbid, y varon« 3 Ibid. y como dicen, b. 8. 4 Ihid, y 
después á. 3 íbid. y en casa del sin 8entido,=5y el orne en poco tenida 



Digitized by VjOOQIC 



DE H. DEL CASTILLO. 



233 



En Córdoua y en Seuilla 
no ay vn más libre en la silla , 
ni otro que mejor se tenga : 
qu' en vna pobre posada 
donde poco ha me hallé, 
(esto es cosa muy prouada,) 
con vna lan^a quebrada 
nueue veces encontré. 

sDos mantenedoras eran 
las que la justa causauan , 
y entiendo que no quisieran 
que las viera ni me vieran , 
según la saña mostrauan.» 
Comencé de replicar 
si podría ser acogido. 
Respondiéronme á la par: 
—No cures de porfiar, 
pues que soys ya respondida 

Comen9éme de apartar, 
pues que vi me desechauan; 
y aunqu' era graue el pesar. 
no dexaua de mirar 
los golpes c' allí passauan. 
Tocóle con vn bordón 
á vna dama quanto pudo 
vno que llaman Ximon, 
y rompióle el piastron 
y quebrárale ell escudo. 

Ella quedó traspassada 
y del golpe amortescida; 
la cara toda sudada , 
' y la cabera inclinada , 
de la cinta abaxo erguida. 
Del Ximon fué preguntada : 
—Vos ¿porqué 'stays assi puesta? 
—Por vengar la gran lan<^da 
de que 'stoy mal injuriada , 
tengo armada esta ballesta. 



La dama luego soltara; 
mal herido fué Ximon; 
pero no le dio en la cara , 
que por las ingles 1' entrara ; 
mas llególe al coraron. 
Tocóle en los genitiuos 
aguaducho tan sobrado, 
que perdió silla y estribos : 
los muertos quedaron biuos, 
y el biuo quedó finado. 

Otra dama reluziente 
muy en prouiso salió 
con otro varón siguiente , 
gran puntero diligente 
que jamás encuentro erró. 
Este mi ojo que vela 
que tales golpes miraua, 
vio que por la sortijuela, 
puesta hasta 1* arandela , 
toda la lan^a V entraua. 

Estas dos que mantenían 
por quien biuen mis querellas , 
terrible se conbatian; 
tan fuerte se sacudían , 
que pauor era de vellas. 
Un valiente cauallero 
á la vna cupo en suerte ; 
rompióle el tirabraguero , 
y quebrantóle el puntero ; 
herido queda de muerte. 

La Qtra como varona 
pússose 'n fin de la tela ; 
más braua que vna leona , 
encontró á Juan de Carmona 
debaxo dell arandela: 
de tal forma V encontró 
al triste , y por tal lugar, 
qu' en prouiso le mató, 



Digitized by LjOOQIC 



334 

por vfa que no viuió, 
ni palabra confessar. 



CANCIONBBO OENBBAL 



Eran lo6 golpes tan fuertes , 
qu' en vn ora que miré 
vi quatorce ó quinze muertes, 
sin heridas d' otras suertes , 
de que mucho m' espanté. 
Vi los muertos sepultar 
en lóbregas sepolturas ; 
vi gemir y vi llorar; 
vi meter sanas, sacar 
quebradas las armaduras. 



La que me habló primero 


ya los mandan apear. 


salió con esta cimera: 


Unos quedaron finados 


dos motes en vn tablero: 


y se murieron de veras; 


ell uno dezia:— Duero; 


otros quedaron lisiados, 


eH otro :— /?erf barredera. 


otros quedan trasijados 


La justa se fenescia 


de passar tantas carreras. 


al tienpo qu* ella llegara ; 




á grandes bozes dezia : 


/ 


^¡0 qué gran desdicha mia. 


969 


no auer quien me haga caraT 


COPLAS ' 


La justa fué prolongada 


DEL 


por compassion desta dama. 


CONDE DE PAREDES 



Viniendo tan adornada , 
fuera cosa mal mirada 
que peresciera su fama. 
Sus coplas dizien: ¡Amores! 
(yo lo supe de temprano,) 
vsando de sus du^ores, 
venció siete justadores, 
sin tomar lan^ en la mano. 

Allí viérades justar 
las damas y los galanes ; 



allí viérades gastar, 
alli viérades el dar 
paramentos á truhanes. 
Alli viérades los sones 
de tronpetas y añafiles ; 
alli viérades canciones 
discantadas á empuxones 
de perfetos menestriles. 

CABO. 

Las armas son abolladas, 
la justa quiere parar; 
las pazes son pregonadas, 
las langas todas quebradas; 



A JUAN POETA EN VNA PERDONAN^ A 
EN VALENCIA. 

Juan Poeta, en vos venir 
en estas santas pisadas, 
muchas cosas consagradas, 
d' un ser en otro tornadas, 
las hezistes conuertir. 
La bula del Padre Santo, 
dada por nuestra salud, 
metida so vuestro manto, 



1 Por 5er tantas las variantes que esta composición ofrece en el Cancionero llamado 
de íxar, preferimos repetirla en nota, según alU se encuentra. (N, del E.) 



Digitized by LjOOQIC 



OK H. mOé CASTILLO. 



235 



se tornó con gran quebranto 
escritura del Talmud. 

Y la muy deuota yglesia 
sólo por la vuestra entrada 
fué luego contaminada; 
en esse punto tornada 
casa santa de ley vieja: 
y el cuerpo del Redemptor 
que llagastes vos con hierro, 



del vuestro puro temor, 
sudando sangre y sudor» 
se tornó luego bezerro. 

El bulto de la Señora, 
la Virgen, nuestra abogada, 
por mejor ser adorada, 
y de vos más acatada, 
hfzose vna rica Tora. 
El cáliz del consagrar 



COPLAS 

PECHAS POB mío MABTYHIS Á JOHAN 

POSTA, CRISTIANO HUBUO, BN ALLEGANDO 

Á LAS PISADAS DB V/ 

jQhtn Poeta, en vos venyr 
•d estis sanctas pisadas, 
muchas cosas consegradas, 
d' un ser en otro tornadas , 
las fizestes conuerty r : 
y la bulla del Padre Sancto, 
dada por nuestra salud, 
metyda sub vuestro manto, 
se tornó con ^an cr^banto 
scriptura del Talmud, 

Y la muy deuota yglesia 
sólo por la vuestra 'ntrada, 
fué luego contaminada 

y á e^ punto tornada 
casa santa de ley veya. 
En r ara del consegrar 
se quiso fiízer cutxUlo 
para uos cincunddar, 
y otra ves recorttr 
vn poco más del capillo. 

Y el cuerpo del Redemptor 
que uos Hegastes con fierro, 
de uuestro puro temor, 
sudando sangre, sudor, 

se tomó proprio vezerro: 
y el bulto de la Sefíyora 
la Vfrgm, nostra bocada. 



por ser mi 

y de uos más adorada, 

se tornó vna rica Tora. 

El vieneres de la Crus 
entrastes por el Aceu, 
con el menodillo meneu, 
como judio marñis: 
pestutando vuestras dudas, 
ysestes con afición 
los nudos de la Passion, 
fechos al nombre de Judas. 

El sábado non vos vy, 
que *stouiestes encerrado, 
en oración ocupado, 
presumiendo de letrado, 
infingiendo de raby ; 
disputando todo el día 
en dichos de Daniel, 
diztcndo qué os dezia, 
y que Virgen María , 
y filé sancto Samuel. 

Luego el liunes primero 
uos posastes de partida, 
aziendo mucho *1 romero; 
vna chapa en el (ombrero, 
rotonda, muy bien cosida: 
d<zese qu* era d* estanyo; 
mira glorioso fecho, 
ella se tomó de panyo 
collorado, muy stranyo, 
é sortióuos eo ell pecho. 



Digitized by LjOOQIC 



236 



CANCIONEBO GSNEBiJ< 



se quiso hazer cuchillo 
para vos circuncidar 
otra vez, y recortar 
vn poco más del capillo. 

No dexemos la patena 
á que la boca Uegastes, 
que luego que la besastes, 
se dize que la tornastes 
cajuela con verengena. 
El ara qu* es consagrada, 
y de piedra dura ', fina, 
de vuestra mano tocada, 
en vn punto fué tornada 
atayfor con adafina. 

Los corporales tornastes, 
sólo por vuestro mirado, 
en vn lenguelo delgado, 
con orillas orillado, 
con que la faz cobijastes. 
Ya sabeys cómo lo vsays, 
según manda vuestra ley, 
cuando la Tora sacays 
y cantando la Ueuays 
para recebir al Rey. 

La vestimenta bendita 
én tauardo * se boluió ; 
el pueblo todo lo vio; 
mirad quanto hizo el Dio ^ 
por vuestra gente maldita. 
Fizóse '1 alúa 4 gramaya, 
tocada de vuestro dedo, 
de las de mastre ^ Samaya 
que vos, Juan, sobre la saya 
vos vestistes en Toledo. 



Tornóse el estola, chia , 
y el amito 6, capirote; 
(no vos lo digo por mote:) 
cantó luego el sacerdote 
la guaya por alegría. 
Por la vuestra gran potencia 
fizóse '1 latin ebráyco, 
y sin otra detenencia . 
fasta que toda Valencia 
se tornó pueblo judáyco. 

El Obispo que dezia 
la missa deuotamente, 
en estar vos de presente , 
delante toda la gente 
en Aron se conuertia; 
y fueron vuestras ofrendas 
dos tortillas y vn dinero; 
y tornastes á ssabiendas 
las tortas, palomas duendas, 
y la moneda, cordero. 

Luego el viernes de la Cruz 
entrastes por el Asseo, 
desfra^ado sin arreo, 
con menudillo meneo, 
como cristiano marfuz: 
y con pura contrición , 
publicando vuestras dubdas, 
fezistes con deuocion 
los nudos 7 de la Passion , 
hechos al nombre de Judas. 

El sábado no vos vi , 
qu' estouistes encerrado, 
en oración ocupado, 
presumiendo de letrado, 



I C D. dura y f . 2 D. tobardo. 3 D. Dios. 4 C. D. Hizose el 
agua g. 5 C. A maestre Samaya. 6 Z>. abito. 7 C. D. ñudos. 



Digitized by LjOOQIC 



DB H. DBL CASTILLO. 



237 



enfingendo ■ de Rabí: 
disputando todo el dia 
en hechos de Daniel; 
diziendo que vos dezia 
*que no fué virgo Maria , 
y que fué santo Samuel. 

En el domingo siguiente 
salistes como galán , 
broslado en el balandrán 
aquel mote de Abrahan 
que habla de su simiente : 
do sin dubda vuestra abuela > 
diziendo de ^ tranco en tranco 
fasta dar en el escuela^ 
muy escura , sin candela , 
dando pena al doctor Franco. 

Posistes vos de partida 
en esse lunes primero, 
haziendo mucho el romero, 
vna chapa en el sombrero, 
muy redonda, bien cosida: 
dizesse qu' era d' estraño 4: 
ved qué milagroso fecho; 
ella se tornó de paño 
colorado, muy estraño 
y saltónos en el pecho. 

CABO. 

Yo vos libraré en Castilla 
el dinero del escote, 
en camino de Seuilla, 
á do perdió la capilla 
vuestra pixa del capote. 



970 
COPLAS 

DK 

VN GALÁN, 

PORQUE NO SB CONTENTAUA DE LAS 
COSAS SIGUIENTES. 

No me pago de romero 
que responde con gran yra; 
ni del que nunca sospira 
su dolor, si es verdadero. 
Ni me pago de dinero 
que á todos pone querella; 
ni me pago del baruero 
qu' en guar ^ d* afeytardessuella. 

No me pago de parida 
c' a tercer dia se leuanta ; 
ni de puta conoscida 
que presume beuir santa : 
ni del que luego s' espanta 
del cuerno sin son venido : 
ni me pago del que canta 
sin buena boz y sentido. 

No me pago de rapaz 
que por camino anda quedo; 
ni me pago de la paz 
que se concierta por miedo: 
ni del vino qu* es azedo, 
aunque valga muy barato; 
ni me pago del rebato 
hecho con poco denuedo. 



I D. en fingiendo. 3 C D. agüela, 
tafío. 5 A/.— 3i3 qu* en vez de. 



3 C.A deent.e. t. 4 C. Ad*es- 



Digitized by LjOOQIC 



238 



CAHOIONKBO QINBBAL 



No me pago de donzella 
calada como melón; 
ni me pago del varón 
que muere por amor della: 
ni me pago de querella 
que suele dar puta vieja ; 
ni me pago de conseja 
que más de tres son en ella. 

No me pago de la dueña 
que siempre está acecalada; 
ni de la recien casada 
que con más d' uno se sueña: 
ni me pago de vergüeña 
donde conuiene despacho; 
ni me pago de mochacho 
que buen castigo desdeña. 

No me pago de galán 
qu* en su vestir es grossero; 
ni me pago d' escudero 
que á la pla^a va por pan : 
ni de quien da balandrán 
donde no es agradescido; 
ni me pago del perdido 
aunque dé por do le dan. 

No me pago de ginete 
vestido como barril; 
ni del qu' es de Bezerril 
y entre los buenos se mete : 
ni me pago de bonete 
en cabera d' aldeano; 
ni me pago de villano 
qu' en la gala s' entremete. 

No me pago de terrero 
do no hinca la saeta; 
ni me pago de tripero 



que caualga á la gineta: 
ni me pago de la teta 
qu' es mayor que calabaza ; 
ni me pago de picaba 
que dize verdad secreta. 

No me pago dell amigo 
en que ay más d' una ra^a ; 
ni me pago del castigo 
que se da en pública pla9a : 
ni de la muger qu' es ba^a, 
desdeñada y mal conpuesta ; 
ni me pago de respuesta 
quando á ssf mismo embara^. 

No me pago del simiente 
c' a su señor lisongea; 
ni del que ge lo consiente, 
por virtuoso que sea: 
ni me pago del que emplea 
su tiempo en lugar vicioso; 
ni me pago de medroso, 
saluo si no es cosa fea >. 

No me pago de requesta 
con gente necia tomada; 
ni de dama desonesta, 
quier donzella, quier casada; 
ni me pago de quixada 
de sobre punto cosida; 
ni me pago dell espada 
c' al mejor tiempo es partida >. 

No me pago de la vida 
por do se pierde en la pla^a; 
ni me pago de la ca^a 
qu' es por oficio tenida: 
ni me pago de partida 
en tiempo de conclusión; 



A/.— 3 1 3. s. s. es en cosa fea. a Ibid. rompida. 



Digitized by LjOOQIC 



DB H. DEL CASTILLO. 



239 



ni me pago de passion, 
verdadera ni fengida. 

No me pago de la fruta 
que dentro sea podrida; 
ni me pago de la puta 
que trae saya rayda: 
ni me pago de veuida 
por las mañanas vsada; 
ni me pago de cayda 
quando sin causa es tomada. 

CABO. 

No me pago de lechugas 
en Enero, que son frías; 
ni de las viñas erias, 
ni de árbol con orugas: 
ni de mo(;a con arrugas, 
ni de vieja qu'* es florida; 
ni me pago del amigo 
que me cubre con las alas, 
haciéndome martingalas, 
y me hiere con el pico. 



971 
DEL ROPERO 

Á VNA MUGER, GRAN BEUCnORA. 

Un vinagrón como hierro 
aueys > por olio de Vique, 
y las hojuelas del puerro 



jurays que son alfeñique '. 
Puta vieja, beuda ^ y loca, 
que hazes los tiempos caros 4, 
^ esso me daua besaros ^ 
en el culo qu' en la boca. 

La viña muda su hoja, 
y la col, nabo y lechuga; 
y la tierra que se moja 
vn dia ó otro 7 s' enxuga: 
vos el año todo entero ^, 
por tiramalla essa paja, 
á la noche soys ' vn cuero, 
y á la mañana '» tinaja. 



97a 
OTRA SUYA 

Á 

JUAN MUÑIZ. 

Suena de vos vna fama 
en poblado y por camino, 
que vos quitastes " el »» vino 
con hebrillas de tocino, 
con rajuelas *^ de muxama '4. 
Otra se dize más fresca, 
(d' ésta se haze mención,) 
que traeys en conclusión 
en el vn be<;o la yesca, 
y en el otro ell eslauon '5. 



I Ms. de ¡a B. K, Dd-^i beyeis. 3 A alfeñique. 3 C D, beoda. 
4 C D. hazeys. 3 Dd.^6t añade este verso:— AI echar y levantaros. Ibid, que 
fazeys los vinos caros. 6 íbid. me da de b. 7 Ibid. al otro dia se e. 

8 Ibid. y vos todo el año e. g ibid, soes. 10 Ibid, y en la m. it Ibid, q. 
V, tirasen e. V. 12 C. al. i3 Z)¿/.— 61 y rrajuelas de monjama. 14 C. mo- 
xama. D. mojama. f3 D, o. vne. 



Digitized by LjOOQIC 



240 



CANaOlOBBO OKNBRAL 



COPLAS 

QUV HIZO 

GUEUARA 

DB MAL DBZIR CONTRA VNA MUGER. 

Como amigo verdadero, 
(que dubdo tal no se halle 
que n' os hable lisonjero, ) 
08 quiero dar vn miralle; 
porque por mengua del ■ tal 
creo que beufs errada; 
porque no 'steys engañada, 
yo no quiero vuestro mal. 

Este escrito es el espejo, 
donzella, en que os mireys, 
porque boluais el consejo 
á las locuras que aueys: 
por lo que vereys en él 
vos de mi no tengáis quexa; 
mas pues el mundo vos dexa, 
vos deueys dexar á él. 

Para dueña, desonesta >, 
para donzella. Diosa, 
en las nescedades presta, 
en los motes perezosa. 
Otras viles condiciones 
que teneys quiero encobrir, 
porque terne que dezir 
de vuestras falsas faciones. 

El gesto teneys d' un modo, 
aziago 3 como en martes; 



assf bien diforme todo, 
como mirado por partes. 
De la muerte figurada 
vuestro talle mucho toca, 
fea, vieja, nescia y loca, 
flaca, bruxa y desdonada. 

El cuello tan descarnado 
teneys como bestia muerta; 
el cuero 4 no muy delgado, 
que qualquier mote os acierta. 
Bermejos son de color 
más que ruuios los cabellos : 
por cierto no niegan ellos 
el coraron ser traydor. 

La frente mostrays mal hecha; 
la trincha ^ descobijays, 
y donzella muy contrecha, 
creyendo que os enmo^ays. 
El seso teneys muy vano, 
los ojos mal encasados, 
y los dientes asserrados 
d* auer nascido temprano. 

La nariz teneys torcida, 
hecha de mala &cion, 
y la boca sometida, 
mas no á buena razón ^. 
Las manos de labrador, 
y las vñas crescidillas T\ 
no tienen poder cerillas 
para parallas mejor. 

FIN. 

No quiero de la bondad 
dezir algo> si sabría. 



I 7). de t. 2 3/.— 3i3 Sois fiara dueña ¡nhoncstt,=8oy8 para donzella odio«a,-= 
para nescedades p. 3 Ihid, tan azia§>o. 4 C />. cuerpo. 5 C. trcnchs. 
6 3/.— 3i3 m. n.álab. r. 7 />. crecedülas. 



Digitized by LjOOQIC 



DE H. DBL CASTILLO. 



241 



porque vuestra fealdad 
no me lo consentiría. 
No quiero más escreuir 
otras tachas muchas, ciertas 
que teneys vos encubiertas , 
qu' es asco de las dezir. 



974 



OTRA DEL ROPERO 



JUAN MUNIZ 

PORQUE LE VIDO TENER NOUENAS EN 
SANCTA MARÍA DE LAS DUEÑAS. 

No lo digo por blasfemia, 
ni por injuria , señor; 
no me diesse Dios más premia, 
conseruando vuestro honor, 
de ■ con dos morcillas buenas 
y del resconciUo tierno 2, 
sacaros dessas nouenas 
y Ueuaros al infierno. 



OTRA SUYA 

AL ALCAVDE DE LOS DONZELBS 3. 

Como quando cortan árbol 
que defiende so el sobejo 4; 



y quando quiebran el ^ mármol 
que sostiene templo viejo; 
como nao sin aparejo 
quando va de mar en fuera , 
assí queda la frontera ^ 
sin vuestra mano guerrea 
como dama sin espejo. 



976 
OTRAS SUYAS 

A LAS DAMAS DE LA REYNA. 

Cerco de luna muy leda , 
buenas en todo lugar, 
pues uos aués de tratar, 
¿para qué, por pena dar, 
vos pones en almoneda? 
Que vuestras vistas son tales 
de bella soberanía , 
que harés á los leales 
tocar en aleuosía. 

FIN. 

Si querés quitar conquistas 
y sobresaltos y enojos , 
y dar plazer á los ojos , 
sed veyentes y no vistas. 



t M,^320 que. a Ibid, y de rasconcillo t. 3 Dd.—6i antor de montoro 

Á MABTDf FERRANDEZ, ALCAYDE DE LOS DONCELES, CUANDO VINO DE LA FRONTERA. 
i/.^330 MONTORO Á DON PEDRO DE AGUILAR CUANDO SE VINO DE LA VEGA. 

4 /)ií.— 61 sol sobejo. i/.— Sao sol solero. 5 Z)^.— 61 Iten quando quitan 
minnoL A/. — Sao como cuando quiebra mármol. 6 Dd.^61 y 3/.^3ao sin 
vuestro sano consejo,=sin vuestra mano guerrera. 

i6- 



Digitized by LjOOQIC 



242 



CANCIONBBO OBNBSAL 



977 
OTRAS SUYAS 

EN QUE HABLA CON DON PEDRO D* 
AGUILAR EN PERSONA DE LA MULA DE 
JUAN MUÑIZ ', QUEXÁNDOSE ELLA D*EL 
PORQUE LA AUIA QUITADO DE DONDE 
ESTAUA EMPEÑADA, DIZIÉNDOLE QUE 
MEJOR ESTAUA EMPEÑADA 
QUE LIBRE *. 

Vos al muy gran Rey anexo ^, 
la muía de Juan Muñiz, 
encoruada 4 nii ceruiz 
ante vos , de vos me quexo. 
Como Dios es Trenidad ^ , 
vos causastes mi lazerio, 
pues por darme libertad , 
doblastes mi catiuerio ^\ 

Dios me vista de paciencia 
á 7 tan incurables danos : 
ha 8 oy bien veynte y dos años 
que soy suya por herencia. 
Hollando ^ poluos y lodos, 
tanto la hiél se me quiebre , 



si por estos tiempos todos 
daré señas de 10 pisebre. 

Toue mi llaga secreta, 
como muy desuenturada , 
desseosa y bien mandada, 
muy regida y con dieta ": 
sin dubda bien oluidada 
la braueza y presumpcion , 
no con sobra de cenada , 
tentada del torozón. 

La hambre continuada , 
ved como quiere " rebuelta ; 
tan queda estaua yo suelta 
como otra muy amarrada. 
Como la gente reposa 
de noche todos vagan^os, 
bien como sierpe rauiosa 
yua buscar mis percan^os '3. 

¿Veys '4, señor, aquellos muros? 
De sus muy viejas paredes 
yo gelos »5 paré qual vedes 
con estos dientes muy duros '^. 
Quanto más, señor, tragaua '7, 
tanto mayor '^ hambre auia: 



I Las ediciones C y D, terminan este encabezamiento en la palabra muñiz. [Nota 
del editor.) 1 Dd.^6i quexos de una mula que había empeñado juan muñiz de 

CÓRDOBA Á DON PEDRO, Y DESPUÉS CELA DESEMPEÑÓ. 3 A/.— 320 A VOS, altO Rc>', 

anexo. 4 C en Córdoua en m. c. D. encoruada en m. c. 3 C. sustituye 
este verso con este otro:— Es cierta certenidad. 6 D, captiuerío. M.S20 cab- 
sastesm. c. 7 íbid. det. 8 Dd,^6i Sonoy. A/.— 3ao que ha b. 9 C. Ha- 
llando. 10 C. D. y Dd.^6i del pesebre. 1 1 A/.— 320 bien regida y con gran 
dieta. 12 Dd.—Cn v. c busco r. A/.— 32o v. c. quiero r. 
1 3 Ibid, como otra bien atada. 

Ya que la noche reposa, 

quita de todos vaganzos, 

bien como siempre rabiosa 

salgo buscar m. p. 
Ibid. gelas. 16 A/.— 32o 



14 Dd.^61 
17 Dd.--6i 



Ved. 
trababa. 



i5 



A/.— 320 dellos trababa. 



_A/.— 320 tanto más f. yo h. 



c e. mis dientes duros. 
18 Dd.'^ti t. muy más. 



Digitized by LjOOQIC 



DS H. DBL CASnLLO. 



243 



si alguien ^ no roe miraua, 
por gran pienso lo tenia. 

Ved con > penas tanto graues 
si le ^ cataré omeziUos, 
rebuscando los granillos 
que lan^uan 4 á su^ aues: 
quando quiere hazer lardos 
mis pechos, mis ancas llenas ^, 
las penquillas ^ de los cardos 
que sobrauan de las cenas. 

Otros males qu' es espanto 
de que me daua ^ gran parte , 
nunca Dios mi hambre harte , 
si, Señor, gelo ^ leuanto; 
en verano, noche y dia , 
vnas ojuelas de parras 
en que su mo^o traya 
enbueltas las alcaparras. 

Sobre ^ hambre tan amarga 
el cora^n se m' aprieta: 
gran Señor, ved quál carreta 
puede ><> comportar su carga. 
Las brutales han por vso 
Ueuar su cargo agradable >' , 
y i> de sus rodillas ajruso 
ay vn ombre razonable ''. 

Quando sus talones dan 



en mis muy rotas yjadas u, 
suenan las '^ carcañaladas ^^ 
como ma90s de batan. 
Como yo no sé cautelas 
de agudezas, ni las vi, 
menos siento las '7 espuelas 
qu' ellas me sienten á mí. 

Agora > 8 yo no lo riebto »9, 
ni retrato de mi lengua , 
que la gran sobra de mengua 
haze del libre sugeto. 
Como no tiene majuelos 20 
muy brotados de mugrones 2', 
empeñóme en vnos suelos 
de bocados sotellones '>. 

Según los sabios no callan , 
quando sus menguas disponen , 
donde sacan y no ponen , 
el cabo presto le hallan. 
Duélanvos mis tristes canas 
en mi vejez ofendida, 
qu' en menos de tres semanas 
sallí yo >3 triste beuida 24. 

DIZE AGORA CÓMO HOLGAUA EN 
EL EMPEÑO. 

Por mi lazeria no poca 
y mis dolores bien llenos ^5^ 
no tenia más ni menos 



I D. algún. Dd.^Sí si nadie. s Ibid. Sobre p. t. g. 3 Ibid. ved si ca- 
taré o. 4 C D. lanzaba. 3 M,^320 q. quería h. lardos— en m. p. y ancas I!. 
6 Dd,^6\ la pesquisa de 1. c. if.— Sao las pesquisas. 7 Ibid, dauan. 8 />. se 
lo. 9 if.— 320 Con la fambre. 10 Ibid, podrá. 11 Ibid, 11. carga compor- 
table. 13 ZV/.— 61 roas de 8. t3 A/.— 32o de s. r. a.s=en v. o. r. 14 Ibid, en 
I. mis r. hijadas. i3 />., Z)¿/.— 61 y M.— 33o sus. 16 C. D, y A/.— Sao cal- 
cañaradas. 17 if.— Sao sus e. 18 Ibid, Ya, Señor, yo. 19 C.D, riepto. 
ao Af.— Sao tenia m. ai Ibid, m. poblados d. m. aa ZX/.— 61 de muy tur- 
bios agriones. D, sotelleanos. Af.— Sao vinagrones. aS Dd,^6\ salí la triste 
bevída. 34 Falu esta estrofa en el Ms. Af.— Sao {N, del E,) aS Af.— Sao y 
mis quebrantos muy 11 



Digitized by LjOOQIC 



244 



OANCIONRRO OENRRAL 



sino pienso á qué quiés boca >. 
No más premia ni doctrina, 
ni más espuela ni palo; 
do sacaua yo mezquina 
las mis tripas d* año malo. 

Dando gracias y loan(;a 
á quien me dio bien tan largo, 
mi mayor afán y cargo 
era sostener mi pan^a >. 
De como primero era ^ 
de hambre lerda y harona 4, 
yo me vi que, si quisiera, 
me vendiera por tusona 5. 

Yo muy leda y bien pagada, 
pelechada y plazentera, 
bien asf ^ como si fuera 
con él nascida y criada. 
Embiáronme 7 llamar, 
tal mi coraron deslate, 
qu' el gran Señor d' Aguilar 
procura ^ vuestro rescate. 

Con todo mi desplazer, 
en oyr nombrar á vos 9, 
al^é mis ojos á Dios; 
dixe: — Dios me viene á ver. 



Pues un tal me fauoriza, 
andaré sin cargazón 
entre ^u caualleriza, 
do saldré puerco ceuon. 

Salló mi pienso al contrario: '^ 
quando pensé vuestra ser, 
mezquina, víme traer 
contra la puerta el honssarío; " 
según el perro pagano 
quando de gran caualgada 
mete al '> fiel cristiano 
por las puertas de Granada. 

Quando por su puerta entraba, 
sabe Dios que más quisiera 
qu' en sus ombros me troxera »^ 
Nfartin Pérez á la caua H. 
Heme dentro en la "5 hoya, 
víme del todo perdida, 
desombrada como Troya '^ 
rezien robada y ardida. 

¡Qué reparo 6 >7 que consejo! 
Por la paja y los gran<;ones 
ay vnos árgamaasones 
de muros '^ del tiempo viejo '9. 
Pues por 2o el agua del pozo, 



I 3/.— 320 salvo i pienso quieres , boca í a En lugar de estos cuatro versos, 
el Ms. 3/.— 320 dice: En poder de un hortelano 

que de mí ovo rencilla , 

do sané de la rcfíilla 

é de muy mucho talano. 
3 3/.^32o. Y de como antes e. 4 Ibid. con fiíirobre t y sarona. 5 IbUl. ta- 
sona. 6 Z>í/.— ói grand seAor, c. s. f. 7 C D. e. á 11. Dd.^61 y A/.— 3ao Em- 
biástcme 11. 8 Dd,^Cn piensa de v. r. 9 3/.«33o Yo con todo mi dolores 
quando oy n. á V. 10 Ibid. Bolvióm.p. c ii D. hossario. A/.— 320 an- 
tes de mi adversario. 12 Dd.^6t mete el muy fiel c Af. — 32o licva. 
i3 Dd.-^Si traiiera. 14 A/.— Bio seis bellacos á 1. c i5 Dd.^61 y 
3/.— 320 en la gran tbya. 16 /)<#.— 61 á soldada me traya. 17 /)</.— <ii y 
.í/.— 320 y. 18 yw.— 61 del muro. 19 3/.— 32o comiamos argamasones» 
habidos de t. v. 20 /)¿f.— 61 Pues para el a. 



Digitized by VjOOQIC 



DE H. DKL 0A8TILI«0. 



243 



q liando hambre y sed me ahoga, 
perros ayan > de mí gozo 
si no me como la soga ^. 

Sobre tan gentiles pastos 
no aurés ^ de mí manzilla; 
¿No mirays quán linda silla? 
Traygo los fustes por bastos: 
pues por cinchas muy hermosa 
y gentiles latigueras 
dos soguillas muy nudosas 4 
que me causan pechugueras. 

Mas ^ con quanto mal sostengo 
de mi hambre y mala vida, 
no r seré desconoscida 6, 
que aun este cargo le tengo. 
Desde qu' él es mi señor, 
y yo su sierua cuytada, 
nunca de buen herrador 
ni de malo fuy enclauada. 

Vos en quien virtudes moran, 
vos de quien gracia 7 dependen, 
honores ay que ofenden, 
y vituperios que honoran. 



Es mi mal tanto prolixo, 
que nombrarlo es crueldad; 
ya sabeys por qué se dixo 
la libre catiuidad ^. 



FIN. 



Duélaos la pena ^ cruda 
que vos pronuncia mi letra, 
qu' el clamor de la res muda 
los nueue cielos penetra ^^. 



978 
OTRA SUYA «I 

Á VNO QUE SE DEZIA FORCEL, PORQUE 

POR HODER VNA MO^A DE VN MESÓN, 

DBXÓ COMER A LOS PERROS VN POCO 

DE CECINA QUE ÉL LE AUIA DADO 

k GUARDAR. 

jPese á tal, Forcel, y ayna •' 
con vuestros ynormes yerros! 
Por hoder á Catalina 
distes lugar á los perros 
que comiessen mi ^^ cecina. 



I />í/.— 61 p. vean de 2 3/.— 3 20 si non comía I. s. 3 /></.— ói nonavcys. 
4 C. D. ñudosas. A/.— 3ao dos tomizas. 3 3/.— 32o Pues. 6 Ibid. desgra- 
desdda. 7 C ü, gracias. 8 C captiuidad. 3/.— 320 en lugar de esta estrofa 
tiene la siguiente: 

Vos en quien la lealtad 

siempre cura por motivo, 

en sacarme de cativo ' 

usastes de piedad. 

Pues después que me quitastes 

non se me parte calambre , 

volvedme do me sacasles , 

ó mandar matar mi fambre. 
9 i/.— 330 plaga c 10 El orden de las estrofas es muy diferente en el 3/.^32o 
(iV. del K) II Dd.^úi otra k vn oespemsbro que se llamada porcel, por 

VN POCO DB CECINA QUE LE BABIA DE DAR, t GELA COMIERON LOS PkRROb. I 2 Ibid, y 

atina. i3 íbid. la c 



Digitized by LjOOQIC 



246 

Bien se la vistes llenar, 
no vos pese que me quexe >, 
que al tiempo del acabar, 
con gozo del derramar », 
con rauia del atestar, 
no podistes dezir: ¡Exe! 



979 
COPLAS 



CONDE DE PAREDES 

X JUAN POETA, QUANDO ^ LO CATIUA- 

RON SOBRE MAR Y LO LLEUARON 

ALLENDE. 

Si no lo quereys negar 
como negays el Salterio, 
publicar quiero el misterio 
Juan, de vuestro catiuerio 4, 
Juan, de vuestro nauegar. 
Si de moros fustes prea 5, 
ordenólo Dios muy bien; 
vuestro ardid era Judea, 
la fama, Jerusalem. 

Sacaros de la prisión 
á do estáuades en Fez, 
á Dios fué cosa raez, 
como hizo la otra vez 
de poder de Faraón; 
mas aquesta vez que digo 
hízolo como pariente; 
agora, como enemigo 
de vos y vuestra simiente. 



CANCIONEBO GENERAL 



Quando vistes que la mar 
por carreras no s' abría 6, 
diz que dexistes vn dia 
como varón que tenia 
nuestra fe en el carcañal 7, 
con esperanza muy seca: 
— ¡Biua ^, biua Mahoma! 
Más vale casa de Meca 
que no la corte de Roma. 

Pedistes circuncisión; 
todo '1 pueblo fué venido, 
y con muy gran alarido, 
truxeron carbón molido, 
tiseras 9 y nauajon. 
Y vos puesto 'O en gran estrecho, 
dexistes con gran plazer: 
— Sabe todos qu' está hecho 
esto que quereys hazer. 

Sacaron vuestra razón 
de las bragas encogida, 
de cuero corto vestida; 
del traje, corte y medida 
d* aquel justo Simeón 
que de vuestra ley primera 
fué el mejor sastre que auia; 
á lo menos de tisera >', 
que d' aguja no sabia. 

Diz que dixo el Alfaqui: 
— Escusado es mi trabajo, 
pues de reués ni de tajo, 
no hallo en este retajo 
qué pueda cortar d' aquí. 
Si lo hizo algún Rabí, 
Dios le dé buena ventura; 



I Dd.^6i n' os pese porque me quexe. 2 Ibid. del desgranar. 3 C. D. otJAif- 
Do LO c/iTfUAROTí LOS MOROS !)K FKz. 4 C. captiucno. 5 C A preso. 
6 C. D. se abria. 7 C. D. calcañar. 8 A/.— 3i3 ¡Que b. o C. D. ligeras- 
10 C V. V. que en esto e. g. e. D. Y v. que en este g. c. 11 C. />. tigera. 



Digitized by VjOOQIC 



DE H. DEL CASTILLO. 



247 



y si lo hizo natura , 
mayor hecho nunca vi. 

Que os llamasen Reduan , 
vos fustes el demandante , 
por amor del consonante 
d' aquel nombre del Infante 
que llamaron Roboan. 
Y aquí bien asentará < '* 
aqueste refrán remoto : 
•Señores ¿quién sacará ^ 
á la picaga del soto?» 

Luego entrastes en el baño; 
sallistes con desonor, 
preguntando con dolor 
por el Alfaqui mayor 
para quexar vuestro daño: 
el qual os hizo saber 
qu* el fino moro marcado 
tres cosas ha de tener: 
puto, cornudo, acotado. 

Assi, Juan, que vos ganastes 
desta forma la primera: 
la segunda y la tercera 
no pasó semana entera 
que luego no las cobrastes: 
porque viernes os casaron , 
y á la noche encornudastes, 
y el sábado os acotaron , 
sabiendo que ]e guardastes. 

Como tienen el querer 
en hazernos siempre guerra , 
aquella gente muy perra 



preguntaron en qué tierra 
era más vuestro saber : 
— «Para la de Promission 
no busquedes mejor guía , 
especial, dó la Passion 
fué del Hijo de María. 

» Yo me ofresco en vn momento 
daros passo en el Jordán 
por do passé con afán 
á los hijos d' Abraham , 
y el Arca del Testamento . 
por en par de vn cerrejón , 
alto, fuera de compás , 
donde ell agua de Cedrón 
en el val de Josafás ^. 

«Y pornémos la celada 
en vn huerto que yo sé, 
donde á Cristo destrocé 
la noche que lo alcancé, 
qu* estaua dando ceuada. 
Fuyéronle sus criados, 
y él solo nos 4 esperó; 
y de un mote que nos dio 
fuémos todos derribados. 

^Tocarán los añañles, 
saldremos por vn sendero; 
atajaremos primero 
el hato del carniscero ^ 
y las cabras concegiles : 
y en tanto Adurramete ^ 
y muchos moros con él 
correrán nionte Oliuete, 
robarán á Belfagel 7. 



I 3/.— 3i3 Y a. muy b. asentará. 2 Ibid, ¡Ay, Señores, quién sacará. 
3 fbid, pasa el val de J. C Josafad. D. Josaphas. 4 C. no. 3 C. D. car- 
nicero. 6 C Aduramente. D, Aduramete. 3/.— 3i3 Adarraractc. 7 C Bel- 
faged. ^.— 3i3 Belfeguel 



Digitized by VjOOQIC 



248 

■Saldrá su cauallería 
á tomar vn passo estrecho 
qu* está cabe vn alquería 
de Jusepe > ab Arematía , 
do haremos vn buen hecho: 
hazer como que corremos, 
fuyendo con el fardaje; 
qui9á los alongaremos 
fuera de su peonaje. 

»Ailí los podeys matar, 
y séame Dios testigo; 
pero deueys castigar 
de nadie no se apear; 
mirad bien esto que digo: 
mas tened las riendas antes 
que lleguemos á vn mesón ; 
que tiran pasabolantes 
del Templo de Salamon -. 

•Grande estrago se hará 
si la ventura lo 'ndrc^a 3, 
y 4 si ell alcance no cesa, 
que me corten la cabera 
si ombre dellos se va. 
Allí vereys ¡Adonay! 
dezir todos los caydos , 
y las mugeres ¡Guay, Guay! 
por los hijos 5 y maridos. 

•Pero al tiempo del boluer 
veda ¿11 escaramuzar, 
qu' es hecho para estoruar 
á los que han mucho de andar 
por hazerlos detener. 
A la buelta los despojos 
todos los recogeremos; 



CANCÍONKBO GENERAL 



mas por llenos de piojos 
hé miedo que los dexemos. 

«Quedarán con su fortuna , 
con sus llantos y dolor; 
dormiremos sin temor 
en aquel monte Tabor 
hasta que salga la luna ; 
mas es cosa necesaria 
para boluer sin pelea , 
pasar de noche á Samaria, 
á Betanya ^ y Galilea. 

iNo me ayajrs por verdadero 
si por donde digo entramos ; 
todas sus guardas hurtamos , 
si por caso no topamos 
calador ó ballestero: 
porque siguen mucho allí 
en el tiempo de la brama, 
Don Ysaque y Benjamí , 
ballesteros de gran fama. 

vBoluereys todos con bien, 
partireys la caualgada ; 
dareys mi parte doblada 
y otra bien acrescentada 
para Santo Almohacen. 
Mas hazedroe quadrillero, 
aunque no sepa el lenguaje; 
ó á lo menos pregonero, 
que me viene de linaje.» 

Quando ouistes acabado , 
quedaron todos gradosos, 
pero con todo dudosos, 
algún tanto sospechosos. 



T C de Joseph a. D. de Joseph ab Arimatia. 3/.— 3i3. d* Jusepe Arímatit. 
2 C, D. Salomón. 3 C. D. si ventura lo endcrcca. 4 C. /). si c. a. 5 />. las 

hija?. 6 C. D. Bclhania, 



Digitized by LjOOQIC 



DE H. DEL OASTU«LO. 



249 



no fuese trato doblado. 
Diéronvos vn rofin manco, 
diziendo con gran plazer: 
— Guala estar ombre del campo, 
aunque no lo parescer. 

Preguntaron :— ¿De qué trato 
tú quieres beuir acá? 
Sobre auer pensado vn rato, 
dexistes ^: — Fer vn ^apato 
qu' el Rey se le cal^anf . 
Ved en qué paró ell ardid : 
¡fidencul, 7 qué escudero! 
entrastes por adalid, 
sallistes por zapatero. 

No 's ahogues en poca agua 
por oyr vuestros aferes; 
ni 3 pCH* grandes menesteres, 
marido de tres mugeres, 
María ^, Jámila y Haxa 4; 
aunqu' están agora en calma, 
sobre vos debatirán, 
y á la fin sobre vuestra alma 
Cruz y Tora y Alcorán. 

De cómo vos llamarán 
dexarés fama y renombre; 
no seyendo más d' un ombre, 
cada qual d' ellas su nombre: 
Juan, Simuel ^ y Reduan. 
Moro, por ^ no ser muerto; 
cristiano, por más valer; 
pero judío es lo cierto, 
á lo que puedo saber. 

Por quitar costas y mal 



en el tal pleyto trauado, 
pienso que será mandado 
lo que hazen al ganado; 
que se mire la señal. 
Como vos mejor sabeys, 
aquí puede auer vn yerro, 
que Mahomad y Muyses 
entramos'7 hazen fierro. 

Y pues va ya fuera Cristo 
en aquesta gran quistion, 
hagamos aquí mincion 
que tiene muy gran aucion 
ensahna ^ el Antecristo: 
y aqueste vos llenará 
en el fin de vuestros dias, 
y de vos se ayudará 
contra Enoc y contra Elias ^. 

A vos, Juan de voto *« á Dios, 
quiero hablar á mi guisa 
en coplas de la gran sisa, 
como dizen Rey en Frisa, 
que soy trobador en vos. 
Recebid esse calcado 
y entended bien la figura, 
y esse jubón retajado, 
según la ley d* Escriptura. 

FIN. 

Perdonad la detenencia, 
perdonad si m' e tardado 
en lo que os oue librado 
y á hudi >' desuenturado . 
en las coplas de Valencia. 
Si no aueys desesperado 
á cabo de tantos dias, 



I C. dexistes:— Her. AyA/.— 3i3 dixistcs :— Ser. a C, D. no. 3 C. /). Ma- 
rina. 4 C. D. Axa. 5 C. D, Samuel. 6 C. D, por ser m. 7 C. /). en- 
trambos hazen vn f. 8 C en es' alma. Z). y M— 3i3 enessaalma. 9 C. D, He- 
lias. 10 C votadios. /), vot'áDios. 11 D, ya hudi. 



Digitized by LjOOQIC 



35o 



CjLNCIOKKBO QENXBAL 



es por ser acostumbrado 
dell esperar del Mexias. 



980 
DE LOPE DE SOSA 

A VN Tío SUYO, PORQUE SABIA QUE 

dormía con VNA MORA, CRIADA SUYA, I 

Y SMBÍALC > VNAS BOTAS DE CAMINO 

Qy^ KL Tío LE AUIA PEDIDO 

PRESTADAS. 

Estas botas Ueuareys, 
(perdona que son ruynes) 
por escusar los botines 
moriscos c' allá hazeys. 
¡O mil años! ¡Yo ra' espanto! 
Enmendaos en malas oras, 
que meter armas en moras 
es caso del 3 Padre Santo 4. 



981 
QUATRO COPLAS 5 

DE QUATRO GENTILES HOMBRES, MAL- 
DIZIENDO VNA DAMA. 

DE FORCEN. 

Fementida humanidad, 
donzellon de tantas mudas, 
espantosa esquiuidad, 
mazmorra de fealdad, 
representalle de Judas: 
teneys diformes faciones, 
azulejos por la faz ^, 
ascosas las condiciones, 
en los be^os lamparones; 
y en las cejas albarraz. 



982 
GAUBERTE. 

¡O guarda del Vellecino 7! 
Soys el potro de Fray Ñuño, 
ó corteza de tocino , 
ó caza de tamborino, 
ó jamara ^ del demuño, 
ó pared enxaluegada, 
ó pestilencia d' espejos , 
ó despensa enpaliada 
de pellejas de conejos. 



983 

MUÑOZ. 

Degüéllenla ya siquiera; 
vaya la sierpe á las viñas; 
espantajo de higuera, 
monumento de madera, 
papa ressoUa 9 de niñas. 



984 
MUR. 
Hechura mal paresciente, 
espanto d' enamorados, 
propia lengua de serpiente, 
broñida, resplandesciente, 
los ojos alcoholados: 
cortada como madero, 
estrañamente embidiosa; 
ya d* aquel triste Ceruero 
qu' es diablo '<> verdadero, 
os han dado por esposa. 



I C. D. suprimen: CRIADA SUYA. 3 C. subióle. 3 C.Z). de, 4 3/.— 3i3 es 
cosa de P. S. 5 C O. otras c 6 />. haz. 7 C Z). Vellocino. 8 C.D.y 
3/.— 3i3 t^amarra. g Z>. paparasolla. 10 D, diabolo. A/.— 3i3 qu'esun d. v. 



Digitized by LjOOQIC 



DB H. DEL CASTILLO. 



25l 



985 
ESPARSA 

DBL 

ROPERO 

AL COMENDADOR ROMÁN. 

¿Quál es 07 el cauallero 
que da pan, 

ni del agua, ni vn dinero 
al vellaco sermonero, 
chocarrero de Román? 
Que quando más se dispone 
á hazer hechos más buenos 
d' essa nada que conpone, 
es el aue que no pone, 
mas hurta hueuos ágenos. 



986 
OTRA 

DEL 

ROPERO 

PORQUE EL CORREGIDOR LE TOMÓ VN 

PUÑAL QUE LE AUIA DADO JUAN 

DE MENA I. 

Juan de Mena me le > dio; 
VOS, Señor, me le ^ toraastes; 



en mis sayos pierda yo 
si en ello algo ganastes 4; 
por qu' el linage qu' es visto 
de fuereras y de valor 
que pudo con Jesucristo, 
podrá con Corregidor 5. 



987 
OTRA« 

DEL 

ROPERO 

¿ VNAS SEÑORAS QUE LE PREGUNTARON 
QU¿ COSA ERAN LOS REGÜELDOS. 

Dos mil sabios ayuntados, 
todos juntos sin libeldos, 
dixeron que los regüeldos 
que son pedos mal logrados 
de todos quatro costados , 
que vienen como esforzados 
haziendo notables hechos , 
y pararon en los pechos 
do perdieron sus estados , 
los tristes desuenturados. 



I ZW.— 61 Á GOMES DÁVILA POR VH PUftXL QUE LE FIZO TOMAR FtNGtBIIDO. 2 C lo. 

Z)d:— 6i Juan de Luna m. lo d. 3 Cy/X/.— 6i lo. 4 Z)í/.— 61 añade: 
Que 81 non fuera por ruegos 
de aquellos nobles y gordos, 
antes nos vieran los ciegos 
y nos oyeran los sordos. 



h Dd.^61. añade: 



Yo iablando como do vengo 
porque non me diga loco, 
y por guardar lo que tengo, 
non paro mientes al moco. 
Nunca yo en yerros cayga, 
aunque soy todo de vos, 
porque nuestro Señor Dios 
á vuestras manos me traiga. 



6 C. D. OTRAS. 



Digitized by LjOOQIC 



CANCIONERO OENBRAL 



988 

OTRA SUYA 

Á UNA MUGER ENAMORADA , PORQUE LE 

VIDO TOMAR CENIZA EL MIÉRCOLES 

PRIMERO DE QUARSSMA. 

Muy discreta, bella y buena 
sobre quantas cubren tocas * , 
guardares la quarentena, 
pero no con amas ^ bocas; 
porque, dama de valia , 
cristiana llena de fé, 
que conserue Dios su honor, 
vos tcrncys carnescerfa ^ 
de ganado biuo en pié 
aunque pese al Prouisor: 
y si dixeren qu' es gula, 
par Dios , aquí no se coma; 
vos direys: — Yo tengo bulla 
del Perlado de Sodoma. 



989 
OTRA 

DB 

DIEGO DE SAN PEDRO 

Á VNA SENIORA Á QUIEN ROGÓ QUE LE 

BESASSB, Y ELLA LE RESPONDIÓ QUE NO 

TENIA CULO. 

Más hermosa que cortés» 
donde la virtud caresce; 
el culo no le negués , 
qu' en el gesto le tenes , 
si en las nalgas os fallesce ; 
y si ay algún primor 
para no tener ninguno , 



yo digo que algún gordor 

el cono y el saluonor 

08 ha hecho todo vno. 

Assi como Dueranton 

pierde '1 nombre entrando en Duero, 

assí por esta razón 

perdió el nombre ell abispero 

quando entró en el coñarron. 



990 
UNASOLA 

DE 

RIBERA 

Á VN TRUHÁN. 

De dos cosas que me acuerdo 
te hizo falto ventura : 
de seso para ser cuerdo, 
de gracia para locura: 
y perdona en lo que toco, 
que no lo puedo callar; 
qu' eres cuerdo para loco, 
y loco para trobar. 



991 
OTRA SOLA 

DEL 

ROPERO 

AL COMENDADOR ROMÁN; Y EMBIÓLK CON 

ELLA OTRAS QU* EL DICHO ROMÁN AUIA 

HECHO Á VNA DAMA, Y ÉL DÍZBLE LO 

QUE LE PARESCE DELLAS 4. 

Ombre de muy buen consejo, 
estas coplas ^, no con riña, 



I A/.— 3i3 ponen t 2 Z). ambas. 3 A carnecería. 4 M.— 32o co- 
mienza LA QUESTION EKTRE EL ROPERO Y EL COMENDADOR. UNA SOLA DEL ROPERO Á 
ROMAH, EN QUE LE DIJnE QUE HURTÓ UNAS QUE HIZO Á VNA DAMA. 



5 ¡bid, e. trobab. 



Digitized by VjOOQIC 



niS H. DEL CAt^TILLO. 



253 



tienen > tal el aparejo , 
qual las hizo magro viejo ' 
para Isabel Cutiña ^. 
Nueuas 4 son las inuenciones ; 
ellas sobran á las buenas; 
mas, por Dios , con sus razones ^ 
no cismes ^ los corazones ; 
publicaldas por agenas , 
y guardaos de las setenas. 



992 



RESPUESTA 

DE 

ROMÁN. 

Con pura malenconía , 
tentando ^ con desamor 
y sosaño, 

se buelue ^ la pluma mia 
paca hazeros sabidor 
vuestro daño ' : 
porque con fuerzas de brauo 
diuulgando vos matize 
vuestra fama , 

pues que ^^ distes menoscabo 
en las coplas >> que yo hize 
aquella dama. 

Y cúmpleos de confessar 
que ¡voto á Santa María ! 



si hablasse , 

no digo deste lugar, 

pero del Andaluzia 

os desterrasse ; 

pero por hauer plazer *', 

os haré por mis emiendos , 

pueshablastes, 

boluer de nueuo á coser 

y tornar á los remiendos 

que dexastes. 

Y luego com' á 'nemigo 
os dó presente el tormento ^^ 
sin engaño, 

porque á vos será castigo * S 

y á los otros escarmiento 

vuestro daño: 

do mis trobas os serán 

Don 2^rro, cuero pastor i\ 

tanto crudas , 

que quien os llama truhán , 

vos tenga por crismador '^ 

como Judas. 

Y Don Aleue medroso, 
teneys '7 presente la muerte 
con^ofobras, 

pues que ñistes mentiroso 

con embidia braua y ñierte 

de mis obras : 

y pues vos quisistes lid , 

yo, según de mi vocablo '^ 

vos enseña , 

no Juan de Valladolid , 



t i/.— 330 lleuiin. 1 A/.— 3i3 qual hechas por magro yie)o. A/.— 32o quat 
las fizo Mogroviejo. 3 Af.*3io ¿ Isabela Cabtiña. 4 Ihid. Vivas. 5 Ihid.y%T, 
6 mé. nos cosmeia 1. c 7 Ibid, tentado. 8 Ihié, aemuetie. 9 Ihid, de 
V. d. (O ibié. p. me d. m. ti Ibid, e. I. trobas. 13 T^i </. 7 por más h. p. 
1 3 Ibíd. os quiero dar el t. 14 Ibid, p. á v. sea. c i5 Ibid, crudo p. 
16 Ibíd, cismador. 17 Ibid. tened p. 18 Ibid. yo lo, según v. 



Digitized by LjOOQIC 



254 

mas para vos, el diablo 
de la peña ^ 



Aunque yo reciba espanto ^ 
porque assí quiero escreuiros ^ 
la verdad, 

vos os teneys dicho tanto , 
que yo no podré deziros 
la meytad: 

ruyndades muchas sin cuento 
que no podrá 4 dar sumado 
mi escreuir, 

por do yo vengo contento 
y del todo muy pagado 
á mal dezir. 

Bien sabreys dezir Tebá 5, 
según vuestra fe ^ decora , 
que tratays; 

yten más tanbien Sabá 7, 
y adorar siempre la Tora 
quando orays ^. 
Pariente de Benjamin, 
hermano de Don Santo 9, 
y por £ama 

sabreys dezir Gerubin »<>, 
y jurar al dio sin espanto >< 
en el aljama. 

Vos hinchado con pajuelas '^, 
gordo ratón '^ de molino; 
ansarón 

criado á leche y buer^uelas; h 
tonel entero de vino 



CANCIONBBO OBNBRAL 



vmagron; 

melcochero, passafrio, 
vil escopido marrano, 
muy anin'5; 

del todo punto judío, 
circuncidiado por mano '^ 
del Rabin. 

Yo querría sin debate, 
Antón, sainaros la rixa 
en este trote; 

pues que soys buen alfayate, 
que hagays á vuestra pixa 
capirote '7: 

porque si bien lo mirays , 
aunqu' estejrs '^ acristianado, 
yo me creo 

que, si á Tauara passays, 
vos seres apedreado 
por ebreo. 

Muchos grandes os haa dado 
muchas cosas que redundo 
nosenzillas; 

ropas de seda y brocado, 
con que vos burlays del mundo 
con trobillas. 

Yo que os sé la condición, 
os haré '9 comer de boda 
por vezino, 
adafína d* ansarón , 
que cozió la noche toda 
sin tocino. 



I 3/.— 3)0 peiuu 2 Ibid. recibo e. 3 Ihid. p. si q. e. 4 íbid. q. n. puedo. 
5 Ibid, B. sabéis d. trobad. 6 íbid. ley d. 7 Ibid, Sabad. 8 Ibid. que 
adorays. 9 Ibid. Pon Sentó. 10 Ibid, sabeys d. Jenibin. 1 1 Ibid, y encima 
jurar al Día la Ibid. pajuela. i3 Ibid. lechon de m. 14 Ibid. verxuela. 
i5 Ai.— 3i3 aisin. 3/.— 33o haví. 16 A/.— 32o circundado p. la in.&sdei Rabt 
17 Ibid. une. 18 Ibid. estays. 19 Ibid. os daré. 



Digitized by VjOOQIC 



993 
RESPUESTA 

DEL 

ROPERO. 

Por vuestras letras passé, 
adornadas con virtud, 
dignas de creer sin ver, 



DB H. DEL CASTILLO. 

y quando bien las tenté, 
d' embidia de su salud > 
no las acabé de leer. 
En las quales conosci 
que mi poquillo saber 
menos puja; 
por donde ¡ triste de mil 
presto me cumple boluer 
all aguja. 



255 



1 if .—3ao d' enbidia pura no pud^acabarlas de leer.^En el Ms. 3/.— 32o, copia 
bastante incorrecu. del Cancionero de Pero Guillen, (Bibloteca de Palacii),) antes de 
esu Respuesta, está la siguiente: 



RESPUESTA DE MONTORO 
Á 

ROMÁN. 

Pobre de sabiduría 
d' ageno ser morador 
con enga^; 
muj rico de grosería, 
desnudo deseador 
de buen cristiano : 
no digno de ser esclavo 
de barrer (razón lo dize), 
la mi cama ; 
con razón os desalabo ; 

no sé yo quién se 

así de gana. 

Vos pensáis avanlazar (itc.) 
con vuestra pregonería, 
si cesase, 

seros ya más de loar, 
que seguir á quien os guía ; 
pero pase, 

que los ciegos querrían ver; 
vos y yo no somos deudos 
do 's enastes 
grueso de mal entender; 
estos males son los vuestros 
que ganastes. 

Vos andáis con desabrigo, 
empachado, muy sin tiento 



todo 'I aíU>; 

al que más os es amigo, 

le hedéis á muy grasiento 

y á tacaño; 

pensando qué os darán 

por obras de trobador 

muy agudas, 

y después el más galano 

deja os deseador 

á desnudas. 

Fanfifirron presuntuoso , 
quien en necio se convierte 
sin recobras ; 
de secreto codicioso, 
queréis vender el oferte 
de mis obras. 
i Porqué con ageno ardid 
me robades quanto hablo ? 
Sin vergüenza 
entrastes, mal adalid . 
do dexastes el retablo 
de la seAa. 

¡ O necio Sefior Abanto , 
que tenéis veinte mili toros 
de maldad ! 

No , por Dios , os lo levanto ; 
si no queréis destroiros , 
trasmontad. 

N* os turben aguas ni viento, 
fasta no fallar poblado 
do fiíir, 
que á tales veinte y aún ciento 



Digitized by LjOOQIC 



256 



CANCIONKBO GENERAL 



Vo6, el mejor que nasció, 
ombre de muy gran compás K 
con quien todos quieren paz, 
no ay > razón que riña yo. 
Assf que, espejo de nos, 
pues mostrays tales razones, 
que ¡voto al cuerpo de Dios! ^ 
que nunca delante vos 
salga de coser jubones. 



994 

DIZE ROMÁN \ 

Antón y parias sin arrisco 
os cumple que me las deys , 
porqu' estoy tan basilisco, 
que de verme moríreys: 
y hazé de vos justicias ^, 



como vos , desvariado 
hiz morir. 

Vuestra madre no se va 
menos cristiana que mora , 
pues sabéis 
est'aly adonde 'stA, 
vuestro vivir no mefora, 
ni os doléis; 
á todas partes roin, 
A punto de noble, no, 
quien llama 
al suyo que es de Cain. 
Pescado nunca oom< yo 
sin escama. 

Hamete , i duermes ó velas ? 
* Abre los ojos» mezquino, 
albardan. 

que pareaces á las muelas 
donde muelen de contino 
nuestro pan. 

Hecha cuervo muy vacío, 
de seso mucho liviano , 
malebrf, 

si vos no U fuésedes mió, 
no sabríAdes tan de plano 
c' ay de mí. 

¡ Muerte rabiosa os mate ! 
Tres libras y mAs de xixa 
y almodrote 

1 ilf.->330 capaz. 3 íbid, noesr. 
il#.— 3ao yo voto al c. de D. 4 C. />. 
3 />. justicia. 

\ 



tengo para dar combate 

A vuestra madre la Golmixa 

con mi garrote. 

Vuestra mandila m' echáis, 

vos, alArabe probado, 

sudo y fiso; 

vos mesmo os motqais, 

ufano desbaratado, 

sin arreo. 



Establo muy fisstinado, 
todo de bestias inmundo, 
hurta sillas. 

Reyes y Grandes d' estado 
hacen de aquesto que fundo 
maravillas. 

A vos vellaco borrachon, 
donde es la vileza toda 
de mal sino, 
traen vos por un zanfon. 
Quien os alaba os enloda 
por indino. 



RESPUESTA DEL ROPERO 

QUEAIENDO PAZ CON ROMAS. 

Por vuestras letras pasé, etc. 
3 ^.— 3i3 ¡voto ya al cuerpo de Dios! 

COPLilS DB ROMÁN CONTRA EL ROPCtO- 



Digitized by VjOOQIC 



VK H. DEL CASTILLO. 



257 



corrigendo 's el beuir, 
que pongoñas y malicias 
que os tengo para dezir, 
á mí me hacen tremir >. 

Y sin ctra detenencia 
os cumple de confessar; 
porque soy la pestilencia 
c* os vengo para matar. 
Cata que salen de juego . 
estas coplas que > á vos van , 
que mis trobas licúan fuego 
qu' es peor que d' alquitrán, 
con que luego os quemarán. 

Porque tornes á la vara 
la vuestra remendería, 
vos amenaza Gueuara 
y tanbien Hernán Mexía ; 
que vos con cara que toca 
y ' cuerpo catino 4, lacio, 
vos hurtays con vuestra boca 
las razones del palacio, 
presumiendo de Vocacio 5. 

Que vos trobés palanciano, 
este trobar más os mata, 
porque si van á la cata, 
bien sabrán que soys marrano. 
Pues trobar d' amor trobando 
os está tan mal contado, 
trobá vos lo que yo 's mando, 
y no seres reprochado 
por ombre desmesurado. 

Trobar las tales razones 



en trobar por bien trobar; 
trobar gordos anssarones 
para hacer cecinar <'; 
trobar muy grande la jaca, 
(ésta tal obra miralda,) 
trobar la pieza de vaca 
que os la saquen de la halda, 
y traerla ^ por guirnalda. 

Trobar ^ por vuestros dineros, 
con razones no muy flacas , 
lindos garuan^os cocheros 
y gentiles espinacas : 
trobar en vinos catar 
con sotiles aluedríos; 
trobar tanbien en guardar 
el sabad ^ con vuestros tíos 
en las fiestas por los rios '<*. 

Trobar redonda mesilla; 
trobar olla que no quiebre ; 
trobar nunca con anguilla, 
ni mucho menos con liebre : 
trobar en ser carnicero 
como la ley ordenó; 
trobar en comer carnero, 
degollado car' al Dio ^^, 
qual vuestro Padre comió. 

Trobar en pláticas buenas 
por estas tales passadas, 
en culantro y verengenas 
y castañas adobadas: 
trobar en lindo sossiego 
en estos tales guissados ; 
en vellotas tras el huego, 



I A/.— 3i3 aun á mí m. h. t. 2 D. copias y a. v. 
tiuo. 5 D. Bocack). 6 Af.-3i3 hacerlos c 
8 D. Trobar v.d. 9 D. sábado. 10 A/.-3i3 
el Dio. 



3 C.D. y cíe. 

7 C traelda. 

en ia fiesta. i ! 

t7* 



4 C. cap- 
Z>. traedla. 
C. D. cara 



Digitized by LjOOQIC 



258 



CÁNCIONEBO GENERAL 



y tanbien hueuos assados, 
vos y vuestros allegados. 

Trobar en estilos sanos 
la oración de San Manguil ; 
trobar en lauar las manos 
por pico de aguamanil : 
trobar no comer tocino» 
pues la ley os lo vieda '; 
trobar dezir sobre *1 vino 
vuestra santa barahá 
como aquel que la sabrá. 

Trobar en ráuanos buenos^ 
porque nadie n' os reproche; 
trobar papillos rellenos 
en los viernes en la noche : 
trobar en sangre coger 
de lo que aueys degollado; 
trobar en nunca comer 
lo del Rauí deuedado, 
sino manjar trasnochado. 

Trobar en traer empresa 
de rellenas tabahias; 
trobar en poner la mesa 
que s' esté para dos dias : 
trobar en cara ^ muy leda 
el dia qu' es de costumbre , 
y nunca tocar moneda , 
ni menos llegar ú lumbre, 
con reposo y manssedumbre. 

Trobar en ser zahareño 
en corro ^ con las mo^uelas; 
trobar en comer cenceño 
la fiesta de Cabañuelas : 
trobar en ser denodado 



con los de suerte 4 menor; 
trobar estar encerrado 
el buen ayuno mayor 
con lágrimas y dolor. 

Trobar en corte de Rey 
en jubones remendar; 
trobar en yr á meldar; 
trobar en saber la ley: 
trobar en aligarlas greñas 
sin ningún medio ni tiento; 
trobar en dar buenas señas 
del Arca del Testamento , 
y no del Auenimiento ^. 

Trobar en traer jubón 
largo para el cuerpo sano ; 
trobar c* os besen la mano 
y que echeys la bendición. 
Trobando aquestas y ciertas ^ 
trobarés vos bien á osadas; 
trobar con calcas abiertas 
y con botas derribadas, 
y de floxas, abaxadas. 

Vuestro trobar ha de ser 
ropa larga, no hendida; 
trobar la beca complida , 
y capirote traer: 
trobar señal colorosa 
con que andeys 7 la ladera , 
que no será tan vistosa 
quanto á vos es complidera 
por ley ^, forma y manera. 

Vos trobarés con plazer 
veynte cestos de retal; 
trobad en bien conoscer 



I C D. deuiedfl. 2 C. D. cura. 3 C Z). correr. 4 C. fíiertc. 
5 D. y n. de Aduenimiento. C Aduenimienta ' 6 ^.— 3i3 T. cosas tan cier- 
tas. 7 QD, andays. 8 D. por la 1. 



Digitized by LjOOQIC 



DE H. DBL CASTILLO. 



259 



buena aguja y buen dedal. 
Trobar, cantar con grítillo, 
vos sentado en vuestras gradas , 
y menudillo el puntillo, 
dando veynte cabezadas > 
al echar de las puntadas. 

Trobar linda faltriquera ; 
en ella xabon y broca ; 
trobar en torcer la boca, 
al cortar de la tisera ^: 
trobar razones de Mu^, 
(aunque en esto os do loores,) 
trobar en hercarapu^a ^ 
de secientas 4 mil colores, 
y venderla á los pastores. 

Assí trobando dichoso 
en los casos qu' e hablado, 
trobarés más prouechoso , 
y no tanto reprochado: 
y cobrares gran conorte 
en saber que nunca errastes , 
sin que vos trobés de corte, 
pues jamás en ella entraste, 
paria auer estos contrastes. 

CABO. 

Que si pones en bollicio 
á muchos con vuestras artes, 
es por veros tal officio, 
y tan léxos de las partes : 
pues que partes en rodar 
tenes vos más aparejo, 
tomares mi buen consejo: 
que dexés este trobar 
y que os vays á remendar. 



995 
OTRA 5 

DEL 

ROPERO 

Á su CAUALLO, PORQUE DON ALONSO 
d' AGUILAR le MANDÓ TRIGO PARA ÉL Y 
CBUADA PARA EL CAUALLO , Y EL DICHO 
ROPERO SUPLICÓLE QUE CELO ^ MXNDASSE 
DAR EN TRIGO TODO; Y EL CAUALLO 

qubxXndosb D^ ¿L DIZB Assf: 

Antón, á plazer de Dios, 
con vuestras malicias biuas; 
aunque cisma ay entre nos , 
hazés lo que cumple á vos, 
y á mí que maten adiuas. 
Con vuestro falso hablar ^ 
hezistes mi quexa larga ; 
no vos lo puedo callar; 
aurésme de perdonar, 
qu' ell asno sufre la carga. 

Ya sabeys que por mis daños 
por [mi] manzillada manzilla , 
recibiendo mil engaños , 
oy aura cerca dos años 
me mercastes en Seuilla , 
qu' era de verme deleyte , 
redondo como vna bola, 
como nouia con afe3rte , 
que con dos gotas de azeyte 
me vntárades cabo y cola. 

A Córdoua me troxistes , 
do vuestros gatos se atan ; 



I />. cabqadts. 3 Z>. tixert. 3 Z>. en hacer carapufa. 4 C D, seys* 
dentas. 5 C. otras. 6 D, sv lo. 7 Z>. luengo amar. 



Digitized by LjOOQIC 



26o 



CANCIONBBO GENERAL 



de hambre me despedistes 
como á los clérigos tristes 
que por justicia los matan: 
y por verde m' alquilastes 
sólo por lo que comí: 
de tal guisa me parastes >, 
qu' en tres dias me tornastes 
á los dias en que nascí. 

Algún dia que holgaua, 
que no sallian garitones, 
para ver si m' alquilaua , 
el comer que se me daua, 
retal de vuestros jubones: 
y con todos mis enojos 
fuera hartura sobrada, 
y á Dios aleara mis ojos > 
si los cuentos de piojos 
fueran granos de ceuada. 

Aquel de pobres abrigo, 
de los más lindos que vi, 
de los moros enemigo, 
para vos libró buen trigo 
y ceuada para mí : 
y vos , maluado cohén , 
judío, 9afio, logrero, 
por tenerme en rehén 
y que nunca ouiesse bien , 
dexistes que no lo quiero. 

Y pues que me andays con mal, 
tratándome con mal arte , 
juro á tal y juro á qual, 
(assí Dios el temporal 
trayga bueno que me harte ), 



que si no pedís ceuada 
con que me halle tragón ^. 
á la primera jornada 
dé con vos vna topada 
que 4 quede muerto Sansón. 

RESPUESTA DEL ROPERO A SSU 
CABALLO. 

Pues viérades mis respetos, 
teniendo vos buen consejo, 
como hazen los discretos, 
que tengo hijos y nietos 
y padre pobre muy viejo; 
y madre Doña Jámila, 
y hija mo^a, y ermana, 
que nunca entraron en pila, 
do va quanto Marta hila 
y quanto Pedro deuana. 

Acordaos bien qu' en Cbilon ^ 
vn dia de agua fuerte, 
recibiendo gran passion, 
que vos tomó vn torozón ^ 
y llegastes á la muerte. 
Yo, mi cara como brassa, 
más amarga que la ruda, 
y con mi bolsa no rasa, 
andando ^ de casa en casa 
á buscaros vn ayuda. 

RESPONDE EL CABALLO ^. 

Quiero ser en conclusiones 
vuestro como de las greñas, 
y comportar mis passiones, 



I Z). tratftstcs. 2 C ¿)., no tienen este verso. {N. del E.) 3 ^.— 3i3 harte, 
tragón. 4 Ibid. yq. ni. 5 C/). Chillón. 6 Z). torpón. 7 A— 3i3 anduve. 
8 C suprime este epígrafe. (N, del E,) 



Digitized by LjOOQIC 



DE H. DEL CASTILLO. 



261 



pues que las buenas razones 
quebrantan las duras peñas: 
y al noble de los humanos, 
espejo de nuestro ver, 
pestilencia de paganos, 
yo le > beso pies y manos , 
que haga á vuestro plazer. 

FIN. 

Agora, señor Antón, 
porque me temporizastes, 
yo vos otorgo perdón, 
por honrra de la Passion 
d* aquel que crucifícastes. 



996 



COPLAS 



JUAN DE VALLADOLID ^ 

ó JUAN POETA, PORQUE VN CAUALLERO 
LC DIO VN SAYO DE SEDA CHICO. 

Vos no soys sayo ni saya; 
tajo francés ni morisco, 
ni ^ soys funda d' azagaya, 
ni ropa de San Francisco: 
soys beca de capirote, 
no sé cómo soys cortada, 
soys embiada por mote; 
¡pese á tal! que no soys nada. 



997 
OTRA 



ROPERO 

Á VNOS PARIENTES SUYOS QUE RCÑlAN 4. 

Dimos al Hijo de Dios 
aquella muerte contrita, 
y ora somos nos con nos 
los perrillos de Qorita. 
Los que me distes la grita, 
dezid ¿qué quereys, aquellos 
que mesastes los cabellos 
del hijo de la Bendita? 



998 
OTRA SUYA 

PORQUE, YENDO CON DON ALONSO D^ 

AGUILAR k MONTE, LE MANDÓ ESTAR 

k VNA PARADA DE VN PUERCO. 

Por vuestros mandos y ruegos 
presumí de muy montero, 
y, por Dios, buen caballero, 
que me veo entre dos huegos: 
si le huyo, pensareys 
que só couarde mendigo, 
y, si le mato, direys 
que maté á mi enemigo. 



C. te, 2 C. i). C. DE JUAN POETA, PORQUE, ETC. 3 C. /). DO. 4 C. TEÑÍAN. 



Digitized by VjOOQIC 



202 



CANCIONEBO GENERAL 



999 

OTRA SUYA 

Á MOXICA, REY D ARMAS DEL > RET 

DON JUAN, PORQUE LE SABIA BIEN 

EL VINO. 

Vos en quien todo bien cabe, 
do la discreción trasunta, 
no vos pese mi pregunta, 
pues quien más anda más sabe. 
Declaradme ' por compás 
vna dudba que no sé: 
¿Quál querríades vos más, 
que se perdiesse ^ la fe , 
ó la planta de Noe? 



lOOO 

OTRA SUYA 

A SU MUGER. 

Pues quiere Dios que seamos 
desmazalados yo y vos, 
y que tan poco valgamos, 
más vale que cohondamos 4 
vna casa que no dos: 
que serie tiempo perdido 
y la razón ofender, 
vos, gozar de buen marido, 
yo, viejo, suzio, tollido, 
souajar ^ linda muger. 



ICX)I 

CANCIÓN SUYA 

Á VNA ^UUGBR QUE TRAYA GRANDES 

CADERAS, Y QUANDO ANDAUA , PARESCIA 

QUE AMBLAUA 6. 

Gentil dama singular, 
honesta en toda doctrina, 
mesuraos en vuestro amblar, 
que por mucho madrugar 
no amanenesce más ayna. 

Las nalgas baxas terreras 
meceldas 7 por lindo modo, 
poco á poco y no del todo, 
al traer de las caderas: 
y al tiempo del desgranar 
qu' ell ombre se desatina, 
mesuraos en vuestro amblar, 
que por mucho madrugar 
no amanece más ayna. 



I002 



ESPARSA SUYA 



JUAN AGRAZ, 

PORQUE presumía DE HAZER COPLAS A 

JUAN DK MENA, EL QUAL DEZIA QUE 

VENIA Á CÓRDOUA DE LA CÓRTE 

• DO ESTAUA. 

Juan Agraz, huyr os vala; 
helo viene Juan de Mena 



I C. D. suprimen: del rey dow juan. i)</. — 6i A toledo, rey de armas, 

PORQUE QUISO MOTEJAR AL DICHO ANTOK. ^. — 320 MONTORO Á MEXÍA , REY DE 

ARMAS. 3 Af.— 320 Respondedme. 3 Dd,^6i perdiera. 4 C. conhondamos. 
5 C D, sojuzgar. 6 Este verbo significa mover obscenamente el cuerpo. ( N, del E.) 
7 D. mezcladas. 



Digitized by VjOOQIC 



DB H. DKL CASTILLO. 



263 



que los siniestros castiga, 
que no dize cosa mala, 
menos dexa cosa buena 
para que ninguno diga: 
y por permisión de Dios 
á los cielos sobrepuja, 
y á > cien mil cuentos de vos 
meterá por cul d' aguja. 



ioo3 
COPLAS 

DE 

RIBERA 

Á JUAN POETA, ESTANDO LOS DOS 
EN ÑAPÓLES. 

¡O qué nueuas de Castilla 
os traigo, Juan, caminando ! 
Qu' en Valladolid, la villa, 
yo hallé 'n la Costanilla 
vuestro padre pregonando; 
y dizia en sus pregones, 
(si no me miente el sentido, ) 
muy cargado de jubones, 
caigas viejas y cal<;ones: 
— ¿Quién alió vn asno perdido? 

Toquéle luego la mano; 
díxele de vos gran bien. 
Él me dixo: — «Dezí, hermano, 
¿es mi hijo allá cristiano, 
ó de la ley de Moysen? 
Y teniendo en esta empresa 
han quemado vn nieto mió, 
que por su causa me pesa , 



que tienen su muger presa 
y dizen qu' es él judío.» 



Pesóme, Juan, por mi vida, 
de oyr tales (^ogobras; 
mas ell agua qu' es vertida , 
aunque no toda cogida, 
emendaldo ^ vos con obras. 
Hazed esto que os ^ ruego, 
parad mientes lo que hablo, 
que vos reconcilies luego, 
no vos emprenda este fuego, 
que jamás duerme 1 diablo. 

Y tanbien mucho furioso 
que dizie como d' un moro , 
esse ombre muy famoso, 
poeta muy copioso, 
llamado Antón de Montoro, 
que vos con cara que toca, 
odre hinchado con pajuelas, 
según la nariz os toca , 
no deueys poner la boca 
sino * *n descorchar ca<;uelas. 

Otras nueuas mucho malas 
os diefe 5 yo, Juan , despacio , 
qu' es más negro que las alas, 
que se dize por las salas 
en Castilla y por palacio : 
especialmente Román 
contra vos lleno d' enojos, 
que os llama gana pan , 
si trobays siendo albardan, 
c' os quebrantará los ojos. 

Tornemos al despedir 
y dezir de vuestro padre. 



I C />. á c m. 
3 C D. diré. 



3 D, emendadlo. 3 C. D, vos. 4 C. D. sino d. c. 



Digitized by LjOOQIC 



264 

de cómo le vi venir, 

que no ay perro que no V ladre; 

y desque miré por él 

yo le vi tan adornado , 

tres espadas y vn broquel . 

y vnas botas y vn fardel , 

y vn almayzar ' colorado. 

FIN. 

Un casquete y tres cerrajas 
y vna ballesta de ca;a, 
con dos pares de touajas , 
passeando por la pla^a. 

1004 
COPLAS 

DE 

PERALUARES DE AYLLON 

A VNA MUGER QUE 8E LB BNCARESCI6, Y 
DESPUÉS VÍNOLO A OTORGAR POR VN DUCADO, 

Y ¿L, Artes de la tocar, bmbióla 

ESTAS COPLAS. 

Con mi crescido cuydado 
he sabido de vos cierto 
c' os vence más vn ducado 
qu' el más lindo requebrado 
que anda por seruiros muerto: 
y pues no valen sospiros, 
quiero, señora, deziros 
que abrays pública la tienda , 
porque no yerre la senda 
el que viniere á seruiros. 

Nadie con mucho quereros 
no cure d' andar á ca<;a, 
ni vos cures d* esconderos, 
que lo que cuesta dineros. 



CANCIONERO OENBBAL 



1 D. almayzal. 2 C. D, queríades. 
pero más b. 5 C D. y. 



de venderse tiene en plaga : 
y, cierto , con este engaño 
yo recebí mucho daño; 
mas aquí la culpa es vuestra , 
porque mostrays vna muestra, 
después vendeys otro paño. 

Yo 's pensaua d' agradar 
y andana al reués la rueda; 
yo 's seruia con sospirar, 
con músicas y trobar, 
vos queriédeslo * en moneda: 
y pues que distes señal , 
perdona si hablo mal , 
que yo, cierto, he sospechado 
c* 3 avnque demandays ducado, 
no desechays el real. 

Y por aquesto no quiero 
seguir más vuestros reueses, 
porque aunque soy estrangero, 
no auia d' ir por el rasero 
que passan los ginouesses : 
y siendo vos de tal trato , 
quanto me congoxo y mato, 
tanto es mayor menosprecio; 
y pues la cosa anda en precio, 
yo 's espero á 4 más barato. 

ioo5 

COPLAS 

que hizo 
EL ROPERO 

Á UN APARATO DB GUERRA. 

¡O qué pompa! ¡O 5 qué arreo! 
¡O qué aparato de guerra! 

3 C. D. que aunque. 4 D. es- 



Digitized by LjOOQIC 



DE H. DEL CASTILLO. 



265 



Tres blancas tengo de tierra, 
pagadas por jubileo : 
no tengo de comprar nada, 
que no me falta heuilla; 
si la guerra es pregonada, 
cauallo tengo en Granada, 
en Egipto está la silla. 

Las cinchas tengo en Bictoria, 
los látigos en Plazencia , 
los aciones tengo en Soria , 
estriberas en Florencia : 
el caparzon > en Guinea , 
(ved si la guerra s' enciende,) 
el petral > en (^alamea , 
el freno en Basilea, 
las cabezadas allende. 

Las riendas en Almerfa, 
los alacranes en Ronda , 
cordones ^ en Lombardía, 
el frontal en Trapesonda 4: 
arreos de mi persona , 
como guarnido galán , 
las corabas en Carmona, 
la bauera en Pamplona , 
el capacete en Milán. 

Las greuas tengo en Merida, 
los gocetes en Madrid , 
los quixotes en Lérida , 
la falda en Valladolid : 
el gorial ^ tengo en Ocaña , 
los musequís ^ en Requena , 
los cañones en Saldaña , 
las guardas en Alemana, 
las manoplas en Ximena. 



La daraga 7 tengo en Maqueda, 
la lan^a dentro ^ en Vizcaya , 
y el ñerro en Barrameda , 
porqu' el cuento no se caya : 
el puñal tengo en Pastrana , 
la vayna en Gibraltar, 
la contera en Triana 5. 
el esquero en Víana, 
el cinto he de comprar. 

El espada tengo en Pisa, 
las correas en Gaeta; 
vn espuela de la guisa 
y otra de la gineta : 
y más vnos borzeguís , 
(amos «o son del pié derecho,) 
el vno tengo en París, 
el otro en Alcañiz , 
vno ancho y otro estrecho. 

Las agugetas d* armar 
y el tahelí amarillo 
ha de venir sobre mar, 
á descargar en Portillo: 
y tengo el herramental 
en la i;ibdad de ^amora ; 
el martillo en Portogal ". 
tenazas en Madrigal, 
y el puxauante en Lora. 

El herraje en la Fuenfria , 
el cabestro en Villafranca , 
y la xáquima en Gandía , 
las sueltas en Salamanca : 
la manta tengo á texer, 
ell almohada en Miranda , 
el mandil >' en Almoguer, 



1 C. /). caparazón* i C. pretal 3 D, cordenes. 4 D. Trapisonda. 
5 C D. gorjal. 6 C D, musequíes. 7 D. L' adarga. 8 D. tengo. 
9 C, D. Tirana. 10 C,D. ambos. it C. D. Portugal 13 A mandril 



Digitized by LjOOQIC 



266 

la reata ' en Peñaluer, 
las alforjas en Aranda. 

FIN. 

De caualgar muy estraño 
para hazer ginetadas , 
he quebrado en aqueste ' año 
doze sillas aculadas ^. 



CANOIONBBO OBNBRÁL 



1006 

OTRAS 

QUE HIZO 

MAESTRE JUAN EL TREPADOR 

jl VN CAUALLERO , PORQUE LE DIO A HAZER 
VNA GUARNICIOlf DE VNA SILLA, T QUANDO 
CELA 4 DIO Á HAZER, LE DIZO QUE LE PAGA- 
RÍA VN CAPUZ QUE LE AUIA MANDADO *. T ÉL, 
QUANDO LE LLEUÓ HECHA LA GUARNICIÓN DE 
LA SILLA , DIÓLE ESTAS COPLAS. 

Pues que no soy socorrido , 
señor^ cagarm' e en la silla; 
vos cágaos en la capilla 
del capuz, pues no es venido: 
que si no me socorreys, 
viéndome cagar de frió, 
cagóme 'n vos , señor mió; 
vos cágaos donde querreys. 

Y si la copla es cagada , 
vuestras mercedes son más , - 
porque lo que viene atrás, 
cerca esta de la rabada. 
Pues librea no me days, 
digo c' os cagueys en ella; 
y yo, pues qu' estoy sin ella, 
cagóme 'n quanto mandays. 



1007 
COPLAS 

QUE HIZO 

Q.UIRÓS 

Á JOAN DE PANES , ALBARDAN , EN NOMBAB DE 

SU CAUALLO, PORQUE AUIÉNDOLE DERROCADO 

Y MEDIO QUEBRADO VN BRA9O, LE ACUSAUA 

POR TRAYDOR. 

Juan, amigo , no 's quexeys, 
ni me acuseys de traycion, 
pues me pedireys perdón , 
quando vos conoscereys 
mi razón. 

La prueua de los hidalgos 
en casa de los señores, 
es hallarse sin fauores, 
y verse en cama de galgos, 
y jamás no ser traydores. 

Hidalgo de quatro quartos ^ 
soy, por cierto de la sierra 
d' Alcaráz, y aun en la guerra 
criado en trabajos hartos 
y en desferra. 

Yo he seruido vn buen señor , 
almogauar d' Alcaudete , 
no siendo muy gran ginete , 
y después vn corredor 
con espuelas de rodete. 

Yo seruf en la ca<;a al Conde, 
y al Gouernador la ma^a , 
y sin manta ni almoha<;a, 
jamás liebre se m' esconde ^ 
en vna ha^a. 



I D. reta. 2 C. D, este. 3 
tes. 6 Q D, se me asconde. 



C. D. á culadas. 4 D, se la. 5 C. D, par- 



Digitized by LjOOQIC 



DS H. D£L castillo. 

Yo seruí vn cataribera , 
después vn paje de lan9a, 
muy trauiesso , sin crian<;a , 
que aunque mil muertes me diera, 
jamás hiziera mudanza. 



Siruiendosiempre en la guarda, 
desde potro fuy > de silla; 
pues no ayays á marauilla 
que temor de vuestra aluarda 
es la renzilla; 

qu' entre todos { voto á Dios! 
á quien vaya mi reclamo , 
no conoccí tan ruin amo 
como agora, Juan, en vos; 
no 's pese por c' os desamo. 



267 



qu' en asno , como alfaquí , 
podeys andar muy honrrado. 



1008 



OTRA 



OE 



Con todos ftiy > siempre bueno, 
contento de malas hadas; 
mas las grandes sobaruadas 
que vos me days con el freno, 
y las culadas, 
ell arrojar por paredes 

sin tirar más d* una rienda 

¡O Ihesus! Dios me defienda 

de vos y vuestras mercedes 

y me torne á quien m' entienda. 

NO SON MÁS ^. 

Y pues quedo sin ventura, 
disfamado de maestro, 
mi traycion y mi siniestro 
será vuestra sepoltura , 
si soy vuestro: 
assí que os ruego d' aquí , 
si quereys ser bien logrado , 
que me tornes á mi estado , 



OTRO TROBADOR Á VNA DAMA FRA. 

Visarma del tiempo viejo , 
hecha de cuernos de buey; 
dama para bucarejo 4, 
primera boz de concejo ^ 
de los de barrio de Rey: 
visión pintada en pared , 
abominable por cabo, 
no digays que no 's alabo , 
que vn frayle de la Merced 
os vi colgando del rabo. 



icx)9 
OTRA 

DE 

MASTRE 6 JUAN EL TREPADOR 

Á VN CAUALLBRO MRQUB, FA8SAD08 7 TA 

LdS XL, SALLÓ VESTIDO DB CARMESÍ EL SATO 

T BONETE , T EL JUBÓN DE OTRA COLOR, 

SETENDO CERCA DB VAUIDAD. 

Por Nauidad, la rosada 
natural es con los frios, 
y los campos ser vazios 



I CD. Alé. 2 

6 C D. MAESTRE. 



C.A Alé. 3 C. FIN. 4 C,D. paradb. 5 C. consejo. 

7 C />. P. FASSAUA DB ZL aAoS , Y SAUÓ VE DÍA , ETC 



Digitized by LjOOQIC 



268 



CANCIONERO OBNBRAL 



de flores en la inuernada , 
y la sierra estar neuada; 
son del tiempo tales cosas ; 
mas ver en Diziembre rosas , 
do la calor es passada , 
natura va rebotada. 

Lo verde madurar presto, 
regla general paresce; 
mas do lo seco enuerdege, 
es vn poco desonesto ; 
y al fin espantarse desto, 
por cierto, señor, no cale ^ 

pues dizen »:— Do humo sale 

ytanbien ^: — Quienhazevncesto.. 
y á las veces miente el gesto. 

A quien falta ell exercicio 
porque la fuerza rebota, 
va jugando á la pelota 
quando busca ell arteficio: 
y el c' a dexado ell oficio 
y torna á parar botica, 
así es como quien repica, 
ya pasado el maleficio, 
do no espera beneficio. 

Dos vezes nueuo el jubón, 
la vna es por remendallo, 
y otras dos potro el cauallo, 
en la segunda es tusón : 
y el viejo tornar gar<;on 
graue mal es de curar , 
porqu' en el recadiar 
mayores peligros son 
qu* en la primera ocasión. 



lOIO 



SOLA* 



ANTÓN DE MONTORO 

AL COMIEGIDOR DB CÓMDOUA, PORQUE KO 

HALLÓ nc LA CARNECBRIA SINO TOCINO, T 

OUO DB COMPRAR ^ d' ÉL, 

Uno de los verdaderos, 
del Señor Rey fuerte muro, 
han dado los carniceros 
causa de me hazer perjuro. 
No hallando, por mis duelos, 
con qué mi hambre matar, 
hánme hecho quebrantar 
la jura de mis abuelos. 



lOII 

OTRA SUYA 

Á VN PRIOR. 

Sereníssimo Señor, 
que los estados henchís <^, 
capa, sayo y jubón, 
cuestan mil marauedís: 
<;arahueles 7, borzegufs, 
bonete, cuesta dozientos. 
Gran señor, no son dos cuentos; 
por esso, ved qué deds. 



1 C. D, cabe. 

ROPERO AL C. 5 

guclles. 



2 C. £>. dize: Do el h. 

C. D, MERCAR. 6 D. 



3 C. D, también. 4 C. D. s. del 
sentís. 7 C. fragüeles. /). ^art- 



Digitized by LjOOQIC 



DB H. DEL CASTILLO. 



269 



IOI2 

OTRA SUYA 

AL CONDESTABLE, POR VN SÁUALO. 

Condestable muy amado 
del Rey por nobles doctrinas, 
sabed qu' estoy enojado 
de pescado y de sardinas; 
y también amanescf 
con vn dolor en el lomo, 
que si sánalo no como, 
no hagays cuenta de mí. 



ioi3 
OTRiV 



HIJO DEL ROPERO 

A SU PADMB, DEMANDÁNDOLE VETNTE REALES 

QUE LE PRESTÓ, T EL PADRE ECHÓLE DE 

CASA PORQUE CELOS PEDIA. 

Pues sabeys qu' estoy estrecho, 
y en muy grande menester, 
y de vos no m' aprouecho, 
ni me quereys socorrer ; 
y me days los temporales 
en otra peor manera, 
pues me echastes defuera, 
mandadme dar mis reales. 



1014 
RESPONDE EL PADRE. 

Amigo, mesón y lecho 
y mil vezes de comer, 



ved qué puede merescer 
dos años á todo pecho: 
pues de solos espitales, 
y carne á la barrendera, 
xabon á la lauandera, 
gastareys veynte reales. 



ioi5 
OTRA 

DEL 

ROPERO 

Á DOS MUCERES, LA VNA PUTA Y 
LA OTRA BEUDA ». 

Aueros de bastezer, 
damas, de lo que os fallesce, 
á la vna de hoder, 
y á la otra de beuer, 
á solo Dios pertenesce. 
Para matar esta guerra 
y cumplir lo vno y V otro, 
la vna vaya á la Sierra, 
la otra quede en el Potro. 



1016 
OTRA SUYA 

Á VN HEBRERO QUE LLOülÓ » MUCHO. 

¡Pesar del cuerpo de Dios! 
desordenado Hebrero, 
todo siempre fustes vos 
quándoencasa.quándoenellero ^. 
Agora tal os mostrays 
con esta Uuuia tan loca, 



I D, BEODA. 2 A LLOUIA. 3 />. q. «1 UcfO, 



Digitized by LjOOQIC 



270 

que quando más sei^enays, 
tras el fauego nos hallays, 
las rodillas á la boca. 



CANOIONXRO OKNKBáL 



IOI7 
OTRA SUYA 

AL DUQUB DB MBDIIIA SIDOmA Mft VN 

JUBOlf DB BBOCADO QU' BL DUQUB 

TRATA *• 

Noble Duque de Medina, 
á quien nunca dcdor tanga, 
luengo me viene de manga > 
y angosto de pretina: 
mas, espejo de Castilla, 
honrra de los muy honrrados, 
las espaldas y costados 
abiertos con redecilla ^. 



1018 



OTRA SUYA 

A VN P0RT0GU£S4 Qps VIDO VESTIDO 
DE MUCHAS COLORES. 

Dezid, amigo, ¿soys flor, 
ó obra morisca d' esparto, 
ó carlanco 5, ó ruyseñor, 
ó soys ^ Maftin pescador, 
ó mariposa, ó lagarto? 



iO menestrily ó faraute, 
ó tamborino, ó trompeta, 
ó tañedor de burleta, 
ó cantador de corsante? ^ 



1019 

PREGUNTA 

os 

VN CAUALLERO 

Á VMO QUB 8B DBZIA ^ GARCÍA DB HUETE, 

PORQUf TENIA YNA CUCHILLADA BN 

LA CARA. 

Si ^ OS valga ><> San Martin, 
Señor García de Huete; 
¿esst Uámasse ribete, 
ó es barca, ó barquetin? 
Si fué d* espada ó faquin, 
¿quién vos encontró en la flota? 
Si se llama galeota , 
adeuine aquf Merlin. 



1020 
RESPONDE ÉL. 

Señor, á vuestra demanda, 
porque sé que aurés plazer. 



t 3/.— 330 MONTORO, AL DUQUB, PIDIÉNDOLE VN JUBÓN DB BROCADO. 

gft me verná la manga. 3 íbid, pin. 

Y aunque» muy singular, 
á quien son franquezas bravas, 
yo vos lo quiero prestar 
al fin de las almadrauas. 



a Ibid. luen- 



4 CD. 

LORES. 

7 Ibid, 



PORTUGUáS. Dd.'^l OTRA k UN ESCUDERO QUB TRAÍA ROPA DE MUCHOS CO- 

5 C. D. xarlan^ Dd.^61 carbanque. 6 /Xf.— Gi gayo ó M.p. 
cósante. 8 C. D, llámaua. 9 D, Assí. 10 C. D. vala. 



Digitized by LjOOQIC 



DB H. DEL CASTILLO. 



271 



quiero yo satisfacer, 

pues vuestra merced lo manda. 

Yo soy de los de la vanda ', 

en el testigo lo pnieuo; 

yo le pongo nombre nueuo: 

digo que se llama randa. 

Unos le llaman lision, 
otros sorzido de sastre , 
otros le llaman desastre, 
otros sino de Salamon >. 
Los menguados de razón 
me dizen qu' es cuchillada ; 
otros dizen qu' es cinchada , 
otros dizen qu' es cinchón. 

Decendimiento de mano ^ 
alguno 4 me dize qu' es; 
otros dizen qu' es reués, 
otros nife ^ de aldeano: 
mas dixome vn viejo anciano 
qu' es rastro de caracol : 
yo le respondo al villano 
que le llame ^ re, mi , fa, sol. 



1021 



OTRAS 



GONgALO D» AUILA 

EN LA GUERRA DE NAUARRA. 

Quicumque vult saluus esse 
ante omnia opus es 
que venda luego ell arnés, 
ó en el fuego lo trauiesse : 



que no gana otro interesse 
quien más galán se razone : 
si ha mal, que se confiesse; 
si muere , Dios le perdone. 

Pleni sunt celi et terre 
de quantos males causamos. 
Si morimos, no hallamos 
apenas quien nos entierre. 
Por do conuiene que yerre 
contra Dios el qu' es más santo, 
ó que de trabajo tanto 
tempranillo se destíerre. 

Es verdad que si morfs 
esperays acá tornar, 
ó vos podeys restaurar 
por diez mil marauedis : 
qu' en vn momento vos ys, 
y en otro soys oluidado. 
No sé después d' enterrado 
si quifá os arrepentís. 

Y puesto que no murays, 
ya soys muerto de cuydado; 
en cien partes adeudado, 
que remedio no hallays: 
y si algo vos prestays 
al amigo, ved qué plaga : 
esperad vos por la paga : 
vos con vergüenza callays. 

Por emprestar, en libeldos 
andares con vuestro amigo, 
y después queda enemigo; 
sobre cuernos , cinco sueldos. 
Si bienes aués , tenéldos ; 
beuid á vuestro prouecho; 



I ¿>. banda. 3 C,D. Salomón. 3 C. D. manos. 4 C./>. algunos me 
dizen. 5 C mifis. A nife. 6 C llama. 



Digitized by LjOOQIC 



272 

y sí desto aurán despecho 
tales amigos y perdéldos. 

Fazeros han yten más 
por valor d' unos zapatos, 
yr de Erodes á Pilatos, 
de Pilatos á Cayfás. 
Traen vos de eras en eras, 
combídanvos á comer, 
y por otra parte ver 
nunca vos quieren jamás. 

Y pues nos muestra razón 
que prestar no es atijara , 
más vale vergüenza en cara , 
que manzilla en coraron. 
Quien touiere buen trotón 

y moneda que despienda, 
de tal afán y contienda 
se retrayga en buen son. 

No digo que se despida 
en tales tiempos del Rey, 
que haría contra ley 
muy vergonzosa su vida: 
mas la santa paz venida , 
quien touiere en (^aragoza 
gentil dama , rica y moza , 
morir> ó sea seruida. 

Y quien no terna manera 
para se dar á plazer, 

si más no puede hazer, 
que se quede en la frontera: 
qu' en aquesta primavera^ 
si bien trabajar querrá, 
en vn dia ganará 
que coma hasta que muera. 

Mas no cure de pensar 
en peligros el herrero, 



CANCIONEBO GENSBAL 



qu* el couarde cauallero 
nunca pudo bien medrar: 
ni digo que deue andar 
como hazen más de tres, 
que por auer vna res 
dexan la honor oluidar. . 

Los cuales cantan: Laúdate 
Dominas omnes gentes, 
quando algunos inocentes 
pueden haber de rescate. 
De alto, no de combate , 
si toman ombres de guisa, 
con ellos es la pesquisa; 
cada qual les da su mate. 

D* aquestos tales guerreros 
ya me soy acaescido, 
que tres veces se m' an ydo 
no sé quántos prisioneros. 
Despendí de mis dineros 
en hazerles la misión , 
y quedé en obligación 
de pagar mis compañeros. 

Los que siguiendo la guerra 
han de tales caualgadas, 
con tal ganancia á osadas 
vayan con bien á su tierra. 
En la Trenidad s' encierra 
vn solo que nunca erró, 
pero todos, y más yo, 
no ha ninguno que no yerra. 

CABO. 

Sf d* un afán que m' atierra 
Dios me saca este verano , 
nunca me verás, hermano, 
saltear valle ni sierra. 



Digitized by VjOOQIC 



DB H. I3IEL CASTILLO. 



273 



1022 

ESTE ES VN ATAUfO 

QUE HAZC VN ESCUDERO, Y DEMUESTRA 
YN ATAUfO DE SU AMIGA. 

Yo me quiero ataviar 
de vagar ; 

porque salga muy galán , 
quiero tomar nueuo andar, 
ó 9anquear, 
como gentil albardan. 
Un harnero ' por bonete , 
con ribete, 

y por capuz vn almario; 
la capilla d' un casquete > 
ó manderete; 
vna estera por sudario. 

Un ^ sayo mucho trepado, 
bien rasgado ^; 
vn albarda por jubón , 
y las calcas d' un brocado 
dessilado; 

borzeguís ^ d' un cangilón. 
Una camisa morisca, 
y vna trisca , 
hecha de barro bermejo ; 
vna espada ginouisca, 
ó lombardisca; 
correas d* un preuillejo. 

Un ^ cinto muy bien guarnido 
y complido , 
de cortezas de nogal , 
en vn alfamar 7 cosido, 



y enbutido ; 

vna antorcha por puñal. 

Los ^patos colorados , 

ladrillados ^, 

y las puntas rozagantes, 

al colodrillo atacados , 

y apretados; 

vnas alforjas por guantes. 

Unas 9 chinelas calcadas, 
y enforradas 

en dos plateles d' estaño; 
y vnas espuelas talladas 
y enpegadas , 

bien guarnescidas en paño. 
Y de qu' esté atauiado 
á mi grado . 

que no sienta ya fatiga , 
qu' estaré bien arreado 
y tresquilado , 
yré á uer á mi amiga. 

Llenaré vna gorguera 
con visera , 

por tenella bien pagada; 
que se haze chocarrera 
y burladera , 
y dize qu* está preñada. 
Hállela yo asentada 
y perfumada, 
encima d* un cabezal ; 
la cabe<;a desatada 
y desgreñada; 
vna cincha por frontal. 

Puesto vn tocado de cuerno, 
bien moderno; 



I D. arncro. 2 C, cazquete. 3 C. E un, /) Yun. 4 A resgado. 
5 C. D, borzeguíei. 6 C. E un. D. Y un. 7 C. X). alsamar. 8 D. lia- 
driUados. 9 C.D. Yu. 

1 8* 



Digitized by LjOOQIC 



274 



CANCIONXBO OBNSRAL 



colgando vna linjauera, 

y vn ráuano muy tierno 

del inuierno, 

puesto encima por cimera. 

Una rosca de trechel 

por joyel; 

por perla vna verengena , 

engastada en vn pichel 

ó fardel; 

vna ristra por cadena. 

En los bra(;os, por manillas, 
esportillas, 

y en los dedos, por anillos, 
dieztarrillos; 
y por piedras, enpanadas, 
y colgados por <;ar<;illos 
dos membrillos, 
y las vñas almagradas. 
Unas lúas bien garridas , 
hechas de cueros d' anguillas 
amarillas , 
con vna soga cosidas. 

Por manto, vn paño francés 
del reués , 

abrochado por delante , 
que le traxeron de Fez 
en vna nuez , 
encordado con bramante. 
Una saya bien complida , 
sin medida, 

hecha de tablas de pino, 
y la halda bien tendida, 
y carcomida; 
la cortapisa de lino. 

Un texillo de tomizas 
torcedizas , 



y los cabos de madero 

con vnas perlas hechizas 

corredizas; 

heuijon de vn majadero. 

Los chapines vedriados , 

bien delgados , 

hechos á i fuer de Seuilla ; 

en vn bastidor broslados, 

y pintados », 

qu' es cosa de marauilla. 

CUENTA LAS FAaONBS o' ELLA. 

Ora os quiero declarar, 
sin dubdar, 

de sus muy lindas faetones. 
Cosa es de marauillar, 
á mi pensar, 
sus gentiles condiciones. 
Su cabe<;a con su frente, 
bien valiente , 
muy poblada de ganado, 
paresce rio corriente 
con cresciente, 
qu* es bien lleno de pescado. 

Tiene ojos cegajosos 
y donosos; 

los párpados sin pestañas, 
de contino lagañosos, 
y melosos , 

tan gordos como castañas. 
Tiene los dientes mouidos 
y podridos ; 

la nariz bien remachada , 
y los be^os muy sallidos 
y caydos; 
toda bien atauiada. 



I D, al fiíer. 2 /). é puntados. 



Digitized by LjOOQIC 



Tiene pechos angostillos, 
y sequillos; 
las tetas como badanas; 
las espaldas como trillos 
con portillos ; 
los ombros como hoga9as. 
Tiene el cuerpo corcobado 
y ochauado; 
crescida > de la cintura : 
es contrecha dell un lado, 
bien mirado , 
como linda criatura. 

Tiene el cuerpo del reués, 
mala bes, 

y el ombligo encaramado. 
No ay en Castilla res 
que por pies 

que 1' * alcance por vn prado. 
Los muslos bien figurados ^, 
bien delgados, 
hinchadas las pantorriilas, 
y los pies bien anudados 4, 
maestrados , 
hechos á mil marauillas. 

CABO. 

Todas deuen de callar 
y sospirar 

delante tan linda dama , 
qu' en Castilla no ay su par, 
ni su hablar , 
ni que tenga mejor fama ; 
ni menos su discreción , 
ni razón, 
y bien tañer d' un laúd. 



DB H. DEL CAStíLLO. 

Paresce á la saluacion 
en su facion ^ : 
assí tenga su salud. 



275 



I023 



OTRA 



ROPERO. 



Guardas puestas por concejo ^, 
dexalde ^ passar y entre 
vn cuero de vino añejo 
que Ueua Juan Marmolejo 
metido dentro en su vientre ; 
y pasito, no rebien te. 



1024 
DEL MISMO 

OTRA Á 

MIGUEL DURAN. 

Enfermó Miguel Duran 
de beuer tinajas llenas, 
sin potajes ni sin pan : 
por el baruero le van 
que le sangre de las venas. 
Con sus malos apetitos, 
hállanle las venas duras ; 
cuexcos d* uuas y mosquitos ^ 
sallen por las sangraduras. 



I C. />. crecido. 2 C, D. que le. 3 C. fraguados. D. fragurados. 
4 C />. añudados. 5 D, añcion. 6 C. D, consejo. 7 D. dexadle. 
8 C. D. rooxquitos. 



Digitized by LjOOQIC 



276 



I025 
OTRAS COPLAS 

DB 

JUAN AGRAZ 



CANCIONSBO GENERAL 

Vuestros bienes conoscidos 
no son perlas ni sortijas, 
mas atantas de vasijas 
qual no vieron los nascidos. 



A JUAN MARMOLtJO. 

Mala nueua de la tierra 
os traygo ', Juan Marmolejo: 
que no sobra de lo añejo, 
y demuestra mal la sierra. 
La ribera toda yerra; 
hardalea ^ el torrontés : 
mala muerte morirés, 
que la sed vos fará guerra. « 

A puertas ^ d* un bodegón 
vos queremos sepultar; 
las medidas blasonar: 
con las armas vn dragón. 
Sonará en el blasón 
en el medio del petafío: 
— El mayor borracho 4 ^afio 
de Castilla y d' Aragón. 

Un ramo por estandarte , 
puesto en vna cañahexa ^ ; 
á quien diere de vos quexa 
mándanle ^ pagar sin arte. 
Por la tierra se reparte 
deudas de los bodegones , 
juramentos á montones, 
y diez mil trampas á parte. 

Muchos bienes son vendidos; 
mas podemos hazer mandas, 
y leñaros han en andas 
los amigos muy queridos. 



Ay de pipas y toneles, 
y quarteles y roldanas,, 
muchas calabazas vanas, 
y de odres treynta pieles: 
y de ta^as y gubeles, 
y barriles y cacharros 7, 
infinitos son los jarros ^ 
ampollas ^ y más picheles. 

Ay de vidro muchas copas , 
ampolletas ^ y cotones »®, 
que lleuauan " vuestros bofes, 
do haziedes vos las sopas. 
Puesto que no hallen ropas , 
hallarán vuestras alhajas; 
muchas cubas y tinajas 
enpegadas con estopas. 

Ay galletas y cañadas, 
y borrachas y faldillas, 
aliaras y botillas 
de gran tiempo ya dañadas : 
muchas d* ellas remendadas 
con botanas y costuras ; 
de tan diuersas figuras, 
que no pueden ser contadas. 

Ay de jarras viñaderas »« 
y terrazos y quartillos , 
colodras y modorrillos 
de muy diuersas maneras: 
y redomas en vaseras , 



I C D, trayo. 2 C. haralca. D. hardalera. 3 C D, puerta d' un. 
4 D. borato. 5 C />. cañaheja. 6 C. mandalde. D. mandadle. 7 C D. cu- 
charros. 8 C. empollas. 9 A ampoletas. 10 C. cotrofles. 11 D, 11a- 
mauan. 12 C. vinageras. 



Digitized by VjOOQIC 



y botillas empegadas ; 
tinajuelas desculadas , 
que se llaman coladeras 



Está más vna gran tina 
con todas sus pertinencias <; 
los embudos y abenencias, 
todos puestos en hazina : 
cinco zaques y vn ' odrina 
que se dize ser notorio 
ser el vuestro oratorio; 
no 's hallan otra cortina. 

Ya es hecho el inuentario, 
ordenado el testamento ; 
las medidas son sin cuento 
que se hallan en sumario. 
Assí canta el calendario: 
— Moxones y tauerneros , 
pierden oy muchos dineros, 
pues murió su tributario. 

FIN. 

Porque es de necessario, 
con testigos verdaderos, 
se hallarán por notario 
las medidas y los cueros. 

1026 
REPARO Y SATISFACION 

DB 

JUAN MARMOLEJO 

CONTRA JUAN AGRAZ, POR JUAN 
ALONSO DE VAENA. 

Poderoso domínable , 
venerable. 

Rey mejor en los cristianos, 
á quien besan pies y manos 
los paganos 
de la seta abominable. 



DK H. DEL OASTILLO. 

Señor, plegaos que hable 

del dañable 

que supuso nombre agro. 

No lo ayays á milagro 

si anda magro, 

pues su mal es incurable 

con tormento razonable. 



277 



Juan Alonso de Vaena 
que cercena 
las muy altas poesías, 
no se paga de porñas 
tanto firías, 

retratando vida agena. 
Si algún loco condena 
de la vena 

maldiziente trobador, 
hazélle han con gran dolor 
y mal sabor 

comer la yantar y cena, 
y después beuir en pena. 

Dígolo por el rapaz 
de Juan Agraz, 
prouado por los testigos, 
que haze de los amigos 
enemigos, 

bien segura la su faz. 
No lo touo por solaz 
el sarmentaz 
que le plantan cada mes, 
á la larga y al traués 
y al reués, 
recotin yrecotaz; 
nunca está su cara en paz. 

Tanto es lleno de maldad 
y falsedad 
este traydor maldiziente. 



t C pertenencias. 3 QD. vna. 



Digitized by LjOOQIC 



278 

que amigo ni pariente 

no le siente 

hazer sola vna bondad. 

Yo vos juro en verdad 

qu' en la nieytad 

de todo el vniuerso 

no se halla vn converso 

tan peruerso 

que no cree la Trenidad, 

ni lo que dize el Abad. 

Por g. a. b. c. podre's, 
si vos querés, 
solfar por sus carrillos 
los puntillos menudillos 
y larguillos 
que tiene , como sabes; 
y no vos marauillés 
si lo conoscés, 
de le ver tan bien puntado; 
tantas vezes golpeado 
el cuero le hallares; 
miraldo bien y veres. 

En la ley vieja adora, 
qu* es la Tora, 
do jamás quiere beuir. 
Siempre fué su presumir 
de mal dezir 
desde niño hasta agora: 
y sabed que toda ora 
él decora 

feas cosas desonrradas^ 
porque le dan guchilladas 
trauessadas; 

aquel que nasció en mal ora, 
siempre habla porque llora. 

Tiene muchos combatientes 
en las gentes, 
y más el signo del gato, 



CANCIONnO OfiNBRÁL 



que le pegan bien el pato 

cada rato; 

dángelas á rregaña dientes: 

pégangelas tan valientes, 

retiñentes, 

desde el pié hasta el oydo: 

de todos es aborrido 

y escopido; 

hasta dentro á sus parientes 

le vienen los accidentes. 

Vínole vn acídente 
por la puente 
desde Triana á Seuilla, 
ya que era tardezilla; 
por la villa 

no andaua mucha gente. 
Tomáronle gentilmente 
vnos veynte, 
y á él muerto y amarillo, 
diéronle del colodrillo 
al touillo 

de palos vn remanente, 
y tal cayó en la cresciente. 

Y á él bien apaleado 
y mojado 

recrescieron muchos luego, 

encendidos como fuego 

con gran ruego 

que fuesse apedreado 

el que no es castigado 

por cruzado. 

— Lleguémoslo á la fin. 

mataremos vn malsin, 

el más ruyn 

y peor acostumbrado 

que en el mundo fué hallado. 

Y por la cal de la Mar 
se fué á lanqar, 

y por cal de Plazentines; 



Digitized by VjOOQIC 



DB H. DSL CASTILLO. 



279 



tras él todos los ruynes 

con bacines 

y gritos y repicar; 

y el fuye á más andar, 

por escapar, 

por calles y por callejas; 

repicáuanle las viejas 

con las tejas, 

y no ballaua lugar 

do se pudiese encerrar. 

Él no cura de casquete 
ni de almete 

que le guarde la trauiessa; 
pégangelas á la espessa, 
muy apriessa, 
desde la barba al copete: 
y á otros más de siete 
se somete 

á fuero de muchas caldas : 
tiene de color de gualdas 
las espaldas, 

y también por alcahuete, 
que de todo se entremete. 

Presume de muy vfano 
palanciano; 

quando va por el camino, 
come bermas con tocino , 
el mezquino, 
por parescer á cristiano: 
mete en su boca la mano 
por ser sano 
del dolor de la cabecea; 
haze Ubeda y Bae^a, 
y tropie<;a 

en medio del suelo llano. 
¡A él todos, qu* es marrano! 

Ponente sahumaduras 
y oluras, 



porque huele á moruno; 

nunca le fallesce vno 

muy boruno 

que V sane las mataduras. 

Usa de tantas ñguras 

de locuras; 

vna vez anda galán 

y después hecho albardan, 

ó ruñan, 

buscando sus auenturas, 

guarnescido de costuras. 

Siempre fué buen adalid 
en tener lid , 
buscando sus dias malos. 
Diéronle cinquenta palos, 
no muy ralos , 
á las puertas de Madrid. 
— Sarmiento de mala vid , 
dixeron , yd , 
trabajad por otros tantos. 
Estos son los vuestros mantos 
por disantos; 
luego d' aquí os partid , 
y si más querés, venid. 

Pues de todos es contrallo , 
no dexallo 

donde quier que acaezca : 
él haze porque merezca 
y padezca; 

dar tras él hasta matallo. 
Bien corrido como gallo 
yo lo hallo; 

buena cuchillada presta, 
que siempre tiene requesta 
que le cuesta: 
quando tiene, luego dallo; 
él es cansa de hallallo. 

El ramal del aluancga 
que le plega 



Digitized by LjOOQIC 



28o 



CANOIONBBO OBNBBAL 



do no le cubre el cabello, 

yo no sé quién fué en ello 

en darséllo; 

dudo si se le despega. 

Fáganle la marti niega 

y reniega; 

mal quisto de las mugeres 

y plazeres 

que su fortuna le niega, 

y no siento á quién despliega. 

Él tiene vna ración 
y quitación 

en Seuilla cada vn año; 
por la cara vn rascaño 
muy estraño, 
Que le llega al cora<;on. 
El andando muy garlón 
tras vn cantón 
de noche por vna calle, 
plazcT fuera de miralle; 
y al pegalle, 
diérongelos por tal son 
hasta quebralle vn bastón. 

Un tiempo fué su officio 
ladronicio, 

y no los tiene oluidados, 
por espaldas y costados, 
bien pegados, 
dozientos á su seruicio. 
No lo tomó él por vicio 
el tal bollicio; 
después vino á la tierra 
do nunca le falta guerra, 
porque yerra, 
y diéronle por officio 
en su cara aquel resquicio. 

Y hazen con él juguetes 
á bofetes, 



repelón y bofetada; 

ya r an dado con cuajada 

y con cemada 

por medio de los cachetes; 

ya r an dado con agetes 

rauanetes; 

la cuchar con verengena, 

y dánle la mala estrena 

y mala cena, 

porque trae los tapetes 

labrados á gañiuetes. 

Él es tanto de gentil, 
que más de mil 
le cobdician dar la prissa, 
y labrarle la camisa 
por tal guisa, 

que le rompan vn quadril. 
Ya le han dado con badil 
y con candil 

por medio de las quixadas, 
y corrido por las gradas 
á pedradas: 

no se halla ombre más vil 
en el linaje confesil. 

Él ya biue con el nudo 
de cornudo: 

su muger da cuanto tiene 
á vn frayle que mantiene, 
que le viene 
á sobre venta de fudo: 
y quanto más ganar pudo 
por menudo, 
tanto anda por mal cabo 
remesciendo ella el rabo. 
Yo lo alabo 

á Juan Agraz por sesudo, 
que por esto no es sañudo. 

La su vida es mezquina 



Digitized by VjOOQIC 



DB H. DEL CASTILLO. 



281 



de rapiña; 

con todos trae barata; 

troca sortija de plata 

que rescata 

por otra d* oro más fina. 

No es cierto de tal mina 

que malsina 

que le flocan, ya sabeys, 

que muy gran plazer aureys 

si lo vereys 

su cara hecha cecina 

con trapos de melczina. 

CABO. 

Él tiene vna sepoltura 
en el altura 

del corral de San Bernardo, 
y vestirle han vn tauardo 
de vn pardo 

que le llegue á la cintura: 
y dirá la su escriptura 
y lectura, 

del sepulcro en derredor: 
—Aquí yace vn gran traydor, 
reboluedor, 
muy peruersa criatura, 
que murió por su locura. 

1027 
COPLAS 

QUB HIZO 

DON JORGE MANRIQUE 

i VNA BBUDA ' QUE TENIA EMPEGADO 
VN BRIAL EN LA TAUERNA. 

Hánme dicho que se atreue 
vna dueña á dezir mal. 



y e sabido cómo beue 
contino sobre vn brial; 
y aun beue de tal manera, 
que siendo de tercio pelo, 
me dizen que á chico buelo 
será de la tauernera. 

Está como vn serafín 
diziendo ya : — ¡Oxallá * 
estuuiesse San Martin 
adonde mi casa está ! 
De Valdiglesias ^ s' entiende 
esta petición y gana , 
por ser d' allí perrochana 4, 
pues que tal vino se vende. 

* 
Y reza de cada dia 

esta deuota señora 

esta santa letanía 

que pornemos aqui agora; 

en medio del suelo duro 

hincados los sus inojos ^, 

llorando de los sus ojos » 

de beuer el vino puro. 

«¡O Beata Madrigal, 
ora pro nobis á Dios! 
¡O Santa Villa real, 
señora, ruega por nos! 
¡Santo Yepes, Santa Coca, 
rogad por nos al Señor, 
porque de vuestro dulzor 
no fallezca á la mi boca! 

»¡ Santo Luque, yo te pido 
que ruegues á Dios por mi; 
y no pongas en oluido 
de me dar vino de ti ! 



I C D. BBODA. 3 C. ¡Oxalá! D. diciendo: ¡Ozalá! 
yglesias. 4 C D. perrochiana. 5 Z). enojoa. 



3 C D, Val de 



Digitized by LjOOQIC 



282 CANCIONERO OENBRAL 

¡O tú, Bae<;a beata, 
Ubeda, santa, bendita, 
este desseo me quita 
del torontés que me mata!» 



1028 



OTRA DE VN GALÁN 

Á JUAN POETA, EMBIÁNDOLE VN SAYO 
CON VN JUDIO. 

Este sayo ves embio; 
en tal punto le » vistays 
que d* él gozeys , 
y licuáoslo ^ este judío 
porque mejor m* entendays: 
ya m* entendeys. 
No por mengua d* escudero, 
ni de rapaz, ni de paje, 
mas porque soys d' un plumaje : 
él judío, y vos marrano, 
entenderés su lenguaje. 



1029 
COPLA 3 

Ql'E HIZO 

EL ADELANTADO DE MURCIA 

A VN TROBADOR QUE VINO Á SU CASA 
MUY DESNUDO. 

Poeta de diez en carga, 
trobador d' estercolero , 
si el verano no se alarga , 
¡guay de vos é vuestro cuero! 
Porqu* es guerra pregonada 
entre vos y toda ropa; 



si la seda no vos topa , 
borzeguís, 4 liento y estopa , 
auelda por escusada. 



io3o 



RESPUESTA DEL POETA. 

Es vn caso que m' embarga 
y vn dolor muy lastimero , 
que los miedos del Hebrero 
me harán vestir de sarga : 
mas d' esto no me doy nada 
más que comer vna sopa , 
que si me days vna copa, 
altamente y 5 bien en popa , 
seguiré yo mi jornada. 



io3i 
OTRA COPLA 

DE 

VN CAUALLERO 

Á JUAN POETA PORQUE, ALEGRE EL 

ALBARDAN , VENIA Á LA CORTE DO ^ 

ÉL ESTAUA. 

No *s |)esara , Juan hermano , 
con alegre, yo lo fío; 
no lo digo porqu* es frió , 
mas porqu' el ^ fino marrano 
es la caxa del judío: 
c' aunqu' ell uno sea el dorado , 
entramos ^ soys d* un metal ; 
siendo vos, Juan, el traslado 
y alegre el original, 
no podes quereros mal. 



I C. lo. 2 C. le 3 D, COPLAS, 
c. p. 6 D. A DO. 7 D. porqu' es. 



D. borzeguies. S 
C D. entrambos. 



C. D. a. bicr. 



Digitized by LjOOQIC 



DX H. DBL CASTILLO. 



283 



io32 
OTRA Á JUAN POETA, 

FSCRA POR VN CAUALLERO QUE, ESTANDO 

JUGANDO, LE DEMANDÓ QUE LE DIESSE ALGO, 

T ÉL DIÓLE VNA DOBLA QUEBRADA, T VNA 

COPLA QUE DEZU : 

Por me auer importunado 
os dó esta dobla quebrada , 
qu' es razón que al retajado 
que gela ' den retajada : 
y no 's espantes, grossero 
poeta, Juan Tarauí 2, 
pues que le hizo el platero 
lo que á vos hizo el Rabí. 



io33 
DEL ROPERO 

Á VNA UOqJí LLAMADA CATALINA, POR- 
QUE LE HURTÓ VNA BOTILLA DE 
TENER VINO 3. 

Catalina, mientras merco 
otra mejor en Seuilla , 
haz de mosquitos 4 vn cerco 5, 
y parezca mi ^ botilla: 
conjura beudas ^ y beudos, 
cubas 8, lagar ^ y tinaja, 
pues que todos son tus deudos, 
y parezca mi alhaja 'o. 



I D, se la. 3 C Tarabí. 3 A/.— 32o mortoro k vna muger beoda, por 
VNA BOTA QUE SE LE PERDIÓ. 4 C mozquítos. 5 A/.— 320 faz de mis cuartos 
u. c. 6 íbid. la b. 7 C. beodas é beodos. D. beodos é beodas. 8 -A/.— 32o vi- 
ñas, L 7 t. 9 D. largas y tinajas. 10 3/.~32o daránte la mi alfaja. 



Digitized by LjOOQIC 



LA PRESENTE OBRA, INTITULADA CANCIONERO GENERAL, 
copilado por Fernando del Castillo, é impresso en la muy 
insigne cibdad de Ualenda de Aragón por Crístofal 
Kofman, alemán de Basilea, con priuilegio real 
que por espacio de cinco años en Castilla, y de 
diez en Aragón, no pueda ser imprimido 
todo ni parte d^ él, ni traydo de otra 
parte a ser vendido por otras personas 
que por aquellas por cuyas dispen* 
sas esta vez se imprimió, so las 
. penas infra escritas, es a saber: 
de diez mili marauedís en los 
rey nos de Castilla, y de 
Aragón de den duca- 
dos, y perder todos 
los libros. 
Acabóse a x v dias del mes 
de Enero, en el año de nuestra 
salud de mil y quinientos y once. 
A loor y gloria del que biue y rey na, etc. 



^ 



Digitized by LjOOQIC 



APÉNDICE 

DE LO Afí ADIDO EN LOS 

CANCIONEROS GENERALES 

DE 1 527, 1540 Y 1 557. 



Digitized by LjOOQIC 



Digitized by LjOOQIC 



OBRAS DE DEVOCIÓN. 



(Toledo, i5a7, /. H.^Sevilla, 1540,/. 14.— 
Amberet, iSSy,/. a6.) » 

Del Comendador Auila á la 
noche de Nauidad. 

Dadme albricias, que os las pido; 
oyd nueuas de plazer; 
sabe que Dioses nacido, 
y nació de vna muger 
qual él la supo hazer. 

Es sin manziila su Madre, 
Hija de quien engendró; 
Virgen y Madre del Padre 
del Hijo qu' ella parió. 
Todo el mundo ha redemido, 
(esto deueys de creer,) 
este Señor que es nascido, 
y nació de vna muger 
qual él la supo hazer. 



(T., /. 14.-.S., /. 14.-A,, /. 36.) 

Otra Canción suya. 

¡O qué dichoso pecado! 
Eua, gózate con él, 
pues el vientre consagrado 
remedió la culpa d' él. 

Que por lo que tú comiste, 
que nos hizo cruda guerra, 
es cierto que nos posiste 2 
el Dios del Cielo en la tierra. 
¡O pecado bien pecado, 
más piadoso que cruel, 
pues el vientre consagrado 
redimió la culpa d* él! 



I En adelante sólo indicaremos las ediciones por la inicial del punto de impresión. 
(XdelE.) 2 D. pusiste. 



Digitized by LjOOQIC 



a88 APÍNDICB. 



(T., /. 15 Wí^/to.-&, /. I5.-A. /. j8.) 

Sonets sobre Ecce homo, fcts per Bbrthomeu Gentil. 

Ecce homo eterno stx nel trascendente, 
spcchio fórmele ' et objecto secundo, 
simplice forma nel stato rotundo, 
senze > materia e senz' altro acídente: 
Ecce homo creato, substanciato ente^ 
fínito e nouo producto qui al mundo, 
di soe proprietá e natura fecundo, 
sumpsistencia ^ emanante indiferente: 
Ecce homo vnito, da V ydea trasumpto, 
de forma e materia e corpo animato, 
viuente in perpetuo com Dio cungiunto ^: 
Ecce homo comune hor in questo stato 
dal verbo Dio per io nato e asumpto ^, 
facto Dio et homo poi cossl incarnato. 



(T., /. i5 v.o-5.. /. i5.-^.,/. j8 V.) 

Soneto. 

Ecce homo inducto nel virgineo claustro, 
de carne et ossa e de puri acidenti, 
contexti e ritracti da li excelenti 
di que! sacro immaculato alabaustra ^: 
Ecce homo scieso 7 dal gran prolhoplaustro, 
non coinquinato, desio dele genti, 
scioluente el ^ nodo de' primi parenti, 



1 B. A fórmale. 2 B. D. senza. 3 B, D. supsistencta* 4 fi. D, cum 
D. cugiunto. 3 D, d. v. diuino nato e. a. 6 D, albaustro. 7 D, sccm). 
8 />. ¡L 



Digitized by LjOOQIC 



APÉNDICE. 289 

e di morte sicut torrens in austro: 
Ecce homo Dio, in vtero matris chiuso, 
causa e causato fumto immortale , 
chiuso ne inchiuso tuto extra in excluso: 
Ecce homo Dio nel parto virginale, 
com' el sol nel vetro, cossl a noi efuso, 
a este mundo errante, eterno e mortale. 



(T.. /. 15 v .•-&, /. i5.-i4., /. 28 v.«) 

Soneto. 

Ecce homo preso da iudei, ligato, 
strecto ^ eschamíto, preso e non compreso, 
che homo no é preso solamente e inteso, 
ma esto homo é preso, e questo é flagelato: 
Ecce homo stante dinanzi a Pilato, 
stante e non sustante >, vilmente ofeso; 
ofeso e non difeso» per noi discieso; 
discieso e non discieso dal suo stato: 
Ecce homo mostrato in gran pena estento; 
mostrato homo, no che homo e inuisibile, 
visible sol quanto al vestimento: 
Ecce homo comdempnato, impassibile, 
passibile sol quanto al instrumento, 
che homo senza quello é inssensibile. 



6 

Soneto. 

Ecce homo in croce , fin de lege scripta, 
scripta in quella stampa o nel ben superno; 
stampato a nel mundo el suo amor paterno. 



I D, streto. 9 B. substante. 



i9« 



Digitized by LjOOQIC 



^90 APÉlfDICS. 

pagando per noi la colpa infínita: 
Ecce homo functo, fonte de la vita, 
vita de la morte, morte d' iferno; 
inferno a cui non crede in lui, eterno; 
eterno Dio et homo cum fe non ficta: 
Ecce homo posto dentro al monumento, 
posto sol el mixto homo resta fora, 
fora e semper dentro, dentro e incontento: 
Ecce homo al limbo resurrexo anchora, 
anchor che *1 non mora mor lui dumento, 
ne mai fui ' sol lasciato vn puncto d' hora. 



(r., /. 16.-5., /. i5.-i4.. /. 29.) 

Soneto. 

Ecce homo ascenso nel empiro cielo 
cum soa virtute propria naturale, 
oue eterno sede luce immortale , 
sol da noi vista nel cwporeo vello: 
Ecce homo Dio, precio d' humano zello, 
gloria nostra immensa, vera, essenciale, 
senz' alchuD mezo, anchor acidentale, 
del corpo humano chiaro, ornato e bello: 
Ecce homo Dio, distincto in disgiunctiuo, 
Padre nostro eterno, lumen sanctorum, 
dante vida ^ de gracia informatiuo; 
Ecce homo Dio, rex regum et Deus deorum, 
puniens et saluus e semper creatiuo; 
ell sia laudato in sécula seculorum. 



I B. su. 2 B. vita. 



Digitized by LjOOQIC 



▲píndice. 291 



(r., /. J6.-5., /. 15 F«-i4., /. 29.) 

Soneto ' in diálogo, de Dio. 

<;Che cosa > é Dio? — Egli é un sommo bene. 
¿Che ben é questo? — Bem che samper^habunda4. 
¿Cómo é fato?— Come vna forma tonda 
ch' el so principio e fine in se contiene. 
¿E doue é vscito? — ^Son te ^ proprie vene , 
chelcom ^ d' um mar c' ogni cosa circunda. 
¿Puosi veder?— No, che essenci'a si munda 
r ochio nostro mortal non la sostiene. 
¿Chome donque se sea se T non se vede? 
Egli alza tanto el nostro intelecto , 
che r fa veder cum V ochio de la fede. 
¿E la fede , che é? — Un don che se difecto 
non troua nel homo che fermo crede , 
guida cum li ochi chiusi al ben perpecto. 



9 

Soneto de Trinitatc \ 

Sol che non luce , o lyra che non soné , 
moto che non va , o lume che non splende , 
femé ^ che non da^ o ben che non s' extende , 
tal seria Dio senza tre persone. 
Un conuien che sia in summa perfectione ; 
che non sia ocioso, che sume 9 e se intende , 
ch' un eterno doue altro eterno prende, 
e che d' ambi spiri vna spiracione ^^. 



I De BcaTHOKEU Gentil. 3 B, D. cossa. 3 B. D, semper. 4 /). ftbun - 
da. h B, D. Fon trc 6 B. D. chescon« 7 Del mismo autor, 8 B, seme. 
9 D, úúoto ch. fume. 10 D, sptratíone. 



Digitized by LjOOQIC 



292 APÍNDICB. 

Genera ¡n sd per acto d' intelecto 

de tota sua natura el generante , 

s' alta I sapiencia che suo proprio objecto 

r amor pro orde * V ambi in vn instante. 

C ossl son tre persone vn Dio perfecto, 

trino in diferencia, vno concordante. 

Finis. 



10 



(7., /". 16.-5., /. I5 i'»-^*., /. «9»'.*') 

Soneto ' á la Verge María, per les guerres de la Iglesia. 

Felice aurora del nostro di eterno, 
in cui s* aninda 4 nostra speme , 
poi sola bastasti a giunger insieme 
nostra egra natura col Re superno. 
Tu sei quel laco dolce, almo, materno, 
doue s' annodaron le parte extreme 
del verbo diuin el humano seme, 
neta passando su V alpe d' inferno. 
Mira hor in noi nostre voglie diuise, 
la luna squarciarse e cader le estelle , 
la térra coprirse de gente vcize. 
Mostra al tuo Figlo le sacre mamelle ; 
non ^ voler che qua giti V iré indicize 
guasten del mondo ^ le cose piti belle. 



f B. D. V alta sapientia. 2 D, por orden. 3 De Berthokru Gbntil (?) 
4 D, c. se infunda tutta n. c. 3 Z>. no. 6 C. D, mundo. 



Digitized by LjOOQIC 



apíndiob. 293 



II 



(r., /. 16.-&, /. i5 y.o-^, /. 3o.) 



Sonets en Uor del glories nom de lesus, fets per Berthomeu 
Gentil. 

Sol de sapiencia ', humanato Dio eterno , 
doue risplende del mundo ogni efecto , 
doi figli in vno, vn nome et vn subjecto , 
temporal V uno, e V altro sempiterno. 
L' um > senza parte in térra, del materno 
sangue genito, e V altro cum objecto ^, 
senza matre , per acto d' intelecto, 
producto dal suposito paterno. 
¡O nome excelso, glorioso e triumphante ! 
¿Qual será si alto che toi laude in metro 
nen prosa dir possi o stillo elegante? 
Yo non Paulo, non Stephano, ni 4 Pietro , 
ne seria ardito sol toquar ^ le piante , 
e ^ da te prima gracia non impetro. 



12 

(r.,/. 16.-5., /. 15 v.«-w4., /. 3o.) 

Soneto. 

Alsato in se di se il 7 Patre infinito, 
da se distinse la sua vera ymago; 
cossi d' entrambi cum ^ amor presago, 
insieme reflectendo, el terzo e vscito; 
volendo che 'n noi el simel fusi ^ scripto, 
distinse de Adam la primera virago, 
e dambi turbante prial fiero drago, 
vsci el terzo, ma col pecato vnito, 



I D, sapientia. 2 B, L*un. 3 B. obiecto. 4 B. ne. 5 D, tocar. 
6 Z>. si d. 7 C. el Petre. 8 />. con. 9 D. s. suo. s. 



Digitized by LjOOQIC 



294 apíndice. 

dissimile a la vita oue intromorte, 
nel human lenagio ', e questo dolce nome 
cum » suma morte de vita apri le porte. 
Questo n' a dato de Dio V alto ydiome, 
pagando anchor per noy V eterna corte ^ 
de nostre gran colpe e infinite some. 



i3 

(7.,/. i6 v.*-5., /. I6.-^., /. 3o.) 

Soneto. 

Nome nouo, mirabel, immortale, 
in cui riposa ogni beato e gaude: 
nome benigno a cui cantando plaude 
ogni bona alma quando de aqui 4 sale: 
tu sei la fonte viue vniuersale 
d' ogni nostra gloria , nen ^ basta laude 
al tuo valor si ch' ogni labia claude , 
et ogni lingua angélica e mortale : 
tu sei del ciel altissima corona 
a cui adoran le stelle matutine , 
doue armonía dolcissimá resona : 
tu sei del orbe el bel principio c fine, 
soto cui piedi ciaschum s' abandona 
cum le man gionte e cum genochia enchine. 



(7., /. i6 v.*^S., /. i6.-^., /. 3o v.o) 

Soneto. 

Verbo immenso che bella fai natura, 
senza '1 qual seria Dio vano et ocioso; 

I D, linagio. 2 D. con. 3 B. cote. 4 B. D. de qui. 5 B, D. nc. 



Digitized by LjOOQIC 



apíndxoe. 29S 

vero homo perfecto, e Dio non pió ascoso; 

bien di belleze piü che criatura, 

sei del mundo el pinctor e la pinctura, 

termine fíxo nel stato glorioso; 

lume , esperanza d' esto tenebroso 

carecer > nostro che '1 cor tanto ne indura. 

Tu sei la causa del celeste moto 

de quanto li eleuamenti ' ministrando 

ne porgen cum pianeti qul di soto, 

r un producendo, e V altro consumando , 

per che non resti de militia voto 

el viuer nostro el tempo cossl andando. 



i5 

(T., /. 16 v.«-5., /. 16.-^., /. 3o V.*) 

Soneto. 

Luce eterna in cui s* alegia e s* aduna 
chiaschum ^ che merta fruyr toa bontate; 
in te s' alegra la fonte d* humilitate , 
tanto alta, che per Dio tecto in carne vna 
sei gloria perfecta, essencíal, comuna 
a ogni bon spirto e V alme humánate 
am pib r acidental tute gradúate , 
secundo e capace dite ciaschuna. 
¡O nome sacro, poi per noi ti plaque 
passar si aspra morte nel duro legno, 
perdona al pacto 4 che cun noi naque ! 
In te, Segnor, non regna yra ne sdegno: 
fa ch' al passar deste amarissime aque , 
pofisiam volar tuti al tuo dolce regno. 



I carcert? 2 elementi? 3 O. ciaschun. 4 B. D. peccato. 



Digitized by LjOOQIC 



396 apíndiob. 

16 

(r., /. 16 y.»-5., /. i6.-i4., /. 3i.) 

Sonets en Ilahor del nom de la gloriosa Verge Mana, fets per 
Berthomeü Gentil. 

Spechio d' humilt e fonte ad' aque viue > , 
che nostra morte torni in vita e in fiore; 
foco de cariU, incendio d' amore, 
iqual é la laude che > toi piede arriue? 
Baso ¿ quanto per noi se parla e 'scriue, 
al tuo gran nome altissimo valore; 
muta é la lingua che pri[a] non implore 
el dolce auxilio de toi gracie diue. 
El tuo nom proprio e semper far me crcde; 
vegna adunque in me vna de tuoi ^ fauile 
ch' acenda e moua le míe labia frede. 
Alza el mió inteletto, alza el 4 baso stelle, 
che senza 1 tuo lume qui ^ non se vede 
se non peccati cum angustie mille. 



17 

( r., /. 16 ir.«-ó\, /. 16.-^., /. 3l.) 

' Soneto. 

La térra sopra vasi anchor non era, 
ne in certo giro vallato li abissi; 
li moti celesti anchora remissi . 
e giá sopra cieli era soa bandiera 
alzata ne leyda cum ^ si gran schiera 
qual poi ne scripse qui 7 1* Apocalipsi. 



I B. D. d' humilla e f. d' aque v. 2 B, C. D. ch, a t. picdi a. 3 C D. toi. 
4 D, en. 5 D. che. 6 A con. 7 D, che. 



Digitized by LjOOQIC 



APÉNDICE. 297 

Termini iui eran tuti immense e fissi , 
poi creato ognium in soa specie vera. 
Era 1 suo bel nome giá scripto in fronte, 
Matre del Redemptor del mundo errante, 
nato per gracia nel nostro orizonte. 
Homini, animali et anime sánete, 
angeli e cieli stauen cum < man gionte , 
tuti adorando sota le soi piante. 



i8 

(T.. /. 17.-5., /. i6.-i<.,/.3i.) 

Soneto. 

María é il nome ch* al mar s* asomiglia, 
ch' inpigua la térra e la fá fecunda, 
fiorita e bella, la netegia e munda 
d' ogni macula que > seco s' ap?gla: 
indi sagle aqua de gran marauiglia 
che riega V alme nostre e le circunda; 
di poi ritorna a lei, e mai non redunda; 
felice e bem chi seco se consiglia. 
Son soi venti quatro infiamati archieri: 
1* un vien dal solé e acende le virtute, 
qu' el d' aquilone afrena a deridieri ^: 
poi vien lo caso en mostra le ferute 
di morte, e 1' austro ascalda i bon pensieri: 
cossl ne impinge 4 al porto di salute. 



19 

(r., /. 17.-5., /. 16 v.o-w4., /. 3i v.V 

Soneto. 

Nome perfecto que Dio tanto inamora, 
scripto cum cinque letere diuine: 



1 D. con. a B, D, che. 3 B, D. a dexidieri. i desiderii? 4 D. iinpine. 



Digitized by LjOOQIC 



298 APilfDtCB. 

Ai, ne dimostra in persone trine 
r cssencia vna che tuto '1 del adora. 
A, primo ne dice, e V ultimo anchora, 
che seco congiunto el principio e fine 
del mundo e quanto sopra in soe ■ confine. 
R. rege i boni, e mali gita fora. 
/. recto, e lo ' menor di quelle ^, 
mostra Dio iusto e che li piace molto 
exaltar humiltá sopra le stelle. 
Cossl el suo bel nome insieme racolto 
ne discopre de Dio le cocse si belle; 
iOT che fíe adunque vederla in volto? 



20 

Soneto. 

María é nome fabricato in cielo; 
da Dio praelecto 4, poi mandato in térra; 
paranimpha superna che disferra 
1' eterne catene del mundo ribello. 
Nome gentile. si dolce e si bello, 
che ció che *1 ciel non cape, in lui si serra: 
principio de pace e fin de la guerra; 
redempta in croce soto '1 suo bel vello. 
Virgine, Matre, figla, de Dio espossa; 
desto humano mar felice nauarcha, 
d' una purpura Maria speciosa. 
Prio non ti' sdegni guidar mia barcha, 
giá preso al extremo ¡o Reyna píetosa! 
fin ch* entri al porto del summo Monarcha. 



B. D. soy. 3 B. nudo. 3 D, 1. r. nudo e. 1. m. 4 D, preelecto. 



Digitized by LjOOQIC 



apíndice. 299 

21 

(7., / 17.-5., /. 16 V '-A, /. 32.) 

Obres de Vicent ' Ferradis en lengua valenciana, en que agüe 
joyas ', y en totas son ^ guanyador. E aquesta primera es en 
honor del suauisin Nom de lesus. 

Nom sobre 'Is noms cridat pels alts misteris, 
ans qu* el Etem prengués mortal semblanfa: 
nom excellent, retaule de misteris, 
nom de dolgor, archiu de refrigeris, 
seguretat de nostra confianza. 
Nom de Jesús, del uom hils cels corona, 
cimera y cap deis homens hi deis anges: 
nom presentant la filial persona; 
nom tan perfet que tostenps 4 ques sermona 
s' inclinen tos ^ los seraphins y arcanges. 

Nom de virtut, d' amor hi de clemencia ; 
titol realy emprempta de concordia, 
nom de salut, cometí^ de sapiencia, 
nom confegit en V alta presencia, 
trames al uom ^ per sois misericordia. 
Nom letrejat ab cinch daurades letres 
que del inmens cinchs plagues ne declare; 
nom que lohar ^ no V basten tots los metres; 
nom en lo qual s' attenyen les impetres 
de tots los prechs que s' fan ha Deu lo Pare. 

Nom glorios , pintat en los retaules 
de nostre cor ab cinch letres sens falla, 
significant aquelles cinch páranles 
ab que V Senyor en les sagrades taules 
del gran altar tots jorns del cel deualla. 
Nom imposat al Fill pels alts compares 



1 D. VmcBíCT. 7 D. joyes. 3 D. fou. 4 B. D. tostemps. 3 B, D. tots. 
6 />. mon. 7 D. Uohar. 



Digitized by LjOOQIC 



300 APÉNDICE. 

en lo bateig del eternal preposit i: 
nom declarat per dos sillabes clares, 
dient en Deu dos natures preciares 
en vnitat de un excellen supposit. 

Nom tríunphal que 'ns presenta vbible 
del Crucifix la bella circunstancia: 
en mig la h, que no 's letra legible, 
r inmens ja mort, tractat vilment y orrible, 
la title d' alt de diuinal substancia. 
La / y la ^ los ladres presenten > 
ha les dos parts, per fer li companya, 
hi pels costats dos punts que s' aposenten 
denoten ciar los dos qu* el ^ turment senten 
del Redemptor, Johan hi la María. 

Tres letres d* or componen vna mostra 
y un nom tan gran, qu' el trist infern espanta; 
la I qu' en mig deis 4 vocals se mostra, 
presenta V fill vestit de la carn nostra, 
medi qui es en la Trinitat santa. 
H, espirant per nostra medicina, 
sou ^ concebut per 1 espirit de gloria; 
la f també, qu' en totes parts s' inclina, 
nos mostray Diu 1' umilitat diuina, 
hi la title la tríumphant victoria. 



21 
( T., /. 17 v.«-5., /. 17.-^., /. 32 v.o) 

Del mateyx, en honor del glorios Nom de la Sagrada Verge 
Maria. 

Nom entr' els noms excels, nom de María, 
ha qui V infern, lo cel, hil nom ^ se prostra ; 
nom declarant materna señoría , 



I Z>. proposit. 2 D. representen. 3 D, qual. 4 B. D. de les. 
5 B, fou. 6 Z>. mon. 

/ 



DigitizedjDy LjOOQIC 



apíndioe. 3o i 

titol de pau, emprenta de alegría, 
seguretat de la 'speranfa nostra. 
Nom de respos, deuisa de clemencia; 
cel hon se veu > lo car sol de justicia ; 
nom de salud, esfo^ de penitencia; 
nom excellent, rastell prim de prudencia 
que fa surtir V arista de malicia. 

Nom de labor, obstacle de tots vicis, 
interpretad > gran mar de beneficis. 

Nom de virtud , retaule de tempranal, 
libre de fe , antorcha de doctrina» 
nom de conort 3, de bonanza, 
nom de dol<;or , cartill 4 de perdonanqi , 
recepta breu de nostra medicina. 
Nom assentat en los libres de gracia 
en lo primer hi ^ principal capitol; 
nom illustrant la cega pertinacia; 
nom triumphal , remey de la desgracia, 
de parahis impreterible titol. 

Nom de socors, bandera de victoria, 
sagell d' amor, comen^ de nostra gloría. 

Nom desijat per tots los antichs Pares, 
trames pels prechs de V umanal instancia; 
nom letrejat ab tres vocals preciares , 
representant les tres diuines cares, 
totes vn cap , vn Deu y vna substancia. 
Nom en lo qual trobam dos letres setes ^, 
molt diferents de les tres vocals altres, 
mostrant que son dos consones eletes, 
virginal y humilitat perfetes 
que consonar feren Deu ab nosaltres. 

Lo nom del Fill y aquest cinch letres ligen , 
mostrant qu' els dos les cinch plagues transfigen. 



I B. JD ven. 3 B. D. interpretat. 3 D, conort, estela de b. 4 />• cartell. 
3 B,D. y. 6 B,D. fetes. 



Digitized by LjOOQIC 



302 APéNDIOS. 

Est nom espill de la Tríniut stnta , 
prou be legir nos < deixauan la térra, 
fins qu' el gran Verb qu' el triste infem espanta, 
se declara prenent humanal manta 
per bandejar la nostra mortal guerra. 
Y axin lo nom les tres vocals sonaren 
tant qu' en lo Lim los Pares les sentiren, 
la M. hi r. qu' en tal cas consonaren, 
tan grans virtuts hi dignitats guanyaren , 
qu' en mare gran y en reynas conuertiren. 

Misteris tais aquest dol^ nom exorto > 
qu* el creure sois atten y ^ al que reporta. 

Del nom aquest que les tres vocals mira 
soles per si, sens dos consones belles, 
diuhen tot ciar a, i, a. que retira 
vn ay, vn so de home que sospira , 
y una 4 terror d* estranyes marauelles. 
Axi 1 gran Deu lahor d' est nom lohable ^ 
era lauors, espant, venjan^a e furia, 
mas confegit d' umanitat placable, 
ab r. hi m. es tan dul^e ^, agradable, 
que del contrit remet molt prest V injuria. 

Donchs escrigan ^ aquest nom en la pensa, 
y en vida y mort tingamlo per defensa. 



23 

(T., /. I8.-5., /. 17.-^., /. 33 v.V 

Del mateix, en honor del bienauenturat ^ ladre, lo gloríos Sent 
Dimas. 

Ans qu' el gran sol de resplandor eterna , 
per mor ^ cruel del tal '« se volgues pondré , 
Dimas beneyt, dins vostra gran cauerna 

I D, nons. 2 B. D. cxorta. 3 B, D. atteny. 4 Z>. y un. 5 Z>. Uohable. 
6 B.D. dol(e. 7 D, escri^am. 8 />. benauenturat lladre. 9 D, mort 
10 A tot. 



Digitized by LjOOQIC 



▲PÍNDXC£. 3o3 

lan^ tais ragis < de gracia superna, 

que US feu molt prest en grans virtuts dispondré, 

hi comentante a > tremolar la terra^ 

fent gran senyal d' espant ab molta cuyta, 

regonegués la vostra culpa yerra , 

y aP tal esforf al enemicb fes guerra , 

que r decebes en tanta 4 estreta lujrta. 

Ladre us vuU dir, qu' e nom par labor baixa, 
pux d' espanyas del rich tresor la caixa. 

Mostrans liroens d' aquell ^ alt cel ^ imperi '^ 
la tall molt curt per espayosa senda 
quant encegue ^ de fe lo vostre ciri , 
fent vos mudar la culpa 'n lo martyrí , 
hi lo turment en gloriosa renda. 
Quant reprouats ^ de Gestas la malicia , 
en vos feruia '<> T Etern los vulls " benignes , 
moguens alalia tan alta noticia 
y assegurans i> de la cruel justicia, 
veur el pregar al Pare pels malignes. 

Vires d' amor son estes que Deu tira, 
y a hon li plau dispon obra y espira. 

Si los antichs Patriarques lo creyen , 
hi los elets Profetes >^ lo seruien, 
no m' marauell dells h actes grans que feyen , 
perqué souint del cel parlar lo veyen 
tan poderos qu' els mas '^ fortes lo temien; 
mas vos, grant Sant, espill ciar de mysteris , 
veut lo tractar de tan cruel manera , 
tot escopit, plagat, pié d' improperis, 
tot sol, tot nu, desert de refregeris >^, 
gens no dubtas de creur el per qui era. 



I Z>. rags. 2 /). ha. 3 Z). ab. 4 Z>. tant. 5 C d' aquel. 
6 B, cef. 7 B. Z). empiri. 8 B. D. encenguc. 9 B. D. reprouas. 
10 B. D, ferma 11 D. vito. 12 B, asseguaraus. Z>. assegueraus. 
1 3 B, Profeta. '14 D. deto. i3 D, mes. 16 B.D, refrigerís. 



Digitized by LjOOQIC 



3o4 apíndioe. 

Los merits seus vos feren tant mereixer, 
qu' el mereixques en poch espay coneixer. 

Saltejador hi ladre fos molt digne 
en V ultim pas del viure passant > vostre , 
quant peí barranch de mort kía y maligne 
ves affrontar lo Rederoptor insigne , 
ab lo tresor molt rich del rescat nostre. 
Ab cor contrit cuytas per aferrarus >. 
dient gran Rey de tot V uniuers poblé; 
per ser qui sou poden escusarus ^ , 
qu' el meu parer es de jemes 4 deixarus ^ 
fins hará ^ part de vostre tan rich moble. 

Y ell liberal , mírant com lo pregauen, 
donaus molt mes ^ del que vos demanauen. 

Prengueus la creu ab culpa y pertinacia , 
y apres tornaus de tots los males delliure ; 
rebeus ab cris ^ delictes hi desgracia , 
hi despedius apres ab tanta gracia 
que gens nou sap la mia ploma scriure. 
Hi per qo huy la sancta 9 sgleya us mostra 
prop de Jesús, penjant per excellencia, 
ha de notar la fí perfecta vostra 
que si US seguim al temps de la mort nostra , 
esser no us ^o pot negada la clemencia. 

Donchs suplican ha Deu qu' ils i' fels abraca 
que tal merqé com feu á vos nos fa^a. 



1 B. D. passat. a Z). aferramos. 3 D. escusaruos. 4 D, james. 
5 D, deixanios. 6 D, hauer. 7 B. mes que vos demanauen. D. mes que 
vos li demanauen. 8 D. crims. 9 B. D, santa. 10 Z). nons. 1 1 D. qu' il. 



Digitized by LjOOQIC 



APÉNDICE. 



3o5 



24 
(T., /. 14.-5., /. i3i^.o-i4., /. 15».«) 

Villancico de Don Diego 
LoFEz DE Haro. 

Pues hijo de Dios parí, 
¿porqué se dubda de mí? 

Si dubdan por ser muger, 
miren Dios muy poderoso, 
y verán que auie ' de ser 
lo que fué muy milagroso; 



y por esto > que crey 
quiso Dios nacer de m(. 

Dudan mi virginidad , 
por dezir que he concebido; 
assí fué, y es verdad , 
pero fué por el oydo ; 
y la palabra que oy 
fué el varón que yo parí. 

Miren todas las naciones 
cómo Dios, el alto Rey. 
á los duros corazones 
en las piedras dio la ley; 
mas á mí porque crey , 
por su Hijo dióla en mí. 



25 

( r., /. 9.-5., /. 9.-^., /. 16 v.o) 

Del mismo Alonso de Proaza, en loor de la ya nombrada Santa ^. 

Tres fíeros vestiglos, soberuios gigantes, 
contrarios perpetuos del bieu operar, 
salieron, Señora, con vos á lidiar 
en diestros cauallos, ligeros, volantes; 
mas esta batalla por vos acceptantes 
los santos tres votos de vos essenciales , 
caualgan armados , y en fuerzas yguales , . 

se hallan en campo los seys batallantes. 

Los vnos enlazan los yelmos d^ aquende , 
los otros las lan9as engoman d' allende. 

Y vnos á otros se dexan. venir, 
y dánse recuentros de tanta fiereza , 



I A auia. s D, etso. 3 Santa Catalina, 



Digitized by LjOOQIC 



3o6 apíndick. 

que creo lidiantes de tal fortaleza 
en justas se vieron jamás combatir. 
La sancta pobreza hizo salir 
al Mundo del rende, del golpe primero; 
la fuerte obediencia al Diablo roncero 
hizo las armas en campo rendir. 

Y d* esta manera vencidos los dos , 
quedaron , Señora , subjectos á vos. 

El blanco cauallo de más excelencia 
en que justaua la casta donzella, 
encuentra, derriba por tierra, tropelía 
la Carne que haze mayor resistencia; 
y luego fué dada por Dios la sentencia 
que el Mundo, la Carne, el gran Lucifer, 
nunca más armas ossasen hazer 
con la grandeza de vuestra potencia. 

E aquesta batalla de tres contra tres, 
por estas tres coplas se supo después. 



26 

(T.. /. 14 v.<»-5.,/. 14.-4.. f.76pO) 

Romance de otro cauailero. 

Durmiendo yua el Señor 
en vna ñaue en la mar; 
sus discípulos con él, 
que no le osan recordar. 
El agua con la tormenta 
comentóse á leuantar; 
las olas cubren la ñaue, 
que la quieren anegar. 
Los discípulos con miedo 
comentaron de llamar, 
diziendo:— Señor, Señor, 
quiérasnos presto sainar. 



Y despierto el buen Jesú, 
comentóles de hablar: 
—¡O hombres de poca fe! 
¿Qué temeys? Quered pensar 
quán gran ofensa es á Dios 
de su gran poder dubdar. 

Y leuantóse mandando 
á los vientos y á la mar. 
Gran espanto puso entr' ellos 
y muy más marauillar, 
diziendo:— ¿Quién es aqueste 
que el tiempo haze mudar? 

Villancico, 

Poca fe haze mudar, 
y al amor 
quien le prueua es el temor. 



Digitized by VjOOQIC 



ápíndicb. 



3o7 



Aquesta tormenta fué 
por mandado diuinal 
para en pniena de la fe ; 
no fué cosa natural: 
donde muestra que quien ama, 
en el temor 
ha de auer la fe mayor. 

Pues la barca d' este mar 
por la fe nuestra se cuenta 
que no se puede anegar, 
aunque reciba tormenta; 
como el fuego enturbia el oro 
su color, 
mas después sale mejor. 



27 



( l, /. 14 9.^-S., /. 14.-4., /. 26.; 

Villancico de Puerto Carrero 
á Nuestra Señora. 

No ay palabras que declaren 
lo que siento 
de tu gran merecimiento. 

Corona de las mugeres , 
Madre de tu mismo Padre; 
pues él te escogió por Madre, 
claro nos muestra quién eres. 
Tal eres, qu' en quanto quieres 
es contento; 
<qué mayor merecimiento? 

Fué en estraña manera 
tu perficion escogida, 
que dio vida á nuestra vida, 
siendo de muerte heredera: 
fué tan complida y entera, 



que el tormento 

nos trueca en merecimiento. 

¿Quién se porná en alabarte 
que por mucho que te alabe 
no se acabe antes que acabe 
de dar comiendo á loarte? 
No te contemplo por parte , 
que no siento 
ser tuyo el merecimiento. 



28 



(T.,/. 14 v.^-S.,f. 14.-4.,/. 26 V O) 

Otra suya. 

Esfuércense en tu presencia 
mis infinitos pecados, 
pues tú sola á los culpados 
deues toda tu clemencia. 

Que en tí, Señora, se esmalta 
el Hijo de Dios muy alto, 
donde si me hallo falto, 
sé que fué por nuestra falta. 
Y pues de tanta excelencia 
te sirueñ nuestros pecados, 
justos somos los culpados, 
justa deuda es tu clemencia. 

29 

(5.,/. 14. -.4.,/. 26.) 

Del mismo, a la noche de 
Nauidad. 

¡O qué nueua nouedad, 
nouedad marauillosa! 
¡Qué Virgen , Madre y Esposa 
de toda la Trinidad ! 



Digitized by LjOOQIC 



3oS APÉNDXCfi. 

¡Hija de Dios poderoso, 
Madre de Dios vno y trino! 
¡Qué parto tan glorioso! 
¡Qué misterio tan diuino ! 
¡Qué diuina humanidad! 
¡Diuinidad tan hermosa! 
¡Qué obra tan milagrosa 
de toda la Trinidad? 



3o 

(T.. /. 15.-5., /. 14 f.^^-il., /. 17.) 

Canción de Soria. 

El sí , sy; el cómo, no sé 
d' esta tan ardua quistion ; 
que no alcanza la razón 
adonde sube la fé. 

Ser Dios hombre y hombre Dios, 
ser mortal y no mortal , 
ser vn ser estremos dos, 
y en vn ser no ser ygual. 
Es, siempre será, no fué, 
siempre fué y siempre son , 
siempre fué, mas no d' un son , 
y aquí la razón es fé. 



3i 



(T.. /. 1 5.-5.. /. 14 y^^-A., /. 27.) 

Glosa de Diego NüRez de 
QuiRÓs. 

El sy, sy; el cómo no sé : 
estos dos síes aquí , 
el primero es por la fé, 



y el segundo por el sí. 
El cómo es la Encamación 
diuina que contemplamos; 
que los medios no alcanzamos 
d* esta tan ardua question. 

Que no alcanza la razón 
tomar Dios nuestro metal, 
porqu' esto es de condición 
impossible al natural. 
Y fué hecho asst porque 
fuesse el hombre redemido; 
porque no alcanza el sentido 
adonde sube la fé. 

Ser Dios hombre y hombre Dios, 
fué porque el hombre pecó; 
porque pagasse por nos 
lo que assf por nos pagó; 
que la ofensa paternal 
poco se satisfiziera < 
si Dios Hijo no quisiera 
ser mortal y no mortal. 

Ser vn ser estremos dos, 
es ser humano é deuino, 
lo qual quiso hazer Dios 
por tí, pecador no digno ; 
que siendo extremo perfecto 
en su bonddd diuinal , 
ab eterno fué concepto • 
y en vn ser no ser ygual. 

Es , siempre será , no fué , 
porque en Dios no ay tal potencia, 
sino vna actual presencia 
do no ay será ni seré ; 
y si siempre fué, se entiende 
porque él siempre tomó vnion , 



t />. satisfiíziera. 



Digitized by LjOOQIC 



APÉNDICE. 



3o9 



por la quai se comprehende 
siempre fué y siempre son. 



FIN. 

Siempre son, mas no d' un son, 
porque el Hijo ygual al Padre 
no es ygual quanto á la Madre , 
mas es siempre en duración; 
é si nuestra imperficion < 
no alcanzare cómo > fué, 
tomemos fé por razón , 
que aquí la razón es fé. 



3i 



Otro Villancico de Soria. 

Vos, Reyna, soys claridad 
por donde la lumbre vimos 
que sin vos ver no podimos. 



Todos fuimos ygnorantes 
por el pecado del padre y 
hasta que vos fuistes Madre 
que supimos más que d' antes. 
Andáuamos mendigantes, 
agora ricos biuimos, 
que sin vos ver no podimos. 

Más sabe quien poco sabe 
que sabíe ^ quien más sabia : 
la eternal sabiduría 
donde no cupo ya cabe. 
Vos , Señora , soys la Uaue 
con qu* este secreto abrimos, 
que sin vos ver no podimos. 

Pues es tanto lo que days, 
¡ quánto será lo que os queda! 
¡ O muy preciosa moneda 
con que á todos contentays! 
Que estays llena y derramays , 
siempre que siempre pedimos, 
que sin vos ver no podimos. 



Z). imperfedon. 3 D. el cómo f. 3 D, sabía. 



Digitized by LjOOQIC 



SÍGUENSE CIERTAS OBRAS 



DIUERSOS AUCTORES, 

HECHAS TODAS ELLAS EN LOOB DE ALGUNOS SANCTOS^ SACADAS DE LAS 

JUSTAS LITERARIAS QUE SE HAZEN EN SEUILLA POR INSTITUCIÓN DEL 

MUT REUERENDO É MAGNÍFICO SEÑOR EL OBISPO DE SCALAS. Y 

ESTAS PRIMERAS COPLAS SON EN LOOR DE LA RBYNA DEL 

CIELO, MADRE DE DIOS T SEÑORA NUESTRA. 



33 
Polo de Grimaldo, canónigo de la santa yglesía de Seuilla 



Virgen bendita sin par, 
Santa Madre del más Santo, 
visto lo que he de loar, 
hallo qu* es mejor callar 
que dezir poco de tanto: 
y pues que en nadie no cabe 
vuestro mucho merecer, 
pensar de darlo á entender 
será yerro, pues se sabe 
que no se puede saber. 

Alta Rey na esclarecida, 
quanto se dice de vos 
cabe, y es deuda deuida, 
sin henchir vuestra medida, 
pues en ella cupo Dios : 
assi que pierda esperan<;a 
quien bien espera loar, 



sin pensar en confiar, 

que aquello que no se alcanza 

muy mal se puede juzgar. 

Yo sé muy bien quién sabría 
dezir lo que merecistes : 
el que se perdió este dia . 
por quien vos , Señora mia, 
tan gran congoxa tuuistes. 
Dígalo el Rey soberano 
que tal os quiso elegir; 
muestre por dónde hemos de yr, 
que lo que excede á lo humano, 
diuino se ha de dezir. 

Para pensar de alabar , 
yo no sé mejor camino 
que pedir é suplicar, 



I Desde esta composición hasta la i lo inclusive, dejaremos de indicar los folios, por 
pertenecer todas al Cancionero de Sevilla de i34o, en el que ocupan los folios 140 
á 207 vuelto. {X, del E,) 



Digitized by LjOOQIC 



apíndice. 



3ii 



como á quien lo puede dar, 
nos deys lo que days contino: 
porque con las obras vuestras 
que solemos rescebir, 
se podrá muy bien sentir 
lo que las palabras nuestras 
no pueden saber dezir. 

Norte por quien nos guiamos 
en la gran mar d' este mundo, 
muéstrate, pues te llamamos. 
Madre por quien esperamos 
ser librados del profundo; 
y pues se deue á la Madre 
obediencia filial, 
pide al Hijo celestial 
que lo haga como Padre 
con el linage humanal. 

FIN. 

¿Quién yrá desconfiado 
ant' el trono de Dios Padre, 
si ant' el Padre está assentado 
su Hijo crucificado, 
y par del Hijo la Madre? 
Pedilde, Santa, pedilde 
que á todos nos quiera dar 
de su gracia singular, 
que Hijo que es tan humilde, 
nunca lo podrá negar. 

El mismo á los Jueces. 

El villancico é canción 
no me haga perjuyzio, 
ni entren en el juyzio 
para mi condenación. 



De lo no bien dicho apelo; 
den al bueno el terciopelo, 
que mejor habla en el caso , 
los otros vayan de raso, 
pues se fué el raso de buelo '. 

Con vna letra que diga. 

Uno lleuará el jubón , 
é quinientos la passion. 



34 



Juan de Silua de Gozman. 

El rtiayor loor que veo 
es lo menos que teneys, 
y á loar lo que en vos creo, 
queda muy baxo el desseo, 
según lo que meresceys: 
pues diré, é no diré nada 
que sea en vuestro loor, 
porque para ser loada 
os dexó en sí reseruada 
vuestro propio Hazedor. 

Y aunque Dios á mí me diesse 
poder para que dixesse 
la gracia que en vos esmalta , 
por tocar en mí era falta, 
aunque de buelo viniesse : 
que vuestro Hijo, que es Dios, 
me quita aquesta esperanza , 
que él quiere que os loeys vos, 
porque en vos loays los dos, 
Hazedor y semejanza. 



I Alusión á las piezas de telas de terciopelo, raso, jubones de brocado, etc., premio 
ordinario de las justas y torneos. ^iV. del E.) 



Digitized by LjOOQIC 



3l2 



APÉNDICE. 



Que no os loa aunque os alabe 
el que más sabe alabar; 
que lo menos que en vos cabe 
es lo más del que más sabe 
loores para os loar. 
La diuina hermosura 
os hizo á su semejanza 
de tan alta y gran hechura, 
que ninguna criatura 
á bien loaros alcanza. 

E viendo en vuestra presencia 
sus diuinales primores, 
la muerte tomó en paciencia. 
De muy limpio amor de amores 
de vuestra gran excelencia, 
hizo en vos vn parayso 
y escojólo para sí, 
do en veros tanto se quiso, 
que andana como Narciso, 
enamorado de sí. 

Todo saber é cordura 
en vuestro loor se assombra, 
como niño que procura 
en abra(;ar la figura 
que haze su propria sombra. 
Vos soys espejo perfeto 
donde se paresce Dio^. 
Él la causa, vos efeto; 
el que abra<;a este secreto 
queda abracado con vos. 

FIN. 

E pues no alcanzo ni sé 
lo menos que d* esto toco, 
por lengua hable la fé, 
que con ella no erraré, 
aunque yerre en saber poco; 
y puesto que el pensamiento 
hizo Dios libre en pensar, 



en lo menos que en vos siento 
va pensando tiento á tiento 
con temor de se ahogar. 



3S 



Bartolomé Torres Naharro. 

Aquí me mandan loaros, 
Señora y gloria de nos, 
donde para yo ygualaros, 
cumplía vos abaxaros, 
lo que no permite Dios. 
Piensen todos como yo 
para ver qué teneys bueno; 
quién de vos se enamoró, 
y de quán alto baxó 
á meterse en vuestro seno. 

Ninguna lengua esmerada 
puede aquí ganar victoria, 
qu* el loor no vale nada 
quando á la cosa loada 
no le dan toda su gloria. 
¿Qué hará la lengua mia , 
instrumento de vn vil hombre, 
pues que, preciosa María, 
lá más alta poesía 
no es digna de vuestro nombre? 

Vuestra bendita humildad, 
causa de nuestro consuelo^ 
tanto algo la humanidad , 
que con la diuinidad 
se llegó á uer en el Cielo. 
Pues á causa en quien se esmalta 
tanto bien quanto nos traxo, 
¿qué alabanga yrá tan alta 
que no sea clara falta 
dozientos cobdos por baxo? 



Digitized by VjOOQIC 



APÉNDICE. 



3i3 



Reyna por Dios escogida, 
y en su pecho preseruada; 
santa en antes que nascida, 
Virgen después de parida, 
y ante los siglos criada; 
ved quién mandays que os alabe, 
ó qué queda por saber, 
si por muy cierto se sabe 
que en todo el mundo no cabe 
quien en vos pudo caber. 

Y pues á vuestro valor 
nuestra rudeza no alcanza, 
de aquel tan gran Hazedor 
de quien salió tal lauór, 
de aquel salga el alabanza; 
y del baxo componer 
recebid la deuocion, 
que del humano saber 
á quien soys ó podeys ser 
no ay ninguna proporción. 

FIN. 

Yo, pues, Señora, he pensado 
que pueden loaros harto 
de buena, vuestro dechado, 
de hermosa, vuestro amado, 
y de Virgen vuestro parto: 
que todo nuestro dezir, 
como somos pecadores, 
es entrar y no salir, 
comen^r sin concluyr 
y al oro poner colores. 



36 

Gerónimo del Rio. 

Madre é Virgen, ¿quien sabrá 
loar lo menos de vos? 



¿Palabra quién la dirá 
de la que parido ha 
á la palabra de Dios? 
Que quanto encubro el sentir 
para poder alabaros, 
más me veo descendir 
y á vos más alta subir 
porque no pueda alcanzaros. 

Pues, Reyna y Emperadora 
de quantas fueron y son, 
con Dios nuestra mediadora, 
de los ángeles Señora, 
cumbre de la perñcion. 
¿Y cómo sabré alabaros 
hasta que me dexeys veros? 
Bien sé agora en contemplaros 
que sólo sabrá loaros 
sólo el que supo hazeros. 

Que hallasse Geremias 
con pecado venial, 
é después de muchos dias 
el precursor del Mexias 
en la red de original; 
mas vos soys, Virgen bendita, 
(de lo tal no se ha hallado) 
de todo tan libre é quita, * 
que de vos sola se quita 
toda especie de pecado. 

Soys sola quien merescistes 
el que en vuestro vientre anduuo; 
soys sola la que pudistes 
merescer lo que tuuistes 
y nadie terna ni tuuo. 
Hija del que os escojo 
para su Hija é su Madre; 
lanterna do se escondió 
para dar la luz que dio 
á los hijos de su padre. 



Digitized by LjOOQIC 



3 14 apíndioe. 

Palacio mejor que el cielo, 
del mismo Dios parayso, 
posada mayor que el suelo, 
el más delicado velo 
de quantos Dios acá quito: 
velo donde fué velada 
la mesma diuinidad, 
carne donde fué encarnada 
la palabra ya engendrada 
en siglos de eternidad. 

FIN. 

Criatura engendradora 
del mismo que la crió; 
sagrario donde Dios mora, 
templo donde Dios se adora, 
Hija del que ella parió: 
la quitan<;a verdadera 
de quanto pecamos nos; 
la en quien sola Dios s' esmera; 
de los hombres la primera, 
segunda después de Dios. 



37 

Diego Luzero, por glosa de las 
palabras infraescriptas, dize 
en el mesmo loor. 

¡O sagrario virginal, 
principio de nuestra gloria, 
remedio de nuestro mal, 
sin centella, sin escoria 
de pecado original: 
consuelo de nuestra pena , 
eslauon de la cadena 
que nos abraca con Dios ; 
rescebid, Señora, vos 
aquesto que á vos se ordena! 



Arca de sacro tesoro 
de do todo bien nos viene; 
camino por do va el oro 
de gracia que nos sostiene: 
remedio de nuestro lloro, 
gozo de gracia cumplida; 
nuestra perfeta guarida 
do somos fiuorecidos 
al tiempo que más perdidos 
partimos de aquesta vida. 

Splendor lucis eteme. 

Espejo claro, sin ra^a, 
do fué visto nuestro Dios ; 
en el qual hizo la tra^a 
que tomó Virgen de vos 
mostrando clara la cha^a; 
porque el Sagrado Cordero 
si sufrió tan por entero 
trabajos , muerte é passion , 
fué mediante la inuencion 
que sacó de vuestro esquero. 

Imago bonitatis DeL 

Imagen clara, sin falla , 
de aquella bondad diuina, 
pues que claramente halla 
en vuestra sacra cortina 
la gracia quien va á buscalla. 
En vos resciben holgan<;a 
los que están sin esperan<;a, 
y los solos compañía, 
los tristes gran alegría , 
los buenos gran confian<;a. 

Electa vt sol. 

Para ser nuestra abogada 
soys como el sol escogida < 



Digitized by LjOOQIC 



APi^OICK. 



3i5 



y ante los siglos criada , 
y al tíempo que concebida , 
de pecado preseruada: 
porque la gracia especial 
del pecado original 
de que quiso Dios libraros, 
fué para más obligaros 
al remedio principal. 

Pulchra vt luna. 

Hermosa como la lana, 
y aun mil vezes más y más» 
vos formó sin culpa alguna 
nuestro Dios por tal compás 
que no vuo falta ninguna. 
Crió vos tan excelente, 
tan graciosa y prefulgente , 
que qualquiera que á vos viera, 
en las obras conosciera 
ser remedio de la gente. 

Porta celi. 

Puerta del cielo cerrada, 
donde Dios solo se encierra; 
sagrario y templo y morada 
que hizo Dios en la tierra 
sin tener otra posada: 
donde vistió la librea 
de nuestra baxa ralea « 
siendo el tiempo ya complido 
de todo lo prometido 
á la gente de Judea. 

Oliua speciosa. 

Oliua muy speciosa 
do el olio de gracia mana; 
en el fruto muy sabrosa 
y en todas flores muy sana, 



tal que no vos falta cosa : 
el enxerto que salió 
de vuestra preciosa planta , 
ab inicióos eligió, 
como la Yglesia lo canta, 
porque él assí lo ordenó. 

Plantatío rose. 

Planta de fértil rosal, 
de rosas bien ordenado, 
sin manzilla ni señal 
de pecado inficionado 
por la culpa paternal. 
El olor de vuestro fruto 
fué tal que todo el tributo 
pagó de nuestros errores, 
por Ueuar los pecadores 
á la gloria á pié enxuto. 

Stella maris, 

Estrella clara, sagrada, 
d* este mar do nauegamos, 
sédnos guia á la jornada 
do todos yr desseamos, 
pues que soys nuestra abogada. 
Vos, nuestro proprío consuelo, 
vos, sola Reyna del cielo, 
vos, sola Virgen y Madre , 
vos, Madre de vuestro Padre , 
sin contraste, sin recelo. 

Turris Datud inexpugnabilis. 

Alta torre inexpugnable 
de linage de Dauid , 
de valor inestimable, 
sentid. Señora, sentid, 
pues que nos soys fauorable ; 
pues reiidicndo en la Gloria 



Digitized by LjOOQIC 



3i6 apíndicb. 

teneys contina memoria 
de nuestros tristes gemidos; 
porque siendo allá ofrecidos 
alcancemos la victoria. 



Exaltata sicut cedrus. 

Ensal^ida é más subida 
que cedro, ciprés é nardo, 
soys Princesa de la vida , 
vos, nuestro proprio resguardo ; 
vos sin par, vos sin medida, 
vos sin par, pues que nacistes 
sin pecado, como vistes; 
sin medida, pues nasció 
de vos aquel que os crió 
quando Virgen permansistes. 

Fons hortorum. 

De los huertos de la vida 
soys fuente de plena gracia, 
do los que van de vencida, 
(pues que Dios en vos se espacia,) 
resciben gracia cumplida; 
los captiuos redención; 
los buenos satisfacion; 
los afligidos consuelo, 
sagrada Reyna del cielo, 
los tristes, consolación. 

Hortus conclusus. 

Huerto precioso, sagrado, 
do mora la Trinidad; 
donde el Hijo fué plantado 
por la santa humanidad , 
y el huerto siempre cerrado 
fué plantado por la mano 
de Espíritu soberano; 
y la tierra fuistes vos 



donde fué plantado Dios 
por hazerse nuestro hermano. 

FIN. 

Ciuitas Dei. 

Cibdad en donde Dios mora, 
gozo de los escogidos, 
verdadera intercesora 
de los tristes afligidos 
que vos llaman cada ora : 
fin de nuestra bienandanza, 
remedio por do se alcanza 
de nuestras culpas perdón ; 
bien de nuestra redención 
y toda nuestra esperanza. 



38 



Alfonso Hernández. 

Virgen, Reyna , Emperadora, 
de alegría dulcedumbre, 
de loa ángeles Señora, 
de las gentes guiadora, 
de gloria muy alta cumbre: 
sagrario muy glorioso 
de tu esposo, 
templo de la Trinidad , 
cumbre de virginidad 
donde está nuestro reposo. 

Eternamente escogida 
de Dios para ser su Madre ; 
sin pecado concebida , 
Madre de gloria complida , 
Madre de su Hijo é Padre: 
donde nuestro Redentor, 
Criador, 
se vnió con la criatura; 



Digitized by LjOOQIC 



apíndios. 



3,7 



donde imprimió la figura 
de excelente resplandor. 

De vos el Sabio escriuió 
que soys más linda que rosa, 
é soys claridad del dia, 
y el Norte que á todos guía, 
y el estrella más hermosa. 
Santo Tomás escriuió 
lo que vio 
por Espíritu diuino; 
el Escoto y Augustino, 
lo que Bernardo sintió. 

Dizen soys linda cibdad 
con torre de fortaleza, 
muy cercada de humildad, 
llena de virginidad, 
fundada sobre firmeza. 
Fortalecida de muro 
con vn juro 
de la fe por defensor, 
donde el ^'usto é pecador 
biuirán siempre en seguro. 

Al oro é piedras preciosas, 
perlas, plata y el metal, 
los panes, yemas hermosas, 
los lirios, flores é rosas 
cielos, tierra en general; 
todos juntos en conseja 
son ley vieja 
en vuestra comparación; 
vos soys ley de saluacion 
que todo bien aconseja. 

FIN. 

Mas todos quantos hablaron 
en loor de tal manera, 
en vna cosa acertaron, 
que es la mejor que hallaron : 



soys Madre de Dios entera; 
porque las cosas criadas, 
comparadas 

' después de su Criador, 
son á vos todas deudor 
y os deuen ser humilladas. 



^9 

Canciones é Villancicos en ala- 
ban^ de Nuestra Señora. — 
Juan D£ Silüa ds Gozman. 

Dios en el mundo es venido. 
y porque el mundo le vea, 
ha su palabra vestido, 
para salir muy luzido 
de vuestra santa librea. 

Y para mostrar quién era , 
él en vuestra humanidad 
dio mil golpes por defuera , 
porque conozca qualquiera 
su alta Diuinidad. 
Y por aquesto es venido 
para que el mundo le vea , 
de vuestra carne vestido, 
para salir muy luzido 
con vuestra santa librea. 



40 
Otra Canción de Polo de Gri- 

MALDO. 

Quanto en este regocijo 
oy se dize digo yo, 
que ya, Virgen, lo mostró 



Digitized by LjOOQIC 



3i8 

á la larga vuestro Hijo 
quando por Madre ot tomó. 

Lo que ae puede desür, 
por lo que hazeys lo vemos; 
y de aquí se ha de inferir 
que no se puede escreuir, 
pues que lo menos sabemos. 
Todo es un grano de mijo, 
visto lo que Dios os dio, 
que ya, Virgen, lo mostró 
á la larga vuestro Hijo 
quando por Madre os tomó. 



apíndicb. 



41 



Gerónimo del Rio. — Canción. 

Viéndoos humilde peón, 
aunque muy alto en la fama , 
hízoos Dios, Virgen, .la dama 
para nuestra redención. 

La dama siendo perdida » 
y el cauallo y cauallero, 
y todo el juego y tablero, 
y por precio nuestra vida ; 
viéndoos humilde peón, 
aunque muy alto en la fama, 
hízoos Dios, Virgen, la dama, 
para nuestra redención. 

Que viendo ya sin debate 
ser todo, todo perdido, 
á ser dama os ha subido 
por dar al diablo mate. 
¡O Virgen sin corrupción, 
triumpho de eterna fama, 
de chico peón gran dama 
para nuestra redención! 



41 



Otra Candonde Diego Benitez. 

¿Quién podrá, Virgen y Madre, 
daros más alto renombre 
que ser Hija de Dios Padre 
y Madre de Dios y hombre? 
Soys Hija, porque os crió; 
Madre, porque lo paristes; ' 
Hija, porque d' él vuistes 
el ser que á todos nos dio. 
Assí que , Virgen y Madre , 
de muy precioso renombre, 
soys Hija de vuestro Padre, 
y Madre de Dios y hombre. 



Juan Pérez. 

Reyna y reyno en quien revnó 
el Rey alto, soberano; 
de vuestras carnes salió 
la carne con que sanó 
el mal del género humano. 

Para el dolor que eredamos 
de la culpa paternal 
y dolencia en que enfermamos 
fué xaraue que tomamos 
vuestro yitf/ celestial: 
para lo qual os dotó 
el alto Rey de su mano 
por su tra^a do tra^ó 
aquel yugo con que vnió 
consigo el género humano. 



Digitized by LjOOQIC 



APÍNDtOE. 



3.9 



44 

Alonso Pérez. 

En lo que os puedo loar 
es que no alcanzo á loaros; ^ 
que nadie os puede alabar 
que se alabe de alabaros. 

Que quien piensa que os alaba, 
Virgen é Madre de Dios, 
menos comien<;a de vos 
quando más piensa que acaba. 
¿Pues quién osará tomar 
el raso por más loaros, 
que nadie os puede alabar 
que se alabe de alabaros? 



Otra Cancipn. 

¿Qué mejor loor de nos 
podeys, Virgen, rescebir 
que con fé cierta decir 
cómo soys Madre de Dios? 

Que deziros diuinal 
y que el cielo nos cobrastes , 
y deziros que soys tal 
que days gozo á nuestro mal , 
por el Hijo lo ganastes. 
Y razón d' esto entre nos 
no ay mejor para os seruir, 
que con fé cierta dezir 
cómo soys Madre de Dios. 



46 

Otra Canción. 

Alabaros, celestial, 
¿quién podrá, Señora mia, 
aposento de alegría, 
sino aquel que os hizo tal 
que sanastes nuestro mal ? 

No ay quien quiera por medida 
mediros que no se assombre , 
viendo que soys la guarida, 
guarida de nuestra vida 
en quien cupo Dios y hombre ; 
y pues sobrenatural 
es todo vuestro primor, 
i quién os puede dar loor 
sino aquel que os hizo tal 
que sanastes nuestro mal? 



47 



Otra Canción de Felípe Gui- 
llen. 

Sola vna puntada dieron , 
gran Señora, en tu calcado 
los que loar te quisieron, 
y el hilo les fué prestado 
de ti con que lo cosieron. 

Porque tu santa presencia 
es de tanta perfecion , 
que la diuinal essencia 
viendo tu gran excelencia , 
de ti hizo guarnición. 
Pues digan quantos dixeron 
los que en algo te han loado • 



Digitized by LjOOQIC 



320 

que si tal puntada dieron , 
de tí les fué el hilo dado 
con que cossella supieron. 



▲píndiob. 



48 

Pero Hernández. — Canción. 

¡O Virgen, donde fué Dios 
esmaltado y enuestido 
de aquel metal más subido 
que fué Señora de vot 
ante sécula escogido! 

En vos, vaso cristalino, 
blanco, limpio, sin pecado, 
vino Dios é fué encarnado; 
en vuestro vientre diuino 
tomó carne y fué humanado. 
Consoladora de nos, 
vergel muy santo é florido, 
de donde fué Dios nascido, 
y del mesmo fuystes vos 
de ante sécula escogido. 



49 

Andrés de Québedo.— Canción 

Fuente de contentamiento, 
yo que loarte no sé, 
aparto el entendimiento 
por loarte con la fé. 

Otra semejante adola 
á tu sagrada humildad; 
tienes más gracias tú sola 
que piensa la humanidad. 
Tú de Dios claro aposento, 



yo que loarte no sé, 
aparto el entendimiento 
por loarte con la fé. 



5o 

Rodrigo YaRez. — Canción. 

Alta Reyna esclarecida 
de quien nasció Dios Jesú, 
muy notorio está que tú 
eres Madre de la vida. 

Por la diuinal potencia 
de ante sécula ordenada, 
limpia, recta, preseruada 
de la original dolencia; 
fuiste de Dios escogida 
para en tf venir Jesú; 
por do claro está que tú 
eres Madre de la vida. 



5i 



NicülAs NuRéz. 

Norte de los mareantes 
que en este mar nauegamos; 
puerto seguro do entramos 
huyendo de los leuantes 
con que á vezes trabucamos. 

Pues con tal norte surgidas 
en vuestro puerto ó baya 
la tormenta é trauessía 
y el temor de ser perdidos 
se nos torna en alegría; 
assí que, siendo constantes, 
que de vista no os perdamos, 



Digitized by VjOOQIC 



apéndice:. 



321 



aunque tormentas corramos, 
huyendo de los leñantes, 
seguro puerto tomamos. 



52 



Villancicos en loor de Nues- 
tra Señora. — Polo de Gri- 

MALDO. 

Reyna de la gerarchia, 
la grandeza que en vos cabe 
el que la hizo la sabe. 

Déuese de remitir 
alabar tal merecer 
al que lo supo hazer, 
porque lo sabrá dezir. 
Quedar Virgen é parir 
en gran marauilla cabe ; 
el que la hizo lo sabe. 

Ser Madre , Hija y Esposa , 
y merescer lo que fué, 
esto dígalo la fé , 
que el pensamiento no osa. 
Sin dolor parir gozosa, 
no sé yo cómo se alabe; 
el que la hizo lo sabe. 

Pues cupo en su vientre santo 
el que no «abe en el cielo, 
no es bien quepa en el suelo 
el cómo se hizo tanto. 
Dezir d' esta cuenta el quánto 
en razón pura no cabe; 
el que la hizo lo sabe. 

I galana ? 



La palabra cortesana 
del cielo diga de vos, 
pues que la misma de Dios 
en vos tomó carne humana. 
Tornad mi lengua la gana >, 
que si quereys que la alabe , 
el que la hizo lo sabe. 



53 



Andrés de Qüebedo. — Vi- 
llancico. 

Pues que soys Reyna del cielo, 
Madre de Dios uerdadera , 
¿qué querreys vos que Él no quiera? 

Por el honor maternal 
que os deue por su clemencia, 
parecería inobediencia 
huyr vuestra voluntad ; 
é viendo que en humildad 
le soys, Virgen, compañera, 
¿qué querreys vos que Él no quiera? 



Gerónimo del Rio. — ViUan- 
cico. 

Pues distes mate al diablo, 
dama del Rey que Dios es, 
dadnos su gloria después. 

Sé que algo ha de aprouechar 
dar mate á tal jugador, 
que aun para el más pecador 



Digitized by LjOOQIC 



55 



Diego Benitez. — Villancico. 

Ninguno podrá, Señora, 
daros el loor que en vos 
cabe, porque cupo Dios. 

¿Quién comentará á dezir 
de vos, Virgen é parida, 
si no quisiere medir 
lo que no tiene medida? 
¡O princesa de la vida! 
¿quién podrá medir á vos 
pues vos medistes á Dios? 

Sagrada Virgen sin par, 
Madre de gracia complida , 



322 APÉNDICE. 

se pudo el juego ganar. 
Pues tal os quiso criar, 
dama del Rey que Dios es, 
dadnos su gloria después. 

La gloria que el precio fué 
que en el tal juego jugamos, 
con las obras la ganamos, 
y no por sola la fé. 
Por ellas yo apostaré , 
dama del Rey que Dios es, 
que nos la dareys después. 

Como dama fuystes hecha 
en el tablero bendito', 
fué firmado el fin é quito 
de la culpa satisfecha. 
Pues cantemos por deshecha : 
— Dama del Rey que Dios es, 
dadnos su gloria después. 
Amen. 



comiendo sm comentar 
á dezir, si soys seruida: 
— Fuistes tan baxa é subida, 
que ser merecistes vos 
medida do cupo Dios. 



56 

Otro Villancico. 

Gózaos, Rey na del cielo, 
pues que paristes aquel 
que os hizo ser Madre d' Él. 

Ser tan pobre é ser tan rica , 
y ser Virgen siendo Madre, 
y ser Madre de su Padre, 
y ser grande por ser chica, 
bien creemos que se aplica 
en vos todo por aquel 
que os hizo ser Madre d' Él. 

Luego con mucha razón 
os deueys, Reyna, gozar. 
Madre é Virgen singular, 
esmalte de perficion, 
espejo sin corrupción 
por donde vimos aquel 
que os hizo ser Madre d' Él. 



Hymno á Nuestra Señora» del 
Bachiller Céspedes. 

Clara luz^ lumbrosa estrella, 
luzero de la mañana. 
Madre, Virgen, la más bella, 
la más limpia é sin quereUa 
de nuestra miseria humana: 



Digitized by VjOOQIC 



APÉNDICE. 



323 



¿Qué saber sabrá dezir, 
ni qué sentido sentir 
vuestra excelencia infinida? 
Que quien no tiene medida 
muy mal se puede medir. 

Yo no sé loor que daros 
con que más os holguéis vos, 
ni con qué más agradaros, 
sino con siempre llamaros 
Virgen y Madre de Dios. 
Deziros fuente sellada, 
deziros puerta cerrada , 
y de aguas biuas vn pozo , 
no sentireys tanto gozo 
quanto en ser Madre llamada. 

Porque por Madre ganastes 
ser de culpa preseruada; 
por Madre de Dios gozastes 
de vn gran nombre que cobrastes, 
que es de ser nuestra Abogada: 
por Madre de Dios graciosa 
soys Madre, Hija y Esposa; 
por Madre de Dios que os quiso, 
soys Reyna de parayso, 
después d' Él la más preciosa. 

Por Madre de Dios teneys 
la mano en nuestra concordia ; 
por Madre de Dios podeys 
llamaros quando quereys 
Madre de misericordia: 
por Madre de Dios querida, 
qu' es la vida, soys vos vida; 
por Madre nuestra esperanza , 
por Madre nuestra holganza , 
por Madre nuestra escogida. 

Por Madre de Dios tenemos 
en el cielo á vos por Madre; 



por Madre de Dios podemos 
cada hora que queremos 
alcanzar perdón del Padre. 
Del Hijo Madre os llamamos 
los que desterrados vamos; 
por Madre de Dios se espera 
que vos sereys medianera 
para que á la gloria vamos. 

FIN. 

Assí que pues vos gozays 
d' esta alabanza y loor, 
más de quantos oyays , 
yo os suplico me tengays 
por mayor alabador; 
é si no merezco seda , 
merezca gracia que pueda 
seruiros en esta vida , 
y después de la partida, 
ganar la gloria que queda. 
Amen. 



59 



Coplas hechas en loor del glo- 
rioso Precursor San Juan 
Baptísta. — Pero Mexía. 

Cuento vncuentodo noay cuento, 
voy por camino sin cabo, 
va perdido el pensamiento, 
pues digo lo que no siento 
y á quien par no tiene alabo. 
Por Sant Juan Baptista digo, 
á quien Dios mismo alabó 
como á su mayor amigo: 
pues donde Dios es testigo 
ved qué prueua haré yo. 



Digitized by LjOOQIC 



324 



APÍNDICX. 



Parecistes tanto á Dios 
aue fuestes por Él tenido: 
El palabra, la hoz vos; 
assí que de ambos á dos 
vno solo es el sonido : 
y vos sojrs quien lo entonastes, 
que aunque el tono yo no sé, 
sé que es Dios el que cantastes, 
y con el dedo apuntastes 
lo que otros cantan por fé. 

Y fué el tono tan agudo 
de vuestras bozes perfectas, 
que luego en sonando, pudo 
hazer propheta al que es mudo, 
y mudos á los prophetas. 
Fué prometer su hablar; 
vos traeys lo prometido; 
quiso esperanza cessar, 
pues no vuo qué dessear 
después que fuistes venido. 

Dióseos Dios á conocer 
mucho antes que nacistes , 
y en llegando os vino á ver, 
y en comentando á entender, 
al mismo Dios entendistes. 
En todo soys delantero; 
á Dios Ueuays la vandera ; 
salís al campo primero, 
y como buen cauallero, 
vuestra mente es la primera. 

Quedays, pues, de más valor 
con aqueste presupuesto; 
dixoos Dios ser sin mayor, 
assí que os hizo el mejor 
en sólo dezir Él esto: 
que aunque hallara otro tal , 
por ser vos de Dios loado, 
quedastes por principal, 



que si ouiera vuestro ygual. 
quando vos fuera alabado. 

Bástele al ombre querello, 
el alabaros á vos, 
que Dios no entendiera en ello 
si pudiera esto hazello 
otro que no fuera Dios. 
Y pues tal loor jamás 
se ha de poder conclujrr, 
y el desseo es el compás, 
yo soy el que he dicho más, 
pues quisiera más dezir. 



S9 

Diego de Padilla. 

Fuente de santa dotrina 
de quien la santidad mana, 
tal, que natura diuina 
para alaballa se inclina,, 
porque no alcanqa la humana: 
pues nos falta proporción 
entre diuino é humano, 
quitos somos de question, 
que á loar tu perfecion 
Dios ha tomado la mano. 

Él nos dixo por entero, 
Baptista, lo que en ti auia: 
siendo tü su compañero, 
Él es sol , y tú el luzero, 
y tú el alúa, y Él el dia. 
Tú, la boz que resonaua; 
Él, palabra diuinal; 
Él, juez que perdonaua; 
tú, pregón que pregonaua 
su perdón vniuersal. 



Digitized by VjOOQIC 



apíndics. 



32b 



Él, diuino original, 
y tú, su mesmo traslado, 
tan sacado al natural , 
que dubdaua cada qual 
M>bre quién era el dechado. 
Él , Señor que padeciendo 
murió con morir muy fuerte; 
tú , también con Él muriendo, 
maestresala que siruiendo 
le hizo salua en la muerte. 

Tú, el primero confessor, 
penitente sin pecado, 
y el primer predicador, 
y el primer bautizador. 
y el que mejor baptizado. 
De christianos el primero, 
y el primero que adoró 
Dios y hombre verdadero, 
y el que nos mostró el Cordero 
que los pecados quitó. 

Éste que contigo vino 
para dar la luz al mundo, 
te hizo en todo tan diño, 
que , sacado el que es diuino, 
no tiene par ni segundo; 
porque si tuuieras par, 
par truxera en tu prouan<^ 
que se deuiera loar, 
y no pudieran cantar 
de t{ solo esta alabanza. 

Pues si Él te sanctiíicó , 
y si Él te fué á visitar, 
y si Él proprio te alabó, 
¿qué alaban^ diré yo 
con que te pueda alabar? 
Digo q.ue al bien infinito 
que taií bien de tí habló 
me refiero en este escrito, 



y á su dicho me remito, 
que lo mismo digo yo. 



6o 



Andrés de Quebedo, clérigo. 

Donde vemos marauilla, 
si yr ó llegar queremos , 
hinque razón la rodilla , 
á la fe para seguilla , 
y por guía la Ueuemos; 
y aunque algo contrarias son 
razón y fe que nombramos, . 
do con razón no llegamos, 
la fe nos será ocasión 
que creyendo lo entendamos. 

¿Pues cómo os alabaremos 
del Hijo de Dios, Bautista, 
si con razón no podemos, 
que aunque con la fe lo vemos , 
no tiene habla la vista ? 
Y pues humano saber 
no os sabe determinar, 
deuemos, para acertar, 
de vuestro gran merecer 
remitirnos al creer 
mucho más que no al hablar. 

A la figura acabada 
por mano de gran maestro 
cosa parece escusada 
querer darle pinzelada 
la mano del menos diestro: 
y á quien pintó el alaban(;a 
del mesmo que lo crió, 
¿quién llegará ni llegó? 
Mi sentido n' os alcancía , 
que en vos su sí será nó. 



Digitized by LjOOQIC 



326 apínoicb. 

Diuino merecimiento 
diuino loor requiere, 
y el alto conocimiento 
de otro alto entendimiento 
quedar alabado quiere ; 
y assí por este niuel 
os hezistes vos y Dios 
pagados ambos á dos, 
conociendo vos á Él , 
y alabándoos Él á vos. 

Soys tan en limpio sacado 
de aquella luz diuinal , 
que por ser tan su treslado, 
dubdaua el mundo engañado 
quién fuesse el original: 
que el diuino resplandor 
de vuestra sacra inocencia 
era de tanta excelencia, 
que entre el sieruo y el Señor 
turbaua la diferencia. 



Soys el mar de perficion 
do solo Dios halló pié; 
en vos con su discreción 
no tiene puente razón , 
mas tiene vado la fé. 
Pues, hombre, ¿qué te desuelas 
donde atinar desatina? 
que en profundidad diuina 
la razón amayna velas 
y la fe mete bolina. 



6i 



El Capitán Salazar. 

Con dudoso atreuimiento 
lancé, bendito Baptísta, 



deslonjando el pensamiento, 
tras tu gran merecimiento 
y hele perdido de vista : 
que ocupado en las grandezas 
de tu gloria y tus riquezas, 
se está allá y embia dezirme 
que allá en essa tierra firme 
mis más limadas biuezas 
serán grosseras torpezas. 

¿Quién dirá tus marauillas? 
¿Quién será tan atreuido? 
Venga tu madre á dezillas , 
que te sintió de rodillas 
antes de verte nacido, 
ante la Madre donzella 
que viste cubierta en ella 
la luz que nos descubriste, 
de que sólo mereciste 
ser la primera centella 
que mostró la lumbre d' ella. 

En las minas do saliste 
joya pceciosa perfeta, 
en tanta virtud creciste, 
que al padre hablar heziste, 
y á la madre ser propheta; 
y fueron á tu nascer 
todo el celestial poder 
y todo el bien de la tierra, 
y el consejo de la guerra 
que se hizo á Lucifer, 
donde fué el morir vencer. 

Si Dios mesmo se preció 
que fueses su Embaxador, 
y tanto te engrándeselo 
que dixo que no nació 
otro ninguno mayor; 
y fueste d* Él bautizado, 
y Él de tí y tú d' Él criado 



Digitized by VjOOQIC 



APéNDIOB. 



327 



en perfeta perfecion, 
¿pintaré yo de carbón 
lo que Dios ha matizado, 
que es errar en lo acertado? 

En penitencia y martyrio 
en que apenas ay segundo, 
y tú en todo fueste vn cirio, 
labrado en el cielo impirio 
que dio lumbre al limbo y mundo. 
Pues poner yo en vn subjecto 
tu perfecto y mi imperfecto, 
es loar de sciencia vana, 
que es querer con vista humana 
juzgar el diuino objecto» 
que es sobre humano intelecto. 

Tan alto que no te veo 
subes por las perfeciones; 
quédame no más de: Creo; 
sígote con el desseo 
y falto con las razones. 
Mas si los quatro elementos 
se tornasen pensamientos, 
y lenguas, yernas y plantas, 
fueran pocas cien mil tantas 
para tus merecimientos, 
ni aun cien mil cuentos de cuentos. 



62 



Pedro de Salinas. 

Si vuestra gracia especial, 
Precursor, no me socorre, 
no seré tan liberal 
que edifique en vn dedal 
los cimientos de vna torre. 
Pero si ella me reparte 



vna gota de su espuma, 
temblando toma la pluma, 
y de milléssima parte 
haré breuíssima suma. 

Vuestra venida y de Dios 
fueron sabidas primero; 
y fuestes tan digno vos, 
que para anunciar las dos 
vino vn mesmo mensagero; 
y si d' él vino á su Madre, 
y de vos á Zacharía, 
fué porque Dios no deuia 
tener en el mundo Padre, 
mas sólo Madre, María. 

¡Qué gran misterio fué aquel 
de María en Galilea, 
que en diziendo Gabriel 
de su hijo de Isabel, 
luego dixo: — ¡Hecho sea! 
Que en el thálamo precioso 
la esposa se turbó tanto, 
que por quitarle el espanto, 
como amigo del esposo, 
pusiste delante el manto. 

¡Y qué misterio profundo 
de Sant Juan tener audacia 
de escreuiros el segundo 
tras el Redentor del mundo 
del Testamento de gracia! 
Y es porque las profecías 
prophetaron á los dos; 
y está claro, pues que Dios 
lo que dixo Malachías , 
nos dize que fué por vos. 

En naciendo se os siguió 
vn sacrosanto interés, 
que en sus bra(;os os tomó 



Digitized by LjOOQIC 



3^8 APÉNDICE. 

quien en su vientre os mostró 
á quien mostrastes después. 
Yo esto agora contemplando 
¿ la Virgen con los dos, 
alegrándose con vos» 
que os estáuades gozando 
en ver en su vientre á Dios. 

En fin , yo agora quisiera 
vna merced de mi Dios; 
y es que á mí tal me hiziera, 
que en alabaros supiera 
como en merecerlo vos. 
Y aun otra de vos querría: 
que la mesma que teneys 
en los Santos mayoría, 
la tenga yo en estas seys, 
que la joya será mia. 



63 



Cristóbal Mexía. 

El extremo de excelencia 
es más á Dios parecer; 
que ante su diuino ser 
quien más se allega á su essencia 
alcanza más merescer. 
Y pues juntos Dios y vos, 
gran Baptista, entre los dos 
se engañó el conocimiento, 
vuestro gran merescimiento 
anda muy cercano á Dios. 

Pues engáñase en loaros 
quien se engañó en conoceros, 
que el que tal quiso criaros, 
él solo pudo entenderos, 
y él quiso y supo alabaros. 



Mas, buen Baptista sin par, 
pues sabeys tan bien guiar 
que hazeys á Dios camino, 
regid mi saber no diño 
que se atreue á os alabar. 

Palabra y voz juntas son; 
entre vna y otra no hay nada; 
pues vos, boz prophetizada, 
junto estays, pues dajrs el son 
á la palabra encarnada. 

Y son tan de vn tono dos 
vuestra voz y la de Dios, 
que aun el eco se engañó 
del pueblo donde sonó, 
y os tuuo por ¿1 á vos: 

Y fué tan nueuo el camino 
del eco en vuestro metal, 
que fué más que celestial, 
pues sonó el Verbo diuino 
en vuestro órgano mortal 
tanto, que os fué hienester 
ningún milagro hazer 
para no ser adorado; 

y vuestro ser estremado 
tuuo la rienda al poder. 

En aquella estraña gu<rra 
do fué Dios preso y mur ió, 
ángel fuestes que embió 
á descubrille la tierra 
del cielo do os escogió. 

Y armastes la penitencia 
luego de tal excelencia, 
que osó conquistar el cielo 
en verse en vos en el suelo 
par á par con la inocencia. 

Y pues que el saber de Dios 
entre quantos han nacido 



Digitized by VjOOQIC 



ápíndios. 



329 



nos dize de solo vos 
que nadie ha más merecido, 
no ay vuestro ygual entre nos. 
Y tal fuestes menester, 
pues que venistes á ser 
principio de la labor 
más excelente y mejor 
que Dios hauia de hazer. 



64 

AntoRo Pérez. 

A los Santos que loamos, 
aunque se deue, es crianza ; 
mas si en vos bien contemplamos, 
Sant Pedro, vuestra alabanza 
es fuerza que la digamos. 
Pero entendimiento humano 
no os puede loar, del suelo, 
sí no embia el Soberano 
vuestro loor de su mano, 
escrito de allá del cielo. 

¿Qué dirá mi flaca lengua 
de vuestras gracias sin par, 
qu' es echar agua en la mar, 
que ni acrecienta ni mengua 
quanto yo pueda loar? 
Sé que soys, después de Dios , 
el que se ha de obedecer; 
aquesto puedo saber, 
y aquesto alcanzo de vos, 
é assí se deue creer. 

Sé que fuestes piedra ymán 
para traer el azero 
del espejo verdadero; 
y más sé que soys deán 
de la gracia y tesorero. 



Tanto el cielo y tierra nombra 
y alaba vuestra excelencia, 
que todo el mundo se assombra, 
pues hizo más vuestra sombra 
que otros Santos con presencia. 

Vos, preciosa piedra entera, 
hallada para fundar, 
fuestes quien Dios quiso dar 
su mismo yelmo y cimera , 
acabando él de justar. 
Dio 05 la Cruz, que fué su lan^a, 
hfz' 04 su mantenedor; 
pues ¿qué santo aquesto alcanza? 

Y Ueuays de justador 
la fe por más alabanza. 

Con esta fe que ganastes 
en esta justa de guerra , 
con ella misma tornastes, 
y nueuamente justastes 
y ganastes cielo y tierra. 
Distes tan recio el encuentro, 
que vuestra lan9a se mete 
toda hasta el fin del centro; 
Ueuó visera y almete , 
sacó la Uaue de dentro. 

Ya que ouistes bien justado. 
Dios, Sacratíssimo Padre, 
viendo lo que aueys ganado, 
desposóos con nuestra Madre , 
y assí quedastes casado. 

Y ganada estavitoria, 
luego la Uaue tomastes, 
y á los malos la cerrastes , 
abriendo á buenos la gloria , 
y en este fin acabastes. 

Fin. 



Digitized by LjOOQIC 



33o 



apíndioe. 



65 

Pedro de Salinas, 

Aquí me mandan que alabe , 
Pedro, vuestro merecer, 
y para Icor hazer, 
es dezir lo que en vos cabe ; 
pues mirad si puede ser. 
Pero será en conclusión 
dezir y no lo que os toca, 
como vos en la Passion, 
confessar el coraron, 
y negaros con la boca. 

Lo qual está aueriguado 
que fué con sobra de amor, 
pues dexistes , preguntado 
si era de vos más amado: 
— Bien lo sabes tü. Señor. 
Y con este presupuesto, 
como quien con ojos claros , 
quesistes desuergon9aros 
de miedo que de su gesto 
no quísiessen apartaros. 

Suele Dios también pagar, 
como es tan justo y fiel, 
que en aquel grado y lugar 
que alguno lo suele amar, 
en el mesmo lo anía él. 
Por cierto en muy alto grado 
lo amastes y él os amó, 
pues á vos encomendó 
con poder no limitado 
todo á lo que acá baxó. 

Y esto fué tan sin recelo, 
que obligado el mismo Dios, 
dexó firmado en el suelo 



hazer él allá en el cielo 
lo que acá en la tierra vos. 
Y quando tal tiempo vistes 
para merced demandar, 
en nuestro fauor pedistes 
quan grande poder pudistes 
para poder perdonar. 

Y luego el Rey soberano 
dando os la Uaue sagrada , 
quiso, casi como hermano, 
dar la gloria por su mano 
y por la vuestra la entrada, 
ó filé porqqe sin medida 
excede el dar celestial , 
quiso ser tan liberal, 

que dio vuestra sombra vida, 
y la gloria lo real. 

FIN. 

Y assí las obras mayores 
que las que hizo afirmó 
que harian los pecadores, 
por tener de fe heruores 
en vos mesmo las cumplió. 
Porque el miraglo majror 
fué sombra resuscitar, 

y él, ygual al Redentor, 
sobre la^ aguas andar 
á ser nuestro pescador. 



66 
Andrés Qüebedo. 

Quando el costado diuino 
para el humano consuelo 
se hizo puerta é camino 
por do el pecador indigno 
pudiesse passar al cielo. 



Digitized by VjOOQIC 



APÉNDICE. 



33 1 



entonces la piedra dura , 
hecha fuente muy suaue , 
á donde el hombre se laue , 
poniéndose cerradura , 
á vos, Pedro, dio la llaue. 

¿Pues qué diremos de vos, 
bien del bien do el bien se encierra, 
sino que entrambos á dos. 
Dios y vos y vos y Dios 
mandays el cielo y la tierra? 
Lo que con vos se dispensa 
excede á toda razón , 
pues en vuestra discreción 
repuso Dios la despensa 
de su sacra prouision. 

Teneys poder general 
de la diuina clemencia , 
que en el remedio humanal , 
si Christo puso el caudal , 
vos poneys la diligencia. 
Que si á su Madre donzella 
á Sant Juan encomendó i 
á vos primero la dio , 
porque la Yglesia fué ella, 
qu' en vuestras manos quedó. 

Aquellos que en Dios hablaron 
y iH>r fe hombre le vieron , 
á vuestro ver no ygualaron, 
porque de alto miraron 
lo baxo que descubrieron; 
mas vos el más alto nombre 
mereceys é merecistes, 
IH>rque más alto subistes; 
que ellos vieron en Dios hombre, 
mas vos en hombre Dios vistes. 

Quien se precia del tirar, 
con la media vista tira 



para mejor acertar, 

y el que al sol quiere mirar , 

desde la sombra lo mira; 

y vuestra sacra noticia 

de la christiaua verdad 

vido la diuinidad 

del sacro sol de justicia 

á sombra de humanidad. 

nN. 

Y porque en sombra alcan^astes 
aquella deydad de Christo « 
con sombra resucitastes 
quantos con ella tocastes, 
lo que de nadie fué visto; 
y por esta causa vos 
en la Yglesia militante , 
sombra de aquella triunfante , 
estays por sombra de Dios, 
ó casi por semejante. 



67 

Aguilera. 

Suelen los que edificar 
quieren perdurable muro, 
hasta el abismo ganjar. 
porque se suele tomar 
desde el agua lo seguro ; 
y en antes de ser pujada 
la obra , tienen buscada 
la piedra más prouechosa , 
dura, blanca, novetosa, 
porque la más estremada 
ha de ser limpia y lustrosa. 

Pues, Apóstol glorioso, 
quando Dios en vos fundó 
su templo marauilloso, 



Digitized by LjOOQIC 



332 apínoicb. 

no empe^ de lo dudoso, 
que dende el agua os sacó. 
Y como el maestro era 
Dios, conoció la cantera, 
y allí dixo y hecho fué : 
— Sobre tí edificaré 
mi Yglesia y clara lumbrera , 
muro fuerte de la fé. 

E como Dios te llamó, 
conocistes las mercedes. 
] O quán bien te conoció, 
que assí como te tocó 
desaste tu barco y redes I 
¡O trueque muy singular, 
que por verte Dios dexar 
esse pescar transitorio, 
consintió que en Purgatorio 
tus redes puedan pescaí' 
para el diuino auditorio! 



No sé qué más alcan^asses, 
pues Dios no te puso buelo 
con que solo te saluasses, 
mas que lo que acá ligasses 
fuesse ligado en el cielo. 
Gran bien es el que te quiso 
Dios , pues que su parayso 
en tu lengua dio plantado, 
qu' el que es de tí perdonado, 
creemos que Dios lo hizo, 
pues Dios lo dexó mandado. 

Quando en la Passion negaste 
al diuino Redentor, 
aunque del deber faltaste, 
más te fué, que acrecentaste, 
en el diuinal amor; 
y aquel arrepentimiento 
fuesse tal merecimiento, 
que la lágrima menor 



que lloraste fué mayor 
en el diuinal contento 
que la culpa del error. 

FDf. 

Fueron de fe tan pobladas 
las lágrimas que vertiste , 
que Dios las Ueuó selladas , 
y por ser tan estremadas 
ser quien eres mereciste. 
Llenóte Dios tan sellado, 
y fiíeste d' él tan amado , 
que quando resucitó, 
á su Madre apareció, 
y tu fueste visitado 
luego que d' ella partió. 



68 



Diego Amador. 

¿Quién ay que pueda sentir, 
qué juyzio tan profundo, 
qué lengua podrá dezir, 
qué' pluma podrá escreuir 
del gran Principe del mondo? 
¿Quién podrá en él esmaltar 
más de lo que está esmaltado? 
¿Quién lo podrá más pintar, 
pues que el pintor singular 
lo dexó perficionado? 

Que quererlo yo loar, 
según lo mucho ay en él, 
es querer reedificar 
de flaco muro y cercar 
la fuerte torre Babel. 
Y pues para bien loallo 
no basta tinta y papel, 
para más yo sublimallo. 



Digitized by VjOOQIC 



APÍNDICS. 



333 



sienten todos lo que callo, 
no sé más qué diga d' él. 



Aunque muchos Sanctos fueron, 
Patriarcas y Prophetas, 
lo que vos no merecieron, 
puesto que ellos entendieron 
diuinas cosas secretas. 
Dios no vino á su llamado, 
bien como al vuestro venia, 
del alto cielo sagrado, 
con su corte acompañado 
y en las manos se os ponia. 

Vos merescistes quedar 
en el mundo por dechado; 
á vos quiso Dios dexar 
el cargo de apacentar 
sus ouejas en su prado. 
Mirad si os engrandeció, 
que lo que Dios más^quisiera, 
las ánimas que crió 
y que él propio remedió, 
en vuestra gtiarda pusiera. 

El ánima gloriosa 
del inmenso Dios eterno, 
vna vez, Inuy victoriosa, 
despejó la temerosa 
cárcel del obscuro infierno. 
Dio os á vos tan gran poder, 
(esto está claro y notorio ,) 
por más os engrandecer, 
cada dia sin lo ver, 
despoje3rs el Purgatorio. 

FIN. 

Donde podremos dezir, 
aunque á Dios no aya segundo, 
que quiso con vos partir, 
para que ayays de regir 



él el cielo y vos el mundo. 
Los ángeles celestiales 
con los coros soberanos 
en cosas no os son yguales; 
mayor que los principales 
soys de todos los humanos. 



69 

Coplas hechas en loor y ala- 
banza del Bienauenturado 
Apóstol Sant Pablo. — Diego 
DB Padilla. 

Las cosas de admiración 
quanto de más excelencia, 
tanto con más ocasión 
no ha lugar su relación, 
ni basta gran eloquencia; 
y esto mismo nos mostraste, 
Sant Pablo, quando tornastes 
de ver á Dios como vistes, 
que quanto más conoscistes, 
menos nos manifestastes. 

Pues si vos quedastes mudo 
de ver grandezas sin par, 
yo de sciencia tan desnudo, 
bien dudaré, como dudo^ 
de saberos alabar. 
Porque aunque quiera el desseo 
dezir lo que de vos veo, 
veo tanto, tanto, tanto, 
qu' embarazado d' espanto^ 
solamente callo y creo. 

Esta es regla de verdad 
entre los muy enemigos, 
que cuando por amistad 



^Digitizedby Google 



334 apíndiok. 

vienen en conformidad, 
son muy mayores amigos; 
é assí vos, perseguidor 
del diuino Redentor, 
quanto en esto os señalastes, 
tanto más os estremastes 
en serle buen seruidor. 



Quanto el maestro es mayor 
y el escuela más famosa, 
el discípulo es mejor, 
y entonces de más valor 
quando en sciencia fructuosa. 
¡O discípulo tan diestro 
que su Dios fué su maestro, 
y de la escuela diuina 
sacó toda la doctrina 
que sembró en prouecho nuestro! 

Quando corren la carrera, 
si el Juez es verdadero, 
no da el palio ni bandera 
al que sale en delantera, 
sino al que llega primero; 
y puesto que otros salieron 
antes que vos y corrieron, 
en alcanzar más de Dios, 
el palio lleuastes vos 
sobre quantos lo siguieron. 

Fm. 

Al vaso que está colmado 
no le pueden más echar, 
y al que Dios ha fabricado» 
y escogido y alabado, 
iqué alaban(;a pueden dar? 
Que quanto de Dios manaua 
con este vaso se daua, 
tal, que cuando se quebró. 



por los cascos que dexó 
Jesuchristo rebossaua. 



70 



Bbrnaldo de la Torre. 

¿Quién conpomá acá en el suelo 
á tal Pedro loor alguno? 
No ay ángel que dé tal buelo, 
qu el metro ha de ser del cielo 
y el poeta el Trino y Uno: 
que aunque mil lenguas tuuiesse, 
mil manos con que escriuiesse, 
según Dios se esmeró en él , 
no es posible aya otro qu' él 
que la gala d' él dixesse. 

Arco de diuino pino 
que encordó Dios verdadero, 
y él tiró con él primero '; 
pues no es bien que arco diuino 
que lo fleche humano arquero; 
porque si de tal manera 
en diuinal bodoquera 
tiran humano loor, 
si Dios no es el tirador, 
de quebrarse ha la empulguera. 

Angular piedra soys vos 
que á toda la Yglesia enyedra; 
por Dios labrada entre nos: 
pues siendo el cantero Dios, 
ved qué tal será la piedra. 
É pues tanta calidad 
de gracia y de santidad, 
Sant Pedro, en vos se aposenta, 
sólo Dios sume esta cuenta 
que ignora la humanidad. 



I A/.— 3i3 y tiró c él p. 



Digitized by VjOOQIC 



APÉNDICE. 



335 



Vos, diamante nunca visto; 
vos, Apóstol cual ninguno; 
vos, de la fe dulce pisto; 
vos, secretario de Christu, 
de tres vno, y de vno vno : 
pues si fuestes Secretario 
de aquel etemal sagrario, 
quien confessó humanidad 
junto con diuinidad, 
digno es de cualquier salario. 

Pues liquidar yo la cuenta 
de los dones de vuestra alma, 
é afirmar que en nada mienta, 
será meterme en tormenta 
do nunca se espera calma: 
porque son tantos é tales, 
que dudo que los mortales 
al más menor den loor, 
que el menor es tan mayor 
que obfusca los inmortales. 

Mucho Dios, Pedro, os amó, 
pues que no tan sólo os dio 
las llaues donde él se encierra, 
pero vuestro sí en la tierra 
que en el cielo no sea nó. 
Y pues loa que os sublime 
no hallo aunque más me aprime, 
dígala Dios y vos d' él; 
que en soberano papel 
humana tinta no emprime. 



Lázaro Bejarano. 

En aquella eternidad 
donde á'Dios todo es presente. 



se dio á vos gracia y verdad 
para lumbre y claridad 
de los dos pueblos de gente. 
¿Pues qué lengua ha de explicar, 
Sant Pablo, vuestra grandeza, 
ni qué vista ha de alcanzar, 
ni coraron á pensar 
en baxeza vuestra alteza. 

Tres cosas perdió de vista 
el saber de Salomón: 
del águila, Euangelista, 
y de la ñaue, Baptista, 
y de la piedra ; Simón. 
E si él oy escriuiera, 
siendo de sciencia tesoro, 
á los tres loar supiera, 
mas de vos, Pablo, dixera: 
¡Quantum penitus ignoro! 

Lo que hallo en vuestra historia 
y sabré dezir de vos 
por razón clara y notoria» 
es que soys el de más gloria, 
después de su Madre y Dios. 
Que pues Dios nos prometió 
á las obras gualardon, 
Sant Pablo más trabajó, 
y assí más gloria Ueuó: 
y es firme la conclusión. 

Aquel ángel que rogaua 
á Jacob que le dexasse, 
en nombre de Dios luchaua, 
y admirable se Uamaua, 
aunque Jacob lo cansasse: 
y assí vos, claro Doctor, 
cayendo dexays vencido 
al que siempre es vencedor, 
pues os dize con amor 
ser de vos él perseguido. 



Digitized by LjOOQIC 



336 

Si en vn vaso de licor 
toca el sol con clara lumbre, 
resulta de allí vn claror, 
y engéndrase vn resplandor 
que reberuera en la cumbre; 
y en vos, vaso, assí tocó 
lumbre del sol diuinal, 
que vuestra ánima bolo 
tanto que reberueró 
en la cumbre celestial. 

FIN. 

Y mereciste subir 
á ser de Dios coronista, 
y tan alto en escreuir, 
que se puede bien dezir 
ser vos quinto Euangelista. 
Que la fe que vos nos distes 
de la fe de Jesuchristo 
es fe cierta, pues no vistes 
que quando al cielo subistes, 
sin ver, vistes lo no visto. 



▲PálfDlOB. 



72 

Otro autor. 

Antheo cuando caya 
porque sus fuereras doblaua, 
más fuerte se leuantaua, 
y en aquello que perdia, 
en esso mesmo ganaua. 
Pues sy, Pablo, days licencia 
que yo os trayga á consequencia, 
osaré dezir de vos 
que fuestes asd con Dios 
Antheo por excelencia. 

En aquel campo cerrado 
do fuestes acometido 



quasi no ouistes caydo, 
quando en Dios fuestes al^do 
para dexaros vencido. 
Porque el humano &uor 
ante Dios causa temor; 
y assí el diuino poder 
primero os quiso vencer 
que hazeros vencedor. 

A Pedro y á Diego y Juan 
vimos que Dios eligió 
quando se transfiguró, 
y allí gustaron el pan 
que después á vos se dio: 
pero muy diferenciado, 
que sólo se dio amassado 
quando d* ellos fué comido, 
y á vos después de cozido, 
en cruz por nuestro pecado. 

Quiso Dios tanto estimar 
Pablo, vuestro merecer, 
que á muchos quiso hazer 
dignos de sólo hablar, 
y á vos de hablar y ver. 
Que si vuestros compañeros 
vimos que fueron primeros 
en ver á Dios humanado, 
en verle glorificado 
vimos que fueron postreros. 

Si el sabio quiere enseñar 
entre su congregación, 
al que quiere aprouechar 
junto á sí manda sentar 
porque saque la lección; 
y en la cáthedra diuina 
donde Dios se determina, 
es á saber, en su pecho, 
por enseñaros de hecho. 
Dios os leyó su doctrina. 



Digitized by VjOOQIC 



APÍNDICB. 



337 



FIN. 



Acerca de la subida 
en aquel castillo fuerte. 
Dios con vos dispensa en vida 
lo que con todos en muerte. 
Mirad quánto merecistes, 
que sin merecer hezistes 
que el mesmo Dios os amasse, 
y sin vos amar dotasse 
del amor que le tuuistes. 



73 

Otro autor. 

Quien alabaros quisiera» 
Santo bienauenturado, 
era menester que fuera 
como vos arrebatado 
por soberana manera; 
mas qualquiera que os alabe 
de la gracia que en vos cabe» 
¿qué sabrá acá humanamente, 
pues que vos, de vos presente, 
dexistes que Dios lo sabe? 

Son de tanta admiración 
vuestras grandes marauillas, 
que según vuestra razón, 
ni conuiene hombre dezillas, 
ni dezir que de hombre son. 
Dios quiso haceros tal 
con afición paternal, 
condoliéndose de quien 
era para tanto bien, 
que anduuiese en tanto mal. 

Las lumbres que acá encendió 
Christo en su diuino fuego* 



según el humo que uió, 
con amor, halago y ruego 
muy de cerca os llamó. 
Vos en el suelo caydo, 
tan grande humo en vos vido, 
que desde el cielo prendistes 
del diuino fuego y fuistes 
en un momento encendido. 

Dos cosas que vido Dios 
que uos eran menester, 
las dexó entrambas á dos, 
dexando á Pedro el poder, 
y dando el saber á vos: 
y porque poder tan fuerte 
quedasse de aquesta suerte 
con alto saber regido, 
os dexó con él unido 
en la vida y en la muerte. 

Los bienes que Dios dotaua 
á todos los dio en el suelo, 
y como hombre se mostraua; 
pero á vos subió al cielo 
do vistes que Dios los daua : 
y el orden sacerdotal 
y espíritu diuinal 
allá en el cielo os fué dado, 
por ser desde allá embiado 
como cosa celestial. 

nN. 

Si el sol á la tierra va, 
exalaciones se mueuen , 
y llegan do el ayre está, 
y el sol les haze que Ilueuen , 
y la tierra fruto da. 
Quando el sol Dios os hirió, 
vuestra exalacion subió, 
y desque al cielo llegada, 

33 • 



Digitized by LjOOQIC 



338 

fué dotrina derramada 
que fruto díuino dio. 



APÉNDICE. 



74 

Otro autor. 

En su más alto secreto 
quiso Dios hacerse hombre 
por el humano defecto, 
y el querer puesto en efecto 
lo vimos con nueuo nombre. 
Y este nombre que eligió 
que en la gracia nos confirma , 
á vos » San Pablo, lo dio, 
y tanto de vos vio, 
que dexó en blanco la firma. 

Fué muy grande el merecer 
que merecistes en Dios ; 
y ¿queréislo claro ver? 
que os ouistes menester 
vos á él y él á vos. 
Faltáuaos , según se halla , ' 
y por esso Dios os toca , 
la fe para publicalla , 
y Dios para predtcalla 
quiso tomar vuestra boca. 

El vaso que es dedicado 
para licor que conuiene, 
siendo de otro ocupado, 
deue de ser trastornado 
para verter lo que tiene ; 
y si Dios os derrocaua , 
era, Pablo, que vertia 
el licor que os ocupaua ; 
de allí la culpa quitaua 
donde la gracia ponia. 



Para contemplar cerramos 
estos ojos corporales, 
que del sentido quitamos, 
y al entendimiento damos 
otros sobrenaturales. 
E Dios quiso que assí fuesse , 
que la vista en este suelo 
vuestro cuerpo la perdiesse, 
porque vuestra ánima viesse 
quanto estaua sobre el cielo. 

A vuestro conocimiento 
ninguno debe dubdar 
el alto merecimiento 
del que dentro en su aposento 
el Rey manda aposentar. 
Bien podeys, Pablo, alabaros, 
pues veys que Dios determina 
de llamaros por honraros, 
y tan de hecho encerraros 
de dentro de su cortina. 

FIN. 

Mientras hombre se mostró 
el sacro Verbo diuino, 
aunque de vos se acordó, 
no leemos que os llamó, 
porque estaua de camino: 
y ganada la victoria , 
de la qual soys buen testigo, 
como os lleuaua en memoria , 
para daros mayor gloria 
quiso llenaros consigo. 



75 

RüY García Alleman. 

Resplandeciente luzero 
de todo el Apostolado, 



Digitized by VjOOQIC 



APÍNDICE. 



339 



lóeos quien en cordero, 
de lobo tan carnicero, 
quiso fuéssedes mudado. 
PcH-que en vaso de elecion , 
dulce Pablo, como vos, 
no puede humana razón 
tratarlo con perfecion • 
sino nuestro eterno Dios. 

Que si mucho perseguistes, 
mucho más os persiguieron , 
y en el tiempo que caystes, 
ningunas fuerzas perdistes, 
mas doblado en vos crecieron. 
Que las diuinas cobrastes 
con vn diuino desseo, 
por do mucho más ganastes 
luego que en tierra tocastes , 
semejante aquel Antheo. 

Y el caer fué más subir 
quanto mayor la cay da, 
y el no sentir, más sentir, 
y el cegar, más ver y oyr, 
y gustar celeste vida. 
Vuestra persona denota, 
subida en el cielo alto, 
comparo con la pelota , 

que si en tierra bien se bota, 
da házia arriba más salto. 

Y virgen permanecistes , 
que es don de gran excelencia ; 
peligros fuertes sufristes; 

á estímulos resististes 
con mucho amor y paciencia. 
Supistes en sumo grado 
diuina y humana sciencia , 
que ser de Dios enseñado, 
siendo en el cielo robado, 
testigo es vuestra eloquencia. 



Que con razones benditas 
venceys provincias diuersas, 
Epheseos, Sarmatas, Scitas, 
Españoles, Osmaelitas, 
Ethiopes , Colossos , Persas, 
Corinthios y Arauianos. 
Boluistes á ley de gracia 
Mithelenos y Romanos, 
Medos, Parthos, Indianos, 
Damasco, Tharso y Galacia. 

FIN. 

Y fuestes muy fatigado 
de hambre y crueles frios ; 
y en Licaonia apedreado, 
y tres vezes acotado 
por gentiles y judíos. 
En Roma os descabezaron ; 
leche por sangre salió; 
la cabera que os cortaron 
por do tres fuentes manaron , 
tres vezes ¡Jesús! nombró. 



76 

Rodrigo de Puebla. 

Quatro vasos Dios crió 
quando fabricana el mundo ; 
el primero se perdió , 
y éste derrocó al segundo , 
y el Jtercero lo saluó : 
el (fual fué tan excelente , 
que en la vna é trinamente 
quadró tan bien para el caso , 
que ganó á los dos el raso , 
é gozó condignamente 
nombre de materno vaso. 

En vaso tan singular 
donde Dios se encerró en él. 



Digitized by LjOOQIC 



340 APáifDloi. 

nadie es digno de hablar, 
porque es reseruado á él 
el merecerlo tocar: 
mas pues lo manda razón , 
de otro vaso de elecion 
es lo que al presente hablo, 
que mereció este vocablo 
en su sacra conuersion 
el diuino apóstol Pablo. 

Pues vos que por excelencia 
fuistes tan grande entre nos, 
sin mirar la equiualencia, 
desafiastes á Dios 
en campo de la conciencia : 
el qual al trance venido, 
quedastes , Pablo • herido 
en la vista por memoria; 
é sacando Dios su gloria^ 
aunque quedastes vencido , 
gozastes de la victoria. 



En esta justa real, 
no sangrienta , mas de amor, 
por don sobrenatural , 
quedays por mantenedor 
en la tela spiritual. 
Las armas que allí os armaron, 
(porque las vuestras falsaron 
quando justaron con Dios,) 
fueron tales que entre nos 
contino el precio llenaron 
á los que justan con vos. 

Tomastes tan de verdad 
arnés de fe y esperan(;a , 
que estuuo la voluntad 
en ristre siempre la lan<;a , 
en fauor de caridad. 
De donde muy cierto sé, 
(porque en vos contino fué 



vna diuinal cobdicia , ) 
que fugando la malicia , 
sofristes sobre la fé 
los golpes de la justicia. 

FIN. 

Y como esperímentado 
con vn muy perfecto zelo , 
hazeys al mundo anisado 
que el que ha de entrar en el cielo 
conuiene ser esfor^do. 
Pues vos que armado venceys, 
y venciendo mereceys 
la joya más excelente, 
si la razón lo consiente 
que vuestro fauor me deys, 
mia será la presente. 



77 
Francisco de Herrera. 

Dezid algo, lengua mia; 
é vos, sentido, sentid 
la música y armonía 
que á Saúl da en este dia 
con su harpa el Rey Dauid. 
Con sólo templar conuierte 
al exemplar de quien saco 
labra Dios por esta suerte, 
que al flaco haze de fuerte 
y al fuerte haze de flaco. 

Al relox que sin parar 
anda con buelta no queda, 
quando más quiso sonar, 
quien lo supo concertar 
le hizo quebrar la rueda. 
La voluntad, si bien vieres, 
es que á Pablo captiuó. 



Digitized by VjOOQIC 



apíndicb. 



341 



concertóse en:— Di qué quieres? 
que en preguntar quién tú eres 
ya conossco quién soy yo. 

Para edificar mejor 
la Yglesia de allá en el suelo , 
de su mano el gran rector 
le dio el grado de doctor 
en las escuelas del cielo. 
Do en cáthedra de biuir 
oyó al alto Dios leer, 
y aunque lo sintió á escreuir, 
no lo quiso repetir 
á nuestro baxo entender. 

Hecho de Cayn Abel, 
osa dezir, como es visto, 
vn nombre , el de Dios y él : 
— No so yo el que biue aquel , 
porque ya biue en mí Christo. 
Si subió á ver el altura 
alguien de vuestro metal, 
fué en spiritu ó figura; 
vieron léxos é pintura; 
él lo mesmo é natural. 

Vaso de manná diuino, 
con las tablas bien guardado , 
del cielo al esposa vino, 
con que beua de contino 
lo que jamás no ha gustado. 
Potestad muy sublimada 
le dio que á todos excede ; 
é para ser conseruada, 
le entregó Dios el espada 
que de su boca procede. 

FIN. 

Gran corona é muy más vna, 
pues más trabajo merece , 
no quiero sin dubda alguna 



figurar llena la luna 

por dezir que siempre cresce. 

En fin, Dios cruzó las manos 

por darle más alto don 

é grados más soberanos, 

pues que á todos sus hermanos 

les hurtó la bendición. 



78 

Antonio Pérez, 

Santo Apóstol consagrado, 
oro del sacro grisol, 
sombra del muy alto sol , 
cantor que ouistes cantado 
do Dios tiene el facistol. 
Pues que Dios fué tanto vuestro, 
reueiánd' os su doctrina , 
mostránd* os ciencia diuina , 
alábeos vuestro maestro, 
no os loe persona indina. 

¿Qué diré, Pablo, señor, 
viendo á Dios vos en presencia? 
¿No es muy torpe el pecador 
que á vuestra tanta excelencia 
presume darle loor? 
Gran capitán de la fé, 
vencedor por Jesuchristo, 
vaso de muy dulce pisto 
para sanar lo que fué 
del mal que estaua tan visto. 

Que aquella buena cayda , 
quando á tiempo os leuantastes, 
humildad fué que mostrastes 
para cobrar nueua vida - 
é subir donde Uegastes. 



Digitized by LjOOQIC 



342 



APÉNDICE. 



¿Quién se vido, siendo humano, 
ser subido en tal altura 
que viesse la criatura 
su mesmo Dios soberano 
en su diuina figura? 

Assy que estays en la cumbre 
de la gloria celestial , 
y fuestes tal pedernal , 
que encendió en vos su lumbre 
el eslabón diuinal. 
<f Luego, qué diré de vos 
según que decir se siente ? 
Diré que os dieron simiente 
que sembrássedes por Dios 
por remedio de la gente. 

Fuistes de Dios su alquimista , 
de saber más principal, 
y como os vistes vos tal , 
heziste con nueua vista 
oro fino del metal. 
E assí vuestro oro precioso 
como fué tan sublimado, 
está en el cielo estimado, 
y como es tan prouechoso, 
lo tenemos tan preciado. 

FIN. 

Quiso os sellar en su cuño 
por hazer mejor su oro, 
é hizo de vos thesoro, 
é labrólo con su puño 
por afinar más el oro. 
Pues, mina de cielo y tierra, 
lo que contigo concluyo, 
que quedas de Dios tan suyo, 
quanto le diste de guerra, 
é assí quedo yo por tuyo. 



79 

Canción. 

Después que á Jesús oystes, 
Pablo, en vuestra conuersion, 
siempre impresso lo tuuistes 
en la lengua y cora<^on. 

Si el coraron os sacaran 
quando fuistes degollado, 
mil vezes Jesús hallaran 
en cada parte sellado; 
y en las cartas que escreuistes 
quasi está en cada renglón, 
porque impresso lo touistes 
en la lengua y coraron. 

Lengua de predicadores, 
biua trompeta de Dios, 
rogad por los pecadores, 
porque bien obremos nos 
los consejos que nos distes; 
y ayamos gracia y perdón 
del que impresso vos tuuistes 
en la lengua y coraron. 



80 



Otro auctor. 

De vuestra memoria tanta, 
bienauenturado Santo, 
cantaré, mas no sé tanto 
quanto vuestra vida es santa; 
é si mi pluma no es tal 
para que tan alto escriua , 
á lo menos la fe es biua, 
aunque la mano es mortal. 



Digitized by VjOOQIC 



No sé quién tanto os alabe, 
Apóstol, como está escrito, 
que es vn processb infinito , 
infinito y en vos cabe ; 
mas común auctoridad 
rastreando por el raso, 
es que fuistes limpio vaso 
de elecion é santidad. 



APÉNDtOE. 343 

vida é muerte por exemplo; 
é si tal vida no esmalto 
en más ricas joyas de oro, 
descubra vuestro thesoro 
quien supla lo que yo falto. 



jO quán grande fué la fé 
que á vos pudo conuertir! 
Pero, Santo, seos dezir 
que- por gracia de Dios fué. 
Fué porque os subió aquel vuelo 
del querer que os quiso Dios , 
pues acá le vistes vos 
visible como en el cielo. 

De aquí notaremos viendo 
cortada vuestra cabeza, 
saltó la bendita pie^a 
tres veces ¡Jesú! diziendo; 
é ay autoridades llenas, 
(puesto que yo aquí me estreche,) 
que distes por sangre leche 
de vuestras benditas venas. 

Figura muy aparente 
nos da la leche á entender, 
que fuistes virgen, con ser 
mártir é sabio excelente. 
Pagó Dios vuestro buen zelo 
con dones de tres personas , 
é fueron las tres coronas 
que teneys oy en el cielo. 

FIN. 

Quando, Pablo, yo contemplo 
la victoria que sacastes, 
digo que á todos dexastes 



81 



Rodrigo de Puebla. 

Para auer de engrandecer, 
muy más que diuino Pablo, 
el vuestro gran merecer, 
era menester tener 
acá el diuino vocablo; 
porque humano pensamiento 
no puede tocar sin mengua 
á vuestro merecimiento, 
pues no alcanza entendimiento 
lo que demanda la lengua. 

Fuistes á Dios tan acepto 
por vuestra gran excelencia , 
que en el diuino concepto 
merecistes ver secreto 
de su diuinal essencia; 
é si el mundo fuera digno 
de comprehender la suma 
de aquel misterio diuino, 
aunque Juan tocó lo fino, 
esmaltara vuestra pluma. 

Sé que fuistes segregado 
desde el vientre de la madre 
en superlativo grado 
para sernos reuelado 
en vos el Hijo del Padre. 



Digitized by LjOOQIC 



344 



ÁPÉNDICB. 



Porque en el trino conuento 
parecistes tan fiel , 
que por singular contento 
se dio á Pedro el Sacramento, 
pero á vos el fruto d' él. 

Vos» Apóstol escogido, 
vaso de gran perfecion, 
que entre los Santos que han sido 
sé que fuistes preelegido 
por admirable elecion ; 
vos, luz de los confessores» 
de los mártyres primor, 
norte de predicadores, 
consuelo de pecadores, 
trasumpto del Saluador. 

A San Pedro aconsejays , 
aunque diuino en la cumbre , 
y en caridad lo fundays, 
su Yglesia magnifícays 
y en ella quedays por lumbre. 
Vos el que más mereció 
por vn singular estilo, 
y por tal se os concedió, 
que en el romano sigilo 
la mejor parte se os dio. 

FIN. 

¿Quién muerto assi como vos 
para que biua Dios hombre ? 
¿Quién gustó tanto de Dios 
que assí nos enseñe á nos 
lo que merece su nombre? 
Que en el crisol de oración 
do acendrastes vuestra fe, 
salís oro en perfección 
en aquella fundición 
de: Quis liberavit me? 



82 



Coplas hechas en loor del bienr 
auenturado Sant Juan Euan- 
gelista, — El Capitán Sa- 

LAZAR. * 

¡ O Juan! si el impirio cielo 
que á todo ingenio se cierra, 
toca tu pluma y no yerra 
remontada con tu huelo, 
¿quién te verá de la tierra? 
Pues ningún ingenio alcan9a, 
la más cierta confian^i 
que tengo en que te alabemos 
es que quando lo acabemos 
no comienza tu alaban(;a. 

El principio y la palabra 
que te dio diuina sciencia 
para hablar de su essencia, 
d' esse dechado se labra 
la lauor de su excelencia; 
mas mi lengua no lo esplana, 
si la bondad soberana 
por tus méritos no assigna 
vna parte en mí diuina 
con que alabe en tí la humana. 

La palabra carne hecha 
que tú, Juan, nos descubriste, 
en ella sola consiste 
la gloria que es satisfecha , 
la fe con que lo escreuiste: 
y filé tu escritura tal , 
y hecha tan diuinal, 
que escrito en partes ó junto, 
tiene qualquiera trasunto 
fuerza de lo original. 

Quando fué tu cabecera 
el pecho de tu Señor, 



Digitized by 



Google 



APÉNDIOB. 



345 



¡qué señal aquel d* amor! 
porque fe tan verdadera 
te hizo tanto fauor. 
Pues para dezir que fuiste 
solo el que más mereciste, 
no sé yo lengua que baste, 
si no la que con que hablaste 
todo quanto d' él dixiste. 

Tu Dios y Señor y Padre, 
muriendo en aquel madero, 
te llamó é hizo heredero 
de sus bienes é su Madre , 
como á hermano verdadero: 
en la qual santa eredad 
manifestó tu bondad 
tus entrañas castas, puras; 
¡qué virtudes tan seguras 
en tan fresca mocedad ! 

FIN. 

En vn misterio me aviso 
en que más tu gloria veo, 
y como digo lo creo, 
que tu cuerpo Dios no quiso 
que muerto parezca feo, 
y el secreto nos esconde; 
pero con él nos responde 
que para más gloria darte, 
depuso tu cuerpo en parte 
que no sabemos adonde. 

83 

Pineda, ciego. 

El primer don que se reza 
que recebistes de Dios, 
fué ser primo por alteza 
de aquella naturaleza 
de que se vistió por nos. 



¡O que don tan acabado, 
sin tener par ni segundo, 
que merezcas ser llamado 
y en tus títulos nombrado 
primo del Señor del mundo! 

El segundo, en la verdad 
don de muy gran marauilla , 
fué que tú con gran bondad 
tuuiste virginidad 
en tu carne sin manzilla. 
¡O qué don angelical, 
digno de gloria inmouible , 
ser tu cuerpo diuinal, 
siendo hecho de metal 
frágil, débil, corruptible! 

El tercero, no menor, 
do tu gracia estuuo entera , 
que dormiste sin temor 
en el pecho del Señor 
en la cena postrimera; 
do te fueron reuelados 
los secretos escondidos, 
é te fueron publicados 
los por venir é passados 
que jamás fueron sabidos. 

El quarto con el pnmero 
don que te hizo Dios Padre, 
que en su Passion el Cordero 
te dexó por heredero 
de ser hijo de su Madre. 
¡O qué pesar y plazer 
rescebiste juntamente 
quando viste padescer 
al Señor, sin merescer, 
quedando hijo presente! 

El quinto don que á mi ver 
fué saber de muy gran vista, 



Digitized by LjOOQIC 



346 

que te quiso Dios hazer 
por darte mayor poder 
su maycH* EuaDgelista; 
tal que quantos escriuieron 
y de sus hechos contaron, 
aunque la verdad dijeron , 
tus escritos excedieron 
á todo quanto hablaron. 

El sexto don que yo creo 
que con tus gracias concierta, 
que quando tu vida leo, 
de tu muerte, según veo, 
no se halla cosa cierta; 
de manera qu' es creydo 
por los fieles christianos 
que fueste por lo seruido 
en cuerpo y alma subido 
á gozar con tus hermanos. 



84 

Pero Mexia. 

La estremada períicion 
suele admiración causar, 
y donde ay admiración , 
como turba la razón, 
dificultoso es hablar: 
pues ved si estará turbado 
quien en Sancto tan perfecto 
tiene el sentido ocupado, 
adonde el que es más discreto 
se halla más atajado. 

Assí que con lengua muda 
y con turbado sentido, 
con la fe sola desnuda, 
y la deuocion que ayuda, 



APáüDIOB. 

alabaré su partido. 
<Cómo alabaré en el suelo 
á San Juan Euangelista, 
que aunque estuuiese en el cielo, 
tanto más alto es su buelo 
que le perdería de vista? 



Tan alto quanto es más alto 
Dios que los cielos crió, 
tan alto hizo su salto, 
que al mismo Dios entendió, 
sin quedar en nada falto. 
Pues querer con poco azero 
en blanco tan léxos d' él 
hazer el tiro certero, 
mal acertaré al fiel 
no descubriendo el terrero. 

Dezir de Dios es hazer, 
y lo qu' él dize le plaze , 
y en su infinito poder, 
con su dezir y querer 
como lo dize se haze: 
pues quando en la Cruz subió 
sin culpa é contra derecho, 
su Madre á tí te la dio 
y á tí su hijo llamó, 
y en diziéndolo fué hecho. 

Pues hijo de quien fué Dios, 
y del mismo Dios hermano, 
él y vos siendo assí dos, 
no sé diuino ni humano 
que pueda ygualar con vos. 
Su Madre é vuestra quitada , 
venga todo lo restante, 
que la raya está ganada 
y tenéysla tan aleada ' , 
que no ay nada allá delante. 



I A/.^3i3 y teneys tan alta a. 



Digitized by LjOOQIC 



APáNDIGS. 



347 



FIN. 

Sólo Dios ay más allá , 
7 aun allá andays vos con él , 
que quien quiera lo verá , 
pues que nos dezfs acá 
lo que nadie supo d' él. 
Que después determinado 
qu' es más vuestro merecer 
qu' el de los otros juntado, 
que no puede menos ser, 
pues que fuist^mSTamado. 



85 



Andrís D£ QüEBEDO. 

Quando el sol passa dexando 
la vista sin luz alguna , 
luego sale rutilando 
vn luzero que guiando 
vemos que viene á la luna. 
Primero después de dos 
de la Madre de la luz^ 
el luzero fuistes vos 
quando se nos puso Dios 
en la Cruz. 

El sacro colegio roto, 
quando el Rector preso fué, 
aunque no fuistes immoto, 
merecistes ser piloto 
de la ñaue de la fé. 
Donde claramente infiero 
que fuistes por recta ley 
en el caer el postrero, 
y en el leuantar primero 
de la grey. 



El alto Rey de la gloria 
y el prieto Rey del profundo^ 
según diuinal hystoria , 
cada qual por la victoria 
se entablaron en el mundo. 
Quando el juego está en rehierta 
y el Rey á su Padre llama , 
fuistes la pieza más cierta 
con quien Dios tubo encubierta 
nuestra dama. 

Para subir á las salas 
del vno é trino linage , 
muchos pusieron escalas ; 
pero vos con vuestras alas 
subistes al omenage. 
Pinta á Dios el que más puede 
nascido de Virgen Madre, 
y vuestra gracia que excede 
píntalo como procede 
de Dios Padre. 

Vos passastes los linderos 
de toda humana razón , 
porque vuestros compañeros 
todos quedaron rastreros 
en vuestra comparación. 
Todos el fruto cogieron 
del árbol que vos baxastes, 
porque si ellos corrieron 
en quanto de Dios dixeron , 
vos bolastes. 

FIN. 

Quando Dios quiso venir, 
quantos escriuieron d' él, 
quanto pudieron dezir, 
fué salirlo á recebir, 
mas vos venistes con él. 
Hablays tan sobremanera , 
que si más quisiera Dios 



Digitized by LjOOQIC 



348 apíndice. 

que d' & mismo se dixera , 
otro jamás lo escriuiera 
sino vos. 



86 

Canden. 

De la palabra del Padre 
que hombre llamastes vos. 
oystes llamar á Dios 
hijo de su Virgen Madre. 

De vos el primo segundo 
¿qué dirán y qué diré, 
sino que fuistes por fe 
hermano del Rey del mundo? 
D* aquel ygual con el Padre 
que llamays vno de nos, 
oystes llamar á Dios 
hijo de su Virgen Madre. 



87 

Villancico. 

Qualsoys vos, Sant Juan apóstol, 
qual soys vos , 
qual soys vos me ayude Dios. 

Fuistes bueno, fuistes santo, 
de virtudes almazen , 
y pues Christo os quiso tanto, 
mucho vido en vos de bien , 
tanto que yo no sé en quién 
como vos; 
qual soys vos me ayude Dios. 



88 

Juan Ochoa. 

Aquel sagrado ortelano, 
Christo, nuestra redención, 
para nuestra saluacion 
hizo vn vergel de su mano; 
y de un fruto soberano 
puso en él doze frutales, 
medicina de los males 
de todo el género humano. 

Y después de bien labrados, 
solo vn árbol escogió, 
y en éste solo enxirió 
frutos muy diferenciados , 
muy sabrosos y estimados, 
de vn gusto marauilloso, 
de su coraron precioso 
en el suyo trasplantados. 

Este árbol tan singular 
en tanto lo tuuo Dios. 
que quando murió por nos, 
miró á quién lo encomendar, 
é viendo á su Madre estar 
con coraron lastimado, 
dixo: — Aqueste árbol preciado 
por vuestro podeys tomar. 

Nuestra Yglesia es el vergel; 
los doze, claros están; 
el escogido, Sant Juan , 
y la flor que salió d' él 
es su ^ Euangelio fiel 
do labran grandes abejas. 



M-3í3 cscl. 



Digitized by LjOOQIC 



APÍNDtOB. 



y á nosotros» las ouejas, 
lo dan á comer por miel. 

Árbol que tanto es subido 
y que tan gran fruto ha dado, 
quanto más es alabado, 
más queda en nuestro sentido 
figurado y concebido, 
que por nuestra lengua falta , 
en alaban^ tan alta 
no puede ser acogido. 

FIN. 

Mas en tan > justa conquista 
todos quantos trabajamos , 
quanto más más os miramos, 
glorioso Euangelista , 
más os perdemos de vista ; 
porque os subió tanto Dios, 
que nadie llegará á vos, 
aunque mucho en ello insista. 



89 

Coplas hechas en loor déla bien- 
auenturada Virgen Sancta 
Catalina. — Rodrigo de 
Puebla. 

Quando el sol sale de Oriente 
en fresca mañana clara , 
su lumbre resplandeciente 
ciega el viso al que > consiente 
quebrar su rayo en la cara ; 
pues poner en Catalina 
humana contemplación, 
es vn cegar más ayna , 



349 



pues merece su doctrina 
dar al cielo admiración. 



Sant Juan nos dize que auia 
vn trono en la eternidad, 
en el qual Dios presidia , 
y que de aquel procedia 
truenos, bozes, claridad. 
Este trono mostrays ser, 
Catalina , pues de vos 
vemos claro proceder 
en sonido de muger 
las bozes que daua Dios. 

Para mostrar quanto os ama 
nuestro Redemptor y Padre , 
muy más que diuina dama 
por vn sólo nombre os llama 
á vos y á su sacra Madre: 
que si á ella por esposa 
la discanta Salomón, 
quien la hizo tan hermosa, 
á vos, virgen gloriosa, 
cantó la mesma canción. 

Los Sanctos que padescieron 
martyrio, si contemplamos, 
quando su sangre vertieron , 
vna estola merecieron 
de muchas que en vos fallamos. 
Porque os quiso Dios hazer 
entre los Sanctos que ouiesse 
de tan alto merecer, 
que pudiesse en vos caber 
el bien que en muchos cupiesse. 

Vino á dar Dios mandamiento 
á los hijos de Israel 
al monte del Testamento, 



I 3/.— 3 1 3. Mas en la j. c. a Ibid, á quien c. 



Digitized by LjOOQIC 



35o apíndics. 

porque vio en 0u acatamiento 
vuestro nombre escrito en él. 
Y aunque el pueblo allí pecó 
por el qual Moyien rogaua , 
de grado lo perdonó, 
porque al Pix>pheta miró 
que en vuestro lugar hablaua. 

FDf. 

Como Dios crió de budo 
lo soberano y profundo 
para remedio del suelo, 
dos nortes puso en el cielo 
que gouernasen el mundo: 
uno su Madre, pues ella 
de gracia á todos abunda; 
otro vos, sacra donzella, 
que en el cielo después d' ella 
no teneys otra segunda. 



90 

DiEOO DB Padilla. 

Quando Dios determinó 
que su Hijo acá viniesse, 
dos vírgenes escogió: 
vna de quien Él nació, 
y otra que su esposa fuesse. 
Para Madre y por más cosa 
tomó á la Virgen preciosa 
sobre todas la más dina, 
y á vos , Santa Catalina , 
como á Reyna , por esposa. 

Tres esposas hallo yo 
que-tuuo acá nuestro Dios: 
la Synoga que espiró, 
la Yglesia que floreció, 
la tercera después vos. 
E si al mundo perecistes, 



en el cielo flcnnecistes, 
y fué el firuto tan precioso, 
que ganastes al Esposo 
con la sangre que vertistes. 

Conocistes quién Él era 
por vuestra sciencia profunda, 
que en saber de tal manera 
fuistes aquí la primera, 
y en el cielo la segunda. 
Más propia á Dios que ninguna, 
después del sol é la luna , 
que fueron su Madre y Él, 
por aquella regla del 
erunt dúo in carne vna. 

Esta es vna ley d' amor 
que ha sido vsada y guardada 
do no se siente dolor, 
conuertirse el amador 
en la cosa qu' es amada : 
y en vos assí fué complida , 
que fuestes tan conuertida 
en el Señor de Señores, 
que de amor de sus amores 
no sentís perder la vida. 

Por ley acá temporal 
la Reyna está cabe el Rey, 
y en la corte celestial 
por vn orden diuinal 
guardan esta mesma ley. 
De donde se ha de pensar 
que teneys aquel lugar 
que esta preminencia os dio, 
y que quien á Rey venció 
con Rey se deue sentar. 

Las gracias se repartieron 
por los bienauenturados, 



Digitized by LjOOQIC 



▲pinmoB. 



35i 



y los dones que les dieron 
en paites los rescibieron» 
según merecer y grados: 
y á vos diólos por otro arte 
el Padre que los reparte 
con su Hijo de tal modo, 
que por parte os lo dio todo 
y en el todo os dio la parte. 



91 

Benito Hernández. 

Quando es tanto el merescer 
que ningún saber lo alcanza , 
bien claro se puede ver 
que tan subida alabanza 
nadie la puede hazer. 
Pues parece cosa vana 
querer con lengua no dina 
alabaros, Catalina, 
qu' es hazer con fuerza humana 
lo que conuiene á diuina. 

Porque tal os hizo Dios, 
que, su Madre d' Él quitada, 
soys la primera de dos, 
y en ser con Él desposada 
nadie se yguala con vos: 
y es aquesto justa cosa 
de lo que vos merecistes , 
porque si Madre perdistes, 
quando os tomó por esposa, 
su mesma Madre tuuistes. 

Sus gracias Dios repartió 
por sus Santos é sus Santas 
como á él le pareció, 



y á ninguna Santa tantas 
como á vos nunca le dio. 
Pues si las gracias de acá 
que en vos, Santa, parecieron 
ningunas las merecieron , 
las que ganastes allá 
cien mil quilates subieron. 

Quando la luz natural 
con sus rayos resplandesce , 
la luz que es artificial 
quasi del todo perece, 
porque su lumbre no es tal : 
y vuestra luz excelente 
quando los sabios la vieron , 
luego la suya perdieron, 
porque vieron claramemte 
la poca que ellos tuuieron. 

Judiqae > quando cortó 
la cabera del tyrano, 
la bendición se le dio, 
y el pueblo puso en su mano 
lo mejor que se ganó; 
y uos, gran Judique nuestra >, 
aunque dezillo no sé, 
vuestra victoria más fué, 
porque aquella fué la muestra 
de lo que os dieron por fé. 

En la batalla rompida , 
ya ganada la victoria , 
parece cosa abatida 
que al que gana allí la gloria 
no se le halle herida: 
y en esta batalla fuerte 
de la empresa que tomastes, 
vos tan herida quedastes. 



M.-^'^i3 Judit que q. 2 iM, y r. g. Judtt que n. 



Digitized by LjOOQIC 



352 APiNDtOB. 

que la señal fué la muerte 
de la gloría que ganastes. 



92 

Antonio Perbz. 

¡Qué lengua humana y pequeña 
loa vuestro merecer, 
que no podrá encarecer 
sivel mesmo Dios no le enseña 
por milagro vuestro ser! 
Pues si aquel inmenso Dios 
con gracia no me encamina 
á loaros, Catalina, 
es cauar dezir de vos 
y no descubrír la mina. 

Que en tan profundo minero, 
con pico tan mal fraguado, 
sin tener mezcla de azero, 
de oro tan afinado 
mal se hallará el venero. 
Que vos, esposa de Chrísto, 
después de la Virgen pura, 
quien todo bien nos procura, 
ninguna ni tal se ha visto 
como vos en el altura. 

Pues, mártyr, Santa de Santas, 
¿qué os diremos, me dezí? 
Diré, cierto, y es assí, 
que os subió Dios sobre quantas 
allá tiene par de si. 
Por cosa maruillosa 
el Hijo cata á Dios Padre; 
después por obra am(MX>sa 
tiene respeto á su Madre, 
después á vos como á esposa. 



Como el fuego que salta 
del horno del Rey crQel , 
que á los Niños iu> empecía , 
mas á folsos como él 
de ñiera los consumía; 
é assí vos, Santa excelente, 
puesta entre agudas ruedas, 
á vuestro cuerpo presente 
estuuieron siempre quedas, 
hiriendo la cruda gente. 

La eterna y diuina sciencia 
á la Virgen , su morada , 
hizo virgen y casada 
en la sacra prouidencia 
por cosa muy extremada; 
é mirad quán alto nombre 
el Padre repuso en vos, 
porque casando á las dos, 
la Virgen con Dios y hombre, 
y vos con el mesmo Dios. 

FIN. 

Sinay donde Dios dio 
la ley á su pueblo amado, 
á vos quedó encomendado, 
porque Sinay os halló 
de qualquier mortal pecado. 
Si á la que es del Rey esposa , 
Reyna la llaman acá, 
á vos, virgen gloriosa, 
esposa de Dios hermosa , 
¿cómo os llamarán allá? 



93 



Pedro de Salinas, 

Quando vna baxa donzella 
casan con alto varón , 



Digitized by VjOOQIC 



APÉNDICE. 



353 



suple á la disminución 
dar grande dote con ella 
para que haya perfecion; 
pues vos, Reyna Catalina, 
de tan grande reyno dina, 
claro está que soys dotada 
de especial gracia diuina 
para ser con Dios casada. 

Y entre las nobles personas 
la esposa, si es comedida, 
da alguna cosa añadida, 
y vos days á Dios en donas 
el coraron é la vida. 
Pues el coraron, quitado, 
¿cómo el cuerpo delicado 
y vuestra carne donzel 
pueden auer sustentado 
vn martyrio tan cruel? 

Mas Christo, según razón, 
pues que puede, no es espanto, 
os deuió de dar mil tanto 
á trueque delcora^n, 
fuego de Espíritu Santo; 
y el pesado sentimiento 
y doloroso tormento 
del martyrio carnicero, 
era en vuestro encendimiento 
el ysopo del herrero. 

La más nombrada virtud, 
cada cosa en su valor, 
y aun parece la mayor 
contino la gratitud, 
mayormente en el amor: 
é assf os amastes los dos, 
ygualmente vos é Dios, 
que en ver su amor tan fiel 
que vino á morir por vos, 
morís vos por ir con él. 



Quando va vna desposada 
á verse primeramente 
con su esposo que está absenté, 
va muy bien acompañada 
y de muy honrada gente; 
é assí vos por semejante 
vays á ver á Dios triumphante 
con tantos sabios vencidos, 
hechos mártjrres delante, 
por vos á Dios conuertidos. 

FIN. 

En extremo florecieron 
las gracias que Dios os dio, 
porque en extremo os amó 
en todas quantas nacieron, 
saluo la de quien nació; 
mas entre los amadores 
es vno de los loores 
de que podeys ser loada, 
que casando por amores , 
salistes tan bien casada. 



94 
Pedro Nauarro. 

Aunque el humano saber 
yo tuuiera tan entero 
como lo pudo tener 
Adán ante de caer 
en aquel yerro primero, 
en seys coplas no hiziera, 
ni en seys mil, obra tan digna, 
que por orden bien dixera 
la santissima manera 
de vos, virgen Catalina. 

Si Rebeca fné casada 
con el nieto de Tharé, 

a3* 



Digitized by LjOOQIC 



354 



APÉNDICE. 



fué por ser tan extremada, 
de virtudes más dotada 
que en sus tiempos otra fué; 
pues si aquella fué tan dina 
por ser tanto virtuosa, 
Catalina fué diuina, ' 
pues que el mismo Dios se inclina 
á tomarla por esposa. 

E si dos hijos parió, 
no son ambos virtuosos, 
mas aquesta procreó 
dos mil hijos que crió, 
todos santos é dichosos; 
tan perfectos y estremados 
con su sciencia diuinaí, 
que merecen ser llamados 
caualleros muy priuados 
de la corte celestial. 

En el monte donde dio 
Dios la ley por el espanto 
que todo el pueblo tomó, 
sólo allá Moysen subió, 
porque solo era más santo. 
Pues si sola os halló á vos 
en aquel monte sagrado, 
claro está que nuestro Dios 
sola os hizo acá entre nos 
digna de tan gran ditado. 

Muerto ya el Legislador, 
porque nadie lo hallasse, 
los ángeles del Señor 
lo escondieron por temor 
que ninguno en él pecasse; 
mas á vos, nunca vencida 
de los vicios é su guerra, 
para enxemplo d' esta vida 
os pusieron muy subida 
quasi en medio de la tierra. 



FIN. 



Conclusión es muy notoria 
ser más alto allá en el cielo 
y tener mayor la gloria 
el que tuuo más victoria 
contra los vicios del suelo. 
Pues queriéndolo aplicar 
á vos, virgen consagrada, 
hallo que es vuestro lugar 
á los pies de la sin par 
Madre é Virgen coronada. 



95 

Coplas hechas en alabanza de 
U gloriosa María Magda- 
lena.— Pedro DE Salinas. 

Aunque aquel cuerpo sagrado, 
rescate de nuestra pena , 
fué tan limpio de pecado, 
fácilmente fué tocado 
de vos, sacra Magdalena. 
E si luego os dio la puerta 
é su carne descubierta, 
y en amaros no fué esquiuo, 
fué ver la nuestra tan muerta 
y el amor en vos tan biuo. 

Para la Yglesia fundar 
con doze escojo á vos vna 
sobre qué la edificar, 
porque á cualquiera- pilar 
os vio casi ygual coluna; 
y en todo el Apostolado 
tuuistes tan alto grado, 
siendo apóstola de Dios, 
que de auer resuscitado, 
fuistes la primera vos. 



Digitized by LjOOQIC 



APÉNDICE. 



355 



No hallo que Dios Uorasse 
con nadie, é con vos lloró; 
ni que jamás se alabasse 
de ninguno que lo amasse 
como de vos se alabó. 
Fué feria en que bien ganastes , 
que por amar como amastes 
mayores gracias se os dieron 
á vos desque os leuantastes 
que á muchos que no cayeron. 

Bien que siempre la inocencia 
es de muy grande eficacia, 
mas á veces penitencia 
en la diuina clemencia 
suele alcan(;ar mayor gracia. 
E vos la más esmerada 
en penitencia estremada, 
de aueros tanto pesado 
de auer sido enamorada, 
fué Dios vuestro enamorado. 

E de vuestro amor tan cierto 
quedó de vos tan catino, 
que buscándole en el Huerto 
donde lo desastes muerto, 
primera lo vistes biuo. 
Y por esta orden altiua 
en vida contemplatiua 
fuistes siempre tan despierta, 
que casi acá vistes biua 
lo que allá veys desque muerta. 

FIN. 

En fin, no sin marauilla 
podremos dezir de vos, 
después de la sin manzilla , 
que teneys más alta silla 
sentada á los pies Dios; 
porque él mismo respondió 
á Marta porque os culpó, 



estando á sus pies sentada, 
la mejor parte escojo 
que no le será quitada. 



96 

LAzaro Bejarano. 

Quando el mundo Dios fundó, 
las aguas se congregaron , 
y en vn lugar las juntó, 
é María se llamó 
al cuerpo donde quedaron. 
Y pues, Santa, en vos hallamos 
nombre y agua en este suelo, 
Mare magnum os llamamos, 
que vuestra agua confessamos 
que regó la tierra y cielo. 

Con vuestra agua se regaron 
dos plantas que tuuo Dios, 
por el qual vicio brotaron, 
y el fruto que allí llenaron 
fué perdonaros á vos. 
Estas dos plantas dé vida, 
enxertas en Cruz penosa, 
por verla ya florecida, 
os vieron entresalida 
iuxta Crucem lachrymosa. 

Entre la gente discreta , 
quando el niño está doliente, 
á su madre dan dieta, 
y á la vncion está sujeta 
por ser muy tierno el paciente. 
María bien conoció 
quien crió su hermosura, 
y como enferma la vio, 
á su Criador vngió. 
y assí sanó la criatura. 



Digitized by LjOOQIC 



356 APÍNDICB. 

Nadie di6 tal confession 
de ser él Dios como vos; 
pues con sola contrición 
pedistes absolución » 
gran muestra distes de Dios. 
Sin hablar, mucho hablastes 
con el coraron captiuo; 
lindo exemplo nos dexastes, 
pues callando confessastes 
ser absuelta de Dios biuo. 

Pues á Pedro days lición, 
su maestro os sé llamar, 
que al tiempo de su Passion, 
á los pies buscó el perdón 
porque allí os lo vio hallar. 
Dios dixo quánto lo amastes , 
é aquí verán si os amó, 
pues que en otra os trasformastes, 
y en el oficio que vsastes, 
en esse os apareció. 

FIN. 

Quando del sol es tocado 
el fino espejo de acero, 
lo que d' él es visitado 
lo dexa muy abrasado 
con vn fuego verdadero. 
Los rayos del sol qu* es Dios, 
á su espejo visitando, 
tomaron en medio á vos, 
y encendida de los dos, 
quedástes nos alumbrando. 



97 



Pedro de Salinas. 

Quando la sacra excelencia 
nuestra Yglesia comentó, 



vnos truxo con clemencia, 
y otros á la penitencia 
como por fuer<;a llamó: 
y esto filé porque quería 
fuessen vasos excelentes , 
aunque perdidos los vía; 
y assí ganó á vos , María, 
de perdida entre las gentes. 

Por la gracia que alcan^auan, 
las lágrimas que os dio Dios 
en dos efectos obrauan, 
que mientra sus pies lauauan , 
lauauan el alma á vos. 

Y para que del pecado 
vuestro cuerpo se lauasse, 
conuino ser remediado 
con ser de vos despreciado, 
porque Dios más lo preciasse. 

Y vistes á vuestro Dios , 
después de no ser hallado, 
huyendo varones dos , 
os quedástes sola vos 
como sin seso á buscallo. 

Y si os quitaua el sentido 
aqueste dolor cruel, 
fué porque fué tan crecido, 
que en ver tal cuerpo perdido, 
se os yua el alma tras él. 

Y seros este dolor 
que vello morir más fuerte , 
fué que á tan grande Señor 
allí le yua grande honor, 

y en la Cruz sola la muerte. 
En fin , para á Dios venir 
nos muestra vuestra venida ; 
después para lo adquirir, 
mostrays que delante ha de yr 
el alma y también la vida. 



Digitized by VjOOQIC 



APÉNDICE. 



357 



Porque muy claro tenían 
enxemplo de vuestros modos 
los que sus bienes trayan, 
y allí los pies los ponian 
de los apóstoles todos ; 
porque el rostro que guardastes, 
las lágrimas que vertistes, 
los cabellos que enruuiastes 
y las manos que preciastes, 
á los pies de Dios pusistes. 

Y también en vos tuuieron 
dechado de perficion 
los que del mundo huyeron 
donde gentes no los vieron, 
buscando contemplación; 
porque os hezistes esquina 
á las cosas d' este suelo, 
tal que por contemplatiua, 
casi os enterrastes biua 
para ver cosas del cielo. 



98 

QUEBBDO. 

Oyd • de Dios amadores , 
pues diuino amor os guía, 
contaros hé mil primores 
de los diuinos amores 
de la segunda María; 
que perdida por amar, 
buelto el querer no querer, 
puso amor en tal lugar, 
que amor le hace ganar 
más que le hizo perder. 

Gloriosa Madalena , 
por amor dizen de vos 



que siendo de Dios agena , 
dando gloria en esta pena, 
tornastes vna de dos. 

Y fuestes tan estremada, 

y en amor de Dios tan presa , 
qu' el alabanza sagrada , 
joya de Dios muy preciada, 
á vos se dio por empresa. 

Aquel precioso licor 
con que á Dios vimos quevngistes, 
empresa fué del amor, 
y aun fué de tanto valor 
que con ella os redemistes. 

Y como vngendo alcan^astes 
perdón de vuestro pecado, 
con vngüento assí os curastes , 
que con el mesmo hallastes 

á Christo resucitado. 

Del Príncipe de la vida, 
consuelo del desconsuelo, 
fuestes en tanto tenida , 
que os hizo dama escogida 
d* aquella Reyna del cielo; 
y como á juntar venia 
dos estremos en vn hombre , 
assí el estremo que auia 
entre María y María 
quiso juntar en vn nombre. 

Inocencia y penitencia 
porque se comunicassen , 
que estauan en diferencia, 
quiso Dios, por su clemencia, 
que en vn nombre se hallassen: 
y siendo tan omizianas 
quan diferentes las dos, 
haziendo sus casas llanas, 
tanto quedaron hermanas , 
quanto la Virgen y vos. 



Digitized by LjOOQIC 



556 



APÉNDICE. 



FIN. 



Dos oros á Dios tocaron 
de mistura diferentes, 
y aunque en valor no ygualaron» 
en el toque se mostraron 
en su ser muy excelentes: 
la Virgen que en excelencia 
sobre limpia plata obra, 
toca á Dios con la innocencia , 
y vos con la penitencia 
sobre el cobre que nos cobra. 



99 



Don Diego Ramírez. 

Santa perfeta, bendita, 
quisiéraos poder loar, 
mas el no saber me quita 
audacia, porque es finita 
en infinito lugar. 
Pues si infinito ha de ser 
lo que en vos se ha de loar, 
ya está claro el no acabar, 
pues es finito el saber 
do infinito ha de quedar. 

Si el rayo del sol inspira 
dentro en espejo de azero, 
haze efecto tan entero 
en ojos del que lo mira, 
como haze el verdadero. 
Assí á mi flaca potencia 
queriéndoos loar á vos , 
rayos de vuestra excelencia 
le ponen tal resistencia, 
que pienso que son de Dios. 



Pues querer mi pluma indigna 
alabaros con su letra , 
no puede en cosa diuina 
dezir cosa que sea digna , 
si vuestra gracia no impetra; 
y que sea tal qual es 
la que vos, Santa , impetrastes 
quando á mi Christo lauastes 
sus sacratíssimos pies, 
donde la gracia hallastes. 

El sol da lumbre á la luna , 
y eclipsando el su claror, 
queda ella de tal color 
que no le queda ninguna, 
perdiendo su resplandor; 
mas en vos, Sancta excelente, 
aunque Christo se eclipsó, 
no del todo en vos murió 
el rayo muy refulgente 
de Christo que os alumbró. 

Porque tan firme selló 
rayo de diuinal gracia, 
que en vuestro pecho imprimió, 
y por vos se predicó 
con muy soberana gracia . 
Pues si vos la predicastes, 
sin que vuestra fe temiesse , 
no era bien que se dixesse 
lo que por amor ganastes 
que del todo se perdiesse. 

FIN. 

Dios , de enamorados dones 
de contino os visitó, 
que en veros llorar lloró, 
y en ambas resurrecciones 
con su vista os alegró; 
y él dirá , pues bien diria 
Santa apóstola de vos , 



Digitized by VjOOQIC 



APÉNDICB. 



359 



que yo» cierto, no sabría 
sino me pusiesse Dios 
su dezir en lengua mia. 



100 

Coplas que hizo Don Jorge 
Manrique a la muerte del 
Maestre de Santiago, D. Ro- 
drigo Manrique, su padre. 

Recuerde el alma dormida, 
abiue el seso y despierte 
contemplando 
cómo se passa la vida, 
cómo se viene la muerte 
tan callando: 

quán presto se va el plazer, 
cómo después de acordado 
da dolor, 

cómo á nuestro parecer 
qualquiera tiempo passado 
fué mejor. 

Y pues vemos lo presente 
como en vn punto es ydo 
y acabado, 

si juzgamos sabiamente , 
daremos lo no venido 
por passado. 
No se engañe nadie, nó, 
pensando ha de durar 
lo que espera 
más que duró lo que vio, 
porque todo ha de pasar 
por tal manera. 

Nuestras vidas son los rios 
que van á dar en la mar, 



que es el morir; 

allí van los señoríos 

derechos á se acabar 

y consumir; 

allí los rios caudales , 

allí los otros medianos 

y más chicos, 

allegados, son yguales, 

los que biuen por sus manos 

y los ríeos. 

Inuocacion. 

Dexo las inuocaciones 
de los famosos poetas 
y oradores ; 

no curo de sus ficiones, 
que traen yema secreta 
sus sabores. 

A aquél solo me encomiendo, 
aquél solo inuoco yo 
de verdad, 

que en este mundo biuiendo, 
el mundo no conoció 
su deidad. 

Este mundo es el camino 
para el otro, qu' es morada 
sin pesar; 

mas cumple tener buen tino 
para andar esta jornada 
sin errar. 

Partimos quando nacemos, 
andamos mientra biuimos, 
y llegamos 

al tiempo que fenecemos; 
assí que quando morimos 
descansamos. 

Este mundo bueno fué 
si bien vsássemos d' él 



Digitized by LjOOQIC 



36o apíndioe. 

como deuemos, 

porque, según nuestra fé, 

es para ganar aquel 

que atendemos. 

Y aún el Hijo de Dios 

para subirnos al cielo 

descendió 

á nacer acá entre nos, 

y biuir en este suelo 

do murió '. 

Ved de quán poco valor 
son las cosas tras que andamos 
y corremos, 

que en este mundo traydor . 
aun primero que muramos 
las perdemos: 
d' ellas deshaze la edad , 
d' ellas casos desastrados 
que acaescen, 
d' ellas, por su calidad, 
en los más altos estados 
desfallecen. 

Dezidme, la hermosura, 
la gentil frescura y tez 
de la cara , 

la color y la blancura , 
quando viene la vejez 
quál se para? 
Las mañas y ligereza 
y la fuerza corporal 
de juuentud, 
todo se torna graueza 
quando llega al arraual 
de senetud. 



Pues la sangre de los godos, 
el linage y la nobleza 
tan crecida, 

por quántas vías é modos 
se pierde > su gran alteza 
en esta vida ! 
Unos por poco valer, 
por quán baxos y abatidos 
que los tienen ! 
otros que por no tener, 
con oficios no deuidos 
se mantienen. 

Los estados y riqueza 
que nos dexan ^ á desora 
¿quién lo duda? 
No les pidamos firmeza , 
pues que son de vna señora 
que se muda. 

Que bienes son ^ de fortuna 
que rebuelue ^ con su rueda 
presurosa , 

la qual no puede ser vna, 
ni ser ^ estable ni queda 
en vna cosa. 

Pero digo que acompañen 
y lleguen hasta la huessa 
con su dueño; 
por esso no nos engañen, 
pues se va la vida apriessa 
como sueño: 
y los deleytes de acá 
son en que nos dele3rtamos 
tempordes ^, 
y los tormentos de allá 



I En la Flor. d. r. c. sigue ahora la estrofa <juc empieza:— 5i fuese en nuestro 
poder.-^Bóhl de Faber copió estas famosas coplas del Cancionero de i535 que no hemos 
logrado ver nosotros. {N, del E.) 2 Flor, d, r. c. se sume. 3 Ihid, dqcn. 
4 Ibid, Presentes son d. f. 5 Ibid, q. s. vuelven c. s. r. 6 Ihid, ni esur. 
7 Ibid. corporales. 



Digitized by VjOOQIC 



apíndigb. 



36 1 



que por ellos esperamos, 
eternales. 

Los plazeres y dul(;ores 
d' esta vida trabajada 
que tenemos, 
¿qué son sino corredores, 
y la muerte es la celada > 
en que caemos? 
No mirando á nuestro daño ' 
corremos á rienda suelta 
sin parar; 

de que vemos el engaño 
y queremor dar la buelta, 
no ay lugar. 

Si fuesse en nuestro poder 
tornar la cara fermosa 
corporal , 

como podemos hazer 
el alma tan gloriosa ^, 
angelical , 

¡qué diligencia tan biua 
tuviéramos cada hora, 
y tan presta, 
en componer la catiua 4, 
dexándonos la señora 
descompuesta! 

Estos reyes poderosos 
que vemos por escripturas 
ya passadas, 

con ^ casos tristes, llorosos, 
fueron sus buenas venturas 
trastornadas: 

assf que no ay cosa fuerte , 
que á Papas y Emperadores 
y Perlados 



assf los trata la muerte 
como á los pobres pastores 
de ganados. 

Dexemos á los Troyanos, 
que sus males no los vimos , 
ni sus glorias; 
dexemos á los Romanos y 
aunque oymos y leymos 
sus historias. 
No curemos de saber 
lo de aquel siglo passado 
qué fué d' ello; 
vengamos á lo de ayer, 
que también es oluidado 
como aquello. 

¿Qué se hizo el Rey Don Juan? 
Los Infantes de Aragón 
¿qué se hizieron? 
¿Qué fué de tanto galán , 
qué fué de tanta invención 
como truxeron? 
Las justas é los torneos, 
paramentos, bordad uras 
é cimeras, 

¿fueron sino deuaneos? 
¿qué fueron sino verduras 
de las eras? 

¿Qué se hizieron las damas , 
sus tocados, sus vestidos, 
sus olores? 

¿Qué se hizieron las llamas 
de los fuegos encendidos 
de amadores? 
¿Qué se hizo aquel trobar, 
las músicas acordadas 



I Flor, d. r, c. y 1. m. la c. 
fíoia. 4 Ibid, cautiva. 5 



3 Ibid, N. xn. nuestro d, 
Ihid, por c 



3 Ibid, ánima glo« 



Digitized by 



Google 



362 APÉUUOB. 

que tañían? 

^Qué se hizo aquel danzar 
y aquellas ropas chapadas 
que trayan? 

Pues el otro su heredero, 
Don Enrrique ¡qué poderes 
alcan^aua! 

¡Quán blando, quán alagüero 
el mundo con sus plazeres 
se le daua! 

Mas verás quán enemigo, 
quán contrario, quán cruel 
se le mostró; 
auiéndole sido amigo, , 
quán poco duró con él 
loque le dio! 

Las dádiuas desmedidas, 
los edificios reales 
llenos de oro, 
las baxillas tan fabridas, 
los enriques y reales 
del tesoro; 
los jaezes y cauallos 
de su gente y atauios 
tan sobrados, 

¿dónde yremos á buscallos? 
¿qué fueron sino rocíos 
de los prados? 

Pues su hermano el innocente, 
que en su vida sucessor 
se llamó, 

¡qué corte tan excelente 
tuuo y quánto gran señor 
que le siguió! 
Mas como fuesse mortal, 
metiólo la muerte luego 



en su fragua. 
¡O jQyziodiuinal! 
quando más ardia el niego, 
echaste agua. 

Pues aquel gran CondesUble. 
Maestre que conocimos 
tan priuado, 

no cumple qu' d' él se hable, 
sino sólo que le vimos 
degollado. 
Sus infinitos tesoros, 
sus villas [y] sus lugares, 
su mandar, 

¿qué le fueron sino lloros? 
¿qué fueron sino pesares 
al dezar? 

Pues los otros dos hermanos. 
Maestres tan prosperados 
como reyes, 

á los < grandes y medianos 
traxeron tan sojuzgados 
á sus leyes; 
aquella prosperidad 
que tan alta fué subida 
y ensalada, 
¿qué fué sino claridad 
que quando más encendida 
fué amatada? 

Tantos Duques excelentes, 
tantos Marqueses y Condes 
y Barones 

como vimos tan potentes, 
df, muerte, ¿dó los escondes 
y los pones *? 

Y sus muy claras ^ hazañas 
que hizieron en las guerras 



Flor d. r. c, que á los. 2 Ibid, y traspones. 3 íbid, y por más c. b. 



Digitized by VjOOQIC 



APÉNDICE. 



363 



y en las pazes, 

quando tú, cruel, te ensañas, 
con tu fuerza los atierras 
y desbazes. 

Las huestes innumerables, 
los pendones y estandartes 
y vanderas, 

los castillos inpunables, 
los muros é baluartes 
y barreras, 

la caua honda chapada, 
ó qualquier otro reparo 
¿qué aprouecha? 
Quando tú < vienes ayrada, 
todo lo passas de claro 
con tu flecha >. 

Aquel de buenos abrigo, 
amado por virtuoso 
de la gente, 

el Maestre Don Rodrigo 
Manrrique, tan famoso ^ 
y tan valiente, 
sus grandes hechos y claros 
no cumple que los alabe, 
pues los vieron, 
ni los quiero hazer caros, 
pues el mundo todo sabe 
quáles fueron. 

¡Qué amigo de amigos! 
¿Qué señor para criados 
y parientes! 

¡Qué enemigo de enemigos! 
¡Qué Maestre de esforzados 



y valientes ! 

¡Qué seso para discretos! 

¡Qué gracia para donosos! 

¡Qué razón! 

¡Quán benigno á los subjectos. 

y á los brauos y dañosos 

vn león ! 

En ventura Octauiano; 
Julio César en vencer 
y batallar; 

en la virtud, Africano; * 
Aníbal en el saber 
y trabajar. I 

En la bondad vn Trajano; 
Tito en liberalidad 
con alegría; 

en su bra^o, vn Archidano; 
Marco Tulio en la verdad 
que prometía. 

Antonio Pie en clemencia ; 
Marco Aurelio en ygualdad 
del semblante; 
Adriano en eloquencia ; 
Theodosio en humanidad 
y buen talante. 
Aurelio Alexandre fué 
en disciplina y rigor 
de la guerra ; 
vn Constantino en la fé; 
Gamelio en el gran amor 
de su tierra. 

No dexó grandes tesoros, 
ni alcan<;ó muchas riquezas 



1 Flor, d, r. c. que si tú v. a. 2 En la Flor. d. r. c. siguen las estrofisis que 
empiezan :*0 mundo, pues que nos matas ;^y:^Es tu comiendo lloroso ^^y con 
ésta termina la composidon. [N. del E.) 3 tanto? 



Digitized by LjOOQIC 



364 apíndicb. 

ni baxillas, 

mas hizo guerra á los moros, 

ganando sus fortalezas 

y sus villas; 

y en las lides que venció, 

caualleros y cauallos 

se prendieron, 

y en este oficio ganó 

las rentas é los vasallos 

que le dieron. 



Pues por su honrra y estado 
en otros tiempos passados 
¿cómo se vuo? 
quedando desamparado, 
con hermanos y criados 
se sostuuo. 

Después que hechos famosos 
hizo en esta dicha guerra 
que hazía, 

hizo tratos tan honrosos, 
que le dieron muy más tierra 
que tenia. 

Estas sus viejas hystorias 
que con su bra^o pintó 
en la juuentud, 
con otras nueuas victorias 
agora las renouó 
en la senetud. 
Por su gran abilidad , 
por méritos y ancianía 
bien gastada 
alcanzó la dignidad 
de la gran cauallería 
del Espada. 

E sus villas é sus tierras 
ocupadas de tiranos 
las halló, 
mas por cercos é por gueiras 



y por fuer9as de sus manos 

las cobró. 

Pues nuestro Rey natural , 

si de las obras que obró 

fué seruido, 

dígalo el de Portugal , 

y en Castilla quien siguió 

su partido. 

Después de puesta la vida 
tantas vezes por su ley 
al tablero; 

después de tan bien seruida 
la corona de su Rey 
verdadero; 

después de tanta hazaña 
á que no puede bastar 
cuenta cierta, 
en la su villa de Ocaña 
vino la muerte á llamar 
á su puerta. 



(Habla la Muerte.) 

Diziendo: « Buen cauallero, 
dexad el mundo engañoso 
y su halago; 

muestre su esfuerzo famoso 
vuestro coraron de azero 
en este trago; 
y pues de vida y salud 
hezistes tan poca cuenta 
por la fama , 
esfuércese la virtud 
para sufrir esta afrenta 
que os llama. 

» No se os haga tan amarga 
la batalla temerosa 
que esperays , 



Digitized by LjOOQIC 



apínbiob. 



36S 



pues otra vida más larga 

de fama tan gloriosa 

acá dexays: 

aunque esta vida de honor 

tanpoco no es eternal 

ni verdadera, 

mas con todo es muy mejor 

que la otra temporal 

perecedera. 

>E1 biuir que es perdurable 
no se gana con estados 
mundanales, 
ni con vida deleytable 
en que moran los pecados 
infernales; 

mas los buenos religiosos 
gánanlo con oraciones 
y con lloros; 
los caualleros famosos 
con trabajos y afliciones 
contra moros. 

«Y pues vos, claro varón, 
tanta sangre derramastes 
de paganos , 
esperad el galardón 
que en este mundo ganastes 
por las manos ; 
y con esta confianza 
y con la fe tan entera 
que tenejrs, 

partid con buena esperanza 
que esta otra vida tercera 
ganareys.» 



(Responde el Maestre.) 

«No gastemos tiempo ya 
en esta vida mezquina 



por tal modo, 

que mi voluntad está 

conforme con la diuina 

para todo; 

y consiento en mi morir 

con voluntad plazentera, 

clara, pura, 

que querer hombre biuir 

quando Dios quiere que muera, 

es locura.» 

Oración. 

Tú que por nuestra maldad 
tomastes forma ceuil 
y baxo nombre; 
tú que en tu diuinidad 
juntaste cosa tan vil 
como el hombre ; 
tú que tan grandes tormentos 
sufriste sin resistencia 
en tu persona , 
no por mis merecimientos, 
mas por tu sola clemencia 
me perdona. 

CABO. 

Assf con tal entender, 
todos sentidos humanos 
conseruados, 
cercado de su muger, 
de hijos y [de] hermanos 
y criados, 

dio el alma á quien gela dio, 
(el qual la ponga en el cielo 
y en su gloria ,) 
y aunque la vida murió, 
nos dexó harto consuelo 
su memoria. 



Digitized by LjOOQIC 



366 



AFÉNDICK. 



lOI 



Adición hecha por Rodrigo 
OssoRio sobre dos coplas que 
hallaron al Señor Don Jorge 
Manrique en el seno quando 
lo mataron. — Don Jorgb 
ManriqüS. 

¡O mundo! pues que nos matas, 
fuera la vida que distes 
todayida; 

mas según acá nos tratas, 
lo mejor y menos triste 
es la partida 
de tu vida tan cubierta 
de tristezas y dolores 
muy poblada; 
de los bienes tan desierta, 
de plazeres y dul^res 
despojada. 

Es tu comien<^ lloroso; 
tu salida siempre amarga 
y nunca buens^; 
lo de enmedio trabajoso, 
y á quien das vida más larga 
le das pena. 

Assi los bienes muriendo 
y con sudor se procuran, 
y los das; 

los males vienen corriendo; 
después de venidos, turan 
mucho más. 



1 02 
Rodrigo Osorio. 

Son las glorias y deleytes 
que en este siglo prestado 



más aplazen, 

vnos fengidos afeytes 

que con viento muy delgado 

se deshazen. 

De tí, mundo, nos quexamos 

con razón é causa fuerte, 

pues que vemos 

que contino te tratamos, 

y antes de conocerte 

te perdemos. 

La causa. 

La gruessa sensualidad 
d* este cuerpo ponderoso 
que traemos 
empide la claridad 
del spíritu glorioso 
que tenemos; 
y hasta ser diuididos 
cada qual d' estos estremos 
sobre sí, 

no pueden ser conocidos 
los secretos que creemos 
que ay en tí. 

Las ánimas despojadas 
d' esta lodosa materia , 
veen claras 
estas cosas ocultadas, 
tu condición, tu miseria, 
tus dos caras: 
la vna con que nos guias 
á los dulces apetitos 
temporales; 

con la otra nos embias 
á tormentos infinitos 
infernales. 

Compara, 

\ O mundo! morada escura 
de los brutos animales 



Digitized by LjOOQIC 



apíndioi. 



367 



sin razón! 

Valle hondo de amargura, 

destierro lleno de males 

y passion ! 

¡Tierra sembrada de espinas, 

pestilente, inficionada 

deuocion '; 

dulfor que assf nos inclinas 

á tu peruersa y dañada 

condición ! 

Si nuestros padres primeros 
el mandamiento diuino 
no passaran, 
todos fueran herederos 
de la gloria, y de contino 
la gozaran. 

Tormento, penas, angustias, 
hambre, frió ni calor 
no sintieran; 

ni las plantas fueran mustias >• 
y en su perpetuo verdor 
permanecieran. 

Ni la vieja antigüedad ^ 
nuestra bella juuentud 
corrompiera, 
ni otra aduersídad 
contraria de la salud 
se sintiera. 

Siempre fuéramos aceptos 
á la voluntad diuina 
sin errar, 
conseruando sus preceptos, 



no haziendo cosa digna 
de pecar 4. 

Ni los vicios y pecfados 
nuestras ánimas benditas 
manzilláran, 
ni fuéramos condenados, 
ni las penas infinitas 
nos penaran. 
Solamente Lucifer 
posseyera los tormentos 
del abismo; 
ni nos fueran menester 
los sagrados sacramentos, 
ni el baptismo ^. 

Sólo por aquel pecado 
que nuestro primero padre 
allí pecó, 

fué lanzado y desterrado 
él y Eua, nuestra madre ^ 
á quien siguió; 
do fué maldita la tierra 
y todos los elementos 
corrompidos, 

y entre nos quedó tal guerra, 
que jamás serán contentos 
los nacidos. 

Fué dado por maldición 
al hombre porque pecara, 
que biuiesse 

desterrado en val de Ebron, 
y con sudor de su cara 



I Cancionero de Sevilla de iSJ^S. sinrazón, a Ibid, lasp.nof.m. 3 Ihid, fea 
a. 4 Ibid. d. tachar. 5 En la Flor. d. r. c. que copia esta composición del 
Cancionero de Sevilla de iS35, la segunda mitad de esta estreñí está sustituida por la 
primera de la que sigue en nuestro texto:— 5d/o por aquel pecado, efe.— Faltan luego 
los seis versos que terminan ésta, y además las dos siguientes, y se reanudan ambos 
icito» tn]A que tmpitZRi^E vivimos desterrados, (N.delE.) 6 5. i533. con 
Eva la n. m. 



Digitized by LjOOQIC 



368 apíndxox. 

sostuuiesse 

U fortuna temporal 

del estío destemplado 

y del inuierno, 

y que fuesse hombre mortal, 

obligado y condenado 

al infierno. 

E la muger que pariesse 
sus hijos con gran dolor 
y loscriasse; 
y que siempre obedeciese 
al varón como á Señor 
y lo acatasse. 
Y por solos estos dos - 
que el diuino mandamiento 
traspassaron, 
quedamos ellos y nos 
obligados al tormento 
que heredaron. 

E biuimos desterrados, 
desseosos de boluer 
donde salimos, 
pobres y deseredados 
de la gloria y del plazer 
que perdimos. 
Por aquella sospiramos; 
las lágrimas y gemidos 
allí van ; 

por aquella siempre estamos 
descontentos y aborridos 
con afán. 

(Nota.) 

E las tristezas que tienen 
los hombres muchas vegadas, 
no sabidas , 

de allí proceden y vienen , 
allí fueron engendradas 
y nacidas; 



ca siente nuestra memoria 

vn natural sentimiento 

original, 

porque perdimos la gloría, 

y heredamos detrimento 

terrenal. 

(Lo que perdimos y lo que 
cobramos.) 

De libres y francos y esentos, 
nos hezimos tributarios 
y subjectos; 

de contentos, descontentos, 
y de hermanos, muy contraríos 
inquietos: 

de señores, sufráganos; 
de justos, santos y buenos , 
imperfectos; 
de diuinales, humanos, 
pecadores y muy llenos 
de defectos. 

Como el ánima diuina 
aquestas cosas contempla 
y las mira , 

luego se humilla é inclina, 
se altera, turba y destiempla 
y sospira: 

conoce la perfecion 
cómo fué hecha é criada 
y para qué , 
y mira la perdición 
que allá tiene aparejada, 
si tal no fué. 

Y como la carne sienta 
que fué hecho corruptible 
su metal, 

siempre biue descontenta, 
conociendo ser passible 
y mortal. 



Digitized by LjOOQIC 



APÉlfOICB. 



369 



La mayor pena que Dios 
quiso dar á los culpados 
conocida , 

es que fuessen estos dos 
diuididos y apartados 
de la vida. 

Como quier que tenga incierta 
el ánima la carrera 
y muy dudosa » 
de contino está despierta, 
y la orrible muerte espera, 
temerosa: 

y después de ser llegada , 
atan grande su venida 
da el temor >, 

que aunque vaya bien guiada, 
es por fuerza se despida 
con dolor. 

(La causa.) 

Porque dexa desterrado 
su cuerpo con los humanos 
muy amado, 

poluoriento y maltratado, 
corrumpido de gusanos 
y abiltado; 

que las ánimas sagradas 
que por mérito ganaron 
gloria y ciclo, 
dessean ser ayuntadas 
con los cuerpos que dexaron 
en el suelo. 

(La roj^on.) 

Porque ambos en vn ser 
fueron hechos ayuntados 
é vnidos , 



para siempre posseer 

los gozos beatificados, 

infinidos; 

y aunque el ánima quieta 

tenga óiganla ganada 

soberana , 

no terna gloria perfecta 

hasta verse acompañada 

de la hermana. 

Por esto no reposamos, 
mas antes vida penosa 
rescebimos , 

hasta en tanto * que boluamos 
á la patria gloriosa 
do salimos. 
En aquella hallarán 
los que dignamente fueren 
repatriados, 
los gozos que turarán 
quanto Dios con quien se vieren 
colocados. 

CONCLUYE. 

Assf que ninguno espere, 
en tanto que desterrado 
y aussente 

de aquella gloria estuuiere, 
que ningún humano estado 
le contente. 

Quexarnos, mientras biuimos, 
d' este mundo, no seria 
con razón, 

más de nos porque seguimos 
los desseos que nos guía 
su afición. 



5. i335. es tan g. de la vidasel amor. 3 Ibid. h. tanto. 



>4' 



Digitized by LjOOQIC 



370 



APilfBlOB. 



io3 



Otras suyas, hechas en menos- 
precio del mundo y contra la 
desordenada codicia. 

Coraron triste, reposa, 
no mueras, por Dios, ni penes, 
que estos temporales bienes 
siempre dieron en rehenes 
esta vida congoxosa 
que al presente agora tienes: 
y haze conjugación 
contigo quando quisieres , 
é si por ventura vieres 
que esto que pides é quieres 
te impide la saluacion , 
no lo procures ni esperes. 

Qu' estos bienes de fortuna, 
este negro tuyo y mió 
tras quien va nuestro aluedrío, 
son assí como rocío 
ó como agua de laguna 
en el tiempo del estío: 
tienen tanta imperfecion, 
son tan caducos y breues, 
tan mouibles é tan leues, 
que si con ellos te atreues, 
será dolor y passion 
la mejor parte que Ueues. 

Y deuen considerar 
tus apetitos caninos, 
los peligrosos caminos 
y los peligros marinos 
que se ofrecen en la mar, 
á la muerte muy vezinos. 
Aquel contino temor 
de ver las naos sumergidas , 



do suelen quedar las vidas 
é ñquczas adquiridas 
con tanta sangre y feruor, 
eternamente perdidas. 

E mira cómo veniste 
sin ninguna cobertura 
al tiempo que la natura 
te sacó hecho criatura 
del vientre donde saliste 
como de cárcel oscura; 
y mira que ha de boluer 
al despedir de la vida 
esta carne que te enrrida, 
no pomposa ni vestida, 
adonde ha de podrecer, 
ser deshecha y corrompida. 

E considera los brutos 
é siluestres alimañas 
cómo hartan sus entrañas 
con bellotas é castañas 
y otros diuersos ñ'uctos 
que nacen por las montañas; 
é mira quántos linajes 
de otras gentes de razón 
que en diuersas partes son, 
les dan vida y perfecion 
aquestas frutas saluajes 
sin congoxa ni afición. 

No aurán de buscar oro, 
perlas ni piedras preciosas, 
ni tienen casas suntuosas , 
ni vestiduras pomposas, 
ni codician gran tesoro 
de riquezas abundosas; 
ni fortalecen las tierras, 
ni vsurpan los señoríos; 
passan las nieues é frios 
con muy simples atauios; 



Digitized by VjOOQIC 



APéi<n>iOB. 



371 



son esentos de las guerras , 
de trances y desafios. 

Tienen los sueños liuianos 
sin ninguna alteración ; 
tienen libre el coragon 
de qualquier ocupación 
de los negocios humanos, 
que suelen dar turbación : 
satisfazen de contino 
la sed con aguas corrientes 
de claros rios é fuentes ; 
quitan mil inconvenientes 
que suele causar el vino 
A muchas diuersas gentes. 

Pues mira que tú é aquel 
que con esto se contenta , 
ni la muerte es esenta , 
ni andays fuera de vna renta 
dende su padre de Abel 
hasta el fin de nuestra cuenta. 
Pues si aquel guía razón 
y átí razón y fé, 
no puedo alcanzar ni sé 
razón ni causa porqué 
tengas siempre inclinación 
á lo que tuyo no fué. 

Concluye vna autoridad ' de la 
Sagrada Escritura. 

Mira en quánta condición 
puso la suma bondad 
el bien é felicidad 
de la celestial ciudad 
aquellos que ricos son 
é tienen prosperidad. 
Pues si los bienes mundanos 



te priuan de los eternos, 
aporqué y costal de gusanos, 
si sientes que son profanos , 
quieres robar los infiernos 
con tus codiciosas manos? 



104 



Otras suyas sobre la desorden 
del mundo. 

En este siglo mundano, 
lleno de mil desuaríos, 
do todo linage humano 
roba y mete á sacomano 
honras, pompas, señoríos, 
nunca ninguno se esfuerce 
en fauores ni priuanga , 
porque muchas vezes tuerce 
la fortuna su alabanza 
é trueca la bien andanza. 

Buelue el plazer en tristeza, 
la priuan(;a en disfauores, 
en miseria la riqueza : 
nunca tienen más firmeza 
con sieruos que con señores : 
jamás cessa noche é dia 
boluiendo su loca rueda , 
no acatando mayoría , 
de guisa que nunca queda 
hasta que nos desereda. 

Solos priuan lisongeros 
ó persona interessal; 
hijosdalgo y caualleros 
andan hechos estrangeros 
en qualquier corte real. 



I En el Cancionero dt Xmbcves de i557, esta •Autoridad» se halla al fin de la com- 
posicioii del mismo J. Manrríque que empieza'.^JS'n este siglo mundano, (N, del E.) 



Digitized by LjOOQIC 



372 APilfüIOX. 

O Dios! é quán de doler 
es ver menguados los buenos, 
é los no tales tener 
correos é cofres llenos 
de los tesoros ágenos! 



¡Quántos vimos prosperados, 
puestos en alta tribuna ; 
después vimos sus estados 
destruydos y assolados 
por la mudable fortuna! 
Otros vimos aun ayer 
muy comunes oficiales; 
agora los vemos ser 
posseedores principales 
de fauores é metales. 

CONCLUYE. 

Por esta tanta mudan^ , 
por esta constancia poca , 
ninguno tenga esperanza 
ni ponga su confianza 
en esta fortuna loca; 
pues que sus fauores son 
con que cumple y satisfaze, 
como vna modulación 
que quando más nos aplaze 
en el ayre se deshaze. 



io5 



Juan del Enzina, en alabanza 
é loor de la gloriosa Reyna 
de los cielos. 

Quien nauega por el mar 
de aqueste triste biuir, 
si bien quiere nauegar, 
lo que más deue mirar 
que se sepa bien regir % 

por el norte , 



que con este tal conorte 
no ay peligro en el partir. 

Claridad del medio dia, 
norte de todo concierto, 
bendita Virgen María» 
quien por tus obras se guía 
acierta bien en lo cierto; 
de tal suerte, 

que después de aquesta muerte 
tú le llenas á buen puerto. 

Que quien es buen caminante 
en esta breue jomada, 
al partir verá delante 
tu muy alegre semblante , 
porque no tema de nada ; 
y en la gloria 
aquel alcan^ victoria 
de quien eres abogada. 

En tf pongamos los ojos, 
no te perdamos de vista; 
apartemos los enojos 
de los desseos y antojos 
porque el alma esté bien quista ; 
contal tino, 

que después en el camino 
no tengamos más conquista. 

De tal manera binamos 
en la vida que tenemos , 
que al tiempo quando partamos, 
con trabajos merezcamos 
vida donde descansemos ; 
la qual vida 
teniéndote á tf seruida , 
muy presto la cobraremos. 

No fiemos vn momento 
d' este mundo é sus mudanfas; 



Digitized by LjOOQIC 



APÍNOIOB. 



373 



pongamos el pensamiento 
en tu gran merecimiento, 
7 en tí nuestras esperanzas. 
A tí alabo . 

que no aj principio ni cabo 
en contar tus alabangas. 

Alabar tu merecer 
é tu mucha perfecion , 
nascidos ni por nascer 
no pueden tanto saber 
que te den lo qu' es razón; 
noay quien pueda, 
que por desseo no queda; 
reciue la deuocion. 

Tú nos abonas con Dios; 
por tí recibe los ruegos; 
tú ruegas siempre por nos, 
é reynays ambos á dos 
en perdurables sossiegos. 
Nuestros males 
tú los remedias é vales, 
que eres lumbre de los ciegos. 

Eres tú, Reyna del cielo, 
socorro de pecadores, 
eres de todos consuelo; 
quien recela algún recelo 
luego inuoca tus fauores ; 
y te llama 

aquel que te sime y ama, 
que remedies sus dolores. 

Eres flor de todo el mundo, 
Madre del que te crió; 
tienes el grado segundo 
después que aquel que al profundo 
en el Limbo descendió; 



y en persona 

Él te puso tal corona 

qual á nadie nunca dio. 

Espejo para los buenos, 
carrera de los errados, 
los de tu gracia más llenos 
é los que te yerran menos 
son más bienauenturados. 
Tu concordia , 
Madre de misericordia, 
concuerde nuestros cuydados. 

FIN. 

Virgen la más excelente 
que será, ni es, ni fué, 
dame gracia suficiente 
que en las obras te contente 
porque digan con la fé, 
que contigo 

no he temor del enemigo, 
ni peligro temeré. 



106 

Juan del Enzina , contra los 
que dizen mal de mugeres. 

Quien dize mal de mugeres 
aya tal suerte é ventura 
que en dolores é tristura 
se conuiertan sus plazeres: 
todo el mundo le desame, 
de nadie sea querido, 
no se nombre ni se llame 
sino infame y más que infame ^ 
ni jamás sea creydo. 

Siempre biua descontento. 



Cancionero de Juan del Encina; Zaragoza, 1S16. sinoí. más q. i. 



Digitized by LjOOQIC 



374 APÉNDICE. 

fatigado é congoxoso; 
nunca se vea en reposo; 
jamás le falte tormento , 
jamás le falte cuydado, 
pene más que pena fuerte; 
biua tan apasionado, 
que de muy desesperado 
aya por buena la muerte. 

E muera , pues que meresce 
morir como malhechor, 
pues por malicioso error 
lo bueno mal le parece : 
que el que está de vicios lleno 
es enemigo mortal 
del que del mal es ageno; 
mas los buenos, de lo bueno 
nunca saben dezir mal. 

Los maldizientes mundanos 
sufren menguas más que menguas, 
que se esfuerzan en las lenguas 
acouardando las manos; 
mas quien tiene fama buena , 
de ser maldiziente huya , 
qu' el más malo más ordena 
de matar la fama agena , 
pues que no luze la suya. 

Yo no sé cómo ni quién 
puede tener por costumbre 
de querer matar la lumbre 
de las que son nuestro bien. 
¡O malditos maldizientes, 
hombres no para ser hombres , 
en maldades diligentes! 
¿A personas inocentes 
quereys infamar sus nombres? 

Ved el gran bien que tenemos 
por vna Virgen donzella ; 



é pues fué muger, por ella 
todas las otras honremos; 
que si bien consideramos 
quánta honrra se les deua, 
siempre en deuda les quedamos, 
pues que por muger cobramos 
lo que perdimos por Eua. 

Síruanlas todos de gana, 
pues que Dios, por nos sainar, 
de muger vino á tomar 
en el mundo carne humana. 
Que si mal le pareciera 
la primera que crió, 
creo yo que no la diera 
por muger é compañera 
al hombre como la dio. 

Si dezfs ser ella el medio 
del pecado de los dos , 
aquello permitió Dios 
para ser Él el remedio; 
y el primer siglo acabado, 
puesto el mundo en perdición. 
El mesmo tuuo cuydado 
de dexar acompañado 
con la muger el varón. 

Hé por mucha marauilla 
quál traydor puede amenguar 
lo que Dios quiso criar 
de nuestra misma costilla: 
á nosotros amenguamos , 
pues los hombres son sus padres ; 
si á mujeres vltrajamos , 
miremos que desonramos 
las honras de nuestras madres. 

¿Con qué gesto ó con qué cara 
el que maldiziente fuere , 
si algún mal d* ellas dixere , 



Digitized by VjOOQIC 



APÉNDIÚE. 



375 



delante d' ellas se para? 
Que en nuestras honras desfaze 
dar en sus honras estrago; 
y á Dios d' ello no le plaze 
que á quien tanto bien nos haze 
ayamos de dar mal pago. 

Ellas son muy piadosas 
en todas nuestras fatigas; 
é las que más enemigas 
son no menos amorosas: 
é la de más crueldad 
es de bien tan virtuoso, 
que tiene de voluntad 
más manzilla é piedad 
qu' el hombre más piadoso. 

Piadosas en dolerse 
de todo ageno dolor 
con muy sana fe y amor 
sin su fama escurecerse ; 
ellas nos hazen hazer 
de nuestros bienes franquezas ; 
ellas nos hazen poner 
á procurar é querer 
las virtudes é noblezas. 

Ellas nos dan ocasión 
que nos hagamos discretos, 
esmerados 6 perfectos 
é de mucha presunción: 
ellas nos hazen andar 
las vestiduras polidas , 
los pundonores guardar, 
é por honra procurar 
tener en poco las vidas. 

Ellas nos hazen deuotos, 
corteses é bien criados; 



de medrosos, esforzados, 
muy agudos de muy botos. 
Queramos lo que quisieren; 
de su querer no salgamos; 
quanto más pena nos dieren, 
quanto más mal nos hizieren, 
tanto más bien les hagamos. 

Que si con nuestra porfía 
norsiguiéssemos su gala, 
maldita la muger mala 
que en el mundo se hallaría. 
Nosotros fingimos penas 
por mostrarles que penamos, 
mil prisiones é cadenas, 
y aunque quieran » ser muy buenas, 
nosotros no las dexamos. 

No porque muchos no tengan 
tal querer con las que quieren, 
que mueren é más que mueren ; 
mas otros ay que se vengan. 
Vénganse de las burlar 
é que siempre mal les vaya ; 
mas quien quiere su pesar, 
no se deue de contar 
por hombre donde hombres aya. 

Miremos lo qu' es razón; 
si algunas culpadas hallan, 
callemos, pues ellas callan, 
que las culpas nuestras son. 
Callemos nuestra maldad, 
nuestros engaños con arte, 
pues ellas son en verdad 
inclinadas á bondad 
todas por la mayor parte. 

Mas los hombres, ved qué dicha, 



Canc. de J, d, E, quieren. 



Digitized by LjOOQIC 



376 



ápíndiob. 



que los buenos son muy ralos, 
é vereys mil hombres malos, 
y vna muger por desdicha. 
Si dezís que la vergüenza 
encubre sus pensamientos, 
essa fué más excelencia, 
darles Dios más preminencia 
por sus más merecimientos. 

No ay muger, según su estado, 
ni la mayor ni menor, 
que no tenga algún primor 
que merezca ser loado. 
Todas deuen ser loadas, 
todas son dignas de gloria , 
todas sean acatadas, 
todas de todos amadas, 
pues amarlas es victoria. 

PIN. 

Bendito quien las sintiere 
y ensalmare su corona! 
¡Biua, biua la persona 
del que más suyo se viere! 
¡Muera quien mal les dessea 
peor muerte que Torrellas! 
En plazer nunca se vea , 
é de Dios maldito sea 
el que dixere mal d' ellas! 



107 



Miserere mei DeuSy trobado por 
Juan del Enztna. 

Duélete, Señor, de mí, 
según tu misericordia, 
pues ay, cierto, sin discordia 



gran misericordia en tí ; 
é según la multitud 
de tu mucha piedad, 
quita. Señor, mi maldad, 
pues es tanta tu virtud. 

Láuame de aquí adelante 
de mi maldad muy lanado; 
Ifmpiame de mi pecado, 
que el pecado no me espante; 
porque mi maldad maluada 
yo la confiesso é la digo; 
mi pecado, mi enemigo, 
me tiene el alma dañada. 

A tí solo he yo pecado; 
hice el mal en tu presencia , 
porque justo en tu sentencia 
vences tü, siendo juzgado. 
Mira que soy, cierto, yo 
en maldades concebido, 
y en pecados dolorido 
mi madre me concibió. 

En verdad , verdad amaste, 
é lo dudoso é secreto 
de tu saber muy perfecto 
tú me lo manifestaste. 
Rociarme has tú. Señor, 
é lañarme has con ysopo; 
será más blanco que el copo 
de la nieve mi blancor. 

A mis orejas é oydos 
darás gozo é alegría; 
gozaránse en demasía 
los huessos muy abatidos. 
Buelue tu cara bendita, 
quítala de mis pecados; 
todos sean perdonados , 
todas mis maldades quita. 



Digitized by VjOOQIC 



G)ra^on limpio, Dios mió, 
cría en mí, por ser qual deua ; 
en mis entrañas renueua 
espíritu sin desufo. 
No me alcances tú de tí, 
de tu yra yo rehuyo, 
y el Santo Espíritu tuyo 
no lo quites tú de mí. 

Dame plazer é alegría 
de tu salud eternal; 
de espíritu principal 
confirma la yida mia. 
Mostraré los tus caminos 
á los peruersos roaluados, 
é serán á tí tornados 
los crueles é malinos. 

Líbrame de pecadores 
tú. Dios, Dios de mi salud , 
é cantaré tu virtud , 
tu justicia é tus loores. 
Abrirás, Señor, mis labios, 
é mi boca sin tardanza 
anunciará tu alabanza . 
que eres saber de los sabios. 

Porque si tú lo quisiesses, 
daríate sacrificio, 
mas, cierto, de tal seruicio 
no creo que te siruiesses. 
Sacrificio á Dios será 
espíritu tribulado; 
el coraron humillado 
Dios no lo despreciará. 

FIN. 

Benignamente é muy bien 
trata y Señor, á Syon, 
porque tenga en perfecion 



ÁPiKDtCX. 

sus muros Hierusalen. 
Entonces recebirás 
sacrificio de justicia , 
é de ofrendas sin malicia 
en tu altar te seruirás. 



377 



108 



Benedictus Dominus Deus Israel. 

Bendito Dios de Israel 
que á su pueblo visitó, 
é con su Passion cobró 
toda la redención d' él ; 
y aleónos con su humildad ; 
resuscitó la virtud ; 
para darnos la salud 
tomó nuestra humanidad. 

Según antes él habló 
por boca de sus Prophetas, 
sus promesas muy perfectas 
como dixo las cumplió. 
De los que mal nos querían 
salud é victoria vimos; 
de aquellos la conseguimos 
que enemistad nos tenian. 

Por misericordia obrar 
con nuestros padres por tanto, 
de su Testamento sancto 
se quiso Dios acordar; 
que jurado lo tenia 
á nuestro padre Abraham ; 
grandes promesas están 
que á nosotros se daria. 

Diónos al Hijo el Señor 
que nos haga sus amigos. 



Digitized by LjOOQIC 



378 



apíndicb 



é librados de enemigos 

le simamos sin temor; 

en santidad é justicia 

delante d' Él siempre andemos, 

é siempre le contemplemos 

con mucho amor é codicia. 

Tú, Sant Juan, mo^o^ propheta 
del muy Alto te dirás; 
delante de Cristo yrás 
predicar su fe perfeta, 
para dar santos cuydados 
é sciencia de saluacion 
á su pueblo en remission 
de sus culpas é pecados. 

FIN. 

Por misericordia pura 
de Dios que quiso sainarnos» 
é vernos é visitarnos, 
nascido de gran altura, 
porque fuessen alumbrados 
los que en sombra estañan ciegos, 
é porque en paz é sossiegos 
fuésemos encaminados. 



109 



Magníficat anima mea y trobada 
por Juan del Enzina. 

La mi ánima engrandece, 
y alaba con gran firmeza 
al Señor é su grandeza 
que toda gloria merece ; 
y alegróse en gran manera 
con gran gozo é alegría 



mi espíritu y alma mia, 
en Dios, mi salud entera. 

Porque con gracia infinita 
miró mi gran humildad, 
por esta causa, en verdad, 
me dizen todos bendita; 
porque aquel que pudo tanto 
y es de fuerzas poderosas, 
hizo en mí muy grandes cosas 
su nombre bendito é sancto. 

E vino de gente en gentes 
su muy gran misericordia 
por la diuinal concordia 
á ios que le eran temientes. 
Su poderoso poder 
en su bra^ ]e mostró; 
los soberuios desechó 
y esparció de su querer. 

Derrocó los poderosos 
de la silla donde estañan ; 
ensalmó los qu^ mostrauan 
ser humildes, temerosos; 
á los que estañan hambrientos, 
de muchos bienes hartó; 
ninguna cosa dexó 
á los ricos auarientos. 

FIN. 

A su buen sieruo Israel 
con amor lo recibió, 
porque d' él se recordó 
la misericordia d' él^ 
según habló ciertamente 
en los siglos ya passados 
á nuestros padres honrrados , 
Abraham y á su simiente. 



Digitized by VjOOQIC 



APÉNDICE. 



379 



no 



S%uese vna deuota, breue é 
bien sotál Confession, nueua- 
mente trobada por vn deuoto 
religioso. 

Yo peruerso pecador, 
malo por diuersos modos , 
me confiesso á tí , Señor, 
sin pensar dezir error, 
por el más malo de todos: 
y pues ba de ser la guia 
de los que de tí discrepan , 
sin que duden, 
también á Santa María 
y á los Santos que lo sepan 
y me ayuden. 

No es manera lo que digo 
para más agrauiarme , 
que en lo que he seguido é sigo 
tú, Señor, eres testigo 
que serás en ayudarme : 
que si algunos se ofendieron 
en bestiales corazones 
más temprano, 
quigá que no recibieron 
tan santas inspiraciones 
de tu mano. 

¿Quién duda que no pecasse 
todo tiempo noche é dia , 
y que no considerasse 
antes que lo comen^asse 
quánto en ello se ofendía? 
Pues aquí ¿quién alumbraua , 
ni quién pone allí furor 
que desuele, 
sino Dios que se abri^ua 



en espíritu de amor 
como suele? 



¡Quántas vezes, ó cuytado, 
sin bazer por ello enmienda, 
yendo yo desenfrenado 
por los prados del pecado, 
me tiraste de la rienda! 
E por vna tal manera 
qual ruego que en mis erradas 
no me arguyas, 
que qualquiera conociera 
como aquellas sofrenadas 
eran tuyas. 

Yo me vi, y me acuerdo bien, 
en mi casa con mis vicios , 
tan cerrada que no ay quien, 
pié de cabra ni bayben, 
que la sacara de quicios ; 
y estando en aquel heruor 
de lo que es más estimado, 
es vil escoria , 
sé que entrauas tú, Señor, 
y te hallaua appsentado 
en mi memoria. 

¡Quántas vezes tu grandeza, 
que me haze más confuso, 
me sacó de vna dureza 
qu* estaua en naturaleza 
conuertida por el vso! 
Tantas son que , en acordarme, 
la memoria que me diste 
desacuerda. 

¡Plega á tí. Señor, librarme, 
porque el bien que en mí heziste 
no se pierda ! 

Y d' estas ¡quántos millones 
quesiste. Señor, librarme! 



Digitized by LjOOQIC 



38o 



ÁPilfDICB. 



En obras y en ocasiones, 
en plazer, tribulaciones, 
comxrí, Señor, gi^rdarme! 
Muy mejor es no contallas, 
pues á mí para el abismo 
harán guia , 

y también porqu' en sumallas 
toda quenta de guarismo 
faltaría. 

Tanto deuo, que doy gritos 
que algún tiempo he sospechado 
de tus dones infinitos 
que llenándome el pecado 
á juntar con los precitos 
he sido predestinado; 
quiero dezir, que mi mal 
suficiente causa era 
de perderme, 
pero tu bondad es tal , 
que tuuo muy gran manera 
de valerme. 

Demás d' esto, deuo yo 
todo quanto no pequé, 
hasta lo que más pecó 
quien más é más te ofendió, 
pues que por tu causa fué; 
que si tú no me tuuieras 
con tu mano que tirana 
tanto fuerte, 
como lo sabes lo vieras, 
cómo nunca me quitaua 
de ofenderte. 

Pues si tanto beneficio 
deue quien tan poco vale, 
¿qué premio, qué sacrificio, 
qué dolor ni qué seruicio 
bastará para que yguale? 
Y esto por tu piedad , 



á la qual siempre tuuiste 
por condición , 
y con ella y tu bondad 
la eterna gloría diste 
al buen ladrón. 

Pero yti que mi pecado 
pudo tanto y su cautela 
que me hizo condenado 
y venir en tu desgrado, 
(qu' es lo que más desconsuela;) 
no te plega, mi Señor, 
desdeñar mi descuydada 
penitencia, 

pues que para el pecador 
está siempre diputada 
tu clemencia. 

¡Quién te ouiesse merecido 
lo que mi alma codicia, 
qu' el tiempo que t' e ofendido 
lo encubriesse con oluido 
la vela de tu justicia! 
¡O qué ganancia sin cuento 
si tal trueque se hiciesse 
sin pesarte ; 

porque en ver mi perdimiento 
se assegura el interesse 
de gozarte! 

¡O quién tuuiesse sabida 
vna cosa de tu seno, 
(puesto que no merescida,) 
y es que estando en esta vida, 
quándo tengo de ser bueno; 
porqu' el tiempo mal gastado 
que en esta vida biuiesse 
sin mejora, 

lo estuuiesse sepultado, 
y hasta entonces lo durmiesse 
desde agora! 



Digitized by LjOOQIC 



Si tú. Señor, me juzgaras 
con el niuel de justicia , 
claro está me condenaras, 
7 muy justo castigaras 
mi muy sobrada malicia ; 



apíndicb. 

pero pues que ya, Señor, 
con tanta sobra de amor 
me combida tu bondad, 
inuoco tu piedad, 
pues eres mi Redemptor. 



38i 



''^^^''dStSt)^^ 



Digitized by LjOOQIC 



COPLAS Y CANCIONES. 



III 



(T., /. 1 83 ». (maih-S,, /. 17a p.^A., /. 333 r.) 



Coplas de vn gentil homtye pobre á vna dama que estando 
vn dia hablando con ella á vna ventana, díxole que se fuesse, 
porque vido venir otro muy vestido y bordado con quien 
ella quiere hablar. 



Con grandes quexas quedé, 
dama , de vuestro desuío, 
quando el triste á veros filé 
más guarnecido de fe 
que de gala ni atauío; 
porque yo, triste, quexando 
mi cuydado lastimero, 
muerto, mudo, sospirando, 
me despedistes llegando 
vn galán rico, grossero. 

Y en despedirme tan leda 
sentí de vos vn secreto: 
que days oreja más queda 
á razón llena de seda, 
que no d' estilo secreto: 
pues catad qu' estos brocados 
muchos d' ellos son sayales ; 
, y en los galanes bordados 
ay algunos azogados 
sobre groseros metales. 

Pues de tal gala tenemos 

I C. [nos.] 



que ninguno non > lisonje, 
tened ojo á los desseos, 
no cures de los arreos, 
qu* ellos no hazen al monge; 
porque las muestras polidas 
son assí luego engañosas, 
que miradas é entendidas, 
tienen de dentro escondidas 
más de mil ra^as dañosas. 

FIN. 

Por ende nunca cscojays 
por antojos de la vista; 
mirad bien lo que tcmajs, 
nunca ninguno querays 
como á toca, por la lista: 
que avnque á mí roto me veys, 
no merezco disfauor, 
que si bien me conoceys, 
muy mejor me hallareys 
al sabor que no all olor. 



Digitized by LjOOQIC 



APÉNDICE. 



38i 



112 
(T., /. I53.-5.,/. 145.-^./. a8i v. («.) 

De vn cauallero á vna dama 
que estaua mal. 

Es el mal mal empleado 
en que ^ tanto bien merece; 
vuestro mal mal me ha causado, 
vuestro mal males me ha dado, 
vuestro mal en mi parece. 
Mas ¿quál mal tuuo osadía 
de entrar en cosa tan buena? 
¿Quál fuer9a fuerza tenia 
que do tal fuerza biuia 
pudo tanto que dio pena? 



ii3 



(T., /. lo5 ».— 5., /. ioo.-il.,/. 190.) 

Canción de otro galán. 

Quien como 70 quiero quiere 
y assí le falta ventura, 
por no verse en tal tristura, 
pésele porque no muere. 

De sf mismo sea homicida 
en dessear su morir, 
ante que querer > sufrir 
tantas penas con la vida. 
Si tanto quanto más quiere 
más le falta la ventura, 
por no verse en tal tristura, 
pésele porque no muere. 



114 

(T., /. I05.-5., /. 99irw-A., /. 189.) 

Otra de Juan Aluarez Gato. 

Ninguno sufra dolor 
por correr tras beneficios, 
que las fuer<;as del amor 
no se ganan por seruicios. 

Los grados y el galardón 
que de si da la beldad, 
ninguno sufre razón, 
mas todos la voluntad. 
Quien menos es amador 
recibe más beneficios , 
que las fuerzas del amor 
no se ganan por seruicios. 

llS 

(T.,/. 153 y. í«.;-5../. 145 y.-i4.,/. 282 p.) 

Otras suyas ^. 

Amor qu' en mi pensamiento 
rige , manda y suelta é prende , 
con tal fuego en mí s' enciende , 
que mi ciego entendimiento 
su mismo dolor no entiende. 
Ni sé si crece en aussencia 
mi dolor, ó si en presencia 
la pena suele esforzarse ; 
ved cómo podrá curarse 
quien no entiende su dolencia. 

La alegría y el tormento 
vinieron en compañía , 



I C quien. 2 C q. quiere. 3 (De Boscan,) 



Digitized by LjOOQIC 



384 apíndiob. 

6 avnque yo ya tne temia, 
todavía el pensamiento 
se engañó con la alegría ; 
que después con su crueza 
tuuo amor esta destreza; 
que, llegadas á la puerta, 
la alegría quedó muerta, 
y entró biua la tristeza. 

No cayendo en este engaño, 
quedé luego satisfecho; 
mas después sentí despecho, 
conociendo que entró el daño 
do pensé que entró el prouecbo: 
é quando quise all amor 
echalle como á traydor , 
no pude, que quando entró, 
do por huésped se acogió, 
quiso alearse por señor '. 

Con esto mi voluntad 
quedó por vuestra captiua >, 
con sus males tan esquiua, 
que no espero libertad , 
Señora, por más que biua. 
Mas mi alma combatida, 



pues por vos está perdida , 
tal contentamiento alcanza , 
que no tener esperanza 
mil vezes le da la vida. 

La razón por gentil arte 
de mis penas es amiga; 
todos hazen tan gran liga, - 
que de mí no siento parte 
que á mis males contradiga. 
Todos con gran ygualdad 
cobraron tal amistad 
con mis altos pensamientos, 
que todos mis sentimientos 
quisieran ser voluntad. 

Si quereys que de atenderos ^ 
mi querer si es verdadero, 
ved la causa por que muero, 
que más muero por quereros. 
Señora , que porque os quiero 4; 
que tan alta fantasía 
cabe dentro en mi porfía, 
que en esta lástima quedo; 
que aunque quiero quanto puedo, 
no quiero quanto deuria ^. 



I Obras de Boscan , publicadas por el Sefior Knapp:— ^^ al^ó luego por señor, 
Esu edición añade la siguiente décima, la cuarta y no la quinta, como dize el citado 
editor: 

Y tomó la fortaleza 

de mi tríate corazón, 

gobernando por tal son, 

que á toda naturaleza 

sobrepuja mi passion . 

Y aunque yo esta tiranía , 

de miedo la pasarla , 

según me hallo sugeto, 

el temor del mismo aprieto 

contra su dolor porÜEa. 



3 C, D.y Obras de Boscan. catiua. 
quiero. 5 Obras de Boscan. debía. 



3 D. dé á 'ntenderos. 4 C porque 



Digitized by LjOOQIC 



APÍNOtOB. 



385 



nN. 



Mi vida que ya no sabe 
con su voluntad ser cuerda , 
ved cómo sé desacuerda, 
qu' el querer que en sí no cabe 
le pesa que assí se pierda : 
é aunque á las vezes pareze 
c' áli sus males no se ofrece , 
recibe muy mayor muerte 
en coger lo que se vierte 
que en passar lo que padece >. 



ii6 



(T.,/. 154 V. (mh-S.,/. 145 ».-il../. a83 (w.) 

Otras suyas. 

Las cosas de menos prueuas, 
de más nueua estrañedad ; 
las qu' están por montes, cueuas, 
más diuersas ^ é más nueuas, 
son más de mi calidad; 
que con mi vida penosa, 
por donde quiera que voy 
ando ya como vna cosa 
que parece mostruosa, 
dudoso de lo que soy. 



Un aue no conocida , 
la qual fénix es llamada, 
dizen qu' es cosa sabida 
que después de ser quemada 
toma luego á tomar vida. 
Mi coraron aflegido 
con sus males verdaderos 
se halla en este partido, 
que después de consumido, 
rebine para quereros. 

Por allá en el mediodía 
s' escriue que ay vna fuente 
que, según verse podria, 
con la noche está caliente , 
con el sol se torna fria : 
así yo de llorar ciego, 
torno írio con el fuego, 
pues con medroso recelo, 
presente de vos me yelo, 
é ausente me quemo luego. 

Otras dos fuentes entiendo 
que ay por otra tierra agena, 
que acaso d' ellas beuiendo, 
la vna mata riendo, 
la otra á llorar condena. 
Estas hallo en la graueza 
de mi mal que con firmeza 



1 C. D, que á. a Las Obras de Bascan añaden: 

Con esto se ha aventajado 
la parte de mi tormento, 
pues será mi vencimiento, 
después de haber peleado , 
con mayor contentamiento. 
Y con esta cruda suerte 
mi daño será más fuerte, 
porque quedaré vencido , 
y sobre haberme rendido, 
no me libraré de muerte. 

3 Obras de Boscan, más estremas. 



35* 



Digitized by LjOOQIC 



386 APÍNDIOS« 

mi corazón me conquista: 
la primera es vuestra vista, 
la otra > vuestra crueza. 

De nuestra noticia ageno» 
ay vn animal muy cierto, 
para males tan despierto, 
que si le mirays de lleno, 
no podeys librar de muerto. 
Assí yo, con esta suerte, 
no sé cómo me » concierte 
ventura tan desmedida, 
qu' en veros busco la vida, 
y en veros hallo la muerte. 

Pues del águila es lo bueno 
que al que de sus hijos vido 
que no mira al sol de lleno, 
como á hijo qu' es ageno 
luego V echa de su nido; 
é assí yo del pensamiento 
qu' en miraros no está atento^ 
con cautela d* él me guardo, 
y echóle como á bastardo, 
del flaco conocimiento ^. 

CABO. 

Todo esto me ha traydo 4, 
Señora, á vuestra crueza , 
tan usado á la tristeza , 
que me veo reuestido 
de nueua naturaleza : 
pero ya d* esta mi vida, 



I Obras de Boscan. 1. o. es v. c 
4 íbid. A todo c. tn. h. t.=S. v. c. 

7 



pues vuestra merced, Señora, 
puede ser la juzgadora ^. 
como de cosa perdida ^, 
no s' escriua más agora. 



117 

(T.,/. 1 53.-5.,/. i45.-i4.,/. 281 p. («.) 

Coplas hechas por Voscan ^ á 
su amiga. 

¡O fin de mis alegrías, 
comien^ de mis tristezas! 
Alcancen ya mis porfías 
que se acaben sus tristezas 
pues se acaben ya mis dias ^; 
é no quiera 

ya vuestra merced que muera ^; 
avnque pienso que si muero, 
darme vos el mal postrero 
será la merced primera. 

Y es remedio al pensamiento '« 
ser la pena más crecida; 
que, creciendo mi tormento, 
menguará mi triste vida, 
y con ella lo que siento: 
mas tamañas 

son mis penas, tan estrañas, 
que de miedo de mi suerte , 
se passa por mí la muerte 
sin parar en las entrañas. 



C. Buscan. Z). Boscan. 



2 Ibid, n. s. c. se c. 
5 Ibid. ha de ser L j. 
Obras de Boscan: 



Ibid, de baxoc 
6 Ibid. sabfda. 



que se acaben las cruezas 
que acabaron ya mis dias. 

9 Ibid. vuestra merced que así muera. 10 Ibid. Esr. a.p. 



Digitized by LjOOQIC 



Tiene temor que la gloria 
no baste para vencella , 
porque dentro en ni memoria 
no tiene lugar querella, 
mas tiene lugar victoria ^ 
Tan contentos 
van mis altos pensamientos, 
que más hago yo en callar 
el plazer de mi penar 
qu' el penar de mis tormentos. 



APÍNDiOB. 387 

no siento con qué me guarde, 
pues no sé, de desmayado, 
ni librarme por couarde, 
ni vencer por esforzado: 
y el biuir 

ya se me quiere partir, 
porque estoy en tal partido , 
que quitándome el sentido» 
no me quiten ^ el sentir. 



E assí esto en tal estado 
qu' el plazer me tiene muerto; 
porqu* el bien quandoes callado >, 
con el mal d' estar cubierto 
se conuierte en más cuydado; 
y el tormento 
me gouierna tan sin tiento, 
que en todo peligros hallo: 
en el bien, porque le callo, 
y en el mal, porque le siento ^. 

Triste, que de mi cuytado ^ 



Mis sentidos ya se mueren; 
buenos, malos, todos me echan ; 
ya los biuos no me quieren, 
ya los muertos me desechan 
por los malos ^ que me hieren: 
y en 7 señal 
de mi dolor desigual 
es quien tal desconfian^i ^ 
no la pierde ell esperanza ^ 
porque no se pierda el mal. 

¡Ay dolorl ¿Porqué me llenas 
á dezir lo que no quiero? 



I En las Obras citadas, esta quintilla dfce así : 

Mas la pena por la gloría 
b¿ por bien de padecella, 
que aunque no alcanzo Vitoria, 
no tengo de vos querella , 
pues tengo de vos memoria. 



3 Obras de Bascan: 



As( estoy en tal estado, 
que aun el bien me tiene muerto, 
porque el plazer que es callado, etc. 



3 Ibid. Siguen ahora las décimas: 

lQ\i6 haré? pues estoy UL« 
Ni qué diga , ni qué escriba.... 
Y siempre quanto le pido...» 
Ved cómo podré valerme.... 

4 Ibiá. cuidada 5 Ibid. quitan. 6 D. males. 7 Obras de Bascan, y 
es a. 8 ibid. que en unta d. 9 Ibid. no se pierde e. e. 



Digitized by LjOOQIC 



388 



APÍlfDICB. 



Escusadas son más pnieoas: 
¿no te basta ver que muero, 
sin que contra tni te mueuas? 
Ya no hagas 

más peligrosas mis llagas; 
avnque quanto más mal hazes, 
tanto más me satisfazes^ 
poes que con la causa pagas. 

Y este tal ^ contentamiento 
me da fuerza y me combida 
á tener tal sufrimiento, 
avnque * se acabe la vida, 
no se acabe ^ el pensamiento; 
que mi holganza 4 
es poner mi confian^ 
en quanto el amor quisiere . 
qu' el que bien amando muere, 
muy honrrada ^ fin alcan(;a. 

<Qué haré pues estoy tal 
que aunqu* está mi vida vfana, 
es mi llaga tan mortal, 
que entonces es menos sana ^ 



quando está con menos mal? 
Que el dolor 
es remedio tawf mejor 
para mí, triste perdido, 
qu* el mal de 7 mal vencido 
no podrá ser vencedor •. 

Ni qué diga, ni qué escriua 
ya no sé, ni qué me quiera: 
no me da mi suerte escriua ^^ 
ni más mal porque no muera , 
ni menos porque no biua. 
De tal suerte 
me trata mi dolor fuerte , 
que mi ventura perdida 
ni me quiere dar la vida, 
ni me quiere dar la muerte '<>. 

E assf quanto le pido " 
determina de negarme; 
que ni quiere hazer partido >>. 
ni menos quiere dexarme, 
ni tomarme por vencido. 
¿Qué haré. 



t Obras de Boscan. Este t. 2 Ihid. que a. 3 Ihid. acaba. 4 Ibld, mi 
h. 3 Ibid. y C. honrado. 6 Obras de Boscan, que se siente m. s. 7 Cdel. 

8 En las Obras de Botcan está asf esta quintilla : 

Que el amor 

quando hiere, es muy mejor 
que sea su mal crecido, 
porque se pierda el sentido 
con la fuerza del dolor. 

9 Ibid. y C. D. esquiua. 10 Las Obras de Boscan ponen así esu qutntíllt: 

El cuidado 

ni ha crecido ni ha menguado; 

que tiene por maña amor 

por mantener mi dolor, 

mantenerme en un estado. ^ 

II Ibid, Y siempre quanto le pida 12 Ibid, no quiere escuchar partido. 



Digitized by VjOOQIC 



APÉNDICE. 



389 



desdichado, que no sé < 
cómo sufra tal engaño, 
que se pague > con el daño 
los seruicios de mi fe? 

CABO ^. 

Ved cómo podré valerme, 
que en el mal donde me embueluo, 
quando más veo ofenderme , 
ni buyo, ni esto, ni bueluo, 
ni ávn oso defenderme; 
ni procuro 

quedar ya de vos seguro, 
pues más peligro s' encierra 
con la paz que con la guerra 
quando más yo me aventuro 4. 

Ii8 

{T., /. I05.-5., /. 99 v.-i4., /. 189 v.) 

Otra de Gonzalo Carrillo. 

En mi que ventura sigo 
de tristes penas y afán, 
el amor y el seso están 
en gran debate consigo. 

El amor lo que procura 
contradize la razón, 
y lo qu' el ^ sesso assegura 



no lo consiente passion ; 
por donde mis males van 
ganando siempre comigo, 
pues amor y el seso están 
en gran debate consigo. 



119 



(T.,/. 2o3 V. (m.)^A.,f, 374.-A../. 357 V.) 

Dialogo entre la Miseria huma- 
na y el Consuelo. Comienza 
la Humanidad contando sus 
miserias. Este Diálogo hizo 
vn cauallero de la ciudad de 
Murcia, llamatio Don Fran- 
cisco DE Castilla ^. 

Humanidad, 
Quando pienso que nací 
yo humano y frágil natura 
combatida, 
no sé qué será de mí 
con tanta desauentura 
á esta vida. 

Siempre me persiguen penas 
y passiones; 
causas de fatigas llenas , 
aflegidos pensamientos 
y opiniones. 



I Obras de Boscan. perdido, que ya n. s. a Ibid, paguen. 3 ¡bid. co- 
plas. 4 Esta quintilla está asf en las Obras de Boscan: 

Ya caído 

estoy en tierra vencido, 
y vos. Señora sin f¿, 
no me tomáis á mercé, 
sabiendo que estoy rendido. 

5 C lo que s. 6 Esta preciosa composición que en la TTíeórica de virtudes^ 
compuesta por Don Francisco de Castilla ( Alcaide 1564,8.*), aparece mucho más 
exüensa, puesto que ocupa desde el folio 83 (79 mal] al 119, está impresa con tal incor- 



Digitized by LjOOQIC 



390 



▲PÉNDICB. 



Ya me plaze , ya no quiero; 
ya desamo 
lo querido; 

ya pospongo lo primero, 
ya recojo, ya derramo 
lo cogido: 

ya lo qu' edifico y planto 
lo derrueco sin respeto 
emiendo y mudo; 
lloro, rio, gimo y canto, 
huyo, espero, temo y oso 
lo que dudo. 



Si me alegra juuentud, 
m' entristeze la pobreza 
que mantengo; 
faltándome la salud, 
no gozo de la riqueza, 
aunque la tengo. 
Codiciando lo futuro, 
no gozo de lo presente 
que posseo; 

quando pienso estar seguro, 
no hallo do se contente 
mi desseo. 



recdon en los Cancioneros ^ se hallan tan trastornadas y variadas muchas de tus estro- 
fas, y por últímo, nos parece de tal mérito, que, aún á riesgo de que este segundo 
volumen traspase los límites, ya excesivos, del primero, la transcribimos íntegra, 
librando así á los lectores del enojo de tantas variantes y notas como serían menester, y 
proporcionándoles la facilidad de apredar de una ojeada las supresiones y enmiendas 
que sufrió en los Cancioneros. Büih de Faber en su Floresta de rimas casteUanas , la 
copió de la edición de Zaragoza , i552, pero sólo incluyó 58 estrofas, cuando en la edi- 
ción de Alcalá citada no tiene menos de i5o. (N, del E.) 



Satírica lamentación 
de humanidad y su 
consuelo, en diálogo 
compuesto por Don 
Francisco db Cas- 
tilla. 

El humano. 

Penstodo en mi condicloo, 
haraana, frágil natura 
combatida, 

me mueae á lamentacioD 
la miieria y desoentura 
d' esta vida: 

siempre me persiguen penas, 
y congoxas y tormentos 
y passiones, 

causas de fiítigas llenas, 
de afligidos pensamientos 
y opiniones. 

Ya me plaze, ya no quiero, 
ya desseo, ya dessamo 
lo querido; 

ya pospongo lo primero, 
ya recojo, ya derramo ' 
lo cogido: 



y á lo que edifico y planto 
lo derrueco^ y sin reposo 
enmiendo y mudo ; 
lloro, rio, gimo y canto, 
huyo, espero, temo, y oso 
lo que dudo. 

Si me alegra juuentud, 
me entristece la pobreza 
que manteago; 
do me falta la salud , 
nunca gozo de riqueza, 
si la tengo. 
Codiciando lo futuro, 
no gozo de lo presente 
que posseo; 

quando pienso estar seguro, 
no hallo do se contente 
mi desseo. 1 

lamas pensé que pudiesse 
descargarme de gran carga 
vna jornada , 

que el fin de aquella no fuesae 
principio de otra más larga 
y más pesada: 
y assi voy encadenado 
de eslabones que no puede 
huyr mi suerte, 
del viqo al nueoo cuydado, 



del OQeao al que le ncede, 
hasta la muerte. 

Mi humanidad se qoeaa 
que si mi entendimieoto 
bien me guía, 
mi condición no me dexa 
que vse de to que siento 
quedeuria. 

Mi desseo que me engafia, 
muchas vezes aé que yerra 
coopaaaion; 

y aunque veo que me dafia, 
dulce voluntad destierra 
ala razón. 

. Tiéneme la humanidad 
en éste encamado lodo 
encenagado, 
catiuo á sensualidad, 
donde estoy casi del todo 
sojuzgado; 

y aunque desseo librarme 
de cadena y seruidumbre 
tan amarga, 

no puedo, ni sé escaparme 
del yugo de la costumbre 
que me embarga. 

Yo presumo de entender, 
y pretendo autoridad 



Digitized by VjOOQIC 



▲píndicb. 



391 



Qualquier gozo se me vierte 
con passatíempos ajenos 
de alegría, 

descontando hacia la muerte, 
de la vida vn dia menos 
cada dia. 

De auer mil aduersidades 
á natura tributaria 
biuo apenas; 
mis pocas prosperidades 
siempre pagan al contrario 
las setenas. 



Jamás sentí que pudiesse 
descargarme de gran carga 
vna jornada » 

que el fin de aquella naciesse 
principio de otra más larga 
y más pesada; 
assí sé que mi sossiego 
más por vía de atajo 
se dilata , 

pues cansado nunca llego 
donde pienso qu' el trabajo 
se remata. 



de bien stbido, 

y DO me 9é defender 

de mi mismi volonud, 

á ella Tcncído. 

Bien té yo que bien nbria, 

qoando de verdad quiíieMe, 



ii por la tibieza mia 

mi defensa en ti no füesse 



No qoiero, porque no!qDiero, 
ni yo hallo otro descargo 



ni siento en mi bien entero, 

poder libre sin embargo 

de contraste. 

¿Do está mi libre sinedrio, 

amque fbera yo moy sabio 

y moy discreto, 

si conozco el desnario 

y me llena en so ressabio 

aasl snbfeto? 

Bien qoerria yo querer 
lo qoe sé qne me coooiene 



mas no qniero desplazar 
á mi mismo, que no pene 
en repugnar 
los desseos qne apetecen 
mi mny dulce ▼olmiad 
y inclinación, 

por qnán mal se compadecen 
natural sensualidad 
y la razón! 
Mis paasiones naturales 



qoe me causan monimientos 

iniprooisos, 

no basun reglas morales 

á ezcusallos, ni escarmientos, 

ni áon aoisos; 

y la roals complission, 

aunque sea accidental 

de enfermedad, 

causa mala condición; 

cuanto más si es natural 

su calidad. 

¿Qué sprouecha al saturnino 
melancólico incitalle 
áauerplazer? 

Y al de coropliSBion cetrino, 
qué razón basta agradalle 
á su entender? 
Gonsejáysme qu* en calor 
de ira muy inflamada 
me refrene: 

ruego 's qoe no ayays dolor 
quando os den ^na lanzada, 
y qoe no os pene. 

Si soy soberuio á natura, 
menosprecio la humildad 
que encomendays; 
si soy auaro, locura 
llamo á liberalidad 
que TOS Tsaya. 
El incontinente al casto 
condena por insipiente; 
y el goloso 

burla del sabroso pasto 
qoe desecha el abstinente 
virtuoso. 



Prosigruen quexat cotuigo, 

¿Cómo escosaré codicia 
de honras y dignidades 
d' este mundo, 
por Yglesia y por milicia, 
con otras altittidades 
en que fundo 
conseguir fama y ditado 
de muy ilustre Señor, 
de poderoso, 

de muy sabio y esforzado, 
de estimado en gran valor, 
de generoso: 

de bien quisto y merecer 
general veneración, 
con temeraria 
presunción de más valer, 
de enssl^r mi sucesión 
hereditaria, 

que son causas que me mueuen 
(con mil otras d* esta suerte) 
á conseguir 

sus efectos, do se atreuen 
mis empresas á la muerte 
basta morir? 

Y de aquí nacen los vientos 
que combaten en mi dafio 
mis baldios 

y variables pensamientos, 
do recibo gran engaño 
en desuarfos 
que se vsan me incita 
que es bien en parte me pone (a) 



(a) Flor. cLr.c. y en el caso me poneade dcseallas. 



Digitized by VjOOQIC 



392 

Si al gran deleyte 
mi natura fatigada 
á esta vida • 

de triste causa le viene , 
después de necessitada, 
socorrida. 

Hambre es causa del sabor 
que deleyta el apetito 
á el comer; 

remedio á sed y calor, 
primero siento contrito 
que placer. 



APÉNDICE. 



Mi humanidad se quexa > 
que simiente df ni luto 
viejo me guía , 
ni condición no me dexa 
que vse de lo que siento 
que deuria. 

Ñfi deseo que m' engaña 
muchas vezes sé que yerra 
con passion; 

amo que veo que me daña ; 
dulce voluntad destierra 
á la razón. 



I D.E, Mi humanidad se quexa=de mi triste 8ent¡miento,avie¡a guía;»mi con- 
dición no me dexa, etc. 



en desseallas, 
coman opinión maldita 
me etflierfa abioa é dispone 
á procDrallat. 

Vergfleofa que del joyzio 
de la gente (aanqoe vulgar), 
contino temo, 
cooarde en mi per)oyz\o 
me vence, por no mostrar 
qoe sigo estremo. 
Vó3rme por do todos van; 
ni sigo en nacho ni en poco 
otro camino, 
con temor que me dirán: 
Philósophol que de loco, 
desatino. 

Y assf siempre voy turbado 
de congoza y de passion 

en tal manera, 

qae no sé en humano estado 

quién no biua en confusión 

hasta que muera; 

y (a) en codicia de adquirir, 

que ya después de adquirido 

más se aumenta, 

y (b) en desseo de viuir 

vida qoe en ningún partido 

me contenta. 

Y (c) en procurar mejoría 



del estado en que me hallo 

descontento, 

de coya vana porfla 

machas vezes , aunque callo, 

me arrepiento; 

y(d)ta contina prouideocia 

do esperanza me congoxa 

en su promtssa 

de subirme á gran potencia, 

donde sí la pena afloza, 

el fruto cessa. 

Siempre en prouidencia biuo 
congozado en agonía, 
donde siento 

que el cuerdo va peosatioo, 
que el vano en gozar vn dia, 
pierde ciento: 

que el hombre de buen recaudo 
contino bine afligido, 
aunque le sobre; 
que el rico que es descuidado, 
holgando es presto perdido, 
y más el pobre. 

Tiéneme en adneraos sinos 
culpa de Adasi á fatiga 
condenado, 

que en dos inciertos caminos, 
siempre á mala suerte siga 
el que es errado: 



qoe mí dudosa electbo, 
aún en casos bien pensados, 
dé al traués; 

qoe salgan de mi intención 
los socessos desaeados 
al renes. 

Qoando en mi fortuna pienso 
poner á su rueda vn dauo 
en bien presente, 
siempre biuo aasf suspenso, 
que peno esperando el cabo 
al bien siguiente; 
y de hyos y de hermanos, 
y de sobrinos y amigos {e) 
y criados, 

y aun de algunos mis cercanos 
fiímillares, enemigos 
simolados. 

En conthia alteración 
iamás sin nueuo coydado 
me amanece , 
por la humana condición 
que nanea en vn mismo estado 
permanece. 

De mayor pena me esfíier^ 
que se da por gran delito 
con el trato, 

quando mi condición fuer^ 
cads día al apetito 



(a) Flor. d. r. c. 
(e) md. 



ya en c. d. a.=U que d. d. a. {b) ¡bid, ya. (c) Ibid, Ya. (i) ñid, ya. 



ya deKonfío de hermanos, 
ya de hijos, muger y amigos 
y criados; 



ya tengo los más cercanos 
por caseros enemigos 
simulsdos. 



Digitized by VjOOQIC 



Mi cansada humanidad 
mi descanso desconfía, 
porque siente 
quexas d' esta calidad, 
que me pena cada dia 
nueuamente. 

De mi mesmo á fin me quexo, 
pues de mi mundana vida 
me ofendo, 

porque no huyo y la dexo, 
ni procuro su salida, 
ni la enmiendo. 



▲píndice. 393 

Congoxosa confusión 
siento de mi mal sin medio, 
viendo cómo 
de la causa y la razón 
de mi daño é su remedio 
á no la < tomo. 
Costumbre es otra natura, 
su mudanfa á par de muerte , 
do me aseño 

que no basta gran cordura 
que me avise ni despierte 
de su sueño. 



I D. E, n. 1. 1. 



dt quien trato. 

Noocí bailo á mi ubor 
▼n oonibnne oonqalen bnelgue 
611 conipanfa, 
ni peraooa por amor 
de qoieo mi caidado cuelgue 
aolo TD dia. 
lamáB pode {a) descansar 
retrajdo con algonoa 



ain estomo á mi pesar (¿), 
por coropltr con importónos 
y pesados. 

Mi enconada inclinación 
á loigar en perinyzio 
de tercero; 

mi dolce marmoración 
qne nace de aquel jiiyzio 
lastimero, 

turba el ahna (f no de poco) 
conoersando con amigoa 
de la lengua; 
mayormente quando toco 
por vergOen^a (c) de enemigos 
en su mengua. 

Por otra parte me penan 
y roe basen stlgir 
en gusto amargo 
ioyzíos que me condenan 
ain rason y sin oyr 
de mi descargo (d). 



De mi natura concluyo 
que en continos embara^ 
me contrasta* 

que el mal se haga de suyo , 
y el bien á ñier^a de bra^, 
y no basta. 

Que en este tiempo enemigo 
de bondad y de razón 
y rectitud , 

ni loa malos han castigo, 
ni ios buenos gslardon 
de 80 Yirtnd; 

y aunque espero del alarde 
que Oíos tomará á la gente, 
fusta paga, 

siempre «e me base tarde 
gualardon que de presente 
no se psgal 

Qué paciencia basta ver 
muchos buenos virtuosos 
maltratados, 
y subjectos al poder 
de los malos y viciosos 
prosperados? 
Si dezls que dan razón 
los sabios en caso igual 
á este mismo (e), 
▼an á tiento en opinión, 
que el juyzio díuinal 
es gran abismo. 

Siempre biooassf oonfiíso, 



penado en mi mal sin medio, 

viendo cómo 

sé la cansa del aboso 

d' este siglo y so remedio, 

y no le tomo (f). 

De mi mismo, en fin, me quexo; 

pues no hallo d' esta vida 

buen consuelo, 

porqué no hoyo y la dexo; 

que desseo su salida 

y la recelo. 

Nunca tsnto el msrinero 
desseó llegar al puerto 
con fortuna; 

ni en batalla el buen guerrero 
ser de su victoria cierto 
quando puna; 
ni madre al ausente hijo 
por mar (g) con tanta afición 
le desseó, 

como aoer vn escondrijo 
sin contienda en vn rincón 
desseo yo. 

Mas no le hallo en el mundo, 
sino lleno de alacranes 
y de arafias, 

donde (si de Dios me fundo) 
del siglo me ladran canes 
con cizafiss: 

ni me dexan vn momento 
biuir sin que siga el fuero 



{a) Flor, d. r. c. J. puedo, {b) Jbid. por cumplir á mi pesar=con los necios importunos.=y p. 
(c) ñid, p. venganza. {d) ¡bid. mi descargo ie) Ibid. de ^o m. {/) Ibid. n. 1. t. 
(¿r) Jbid. enm. 



Digitized by LjOOQIC 



394 



Consuelo, 



Humano ¿qué sentimiento 
te causa que te desplaze 
que naciste? 

Pues si no vives contento, 
tu sola causa te base 



ÁPÍMtOK, 

biuir triste. 

Precia tu natura humana , 

pues la puso á la diuina 

Dios eterno 

después que por la mangana 

merecistes pena dina 

del infierno. 



nisviftdo, 

qoe tartMi (a) t\ racogimiotto 

que en camino Terdadcro 

be< 



Consueio. 

Por muy ftlto de joysio 
deues, hombre, en mi lencencia, 
•cr {tugado, 

paes que sientes perjayzio 
de la mayor excelencia 
en lo criado. 

Precia tu natura humana, 
pues la juntó á la diuina 
Dios eterno 

después que por la mangana 
mereciste pena dina 
del infierno. 

Lacelestisl gerarcbfa 
quisiera con Dios el deudo 
que tú tienes, 
desde que parió María 
al que en si pegó su feudo 



la grandeza de tu nombre 

preeminente, 

▼iendo cómo el que Dios era, 

por ti le plugo ser hombre 

juntamente. 

Consuelo en lo temporal, de 
que aurd redargución» 

Tomaras de tu tristeza 
alegría á Uenu manos 
muy crecida, 
si mirares Ui riqueza 
que es común á los humanos 
en la Tída. 
Razón y seso y memoria. 



arte, iagenio y prooidencia 
y libertad, 

y esperan^ de la gloria, 
remitida á tu potencia 



Los planetas, las estrellas, 
te son todas serviciales, 
ya lovées, 

influyendo sus centellas 
en las plantas y metales 
que poseeos» 
Mooimiento de cootino 
poso al cielo el soberano 
Dios eterno, 

por el bien que te oonoino 
de los tiempos del verano 
y del inuicmob 

Loa á Dios alU en los cielos, 
hombre, pues á él te hizo 
semejante, 

y te sttbjetó los boelos, 
y animales, del erizo 
al elefante. 

Manjares de mil sabores, 
frutas con que desenojes 
el( 



Isa rosas, yemas y flores 
qu* en frescos jardines coges 
para oler. 

Los ojos en hermosura 
de Iss honestas hermosas 
se contentan, 
contemplando la figura 
que sus fbrmaa especiosas 
representan; 
y la dulce compafifa 
de moger y hijos amados; 
más si son 

sabios en la buena vfa, 
y obedientes y allegados 
á razón. 

La conuenacion afeble 



de tos amigos i 

y graciosos, 

causa vida delectable. 



Ayudarte han tos períenteSk 

y serás de tus vezinos 

cooiolado; 

tus siemos serán pUzieates, 

i tu seruicio oootinos 



De Reyes aoráa mercedes 
do gozan sos seiuidoies 
mil prooechos; 
de sos joezes no poedes 
negar que son tns clamores 
satisfechos. 

Frayles, buenos religiosos, 
buenos clérigos, letrados 
de buen zelo, 
te darán muy prooechosQS 
enxemplos, enderezados 
para el cielo. 

Y entre legos ay algunos 
deootos que á la contina 
van al templo, 
que en rezar y en sus ayuno» 
te consuele su doctrina 
y boen exemplo. 
Si de tn naturaleza 
bines triste en azedia 



corrija la vil tristeza, 
buscando alguna alegría 
accidental. 

Dulce canto de las anes , 
cantores de buenas boses 
al oydo, 

y otras músicas suaoes 
con que en instrumentos gores 
del sentido; 
y en los campos en cscsr, 



(tf) Flor,d.r.c. turí)ando. 



Digitized by VjOOQIC 



apíndicb. 



395 



La celestial gerarchfa 
quisiera con Dios el deudo 
que tú tienes, 
después que parió María 
á rescate de tu feudo 
y tus rehenes. 
Pues, humano» considera 
la grandeza de tu nombre , 
pié ni tiento >, 
viendo cómo quien Dios era, 
por ti le plugo ser hombre 
juntamente. 



Tomaras de tu tristeza 
alegría á llenas manos, 
muy crecida y 
si miraras la riqueza 
que es común á los humanos 
á la vida: 

razón y seso y memoria, 
arte, ingenio y prouidencia 
é libertad y 

con que su mundana gloria 
goze el alma y su potencia 
é voluntad. 



I />. E. píamente. 

y eo lot prados y en las eras 

alegrarte, 

y en los ríos á pescar, 

do puedes en sos ríbcrss 

deleytarte. 

Y en umbrosas alamedss, 
sos verdes hojas temblando 
de frescura 

y otras dulces arboledas 
qoe Dios hizo, regalando 



De JBStas, cañas, torneos, 
borlas en coooersacion 
á Yso de corte, 
y alegrías de plebeos, 
en común congregación 
aorás deporte. 

eQoé te falta qoe no tienes, 
si segon natura biues? 
que en sus dones 
hallarás alegres bienes, 
si por yerro no concibes 
opiniones. 

Bosca tú lo necesario, 
deza lo superfino y vano 
sin prooecho; 

no quieras de tn adoersario 
qne le ayude con su mano 
en paao estrecho. 

Ei kumano redargMye en 
qmexoM de dako» yniaer- 



Amigo, no sé qoé digas 
con qoe poedaí coosolarme 



de misroales, 

pues no sabes lu fatigas 

qoe suelen acompafiarme 

naturales: 

nnaa que la humanidad 

forzosamente me haze 

padecer, 

otras qoe de voluntad , 

aunqoe dafiosas, me plaze 

conceder. 

Otras por inclinación 
padezco no refrenando 
á mi natura; 
otraa, por constelación 
que me va casi forjando 
á desnentora. 

Y poes sé que hasta el morir 
consolarme acá en el suelo 
es por demás, 
qniérote redargoyr 
á las partes del consuelo 
que me das. 

Redargyye ai coutueh de 
ios estrellas. 

Las estrellas que dixiste 
qoe por m i gran preemfaienda 
Dios crió, 

júntense en vn sino triste, 
donde hambre y pestilencia 
siento yo: 

Isa vnaa causan el yelo 
con que se qoeman los trigos; 



y assi obran desd* el cielo, 



que bioimos enemigos 
en la tierra. 

Redargigre ai consuelo del 
tíempo. 

D' este tiempo tan precioso 
que estima la humanidad 
para biuir, 

con snefio de msl reposo 
qoita cui la miud 
el dormir: 

del otro medio qne rests, 
lo más se va en agonía 
de fatigas; 

la verdura de su fiesta, 
(que es en la semana vn dia,) 
son hortigas. 

Nunca vi tiempo templado 
que no se torbasse hiégo 
en ser mudable: 
de ynuiemo, yelo y fiubtado; 
de estío, buchomoy fiíego 
incomportable : 
del otofio y prímauera 
su mudan^ en variedades 
ádesoFB, 

sangre y complession altera, ^ 
que en dafio de enfermedades 
me empeora. 

Ái consuelo del dote de yo- 
luntady ra^on^ dtf,^ otros 
dotes naturales. 

Voluntad y la razón 
ICO discordes, como sabes, 



Digitized by LjOOQIC 



396 

Mouimiento de contino 
puso al cielo el soberano 
Dios eterno, 

por el bien que te conuino 
de los tiempos del berano 
y del inuierno. 
Los planetas , las estrellas 
te son todas seruiciales» 
ya lo vées, 

ynfluyendo sus centellas 
á las plantas y metales 
que possées. 



ápínoios. 



Porque sepas á los cielos 
dar loor al que te hizo, 
pon delante 

que te sujetó los buelos 
y animales, del mosquito 
al elefante. 

Son los peces de la mar. 
y los campos y las eras 
tu seruicio, 

porque huelgues á ca^ar 
y tengas á las riberas 
tu exercicio. 



sin concierto; 

poet en teto y elecion, 

¿quién podrá guiar lOft nanes 

áboen puerto? 

Que aunque son con aluedrfo 

dotadas de libertad 

al que bien juxga, 

mándalas con señorío 

la reyna sensualidad 

que nos sojuzga. 

Al consuelo de lot eabroios 
ma^/aret. 

Los muy sabrosoa manjares 
á quien tu vano consuelo 
me combida, 
sí bien lo coosiderareSf 
antes me dan más recelo 
de la Yida: 

ya de repleción no duermo, 
y en su dieta aligido 
desfallezco; 

lo que es sabroso, es enfermo; 
lo sano, por dessabrido 
lo aborrezco. 

Causan dolencias innotu 
mil pasaiones y dolores 
en que peno, 
mil médicos ydiotaa, 
más dafiosos y peores 
que el veneno. 
Y los Ticios que proceden 
de comer sabrosamente 
en abundancia, 
y otros daños que suceden 
quando no es equiualente 
la substancia. 



Si algon deleyte tiene 
la garganta dessecada 
proueyda, 

de tríate causa le Tiene; 
después de necesitada, 
socorrida. 

Hambre es causa del sabor 
que deleyta el apetito 
en el comer; 
beuer con sed y calor, 
antes se sintió ooniito 
que plazer. 

Ai consuelo déla vista de las 
hermosas mugeres. 

Si mugeres que á los ojos 
hermosas, dizes, y honestas 
tanto aplazan, 
¿quién escusa los despojos 
que del mejor seso estas 
siempre bazen? 
Y pues no se defendió 
Salomón con quanto supo, 
ensmorado, 
mal me defendiera yo 
de la parte que me cupo 
en este grado. 

Al consuelo de las propias 
mugeres. 

De las Teladas eq>osas 
que en ayuda se nos dieron 
y en vnion, 

según dizes, prouechosas, 
los satíricos dixeron 
las que son. 



Si malas, abommablca, 
aobjectas á voluntad 
en mal de hecho; 
ai buenas, incomportables, 
altiuaa de su bondad 
ain más prouecho. 

Algunas que ser pretenden 
prouechosas sobre buenas, 
(que son pocas) 
por varones se nos venden, 
paaaando á cosas ajenas 
desús tocas. 
Ser subjectas á marido 
tienen por captiuidad 
y por mengua, 
cuyo sexo sometido 
procura su libertad 
en la lengua. 

Aunque á sus maridos amen, 
turban en contradicion 
sus plazeres 

lícitos, porque á Dios clamen 
la confina condición 
de sos mugeres. 
lamas conocen su cuips, 
ni quieren d' ella juez ; 
ni se arrepienten, 
ni se humillan á diicnlpa 
del yerro en que alguna vez 
caer se sienten. 

Salir en an rebeldía 
con su tema, es su victoria 
triumphal; 

pugnar en controoersia 
les es vn gusto de gloria 
accidental. 

Quito algunas entre Untas 
do mi joyzio no cabe. 



Digitized by VjOOQIC 



Los arroyos por los prados 
y las fuentes manantiales 
so las peñas, 
y otros deleytes > vados 
donde van rios caudales 
entre breñas ; 
las lumbrosas alamedas, 
sus verdes hojas temblando 
de frescura , 
y otras dulces arboledas 
que hizo Dios regalando 
tu natura. 



APÍNDicft. 397 

Frutas de cien mil sabores 
con qu' el gusto desenojes 
á comer ; 

las rosas, yeruas y flores 
que en el campo siempre cojes 
para oler; 

las canciones de las aues, 
sus diuersas dulces boces 
aloydo, 

y otras músicas suaues 
con que el ynstrumento gozes 
tu sentido. 



I D. E. ddeytoios. 

ni las toco; 

labia* en Tirtnd ó taactas, 

la que en lo demaa máa sabe 

alcao^poco. 

Ai consuelo de los hO'os, 

De hifea, labios dixerqp 
ser iafiírtanío felii 
00 kM laer; 
de la rebellón sintieron 
de Adim en coya rayz 
tomaron ser. 

Gomo aquel Padre primero 
ftié rebelde al aoyo, Dios, 
de inobediencia, 
loa mia, ifgaiendo su fliero, 
le aooeden entre noi 
en tal herencia. 

Y ant, deiagradecidoi 
del amor y del prouecho 
paternal, 

difen qne, reprehendidos, 
ae lea deoe de derecho 



Si caiadoa, mi amor pasan 

ana hijos, y avenir 

ádenearme 

poca Yida, y qne me ta«an 

loa dias qne he de btnir, 

para heredarme. 

Si mofoa, incorrigibleí 
de 10 ciega altinidad, 
de manera 

qne en ooais casi imponibles 
corren traa la Yolootad 



el VIO dan por raxon; 

la coetombre, aunque ▼iciosa, 

por so scieocia, 

qne es de vulgar opinión: 

si les dizen otra cosa, 

no han paciencia. 

Menosprecian á sos madres 
por el amor y piedad 
con que los tratan, 
y aborrecen i sos padres 
por la superioridad 
que les acatan. 
Enófanme los presentes 
qne tiene de razón faltos 
juoentod; 

congózanme los ausentes, 
recelando en sobresaltoa 
su salud. 

Dezís que los aborrezca 
y que mia cuydados dallos 
se rematen? 

Yo quiero máa que padezca 
mi Yída, que sus cabellos 
se maltraten. 
Este yerro culpa ea 
de naturaleza humana 
y plaga mia; 
pienso oluidalloa vn mea, 
y no puedo vna semana, 
ni aún vn día. 

Con hijas doblo el cuydado 
por dalles, según su ser 
y so valor, 

maridos de ygoal catado, 
que entre elloa aya de aoer 
iltemo amor 



aunque ya no ay matrimonio 

según Dios, con las donzellas 

d* esta era, 

aino con so patrimonio 

de buen dote, y el sár d' ellaa 

aea qualquiera. 

Dar mi hija y mi hazienda 
y á quien no sé quál será 
en so compalifa, 
es gran yerro sin enmienda; 
sierua de aquel por quien ya 
no será mia: 
y si quedan por casar, 
de su madre en casa y cama 
acompasadas, 
no se les puedie escusar, 
alendo boenaB, mal de fama, 
aunque encemdaa. 

Al consuelo de los deudos y 
parientes. 

Quézome de ingratitud, 
qne no hallo en los estados 
de las gentes 
menos amor y virtud 
que entre mis más obligados 
y en parientes. 
Este género que toco 
de deudos que me fallecen 
me fastidia; 

loada más tiénenme en poco; 
los de ménoa me aborrecen 
con inoidia. 

Piensan, porsu gran medida, 
algunos grandea iefk>rei 
ler dtuinoi, 



Digitized by VjOOQIC 



La conuersAcion afiü>le 
d' algunos sabios discretos 
y graciosos 

causa vida delejrtable, 
(presupuestos sus conceptos 
virtuosos.) 

Los ojos y hermosura 
de las justas hermosas 
se contenta, 
contemplando la figura 
que sus felinas especiosas 
representa. 



▲FáNDICS. 



Fuete falta que no tienen*, 
si según natura biues 
con razón ; 

estos son alegres bienes, 
si por yerro no concibes 
opinión. 

Busca tú lo necesario, 
dexa lo supá^uo y vano 
sin prouecho; 

no quieras de tu aduersario 
que te ayude con su mano 
á passo estrecho. 



y en dignidid, no denida 
por ▼irtodet, aer me}octt 
qne lotdinoa. 
lúifantt tn U «tioMicioQ, 
qne al Tulfar loyxio errado 
le parece, 

aegnn su fiílaa opinión , 
qoe el que tiene más eatado 



Stbio alefre de natnrt, 
Demócrito, ai aintiera 
tal error, 

d' eata moy coman locnra 
qoe yo lloro, ae riera 
dbocn aabor, 
de ver el contentamiento 
que goza en sa ranidad 
el que se entona 
de honrra y acatamiento 
deoido á so dignidad, 
no á sa persona. 

Ál coumelo de afable con» 
nertaeiony y de la Jídeli" 
dad de lot amig-ot» 

La dalce cooaeraacion 
da amigoe participantes, 
Biendo afiü>lea, 
no tiene comparación, 
ai aon fieles y constantes, 
fio mudables; 

maa no hallo vno entra ciento 
qoe por aa interéa liaiano 
cada dia 

no ae buelua deacontento; 
donde asai mi goao en vano 
se resfí-fa. 



Si recibo del amigo 
rezio y áapero algún don 
ó boenaa obraa, 
caro compro, poes me obligo 
á anfirir aa condición 
y aus fOfobraa. 
Ea TU caao moy penoso 
de Tirtod, aer obligado 
á comportar 
amigo doro, eacabroao, 
de qoien no tengo boen grado 
familiar. 

Del gran agrauío qneaiento, 
que en nombre de amigoe halle 
tanto engaño, 
no me baata aafrimieoto 
para qoe aua obraa calle 
de mi dafio. 

Diré en aama el más notable 
deapecho del qoe ea ingrato 
enamiatad, 

qoe aiendo, praeente, afia>le, 
me va, ausente, en doble trato 
de maldad. 

Por aer ligero en creer 
el mal, ain proeua y teatigo 
todo homano, 

qoien me quiera hazer perder 
fama ó crédito ó amigo, 
eatá en aa mano. 
Leoaota nnaíalaedad, 
diziendo que dize ó hlze 
no aé qué : 

reaabiada homanidad, 
aiempre á lo que en mal aa dize 
da másfé. 

Deaaabridaa compafiiu 
me retraen deacomento 



áaoledad; 

aoledadápocoediat 

entriateze el penaamiento 

en toda edad. 

No aé en qaál eatado d* eatoe, 

qoe ftieaae el ménoe priado, 

eaté el remedio, 

poca de estremoe tanmolcMM, 

solo ó mal acompañado , 

fiütt el medio. 



De la común conuertacion, 

Y en loa poeblos y ciudades 
¿quién reposa entre iua vicioe 
tan.taadoa? 

Rancorea y enemiaiadea, 
injurias, ñaer^aa, íbmicioa 
perpetrados; 

pleitoa, Tandoe y paaaiooea, 
rizaa aobre preeminenciaa 
de honrraa ranea; 
homicidioa y oppreaaiones, 
y otraa muchaa inaolenctaa 
ciodadanaa. 

Andamos siempre qoeaosos 
vnos de otros al trocado; 
y la razón 

rale á los más p9deroeoa 
que en su íaTor han ganado 
la opinión 

del Tulgo Cno de discretoe), 
qoe en quezas Ten más verdad 
en loe menoree; 
y en grandes, baxos reapectoe 
de aer aiempre ain piedad 
loa agreaaorea. 



Digitized by VjOOQIC 



Replica la Miseria humana. 

Consuelo, no sé qué digas 
con que puedas consolanne 
de mis males , 
pues conoces las fatigas 
que suelen acompañarme, 



APilfDlOlií. 

naturales : 

vnas por inclinación, 

mal padezco no vsando 

de cordura , 

otras por costelacion 

que me va siempre guiando 

á desuentura. 



*99 



AI amsmeio de ia$ w^ereedti 
de lo9 reyet. 

Los reyes ticnipre hizieroii 



preficndos 

á los que ya les síroieron 

sánenos de qnien más piensan 

ser senridoiw 

Si si presente to potencia 

no baata á pagar á todos 



eomplen de benioolends 
los ssbios reyes con modos 
deespenncs. 

Por mi Rey y mi Sefior, 
sin qoe mereed me sys hecho, 
moriré 

oon la lesUsd de amor 
qpe le deoo de derecho 
y de mi fif ; 

mas no me podrá exemir 
de pena doctrine estoyca 
ni chrístiana, 

por fin de Tirtod aernir [ca 
sin premio, que es psrte beroy- 
más qoe homana. 

De Don Carlos me consoela 
rer que por ms propias manos 
con so greyes 
msntiene en goenrs la tela 
contra turcos y sfricsnos 
ysosReyer, 
sin syoda ni ftnor 
de Rey ni de potentado 
ensoslisn^; 

siempre Aogósto Emperador, 
de ▼ictoriss laoreado, 
y por 80 Isn^ a. 

No seescrioen ni se han Tttto 
armas de imperial corona 
ler tan diestrss 
sn Rey qnc, imitando á Christo, 
pone SQ Tida y persona 



porlaai 

poes por el christiano gremio 

80 casa y descanso oluida 

en tal contienda, 

raxon es qoe por tal premio 

le sirosmos oon la Yida 

y oon la hacienda. 

Al eonsueio de los ministrot 
deJutHcia. 

De los más corregidores 
y de loezes tírenos 
ay mil males; 
de parcisles regidores 
y fundos y escriuanos, 
otros tales. 

Como el tal ministro tuerce 
por odio, temor, codicia 
ó amistad 

en el ofRcio que ezercc, 
se peraierte Is {osticia 
y sa equidad. 

Ai e&tuuelo de la relig-ion y 
del estado eclesiástico. 

Sobjecion con obediencia 
ponen freno á cada qual 
en 80 manen; 
esencion libre, licencia, 
son causa de mucho mal 
á donde quiera. 
Los más, por la snbíecion, 
en si hábito monástico 
son buenos; 
y'por la gian esencion, 
del seglar y eclesiástico, 
los menos. 

Al consuelo de los senti»> 
dores. 

Cáusanme miasernidocts 
mil enojos y lencUlss 
por regillos: 



más qneiria porasfions 
aeraillos yo de rodillas, 
que sofrilloSk 
Hásenme beoer la hiel^ 
y, estimados en m precio, 
me resumo 

que el que es ábil no me es fiel, 
y el qoe es fiel, sstoipe, necio, 
ó de msl fumo. 

Y no sé en hnmsnidsd 
hombre de nittgon estado 
ser tan digno, 
qu' esté sin oecesldsd 
de sefior ó de criado 
de oomhio; 

que en ser debszo del polo 
nstnra bomsna afligida 
en este mondo, 
niognno consigo solo 
bssts á sostener la Tida 
sin segundo. 

Por ser lo rsio en Tslor 
precioso y caro de aner 
en todo clima, 
8i vniese buen seniidor 
y fiel, era de tener 
en gran estima. 
Amado y gratificado 
ssria el sicrao de qnien, 
porTirtnd 

de amor, pendisaM si cnydsdo 
de mi descenso y mi bien 
y mi salad. 

Masestos conquien tratamos 
porla mayor parte son 
en esta Tida 
enemigos de sos amos, 
por ser toda snbfecion 
aborrecida; 

que en tener su libertad 
(siendo libres á natura) 
enagenada, 
tiéneiiles enemistad 
case tiempo que les dora 
assí empefiada. 



Digitized by LjOOQIC 



400 apíndics. 

Las planetas que*dixiste 
que por mi gran excelencia 
Dios crió, 

júntanse á mi sino > triste 
donde hambre y pestilencia 
siento yo: 

las vnas acusan el jrelo 
con que se queman los trigos; 
otras guerra; 
assí acusan desd' el cielo 
que binamos enemigos 
á la tierra. 



Voluntad y razón * 
son discordes , como sabes , 
sin concierto; 
pues á seso y elecion , 
¿quién sabrá guiar sus males 
á buen puerto? 
Porque viendo cada dia 
á las cosas elexibles 
gran contienda , 
no sé por su rebeldía 
cómo de las contengibles 
me defienda. 



1 D,E. j. á mí triste. a D.E. V. y la r. 



Al coutueh del struicio de 
los aniwuUes, 

Dixet ler los tnimalet 
•objetos á mi sernicio; 
mM yo siento 

que, á respecto de sos miles, 
se estima sa beoeflcio 
Yno eotre ciento. 
De bifloras y alacranes, 
oocodríllos pon^ftoeos, 
y esooipiooes, 
tigres, lobos, y los canes 
ladradores, enojosos, 
y leones; 

on9as,áspid^ y dragos, 
basiliscos y lacertos, 
y serpientes, 

y otros que en la mar y lagos 
tragan naaegantes, muertos 
de sos dientes; 
y otros géneros malditos, 
contínas plagas de estrenas 
condiciones; 

polgas, chinches y moeqoitos, 
hormigas, moscu, arafias 
y ratones. 

Al consuelo de la música. 

La música de instrumentos 
de viento ó cnerdas tiradas, 
sonorosas, 

en templar destemplamientos, 
me da más oras penadas 



qoe sabrosas: 

y para traer cantores 

á concierto, es menester 

más armonía 

qoe en sos tiples y tenores; 

do me cansa aborrecer 

so melodía. 



Al consuelo del exercicio de 
la cafa y Monteria. 

Al consoek) en cetrería 
qoe me das, deoo saber 
qoe ay camodo 
mil enojos en el dia 
porvnratodeplaxer 
de qoaodo en quando; 
y el deleyte en montear 
para alegrar á natnra 
en chico espacio, 
es dezarse hombre engañar, 
buscar descanso y holgura 
en el cansancio. 

Corriendo tras los venados 
y puercos entre las brefias, 
de las vidas 

han sido mochos príoados, 
y dos reyes, por más sefias, 
de caydss: 

y en los campos, (si me dizes 
qoe será el dsño menor 
en llano trecho,) 
con galgos hallo perdices, 
las liebres con el a^or, 
ú mi despecho. 



Al consuelo de las arboledas 
yjiorestas. 

Arboledas y florestas 
con qoe en vano me oonbidas 
á plazcr, [tas 

de qoando en qoando por fies- 
algooas horas perdidas 
poedeser; 

mas con los noeuos cuidados 
que á la buelta siempre hallo 
por mi ausencia, 
al plaxer me son doblados 
los pesares, y los callo 
en penitencia. 

Al consuelo de los buenos 

olores. 

El buen olor de las flores 
y rosas, de quien mediiea 
que es tan grato, 
págase con mil hedores, 
donde atapo las narices 
cada rato. 

louentod es comparada 
con la rosa dd verano, 
óhvscaflor, 

qo* en vn* hora es desflorada, 
marchiu y lacia en la mano, 
y sin olor. 

Al consuelo dego^ar defies^ 
tas y regoxO'os^ y de bur- 
las de Palacio. 

Torneos, justas y cafias, 
do las vidas por tal vía 



Digitized by VjOOQIC 



APiNDtOE. 



401 



Porque á los humanos sinos 
la suerte á su desuentura 
tuerce el dado; 
de los ynciertos caminos 
siempre tomo á la ventura 
el más errado; 

y en las ca9as que me distes > 
que deleyta al calador 
voluntario, 

con galgos hallo perdizes , 
las liebres con el a9or, 
al contrario. 



Cánsanme mis seruidores , 
ni le do mestizas renzillas > 
por regillos; 
más querria por señores 
seruillos yo de rodillas, 
que no oyllos. 
Remisos y necios y locos, 
vil 5 linage yncorregible , 
duro y agro, 
difícil es regir pocos , 
y muchos, es ympossible 
sin milagro. 



I D. E. di2es. 2 D. E, n. les d. tristes r. 3 D, E. ni L 



algimot pierden, 
ttcn^Nre encoosn li 
que en temisde mejoría 
ic remuerden» 
Ljm fie«u del vnlgo vino, 
las tríieas de loe rapases 
en tos foegoc, 
tnrban el jayiio taño, 
y lae reposadas pases 
y sossiegos. 

La lengua de más primor 
eo borlas dissimalada 
y snrretida, 

va sin gracia y sin sabor 
quando no toca aforrada 
de malicia: 

las otras borlss de msnos 
con smigo ó 000 estrafio, 
son de arte, 

qoe ni mofos ni los canos 
las gustan, si no es con dafio 
de otra paite. 

Protifue en lamentación x 
recelo de algunos catot 
deeoitradot y peno$ot, 

¿Quién se piensa defender 
de desastres improuisos 
á hora incierta, 
por más qoe presuma ser 
recatsdo en sos anisos, 
siempre slerta; 
do tantos lasos armados 
y estropiepM encubiertos 



y cosos, mancos y moertosi 
msl padesen? 

¿Quién se scoje á so cssills 
que tenga seguro dote 
en 80 sossiego? 
De su reposada silla 
cayó Heli sacerdote, 
y murió luego. 
¿Quién á su cama acogido, 
será seguro , sabiendo 
en este suelo 
quántas casas han caydo 
sobre sus duefios durmiendo 
sin recelo? {noé 

¿Quién puede escusar caml- 
y passar estredias puentes, 
ó por vados, 
con peligros repentinos 
de muertes y ioconuenientes 
dessastrados; 
por mil fragosos senderos 
mil paseos resbaladisos 
do me engafio, 
y en charcos y atolladeros 
que parecen ser hechisos 
en mi dafio? 

Salgo de las hondas Tegas, 
subo sierras á lo alto; 
luego encuentro 
ramblas por veredas ciegss, 
do pssso con sobresello 
de cser dentro. 
Si esmino por lo llsno 
do necestdsd me mneoe, 
dsn tormento 



grsn sol y poíno en verano, 
y en hiuierno, lodo y nieoe 
y agua y viento. 

Proeigue y concluye la la* 

mentación* 

Veo y opinión en vicios 
ditan sobre mi coetumbrc, 
porque quiero, 
y me sacan de mis quicios, 
y me dan á seruidumbre 
de su ftaero. 
Si me juzgan virtuoso, 
soy del mundo aborrecido 
por ageno; 

si me acogen por vicioso, 
peco en mal fauorecldo 
más en lleno. 

Siempre fué lo que oy es, 
y si va agora más mal, 
según perece, 
muy peor será después , 
porque el dafio vniuerssl 
contino crece. 
Pues esta verdad alcanca 
la esperiencia y gran engsfio 
¿quién la ignora? 
¿cómo terne ya esperaofa 
de más bien ó menos dafio 
soUvnhora? 

Semejanza y propiedadew 
íT etta vida, 

Qoe esu vida Un amada 
es vna cootina guerra 
do no hay tregua, 

36* 



Digitized by LjOOQIC 



403 

Yo no 8¿ , humanidad , 
hombre de tan prosperado 
nacimiento 

qu* esté sin necessidad 
de señor ó de criado, 
no contento. 
Por ser debajo de polo 
natura humana aflegida 
á este mundo, 
ninguno consigo solo 
basta para darse vida, 
sin segundo. 



apíndios. 



I D. E, q. esudo. 

moy breae y oom lomada, 

de mil peligrot por tterra 

cada legua. 

Florido hnerto sin froto; 

▼D verde prado de abrojos 

y de espinos; 

amado huésped con luto; 

plazer forrado de eno|os 

muy continos. 

Holganza muy congozosa; 
Miad enferma, y frenética 
alegría ; 

dulcedumbre ponzoñosa; 
vía dega, y morbo de ética , 
y magnia. 
ConfíMa seguridad 
de fortuna, en esperanza 
de sus giros; 
fábula de vanidad, 
risa loca sin templan^ 
entre sospiros. 

De tristes lágrimas rio; 
de cuydados biua fuente 
son sus ferias ; 
reyno armado en dessaflo; 
fluctuoso mar creciente 
de miserias. 

Vn laberinto de errores; 
vn espantoso desierto 
peregrino; 

vn passo de salteadores; 
vn fragoso, áspero puerto 
de camino. 



A criados y señores 
no sé á quál d' estado < halle 
menos penas, 

pues á grandes y á menores, 
á ninguno d' este valle 
son agenas. 
Ser el libre enajenado, 
vsase , mas es ayuso 
y desbarío, 

porque siendo sojuzgado 
quien de virtud no vso, 
no soy mió. 



Contino temor y espanto ; 
perpetua solicitud 
en confusión; 
mezclado goxo con llanto; 
sobreulto en inquietud 
de cora^n. 

Lamentable humanidad 
date á entender \6 consoelol 
su medida, 

tomando aqui en brenedad 
sumaria tra^ y modelo 
d' esta vida. 

Consuelo etpirihtaL 
Por muy tibias aflicionea 

dezas, hombre posilánimo, 

vazíaa 

grandes consideraciones 

que, si tú fuesses magnánimo, 

verías. 

De muy poco mal te qoexas; 

considera el bien qu' esperas 

alcanzar, 

que en su respecto, tos qnezas 

no son más que dos goteras 

en la mar. 
Tú siendo esclaoo catino, 

condenado etemalmente 

á subjecíon 

del infierno en fuego bioo, 

donde no espera el paciente 

redemcion. 

Deues, hombre, en to memoria 



pensar de qoán triste lago 
U libró 

quien te qoíso dar sn gloría. 
Dios, que dándose por pago, 
te compró. 

Y tus pueriles querelles 
que de algún liniano antofo 
tal te tienen, 

más son para burlar d* ellas 
que para causar enojo 
quando vienen. 
Pon en Dios tu voluntad 
de conciencia limpia y pora 
en su amor llena, 
y en qualquiera adoersidad 
te será gozo y dulcura 
sufrir pena. 

Mal que no podo escosarse, 
en sí trae la paciencia 
que le afloza; 
si puidiendo remediarse 
faltó buena prooidenda, 
da congoza. 

Hazicndo lo que -en tí es 
(discreu election delante) 
con buen zelo, 
si sucede mal después, 
ya tienes causa bastante 
de consuelo. 

Toda empresa y agresión (d) 
funde sobre rectitud 
éntrenos, 
principio en buena elección, 



(a) Flor, d, r. c. intención. 



Digitized by VjOOQIC 



Porqu' en ser contra natura 
libre sujeto contenta 
del mayor» 

es muy gran desauentura 
sufrir la pesada afrenta 
del menor; 
y la superioridad 
con que quiero hazer sujetos 
mis yguales» 
por natura de aduersidad 
es á dicho de discretos, 
naturales. 



APÉNDIOS. 

Desd' el agradecimiento 
de que alio á mis amigos 
grande engaño, 
no me basta sufrimiento; 
sus obras son sus testigos 
de mi daño. 

Diré á suma el más notable 
haga mió del qu' es ingrato 
á amistad , 

que mostrándoseme afable , 
me va siempre á doble rato 
de maldad. 



4o3 



y medio en lolicittid 

y fin en Dios. 

SI la til orden gtiardaret, 

■n salida (a) á qneiqnier vía 

ten por buena, 

poea en gozos ó pesares, 

coo uisteza ó alegría, 

Oíos la (t) ordena. 

No bien harto de passiones 
de que en ta natura humana 
tanto ahondas, 
piensas otras opiniones, 
con qnc por eleociott vana 
te conlondas; 
pacs si tu entendimiento 
contra la verdad ofusca 
lo que emprende, 
qaéato más tu pensamiento, 
qoe ni halla lo que busca, 
ni se entiende! 

Y tu ánimo ocupado 
acá eo lo superficial 
de la tierra, 

qneda muy dessairaygado 
para el fruto celestial, 
y siempre yerra. 
Y assl de consejo fiílto 
tu pensamiento que está 
aqui detenido, 
no da lugar á lo alto, 
derramado acá y allá 
y dlstraydo. 



Protigue el Consuelo y 
amonesta, 

^ [chos, 
Deza á Dios hazer tus he- 
no le estorues confiando 

de ti mismo, 

que Él procura tos prouechos 

si militas eo su Yaiido(c) 

del baptismo. 

Mira que del mundo oloídes 

80 caydado, poes le tiene 

Dios de tí, . 

qoe en negarte lo qoe pides, 

te da lo qoe te conuiene 

para ai. 
Si razón no te conuence, 

ni Tergüenfa te refrena 

en mal biuiri 

bien es qoe de Dios comience 

ra corrección en to pena 

yeosofrir. 

Dios, médico vnioersal , 

cora assi del qoe es doliente 

de oonsciencia, 

qoe con pena temporal 

le sana perfectamente 

en 80 paciencia (d). 
Sin que el aluedrlo fuerce, 

moeoe Dios to volontad 

con afiiciones; 

gniate coando te toerce. 



sana con enfermedad 

tos passiones. 

Házete por mal ser boeno; 

con homilde vituperio 

soblimado; 

con pobreza rico el seno, 

con paziente catioerio,. 

libertado. 

Date con necesidades 
cordiales alimentos 
virtuosos (f); 
doma con adoersidades 
tos soberuios pensamientos 
anlbicioaos. 

Cánsate con mil ^ofobras 
abito de roansedombre 
y de homildad, 
porqoe de perfectas obras 
se reforme to costombre 
en poridad. [ta, 

Siempre Díoa llama á lo poer- 
y si tú no le respondes, 
adormido, 

con a^es te despierta 
qoe le bosqoes do te escondes 
retrsydo. 

Búscale con oración, 
rooy atento, moy coMrito, 
do se entienda 
qoe en consunte deoocion, 
de qoalqoier colpa y delito 
ayas enmienda (/> 



(d) Fiar, d,r, c. la salida, {b) Ibid, lo. (c) Ibid. si te acoerdu de la 
pctoamentessen 80 ciencia. (e) Ibid. pronechoaoa. {/) Ibid, aye. 



(d) Ibid. ptr^ 



Digitized by LjOOQIC 



404 APÉNDICE. 

Como á ésta mi natura 
no tenga el linage vmano 
por consigo, 
no hallo amistad segura 
con padre , hijo ni hermano, 
ni comigo : 

é pues yo no siento quién 
pueda á este siglo darme 
algunos bienes, 
de ningún no siento bien , 
ni de mí, si sé juzgarme, 
mucho menos. 



Con mucha causa me pena 
y me haze afleginne, 
muy amarga; 
juyzio es que me condena 
sin razón y sin oyrme 
mi descarga; 

que el mal se haze de suyo, 
y el bien á fuer^ de bracos , 
y ávn no basta. 

Si procuro buenas obras, 
como á bien común celosos 



Dérte h« lo que pidieres, 
qoe de jnito y oonuenible 
•e merezca, 
li primero consintieres 
so sentencia, aunqoe terrible 
te parezca. 
Y si ya (jQstiflcado 
ta desseo) se te niega 
to conceto, 

créeme, que á tn cuydado 
no le cumple en lo que ruega 
aner efeto. 

Ten segum confianca ; 
mira quién ea á quién pides 
y qué puede, 
y lo qoe (si en tal balanza 
au bondad pesas y mides), 
te concede: 
perpetua felicidad, 
summo bien y gloria entera 
y summo don , 
si purgas tu iniquidad 
Gonfessada en verdadera 
contrición. 

Mira bien si se te passa 
esta vida sin prouecho 
de tu alma, 

pues nauega házia au tassa 
con razio viento dessecho 
do no ay calma. 
Que en au curso arrebatado 
cesse vn hora de reposo 
hasta la muerte, 
aeas de qualquier estado, 
pobre ó rico ó poderoso, 
ílaco ó fuerte. 



Replica el Consuelo á la fia' 
que\a del aluedrio y d ta 
vulgar opinión. 

Dizea qoe en libre f uyzio 
aborreces lo que es malo 
y no lo escusaa ; 
qoe temes su perfuyzio, 
ni por vn breue interoalo 
lo rehuaas: 

quieras tú que no será 
más de lo que le pluguiere 
á tu aluedrio; 
renuncia el vao de acá, 
y á la opinión que muiere, 
da desolo. 

El volgo de errooiaa lleno, 
que fttzga por blanco prieto 
en au sentido, 

llama necio al simple bueno, 
y al cauteloao, discreto 
y bien sabido; 
mas pues saber en maldad 
siempre en s( trae confusión 
dcscienciavana, 
será la simple bondad 
juzgada por discreción 
maciza y sana. 

Saber sainarte procura ; 
hoye el saber en la vfa 
de la gente; 
sigue tu sabia locura ; 
su loca sabiduría 
les contente. 

Aquellos simples indotos 
que saben ganar la gloria 



aon los sabios, 
no los que en conciencia rotas, 
de aaber ganan victoria 
con loa labioa. 

Y aaai es qoe bien predica 
quien con sus palabras llanas 
la conciencia 
de au auditorio edifica, 
no el que en ilietórícaa vanas 
•vende aciencia. 
No ae funde en poUdeza 
de su dezir, (pues es víalo 
á qué se inclina), 
tome enxemplo en la llaneía 
de las Ipalabras de Christo 
en su doctrina. 

Del chrittiano que et remiio, 

Q incrédulo pagano 
si mal obra, á que mal siente 
se da colpa ; 

mas con fe ser mal chrtstíano, 
de mny necio ea claramente, 
sin desculpa. 

Porque qoien deza perder 
el bien qoe creyó ganar, 
(si le plugo) 

de muy vano es, á mi ver, 
y de flozo en comportar 
aoaue 3rugo. 

Al deMContenUmiento y des- 
grado natural. 
Ygual deacontenlamiento 

tienen lodos en el mundo, 



Digitized by VjOOQIC 



no se vsa, 

por razones si lo cobras, 

é muchos é maliciosos 

los escusa; 

y aunqu' esperes dell alarde 

que Dios tomará á la gente 

muy gran paga, 

siempre se me haze tarde 

galardón que de presente 

no se paga. 



APÉNDIOB. 

Con mi natura luchando, 
^por cobrir mi aduersidad 
aquella gente, 
me publico alegre quando 
Horaria de verdad 
secretamente. 

De mayor pena m' esfuerzo 
que se da por gran delito 
con el trato, 
quando mi condición fuergo 



4o5 



ó niéooc poco; 

niagaao bine eootento; 

qoien lello eipera , es segundo 

ó par de loco. 

Ignaleí penaUdidei 

de Datare en esta vida 

comonmente, 

que en ansias y enfermedades 

con el baso, á su medida 

el preeminente (a). 

Reyes cnys mano besan 
mochos grandes , no s< cómo 
escasen penas; 
cien arrobas tanto pesan 
de oro como de plomo; 
y ano si llenas 
mil arcas d* este metal 
tan precioso y estimado 
poeseyeren, 

q Danto más fiíere el caudsl, 
mis coogozas de coydado 
se reqateren (¿). 

De alg-mtos vanos desseos.^ 
Al detseo de ios riquezas. 

Nunca quien muy rico fuere 
será contento famas 
de sn riqueza, [r¿; 

pues quien roástiene, másquie» 
más fiíha al que tiene más , 
y bá más pobreza. 
De lo baxo á lo más alto 
de riquezas dezlr oso, 
al creer mió, 
que el más lleno va más fslto 



de descanso y de reposo 
qne el vazlo. 

De alegre spírím Tienen 
al plazer en parte todos 
casi ygual, 

con los que mocho oro tienen, 
los descalcos por los lodos 
á jornsl ; 

y aun mayor psrte, á mi ver, 
tienen mudios mercenarios 
pobrezlcoa, 

de fuego, risa y plazer, 
que en ooydados ordinarios 
los muy ricos. 

Iju almas que Dios crió 
y sin diferencia ygoales 
para el cielo, 
también Dios las ygnaló 
de gozos espiritusles 
en el suelo. 
Dexo méritos á parte, 
pues exceden en ganancia 
y premio fusto; 
la del pobre acá en su arte, 
la del rico en sn abundancia, 
han ygual gusto (c). 

Poco basta á los discretos 
qne binen según natura 
y por razón, 

desprecisndo á los sobfectos 
del vso y común locura 
de opinión. 

No se deuen llamar pobres 
los que sus necesidades 
satisfiízen 
en su barro y en sus cobres. 



sin fiittsto y soperfluydades 
que á otros plazen. 

¿Qué más rica preeminencia 
puede auer que no tener 
necessidad? 

¿Y qué más alta potencia 
que biuír en qualquier ser 
en libertad? 

Del ánimo mayormente , 
sin codiciar lo que sobra 
á lo que bssta , 
y en auaricia el prudente 
(si vicio costumbre cobra) 
le contrasta {d), 

lusto es para tu bioir 
desaear el ordinario 
natural , 

mas penar por adquirir 
más de lo que es necesario, 
es desigual (e). 
Codiciado va en locara 
la vulgar vana opinión 
camino auiesso, 
pues que ni quiere natura, 
ni del medio la razón 
auer exceso. 

Ai desteo de la larga vida. 

Tú deseas vida larga, 
mas si fueres buen f uez 
de días passados, 
esperalla has más amargs, 
pues sus dafios en vefez 
serán doblados. 
De triste luto cubiertos 



{a) Flor,d,r.c, y de a. y e.=c. e. b. á s. m.s=al p. (t)' ¡tid. le adhieren, (c) Itid, digo 
que el pobre en su arte=y el rico en su a.=h. i. g. (d) Ibid, La segunda miud de esta estrofa 
está sustituida por la primera de la siguiente. {N, del E) (e) Ibid, es materisl. 



Digitized by LjOOQIC 



4o6 

á seguir el apetito 
á quien trato. 



APáNOIOS. 



Nunca hallo mi sabor, 
ni conforme con quien huelgue 
á compañía , 
ni persona por amor 
de quien mi cuydado cuelgue 
solo vn dia. 
Jamás puedo descansar 



retraydo con algunos 

desseados» 

sin estonio á mi pesar, 

por complir con ymportunos 

y pesados. 

De mudar tra>e cad' año 
y vsar nueva cc»tesía 
voy confuso; 
lo nueuo, pecado estraño. 



los Tiejot (cuyos gemidos 
no se escrioen) , 
soD, lloraodo hijos maertos, 
de bioos aborrecidos, 
porque aun bioen. 

Esta Tida, aunque de planto, 
bien querrías que se pudiesse 
acrecentar, 

y assi la tienes en tanto, 
como si por siempre vuiesse 
de durar; 

mas pues es ora prestada , 
como de camino en venta 
por inuiemo, 
ser buena ó mala posada 
muy poco haze en tu cuenta 
de lo eterno. 

Por salir de ruyn mesón, 
si vas en buena conciencia 
encaualgado, 
dessear deues de razón 
partir presto á diligencia 
y ser llegado 
donde esperas descansar 
en reposo verdadero 
sin rodeos; 
mas quiéreslo dilatar 
por cumplir acá primero 
otros desseos. 

Al desteo de primamfa con 

el Rey, 

Si con Rey priuas vfino, 
teme el fin de gran a(ün 
que en tal fortuna 
con Nerón vuo Sayano, 
con el Rey Assuero, Amin , 
y acá el de Luna. 



Prinan^ at vidrio cargado 
por la sierra entre aeoderos 
muy catrechoa ; 
camino en cerro notado, 
de muchos resualaderos 
de ante hechos. 

Siempre tienen los priuados 
sobresaltos y sospechas 
y recelos, 

y de algoDot aefialados 
que les van ganando trechas, 
grandes celos. 
No quiere par la prinan^a, 
cuyas sombras de temor 
el pecho alteran; 
nunca vide ygnal balanza, 
dos priuados de vn señor 
que bien se quieran. 

.4/ det$eo de fama detpuet 

de muerto» 

Si piensas que en monomento 
gloriosa ñima te alabe 
largos diaa, 

de dulce, próspero viento, 
después de rota la ñaue, 
te confias. 

Guárdate de ser infinne, 
de consciencia condenado 
en el proftmdo, 
porque el vulgo acá te llame 
gran señor, muy estimado 
en este mundo. 

A la quexa de falta de lo* 
gromos d* este mundo. 

Renuncie el gozo mundano 
quien piensa el eterno auer. 



ó al contrario; 

de dos etoo|a el osas sano, 

qoi «1 VIO se ha de perder 

de neoessarío; 

que pensar de ooanenir 

fines de tan diferentes 

intenciones, 

impossible es, ni seruir 

dos señores de impacientes 

proporciones (a). 

No ay aqui paz ni alegria 
de buen gozo , sino guerra 
y homezillo. 
Dios dixo que no venia 
á poner paz en la tierra, 
mas cuchillo. 
D* esto dan aprouacion 
cien mil mártires y más; 
y es testigo 

cualquiera en su cora^; 
que nadie tiene jamás 
paz consigo. 

De ios gromos en el mundo, 
titpera de lo* eterno*. 

Los gozos spirituales 
deleytan con mayor gloria 
acá en el alma, 
que los deley tes camales, 
ni la triumphante victoria 
con su palma; 

y aunque en esta vida algunos 
deleyten lícitos pastos 
y sabrosos, 

más hartos van los ayunos, 
y sin lasciuia los castos 
más gozosos. 



ia) Flor. d. r. c. á. s. divergentes=de aficiones. 



Digitized by VjOOQIC 



apíndigb. 



407 



lo viejo, de que sería 

contra el huso: 

y auos I siquiera se vsase 

lo que más cercano fuesse 

á la razón, 

sin qu' el vso me for^asse 

seguir tras su fuero vano 

de opinión. 

Uso yo opinión é vicios 
qu' están sobre mi costumbre 
como reyes, 

y me sacan de mis quicios, 
y me dan la seruidumbre 
de sus leyes: 
así qu' es fuerza dexar 
el mundo y sus perniciosas 
vanidades, 
ó seguirlo y renunciar. 



las virtudes por curiosas 
vanidades. 

Si me juzgan virtuoso, 
soy del mundo aborrecido 
por estraño; 

si me acogen por vicioso, 
siento á mal fauorecido 
doble daño; 

qu' en este mundo enemigo 
de bondad y de razón 
y de derecho, 
ni los malos han castigo, 
ni los buenos galardón 
del bien hecho. 

Siempre fué lo que oy es, 
y sino horaramos ^ mal, 
según parece, 



I y aun si siquiera s, u.? 2 D, E, oráramos. 



Contrícioo de los pecados, 
gozo es con tristeza mixto 
al alma en paz; 
gozo es á justificados 
esperar de ver i Christo 
hzáféz: 

que en tanto qae van allá 
siguiendo (dulce en sos bie- 
sareqaesta, [nes (a) 

gozan de prestado acá 
de las vísperas solenes 
de so Hesta. 

Contemplación delectable 
qne de sí Dios ha dotado 
á algunos jostos 
es vn gozo inestimable 
d' espíritu enagenado 
de otros gustos. 
Del que está en conciencia pora 
tanto con mayor sabor 
es Dios amado 
que ninguna criatura, 
qoanto excede el Criador 



á lo criado. 

Es vn gozo tan suaue 
el que del amor de Dios 
su sieroo gosta, 
que en ningún juyzio cabe 
compararse acá entre nos, 
ni es cosa justa. 
Gran gozo es considerar 
aquel amor y bondad 
que en Dios se muestra, 
tomando por nos sainar 
la passíble humanidad 
en carne nuestra. 

Lágrimas de compassion 
de Christo Dios a^ado 
y en la cruz, 

dan muy gran delectación 
del alma, al que es alumbra- 
de so luz ; [do {é) 
y assí de cierta manera 
se goza acá vna secreta 
dulce gloria, 
rastro de la verdadera, 



que parece antes perfeta 
que acessoria. 

Las causas de nuestro dako, 
y concluye. 

Poca fé, poca esperanca 
de to Dios, y poco amor 
que en él sossiega; 
gran desseo á buena andanca 
d* este siglo, y gran dolor 
ai se te niega: 

gran cuydado d* esta vida ; 
gran descuydo del morir 
y del infierno; 
ansia de honrra desmedida; 
gran tibieza en adquirir 
el bien eterno. 

Menosprecio de razón; 
sensualidad natural 
desenfrenada; 
seguir vulgar opinión, 
voluntad perjudicial 



(a) Flor, d» r. c. siguiendo fiel e. s. b. {t) Ibid, á qokn se halla penetrado. 



Digitized by LjOOQIC 



4o8 apíndiob. 

muy peor será después, 

porqu' el mal vniuersal 

contino crece; 

y pues ésta sé que la alcanza 

la verdad y la condena 

quien la ygnora, 

¿cómo temé ya esperanza 

de más bien ni menos pena 

sola vn hora? 

Consuelo. 

Por muy tibias afliciones 
dexas, hombre pusilánimo, 
vacias 

grandes consideraciones, 
que si tú fueses magnánimo 
verías. 
De muy poco mal te quexas; 



considera el bien qu* esperas 

alcan9ar, 

que* en su respecto, tus quexas 

no son más que dos goteras , 

ala mar. 

Asa como prisionero, 
suelto de dessesperada 
libertad 

probaua el bien verdadero 
con su sola aparejada 
libertad, 

deues, hombre, á tu memoria 
pensar de quán triste lago 
te libró 

quien te quiere dar su gloria; 
Dios , dándose por t{ á pago, 
te compró. 



apassionada, 

sin recelo del engaño, 

la coman coetnmbre y vao 

y necedad, 

son laa causas de ta daño, 

y te hazen ir confuso 

en ceguedad. 

Ff fi del tratado. 

La aobeniia y rebeldía 
de aquel tu primero padre 
trae conaigo 

repugnancia á qnanto ería 
natura humana, tu madre, 
por castigo. 

Y assí en el siglo presente 
Dios no quiere que te ofiísqacs 
con dulcura 

de patria no permanente, 
porque en su defecto busques 
la futura. 

Pues aqui vas de camino 
por estrechas espesaras 
de ^arfales, 
no presumas ser tan diño 



que le pases sin rotaras 

y señales. 

En aquel paseo final 

mira bien qve no desoarcs 

hazla atraa, 

que del bien sufrido mal, 

quanto más peso llenares, 

mejor vas (a). 

Extroiumaria retolucion. 
Como no pudo mi ploma 

gran processo en chica plana 

resumir, 

de sumas toco la soma 

de lamentación bomaoa 

enelbtuir; 

y en su conaoelo concluye, 

que el hombre esde Dios amadc^ 

y que á so muro 

(como quien á yglesia huye) 

se acoja, y como á sagrado 

el más segnro. 

Conteja á wi mismo. 
Buenas obras, no palabras, 
te pido, ni bien trobados 



los consejos, 

y que tales puertas abras 

que, entrando miónos coyda- 

salgan viejos. [dos. 

Mas pienso que en tu escritura 

medida en cotos y comas 

esaasí, 

que en trobada compostura 

das consejos qoe no tomas 

para tí. 

Ten por fin de boen primor 
qoe en obraa y pcnaaroieotos 
se te asiente, 
á Dioe, amor y temor, 
y guardar ana mandamtenios 
llenamente. 

Puea qoe ya al mondo senxiste 
lo más siempre en so reqoesta 
contendiendo, 
cumple firme, alegre 6 triste, 
lo que de biuir te resta , 
á Dios siruiendo. 



Laut Deo, 



ia) Aquí termina la composición en la Flor. d. r. c. (JV. del E.) 



Digitized by LjOOQIC 



APÍNDK»k 



409 



Y tus pueriles querellas 
y de algún liuiano antojo 
assf te tienen, 
más son para reyr d' ellas, 
que para causar enojo 
quando vienen. 
Procura, señor ' virtuoso, 
limpia siempre tu conciencia 
dentro al pecho, 
y en qualquier caso enojoso 
te será alegré paciencia 
tu despecho. 

La tristeza ocasional 
que en passion de tu cuydado 
te da pena, 
nace de la original 
qu' en Adam deseredado 
te condena. 

No bien harto de passiones 
de que á tu natura vttiana 
tanto abundas, 
buscas otras opiniones 
con que por elección vana 
te confundas. 

Tanto más sobra al pesar 
el jqyzio atender 
á elecion, 

quanto ecede > al sospechar, 
á las dudas discerner, 
según razón: 
y pues tu entendimiento 
contra la verdad ofusca 
lo qu* emprende , 
¿quánto más tu pensamiento 
que ni halla lo que busca 
ni s* entiende? 



Dexa á Dios hazer tus hechos; 
no le estorues, confiando 
de tí mismo, 

qu' él procura tus prouechos 
si militas á su bando 
del bautismo ^. 
Ruégote que circuades 
tus cuydados, pues los tiene 
Dios de tí, 

que á 4 no darte lo que pides , 
te da lo que te conuiene 
para tí. 

Pues aquí vas de camino 
por estrechas espesuras 
de xarales, 

no presumas ser tan digno 
que te pases sin roturas 
ó ser ^ males. 
Y en aquel paso final 
mira bien que no desuares 
házia atrás, 

que de bien sufrido mal 
quanto más y más llenares, 
mejor vas. 

Pues te ama Dios por suyo 
y permite que padezcas 
afliciones, 

piensa qu' es por más bien tuyo, 
porque en bien sufrir merezcas 
galardones. 
De Dios eres visitado, 
pues que con aduersidades 
sufres penas, 
que si fueras ^ oluidado, 
diérate á prosperidades 
manos llenas. 



I D, E. p. ser v. i 
5 sin? 6 D,E. fueres. 



/). E, excede. 3 D, F. baptUmo. 4 <i/? 



Digitized by LjOOQIC 



410 

Ten por último consuelo 
de tu precioM natura 
ser tan digno, 

que fué hecha para el cielo: 
y la auténtica desuentura 
determino 

que mejor es [que] auer sido 
condenado á en el infierno > 
siendo humano, 
que dexar de haber nacido; 
quanto más que bien eterno 
está á tu mano. 



▲píhdick. 

Quedes con tan gran tormento 
qual me dexas; 
no se vea ser contento 
de llorar tu pensamiento, 
ni de quexas: 
muriendo biuas cuytada , 
nocreyda; 

siempre mueras mal lograda, 
¡o muger despiadada 
sin medida! 



lao 

(r.,/. 179 v.S., /. 170 ¥.^A.y /. 33o.) 

Otras de Diego del Castillo, 
maldiziendo a su amiga. 

Pues c' ansí me despediste 
de tu fé, 

é ageno me heziste 
de quanto bien prometiste, 
sin porqué, 

ruego á Dios que siempre seas 
desamada j 

é jamás que nunca veas 
la gloria que más desseas 
acabada. 

Siempre biuas manzillada 
é dolorida; 
nunca veas consolada 
á tu cuyta , más doblada 
é aflegida; 

siempre vayas con denuesto 
donde fueres; 
nunca sea tu propuesto, 
complido con fin honesto 
do quisieres. 



Jamás te vala verdad 
ni te siga ; 
tórnese la piedad 
para tí gran crueldad 
é fatiga : 

tu plazer se torne llanto 
tenebroso; 

siempre biuas con espanto; 
sospirar sea tu canto, 
sin reposo. 

Tu gozo luego fenezca 
con tristura ; 
el bien todo te fallezca; 
para tí sola perezca 
la ventura. 

Al que más amor tuuieres, 
te desquiera ; 
do más firmeza pusieres, 
con doblados desplazeres 
te requiera. 

Aborrézcante las gentes 
é naciones; 

donde más parares mientes 
te sigan inconvenientes 
é desdones: 

jamás ninguno te entienda 
tu dolor; 
tu uibir sea contienda , 



Digitized by VjOOQIC 



▲fíndiob. 



411 



é tristeza sin emienda 
por amor. 

Siempre binas desquerida , 
bien amando; 
penada sea tu vida , 
é de cuytas bastecida 
desseando: 
sean todos reuesados 
tus desseos; 
destruydos é robados, 
en duro luto tornados 
tus arreos. 

De ningún ombre mortal 
ayas consuelo; 
desde el cielo imperial 
te Tengan cuytas é mal 
sin recelo: 
huya de tí toda vía 
el plazer; 

Dios te dé por compañía 
trabajos é > gran porfía, 
por querer. 

Siempre seas perseguida 
é maltratada; 
seas tú sola nacida 
para ser aborrecida 
é desdeñada. 
Quantos dias tú biuieres 
sean pena; 

en qualquier tiempo que fueres , 
dolor sean tus plazeres 
por estrena. 

Ayas en lugar de honor 
vituperio; 



sea todo tu fauor 
trabajos é gran dolor, 
sin refrigerio. 
Corras é huya de tí 
bienandan<;a; 
pues amando te perdí, 
por salud vengas á mí 
sin tardanza. 

La qual desde aquí te niego 
por tu mal;, 

é consiento que tal ruego 
te sea flama de fuego 
infernal; 

porque veas tus entrañas 
encendidas , 
é de tus crueles mañas 
se nos muestren tus hazañas 
conocidas. 

El biuir te sea muerte 
desseada; 

la muy desastrada suerte 
sobre tí venga tan fuerte 
aquexada , 

que reparo á consolar 
no te pueda; 
ni jamás te dé lugar 
la fortuna de jugar 
en su rueda. 

De tí sola blasfemando 
mal diré 

aquel dia triste quando 
mis ojos á tí mirando, 
catiué 

mi persona libertada 
hasta allí, 



I C. á. 



Digitized by VjOOQIC 



4>3 apíndicb. 

de quien siempre oultratidA 
alegría fué negada 
para mí. 



Maldita sea la hora 
y el momento 
en que tú , cruel Señora , 
de mí solo matadora 
con tormento, 
has querido destruir 
é robar 

el triste que sin morir 
te supiera bien seruir 
é loar. 

FIN. 

Pues me das causa que hable 
como triste, 
no te sea detestable 
la conseja miserable 
que mediste: 
que la mi lengua aplagada 
sin razón, 

de tus males abastada , 
habla como traspassada 
de passion. 



121 

(T.,/. i83 ».-5../. 174—^./. 337.) 

Glosa de Luis obl Castillo 
á esta Canción que dize así: 

Harto de tanta porfía 
sostengo biuir tan fuerte, 
qu' es triste ell ánima mia 
hasta que venga la muerte. 

En tus manos la mi vida 
encomiendo condenado: 



¡o piedad tan sin medida! 
¿porqué me has desamparado? 
Cumplirse ha la profecía 
dada por mi mala suerte; 
que es triste ell ánima mia 
hasta que venga la muerte. 



122 



La Glosa. 

Muerte de quantos mirays, 
del mundo todo Señora, 
con cuya causa se dora 
la gloria de quien penays, 
la vida de quien matays; 
pues que no quereys valerme . 
ni darme vn rato alegría, 
para nunca socorrerme, 
¿qué os aprouecha tenerme 
harto de tanta porfia? 

Harto de tanto biuir 
no tengo remedio en mí, 
ni r espero recebir, 
pues que no puedo sufrir 
la passion que en veros vi. 
Siéntome preso en cadena , 
qu' es el soltarme la muerte; 
huelgo tanto con mi pena, 
que por tenella por buena 
sostengo biuir tan fuerte. 

Fuerte para darme vida, 
mas no para sostenella. 
¡O rauia tan conocida, 
que muero por ver perdida 
la vida, estando sin ella! 
Porque muerto me teneys; 
tan muerto, que solo vn dia 



Digitized by VjOOQIC 



APÍNDICB. 



no biuo sin que me deys 
mil muertes, por do Tereys 
que es triste el ánima mia. 

Es triste hasta llegar 
á lo qu' el desseo alcanza, 
qu' es gozar del esperar; 
mas nacistes tan sin par, 
qu' es perdida ell esperanza; 
pero el dolor que recibo 
me fatiga de tal suerte, 
que me > muera ó esté biuo, 
he de ser vuestro captiuo * 
hasta que venga la muerte. 

Con la qual se amansarán 
las passiones que me di, 
ó qui<;á se doblarán , 
quando muriendo verán 
á mí todo dentro en tí. 
Do comen<;aré á dezir: 
pues ell alma dolorida 
del cuerpo hazes partir, 
plégate de recebir 
en tus manos la mi vida. 

La qual se ^ quiere matar 
vuestra merced por no darme 
remedio de mi penar, 
sienta qué pueda 4 ganar, 
pues que estoy muerto, matarme; 
é sienta con qué paciencia , 
con qué fe é con qué cuydado 
mi vida sin diferencia. 
Señora, á vuestra clemencia 
encomiendo condenado. 



4i3 



Condenado esto á morir, 
é que biua yo me espanto 
de cómo puedo sufrir 
dos contrarios é biuir 
con vos que me so3rs diez tanto: 
que de veros tan sin duelo 
de mi dolorosa vida , 
Blqo mis quexas al cielo, 
diziendo muy sin consuelo: 
¡O piedad tan sin medida! 

Pues no me quieres valer, 
¿no me dirás ^ qué t* e hecho 
para dexarme perder 
é nunca querer tener 
memoria de mi derecho? 
Todos tiempos te ^ seruí, 
siempre fué 7 por tí penado, 
nunca yo sin tí 8b¡uí, 
é agora. Señora, df^, 
¿porqué me ^o has desamparado? 

No es justa cosa. Señora, 
que en pago de aquel dolor 
con que mi alma os adora, 
os plega ser matadora 
de vn tan vuestro seruidor. 
Amánsense las estrañas 
penas con que se encendía 
el fuego de mis entrañas, 
que durando vuestras sañas , 
cumplirse ha la profecía. 

Que dize:— En sólo veros 
consiste mi muerte é gloria; 
la muerte por conoceros, 



I C que que m. 2 D. catiuo. $ D. s\. 4 C. D, puede. 5 Z). di- 
reys qué os he h. 6 /). os. 7 />. fui por vos p 8 D, vos. 9 D. dezi, 
10 D, ni* aueys. 



Digitized by LjOOQIC 



414 



▲PÉNDICK. 



la gloria por no poderos 
apartar de mi memoria. 
I\)r donde cin diferencia 
quiero sufrir esta muerte, 
pues quiere vuestra excelencia 
que padezca esta sentencia 
dada por mi mala suerte. 

No quisiera padecella, 
pues la vida he de perder; 
no por pesarme en perdella, 
mas porque pierdo con ella 
la gloria del padecer: 
por ende, si bien sintiere 
vuestra merced mi porfía, 
bien verá, si ver quisiere, 
que mientra que assí biuiere, 
qu' es triste el ánima mia. 

Mas pues su tristeza altiua 
viene de donde concierta 
qu' está mi vida captiua >, 
entonces está más biua 
quando estuuiere más muerta. 
Pene, pene el coraron, 
qu' en gloria se le conuierte, 
pues que con justa razón 
podrá sufrir su passion 
hasta que venga la muerte. 



123 

(T., /. 184V.-5:, /. lyS.^A., /. 338(111.) 

Glosa del mismo á la Canción 
de: Biue leda si podrás. 

Pues á mí, desconsolado, 
tantos males me rodean, 



jrréme deseq>erado, 
como mal auenturado, 
do nunca gentes me vean. 
E pues ha de ser mi yda 
adonde siempre jamás 
biua en vida dolorida, 
tú, Señora de mi vida, 
biue leda si podrás. 

Biue leda, pues yo estoy * 
por tí. Señora, penado, 
y lo estaré más do vo 
en saber que he d* estar yo 
de tu merced apartado. 
£ pues vées que vo muriendo, 
duélete agora de tí, 
pues por tí muero partiendo, 
é no penes atendiendo 
ningunas nueuas de mí. 

No esperes ya nueuas buenas 
de mí , tu Castillo triste , 
que voy á tierras agenas 
á pagar con las setenas 
la gloria que tú me diste : 
é tanto mal vo sintiendo 
del bien que de mí se aparta , 
que, por cierto, que yo entiendo, 
que según peno partiendo, 
ante moriré que parta. 

É si parto é mi biuir 
no se acaba en mi partida , 
para más mal que morir 
se deue de presumir 
que se me guarda la vida : 
é pues la priessa que das 
en mi tormento mortal 
cadal ^ dia pena más, 



I Ü, catiut. 3 C. cstó. 3 C cadad. 



Digitized by LjOOQIC 



no esperes que jamás 
aura remedio mi mal. 

<Qué remedio puede auer 
el mal que no tiene medio, 
ni yo lo quiero tener? 
<Qué mayor mal puede ser 
que aborrecer el remedio? 
Assí que, Señora, más 
no pienses en socorrerme , 
pues que ya nunca jamás 
te veré ni me verás 
donde no mueras en verme. 

É la passion que tuuieres 
de compassion de la mia , 
te hará que desesperes, 
é que quantos dias biuieres 
los biuas sin alegría. 
É yo de verte aflegida 
con la passion que ternas , 
diré con boz dolorida : 
— ¡O dolorosa partida, 
qué sobresaltos me das! 

Dame gran pena sentir 
la pena que he de causar 
á la que me baze yr, 
por no enojarla á biuir 
á tan penado lugar; 
mas espero en Dios que ydo, 
dirá quandose le acuerde 
de quánto yo la he querido: 
— ¡O triste amador perdido, 
é triste de quien te pierde! 

Pues que por no remediar 
quantos males yo te di 



apíndiob. 41 5 

á mí se me han de quezar, 
déueslos de yr á hablar, 
no se me quexen de tí: 
é pues nunca ellos t' an sido 
en tu tormento enemigos , 
díles, pues que te han seguido: 
— Con licencia me despido 
de vosotros , mis amigos. 

Que si alguno queda acá 
de vosotros descontento, 
el camino sabe ya, 
váyame á buscar allá , 
no le faltará tormento; 
que la pena más crecida 
que yo Ueuo es ver que puedo 
apartarme con partida 
de tu vista y de mi vida , 
é que muerto allí no quedo. 

É lo que más pena siento 
é más me pesa , Señora, 
es que ha estado el pensamiento 
hecho á tan dulce tormento, 
que le amargará > de agora; 
é que quigá tú querrás, 
(viéndome * biuir assí,) 
remediarme, é no podrás; 
el trabajo perderás 
como me has perdido á mí. 

Porque quando se repara 
vn dolor de otro dolor, 
es cierto que es cosa clara 
que Ip que al vno manpara 
haze al otro más mayor. 
No sé á qué fin mi ventura , 
viendo el daño del menor, 



I C el de. 3 C viendo mi. 



Digitized by LjOOQIC 



4l6 APÍNDIOB. 

ha procurado 6 procura 
ea auer de mf más cura , 
pues me ha de curar peor. 



Será mi pena muy fuerte 
por no poderte hablar, 
é más que muerte no verte; 
pues mal qu' á mal > que muerte 
¿qué vida me puede dar? 
É pues mi desauentura 
quiere que de tí me alexe, 
nunca ya terne holgura 
que, según mi gran tristura, 
muy más muerto no me dexe. 

É pues, triste, he de quedar» 
tal que me han de hauer piedad, 
para no desesperar, 
quiérome yo consolar 
con cumplir tu voluntad. 
É pues mal tan sin compás 
en pago de mis porfías 
tú. Señora, dado m' as, 
no esperes que jamás 
serán alegres mis dias. 

CABO. 

Mas ante > siempre serán 
en pena que, en sólo ovlla, 
á los que mal me querrán 
tanta lástima me aurán 
que se mueran de manzilla: 
é tú también morirás 
en ver mis penas crecidas, 
pues que nunca dend' ^ oy más 
te veré ni me verás 
sin peligro de ambas vidas. 



124 

(T.,/. 184.--&,/. l74».-it.,/. 338 («.) 

Del mismo á su amiga. 

Pues que con la pena mia 
deuo é tengo que pagar, 
ya vuestra merced deuria , 
pues otro bien no me querría, 
holgar de verme penar, 
é mostrarme algún amor, 
Señora, sin par nacida, 
y entre dolor é dolor, 
dame 4 vn poco de fauor 
con que sostenga la vida. 



125 
(T., /. i35 V.-5.,/. ua-^., /. 354-) 

Otras suyas ^ á vn anillo que 
tenia en sus manos, que era 
de vna dama. 

Anillo tan desseoso 
de boluer donde partiste, 
¡quánto me hallo dichoso 
porque á mis manos veniste! 
Avnque tocarte no oso, 
mejor fuera que no fueras 
quanto fué mejor yo ser; 
tú, porque no te perdieras; 
yo, por poderme perder 
á manos de cuyo eras. 

No te temas del calor 
que en mí sientes sin medida , 



I C D. qu' es más que muerte, 
me. 5 De Costana. 



3 D. ánus. 3 D, dende oy. 4 />. dar- 



Digitized by LjOOQIC 



APÍNDICK. 



417 



que en ell alma eatá el ardor; 
á la carne dolorida 
no le dan tanto fauor; 
que es vn fuego celestial 
éste de que só abrasado 
que no derrite metal , 
ni arde sino es cenado 
de ceuo espiritual. 

Mi vida que puesta está 
en las manos que tú estañas , 
me ha rogado por tí ya, 
qu' el mal que allí la tratauas 
que te lo agradezca acá. 
Ora que te tengo aquí 
donde venir no deuieras , 
quiero yo saber de ti, 
mientra que te desesperas, 
algunas nueuas de mí. 



126 

(T.,/. 135.-5, /. Ii8.-i4.,/. 153 if.) 

Otras suyas á vn cordón que 
le dio vna dama. 

Cordón que tan anudado ' 
vas á ceñir á mi Dios , 
quando estás más su priuado, 
de lo que passó entre nos 
mirad > que tenga cuydado. 
Pues que el ser yo te lo di, 
y eres por mí cuyo eres , 
mira quánto hize por tí ; 
quando en el tu reyno fueres, 
acuérdate de mi. 



Los ñudos que lieuas ^ son 
memoria de los que quedan, 
dados por tal discreción, 
que desfazer no se puedan 
dentro de mi coraron. 
Si fueras por mi ventura 
de mis tristes bracos hecho, 
tu vida fuera segura; 
yo gozara del prouecho 
de ceñir la su cintura. 



127 

(T.,/. 134 V.-5.,/. 117 v.-il.,/. 253.; 

Otras suyas á dos damas her- 
manas , é tan fermosa la vna 
como la otra. 

De la mucha alteración 
nacen muchas defensiones 4, 
é ase puesto confusión 
entre vuestras perficiones 
sobre la más perficion ; 
mas mi seruir obligado, 
más que forzoso, de grado, 
que trabajo no rehuye, 
las opiniones escluye , 
y de todo lo altercado 
con esta suma concluye. 

De las hermosas se funda 
qu' en su cuenta más entera, 
sin que daño le redunda , 
cada<iual soys la primera , 
sin ser alguna segunda. 
Muerte ó vida no repuna ^, 
ni contradicion alguna 



I C. D. añudado. a Z>. mira que tengas, 
sensiones. 3 C. repugna. 



3 C. D. Ueuaa. 4 C. di- 



27* 



Digitized by LjOOQIC 



41 8 apíndiob. 

en esto se puede dar. 
que podeys muy á la par 
quand' os mataren la vna , 
la otra resucitar. 



Tan yguales como taja 
que en su cuenta un cuento puja, 
y en firmeza no ay ventaja ; 
si vna toma el aguja 
la otra al^a la paja. 
La hermosura especial 
es en ambas tan ygual, 
tan conforme, tan crecida, 
so3rs cuenta, pesa, medida 
cada qual de cada qual. 

Conformes en hermosura, 
yguales en lo gracioso, 
quien cotejaros procura, 
si de vna loa el reposo, 
de otra la desemboltura. 
Para poder niuelar, 
niuelar 6 compassar 
quánta beldad queda atrás, 
es y fué y ' será jamás, 
soys vn niuel singular 
todas dos é ambas compás. 

Tan subidas en saber 
quanto es sabio el más sabido; 
tan parejas en poder, 
como cada qual sentido 
junto ó solo puede ser. 
La dama que con vos anda, 
del fuero que se demanda^ 
franquea vuestra lindeza ; 
que days con vuestra proeza 
como á las de Yrlanda 
los gauilanes, franqueza. 



Con toda verdad os trata 
quién de todas dos dixere, 
quando á ^ cada vno acata 
la que quiere herir hiere , 
la que quiere matar mata. 
Por el mar de gentileza 
quien nauega con destreza 
por ambas se ha de guiar, 
que soys nortes d' este mar; 
si vno pierden por bajeza, 
han el otro de hallar. 

FIN. 

De quantas nacidas son 
teneys. Señoras, la cima, 
que para músico son , 
cada qual subida prima 
soys, é todas Tabordon ^. 
Oluido de las passadas, 
vltraje de las loadas, 
embidia de las que os miran , 
que quanto más os remiran , 
después de muy espantadas, 
lo segundo es que sospiran. 



128 



(r., /. 1 35.-5., /. 128.- A., /. 353 V.) 

Otra copla suya á vnos guan- 
tes que le tomó vna señora. 

Guantes, ¿assi me dexays? 
Ora yd en hora buena; 
pues á tanta gloria vays, 
é tan bien sabeys mi pena , 
ruegos que allá lo 4 digays ; 
mas estareys tan vfanos 
en gozar de aquellas manos 



I C. ó. 2 C. q. cada v. a. 3 D, soys todas fouor y don. 4 D, la. 



Digitized by VjOOQIC 



que no merece ninguno, 
que me trateys de consuno 
como al I enfermo los sanos, 
é los hartos al ayuno. 



129 



▲PÍNDiCE. 419 

^Fuéstesme ^ nunca enemigos? 
¿Rogastes nunca por mí? 
Tengo mi mal por tan bueno, 
biuo con él tan vfano, 
que os perdono, no 's condeno, 
pues que por ser de su mano 
peno más quando no peno. 



(T., /. 135.-5:, /. ia8.-il.. /. a53 p,) 

A otros guantes que le dio á 
él vna señora. 

Guantes, viendo 's tan víanos, 
y en gloria más > soberana 
que se vio entre los humanos, 
cosa parece inhumana 
veros entre estas mis manos. 
Vuestro mal es de sentir 
en tanta gloria perder, 
que de mf quiero 's dezir 
seguro está de caer 
quien jamás piensa subir. 

De quanto bien se perdió 
fué lo más quedar biuos; 
pues no 's tengo culpa yo, 
no *s me mostreys tan esquiuos, 
que su merced lo mandó. 
E pues la Señora quiso 
que mis manos en si os vean, 
gozen y tengan auiso 
que tienen lo que dessean; 
no pidan más parayso. 

Cómo me tratan allí, 
sé que soys buenos testigos. 
Quiero 's preguntar, dezí: 



i3o 

{T., /. I34.-5L, /. 117-^., /. a5s.) 

Comien9an las obras de Cos- 
tana \ y esta primera es 
vna glosa de : 

Justa fué mi perdición 
de mis males soy contento ^. 

Quando más por más perdido, 



con tanta razón tener, 
yo pienso que fué tenido 
el ganar en me perder, 
entonces fué más crecido. 
Fué tan alta la ocasión 
de perderme, que tenella 
fué sobra de redempcion ; 
mas pues faltó el merecella, 
justa fué mi perdición. 

Es tan dulce mi penar, 
que jamás pienso hartarme, 
é finjo de descansar 
sin de penar apartarme , 
por más de refresco entrar. 
Dízeme ^ el contentamiento: 
— ¡O si fuesse quien lo dio 



/ 



1 C. el. 3 C. tan. 3 C. Fuistesme. 4 B. C. /). Glosa de Costana. 
5 Véase la compotidon núm. 319, folio 5oi. 6 D. Dezíme, el c. 



Digitized by VjOOQIC 



420 APÍNDtCB. 

contenta de tu tormento 
el diezmo de lo que yo 
de mis males soy contento! 

Toda razón me condena , 
no tengo qué demandar, 
por qu' es paga justa é buena 
mi pena de mi penar 
é mi penar de mi pena. 
É pues es satisfacion 
la pena de lo penado 
por quien es d' ella ocasión, 
de la que ya estoy pagado 
yo no espero galardón. 

Es tanto vuestro valer 
qual merecer desfallece, 
poderos comprehender 
vn grado del merecer 
que vuestra merced merece. 
Queda baxo el pensamiento 
quando más bien pienso en ello; 
ni cosa biua no siento 
que merecer pueda aquello 
que vuestro merecimiento. 

Al mal que tanto me ofende 
no hallo comparación 
sino el bien donde depende, 
que por natural razón 
sube quan alto deciende. 
É avnque tuuo presunción 
de no poder ser pagado, 
en falta de galardón , 
sólo el ser por vos penado 
satisfizo mi passion. 

Aunque Ueua el vencedor 
lo mejor en la victoria, 



en esta guerra de amor 
doblada tiene la gloria 
quien es vencido mejor. 
E pues la causa crecida 
haze el mal ser bien crecido, 
por vna ley no sabida , 
merecer de ser vencido 
es victoria conocida. 

G>nocida cosa está , 
pues que pierda su aluedrío, 
quien por vencido se da, 
que vencer ni desafio 
más no puede hazer ya. 
É avnque dudo auer nacido 
quien lo pueda merecer, 
mas si tal ouiese sido, 
¿á quién no podrá vencer 
quien de vos queda vencido? 

Si por poderos seruir 
tengo la vida por buena, 
y no me enhada el biuir 
con tanta passion y pena , 
pues » mayor mal que morir, 
avnque no seays seruida, 
¿dónde la podré emplear 
que vaya mejor vendida , 
ni en qué puedo más ganar 
qu' en perder por vos la vida? 

É fué perdella tamaño 
aliuio de mis despechos , 
que recebistes engaño, 
pues vue diez mil prouechos 
á bueltas de vn chico daño: 
y por ser del bien crecido 
vuestra merced causadora , 
quedará muy conocido 



1 C. qu' es. 



Digitized by LjOOQIC 



APÉNDICE. 



421 



qu' en tal demanda. Señora, 
es ganado el que es p^erdido. 

Que como Dios las criasse * 
avnque libertad les diesse, 
bien parece que ordenasse 
que la voluntad hiziesse 
lo que la razón mandasse ; 
é avnque diferentes son 
y en tanta contrariedad, 
el mal de mi perdición 
consienta la voluntad , 
pues lo consiente razón. 

Quando v( que fenecian 
mis dias assí empleados, 
avnqu' ellos bien se lo vian , 
llamé á todos mis cuy dados; 
dfxeles si consentian ; 
y hecho mi llamamiento, 
todos delante de mí, 
con mucho contentamiento 
cada qual dixo por sí: 
— Consiento mi perdimiento. 

Ningún galardón merece 
quien le espera merecer 
por la passion que padece, 
porque mengua en padecer 
lo que en esperanza crece. 
£ pues que de la passion 
la mejor é la más buena 
es la qu' es sin redempcion , 
ventaja tiene el que pena 
sin esperar galardón. 

Pues no quiso Dios que vbiesse 
del gran valer que teneys 
quien un quilate tuuiesse. 



ni de lo que mereceys 
quien lo menos mereciesse ; 
para todo mi tormento» 
para toda mi passion, 
para quantos males siento, 
no quiero más galardón 
que vuestro merecimiento. 

FIN. 

É con éste está pagado 
quanto mal puede venir; 
lo presente é lo pasado» 
y que después de morir 
á penar quede obligado. 
É avnque tan gran galardón 
de penar más no me escuse 
en mi justa perdición, 
la embidia que á todos puse 
satisfizo mi passion. 



i3i 

Una nao de amor, fecha por el 
mismo ^ 

De vida desamparado, 
pues no me quiere la muerte, 
¿qué haré? 

Lleno de tanto cuydado, 
con tan desdichada suerte , 
¿dónde yré? 

¿Qué haré sin veros yo? 
¿Adonde podré llegar 
que nosospire? 
Pues no viendo *s el que os vio. 



1 El Comendador Escriua. 



Digitized by LjOOQIC 



422 APÍHDICB. 

¿qué verá sino pesar 
do quier que mire? 

¿Qué verá sino tormento, 
qué verá sino tristura 
con enojos , 

avnqu' el triste pensamiento 
figure vuestra figura 
ante sus ojos? 
Porque el bien que sentirá , 
mientra delante os tuuiere , 
en contemplaros, 
doble pena le dará 
quando tan léxos se viere 
de miraros. 

É con esta pena mia, 
partido de mi é d' oluido, 
tal me siento, 
que la triste fantasía 
me haze buelto é partido 
en vn momento. 
É pues vos sola causays 
estos estremos que digo 
donde estoy, 
gran razón es que sepays 
en el camino que sigo 
cómo voy. 

Voy por marinas riberas 
que llorando haré crecer 
con gemidos, 
dando quexas verdaderas 
de vuestro desgradescer ', 
no merecido. 
La nao. Señora , será 
d' un contino pensamiento 
muy guerrero, 
y el árbol qu' ella terna , 

f B. D, esgradecer. 



de leño de sufrimiento, 
todo entero. 

Cuyas entenas serán 
d' estas tres piegas pintadas 
sin engaño; 

de fe, memoria é afán , 
que jamás fueron quebradas 
por mi daño. 
Las velas de dessear, 
que d' ayre de mis sospiros 
yrán llenas, 

mal se podrán amaynar, 
pues las subió mi seruiros 
con mis penas. 

La gáuia , mi fantasía . 
en lo más alto assentada, 
tansenzilla, 
que cada hora del día 
me la veo derribada 
por subilla. 

La xárcia son mis cuydados , 
que sin ellos no camina 
el pensamiento, 
y estos siempre van doblados 
tanto, que se desatina 
el sufrimiento. 

El timón , la voluntad , 
que á sólo veros me obliga 
é á la muerte , 
tras vn norte de beldad 
que mil vezes pierdo el dia 
por mi suerte. 
Los castillos , las cubiertas , 
muy floxas, muy derribadas, 
porque son 
de las tristes obras muertas 



Digitized by LjOOQIC 



▲PilfDIOS. 



433 



que vos teneys oluidadas 
sin razón. 

Las áncoras d' esperanfa 
en cien mil partes quebradas , 
que no vieron 
en ningún tiempo bonan(;a, 
ni en fortuna siendo echadas 
no tuuieron. 

D' esta manera que veys 
parto do nunca partí, 
qu' es do quedays, 
dexando» como sabeys, 
la mayor parte de mí 
do vos estay s. 

CABO. 

É pues parto por mi suerte 
donde eil alma , vida é gloria 
se m' esquiua, 

siendo en vos mi vida é muerte, 
biua yo en vuestra memoria 
porque biua. 



l32 



(T., /. 179 V.-5., /. iSo (m.)^Á., /. 329 V.) 

Una carta del mismo á su 
amiga. 

El sobre escrito. 

Del amador más constante 
á la dama más fermosa 
va la carta, temerosa 
de ver sañoso semblante. 

Anda , dichoso papel , 
é Ueua mis tristes quexas 



ante 1 conspecto crQel, 

porque vea quál me dexas; 

y en llegando, 

díle: — «Aquel triste m' embia, 

sin ventura , 

qu' en tí dexó contemplando, 

trasportado noche é dia 

en tu figura. 

nAquel que con más fatiga 
é con mayor sufrimiento 
sufre pena tan contento 
que no sé cómo lo diga; 
que me espanta 
sólo en acordarme d' ella 
ni en oylla, 

y él, avnque fuesse trestanta, 
holgaría en padecella 
y en sufrilla.» 

É pues mi morir se alarga , 
díle que mi fe será 
la que sufrirá la carga 
de los males que me da; 
porqu' es tal , 
que crece con los sospiros 
en presencia; 
forjada de tal metal, 
que no la mellan los tiros 
del ausencia. 

É al dezirte mis passiones, 
di los sospiros que hazia , 
que rompían las razones 
al tiempo que te escreuia ; 
di que biuo 

en la cárcel de mis daños 
tan de grado, 
c' allí vn dia de catiuo 
vale más que no mil años 
libertado. 



Digitized by LjOOQIC 



424 afíndiob. 

É avnque vayas bien segura 
que, si llegas donde vas, 
verás la más hermosura 
de quantas fueron jamás, 
carta mia, 

no partas con confianza 
de ayudarme, 

porque, cierto, en tal porfía, 
hallo menos esperanza 
que en mudarme. 



Aquel amor qu' en mí viste 
te lleue donde te embio; 
te buelua alegre de triste , 
avnque yo lo desconfio: 
y si verte 

no quiere , porque no muera 
tan vfano, 

pues que no querrá leerte, 
di que te toque siquiera 
con su mano. 

CABO. 

A quien por mi lealtad 
da la fe de parte mia, 
é tome la voluntad 
con que yo la besaria. 



i33 



(r.,/. 179 p.^S.,/. 170 v.-^, /. 33o (m.) 

Otra suya. 

Dorar el oro, á mi ver, 
con el cobre es muy gran falta, 
ni poner con rogicler ' 
lo que con vidrio s* esmalta. 



Los que con lengua mortal 
te loamos , 

vidrio es con que esmaltamos; 
tú el esmalte angelical, 
tú el oro que doramos 
con metal. 



i34 



( r, /. 179.-5:. /. 170.- Xm /. ?29 («•) 

Copla ' sola a vna dama que le 
dixo que le sabia vnos amo- 
res, porque miraua mucho a 
vna otra señora. 

El aguja del quadrante, 
quando en él ay desconcierto, 
no señala el punto cierto, 
avnque tenga el sol delante : 
por do mis ojos que son 
la seña del coraron, 
porqu' está desconcertado, 
no han mostrado 
lo cierto de mi intención. 



i35 

(T.. /. 179 •'•— S; /. 170 ».-X.,/. 33o «) 

Otra suya. 

En aquel punto que os vi 
ymágen en mí esculpida , 
con mis ojos imprimida 
dentro en mi alma os metí. 
Y sed muy segura d' esto. 



I Z). rosicler. 3 Del CokEHDADoa EscaiUA. 



Digitized by LjOOQIC 



AriNOICK. 



435 



qu' estays tan metida en ella , 
que al tiempo qu' e de perdeUa 
dexará forma en mi gesto 
del vuestro que yrá con ella. 



i36 



(r,/. 178 y.-&./. 169 y.-i4., /. 3a8.) 

Otra sola suya porque, tor- 
nando las damas a ca9ar, no 
fué su amiga. 

Fué la ca^a d' este dia 
no de vnicornios, á usadas S 
que para tal montería 
más vuestra vista cumplía 
que de mil otras juntadas. 
De suerte que quiso Dios 
que no yendo vos con ellas, 
quedaron seguros d' ellas, 
y ellas quexosas de vos. 



137 

( r., /. 178 P.-S., 149 9, im.)^A., /. 338 V.) 

G>pla8 suyas a vna partida. 

Gloria de mis pensamientos, 
descanso de mis porfías, 
do mis tristes alegrías 
hazian vanos cimientos ; 
do con muertas esperanzas 
tan contento 
estaua de mi tormento 



quanto en merecer alcanzas 
al mayor merecimiento. 

Pues ya la ora es venida , 
que será luego en no verte 
la primera de la muerte 
é postrera de mi vida; 
pues ya en tal punto me siento, 
desdichado, 

que m' e de ver apartado 
de ser * i cada momento 
cien mil años de cuydado; 

mi alma que desd' el dia 
que tu claro gesto vi 
nunca se partió de tí, 
ni la tuue más por mia, 
te dirá quál parto yo, 
sin ventura , 
pues delante tu fígúra 
nunca temor me dexó 
publicarte mi tristura. 

É avnque tu merecimiento 
me tiene ante tí turbado, 
en mi gesto va pintado. 
Señora, mi pensamiento, 
encima todo cubierto 
con vn velo 
de seda de mi recelo, 
por no velle descubierto 
sino á Dios solo en el cielo. 

É por mejor defenderme , 
nunca puede ser aleado 
sin que sea yo mirado 
de tí que no quieres verme, 
lo que no esperan mis ojos 
ver jamás; 



1 C á osadfts. 2 C.D. do será cada m. 



Digitized by LjOOQIC 



426 APÉNDICE. 

por do tú nunca sabrás 
quán grandes son los enojos 
que cada dia me das. 

Agora tu merced vea • 
siendo mi mal d' esta suerte , 
si será mayor que muerte , 
por muy pequeño que sea : 
mira quién lleuo comigo 
en tal jomada , 
si va sola mi morada, 
dexando ell alma contigo 
6 mi fe nunca mudada. 

CABO. 

¿A quién yrán remetidos 
los sospiros que te mando, 
para que luego en llegando 
lo presente á tus oydos , 
y tu mucha crueldad 
dé licencia 

que se abran en ausencia 
con aquella piedad 
que deuieren > en presencia? 



i38 

(r., /. lo5 v.-i4.,/. 190 V.) 

Otra suya. 

Hiz' 08 Dios en este suelo 
trasladada de vn dechado, 
que no ay d' él otro traslado 
sino el que quedó en el cielo. 

Ni sabe dezir qué vido 
quien vée tal perficion, 
porque no ay comparación 
al qu' en vos ha conocido: 



por do digo sin recelo 
de jamás ser reprochado, 
que soys vos sola el traslado 
d* aquel dechado del cielo. 



139 

(T., /. 178 y.^S,. /. 169 P.-Á., /. 338.) 

Copla sola d' él, embiando 
vnas cerezas á y na dama; y 
eran amargas por no estar 
maduras, y eran verdes é 
coloradas. 

La fruta que se os dará , 
Señora, de parte mia, 
si amargo sabor tendrá, 
la causa es porque será 
conforme con quien la 'mbia. 
Sus colores no 's embio 
porque no las hallo en mf, 
que después que vn gesto vf 
que me hizo no ser mió, 
las perdí. 

140 

(7../. i78y.-5../. 169.-Í4.,/. 327 v.(jii.) 

Copla sola suya, porque yendo 
las damas de la señora Rey- 
na de Ñapóles á monte, no 
hizieron ca^a. 

Las damas que á monte fuystes, 
vosotras solas cacastes, 
pues los cieruos que matastes 
fueron almas que prendistes 
de quantos allí mirastes: 



I C. deuieran. 



Digitized by LjOOQIC 



apíndick. 



427 



de suerte que se hizieron 
dos casos bien denodados: 
sin las vidas, los que os vieron, 
y en lugar de los venados» 
los caladores cacados. 



141 



(T.,/. M5.-5.,/. 118 ».-A.,/. 333 V.) 

Coplas del G)mendador Es- 
CRiuA á vn villancico viejo 
que dize: 

Los cabellos de mi amiga 
í oro son; 
para mí, lanzadas son. 

Rayos son qu' ell alma encienden 
de llamas que no se matan ; 
lazos tienen con que matan 
los que más se les defienden. 
No tienen los qu' ellos prenden 
defensión: 
para mí, lanzadas son. 

É si los está peynando 
en lugar que pueda vellos, 
veo en cada vno dellos 
estar mi vida colgando: 
veo que están relumbrando 
el coraron; 
para mí, lanzadas son. 

En miraros conocí 
ser mi muerte en su desuío, 
pues vi el nombre fauor mió, 
é sus obras contra mí: 
cabe ellos léxos me vi 

I CtncioQ. 



gran passion • 

tal nombre 6 tal condición. 



142 

{T., /. 178 v.-^'.,/. i69.-i4., /. Ja; p (m ) 

Copla sola suya el primero dia 
de quaresma, tomando ceni- 
za su amiga. 

Memento hermosa dama , 
qu' es mi coraron ceniza , 
quemado d' aquella llama 
que mis entrañas atiza; 
é pues oy ouiste d' ella, 
recorderis 

que in cinerem reuerteris, 
é qu' en memoria d* aquella 
eh que á mí me conuertiste , ^ 
es la que oy recebiste. 



14.3 

(T.. /. io5 V.-5.,/. ioo.-i4., /. 190.) 

Otra ' del Comendador Es- 
CRiüA, partiendo. 

No saben ni sé do estoy, 
ni partiendo partir puedo, 
ni do quedo no me quedo, 
que tras mis sospiros voy. 

Tras vos voy do quier que vays; 
con vos me quedo si parto, 
y dell alma me departo, 
si me parto do quedays. 
Nunca estoy adonde estoy. 



Digitized by LjOOQIC 



428 APálfDICB. 

ni do estays partirme puedo, 
ni do quedo no me quedo» 
que tras mis sospiros voy. 



144 

(r.,/. 179 V.-5../. 170 ¥.-A,,f. 33o («.) 

Otra del mismo. 

Nunca yo pude mirarte 
que alcan^asse también ' verte 
que pudiesse comprenderte 
para poder alabarte; 
porque avnque al sol miremos, 
nunca bien lé figuramos» 
ni en tí los que te miramos 
no podemos 

dicernir la luz que vemos, 
porque con ella cegamos. * 



145 

(T., /. 178 V.-.S., /. 169 ir^A-, /. 3a8 (m,) 

Otra suya, porque estouo mu- 
cho sin ver a su amiga, é tor- 
nándola á ver, dixeron vnas 
damas que no estaua ena- 
morado sino quando la via. 

Quando el mal va de huyda 
mucho se guarda el doliente. 



porque siente 

qu' es peor la recayda 

que no el primer acídente; 

mas quien de vos adolece, 

qu' es mal que nunca huyó, 

si sano se nos mostró, 

no pareció porque fuesse, 

mas porque el mal se escondió 

do saliesse 

mayor cada vez que os viesse. 



146 

(7., /. 178 F.-5.. /. 169 ir.-ií^ /. 3i8 («,) 

Copla sola suya, porque le 
culpauan que reya mucho, 
siendo desfauorecido de su 
amiga. 

Sabemos d' un animal 
que en la muerte huelga tanto, 
que haze más dulce el canto 
quando más está mortal : 
é assí yo, siendo contento 
de morir por quien biuia, 
hago muestras d' alegría , 
é no de poco tormento, 
mas por cobrir lo que siento. 



I C tan bien. 



Digitized by LjOOQIC 



APi?n>ioE. ^ 429 



147 

{T„f. 175 ».-5.,/. 166 ¥.^A,,f. 3ji y. («.) 

Comienzan las obras del Comendador Escriua; y esta primera 
es vna quexa que da de su amiga ante el dios de Amor, por 

modo de dialogo en prosa y en verso. 

• 

Sin esperanza de algún remedio, cansado de tan sobrados dolores, 
no por falta de sufrimiento, mas por la fuerza d' ellos, del trabajo dell 
alma fatigado el cuerpo, prouaua en las tinieblas de la escura noche si 
pudiera, durmiendo, tomar algún descanso. Abiertos los ojos de la 
fantasía , cerraua los de fuera por prouar si durmiria ; é al tiempo 
que más reposado el coraron para descansar estaua, despertaua mi 
memoria vn nueuo dolor de mis passados dolores. É con esto no po- 
día tener que no corriessen de mis ojos infinitas lágrimas, á los qua* 
les rogando que no Uorassen , dezia : 

¿Para qué querejrs llorar. 



mis ojos tristes, 

que doblays el mal que distes? 



Con sospiros que , quebrando el coraron , las entrañas me arranca- 
uan , no cesando su llorar, respondieron: 

Lloramos, pues no podemos 
el mal que os dimos pagar 
sino con vuestro > llorar. 

AI son de tan concertadas lágrimas , era forceado que la mi lengua 
algún contrapunto de entristezidas palabras hiziesse , de suerte que en 
lugar de dormir coh aquella armonía, más mis penas despertassen; y 
al fin no pudo sufrirse que, cobrando del gemir vn poco aliento, no 
dixessen > : 

De llorar razón teneys 
hasta que muerte desate 
el que tan atado aueys ^; 
pero más no Uorareys , 



I C. nuestro. 2 C. dixesse. 3 C veys. 



Digitized by LjOOQIC 



43o apíndick. 

que no es llorar su rescate 
del captiuo > que vendeys: 
muerte que presto me mate 
es lo que quiero i quereys. 

Estas é otras palabras, con hondos gemidos embuebas, mi lengua 
como mensagera de mi coraron hablaua. Porfiaua avn por dormir, 
mas no durmia mi trabajoso cuydado, reboluiendo en el pensamiento 
entristecidos pensares, acordándome con quánta yngratitud el hallo > 
del Amor mi fé satisfazia; al^aua la boi, de llamar merced ya ronca, 
y con tantos sospiros que hablar no me dexauan, maldiziendo le 
dezia : 

¿Quién le puso nombre Amor 
. al cruel desamorado, 

al mañoso engañador? 

Al lobo ladrón , traydor, 

¿quién le encomendó ganado? 

¡Con qué alagos nos vienes 

por echamos tu cadena! 

Desque por tuyos nos tienes, 

tus mercedes é tus bienes 

son dolor, pesar é pena. 

No auia avn acabado d* estas razones las postreras palabras, que 
senti á la puerta de mi cámara tantos golpes é tan apriessa, que del 
vno al otro no conociérades ningún espacio; y, dezando de tocar, con 
vna boz tan dulce que los sentidos me adormia, sentí que dezia: 

El Auctor 3. 

Abrireys ó entraré? 
4 Respondí: — iQ}xé demandays? 
¿Quién soys vos que assy tocays? 

El Amor. 

Abrí, que yo 's lo diré; 
al Amor de quien hablays 
abrireys. 

El Auctor. 
Abriré, pues lo mandays. 



I D. cstiuo. a C falso. 3 El Amor? 4 El Auctor? 



Digitized by LjOOQIC 



APéNDÍCB. 43 1 

¡Qué nueuas para el sienio quando su amo le llama! Señor, en- 
trastes en mí sin mí, é pedís para entrar donde yo estoy licencia! 
Acortadme, Señor, vna vara de las cortesías, é alargadme las merce- 
des, que razón seria que de mi sufrir algún galardón houiesse, si en 
vos razón consiste; pero ya no quiero ninguna merced pediros, que 
la mayor que recebir podría, seria nó de vos, mas de la muerte. De 
suerte que no sé á qué causa fué aquí vuestra venida : si por ale- 
grarme, ya estoy tan triste, que sólo tristezas me alegran: si por aca- 
bar de matarme , no podeys sin el morir concertar mi muerte, y él no 
quiere vida tan muerta llenarse. 

Responde el Amor. 

La causa de mi venida 
no fué por darte la muerte, 
que tú no V as ' merecida ; 
mas por darte ' á conocerte, 
que- al muerto puedo dar vida, 
al biuo puedo matar, 
al triste dar alegría , 
al penado remediar, 
al caydo leuantar 
é al perdido serle guía. 

Tanto es peor vuestra mala condición que, teniendo tanto poder 
comodezís, muestran claro vuestras obras el contrario de tan falsas 
palabras. Quien os ouiera como yo alabado tan añrmadamente vues- 
tras propiedades, si no conociera las mañas que teneys, creyera vues- 
tras mentiras. Oezís que soys de los perdidos la guía; que leuantays 
los caydos é á los tristes alegrays. No quiero con ninguno de los pas- 
sados, siendo tan cerca yo, prouaros lo contrario. ¿Quántos beneficios 
le hezistes de tanto querer, de tanto sufrir, de tanta fé como con vos 
ha tenido? É mira si tienen cuento los males, los dolores, las penas, 
los cuydados é trabajos que á causa vuestra tiene recebidos. É porque 
mejor d' él losepays, avnque esté más aparejado para recebir la 
muerte que para contar sus males, yo le rogaré que diga alguna parte 
de lo que siente. 

Dezíme, coraron mió, 
¿quántos males sin fauor 
os dio el falso dell Amor? 



I D. l'hms. 2 Z>. dará. 



Digitized by LjOOQIC 



43) apíndicb. 

Responde el corafon. 

¿Que diga mi mal qaereys 
porque doblen mis tristuras? 
Vos , Señor, no conoceys 
qu' el que tan amargo vejrs, 
no dirá sino amarguras. 
¿Qué diré con mil cuydados, 
Ueno de tantos dolores, 
sino que son acabados 
en amar con disfauores 
ya mis dias trabajados? 

Y el que mi muerte causó 
no sé quál es de los tres: 
ell Amor que me prendió; 
ó yo en querer al reués 
de lo que vuestra vista vio; 
ó vos en siempre llenarme 
do el pensamiento mirasse, 
á quien nunca quiso darme 
solo el ver con que sanasse 
del mal que quiere matarme. 

Avn más fablara el penado coraron , sino conociendo el Amor con 
quánta razón merecia cobrar la vida triste que, sobrada de passiones, 
era perdida, atajando sus razones por consolarle, dixo: 

No biuas sin espefan^a 
de biuir desesperado: 
ten en mí tal confianza , 
que al suelto doy cuydado 
é al cuydoso doy holganza. 

Tantas penas le aquexauan que, acercando de la muerte los postreros 
dolores, non le dexaron á las palabras dell Amor hazerle ■ respuesta; 
é yo, viendo mi coraron traspassado ya tan cercano de la muerte 
como léxos de la vida, quise dezirle, por ver si pudiera alguna piedad 
mouerle: 

Dezfs que no desespere 
mi captiuo « coraron ; 
si del mal que aueys ^ que muere 



I C. hazcr r, a D. catiuo. 3 C, q. ya veys q, A m, q. veyt q. m. 



Digitized by LjOOQIC 



▲píndice. 433 

vos tuuiésseys ' compassion , 
, serian sus galardones , 
no el dolor que le causays, 
otro que buenas razones 
fuera el pago que le days 
de tan sobradas passiones. 

Cansado ya el Amor de tantos cuydados darme, no porque él se 
cansasse, mas porque ya ni en el alma ni en el cuerpo no auia ningún 
lugar donde más cupiessen; assí que más por fuerza que de su grado 
quiso de mis estremos dolores dolerse; é avnque de poder pudiera 
luego galardonarme, parecióle, porque más justo é mayor gualardon > 
mereciesse, que deuia, junto con más verdaderas querellas, oyr de mi 
Señora l£ts falsas desculpas. Y assí acordó de embiarle á mandar que 
luego delante su alta magestad él ^ viniesse , é llegado el que embiaua 
á su presencia y dixo: 

A vos, cruel matadora, 
sin querer, llena d* oluido, 
á vos do piedad no mora y 
manda el dios d' Amor, Cupido, 
que vengays sin más tardar 
delante de su presencia ; 
é daos priessa sin vagar, 
porque luego quiere dar 
en vuestros males sentencia. 

Con tal boz como suelen las serenas de la mar á los desuelados na- 
uegantes cantando despertar el sueño» aquella por quien la aborrecida 
vida me plaze, dixo: 

¿Quién me causa, (assí gozeys), 
que tanta priessa traeys? 

El nuncio. 

Un captiuo 4 que teneys, 
á quien tanto mal hazeys 
en pago de tanta fe. 
Ya más no me detengays; 



I C. tuuiétscdcs. D. tuuicsscs. a C galardón. 3 C d' él. 

4 C. i>. catíuo. 

a8» 



Digitized by LjOOQIC 



434 apíndicb. 

cata que el ora se vá , 
é si vos mucho os tardays, 
nuestro Rey os juzgará, 
según los males que da}rs. 

El Autor, 

Esperaua con estremo desseo la venida del dichoso nuncio, quando 
el Amor mandó en vna cerrada nuue con melodiosos cantares lle- 
uarme; y al tiempo que suelen los rayos de Febo, relumbrando, 
esclarecer el dia, yo me hallé en vn campo tan florido, que mis sentí- 
dos, ya muertos, al olor de tan excellentes olores resucitaua >: cerra- 
do el 3 derredor de verdes é altas montañas , encima de las quales tan 
dulces sones se oyan que, oluidando á mi, la causa de mi venida 
oluidaua; mas después de cobrado mi juyzio por lo poco que mi 
alma ^ en alegrías descansaua, marauillado de cómo tan súbitamente 
en tan placible é oculto lugar me hallasse , bolui los ojos á todas par- 
tes de la florida floresta, en medio de la qual vi vn pequeño monte de 
floridos naranjos, é de dentro tan suaue armonía fazian, que las aues 
[que] bolauan, al dulzor de tan concertadas bozes. en el ayre parauan: 
circuydo al derredor todo de vn muy claro é muy caudal rio; i la orilla 
del qual llegado 4, vi vn pequeño barco que vn viejo barquero regía. 
É como para boluerme no hallaua senda que á camino de poblado me 
adere^asse , ni que de alli me sacasse , faltando á lo imposible los reme- 
dios, acordé de pedirle en merced que me passase el vado, más con 
desseo de salir de tan deleytosa selua, (porque no era para mi biuir 
conforme,) que con propósito de ver qui^n era el que en tan plazible 
lugar con tanto plazer descansaua; y entrando en el barco, parecién- 
dome el barquero más hombre de crian(;a que de remar vsado, roguéle 
que me dixesse su nombre; el qual con vna boz muy baxa, dixo: 

A mí me llaman Cuydado, 
é mi barca es el sufrir, 
sin el qual no passa el vado 
ni gloria puede sentir 
d' amores el namorado. 
Mi biuir es sin reposo, 
sin plazer, sin bien, sin gozo; 
mi vestido es de tristura 
é mi figura. 



Z>. resucitauan. 3 C. D, al. 3 C ánima. 4 C llegando. 



Digitized by LjOOQIC 



APÉNDICE. 435 

Dicho esto, no esperó que m4s le'interrogasse, antes , llegados á la 
otra vanda del rio, con señales me dixo que saliesse en tierra; é salido, 
no fallando por dónde entrar en el alegre monte , fuyme al derredor 
de la verde, é para mí poco deleytosa ribera. No auia avn veynte 
pasos en la ribera de mis cuydados caminado, quando vi que al 
encuentro me venia vna muy linda donzella cantando, y el cantar 
que cantaua dezia assí: 

Quien camino d' Amor va, 
luego pierde ell alexia, 
si esperanza no le gfuia. 

Oyendo > su cantar, viendo que á mí enderezaba sus razones, 
haziéndole mesura , dixe : 

Donzella de gran crianza , 
vuestro nombre no negueys. 
Respondióme sin tardanza : 
— ^Yo, señor, soy Esperanza , 
la que vos no conoceys : 
y estos campos por donde ys 
son donde mora el Amor, 
á quien justicia pedís 
de los males que sentís, 
amando con disfauor. 

El Autor. 

Pues , Señora, como yré 
donde está, no me dexeys. 

Esperanfa. 

Vení , que n' os dexaré , 
pues tuuistes tanta f¿ , 
vos de mi n* os alexeys. 

El Autor. 

¿ Alexarme yo de vos 
siéndome tan compañera? 
Nunca tal me mande Dios. 

X C. Oydo. 



Digitized by LjOOQIC 



436 APÉNDICE. 

Esperanza. 

Pues venf , vamos los dos, 
que el Amor ya nos espera. 

Assf entramos Esperanza é yo. mano por mano, en el alegre monte; 
é avnque innumerables gentes á cada parte viesse, no curé de pre- 
guntar quién eran ; tanto desseaua delante ell Amor verme. É llegados 
al grande cadahalso, donde, circuydo d' angélicas bozes, estaua, las 
quales cantando tales palabras pronunciauan : 

Gloria d' amores cantamos 
á ti, muy alto Señor; 
tu nombre alto ensalmamos; 
guerra es la paz que damos 
al que coronas d* amor; 

Hincando las dos rodillas en el suelo, habló en estilo de las siguien- 
tes razones la mi nueua compañera: 

Esperanza. 

Alto Rey, tan justo é bueno, 
causa sin fin de passiones, 
de infinitos dones lleno, 
maestro d' aquel veneno 
que mata los corazones: 
ante vuestra magestad 
se presenta este catiuo, 
del qual aued piedad, 
pues le mata crueldad, 
su querer quedando biuo. 

En este tiempo que de mi parte al hijo de Venus' tan piadosas razo- 
nes Esperanza presentaua , puse la vista en cada cantón del rico cada- 
halso, é por la vna parte vi que , de muchas damas acompañada, la 
que tantos males me daua, subía. No pude guardar que muy junto 
cabe mí no pasasse, é mi triste coraron, ya de las pasadas guerras 
vencido, sobrado del querer, de temor desmayado, quitando de mi 
rostro la ya mudada color, perdida la poca fuerera que le quedaua, fué 
forjado que del golpe de su vista .los dos cayéssemos. Passó delante 



Digitized by VjOOQIC 



APÉNDICE. 437 

mi Señora, é llegando delante del Amor, con vn gesto que al mesmo 
Cupido enamoraua , dixo: 

La Dama, 

¿Qué mal hize yo, Señor, 
que mandays que presa venga ? 

Eli A mor. 

Que matays vn seruidor, 
lleno de tan ñrme amor 
como jamás nadie tenga. 

La Dama, 

¿É á mí no me oyreys 
en antes que me juzgueys? 

El Amor, 

A los dos quiero escuchar 
por poder mejor juzgar. 

El Auctor. 

Mandóme ell Amor qu3 fablase, é boluiéndose á mi mi leal com- 
pañera, hallándome en el suelo, más de passion traspassado que con 
esfuerzo apercebido para dezir mis quexas , dixo: 

Perdido, ¿no hablarás 
ya de vida despedido? 
Di si biuo ó muerto estás, 
ó de quién te acordarás 
si de tí tienes oluido. 
Buscas callando la muerte, 
de tu fe que no murió. 
No quisiera conocerte ; 
siendo aquí tan cerca yo^ 
¿quál miedo puede vencerte? 

Esfuerza, leuanta ya, 
no temas dezir tus quexas 
ante quien las oyrá , 
y ávn en tu gesto verá 
tu coraron quál le dexas. 



Digitized by LjOOQIC 



4^^ APÉNDICE. 

Fabla , cuenta tus fatigas , 
df tus males é passiones» 
que no es menester que sigas 
en paliadas ' razones, 
pues tan clara verdad digas. 

El Autor. 

De tal suerte me esforzó mi leal compañera que, quitando de mi 
lengua el freno de tan estremo temor, boluiéndome á mi Señora, dixe; 

Llegados somos agora 
ante quien verá mis males, 
y verá ser vos, Señora, 
quien con mil penas mortales 
me da muerte cada hora. 
Que del ora en que os miré, 
muerte > biuiendo mi vida, 
tan vuestro mi querer fué, 
qu' en mis ojos imprimida 
vuestra figura hallé. 

Y el bien que me causó 
fué robarme el alegría, 
é mostrar llorando yo 
de ser triste ell alma mia, 
pues que nunca os mereció. 

La Dama. 

É á vos < quién vos ^ for^aua . 
de quererme sin quereros? 

El Autor. 

El Amor que lo mandaua, 
é por poder mereceros, 
afición que me esfor^aua. 

Ella. 

<No sabíades que bondad 
é vergüenza son amigos. 



I D. empaleadas. 2 C. muere. 3 C. 01. 



Digitized by LjOOQIC 



I Diré? 



APÉNDICE. 4'9 

é tienen enemistad 

con querer é piedad, 

de vuestro bien enemigos? 

ÉL 

¿Agora estays por saber 
que beldad pone afición , 
é afición fuerza querer, 
según es el merecer 
de quien causa la passion ? 

É si vos beldad teneys 
tanta que pudo matarme , 
é muerte darme quereys , 
pudiendo también sainarme, 
si me quexo ¿qué direys? 

Ella. 

Dixe 1 que vos las causastes 
estas penas que sentís , 
pues que nunca os apartastes 
de verme , si en mí allastes 
que mato como dezís. 

Él. 

Nó, que vuestra vista llama 
á quien el gesto despide , 
despide luego é desama 
al que más arde su llama 
y al que no merece pide. 
Qu' ésta es vuestra condición ; 
oluidar al sin oluido, 
y al que más siente passion , 
quando más tiene seruido, 
más léxos el galardón. 

Ella, 

Vuestra es la culpa, amigo, 
no cureys de más razones. 



Digitized by 



Google 



440 apíndiob. 

Él 

Mi coraron es testigo 
que muere con las passiones 
del secreto mal que sigo; 
é de su morir contento 
quedo, siendo vos seruida, 
de las penas que sin cuento 
hazen amargar mi vida 
con los dolores que siento. 

No' sufrió Esperanza que más le respondiesse, ántes« enojada porque 
tan humilde respondia, boluiéndose al Amor» dixo: 

Bien vistes con quántas penas 
satisfaze la fe nuestra, 
é teniéndolas por buenas, 
la falsa vassalla vuestra 
las conoce por agenas. 
Señor de gran señoría , 
complí lo que prometistes; 
triste sol de triste dia 
que nace en las almas tristes, 
que nuestra ciega luz guía! 

El Autor. 

Agradables fueron al Amor, de mi compañera las anisadas razones, 
é avnque su misericordia quisiera á los dos libres de culpa sacarnos, 
no podria >, teniendo yo tanta razón, torcerse su justicia; de suerte 
que declaró tener de mi muerte mi Señora toda la culpa; é mandando 
publicar en el triumphal cadahalso la real sentencia , dezia : 

Nos Cupido, Dios d* amores, 
oydas las partes dos, 
é vistos quántos dolores 
sufristes por amar vos, 
mejor de los amadores, 
mandamos' que aborrecida , 
desamada con dolor 
biua y en amarga vida, 

I C podii. 



Digitized by VjOOQIC 



la qu' en vos no puso amor, 
tan cruel desgradecida. 

Él. 

É á mí ¿qué galardón 
me dareys por lo seruido? 

Amor. 

Que á tu triste coraron 
no le dañe la passion 
de quien te pone en oluido. 

Él. 
Esto ya no puede ser, 
pues mandastes que la amasse , 
é ordenastes que el querer 
la razón , seso é saber 
con fuerzas del ver sobrasse. 

Mas mandadle que me quiera , 
pues teneys tal poderío, 
que podreys ^ avnque no quiera, 
^ for(;alla de tal manera 

que se duela del mal mió. 

Ella. 

El Amor podrá matarme, 
mas perded vos el cuydado, 
que nunca podrá forcearme 
de quereros , mal mi grado, 
pues de vos quiero apartarme. 

Amor. 
Pues que no quiere quererte, 
yo te haré desamalla. 

Él. 
Hazé » que venga la muerte , 
que si pienso de oluidalla, 
mi querer crece más fuerte. 

I C. podejf. 3 C. Hazed. 



Digitized by LjOOQIC 



442 APÍNDICS. 

£7 Amor. 

¿Pues cómo quieres que baga, 
que no la puedo forjar, 
ni cerrar puedo tu llaga? 
Ama tú en otro lugar, 
si quieres que te dé paga. 

Él. 

Amaré pesar, tristura; 
será ' mi vida gemidos; 
hasta ver la sepoltura 
andaré con alaridos 
publicando mi ventura. 

El Amor. 

Pésame con tus fatigas; 
mas pues no quieres partirte 
de querer tu enemiga , 
vete, que no quiero oyrte 
mientra que tu fe la siga. 

El Autor. 

Con tal dolor como suelen los condenados á morir, antes de su fin 
tragar la cruda muerte, me partí del Amor, é boluiéndome á mi 
compañera para despedirme d' ella, vi que ya muy léxos de mí fuya. 
No curé de seguilla, que según estaua del biuir desesperado, no tenia 
para sufrir necesidad ^ su compañía ; é mientras yo al hondo rio, por 
acabar la poca vida que me quedaua, endere^aua mis cansados pasos, 
é aquella misma nuue que ay metruxo, me tomó, é trocando en obse- 
quias de muertos los dulces cantares que á la venida traya. me boluió 
donde en soledad triste llorando espero con estremo desseo por alegre 
fin de mis males la desesperada muerte , la qual , por más biuiendo 
matarme, no quiere biuiendo dar á mi alma trauada descanso. 



I C. serán. a D. n. def.c 



Digitized by 



Google 



APÉNDICB. 



443 



148 
(T., /. io5 9,^&, /. 100.— A., /. 190 K) 

Otra suya. 

Tan gran bien es conoscero». 
dama muy desconocida , 
que no conozco por vida 
lo qu' e biuido sin veros. 

Porque tal os hizo Dios, 
tan perfeta en todas cosas, 
que qualquier cosa de vos 
haria dos mil hermosas. 
Y assí yo, sin mereceros, 
en teneros conocida , 
conocí que no era vida 
lo qu' e biuido sin veros. 



149 

{T., f. 179.-5., /. 170.. i4., /. 339(111.) 

Coplas del mismo. 

Verdaderas ansias mias, 
secretos sospiros mios, 
memoria de los dcsuios 
que menguan mis tristes dias: 
cuydado que no descansa, 
gloria del mal que posseo, 
venid á ver la venganza 
que toma de mi desseo 
mi esperanza. 

Trabajado pensamiento 
que tan sin freno correys, 
agora descansareys, 
agora sereys contento; 
agora, mis ojos tristes, 



vereys mi muerte gozosa, 
causada después que vistes 
la dama más engañosa 
que seguistes. 

É vos, mi fe tan entera, 
que jamás os vi en mi vida , 
quebrada ni consentida, 
mas siempre d' una manera; 
vení , vereys el prouecho 
que os sigue de ser leal; 
ved si os dan vuestro derecho: 
que por oro os den metal, 
¡qué despecho! 

Mi memoria , tan constante 
que no sé con qué os yguale , 
agora vereys qué vale 
ser más firme que diamante; 
que ya es el tiempo venido 
que amor os quiere pagar 
vuestro acuerdo tan crecido, 
vuestro mucho contemplar, 
con oluido. 

Agora se vengarán 
mis males de mi sufrir, 
viendo apocar mi biuir 
con la vida que me dan : 
no porque mi sufrimiento 
tenga sus fuerzas perdidas , 
mas porque, según me siento, 
no sufririan mil vidas 
mi tormento. 

Coraron mió, no mió, 
que amor te me hizo ageno, 
mas de aquella por quien peno, 
y en quien yo más desconfio; 
avnque pene sin compás, 
agora te verás ledo, 



Digitized by LjOOQIC 



444 APÍNDIOE. 

pues para siempre jamás 
donde yo quedar no puedo 
quedarás. 

Tú, muy triste alma mia, 
en quien tanto pesar mora, 
bien sabes que tu Señora 
all otro mundo m' cmbia; 
é pues no puede escusarse 
mi morir é mi partida, 
el cuerpo podrá apartarse, 
pero la fé con la vida 
no tocarse >. 

FIN. 

La qual no dexo contigo * 
por Ueualla como deuo; 
ni tanpoco no me Ueuo 
ningún otro bien comigo; 
qu' el plazer y la ^ alegría 
do quedas queda complido; 
é ávn por desdicha mia , 
queda de mí más oluido 
que deuia. 



i5o 

(T., /. io5 y.-.5.,/. loo.— i4., /. 190.) 

Otra suya. 

Vos me matays de tal suerte 
con 4 pena tan gloriosa , 



que no sé más dulce cosa 
que los trances de mi muerte. 

É d' ella soy tanto 5 vfano, 
tan penado é tan contento, 
que no trocaré vn tormento 
por mil bienes de otra mano. 
Y pues que quiso mi suerte 
darme pena gloriosa 6, 
no quiero más dulce cosa 
que los trances de mi muerte. 



i5i 



(T., /. 178 y.-5., /. 149— i4 . /. 3s8.) 

Copla sola suya, porque vido 
á su amiga peynando ^ al sol. 

Yo vi al sol que s* escondía 
de embidia de vnos cabellos, 
é á los dos nos pesó vellos: 
á €í, que su luz perdia, 
á mí, en ser tan léxos d' ellos '. 
No me puso espanto, cierto, 
el ver quán presto cegó, 
mas que d' allí no quedó 
para siempre ciego é muerto, 
como yo. 



I C trocarse. s C. comigo. 3 C. el. 
5 Ibid, y C tan. 6 Flor, d, r. c. d. p. tan g. 
B. y 7). fiíha este veno, f N. dtl E.) 



4 Flor, d. r. c. y con p. 
7 C. peynándose. 8 En 



Digitized by LjOOQIC 



▲píndioe. 



445 



1 52 



(T., /. 1 34.-5., /. I37.-ÍI., /. 341 ». ("«•) 

Sola, fcta per los tres damunt dits ', cascu vn verso. 

Vos sou quant yo parle la veu que rabona , 
e sou de les castes e vergens la palma; 
si US loa mon dir, virtut os corona , 
e ab vostre bell nom honor se blasona. 
Quant vos nauegau , lo mar está en calma ; 
vos sou entre dames vn sol entr' esteles; 
del fénix lo lit hon mort lo renoua; 
vos sou pur examen de nostres cauteles , 
donant a la fama virtut de grans veles. 
Coloma del arca, portan la gran noua 
a tots los que vs miren plorar y riure ; 
virtuts tan excelses no s' poden scriure. 



1 53 

(r.,/. I05.-5.,/. 99.-A,/. 188 y.) 

Canción de Don Difioo López 
DB Haro. 

¡O desdichado desseo! 
Agora que os conod, 
ni me alegra lo que veo, 
ni me pena lo que vi. 

Pues la vida en su manera 
á la boz es comparada , 
que se muestra en lo de fuera 
grande ser, no siendo nada ; 
por do bien ninguno creo, 



pues de todo lo de aquf 
ha de ser de lo que veo 
como fué » lo que vi. 



1 54 

(T., /. 48.-5., /. 46 r.-X., /. 88 V.) 

Testamento de amores, hecho 
por el mismo Don Diego 
López '. 

¡O muy alto Dios de amor 
por quien yo biuo penando! 
Mi temprana fin, Señor, 
según lo muestra dolor, 



I MossEM Fenollar, Don Francas db Castbluí i Vinyolbs. a C de. 
3 DE Haro. 



Digitized by LjOOQIC 



44^ afíndick. 

muy cierta se va llegando: 
y pues ya de mi passion 
consentís que yo fenezca, 
mirad, Señor, la razón» 
porqu* el alma no padezca 
la culpa del afición. 

É agora con mi sentido» 
sentido de mal reparo» 
con propósito mouido, 
desconocido £ perdido, 
el más triste yo de el haro ■» 
quiero, mando y consiento 
qu* esto sea valedero, 
sin algún impedimento, 
por mi querer todo entero, 
por mi manda y testamento. 

É aquello que mando es 
que, siendo finado yo, 
que mi coraron saqueys, 
é muy presto lo Ueueys 
á la que me lo dexó; 
y el que fuere , no de amores 
vaya, no vestido de oro, 
mas vaya de disfauores, 
en ,vna capa de lloro, 
cubierta de mis dolores. 

Y éste diga por do fuere : 
—Por bien querer se malquiso, 
por agena culpa muere; 
y diga quando la viere: 
— Éste es el que más os quiso. 
No dexando mi llorar, 
insertas mis ocasiones , 
porqu' el color del penar 
con el matiz de passiones 
no las dexe despintar. 



De mi cuerpo mando que 
quando le vayan lleuando, 
mis seruicios y mi fé, 
con cuydados que gané, 
delante le está > llorando, 
é digan:— El que quesimos, 
véyslo aquí do lo lleuamos; 
por aqueste nos perdimos, 
por aqueste nos ganamos 
el mal todo que sentimos. 

É pues manda que los maten 
justicia á los que mataron, 
porque sin pena no escapen, 
mando que mis ojos saquen, 
pues de seso me sacaron. 

Y porque ellos ya lloraron 
la culpa de aquesta guerra, 
quiero, pues que ya penaron , 
que no los cubra la tierra, 
por sólo lo que miraron. 

É será la mi capilla 
tal de dentro qual de fuera , 
de muy alta marauilla; 
las paredes de manzilla 
y hechas de tal manera : 
de cantos de mi dolor, 
picados de vn oluidar, 
labrados de vn desamor, 
con cimiento de penar, 
porque dure la lauor. 

Porque vean en mi mal 
son mis seruicios perdidos, 
porque mi pena mortal 
se muestra más desigual 
entre todos los nacidos. 

Y vea mi más querida 



D, Haro. (yo el de Haro?) 2 C. estén. 



DigitizedbyCjOOQlC _ 



APÉNDICE. 



447 



quánto fué mi dolor fuerte, 
y la haga conocida, 
porque le pese mi muerte, 
pues no le plugo mi vida. 

FIN. 

Aquí jaze sepultado 
quien su fe jamás faltó; 
el más firme enamorado; 
quien más quiso lo mató 
de vna muerte de oluidado. 



iSS 



(r.,/. i85 V.-5., /. 175 v.-A., /. 340 ^«) 

Dotrinal de gentileza que hizo 
el Comendador Hernando 
DE LudüeSa, Maestresala 
de la Reyna nuestra Señora. 
Y es el tema las tres coplas 
primeras de todo lo que des- 
pués viene , é dize assi: 

Porque sepays, amadores, 
los que biuís descontentos, 
é también los bien librados 
en la dulce ley d* amores, 
porqué son los perdimientos 
é galardones doblados , 
aquel que la estableció, 
la forjó é la guarneció 
linda, limpia, sin manzilla, 
de la su más alta silla 
lo que se sigue embió. 

Declara sin diuision 
el galán quál ha de ser^ 



que se llame gentil hombre , 
é qué tal en condición > 
en mañas é parecer» 
porque no sea falso el nombre. 
Aclara más sus primores: 
quién deue tener amores 
para no los enconar, 
ó quién los deue dexar, 
huyendo de sus fauores. 

É cómo será tratada 
la dama , qualquier que fuere , 
según su merecimiento ; 
no que sea importunada , 
seruida como quisiere 
é á su más contentamiento: 
é por no más alargar, 
con qué s' a de contentar 
el más cierto seruidor; 
y en aquesto el dios d' Amor 
pone fin al Dotrinal. 

Comienza. 

Los años s* an de contar 
según la disposición , 
ni ' según el cuento cierto, 
que las mañas y el obrar, 
del gesto la condición, 
desconciertan su concierto: 
y en caso tan principal 
el dios de Amor diuinal 
tiene ya determinado 
que valga más el traslado 
en fe que el original. 

El galán ha de tener 
lo primero tal hedad 
que de treynta é seys no passe; 



• C. no. 



Digitized by LjOOQIC 



44^ apíndios. 

no Un mo^ que el saber 
destruya con liuiandad , 
porque no se descompasie. 
Si con gentil condición 
tuuiere disposición, 
es cierto que ganará ; 
mas todo le faltará 
si le falta discreción. 

Habla de la discreción. 

Porqu* ésta sola dessaze 
qualquiera diformidad 
qu' el galán tenga, no ay dubda, 
porque tanto satisfaze 
y en tamaña cantidad, 
que todas las formas muda. 
Ésta haze al corcobado 
é al del pescue(;o quebrado 
tan derecho como vn huso; 
dessatinado é confuso 
al maldiziente mercado >. 

El empacho desempacha ^ 
é pesa la cortesía 
con vna justa valan^a ; 
aquella reposa é tacha; 
enfrena que es > demasía 
con el freno de templan<^a; 
haze que el embidia muera ; 
la voluntad que no quiera 
los apetitos essentos; 
haze los buenos contentos, 
é á los viles desespera. 

Haze passar el sossiego, 
auenido é concertado 
con lo que quiere razón; 



haze de virtud vn fuego, 
quemador é no quemado, 
do se quema ell afición: 
haze de la lengua ruda 
muy donosa, muy aguda; 
Ueua el yerro del esfuer^ 
como las hojas del ^ cier9o 
que con ventisca se mudan 4. 

Muestra más la discreción 
cómo s' a de atauiar 
quien bien quiere parecer, 
según la disposición, 
según el tiempo é lugar, 
según pesar é plazer. 
É si d' esto no careze, 
mas contino se guarnece, 
no es su fin otro ninguno 
sino dar á cada vno 
lo que má^ le pertenece. 

Reprehende las maneras del vestir. 

Y conuiene verlo todo 
el que quisiere salir 
del hoyo de grosería , 
pues qu' el no mayor que vn cobdo ^ 
auemos visto vestir 
lo qu' el grande vestirla; 
é al alto mucho cenzeno ^ 
lo que se viste el pequeño, 
y al gordo lo que al delgado, 
porque assí differenciado 
lo justo quede sin dueño. 

Cosas son de reprochar, 
según mi poco entender, 
(no sé si lo digo cierto,) 



I C. marcado, a 
6 C. D, cenzeño. 



e, la demasia9 3 Z>. el. 4 />. las muda. 5 A codo. 



Digitized by VjOOQIC 



apínoicb. 



449 



siquiera por escusar 
la pena y el parecer > 
que causan tal desconcierto; 
que pensar en elegir 
lo que se deue vestir, 
según tienpo» cuerpo, hedad, 
pues la no conformidad 
es cosa para reyr. 

Gentiles honbres son todos 
los que traen grandes capillas, 
é mangas acuchilladas; 
las piernas, bracos é codos 
atestados de centillas >, 
muy espessas, muy pintadas. 
Pues yd, galanes garridos , 
á pendones desprendidos, 
bien syrgados é peynados, 
que muchos son los llamados 
é pocos los escogidos. 

Catad qu* es gran poquedad 
estimar tal gentileza 
ningún honbre de facion, 
porque tal ciuilidad 
más amiga es de baxeza 
que dilata ^ presimcion: 
y el muy perfeto galán 
do los primores están, 
siempre deuen 4 de traer 
lo que no pueden auer 
el baruero ni el rufián. 

Pero en esto se trabaja 
que huya ^ su pensamiento 
quanto más léxos pudiere, 
porque la misma ventaja 
que Ueua en merecimiento 



I C padetcer. 
5 />. huya á a. 



s C D. cintülas. 
C p. las g. 



pregona lo que truxere: 
é no digamos no haze 
ell abito ni desfaze , 
que, quito lo natural, 
es la parte principal 
que más justo satisfaze. 

Cierto es que la presencia, 
gran despacho y limpieza 
son perfectos donatiuos; 
pero toda la excelencia 
de la gala é gentileza 
mucho está en los atauios; 
é para manifestar 
quién la puede bien sellar, 
sean grandes é gentiles , 
porque ^ gentes ciuiles 
no puedan d' ellas gozar. 

Yo me quiero reprehender, 
porque ay honbres tan dispuestos, 
que con capa y con espada 
tienen tan buen parecer, 
tales cuerpos, tales gestos, 
que no les falta puntada: 
en esto no ay que dudar ; 
mas no se puede negar 
que si el tal bien s' atauia, 
que no Ueue mejoría 
quanta se pueda pensar. 

Conparacion. 

A la casa los cimientos 
anchos, firmes, bien fraguados, 
cierto es que la sostienen, 
pero sin encasamientos , 
sin paredes, sin tejados, 

3 C i>. de alta. 4 D. deue. 
^9* 



Digitized by LjOOQIC 



4S0 



APÍNDICl. 



pequeño prouccho tienen : 

é la casa fabricada 

sin cimientos, es menguada, 

é con tal dificultad, 

que ellos y ella , en la verdad , 

valen poco más que nada. 

Y en este caso presente 
al galán muy especial 
toca la comparación , 
que tenga primeramente 
el cimiento natural 
fraguado en la condición ; 
con la qnal ha de tener 
para mostrar su valer, 
porque en esta gentileza 
pocas vezes la pobreza 
pregona gran merecer. 

É porqu* el vestir desmaya 
con vn tiempo é con vn mal 
que llaman poco cuydado, 
siempre el gentil hombre Iraya 
alguna cosa especial , 
avnque ande dissimulado: 
é los altos pensamientos, 
no tocados, mas essentos 
de todas tachas é vicios, 
faltando los edefícios, 
muestran sanos los cimientos. 

Torna á hablar de la discreción. 

Pero si la discreción 
no gouierna en tal jornada, 
por demás es la porña, 
porque entonces la elecion 
es limpia, linda, cendrada, 
quando discreción la guía. 



Su contrarío es lo que quiere 
la torpeza do se enxere 
é causa con su poder 
nunca jamás entender 
en bondad quien la tuuiere, 

Assf que mocho conuiene 
al galán ser tan discreto 
que sepa determinar, 
pues quien discreción no tiene, 
ya sabeys quien > tal defecto 
no ay sotil diferencia: 
y el muy biuo conocer 
siempre deue de crecer 
las cosas de gentileza, 
dessechando la torpeza 
do s' ahoga * el merecer. 

Habla de la buena crianza, 

Conuiene ser bien criado 
el galán, pues no ha de ser 
en ningún tiempo importuno; 
no prolixo ni pesado, 
sin malicia, sin querer 
hazer vltraje á ninguno; 
porque la crianc^ buena 
mesura, cendra é ordena 
por tal orden é compás, 
que quien la tiene, jamás 
cosa suya se condena. 

Sabe qu' es esta crianza 
vna preciosa dotrina 
que jamás consiente errar ; 
es un no hazer mudanza 
d* aquello que determina 
la discreción singular; 
y es de tal composición 



1 C. D, qu' en. 2 C. do te ahoga. D, do se baga. 



Digitized by VjOOQIC 



APáNDtCB. 



45i 



é de tanta perficion, 
que puede , con su poder, 
al necio torpe , hazer 
d' otra nueua condición. 

Que mucho haze é desfase 
la larga continuación, 
avnque no sea natural » 
pues d' aquí lo que más plaze 
se conuierte en condición 
é vale lo artificial: ^ 
é al de linage enlodado 
ya Timos acrecentado 
por la buena compañía, 
7 al del I alta genealogía 
con el contrarío menguado. 

Verdad es, no lo neguemos, 
que quien buena sangre alcanza , 
de lo bueno lo mejor; 
pero d' estos muchos vemos 
que por falta de crian^ 
dan consigo en lo peor; 
é otros de baxos metales, 
labradores é oficiales, 
de buena sangre menguados, 
por sólo ser bien criados, 
ser personas principales. 

É pues aqueste > procede 
de la crianza nombrada, 
vida de la juuentud, 
sin la qual virtud no puede 
ser del vicio trastocada 
7 el vicio cobra salud; 
según mi poco entender, 
el galán tiene de ser, 
allende de ser discreto. 



bien criado 7 sin defecto 
de virtud , qu' es gran saber. 

Conuiene que sea gracioso 
en demandas 7 respuestas 
de que los groseros huyen; 
sobre discreto, donoso, 
con vnas razones prestas 
que los enojos destruyen: 
porque la dulzura tal 
es gracia bien especial , 
7 el que la tiene complida, 
do quiera le dan cabidiu. 
é lugar muy principal. 

Buena gracia é buena lengua 
al discreto cortesano 
hazen la plaza segura , 
é al que d' esto tiene mengua 
no le llaman palanciano, 
avnque le crezca ventura: 
que donde estas dos fallecen , 
aunque ay gracias ^, no parecen, 
é cobran vn sabor tal , 
como manjares sin sal 
que los gustos aborrecen. 

No que la lengua delgada , 
enemiga de torpeza 
no toque con dar ofensa, 
porque con la tal errada 
la perfecta gentileza 
muy pocas wczes dispensa; 
antes quanto más donosa, 
más aguda é más graciosa, 
carezca de tal defecto 4, 
qu* en público ni en secreto 
dé puntada pun^oñosa ^. 



I C. 



aldea. 2 C,D, aquesto. 3 C. grada. 4 Z>. defeto. 5 C. pon- 



Digitized by LjOOQIC 



452 apíndicb. 

Quien no sabe dar plaser, 
ni tanpoco recebillo 
sin tocar en desmesura , 
sabe ganar vn perder 
cuyo nombre es omezillo, 
que sobra qualquier dulzura; 
y el que tal maña tuuiere, 
mejor es, si le pluguiere, 
no hablar, mas escuchar, 
que do se pierde el ganar, 
yo no sé quién ganar quiere. 



Que todo puede passar 
entre gente bien criada 
sin ofensa de ninguno, 
exceptando el motejar 
á vandera desplegada, 
y el peso del importuno; 
que saber bien escuchar, 
bien reyr, bien apuntar, 
cierto, es más prouechoso 
que no hazer el donoso 
con querer agrauiar. 

Dije quién deue burlar, i cómo 
han de ser las burlas. 

Mas aquel deue burlar 
que no yerra, mas acierta 
en dezir sin ofender, 
porque en su desconcertar 
hay concierto que concierta 
mil cosas é < dan plazer; 
é si dize no mirando 
alguna cosa burlando 
de friura > toda llena, 
con el pié la haze buena, 
como pelota ^ rastrando. 



^Quereys vna buena cosa? 
Las cotas diferenciadas 
sabellas bien apropiar. 
También otra muy donosa : 
acordar cossas passadas 
é sabellas bien contar, 
contadas de tal manera, 
que las entienda quien quiera, 
con tal gracia , que la risa 
cause más la cortapisa 
que la cuenta verdadera. 

Y el que fuere bien discreto, 
bien regido, bien criado, 
en todo lo dicho acierta, 
porque en público ó en secreto, 
avnque esté desconcertado, 
jamás nunca desconcierta: 
y el que d* esto careciere, 
no digo si loco fuere, 
acerca d' esto concluyo, 
. no deue gastar lo suyo 
do gente discreta ouiere. 

Cómo deue huir del motejar sino 
ligeramente. 

É huya cuanto pudiere 
del contino motejar 
de que muchos hazen rima, 
pues cualquiera que lo quiere, 
quiere recebir é dar 
los agrauios por encima; 
porque los motes pesados 
sin duda son enconados, 
é su mucha pesadumbre 
ha tornado en muchedumbre 
d' amigos enemistados. 



1 D. que. 2 D. malitia. 3 D, pilota. 



Digitized by LjOOQIC 



APÉNDIOB. 



É mucho tal exercicio 
llaman palancianería ', 
é palacio verdadero, 
y el tenello por oficio 
es muy gran tacañería 
é gesto > d* ombre grossero; 
que la lengua acostumbrada 
de motesy es desamada , 
é ofensa de su saber, 
pues desparte tal plazer 
muchas vezes el espada. 

Si motejas ^ all amigo, 
digo que hazeys ruyndad, 
pues no le aueys d' ofender; 
pues dad mote al enemigo, 
é vereys la enemistad 
qué lauor suele hazer; 
é pues dad otro por juego 
al grossero, yo os lo ruego, 
que con sus vicios é mañas 
os da vno en las entrañas 
que os las quema como fuego. 

Porque do es su condición 
del mote tomar plazer, 
antes lo toma sañoso, 
é si le falta razón 
para saber responder, 
queda vn fino malicioso; 
é si os sabe alguna cosa 
que os lastime vergonzoso, 
por no daros en soslayo, 
de so 4 tierra como rayo 
la saca, siendo mintrosa. 

Dizen que las damas quieren 
los hombres motejadores, 



453 



é que mucho las contentan; 
yo digo, si ellas quisieren, 
que son estos los peores, 
pues por ellos las afrentan: 
que ya muchos de los motes 
han pagado los escotes, 
é la que en lo tal recrea 
Ueua el daño de bolea 
y el prouecho de dos botes. 

No delante los mayores, 
porque de la tal soltura 
siempre nasce menosprecio; 
ni delante los menores, 
porqu' es gran desauentura 
dar ningún plazer al necio: 
todo es yerro más crecido 
é gran mengua de partido, 
é también es de dexar, 
siquiera por no mirar 
el triste gesto corrido. 

No se entiende que del todo 
los motes han de caer 
para nunca leuantallos, 
mas vsallos en tal modo 
que nunca falte plazer 
en recibillos ni dallos. 
Una dulce liuiandad 
que la consienta amistad , 
como dize 5, por reyr, 
no que haga conuertir 
amor en enemistad. 

Df f e qué tal ha de ser el mote fino. 

Porque el mote no condene 
la dulce lengua discreta. 



I C, ptlacianerla. 
5 C. dizen. 



3 C é hecho. 3 C. motejays. 4 C. de su t 



Digitized by LjOOQIC 



454 

tocando toque grossero, 
ha de ser tal que cercene 
los cabos del agujeta 
sin tocar nada en el cuero; 
no que pese, no que empache, 
ni nombre tacha que tache, 
mas que passe limpio y presto; 
pero no que salte al gesto 
como paja en azauache. 

D' otra manera, está cierto 
qu* es gran yerro el motejar, 
según está dicho é visto; 
el galán gentil, despierto, 
conuiene de lo dexar , 
siquiera por ser bien quisto: 
pues sin duda es gran verdad 
que en la muy gentil hedad 
do no tarda la passada, 
ganar es tener ganada 
de muchos la voluntad. 



Reprehende á los que descreen, que 
muchos lo tienen por costumbre. 

De burlando el descreer 
menos en otra manera 
el galán deue huyr, 
no sólo de lo hazer, 
mas retraello ' á quien quiera , 
é muera por lo reñir: 
pues la tal costumbre vana 
de la fuente infernal mana 
que todavía desfaze , 
que si alguno satisfaze , 
será de vida rufiana. 



Una de las cosas sanas 
que el galán ha de tener, 



APÉNDICE. 

ha de ser la cortesía , 
que las lenguas castellanas 
mucho ganan el querer 
de todas en demasía ; 
mas esto se ha de entender 
compassando el merecer, 
no passar mucho la raya, 
porqu* el más é menos vaya 
\o según su ser. 



Que por ser muy buen cristiano 
la gentileza no adoleze, 
mas antes le da salud ; 
y el discreto cortesano 
bien sabe quánto le crece , 
porqu' es perfeta virtud : 
pues quien de virtud no vsare 
é tanto no la estimare 
que jamás le halle precio, 
que se vaya para necio, 
perdiendo quanto gastare. 

Saber, es saber ser bueno, 
saber, no ser desdeñoso; 
saber, es tener franqueza; 
saber, es ser muy ageno 
de todo vicio vicioso; 
saber, es tener firmeza ; 
saber, es ser esforzado, 
no atreuido ni sobrado; 
saber, es ser verdadero; 
saber, es, en lo postrero, 
saber ser muy > estimado. 

Entendéme , cortesano, 
procurad esto que digo 
de tenello ', é bien perfeto, 
que si fuerdes mal cristiano, 
sereys de Dios enemigo 



1 D. mas traello. 7 D, saber s. e. 3 C. d. t, bien p. 



Digitized by LjOOQIC 



AP¿NDICE. 



455 



é amigo de su. defeto. 
Mirad bien, yo 's lo consejo, 
porqu' es muy gran aparejo, 
é sabes quánto ' pro tiene , 
que al gentil hombre conuiene 
como á la dama ell espejo. 

Si la tal proposición 
no se ouiesse de atajar, 
é quebrando luego el hilo, 
seria tan alto el sermón , 
que nos hiziesse dexar 
este otro menor estilo; 
por lo qual, é no sin grado, 
aqueste poco tocado 
con dezir: — Dios no 's oluide ; 
todo se dexa é despide 
por seguir lo comentado. 

Todas estas dichas cosas, 
apuntadas sin torcer, 
según mi saber menguado, 
son las piedras muy preciosas 
de qu' el galán ha de ser 
perfetamente bordado; 
y el que todas las tuuiere , 
las amare é las hiziere, 
con la hedad ya puesta en honbre, 
es galán y gentil hombre, 
según razón lo requiere. 

Éste se sabrá vestir, 
según el cuerpo y el gesto, 
sin que nadie le dotrine , 
ni que le puedan dezir 
grossero ni deshonesto, 
avnque la 'mbidia s^ empine : 
é todo quanto truxere, 
quanto hiziere é dixere , 



tal será é tan singular, 
que no lo pueda tachar 
sino el necio, si quisiere. 

Éste es , cierto, quien acierta 
en desechar las agruras, 
rebueltas con aficiones, 
é las fiestas que concierta 
no temen, que son seguras 
de todas persecuciones ; 
é huyen de sus quadrillas 
todas viziosas manzillas 
como del agua el azeyte , 
y el assiento del afeyte 
de las ancianas mexillas. 

El hallar ^ la inuencion 
de su vida concertada , 
é mandarla bien bordar, 
no prolixa en la razón, 
la certidumbre sellada 
con otro determinar; 
que sólo sus inuenciones 
manifiestan sus passiones, 
venidas por bien amar, 
manifestando el penar, 
pero no las conclusiones. 

Mucho con la gentileza 
está conforme el bordar 
lo qu' el gentil hombre siente 
quando tiene tal firmeza, 
que pregona el mal librar 
y el seruir perfetamente : 
que si alguna bordadura 
la vida muestra segura, 
la gentileza se inflama , 
pues muestra que fué la dama 
vencida de su mesura. 



I C quánta. a C. £ hallará. 



Digitized by LjOOQIC 



4^^ apíndice. 

Éste no caualgará 
en bestias desquadrilladas, 
ni de mal talle ni pelo, 
é también dessechará 
vnas muías corcobadas 
de hechura de señuelo. 
Andar en muía bermeja 
no tampoco como en vieja , 
ni en otras anchas, inchadas, 
menos , que son reseruadas 
para hombres > de la yglesia. 

Justo, me preguntareys : 
¿Pues qué ha de caualgar 
éste vuestro tan garrido? 
Yo 's lo diré si qucreys, 
avnque mi determinar 
es grossero é no polido: 
en vna muía mediana: 
prieta, pardilla, galana, 
menuda en la delantera , 
las ancas de panadera, 
cenzeña, panda, liuiana. 

É si en macho caualgare, 
ha de ser muy especial , 
qual mejor prieto é pequeño; 
y la silla que llenare , 
la guarnición é lo al , 
tal será qual fuere el dueño; 
é si mirarlo quereys , 
como de razón deueys 
con viso despauilado, 
del gentil hombre marcado 
las bestias conocereys. 

Alguno querrá dezir 
que con tales condiciones 



no se hallará ninguno : 
yo le digo, sin seguir 
las erradas andones , 
que son más de ciento é vno : 
los quales yo nombraría, 
sino porque no querría 
en los semejantes cuentos, 
los vnos dexar contentos, 
los otros sin alegría. 

Comparación. 

Quando juegan * al terrero 
con quadril ó xara ó vira ^ 
á la señal del papel, 
iquil 4 es mejor ballestero? 
El que más derecho tira, 
más se junta con el fiel. 
Pues juntad esto poquito 
con estotro qu* es escrito, 
avnque es ciencia liuiana ; 
esse más al tejo gana 
que más cerca está del hito. 



Otra comparación. 

Como ay pan de centeno, 
é pan blanco é candeal « 
pan también d* otro sabor, 
assf ay vno más bueno, 
razonable é comunal , 
é también malo é peor. 
En aquesta diferencia , 
el de mucha é poca ciencia 
pueden bien determinar 
quál se deue de tomar 
por de mayor excelencia. 



I C. 

esm. b. 



hombre. i C, ¡ugan. 3 C. />. c. quadríllo, x. ó v. 4 C aquel 



Digitized by LjOOQIC 



ápíndioe. 



457 



É hazedme esta merced, 
que tomeys por principal 
esta razón perentoria , 
discretamente escoged 
vn hombre muy especial 
y encerralde > en la memoria, 
sea presente, sea passado, 
tal que sea muy acabado; 
no digo sino quisierdes, 
quantas lauores hizierdes 
sacaldas de su dechado. 

En los amores toquemos, 
pues tienen todo el poder 
para vedar 6 mandar, 
de cuya causa veremos 
quién los puede bien tener 
ó los deue bien dexar; 
porque tan dulce conorte 
é tan penado deporte 
que vence todo saber, 
justamente puede ser 
de la gentileza norte. 

De palacio los amores 
son de tal constelación, 
que dessechan la victoria , 
porque los más son fauores 
do procede presunción , 
qu* es el cabo de su gloria; 
6 si algunos son ágenos 
de lo bueno é no tan bueno, 
que no guardan el compás, 
no se condene * los más 
por la culpa de los menos. 

É amores de gentileza, 
no neguemos la verdad. 



huyen de la senetud , 
porque toda su firmeza , 
condición é calidad 
son flores de juuentud: 
y el que llega á los cincuenta, 
cincuenta 6 cinfo, ó sesenta , 
con mañas d' enamorado, 
quánto deue ser culpado 
no tiene cuento ni cuenta. 

Mucho en los amores gana 
quien por la senda secreta 
se sabe muy bien bordar; 
maña es, 6 bien galana, 
de persona bien discreta , 
callando manifestar; 
pues aquestas é otras tales 
gentilezas especiales 
que los amores guarnecen , 
ni á los viejos pertenecen, 
ni los consienten sus males. 

Entrar vn uiejo bordado, 
estirado en la gran sala , 
más penado que á su guisa , 
poniendo los pies de lado, 
entiendo, si Dios mevala, 
que será cosa de risa , 
porque entrará ' desonesto; 
sino, preguntaldo 4 al gesto, 
é á las rugas é á los dientes, 
y á dos mil inconuinientes 
que se conciertan con esto. 

¿Pues cómo concertarán 
las presumpciones vfanas, 
y el ojo hecho fardel? 
Pues cata que rifarán 



I D. encerradle, 
guntadlo. 



3 D. condenen. 3 D, p. entra d. 4 D. pre« 



Digitized by LjOOQIC 



4^8 APÉNDICX. 

la bordadura é las canas, 
si comen en vn platel. 
E quál quedará el fauor 
si le viene algún dolor 
en la halda de la dama , 
teniendo lézos la cama! 
¿Qué sentís , padre, señor? 

E si el alto Dios mandasse , 
más grande que los mayores , 
do mil virtudes están, 
que á los tales se vedasse 
la casa de los amores 
como la saca del pan, 
pues quien passa los portillos 
con los caños no senzillos, 
que > llegar á los marletes, 
no deue dar cañiuetes >, 
ni trabajar en pedillos. 

Pues por mucho que se rayan 
de la edad los sobrescritos 
con cuchillo de inuencion, 
fuerza es que se retraygan ^ 
los errados apetitos 
á su misma condición. 
Trabajan por estender, 
por allanar, por raer, 
que ni por mucho bruñidos 4 
no quedarán tan raydos 
que no se puedan leer. 

É todo quanto matiza 
voluntad con omezillo 
por cegar lo natural , 
son rayas en la ceniza , 
raydas con el palillo 
en juego de papa sal: 



son rayzes de beleño 
que embeodan é dan sueño; 
escrito de agenas letras, 
y en la fin falsas 6 prietas 
que condenan á su dueño. 

Piensan muchos que rayendo 
6 las colores cambiando, 
toman á la hedad primera; 
é dexan muertos riendo 
dos mil hombres é burlando 
de vellos de tal manera. 
¿Qué vale tal embarazo 
ni tornar blanco lo ba(o? 
¿É quereys saber por qué? 
porqu' es ciego el que no vée 
por la tela de cedafo. 

Pues en esta diuision 
que clara ' la ceguedad 
con duro dauo de hierro, 
pueda tanto la razón 
que saque la voluntad 
de la sojucion ^ del yerro, 
mirando que la cordura 
es salud que sana é cura, 
y que vale en tal hedad 
vn dedo de autoridad 
más que ciento de soltura. 

Mas si alguno ya llegado 
al chapitel dell anqueta 7 
alguna muger quisiere 
del nombre d' enamorado, 
avnque sus congoxas sienta, 
s* encubra quanto pudiere; 
é si la fuerza forzosa 
d* amor fuere tan rauiosa 



I C qu* es. 2 D. gañiuetes. 3 C retragan. 4 C bruñidos. 
3 C que aclara. />• quedaua. 6 D. solución. 7 D, de Tanqueta. 



Digitized by LjOOQIC 



ápíndiob. 



459 



que ven^a el seso perfecto» 
pienso yo qu' el buen secreto 
no es la parte perdidosa. 

Digo que mejor sería 
de la tal persecución 
apartarnos é vencella, 
pero quando amor porfía 
¿quién podrá de su passion 
no vencerse 6 no tenella ? 
Porque los conciertos raja , 
y los estorbos baraja, 
é las puertas del sossiego 
assí las quema su fuego 
como si fuessen de paja. 

Remedio para menor mal. 

É pues tales mañas tiene 
que do le plaze herir 
ni vale seso ni ciencia ^ 
á mi parecer, conuiene 
que entre callar é seruir 
no deue auer diferencia: 
y el mayor sieruo y captiuo » 
se muestra ^ ser más esquivo 
cortando todas las ramas, 
porque se maten las llamas, 
el fuego quedando biuo. 

Yo lo digo, é no porque 
nos cumple punto buscallos, 
mas antes aborrescellos, 
porqu' es cierto como fe 
qu' el ganar está en dexallos 
quanto el perder en tenellos; 
mas porque razón enseña 
lo qu' el dolor desdeña 
con gran fuerza nos requiere, 



que do el seso se perdiere 
no se pierda la vergüenza. 

Pues ay en las assonadas 
de los polidos amores, 
aquellos de sanidad, 
los sospiros, las risadas, 
los requiebros, los fouores, 
pues son de su calidad , 
y en ellos florecerán 4, 
los viejos sacarlos han , 
perderán si los tuuieren , 
é quigá do más quisieren 
allí menos los querrán. 



Comienza d loar las mugeres. 

Las mugeres son la parte 
del mundo más principal 
y de más merecimiento, 
do no se aparta ni parte 
vn valer tan especial , 
que ni tiene par ni cuento: 
ellas son la doradura 
del mundo, é por ellas dura, 
que si por ellas no fuesse , 
quanto en el mundo biviesse, 
biuiria contra natura. 

Por ellas es nuestra vida 
alegre , 6 ávn conservada , 
é por ellas la biuimos , 
y por ellas destruyda 
la pena desesperada 
que sin ellas recebimos: 
ellas son nuestro valer, 
ellas son nuestro querer, 
ellas son nuestros aferes, 



I C. D, sciencia. 2 C Z>. catíuo. 3 C. muestre. 4 C florescerán. 



Digitized by LjOOQIC 



4^0 ápíndxcb. 

ellas son nuestros plazeres 
6 nuestro permanecer. 

Ellas saben ser amadas» 
ellas saben ser temidas, 
i también saben sufrir; 
ellas saben ser honrradas, 
ellas saben ser sentidas 
é también saben seruir. 
Muchas tienen sufrimiento^ 
muchas dan contentamiento, 
avnque quedan descontentas, 
muchas sufren las afrentas 
con seso, sin sentimiento. 

A la más alta tomad, 
y á la de mediano estado, 
é á la más baxa muger, 
que todas tienen bondad , 
y el saber tan concertado 
quanto tiene el merecer; 
i todas saben ganar 
y muchas bien conseruar; 
no digo malas ó locas, 
avnque d' estas ay tan pocas , 
que no se deuen contar. 

Comienza por los estados. 



Quiero tomar el comiendo 
esso ■ mismo tarragando 
desd' el primer escalón , 
sin * que de afición me ven;o, 
mas sólo me conformando 
con verdad é con razón. 
Hago mano en las casadas , 
señoras 6 sojuzgadas, 
que tienen vnos maridos 



viciosos, malos, metidos 
en vidas desordenadas. 

Los vnos son jugadores, 
los otros tan renzillosos 
que no se pueden sufrir; 
otros tienen mil dolores 
sobre vicios tan viciosos 
que no se deuen dezir; 
y ellas con la condición 
mucho limpia y discreción 
los encubren tan honesto, 
que jamás muestra su gesto 
lo que siente el coraron. 

¡Quántos maridos jugaron 
las joyas de sus mugeres, 
y ellas el rostro riendo! 
¡ Quántos otros se acostaron, 
viniendo de sus plazeres> 
la castidad ofendiendo! 
É pues, quántos guarnecieron ^ 
de mil males que tuuieron 
á causa de sus seruicios! 
¡Quántos murieron sin vicios 
porqu' ellas los encubrieron! 

Oe uosotros ¿ay alguno 
que vna tacha que tuuiesse 
su muger, que la callasse? 
No, por cierto, no hay nenguno ^; 
esto si, si la supiesse, 
qu' él mismo la publicasse. 
Pues, á mi determinar, 
en aqueste cotejar, 
el que más all otro encubre 
é sus tachas no descubre , 
más se deue de loar. 



I D, esto xn. conñrmanda 
4 C X). ninguno. 



3 D, ni por a. m. v. 3 guarecieron? 



Digitized by LjOOQIC 



¡Quántas mugeres están 
metidas en soledad 
sin sus maridos vn año, 
passando con agua 6 pan, 
sin vistas de vezindad , 
guardadas como oro en paño; 
que ni su bonrra adolece, 
ni su hazienda enflaquece, 
ni la soledad le > daña, 
ni la Toluntad la engaña, 
avnque la carga enmagrece! 



é de buen conocimiento; 
é si es maña artificial, 
es maña de perficion 
é de gran merecimiento. 
É como Dios 4 es verdad, 
todo nace de bondad; 
é quien dixere otra cosa 
es de lengua maliciosa, 
amiga de enemistad. 



461 



Diréysme > cómo son sujetas, 
é que assf lo han de guardar, 
que la ley lo determina. 
Son buenas i son discretas, 
que bien lo podrien ^ guiar 
por otra secreta mina. 
¿É qué me direys agora 
de la casada y señora^ 
de la casa y del marido 
que por ella es conocido 
y ella le sirue y adora? 

Qu* estos tiempos son passados, 
varones de altos poderes, 
(en aquesto no ay quistion) 
muchos fueron gouernados 
por manos de sus mugeres , 
é agora muchos lo son. 
No sé quién aya leydo ' 
ningún estado caydo, 
siendo d* ellas gouernado, 
mas antes acrecentado, 
conseruado é muy crecido. 

Esto no procede d* al 
sino de gran discreción. 



De las señoras biudas. 

Pues digamos de las biudas ^ 
que perdió muy dolorosa 
su persona marital, 
cuya pérdida es sin duda 
mayor y más amargosa 
que ninguna é más mortal: 
porque de la premia essenta 
do de tristura é afrenta 
sola biue no menguada, 
de vida tan concertada 
c* á ^ Dios y al mundo contenta. 

Es dolor tan verdadero 
el de las mugeres tales, 
que no se puede estimar, 
é sin duda es tan entero 
é lleno de tantos males, 
que el menor puede matar. 
E d' aquestas no mintiendo, 
mas , cierto, verdad diziendo, 
biuen vida de tal suerte, 
quebiuiendo, sufren muerte, 
6 muertas, quedan biuiendo. 

É d* estas, muchas quedaron 
con hijos de [muy] poca edad. 



I D. la d. a C Direys c s. s. 3 C. podrían. 
3 C. la biuda. 6 C. que á D. D. qu* á D. 



4 C Y por cierto es v. 



Digitized by LjOOQIC 



46a APimnxm. 

€ de haziendas menguadas, 

y ellas solas los criaron 

en la sola soledad, 

i crecieron sus estados; 

i aquella tierna niñez 

é causa de la biudez 

á dotrina de la madre, 

no perdió, perdiendo el padre, 

sino pérdida raez. 

Es la verdad que metidas 
en las cosas temporales 
por remediar lo perdido, 
que no conciertan las vidas 
con obras espirituales 
por ell alma del marido. 
Sus prouechos son tan ciertos 
é tan ciertos sus conciertos 
con el bien que bien esperan, 
que son salud verdadera 
de las almas de los muertos. 

Unas ay que por hedad, 
á las semejantes cosas 
han de ser muy sojuzgadas; 
mas otras en mocedad 
como ángeles hermosas 
siguen las mismas pisadas; 
é con entera bondad, 
condición 6 caridad 
que tienen 6 mansedumbre, 
son señoras de la cumbre 
de la limpia castidad. 

Porque la prolixidad 
pone fuerzas con que cayga 
qualquiera proposición 
tras aquesta poquedad, 
quiero hazer vna raya 



que destronque la razón; 
pero digo sin errar, 
sin mentir, sin lis(mjar, 
que las quales < son sin cuento, 
é de tal merecimiento, 
que no se puede estimar. 



Habla de las doncellas. 

No es razón dezar quexosas 
á las gentiles donzellas, 
de los vicios combatidas, 
pues con mañas virtuosas 
muchas matan las centellas 
de que podrían ser ardidas, 
é niegan la voluntad , 
los apetitos y hedad, 
é d' aquellos no sobradas, 
son al ñn de sus jornadas 
en puerto de claridad. 

¡O Señor! quánto merece 
la donzella muy hermosa 
y en el palacio metida, 
si la juuentud guarnece 
d* una maña virtuosa 
que despide do combida! 
Y el despacho é la soltura 
que su voluntad procura 
vsan d* ella en tal manera, 
que en la jornada postrera 
su ganancia está segura. 

No es razón de se escusar 
la donzella de salir 
en palacio é ser mirada; 
tampoco puede dexar 
el festejar é reyr. 



I C. tales. 



Digitized by LjOOQIC 



apíkdicb. 



465 



conforme donde es criada; 
é aquel gesto cristalino» 
de los ángeles vezino» 
no le deue d* esconder, 
guardando de no perder 
en los cabos del camino. 

É las lenguas maliciosas 
é gente de vil nación , 
de quien la virtud querella, 
aquestas liuianas cosas 
condenan á perdición, 
sin merecer parte d' ella: 
é á las que > virtud florecen . 
de mil culpas las guarnecen , 
é sus vicios no mirando, 
mas con ellos condenando 
lo que ellos mismos merecen. 

Porque hable una donzella 
en la quadra ó en la sala 
con quien tuuiere afición , 
luego se entiende que aquella , 
á causa de aquello es mala, 
sin ñizia > de redempcion. 
Nunca fué tan gran errror, 
menos puede ser mayor, 
é la ley lo determina; 
que el de condición maligna 
siempre piensa lo peor. 

Porque ay cien mil mugeres 
festejadas, palancianas, 
en esta nuestra Castilla 
que salen de mil plazeres 
sanas como las manzanas, 
sin puntada é sin manzilla: 
é á las tales condenar 
ó dexallas de loar. 



son malicias infernales, 
pues que son tantas é tales, 
que no se podrán contar. 

Barajemos la razón 
é veamos el prouecho 
que de las mugeres viene, 
no siguiendo ell afición, 
mas el camino derecho, 
según al caso conuiene : 
porque según el creer 
de los más, 6 más saber, 
este ^ siglo, entre nos, 
sin duda no hizo Dios 
cosa de tanto valer. 

Por ellas es la dureza 
de los grosseros dessecha , 
como en ell agua la sal ; 
por ellas la gentileza 
de la virtud s* aprouecha, 
y es su parte principal: 
por ellas están crecidas, 
tan preciadas é polidas, 
tan sin vicios, [tan] sin enojos, 
que no comprehenden los ojos 
los fines de sus medidas. 

Ellas ponen al couarde 
esfuerzo, sin le tener, 
é le hazen ser varón ; 
é al sobrado que se guarde 
que passe sin ofender 
con soberuia la razón: 
6 por ellas se refrena 
el vicioso y se condena, 
£ algunas menguas crecidas 
son por ellas conuertidas 
en honrras á mano llena. 



1 C. qu* en y. 3 C fiuzia. 3 C en este s. 



Digitized by LjOOQIC 



464 



apíndiok. 



^Qué harUdes, cortestnot, 
si en etUf cortes reales 
dama ninguna no ouiesse? 
Los pensamientos víanos, 
crecidos de dulces males 
¿quién seria que los sintiesse? 
El cantar dulce placiente 
y el dancar alegremente, 
justar^ vestir, yo diria 
que sin ellas tal seria 
como sin agua la fuente. 

Pues estos < de quien proceden 
virtudes tan conocidas 
que derraman muchos vicios , 
razón quiere que no quieren > 
sin contino ser seruidas 
de muy enteros seruicios; 
que justa cosa parece 
seruir á quien lo merece , 
y es gran parte de bondad, 
y el contrario, en la verdad , 
mucho de virtud carece. 

É porque claro parezca 
cómo se deue hazer 
este seruicio tocado 
el seruir siempre merezca, 
yo diré mi parecer, 
avnque no mucho limado: 
porque el cierto seruidor 
que siruiere en ley d' amor 
sirua con tal condición, 
qu* el seruir, del gualardon ^ 
le haga merecedor. 

Lo primero se concierte 



con la misma condición 
de la dama que siruiere 
sin tener dolor ni muerte , 
adorando ell afición 
que ell amor mismo le diere. 
Al gentil hombre lo digo, 
que ha de ser de sí enemigo 
6 amigo de quien le mata ; 
tratar bien do se maltrata 
sin tener á ssí consigo. 

É qu* esté siempre presente, 
aunque la aussencia la 4 parta; 
gózese con su passion , 
y el debate del ausente 
con sospiros le desparta 
que le raje el cora9on: 
los cuydados á manojos 
mil conciertos, mil antojos, 
6 contento 6 descontento, 
siempre mire el pensamiento 
lo que no miran sus ojos. 

De ^ las cosas que deue guardarse 
el amador porque no se pierda. 

Guárdese de importunar, 
que el importuno es pesado, 
y 6 el pesado es aborrido 
porque es fuer9a d' enojar, 
y el que enoja es condenado 
por grossero muy perdido, 
que en la dulce cortesía 
y el seruir puesto por guía 
amansar 7 toda graueza, 
ca motes ^ de gentileza 
no sufren tacañería. 



I C estas. 2 C, queden. 3 C. D, galardón. 4 C le parta. 
D. r aparta. 5 D, Las cosas de que se deue guardar e. a. 6 C. el p. e. a. 
7 C. D. amansa. 8 D, qu' amores d. g. 



Digitized by LjOOQIC 



ápíndiojs. 



465 



Reprehende el demandar de los 
celos. 

Huyan del ' inconuiniente 
c' al verdadero amador 
muchas vezes le maltrata; 
y éste es vn rehiruiente 
rauioso celo de amor 
qu' el amor mismo desata, 
que no se puede escusar 
de llamar el sospechar, 
porque el amor verdadero 
es el mismo mensagero 
y la causa del errar. 

Y el celo de tal manera 
en amador mal sofrido 
es remedio muy dañoso; 
el porqué» porque no espera 
sino al toque del sentido, 
verdadero ó mentiroso; 
é de su casta le viene 
lo que menos le conuiene; 
ésta es nueua quistion, 
peligrosa en conclusión 
con quien culpa no le tiene. 

É d' aquesto ell aderencia 
es peor porque derrama 
podrá ser lo no sabido, 
maltratando la excelencia 
de alguna hermosa dama 
cuyo es ó cuyo a sido: 
y en aquesta tal jornada 
muy torcida, muy errada, 
muchas vezes acaece, 
quien de la culpa carece 
llenar la pena doblada. 



Vengamos á lo peor: 
digo que la dama erró 
al sieruo que la seruia , 
porque ouo mengua de amor, 
ó porque se le antojó 
quiere » á quien no quería; 
aunque es yerro ponzoñoso, 
al amador virtuoso 
de crecelle se defienda; 
porque del tomar emienda 
siempre queda perdidoso, 

Las ya dichas condiciones 
que el galán ha de tener 
para ser muy acabado, 
son enteras ocasiones 
para que sepa saber 
ser perfecto enamorado; 
que si junta su firmeza 
con cierta firme firmeza, 
sin torcérsele vn cabello, 
los amores son el sello 
que sellan la gentileza. 

Comparación, 

Si saltan de la baldosa 
las cuerdas de perficion, 
^sonará alegre ó triste? 
No, porque no es cierta cosa 
c' a 3 de fallecer el son, 
porque en las cuerdas consiste. 
Verdad es que la hechura 
ó quedar 4 caxa ó pintura , 
bien al caso pertenece, 
mas si las cuerdas fallecen, 
fallecerá la dulzura. 

Ca ^ si d' esta condición 
son los perfetos amores 



I C. tal 2 C. querer. 



3 D, qu'ad. 4 C. oquedad. 5 C. É así. 

3o» 



Digitized by LjOOQIC 



466 apíndiob. 

en el galán muy polido, 
que es vn son de perficion 
que le pone mil dul<;ores 
para ser muy escogido; 
con ellos haze prohezas, 
pone fuego á mil vilezas, 
y atruenan con ademanes 
todo el mundo los truanes, 
pregonando sus franquezas. 

Dije cómo las clamas son causa 
d esto todo '. 



Pues apareceos justa cosa 
que quien es la causa d* esto 
merezca ser desonrrada. 
(demás de ser muy hermosa^ 
de tales gracias y gesto 
que deuia ser adorada); 
é que el no buen seruidor, 
hecho de su resplandor, 
pregone mucho é vfano: 
— «Ya mi dama es de fulano,! 
creciendo su desonor? 

É si la dama discreta 
alguno quiso hablar, 
que calleys vos, don grossero, 
qu* es señora é no subjeta; 
y aveys os vos d' ahorcar 
é no ser el pregonero; 
é si vos quereys que pare 
el agrauio que os tocare, 
seruí sin tacha ni vicio, 
porque demande el seruicio 
lo que la lengua callare. 

Sé que no aueys de tratar 
á la dama de afición 



como al podenco de maestra, 
porque en tan alto lugar 
no teneys juridicion , 
mas antes ella la vuestra; 
é si mucho la quereys, 
seruilda >, no la enojeys , 
porque con seruicio fino 
la torneys de otro camino, 
pero no la dessonrreys. 

Que si la pensays tener 
como si fuesse dehesa 
en que vedeys é prendays, 
sabe que no puede ser, 
que ha de ser suelta é no presa , 
é vos preso é que murays. 
Seruí, seruí é mereced ; 
suplicad é obedeced , 
é recebid, si os pagaren , 
é si la paga os negaren, 
ahorcaos, é feneced. 

Sabe que han de ser seruidas 
€ jamás dalles enojos, 
que mil razones lo quieren , 
y el seruicio con las vidas, 
con los bienes , con los ojos, 
£ todo como quisieren ; 
que según su gran valer, 
su concierto é propio ser, 
su condición é su tiento, 
no ay ningún merecimiento 
que las pueda merecer. 

La tercera parte. 

En el fin de la dotrina 
que los errores de fama, 
para esperar galardones, 



I C. de todo esto, 2 D, seruidla. 



Digitized by LjOOQIC 



AP¿NOIOE. 



467 



el Dios de amor determina 
que se ha de seruir la dama 
con quantas condiciones : 
con amor de mucho amar, 
con recelo de enojar, 
con fe de siempre seruir, 
con esfuerzo de sufrir^ 
con temor de importunar. 

Assí que en la conclusión, 
amadores , n' os quexeis 
si buscays otros medios, 
porqu' está la perdición 
daualda < con el enués, 
y en la haz dos mil remedios. 
Por ende, quien me creyere 
sima bien á quien bien quiere; 
pero la dama no quiera 
qu' el seruicio hecho muera 
y el seruidor desespere. 

Las damas y las señoras 
de las ciudades y villas , 
que en estas no van nombradas, 
pues que son merecedoras 
de loallas y seruillas , 
de mucho ser estimadas; 
y si me dixerdes quáles , 
(assí mengüe Dios mis males 
ycongoxas muy cercanas,} 
que las damas toledanas 
son del mundo principales. 

Otras muchas ay sin duda 
en ésta nuestra Castilla 
de muy gran merecimiento; 
tantas, que mi lengua ruda 
d' espanto se marauilla 
de contar tan alto cuento: 



pero digo sin que falte 
de verdad , como en el Credo, 
que las damas de Toledo 
del mundo son el esmalte. 

CABO. 

Y digo con poca semencia, 
pues de damas he nombrado, 
por todas s* ha de entender, 
guardando la preminencia 
de cada qual en el grado 
que tuuiere el merecer. 
Y demando yo perdón 
d' este prolixo sermón, 
grossero más que polido; 
muy humilmente les pido 
que reciban este don. 



i56 

(T., /. io5 ir.-5., /. 99.-i4., /. 189.) 

Canden de Don Jorge. 

Cada vez que mi memoria 
vuestra beldad representa, 
mi penar se torna gloria , 
mis seruicios en victoria , 
mi morir vida contenta. 

É queda mi coraron 
bien satisfecho en seruiros; 
el pago de sus sospiros 
halo ^ por buen galardón ; 
porque vista la memoria 
en que á vos os representa , 
su penar se torna gloria, 
sus seruicios en victoria , 
su morir vida contenta. 



I C. clauada. D, clauala. 2 D. bailo. 



Digitized by LjOOQIC 



468 



iíÉKOtO». 



(T., /. 105.-5., /. 99.-Í4., /. 189.) 

Otra suya. 

No tardes, muerte, que muero; 
ven, porque biua contigo; 
quiéreme, pues que te quiero, 
que con tu venida espero 
no tener guerra comigo. 

Remedio de alegre vida 
no lo ay por ningún medio, 
porque mi graue herida 
es de tal parte venida, 
qu* eres tú sola remedio. 
Ven aquí, pues, ya que muero; 
búscame, pues que te sigo; 
quiéreme pues » te quiero, ' 
é con tu venida espero 
no tener vida > comigo. 



i58 

(T.,/. 105.-5:,/. 99^'-^'»/' l«9.) 

Otra suya. 

Por vuestro gran merecer 
amor me pone tal grado, 
que me pierdo por perder 
de las angustias cuydado. 

Pues que se acabe ' la vida 
con dolor tan lastimero, 
yo 4 contento si lo quiero, 
si ella queda seruida : 



porque quiere mi querer 
muy contento é no fbr^o» 
que me pierdo por perder 
de las angustias cuydado. 



i59 

(T.,/. 154.-5., /. i45.-i4.,/. aSi p. (m.) 

Otta de Pbdro de M£ndo9a 
a SU muger. 

Como ay toque de oro 
donde lo mejor se apura , 
assí soys vos el tesoro 
é toque de hermosura. 
La que tuuiere mesura 
que piense ser singular, 
váyasse á vos á tocar, 
é verá si su figura 
es oro para dorar. 



160 

(T., /. 106.— 5., /. loo y.— i4., /. 90I («.) 

Otra de NuRez ^. 

La vida sería perdella 
sino fuesse mal perdida, 
porque sin ella se oluida 
el mal que sufro con ella. 

La muerte no la querría , 
porque quien está mortal, 
la vida 1' es mayor mal 
qu* el de la muerte seria ; 
assf que quiero querella 



I C. D. p. que 
S C. Canción d. N. 



2 C guerra. 3 C. acaba. 4 C. soy c. y 1. q. 



Digitized by LjOOQIC 



porque más seays seniida, 
en que no pierda la vida 
por más penar en tenella. 



apíndicb. 

de poderse cotejar, 
porque al mayor excelente 
más gloria se deue dar. 



469 



161 

(T., /. 181 ir.-5., /. I7j.-i4., /. 33a V.) 

Otras suyas ' al Gran Capitán. 

Muy alto Gran Capitán , 
honrra que á España ensalmó; 
de los loores que os dan 
sólo acometer podrán, 
que acertar, dudólo yo: 
porque es tal vuestro loar ' 
como los que van cacando, 
que de lo que van buscando, 
ya que lo van á tocar, 
se van muy más alexando. 

En loor tan infinito 
es comparación muy cierta 
que el que mejor se concierta, 
dando tan léxos del hito, 
aquel solo es el que acierta. 
Mas son aleones en buelo 
que casi van alcan(^ndo; 
no más ni menos que quando 
pone la gar<;a en el cielo, 
é andan todos remontando. 

Este loor soberano 
gloria es qu' el mundo os da ; 
é pues en razón está, 
yo me suelto de la mano 
para ver cómo me va. 
Vuestra persona sin par 
ha de ser muy diferente 



Los franceses que domastes, 
é los grandes que vencistes, 
y á la s Ytalia que ganastes 
las vezes que allá partistes 
é sus fuer<;as sojuzgastes, 
callo por ser cosa cierta 
que en todas partes estrañas, 
por vuestras grandes hazañas 
abrió su cerrada puerta 
la honrra de las Españas. 

É ávn errara yo en pensar 
alabar vuestra constancia , 
gran vida é perseuerancia, 
porque es muy corto hablar 
para tan alta sustancia. 
Y esto visto, mi intención 
no fué alargar vuestra pluma, 
mas fué sacar de la vnion 
de vuestra gran perficion 
vna muy pequeña suma. 

Por donde conoferán 
quánto mi buelo alcanzó 
quando á loaros subió; 
aunque sin esso verán 
cómo soys quien digo yo. 
Vos soys entre caualleros 
quien no teme los osados 
peligros no acostumbrados, 
hauiendo por muy ligeros 
los males demasiados. 

Sabeys juzgar del dolor 
antes de ser comen<;ado. 



I De Diego Nuüez db QyiRds. 2 C y la Y. 



Digitized by LjOOQIC 



470^ 

que en vuestro ser d* esforzado 
no es el peligro mayor 
que el que por vos es pensado 
Juzgando el peligro fuerte , 
más vos inclina é combida ; 
avnque vos, cosa es sabida , 
doleros muy más la muerte, 
como más digno de vida. 



Mas con vna fortaleza 
en aquella grauedad 
sóbraos esfuerzo é bondad 
para vencer la flaqueza 
que siente la humanidad. 
Teneys más por condición ; 
qu' el dolor nunca os contrasta ; 
saber de vos esto basta , 
que ganays en la passion 
lo que en el plazer se gasta. 

Vos S03rs solo el que se vio 
ser digno de gran poder, 
sin temor de proceder 
quanto por vos se alcanzó, 
qu' es muy poco, á vuestro ver. 
Porque tal vos hizo Dios, 
que honrras é el bien de aquellas 
sabeys en poco tenellas, 
como no dignas de vos, 
avnque vos soys digno d' ellas. 

Tocando en lo liberal 
de que soys esclarecido, 
en todo el mundo es sabido; 
todos dizen que soys tal 
que otro tal nunca se vido: 
que ' mercedes con que vsays 
vuestro ser magnificado 



apíndícb. 

han > en vos habituado 
que 08 pene quando no days, 
y os dé plazer auer dado. 



Toda gloria recebis 
con voluntad muy osada , 
no con persona alterada, 
sino porque en vos sentís 
ser á vos cosa apropiada ; 
é quanto ay, en conclusión , 
con toda la multitud 
del mundo é su perficion , 
digo no ser por razón 
digno de vuestra virtud. 

CABO. 

Que, yllustríssimo excelente, 
vuestra magnanimidad 
es que en la tierra no siente 
ventura en que se contente 
su grandeza é voluntad: 
que el mundo fuera por ella 
y ella nunca fué por él; 
por donde no ay cosa en él 
que desmerezcays tenella, 
ni os merece todo él. 



162 



(r, /. 180 y.-5., /. 171 v.-i4., /. 333 («I.) 



El Nunquc ^, hecho 
mismo *. 



por 



Nunca vi descanso cierto 
en esta vida doliente; 
ni vi mayor desconcierto 
que biuir entre vil gente; 



I C. quien, 
de Sevilla). 



2 C tan. 3 C £. Nunca. 4 Diego Nuñez de Quieós (el 



Digitized by LjOOQIC 



▲PÉNDICE. 



47í 



ni vi tanto partiendo > 

quanto el verdadero amigo; 

ni vi mayor enemigo 

que hombre rico é auaro; 

ni vi que hombre muy claro 

por ser tal enrriqueciesse; 

ni hombre que no leyesse 

de dulce conuersacion ; 

ni otra mayor passion 

que biuir enamorado; 

ni hombre más esmerado 

que el discreto palanciano > ; 

ni otro mayor villano 

que el hidalgo sin virtud; 

ni más mengua de salud 

que hombre sin crian^; 

ni vi bienauenturanga 

sino la de parayso; 

ni otro menor auiso 

que creer muy de ligero; 

ni vi peor cauallero 

que el buen ginete couarde; 

ni buen hombre que se guarde 

de acometer ventura; 

ni vi mayor desuentura 

que temer é osar por vicio; 

ni vi más alto exercicio 

que leer en cosas altas; 

ni vi otras gentes faltas 

sino las que no leyeron; 

ni hombres que se perdieron 

sino los desacordados; 

ni vi hombres más honrrados 

que los que por si son buenos; 

ni vi plazeres ágenos 

que al triste no pongan pena; 

ni copla que fuesse buena 

que no loasse ^ su dueño; 



ni vi hombre de muy gran sueño 

sino el 4 poco cuydado; 

ni vi hombre tan loado 

que lo suyo se le diesse ; 

ni vi que bien escriuiesse 

que no errasse de atrevido; 

ni escriuano tan polido 

quantoaqu^l que escriue en ciencia; 

ni grande ser muy querido 

ni ^ vsar magnificencia; 

ni hombre de gran prudencia 

que fuesse gran hablador; 

ni necio gran ^ trobador, 

avnque tocasse de loco ; 

ni hombre que sepa poco 

que se conozca en su yerro; 

ni otro mayor destierro 

que biuir hombre entre necios; 

ni poder comprar por precios 

virtuosa condición; 

ni hombre tan sin razón 

que no lo pongays en ella; 

ni otra mejor donzella 

que aquella que casan presto; 

ni vi hombre muy honesto 

qu' el 7 fuesse de dessechar; 

ni vi mayor imperar 

que del rico villanage; 

ni otro mejor viage 

que yr á Hierusalem; 

ni vi nunca mayor bien 

que tener al mundo en nada; 

ni cosa más ordenada 

que amar é seruir á Dios; 

ni gran engaño entre nos 

sino morir por amores, 

ni vi tan dulces errores, 

ni los supe arrepentir; 



I C. tan cierto panente. D, tanto buen p. 2 A Palanciano. 3 C. á. 
4 C de. 5 C. sin. 6 C buen. 7 C. que. 



Digitized by LjOOQIC 



472 
ni otro mayor morir 



que riquezas dessear; 

ni otro mejor holgar 

que del nueuo desposado; 

ni otro mejor ditado 

que alcanzar buena muger; 

ni otro mejor perder 

que muger de diuisiones; 

ni mejores estaciones 

que en su casa la matrona; 

ni otra mejor corona 

que buen seso en tal lugar; 

ni tan gentil motejar 

que mereciesse de atreuido >; 

ni v{ hombre escamidor 

que sobrasse de prudente; 

ni vi otra mejor gente 

qu' en los hombres no soberuios; 

ni vi mejores proueruios 

que los enxemplos de Christo ; 

ni vi hombre tan bien quisto 

quanto el rico liberal; 

ni vi otro mayor mal 

que pobreza en el hidalgo; 

ni ay otro hijo dalgo 

sino el bien acostumbrado; 

ni ñudo peor atado 

que el casado descontento; 

ni vi mejor casamiento 

que las personas conformes; 

ni vi cosas más ynormes * 

que las de la beodez; 

ni aborrecible vejez 

en el viejo virtuoso; 

ni parecer más hermoso 

que la honesta mancebía; 

ni vi peor compañía 

que baruas ^ en la muger; 



▲píndick. 

ni cosa de aborrecer 

sino el hombre qu' es sin ellas, 

ni vi peores querellas 

que las de malos amigos; 

ni mayores enemigos 

que los malos pensamientos; 

ni cortos entendimientos 

que sufiran mucho la saña; 

ni desuentura tamaña 

que ygui^le al poco saber; 

ni vi pobre carecer 

en parte de aborrecido; 

ni otro saber vencer 

sino auerse á ssí vencido 

el que f>or sí combatido, 

puede más que su querer 

ha querido. 



1 63 



(r.,/. io5 v.-S.,/, loa-^M /. 190.) 

Del mismo \ otra Canden en 
. que está puesto en las pri- 
meras letras de los siete 
versos postreros, el nombre 
de Beatriz. 

Dudo todo el bien que espero, 
é sino dubdo, sospecho; 
nunca me veo satisfecho, 
ni sospecho lo que quiero. 

Ante que el mal sea venido 
Bino con pena esperando; 
£1 bien escojo dubdando. 



I C. m. loor. 

CARRERO. 



2 Z>. enormes. 3 Z>. barua es e. I m. 4 Punro- 



Digitized by LjOOQIC 



APÍN019B. 



473 



i4vnque venga lo que pido. 
Tanto quanto más os quiero 
Requiero menos prouecho, 
E > quando más satisfecho* 
Zedo ' queda lo que espero. 



164 

Otras del mismo Pubrtocar- 
RERO, fingiendo que fablauan 
dos conpetídores; y el que 
preguntaua creya que el otro 
no sabia de su pena. 

Galán , ¿de dónde venis? 
— «D' allá vengo donde váys; 
vengo donde siempre estays; 
si buen camino seguís 
de verdad , 
é avnque estays sin libertad. 

Vengo de ver vn desseo 
que todos lo desseays ; 
vengo de do os oluidays 
quando más acuerdo os veo, 
é do me pierdo, 
avnque presumo de cuerdo. 

Vengo penado é turbado 
de ver tanta hermosura ; 



vengo de ver la ventura, 
mas no bienauenturado, 
porque veo 
que lo más es más desseo. 

Vengo de donde aueys d' ir, 
avnque la vida os despida; 
vengo de ver en la vida 
mis maneras de morir; 
y no vengo, 
que el cuidado allá lo tengo. 

Vengo do siempre me ví; 
vengo con vuestro cuydado, 
vengo tan enamorado 
que no sé parte de mí ; 
vengo tal, 
que no entiendo bien mi ^ mal. 



Vengo que no sé 4 me 
vengo de crecer mi mal ; 
hasta aquí he dado señal, 
y agora hize la paga 
con la fe 
que nunca la cobraré.» 



— Tantas señas aueys dado, 
que la dama es conocida. 
— «La mayor seña es mi vida, 
mi dolor desesperado, 
tan esquino, 
que me espanto cómo biuo. » 



I Debe ser /, para que resulte el nombre de Beatriz. Esta errata nos haze pensar si 
también la E del segundo verso estará equivocada , pues siendo la disyuntiva d, se for- 
maban con las primeras letras de los versos estas dos palabras : Donna Beatri^. { N. del 
Editor). 2 C. se me alarga..... 3 D. ni. 4 C sé qué me. 



Digitized by LjOOQIC 



474 



▲píhdxck. 



i65 



(r., /. 140 y.-&, /. i33.-it., /. 360 P.) 

Otras del mismo a la condessa 
de Santa Marta, porque ella 
le dixo que le embiasse algo 
en coplas; y él se escusó, y 
al cabo, no pudiendo más, 
embióle estas coplas. 

Mi porña 
contra vuestra Señoría 
no tiene esfuerzo ni fiíer^; 
no ay saber que no destuerta, 
si con vos se desafía; 
y por esto, 

quien se venciere mes presto 
hará mayor osadía. 

Si el dechado 
de la labor que he sacado 
tiene tantos hilos menos , 
¿quién hará los puntos buenos, 
avnque el sirgo sea esmerado? 
Por mí digo, 
sino el traslado es testigo 
de lo que queda assentado. 

166 

( r, /. 140 V.-5., /. i33.-i4., /. j6o V.) 

Otras suyas a Diego de Rojas 
el día de los Reyes, en una 
casa donde competían. 

Pues es hoy dia de estrenas, 
muy magnífico Señor» 



quezar quiero el mi dolor, 
é vos me las dareys buenas; 
vos que aureys sido herido 
del dolor con que despido 
las señales de la vida, 
doleros ha mi herida, 
avnque no 's lo aya seruido. 

Estoy herido del ceño 
de dama tan zahareña, 
que avn d' esclauo me desdeña, 
tal que ' soy moro sin dueño; 
é tan vencido me siento, 
qu* estoy bien con el tormento, 
estando tan mal con ella. 
¿Qué haré, que sin querella 
es la vida que consiento? 



167 

(T., /. io5 y.-5.,/. 99 y.-i4., /. 189 ?.) 

Otra suya. 

Puesto en vos el pensamiento 
pone peligro á la vida, 
porque servir no es medida 
de vuestro merecimiento. 

No ay seruicio en tal lugar 
que presuma galardón, 
ni se atreua la passion 
que os ossemos dessear. 
Quiere y pide el pensamiento 
gloria muy encarecida, 
que cuesta caro á la vida 
tan caro merecimiento. 



C. t. q. « yo moro s. d. 



Digitized by LjOOQIC 



i68 



(T., /. 105 y.-&, /. 99 "-^M /• »90') 



Otra suya. 

¿Qué esperan^ terne yo 
que ay ningún bien para roí , 
que el dolor con que partí 
nunca de mí se partió? 

¿Con qué me consolaré, 
que ningún remedio espero? 
Porque sin vos no lo quiero, 
con vos nunca le ' veré. 
Nunca plazer me alegró 
acordando el que perdí; 
nunca me acordé que os vi 
que no viesse en lo qu' estoy. 



169 

(T., /. 140.-5.,/. l33.-i4., /. 260.) 

Otras suyas á vn competídor 
porque se quexaua de su 
pena. 

Quien se da contentamiento 
sea contento 
con la vida que tuuiere; 
quien á ssí mismo se hiere, 
de sí biua descontento» 
no de quien 
haze de la pena bien, 
siendo causa del tormento. 



ápíndicb. 

Los ojos é la afición, 
la razón 

por do se pesa el engaño, 
bien es que passen el daño, 
pues venden al coraqon; 
mas la dama 
muy justamente desama, 
pues sigue su condición. 



475 



170 



(T., /. 140.-5., /. i33.-i4., /. aóo.) 

Otras suyas porque estaua re- 
ñido con quantas señoras 
estauan en casa del Marqués 
de Astorga. 

Si la menos > dama sobra 
para sacarme de tiento, 
¿quién me dará sufrimiento 
para tamaña go^obra, 
que estoy reñido con ciento? 
Póneme alguna esperanza 
que tan pequeña venganza 
ninguna la tomará; 
assí se remediará 
quien otro bien no le alcanza. 

Donde lo más no aprouecha, 
fué lo menos el remedio, 
tanto qu' estoy sin sospecha 
que aunque me tomen enmedio 
no hay quexa d' esta hecha ^; 
mas no quedo sin sospecha, 
porque no me entra en prouecho, 
veros é no 's merescer. 



I C. k). 3 menor? 3 Este verso sólo le tiene U edición C [N. del E*) 



Digitized by LjOOQIC 



476 

porque ni os puedo ofender, 
ni seruiros de derecho. 



▲píndicb. 



171 



(T., /. lo5 ».-5., /. 99 ir.-A, /. 189 rj 

De PoERTOCARRERO, porquc 
vna Señora se acuchilló las 
manos con vna redoma que 
se le quebró. 

Vuestras llagas mías son; 
yo las padezco dobladas, 
que vuestras manos llagadas 
me han llagado el cora9on. 

Que del dolor que sufristes 
he sido tan combatido, 
que voy perdiendo el sentido, 
sintiendo lo que sentistes. 
Senti tanta compassion 
de vuestras manos llagadas, 
tantas penas tan sobradas, 
que no siento el coraron. 



172 

(T.,/. I85.-.4../. 339.) 

El Pater noster de las mugeres, 
hecho por Salazar. 

Rey alto á quien adoramos , 
alumbra mi entendimiento 
á loar en lo que cuento, 
á ti que todos llamamos 
Pater noster. 



Porque diga el disfauor 
que las crudas damas bazen; 
cómo nunca nos complazen, 
la suplico á tí. Señor, 
qui es in celis. 

Porque las hezistes bellas, 
dizen sólo con la lengua, 
porque no caygan en mengua 
de mal deuotas donzellas: 
sanctificetur. 

Pero por su vana gloria , 
viéndose tan estimadas, 
tan queridas , tan amadas , 
no les cabe en la memoria 
nomen tuum. 

É algunas damas que van 
sobre interesse de auer, 
dizen con mucho plazer 
si cosa alguna les dan: 
adueniat. 

É con este dessear 
locuras, pompas é arreos, 
por cumplir bien sus desseos, 
no se curan de buscar 
regnum tuum, 

Y estas de quien no se esconde 
bondad que en ellas se mida, 
á cosa que se les pida 
jamás ninguna responde : 
FiaL 

Mas la que más alta está, 
( miraldo ' sy la hablays ,) 
si á darle la combidays. 



I Z>. miradlo. 



Digitized by LjOOQIC 



sereys cierto que os dirá: 
voluntas tua. 

Tienen vna presunción 
qu' es muy rica vanagloria» 
de auer en el mundo gloria 
muy complida en perficion, 
sicut in celo. 

Tienen vn contino zelo 
con verse tan estimadas, 
que quieren ser adoradas 
de los santos en el cielo 
et in ierra. 

Con hallarse ser tan bellas 
que se les deue afición, 
hallan qu' es justa razón 
que despendamos por ellas 
panem nostrum. 

É avnque tengamos oficio 
de siempre les ofrecer, 
dizen no nos pueden ver 
sino hazemos seruicio 
cotidiano. 

É avnqu' estén á su plazer 
todas las cosas sobradas 
os dizen como enojadas: 
— No quedó nada de ayer; 
da nobis hodie. 

Tienen vn contino rallo, 
si algunas joyas tenejrs, 
avnque vos no 's acordeys, 
é tengays bien á quien dallo; 
dimitte nobis. 

Tanto sobre el seso están 
en pensar burlar de nos. 



apíndicv. 477 

que mientra biuiere Dios , 
no creo que pagarán 
debita nostra. 

Tanto siempre las tenemos 
por nuestras gouernadoras, 
que de todo quanto auemos 
quieren ellas ser señoras 
sicut et nos. 

Si acaso les proponemos 
nuestras passiones delante, 
responden con buen semblante 
si dezimos moriremos: 
dimittimus. 

Si qui^á les pedireys 
algo que os deuan pagar, 
dizen para os contentar: 
— Holgad que siempre sereys 
debitoribus nostris. 

Señor, pues somos humanos , 
satisfaz nuestras querellas, 
é rogámoste que d' ellas 
nos guardes, é de sus manos, 
et ne nos inducas. 

Porque tanto las queremos 
é no podemos vencellas, 
tú , Señor, nos guarda d' ellas , 
que nos pornán, si las vemos, 
in temptationem. 

Plégate, Señor, querer 
auer de nos piedad ; 
no pongas la libertad 
como á Eua en su poder, 
sed libera nos a malo. 

É pues que tan desonesto 



Digitized by 



Google 



47& apíndicb. 

somos d* ellas maltratados, 
pl¿gate, Señor, que presto 
seamos d* ellas pagados. 

Áfnen. 



173 

(T^ /. 106.-&, /. loo.— il., /. 190 r.) 

Canden de Salazar á dos da- 
mas ygualmente hermosas, y 
muy amigas. 

Vos soys dos y entrambas vna> 
vna entrambas de vn compás, 
porque si fuéredes > más 
no se contara más de vna. 

Que la misma condición 
de * la vna está en las dos; 
dirán por entrambas vos 
no teneys comparación. 
No passa vn pelo ninguna; 
ambas ys por vn compás, 
que si alguna fuera más 
no se contara más de vna. 



174 

(T., /. 94.-5:, /. 89.-^4.,/. 169.) 

Otras coplas de Garci Sánchez, 
fantaseando las cosas de amor. 

Comienza elprohemio. 

A la hora en que mi fé 
más afirma mi cuyclado. 



quando más mi vida muere, 

quando en amor me hallé 

tan en cabo desamado 

que ávn la muerte no me quiere 

ni me dexa, 

ni me dexa ni se alexa 

de mí nada, 

más anda dessimulada, 

siendo vida de mi quexa; 

mis ojos tomados fuentes 
do recrea mi biuir, 
amor me quiso mostrar 
todos mis males presentes, 
passados é por venir; 
atormentado á la par 
porque viesse 
de serville el interesse 
que se sigue, 

háme dicho que me obligue 
á que más triste siruiesse. 

Muestra los males presentes. 

Firmeza entonces ponia 
á mi vida á la menguante , 
de mi plazer que menguaua 
desque mi pesar crecía, 
por estar mi fe constante; 
el despecho me doblaua 
la passion , 

la passion que compassion 
no consiente I 

y entrañan con la creciente 
desmayos al corafon. 

Assí está muerta mi vida, 
avnque mi dolor se amansa, 
no faltándome passion , 



I C. ñiérades. 3 C. en la. 



Digitized by LjOOQIC 



▲pínoiob. 



479 



y mi persona vencida 

de la porfía que causa < 

las ftier^B de la razón, 

desseando, 

desseando y no esperando 

el dessear, 

espero desesperar, 

no veo la ora quándo. 

No espero lo que desseo, 
mas desseo lo qu' espero, 
que es tomarme yo el morir; 
que si á mi esperan^ veo 
é le vo á dezir que muero, 
da tal gloría á mi biuir, 
que me daña; 

que me daña, pues m' engaña 
su dulzura, 

porque no quexe tristura 
mi passion do ñiere estraña. 

Muestra los males passados, 

Quando me hallo en ausencia 
y en presencia de su oluido, 
entonces siento el dolor 
do el plazer que vue en presencia, 
qu' en pesar es conuertido, 
no tengo por valedor; 
que si en vella, 
que si en vella ay querella 
y passion , 

es morir sin confession 
quando está apartado d' ella. 

Muestra los males por venir. 

Quéxome de no quezarme, 
que no ay remedio en mi quexa, 



pues no me remedio yo; 
querría desesperarme 
mas la fe nunca me dexa ; 
y d* esta manera estoy 
padeciendo, 

padeciendo y atendiendo 
ser peor 

mi vida y mi mal mayor, 
y el temor desto doliendo. 



Acaba el prohemioy comienza la 
obra. 

Si en pago de mi tormento 
sanase con vn plazer 
el amor cien mil enojos, 
y es que viesse lo que siento, 
y lo que siento en el valer 
por vengarme de los ojos , 
que es razón 
que padezcaola passion 
que han passado, 
y el seruir desesperado 
pida muerte el galardón. 

Ficion. 

Avn no le vue acabado 
de dezir mi dessear, 
quando oy vna hoz en buelo 
que me dixo: — «Desamado, 
¿qué es menester abaxar 
para ponerte en el suelo? 
Que tal mal 
tan cruel é desigual 
no se alcanza, 
que si consuela esperanza , 
haze la pena inmortal.» 



1 C cansa. 



Digitized by LjOOQIC 



480 apíndicb. 

Yo afligido de temor 
más que no de la tristura 
que tal nueua me ponía, 
vide venir al Amor 
con toda su hermosura, 
porque de mí procedia , 
abra9ado 

á vn verde árbol enclabado, 
allí con 

vn ponzoñoso harpon 
por el cuerpo atrauesado. 

En vna nuue venia 
con que mis ojos cegaua 
quando más claro lo via ; 
hedad de niño traya ; 
de viexas armas se armaua , 
de las que más le ofendia 
de passion, 

de passion y de afición 
muy secretas, 
y vn manojo de saetas 
cuya aljaua el cora^n. 

Y de allí le vi sacar 
las flechas de fuego ardidas, 
assí como á ballestero; 
£ con vn arco tirar 
las saetas é las vidas 
á los más suyos primero; 
é á quien daua, 
luego á tirar le mostraua 
por tal yerro, 
que se boluiesse de hierro 
los tiros al que tiraua. 

Ropas con letras le vi, 
y pensé que las traya 
para declarar quién era ; 



pero como las ley, 

menos d' ellas entendí 

que sino las entendiera; 

pero assí 

quién era por fe crey, 

que sus figuras, 

avnque muy graues y escuras, 

por mi mal las conocí. 

Desque más cerca llegó, 
avnqu' era bien entendido, 
quién era le pregunté, 
y también si le mouió 
dolor de verme perdido; 
é su venida qué fué 
otrosí, 

otrosí é lo que allí 
me mostraua, 
qué era , qué significaua 
con lo qu* en su nuue vi. 

Responde el Amor. 

Yo soy en todo general, 
qu' en todas las cosas biuo, 
y en algunas muero é mato: 
yo soy causa en bien y en mal; 
hago de libre captiuo ', 
y al muy captiuo * rescato; 
mas mi oficio 
es doblado beneficio 
dar sin prenda, 
é también tomar emienda 
de quien me haze seruicio. 

Yo soy Amor, á quien llamaste 
que te viniesse á vengar; 
é todas estas señales 
son tormentos que passaste, 



I D. catiuo. 3 C. D, catiuo. 



Digitized by LjOOQIC 



▲píndicb. 



481 



pero ávn queda por passar 
todos los más de tus males; 
lo qual viendo, 
lo qual viendo adoleciéndo- 
me de tí, 

vengo á remediarte aquí 
de mi condición no siendo. 

Mas pues mi mayor amigo 
has tú sido, y el que más 
tiene mi querer profundo, 
yo quiero hazer contigo 
lo que no hize jamás 
con persona d* este mundo; 
por razón 

que pierdas el afición 
y el desseo, 

y después si assí te veo, 
sanarte de la passion. 

Pues si quieres sanar, cierto, 
conuiene que el dessear 
pierdas y tu cuydado; 
tornarte biuo de muerto, 
darte amor en tal lugar 
donde ames siendo amado. 
— Desque amé, 
le dixe, ha sido mi fe 
tan leal, 

que el remedio desse mal 
ni lo quiero, ni lo sé. 

Dife el Amor, 

Pues mi consejo no quieres, 
quiero declararte agora 
todas estas mis figuras 
por donde verás que mueres 
cien mil vezes cada hora, 



1 C. doblarle s. d. 



porque temas las tristuras 

donde moro 

con las flechas en amor 

donde llego, 

con aquesta nuue ciego 

á quien quiere mi tesoro. 

Quiere más significar 
mi cuerpo biuo enclauado 
en este verde madero, 
que mi gloria singular 
no siente el enamorado 
los tiros con que le hiero; 
y el tirar 

que le hago aquí mostrar 
tan estraño, 
es que procura su daño 
por las hojas alcan<;ar. 

Que desque el firme amador 
s' empina para cortar 
algún ramo d' esperanza, 
por doblar > el su dolor, 
hago las ramas al^ar 
de manera que no alcanza; 
y el harpon, 

el harpon que el coraron 
me penetra, 

según parece en su letra, 
es gloria de la passion. ^ 

La letra. 

A quien mi saeta hiere, 
dulce muerte es la que muere. 

E otras letras que bordadas 
en la ropa de mi historia, 
has visto sin entenderse. 



3i« 



Digitized by LjOOQIC 



482 apíndiob. 

son mis hazañas patsadas, 

que no aprouecha memoria 

d' ellas para defenderse 

de mi mano; 

que de mi mano á quien gano 

yna suerte, 

nunca más hasta la muerte 

sanará si no le sano. 

É pues todo lo has mirado, 
obedece mi poder; 
recibe más beneficios, 
déxate de este cuydado, 
darte sin pena plazer; 
mira que otros por seruicios 
son penados, 
€ nunca galardonados, 
mas aflitos, 

porque vnos son precitos 
é otros predestinados. 

Respuesta del Auctor. 

Respondfle, avnque de oyr 
eran dulces sus razones, 
porqu' era contra mi fé: 
—No temo lo por venir, 
no quiero tus galardones; 
quiero lo que siempre fué , 
que es passion, 
donde mi mayor prisión 
es libertad, 

pues biuo á mi voluntad 
sin salir de la razón. 

D' esta Señora sabrás 
que he sido é seré suyo; 
quiero más la pena mia 
que la gloria que me das. 



é ser d' ella que ser tuyo; 

pues por ella es mi porfía 

su herida, 

su herida y no deuido 

ser por tí, 

no tienes poder en mí 

más de quanto ella es seruida. 

Mas pues eres mensagero 
que allá vas, di que no pudo 
vencerme tu tentación; 
díle que tanto la quiero, 
que ni me mudé ni mudo, 
é haga < protestación 
de biuir, 

de biuir y de morir 
y penar, 

y en su seruicio acabar 
no acabando de seruir. 

Respuesta del Amor. 

Quiero, pues tan firme estás, 
que los males de mi centro 
veas por otra manera , 
é quit^á escarmentarás 
viendo tus males de dentro, 
que son más que los de fuera; 
por lo qual 
mando que el original 
quede en tí, 
y el traslado salga aquí 
de tu pena desigual. 

Conjuro tus penadores 
que salgan por donde entraron, 
que se entiende, por los ojos, 
porque sientan los dolores 
que por lo que ellos miraron 



C hago. 



Digitized by LjOOQIC 



APÍNDtOE. 



483 



has sufrido los enojos 

que has passado, 

porque tü quedes vengado; 

é también 

porque no crees á quien 

tales consejos te ha dado. 

La fragua. 

Vide vna fragua salir 
con todos sus oficiales, 
en que por ella mostrauan 
las penas de mi biuir 
con los fuegos infernales 
que mi triste alma quemauan 
sin consuelo; 
sin consuelo é sin recelo 
miporña, 

y el humo que aUí salia 
yua á dar quexas al cielo. 

É desta fragua que vi 
el fuego es de amor, 
y el carbón es la razón , 
porque en ella lo aprendí: 
y el agua por más dolor 
lágrimas del coraron 
que pagauan >, 
que pagauan ^ é matauan 
por matarme 

los fuegos, pues á quemarme 
desde el comiendo tornauan. 

Los fuelles el sospirar, 
y el pensamiento el que fuella , 
y la yunque era la fé 
en quien mi desesperar 
nunca pudo hazer mella , 
antes que más firme esté 



su firmeza, 

porque quando la tristeza 

más me daña, 

parece muy más estraña 

la fuer(;a en su fortaleza. 

É vi también hystoriado 
que eran los martilladores 
y los martillos que tienen 
los cuydados qu' en cuydado 
tienen de darme dolores . 
Unos van y otros vienen, 
é yo contento, 
porque tu merecimiento 
fué tan alto; 

los golpes, el sobresalto 
que apercibe ^ el mal que siento. 

Era lo que martíllauan 
mi vida mártir de amor, 
quien agrauia mis querellas , 
tal que los tristes hallauan 
consuelo en mi mal menor; 
y eran más las centellas 
que saltauan , 
que saltauan y quemauan 
con passiones 
que tienen los cora9ones 
de quantos mi mal mirauan.* 

Las tenazas, la ventura 
que tengo y me tiene á mí, 
puesta la vida en la muerte 
á causa de mi tristura, 
quexosa misma de sí , 
por cabelle yo de suerte 
é tal passion , 
por su causa é ocasión 
ser venida y 



I C. apagauan. 3 C apagauan. 3 A apercibí. 



Digitized by LjOOQIC 



484 APiNDtCB. 

que hazian de la vida 
prisiones al coraron. 

Vi también la diferencia 
que ay de presencia y su mal 
al de ausencia y su cuydado; 
en el fuego la paciencia, 
y en la yunque más mortal 
siendo más martyrizado; 
que avnque via 
de la presencia é sentencia ' 
yr herido, 

este golpe, de adormido, 
no duele hasta que enfria. 

Desque me vue informado 
de mis tormentos mortales, 
por mi vista é padecellos 
por él fué otra vez rogado 
que aborreciesse mis males 
y el desseo de tenellos. 
Respondí: 

— Yo quiero biuir assí 
sin sossiego 

como salamandra en fuego, 
pues tal vida es para mí. 

D/f e el Autor, 

Pues hasta que en esta fragua 
haga llaue para abrir 
tus prisiones ' y tu afícion , 
tal que escribas en el agua 
seruicios, vida é morir, 
pues valer no te podrán 
desque vio, 

desque vio que no venció 
al vencido, 



la fragua volvió ^ á su nido, 
y él me desapareció. 

Desque assí le vi dexarme 
el esperanza perdida , 
sin poder desesperar 4, 
la fragua volvió á quemarme 
por lo biuo de la vida. 
Comencé luego á cantar 
tal canción , 

tal canción lamentación 
es y más 

que trayan el compás 
los golpes del coraron. 

Canción, é acaba. 

No me quexo yo en mi mal 
del Amor porque m* esquiua ; 
quéxome, siendo mortal, 
del mal que sufre que biua. 

Que si en mi vida no ay miedo ^ 
ouiera cabo en la muerte ; 
mas mi mal es de tal suerte , 
que ávn no me da este remedio. 
No me pena verme tal , 
que no ay mano que lo escriua, 
péname, siendo mortal, 
del mal que sufre que biua. 



175 

(T.,f.g7v.--S,,f.g2.-A.,f, 175.) 

Otras suyas. 

Avnque mi vida fenece 
por la causa por quien muero, 



I C sentía. 
5 C. medio. 



2 C. passiones. 3 C. volvió su n. 4 C d'él esperar. 



Digitized by LjOOQIC 



APÉNOIOE. 



485 



quiero 's tanto, que yo quiero 
morir por lo que merece; 
mas si agora me hallasse 
ageno de su porBa , 
quiero ver de quién temia 
la quexa si me aquexasse. 

No es amor el matador, 
aunqu' es el que me degüella ^ 
ni sin él me mata ella, 
que es la señora de amor. 
Ventura no tiene culpa, 
porque siento en penar 
mayor mal que puedo dar, 
ni bien que dé su desculpa. 

Que mis ojos causadores 
me parece á mí que fueron ; 
vieron muchos que la vieron 
á quien no mata > de amores. 
D* ella me quiero quexar, 
d' ella , y no de ventura , 
que se me quiso mostrar 
en toda su hermosura. 



176 

(T., 7.95 V.-5., f.gov.^A., /. 171.) 

Una copla sola suya. 

Como el que ^ en hierro ha estado 
y después se vee suelto, 
y se halla tan atado 
para andar que, aprisionado 
estaua más desembuelto; 
assf yo que os he mirado 



soy tan vuestro, tan no mió, 
tan subjecto á os adorar, 
que aunque me fuesse tornado 
mi libre, franco aluedrío, 
no podré libre quedar. 



177 

(T.,/. 97.-^.,/. 174 y.) 

Otras suyas. 

Después que mi vista os vido 
é de amor me vi 4 cercado, 
en sola fe sostenido, 
d' esperan9a descuydado 
de jamás ser socorrido; 
é por mi menguada suerte 
el combate fué tan fuerte 
en contra de mi salud , 
que enflaqueció la virtud , 
y entregáronse á la muerte 
las fuergas de juuentud. 

CABO. 

É así está en vuestro seruicio 
todo lo biuo é lo muerto; 
lo muerto murió en su officio, 
qu' ell alma , qu' es lo despierto 
biue en más triste exercicio. 
Mas mi ánima ^ es contenta 
de sofrir sola ell afrenta ^ 
de tormento tan vfano, 
porqu' el cuerpo, qu' es humano, 
mal empleado.es que sienta 
herida de vuestra mano. 



I D, desuella. 3 C mató. 3 B. D, qu' en ñerros. 4 Canc. de Ixar, abeys. 
3 ¡bid, y elladizequee.c. 6 íbid, toda la a. 



Digitized by LjOOQIC 



486 



APÉNDICE. 



178 
(T.,/. 106. -5.,/. 100.-^4.,/. 190 y.) 

Otra suya. 

El bien que tni mal alcanza 
es que fué que lo causó 
la cosa que Dios crió 
más propia á su semejanza. 

E muestra la diferencia 
que ay entr* ella y los humanos, 
qu' es más propia su excelencia, 
pues la hizo con sus manos. 
Por do es bienauenturan^a 
que á las manos muera yo 
de aquella en que Dios mostró 
más propia su semejanza. 



179 

(T., /. I05.-&, /. 99 v.-i4.,/. 189 V.) 

Otra suya. 

En dos prisiones estoy 
que me atormentan aquí: 
la vna me tiene á mí, 
y la otra tengo yo. 

É avnque de la vna pueda 
que me tiene libertarme, 
de la otra que me queda 
jamás espero soltarme. 
Ya no espero, triste . no, 
verme libre qual nací , 
que avnque me suelten á mí, 
no puedo soltarme yo. 

I C habla. 



180 



(r., /. 96 r.-5.,/. 91 fr.-il., /. 174.) 

Otras suyas loando á su athiga. 

La hermosura acabada 
que Dios os dio tan sin mengua, 
si pudiesse ser loada , 
auia de ser por lengua 
para sólo esto criada ; 
mas quien sin aquesta está , 
sin errar, ¿cómo dirá 
quán hermosa os hizo Dios? 
Pues sino se hablan ' en vos, 
muy mayor yerro será. 

É pues ningún seso humano 
d' esto se puede escusar , 
para no tornarse vano, 
vuestros primores sin par 
ha de apuntar muy liuano; 
é también ha de pensar, 
avnque piense no acabar 
de sobiros quanto pueda , 
que vuestra merced se queda 
con sus gracias sin loar. 

Quédese, pues no es dispuesto 
para en plática poner, 
al primor de vuestro gesto 
y también vuestro saber 
que bastaua para esto; 
pues la gracia que teneys 
y lo mucho que valeys, 
¿qué cumple hablar en ello, 
pues que quiso Dios hazello 
tal qual vos lo mereceys? 



Digitized by LjOOQIC 



APÉNDICE. 



487 



181 



(T.,/. 97^5.,/. 91 v^A.,f, 174 V,) 

Otras suyas. 

No espero por ningún arte 
ser más ni menos que soy; 
ni sé si vengo, si voy, 
si estoy aquí, si en otra parte; 
mas según mis pensamientos , 
repartido deuo estar, 
é todo en todo lugar 
donde ay penas y tormentos. 

No soy libr'e ni captiuo ', 
dichoso ni desdichado, 
ni constante, ni mudado, 
menos só muerto ni biuo. 
Ni en mi muerte, ni en mi vida , 
ni bien ni mal no consiste; 
ni só alegre ni só triste, 
ni sano, ni con herida. 

Ni cobrado , ni perdido, 
antes, agora é después, 
por quien nunca fué ni es, 
ni es possible que aya sido. 
Ni me acuerdo que me viesse 
con más pesar ó plazer, 
ni pienso que pueda ser, 
si por caso ser pudiesse. 

Assf que pena ni gloria 
tengo, ni gloria ni pena; 
ni oluidanqa ni memoria, 
ni cosa mala ni buena; 
porque quien no tiene vn modo 
de biuir, nada ni > tiene, 



ni yo porque soy todo 
quanto arriba se contiene. 

De gloria, pena, ni llaga 
á la par siendo acercarse; 
estas cosas sin mezclarse 
porque en medio no se haga. 
Yo de morir no me temo, 
ni espero de auer remedio, 
ni tampoco esto en el medio, 
porque todo esto en estremo. 

É pues no tengo poder 
de tener mal conocido, 
remedio no te lo pido, 
<]ue tampoco no ha de ser. 
Mas pues vées que tan doblada 
en biuir passo la muerte, 
¿porqué te muestras tan fuerte 
contra cosa que no es nada? 

Tan de memoria me pierdo 
de trasportado en tu fé, 
que pienso que nunca fué, 
ó si fué, yo no me acuerdo; 
á causa d' este perderme 
que quando me captiuastes 3, 
Señora, no me dexaste 
saber para conocerme. 

Quedóme para mi mal, 
quando quesistes robarme, 
vna forma de quexarme 
por instinto natural; 
é pues veo que encubrillo 
no puedo, Señora, á tí, 
aué ya dolor de mí, 
que peno y no sé dezillo. 



I C />. catino. 3 C. no. 3 />. catiuaste. 



Digitized by LjOOQIC 



488 



apíndigb. 



182 



(T., /. 97--y.,/. 9^-^» /• 175.) 

Otras suyas. 

No pido, triste amador, 
la muerte por descansar, 
ni por no sufrir dolor, 
pues la más gloria de amor 
es biuir para penar: 
ni porque mi fe no alcance > 
porqué nacistes sin par; 
menos por disimular, 
pues nunca tuue esperanza. 

FIN. 

La causa por que me ofrezco 
á la muerte sin temor, 
no es por males que padezco, 
mas porque no la merezco, 
porque sienta más dolor. 
Mas si so tan conocido 
mi enemigo encarecido 
por selle más verdadero, 
ya lo que puedo no quiero, 
porque quiero lo que pido. 



i83 



(T., /. 95 V.-5., /. 90 v.-i4.. /. 171 V. (m.) 

Otra suya a su fantasía. 

¡O dulce contemplación! 
¡O excelente fantasía 
que me muestras cada dia . 
vna tan clara visión 

I C alcanza. 



qu' es salud del alma mia ! 
Es tan grande la excelencia 
de tan linda preeminencia, 
que por tu gracia escogida 
biuo yo de nueua vida, 
después de muerto en ausencia. 



184 

{T,, /. 96 ir.-5.,/. 91 v.-i4., /. 174.) 

Otras suyas, porque vn caua- 
llero le preguntó en qué pa- 
saua tiempo, estando ausen- 
te de su amiga. 

Pues, Señor, me preguntays 
qué passatiempo he tenido, 
yo quiero que lo sepays, 
porque esteys apercebido 
para que en tal no os veays. 
Passo tiempo en ser penado, 
porque me hallo apartado 
de mirar su hermosura , 
de la más linda figura 
de quantas Dios ha criado. 

Ved mi passatiempo aquí 
quánto está sin alegría, 
porque yo la causa di. 
¡O qué desdicha la mia 
no morir quando partí ! 
Toda esta noche tenia 
su gesto en la fantasía 
como delante los ojos, 
y en mis mortales enojos 
tales palabras dezia: 



Digitized by LjOOQIC 



APÉKDIOB. 



489 



¿Porqué me congoxo agora? 
No sé de qué causa peno» 
siendo vos la causadora. 
No 's más pena ser ageno 
de vuestra merced, Señora? 
Bien sé, desdichado yo, 
que por veros me he perdido; 
mas aquel que nunca os vio, 
en respecto del que os vido, 
no deuiera ser nacido. 

Mi dolor cruel , estraño, 
por vos siendo, no es tan fuerte, 
que avnque no es menos tamaño, 
podrá ser pena de muerte , 
pero no es pena de daño. 
Sello es para mí dolerme 
muerte que por veros muera; 
mejor es ser y perderme, 
que yo 's vi de tal manera , 
que si n' os viera , no fuera. 



i85 

(T.,/. 106.-5../. loo.— i4.,/. 190 V.) 

Canción de Garci Sánchez, 
porque auia jugado á los 
naypes con su amiga. 

Pues vuestra merced ganó, 
yo en miraros me perdí. 
D' auerme ganado assí 
¿qué tan contenta quedó? 

De mí ya I cosa sabida 
con el plazer que quedé, 

I C. ya es c. 8, 



pues perdí quando jugué 
la libertad y la vida; 
pero si se contentó 
de ganar lo que perdí, 
con más ganancia salí 
que vuestra merced quedó. 



186 

(T., /. 106.— 5:, /. ioo.--i4., /. aoi (m.; 

Otra suya. 

Quando os ví, en mí sentí 
que jamás podria venceros, 
ni vencerme vos á mí 
para dexar de quereros. 

Porque ví vuestra bondad 
donde nacen mis sospiros ; 
ví mi cierta voluntad , 
vencida para seruiros : 
ví que quando os conocí 
supe también conoceros; 
y sentí en vos y en mí 
no vencerme ni venceros. 



187 

(T., /. 96 v.^S., /. 9i.-i4., /. 173 V.) 

Otras suyas a su amiga. 

Quando yo ví vuestro gesto 
con su estraña hermosura, 
el mi espíritu fué puesto 
en esta prisión oscura 



Digitized by LjOOQIC 



490 APÍNDIOB, 

donde está de manifiesto. 
É después que puso embargo 
amor en mi pensamiento, 
con la passion del tormento , 
confessé que era sin cargo; 
fué sentenciado y contento. 

Fué juzgado sin razón; 
fué condenado en ausencia ; 
recebí muerte é passion ; 
fué muy breue la sentencia 
é larga la essecucion. 
No sé, triste, cómo muero 
en la cárcel sin pregón, 
contra justicia é razón , 
siendo ell alma el prisionero, 
y estando el cuerpo en prisión. 



i88 



(r., /. 96 V.-5., /. 91 v.-i4., /. 174.) 

Esparsa suya porque le truxe- 
ron vnos confites en que auia 
puesto la mano vna señora. 

Señora, la bendición 
que en los confites venia, 
llegó en tal punto y sazón, 
que me boluió el coraron 
all alma ya que sallia : 
porque sólo en ser tocados 
de la mano angelical 
de quien causa mis cuydados, 
fueron luego trastocados 
en I manjar celestial. 



189 



(7.,/. fo6.-J?.,/. too^Á,,/. 190.) 

Otra ' de Garci Sánchez. 

Si por caso yo biuiere, 
partiendo con tal dolor, 
claramente muestra amor 
que para más mal me quiere. 

Quiéreme porque mi suerte 
entre todas fué escogida, 
pues que biuo sin la vida, 
porque muero sin la muerte. 
Assí que, sino muriere, 
es que no quiere el amor 
la muerte del amador, 
mas que biua y desespere. 



190 



(T., /. I05.-5.,/. 99 v.-^.,/. 189 ».) 

Otra de Garci Sánchez. 

Siempre se deue contar 
por dichosa mi venida, 
avnque muero en la partida , 
que esso se podrá escusar. 

É sino viniera aquí, 
no partiera como espero, 
pues si por que parto muero, 
no me parto porque os vi, 
que avnque fuesse por mirar 
vuestro gesto mi partida, 



I C e. vn m. 3 Canáon. 



Digitized by LjOOQIC 



ÁPÉNDIOB. 



491 



no se perderá en la vida 
quanto en veros fué ganar. 



191 

(T.,/. 96 y.-5../. 91.--4.,/. 173 V.) 

Otras suyas á su amiga. 

Sin voluntad me destruys; 
sin ella me remediays; 
por quien soy remedio days 
á quien ¡i^r quien soys herís. 
Más pena ' me days assí 
que adrede podríades darme ; 
que mi desseo es hallarme 
do mirássedes en m{, 
siquiera para matarme. 

Yo no pido que mireys 
á mí para verme sano, 
pues que no está en vuestra mano 
matar que no remedieys; 
mas quiero ser biuo ó muerto, 
lo que d' esto más quereys , 
Señora y é que lo mandeys, 
porque yo tengo ^ por cierto 
que por vuestro me teneys. 

CABO. 

Quiero más que mis dolores, 
de quien soys causa, sepays, 
Señora, que vos los days , 
siendo por vuestros amores. 
Dáysme tan cruel tormento 
sin aueros enojado, 
qu' el mayor dolor que siento 
es verme desesperado. 



192 

{T,^f, 106.— 5.,/. loo v.^A.,f. aoi («.) 

Otra suya. 

Tan contento estoy de vos , 
qu* esto de mí descontento, 
porque no me hizo Dios 
á vuestro contentamiento. 

Pero si en lo tal me viera , 
¿quién gozara el bien que yo? 
Bien supo Dios que me dio 
porque le desconociera. 
Seremos ambos á dos 
causa de mi perdimiento; 
yo, de contento de vos , 
y vos, de mi descontento. 



193 

(T.,/. I05.-5., /. 99 v.-X., /. 189.) 

Canción de Garci Sánchez 
DB Badajoz. 

Ved xjué tanto es más mortal 
que la muerte mi tormento, 
que todos mis males siento 
sino el fin que ^ no es mal. 

El dolor que sentir suele 
el ánima quando va 
del lugar adonde está, 
yo lo siento, é más me duele: 
que mi vida está ya tal, 
avnque d* ella soy contento, 
que todos sus males siento, 
sino el fin porque no es tal 4. 



C penas. a C tenga. 3 C. porque. 4 C. mal. 



Digitized by LjOOQIC 



492 



APÉNDICE. 



194 



(r., f. 95 ir.-5., /. 90 ir.-i4., f.XlW. (w.) 

Otras suyas contra la fortuna. 

Ven, ventura, ven y tum; 
sino turares , no vengas ; 
mas antes en mí detengas 
tu rueda queda y segura. 
Pues diste causa que amasse 
mi fatiga, 

da lugar con que la diga, 
pues lo das con que la passe. 

Gran buena ventura fuera 
auer visto, si durara; 
mas amor luego matara 
la causa porque naciera. 
Mas esto por la cay da , 
de tal suerte 

requebrado con la muerte, 
é de quiebra con la vida. 

Responde la Ventura. 

Tan apassionado estás , 
que no miro que me culpas ; 
mas vengo á ver que verás 
quán claras son mis desculpas. 
Por do podrás conocer 
que no he seydo 
causa de verte perdido 
en lo que pudiera ser. 

Causan tus males y afrentas 
nueua manera de amar, 
que yo no te puedo dar 



pena ni gloria que sientas; 
ni tu muy graue tormento 
tanto fuera , 
si virtud mia pudiera 
ser por acaecimiento. 

Que los daños de ventura 
vienen ciegos sin razón , 
no con tan justa ocasión 
como los de tu tristura. 
Mira lo que digo agora 
y verás 

por dónde me hallarás 
causa I é no causadora. 

De mil nombres me han nombrado, 
yo no siendo cosa alguna; 
vnos , ventura y » fortuna ; 
otros, dicha, 6 suerte, é hado. 
Só vn efeto sin substancia 
de ocasiones, 

como quando entre los sones 
se causa la consonancia. 

Y estos nombres que me caben 
d' estas cosas que fenecen , 
son de aquellas que acaecen, 
que el comiendo no le saben : 
mas quien tu mal comentó 
é tu tristura , 
es más bella criatura 
que naciera ni nació. 

Pues si tiene mi esperanza 
el doliente de mi mal , 
por ser mi mudanza tal . 
haré bien su mal andanza. 
La esperanza que tuuiste 
nació muerta ; 



I B. /). causada. 2 B, D, ventura fortuna. 



Digitized by LjOOQIC 



apíndicb. 



493 



por lo qual es cosa cierta, 
porque siempre há de ser triste. 

Responde el Auctor. 

No creo, ventura mia , 
que has causado mi afición, 
mas con la mucha passion 
digo lo que no creya. 
Pero plégate hazerme 
sabidor 

qué manera > tuuo Amor 
6 qué formas de perderme. 

Responde la Ventura. 

Verdad es que me hallé 
quando tú te captiuaste 3, 
que filé quando ^ la miraste 
donde yo causada fué. 
Como los OJOS la vieron , 
de vn momento 
dieron al entendimiento 
cuenta de lo que sintieron. 

Recebida información 
de los ojos, el juyzio 
vido todo el perjuyzio 
uenidero é su passion : 
é visto por quién se ordena 
su compás , 
juzgó que pesaua más 
la gloria que no la pena. 

Desque juzgó la potencia, 
comentó de recrear; 
recreaua en contemplar 
quánta era su excelencia. 
Tenia en la fantasía 



por más gloria, 
desseando ser memoria, 
por Ueuar la mejoría. 

Desque ya ouo entendido, 
á la voluntad se fué, 
dando muy entera fé 
de lo que oyó é vido. 
Dizo: — Señora, tomad 
tal porña, 

declarando que ternia 
la razón por voluntad. 

Visto ya y determinado, 
la voluntad luego amó, 
y á la memoria mandó 
que lo ouiesse encomendado. 
Dixo que se lo guardasse, 
sino, en pena 
haría que de cosa buena 
nunca jamás se acordasse. 

La forma vista é amada 
la memoria recibió, 
é su puerta se cerró 
con fe de amores sellada ; 
sellada de tal manera , 
que su hystoria 
nunca pueda en la memoria 
despintarse avnque ella muera. 

É pues vées tú que procedo 
yo misma de tu penar, 
no te esperes remediar 
de mi mano, pues no puedo. 
Que tu muy alta passion 
é porfía, 

fuera va de jumetría 4 
de mí gran juridicion. 



I />. maneras. 2 D, catiuaste. 3 D, t donde tú m. i D, geomettía. 



Digitized by LjOOQIC 



494 



Dice el Auctor. 



Pues dame tu parecer 
en tal angustia é tormento, 
si aquejasse el mal que siento, 
ó si calle ' el padescer. 
Paréceme, pues, mejor 
lo que tienes, 

pues que en no amalla penes, 
y escuses su desamor. 

Paréceme que has penado, 
mas tal pena es galardón ; 
al quexar de tu passion 
auráslo por escusado. 
É antes porque no te acabe 
si biuieres, 

si seruicios le hizieres, 
no sienta que Amor lo sabe. 

Hajefin el Auctor, 

Tal esto, que á mi ventura 
le parece qu' es mejor 
que callando mi dolor 
siga amando mi tristura: 
é pues tal remedio alcanza 
la salud , 

aflaquezca la virtud , 
conualezca la esperanza. 



▲PÍNDICB. 

delante quien las hermosas 
parecen la noche escura 
é todas las otras cosas: 
que en su belleza cruel 
he hallado estremos dos: 
vno, de alabar í Dios; 
otro, de quezarme d* él. 

Por el bien que siento en vella 
deuo yo á Dios alaban9a; 
d* él tengo también querella, 
porque de mi mal aiKÍan9a 
fué causador en hazella. 
Pero fué tal marauilla 
ser de tan excelente ser, 
que hé por bueno su nacer, 
y ávn el mió por semilla. 

Dezilde * que os he encubierto 
lo más de mi pensamiento, 
mas lo que sabeys de cierto 
de lo que sentís que siento. 
Dezid, pues, que quedo muerto, 
é Ueuad también memoria 
de dezir quál me dexays, 
porque supe donde vays 
de embidia de vuestra gloria. 

FIK. 



195 

(T., /. 97 v.-S., /. 92.-i4., /. 175 V.) 

Otras suyas porque su amiga 
le pidió coplas en que leyese. 

Id, mis coplas venturosas, 
á ver la gran hermosura 



Si dixere á quién dessea 
ó por quién es su tristura, 
dezilde ^, para que os crea, 
que, según su hermosura, 
que pensays que ella sea: 
é sy por vuestro atreuer 
quiere ponerme en estrecho, 
dezilde 4 que ya está hecho 
quanto me puede hazer. 



I B. D. calla. 2 D. dezidle. 3 D. decidle. 4 C. dczidle. 



Digitized by LjOOQIC 



196 

(5.,/.86.-it.,/.i6i.) 



Otra del mismo % porque su 
amiga le dixo que no se mal- 
dixese, que seyría al infierno. 

No temo, dama real, 
el perdurable tormento, 
porque la fuerza del mal 
endurece el sufrimiento. 
De donde puedo dezir 
que los dolores de acá 
aparecen al sentir 
para que pueda sufrir 
todos quantos ay allá. 



apíndIob. 

bien os loará sin dubda 
la lengua con el dolor; 
mas si en vos sola se cobra 
valer que todas esmalta, 
¿cómo porné yo por obra 
con saber de tanta falta 
merecer de tanta sobra? 



495 



197 

f5,/. 86ir.-i4.,/. 161.) 

Otra suya á su amiga, porque 
le dixo que en vnas coplas 
que le ' auia fecho no la auia 
sabido loar. 

Pues me tiene medio muda 
la razón el mal de amor, 



198 

(5.,/.86.-i4.,/.i6i.) 

Otra suya estando mala su 
amiga. 

Quando juntos me dolieron 
vuestro mal é mi tormento, 
en vn solo sentimiento, 
yo no sé cómo cupieron; 
mas mi mal viejo é sin calma , 
de cortés y por razón, 
retrúxose al coraron 
porque cupiesse en el alma 
el que agora os da passion. 



199 

(T., /. t48.-&, /. 140 ».-i4., /. 273 (m.) 

Otro ^, mostrando los efectos de amor ,ser amargos. 

Amar stimol d* amor che ai V alma acesa 
d' uno amar pensiere che mai presenta 
amaro fine alia mia amara impresa. 



I DiBGO DB San Pedro. 2 D, que él h. h. 3 Está en los Cancioneros entre 
las obras de Tapia, y en las composiciones que aquellos llaman Sonetos en italia- 
no. (S. del E.) 



Digitized by LjOOQIC 



49^ ápínoics* 

Amara mía vita de fostu < spenta 

de questo amaro corso oue io son dentro/ 

pien d' amaro dolor che mi tormenta. 

Amaro desiare de ser contento. 

da qual procede vna mala speransa 

che mi tien viuo in uno amaro stento. 

Amari mei sospiri, amara stansa, 

doue li amari mei sospiri foco 

tenendo sol > pianto amara vsanza. 

Amara passione, amaro foco 

che no se fá minor per pianto amaro, 

ne giá del pecto mió mai cambia loco. 

Amaro hauer altruy ^ piü che me caro; 

amar odiar me stesso per altrui; 

amar saper che a mal 4 mió grado imparo. 

Amar pouer pensiero a quel che sui; 

amar pensar a la presente vita; 

amar stentare e non sapere de cui. 

Amar voler seruire cho ni hor mi in vita 

e lo amaro mió fine a chi suol piace 

che V amara mia pena sia infinita. 

Amaro stral d' amore, amara face 

che chossi 5 amaramente m' arse el cuore, 

ne pur toco costei che el cuor me face. 

Amare rime mié, amaro honore 

par sare ^ amar che in van piu volto o speza 7 

in darti gloria honor seguendo amore. 

Amare mié fatiche. amaro peso, 

amaro poneto quando gli occhü alzai 

a quella amara parte oue fui presso. 

Memoria amara de passati guai, 

d' aquistate fatiche 'e amari afanni; 

ma quel ch' io sentó in me piü amaro asai; 

amaro pensier preso con gli anni. 



I do fosti? 3 C sol del. 3 C D. altrui 4 C che, mal m. 
5 C. che cossi. 6 D. parsare. 7 C. spezo. A spesa. 



Digitized by LjOOQIC 



APÉNDICE. 



497 



200 
(T.. f. i5j I'.-S.,/. I44V.— it.,/. 281 (m,) 

Otra suya ' que puso sobre la 
sepoltura * de el Duque Va- 
lentino. 

Aquí tiene poca tierra 
el que toda la ^ tenia; 



en esto poco se encierra 
el que la paz y la guerra 
del mundo todo tenia. 
¡O tú que vas á buscar 
cosas dignas de mirar ! 
Si lo mejor es más digno, 
aquí acabas tu camino; 
de aquí te deues tornar. 



201 

(r.,/. I48ir.-5:,/. 140 V.— .4.,/. J73 ir.(w.) 

Otro ^ á la lengua, porque no osaua publicar sus penas. 

Mouite lingua or mai, di '1 tuo dolore; 
nostar 5 piQ muta ; poi che '1 ^ tuo tacere 
te 7 causa morte, al men disfoca el * cuore. 

Se '1 9 nostro mal costei prende in piacere , 
sua crudeltá e la sua poca fede 
far manifestó a ogniun non dei temeré. 

Non sia vergogna , che ragion concede 
al fidel seruo del crudel signore 
lamentarse '^ tal hor se ingrato il uede. 

Mouite lingua or mai , di i^tuo dolore, 
che chi per culpa " sua perde la vita, 
non biasmi altrui se con vergogna more. 

Se da molta passion tu sei impedita , 
nc potessi narrar il tuo concepto ", 
a la tua longa fe domanda ayta. 

Questa te aiongerá »^ forsa e intelecto >4, 
e a toe parole acreserá «5 vigore; 
che *1 '6 iusto sdegno asendc vn gentil pecto >7. 

Mouite lingua or mai , di '1 tuo dolore ; 



I De Tapu. a Z). sepultura. 3 D. le temía. 4 Soneto de Tapia 
5 D, non star. 6 Z>. ch* il. 7 Z). ti. 8 Z). il. 9 Z). Sil. 10 Z). la- 
roentarsi. 11 Z). colpa. 12 D. concetto. i3 Z). aggiungerá. 14 Z). inte- 
letto. 1 5 D. tue p. acrescerá. 16 Z). ch' il I s. accendc. 17 D. petto. 



Digitized by LjOOQIC 



49^ apíndice. 

non dubitar, perche al iusto > lamento 
gli human non sol, ma i Dei gli fan fauore. 

Natura fato te a > per instrumento 
del corpo solo, per poter narrare 
le sue lettere e ^ ogni tuo tormento. 

In 4 mucta stai, ne cui palesare ^ 
r áspera pena e il mió mortale ardore , 
da quale ^ mi sentó in senere ^ disfare. 

Mouite lingua or mai , di il tuo dolore ; 
non tacer piü, che se ancor taci vn poco, 
r anima del mió corpo vscirá fuore. 

Consompto ale me dolé or mai il si iocho ^, 
e la mia vita manca a parte, a parte, 
e pur costei prende il mió male a gerocho ^. 

E tu non ai ardir de lamentarte, 
¡haune! che io ><> moro, e tu perdi lo honore ", 
che tal caso sia scripto '^ in mile carte. 

Mouite lingua or mai, di 1 tuo dolore; 
non consentir di te si dica mai 
che 1 tuo tacere "^ mi ocida, e non mió errore H, 
se per la lingua che aita cuita assay '^. 



202 
(T.,/. i48ir.-5.,/. I4i.~it.,a74fw.) 

Capítulo ^^ á vna señora, la qual, auiéndole '7 yn tíempo mos- 
trado algunos fauores, después le dixo que se apartasse de su 
seruicio. 

Piü volte disposto ^^ ho de non te amare; 
perche vedo el ^9 mió amore non te >o esser grato, 
ne vol natura e il celo '' che ^^ posa fare. 



I D. giusto. a D. fauo t' ha. 3 D. et. 4 D. Tu. 5 D, stai e. 
non voy p. 6 D, dal qual. 7 D, in cenere. 8 D, Consunto m' hano i miei 
dolori e il fuoco. 9 D. ^oco. ic D. ¡aimé! ch* io. 11 A V honore. 
13 D, scritto. i3 />. tacer. 14 D. e no il mío errore. iS Z>. se per te 
posso hauere aita assai. 16 De Tapia. 17 B. D. auieodo u. t. 18 D, dis- 
post' ho. 19 D, il. ao D. ti. ai /). ciel. aa D. che i '1 posse fare. 



Digitized by VjOOQIC 



APÉNDICE. 499 

¡Ho quante volte ho in me detiberato 
fugire I al dolce loco oue te > troue, 
he io 5 vn momento ha 4 te so ^ rítomato! 

De no ^ mirarte ho facto 7 mile ^ proue; 
si non metro con la mia mala vista» 
non pensó altro remedio ^ que me ><> gioue. 

Prouato ho non sequire " tua dolce pista; 
non posso, che per lo " ho for<;a '^ el ingegno 
combaten doi pensieri V un V altro aquista. 

Prouato ho torre a core date vn desdegno '4 
che dice a sa potere i^ piü che V amore, 
ne trouo che me '^ haresen alcun disegno. 

Prouato ho daré ad altra dona ^7 el core ; 
no r o *^ potuto fare, che n' o solo *9 vno, 
e de ^^ quel ne sei tu prima signore. 

Prouato ho con incauto da ciascuno, 
con erbe e petre, e con pomo >' di stella, 
e tucti a» son de paglia state ^3 vn fumo. 

Ne bastaría la mi h ardente fauela >^ 
in parte ardire *^ le gran proue che ho facto >7 
per farme a te como a me sei ribele ^^. 

Che auendo el *9 miser core 3o del pecto 3i tracto ^2, 
pensa che senza quello niente vaglio, 
e che contra del celo ^3 crido 34 e combato 35. 

Per quanto el 36 stato mió mesuro e taglio, 
non vedo via c* al* usita 3? me mena 3«; 
tanto dal volto tuo smarisco 39 e habaglio 4of 

Che si 41 darme 4> voleue tanta pena, 
doueue 43 nel principio farme 44 guerra , 
ne far si dolce nodo a la catena. 

Chi '1 albro trapor volé che é 45 nato in térra, 



I D. ñiggire. a A ti. 3 D. einv. 4 Z). a. 5 /). son. 6 D. Di 

non. 7 D, fititto. 8 D. mille. 9 C medio. 10 D, che mL tt D, tc- 

quir. 13 C so. i3 D, per s' ho for^a. 14 />. al cor alcun disdesgno. 

1 5 D, assai poter. 16 D. ch. ríesca a. d. 17 A donna il. 18 D. non V ho 



p. 


19 D, n' 


' ho sol 


vno. 


30 


/>. 


e di. 


31 


C. D. ponto. 


22 D 


'. tutti. 


23 


Z>. 


stati. 


24 A 


mia. 


35 


D. 


&uella 




26 D, a dir. 


27 D 


. fiatto. 


38 


D, 


ribella. 


29 


/>. il. 


3<j 


► Z>. 


cor. 


3i 


D, 


petto. 


32 0. 


tratto. 


33 


/>. 


del. 


34 D. 


grido. 


35 


Z>. 


combatto. 


36 


D, U, 


37 D. 


ch* a r 


uscita. 


38 D. 


mi mena. 39 


/>. 


smarrisco. 


40 


D. 


e abbaglio. 41 


D. se. 


42 


D. 


danni. 


43 


D, doueui. 


44 />. 


farmi. 


45 D, 


l'arbor 


traspor 


vuolch'é. 























Digitized by LjOOQIC 



5oO APÉNDICE. 

se I deue in giouentü fora tirarlo, 

che la radice crece, e el » treno aferra ^. 

Cosí al presente a te conuen che parlo» 
che volendo tu mo pigare el legno, 
tempo non he pero che afacto el cario. 

Chi volé a posta sua tenere al segno 
el bon caualo, non li dan longo el corso» 
che poi presto el remecte e da ritegno. 

Ma tu alentato m' ai si forte el morso, 
che non me reteria cento catene; 
tanto so nel tu amore 4 fito 5 e transcorso! 

Remedio alcuno no vedo a le mei pene~, 
che quando pensó che debió lasarte . 
el sangue me s' aiacia nele vene. 

Ho per seruirte adoperato certe arte ; 
ma no ho el core comoché el tuo seuero, 
che a forza amare te non disamare. 

A te dir che te lasse par ligiero; 
a me de lasarte é tanto peso, 
che se diró del s!, non será el vero. 

Cosí r uno e V altro stá sospeso, 
r animo che vorria , e el core non volé ; 
tal che son 1' un per '1 altro d' ira acceso. 

lo só, che el pato, e sentó che me dolé, 
e he tanto pusibli quel che io prouo, 
quanto vedere d' inuerno le uiole. 

Ascolta caso innusitato e nouo: 
che doi contrarié me sentó nel pecto, 
tal che fra i calce c il muro io mi trouo, 
e son pur mo che mai ligato estrecto. 



I D. lo. 2 A c. el. 3 C. asserra. 4 C. amor. 5 C. Z). 6cto. 



Digitized by LjOOQIC 



APÉNDICE. 



30I 



20J 
(S., /. 67— r., /. 69.-Í4., /. 136.) 

Otras suyas \ 

Si no benigna, cruel, 
refiere mis pensamientos; 
queda borrado el papel , 
batallan los sentimientos 
dentro en el campo de aquel. 
La pluma en mano figura 
entre esperan^ y temor; 
mueua », atiende y apura; 
sobre esta contienda Amor 
tiene la plaga segura. 

Mis conceptos opinión 
contrasta yo no sé cómo; 
é assi voy del si al non , 
y á qualquier parte que tomo 
hallo conforme razón. 
Y del cuerpo el mouimiento 
con el semblante del gesto 
siguen aquel mudamiento, 
triste , ledo, tarde , presto, 
que conduze el sentimiento. 

Quedo triste en quál manera 
d' escreuir vengo mis versos, 
juzgando por quien me viera, 
vistos mis autos diuersos, 
que soy de sentido fuera, 
ti Mas quién podrá contrastar 
aquello que amor requiere 
con dama tan singular, 
que de quanto el grado quiere 
halla complido lugar? 



Razón me fuera querer, 
porque ningún razonar 
basta su gran merescer 
alabando acrescentar, 
ni denostando no ser. 
En estremo agraciada, 
discreta , honesta , hermosa , 
la embidia aueys sobrada , 
que falta n' os viendo cosa 
es en loor de vos tornada. 

Pero en las partes aquellas 
que bien mi daño causó, 
son bordadas mis querellas 
hasta amor que vos é yo 
sepamos la causa d' ellas. 
No porque ninguna sea 
contra de vuestra virtud, 
mas porque en esta pelea 
en guarda de mi salud 
mejor callando prouea. 

Yo soy aquel amador 
humil, constante y secreto, 
que sin ofender la honor 
de quien me tiene sugeto 
soy más contento de amar ^ .* 
é soy vn enamorado' 
no conocido en el mundo, 
por amor tanto penado, 
que biuo en lo más profundo 
de sus penas condenado. 

Las leyes enamoradas 
sigo con tal desatiento, 
que passo por mil erradas, 
y no ved el fallimiento 
hasta las cosas passadas. 
Soy por antojos regido. 



I Del Bachiller di la Torre. 2 D, mueue. 3 amor? 



Digitized by LjOOQIC 



502 APÉNDICE. 

é si espero ó si temo, 
si alegre ó entristecido, 
luego de vno en otro estremo 
vengo sin causa mouido. 

Quál de las penas mayor, 
qu' entre bien é mal dudoso 
biuo, y con tanto error, 
quando parece el reposo, 
sea el tormento mayor. 
Descansa el mal conoscido 
por orden de algún remedio, 
mas en tan graue partido, 
ni el mal puede tener medio, 
ni ser puede el bien sentido. 

Quien no puede lo que quiere, 
quiera aquello que puede , 
é si el querer no quisiere, 
ñnja que contento quede 
donde más pena sufriere. 
A ñn que amor galardone 
el bien que amando se espera, 
cumple que el hombre se adone 
con gesto, habla, manera, 
á lo qu* el tiempo dispone. 

Pero en estraño mal 
fengir su rostro plaziente 
es pena tan desigual, 
que sólo por quien la siente 
se puede presumir quál; 
y so velo de tristeza 
encobrir mucho plazer 
es vna tan gran crueza > , 
que más no puede ofender 
al desamado crueza. 

Ya en parte ninguna veo 



bien que mis males reparta; 
de mí á mf mesmo guerreo 
por no ver quién me desparta. 
Soledad siempre desseo, 
doy lugar á mis sentidos 
como lidien entre sí; 
mas qualesquier sean venidos, 
siempre en estrago de mí 
son sus daños repartidos. 

Pues no viene, avnque venga, 
por remedio mi esperan^ , 
no basta qu' el bien sostenga 
é haga su confianfa 
qual mal penando detenga. 
Vos, mi Dios *, que tal estado 
podeys sola ^ remediar, 
ordenad que assegurado 
d' ¿1 se vengue en bien amar, 
ó muera del no ofensado. 

FIN. 

Mas assí d' amor tratado, 
ved quál deuo yo quedar, 
triste, lánguido é penado 
puede quien lo oye pensar, 
y sentir quien ha passado. 



204 

(T.,/. I05.-&,/. 99.-4.,/. 188 V.) 

Canción del Condb db UrubUa^. 

Pues quesistes ser agena, 
mis seruicios dessechando, 
partirm' e triste, llorando 
vuestra culpa con mi pena. 



B. D, grauczt. a C. bien. 3 D. sólo. 4 C Vbsüa. 



Digitized by LjOOQIC 



APÉNDICE. 



5o3 



Partirm' e con gran tristor 
del cuydado que meMistes; 
quezoso porque hezistes 
de mis plazeres dolor. 
Mi coraron en cadena 
vos dexo por mí quezando 
la partida que llorando 
vuestra culpa con mi pena. 



2o5 



(T^f. 183.-^, /. i7t F.-i4., /. 334.) 

Dechado de amor, hecho por 
Vázquez a petición del Car- 
denal de Valencia, endere- 
zado a la Reyna de Ñapóles. 

Alta Reyna, quien merece 
quanto en el mundo s' encierra; 
á quien vemos que fallece 
é de razón pertenece 
lo que manda > en la tierra; 
porque bien considerado 
vuestro mucho merescer, 
todo el mundo auie de ser 
so vuestro mando é poder, 
para ser bien gouernado. 

Y en ser vuestro de derecho 
é puesto en vuestro poder, 
era todo junto estrecho 
para quedar satisfecho 
solo vuestro merecer; 
pero quanto del mandar 
os ha quitado ventura, 
tanto os ha dado natura 



de virtud y hermosura 
quanto os ha podido dar. 

É con veros que soys tal, 
teniendo conocimiento 
que soys Reyna general, 
de reynas Reyna real , 
yo he tenido atreuimiento 
para osaros suplicar 
querays con las damas vuestras 
labrar vn paño de muestras 
do todas las vidas nuestras 
sus males puedan mostrar >. 

Do vos, Reyna esclarecida, 
vn araceli d' estrellas, 
de seda azul é torcida 
labrareys, é vos metida 
como sol en medio d' ellas; 
do vuestra alteza real 
les dé más lumbre que tienen, 
para que maten é penen, 
¿ á las ^ más libres condenen, 
pues su condición es tal. 

Con una letra que diga: 

«De tan alta claridad 
no es mucho salir centellas 
que se abrase el mundo d' ellas.» 

A la Señora Doña Juana de 
Castriote. 

Vos, dama real, labrad 
de seda negra vna reza, 
con blanco, qu' es castidad , 
pues que vuestra onestidad 
solo vn punto no la deza; 



I C. lo que DO m. 3 C muestrar. 3 C A los. 



Digitized by LjOOQIC 



504 APÉNDICE. 

é labrad en torno d' ella 
vna cárcel d* eslauones, 
do se muestren las prisiones 
de los tristes cora(;ones 
que teneys presos en ella. 

Con una letra que diga: 

«Quien se metiere en prisión 
do libertad no s' espera ', 
es razón que en ella muera.» - 



A la Señora Doña Mana Enrri- 
quej, á quien el Cardenal seruia. 

Vos á quien mi alma adora, 
de seda floxa encarnada 
labrad vp lazo, Señora, 
do se muestre cada hora 
mi libertad enlazada; 
é vnos mármoles rompidos, 
en torno desconcertados, 
donde estañan assentados 
mis males, que de pesados, 
están en tierra caydos. 

Con una letra que diga: 

« No ay fuerza que sostenga 
el peso de mis querellas, 
que no se quiebre con ellas.» 

A la Señora Duquesa de Grauina, 
que era desposada. 

Pues á quantos vos heristes. 
gran Duquesa de Grauina, 
dándoles vidas muy tristes, 
jamás á ninguno distes 



sola vn ora medezina; 
labrad de seda amarilla 
vna corona de grana, 
é ponelda muy vfana 
al venturoso que os gana; 
é á los otros , de manzilla. 

Con vna letra que diga: 

«Uno solo es el contento; 
los lastimados , sin cuento. » 

A la Señora Doña Juana de Villa- 
mar in, d quien seruia Don Juan 
de Cardona. 

Vos , Señora Doña Juana, 
vna palma de vitoria 
labrareys de fina grana, 
pues que vuestra vista sana 
quantos mata la memoria: 
é vnos cardos á manojos 
labrareys en torno d' ella, 
porque gane esta querella 
quien pudiere merecella, 
bien llorada de sus ojos. 

Con vna letra que diga: 

«Quien sembrare en mí esperanza 
sin querella , 
cogerá espinas por ella.» 

A la Señora Doña María Caniel- 
mo, d quien seruia Don Geróni- 
mo Fenollete, 

Labrareys de naranjado 
é seda blanca vna torre, 



n. espera. 



Digitized by LjOOQIC 



Señora, do 'sté 'ncerrado 
quien por vos biue penado, 
pues ninguno le socorre : 
é vna calandria cantando, 
puesta encima el chapitel , 
que cante la vida d* él, 
pues que por ser vos crüél, 
á 1 muerte está demandando. 

Con vna letra que diga: 

t Cante '1 mal , 
que en el bien no ay causa tal.i 

La Señora Doña Pérfida, á quien 
seruia el Marqués de Pescara. 

Vos, de seda leonada, 
con sirgo blanco, Señora, 
labra vna puente quebrada , 
porque le niegue ell entrada 
de remedio al que os adora : 
é vna mar que con fortuna 
muestre que quebró la puente, 
porque vean claramente 
que la razón no consiente 
de vos esperanza alguna. 

Con vna letra que diga: 

c En el mar do no ay bonanza , 
no ay remedio d' esperanza.» 

A la Señora Doña Angela de 
Vilaragud, d quien seruia Don 
Francisco Cantelmo, 

Labrad de seda morada 
de cantería vn castillo. 



APéNDICB. 

é con seda leonada 
labrad. Señora, quebrada 
la escala para subillo: 
é de vuestra gran virtud 
labrad junto vn baluarte,' 
tan fuerte de cada parte , 
que de combatir s* aparte 
quien quisiere su salud. 



5o5 



Con vna letra que diga: 

c Ningún engaño recela 
la fuerza do virtud vela.» 



La Señora Doña María Carros^, á 
quien seruia el capitán Alúa- 
rado. 

Dt amarillo é seda verde, 
vnas matas de alegría 
labraréys, porque s' acuerde 
quien por vos la vida pierde 
la esperan(;a que le guía; 
é de las mismas colores 
labrad vnas letras d* ellas , 
que se lea claro en ellas 
tal razón : — Estas son ellas 
las propias * de los amores. 

Con vna letra que diga: 

a La ganada é la perdida , 
entrambas quitan la vida. » 

A la Señora Diana Ganbacorta, 
que erafauorida de la Rey na. 

De seda fina pardilla 
y de floxa turquesada 



I C las. 2 C. propria. 



Digitized by LjOOQIC 



5o6 apíndicb. 

labrad. Señora, vna silla, 
guarnecida á marauilla, 
donde vos estays sentada: 
é labra de vuestro nombre 
la estrella que os pertenesce; 
pues ventura os fauorece , 
no 's merece ningún hombre. 

Con vna letra que diga: 

€ Va presto > mi pensamiento 
en lugar 
do nadie puede alcanqir.» 

La Señora Mari Sanche:^, á quien 
seruia el capitán Pomar, y es- 
tauan para desposarse. 

Vos , Señora , labrareys 
vna pomera ó mañano, 
porque del fruto gozejrs, 
pues tan bien lo mereceys, 
cogido de vuestra mano. 
Sea de seda morada 
é blanca, embuelta con ella; 
pues que aueys gozado della, 
gran razón es que de aquella 
la inuencion vaya labrada. 

Con vna letra que diga: 

tCon lo blanco s' a labrado 
lo morado.» 

La Señora Doña Leonor de Beau- 
monte '. 

Vos , dama , labrad de oro 
y de seda pauonada 



de serafines vn coro, 

do teneys puesto el tesoro 

qu' es vuestro, y el mundo en nada; 

y labrad los elementos , 

porque nacen dende el suelo, 

y en ell ayre hasta el cielo, 

donde está vuestro consuelo, 

según vuestros pensamientos. 

Con vna letra que diga: 

«Donde sobra el merecer, 
poco es lo que puede ser.» 

A la Señora Maruxa. 

De seda torcida verde, 
escura labrad é clara 
una muerte que recuerde 
la vida que por vos pierde 
á quien vos costays tan cara : 
é labrad todos sus tiros 
de flechas é passadores, 
que han herido de dolores 
á dos mil que por amores 
se atreuieron á seruiros. 

Con vna letra que diga: 

t Quien en peligro se pone 
do ningún remedio espera, 
de la vida desespera.» 

Doña Violante Centellas, tnuger 
de Angelo Galeoto, 

Vos, de seda d' alegría, 
labrad. Señora, vnas rosas, 
qu' es la flor que merescia 



I C puesto. 2 C. Beamonte, 



Digitized by LjOOQIC 



APÉNDICE. 



5o7 



que os diessen en la porfía 
d' entre mil damas hermosas: 
é pues la aueys merecido» 
labrareys vna galera , 
que avnc' ' os ponemos postrera, 
aueys sido la primera 



aueys sido la primera mil muertes se les oi 

que en muy buen puerto a surgido, de pesares é passion 



Con vna letra que diga: 

«La gloria está más segura 
do 'stá contenta ventura.» 



De las otras damas que no eran 
de la Reyna, 

A la Señora Duquesa de Milán. 

De seda de honestidad 
vna rueda de fortuna 
vos y gran Duquesa, labrad, 
porqu' en su desigualdad 
n' os ha sido ygual ninguna: 
vna palma labrareys 
que lleueys á su despecho, 
porque, cierto, de derecho 
con quanto mal os ha hecho, 
de virtud la mereceys. 

Con vna letra que diga: 

«No tiene fuer9a fortuna 
sobre la virtud ninguna.» 

Á la Señora Doña Bona, su hija. 

Vos, Señora Doña Bona, 
de blanco é seda encamada 
labrareys vna corona , 



pues vuestra real persona 
1' a de traer esmaltada. 
Más labrad vna prisión 
donde estén los que padecen , 
los qu' en ver que n' os merecen 
mil muertes se les ofrecen 



Con vna letra que diga: 

«La mayor pena 
es la que razón condena.» 



A la Señora Princesa de Salemo, 

Vos de vuestras tres colores 
vn laborinto * labrad. 
Princesa, pues sin fauores, 
matays á dos mil d' amores, 
sin que esperen libertad : 
é también labrad dos puertas 
que cierren esta prisión; 
que si mueren de passión, 
muchas más las damas son 
que teneys d' embidia muertas. 

Con vna letra que diga: 

«Vos soys tal que quien os mira, 
d' embidia ó passion sospira.» 

A la Señora Princesa de Visiña- 
no, Seruiala Don Lixys de Ixar. 

De negro, blanco é morado, 
labrad , Señora , vn león , 
porque quien os ha mirado, 
en sus manos d* él ha dado, 
viendo vuestra perficion: 



I C. avnqu' os. 2 C. labyrínto. 



Digitized by LjOOQIC 



5o8 

é porque del nombre d' él 
y el vuestro la letra es vna, 
labra, Señora, vna luna, 
no con claridad ninguna, 
pues que no ay ninguna en él. 

Con vna letra que diga: 

•La vida que biue escura 
y en peligro, poco dura.» 



A la Señora Marquen de Pescara, 
d quien seruia el Marqués de 
Bitonto. 

De seda amarilla é grana 
labrad, Señora, vn pinzel, 
do vea, dama galana, 
quien os viere tan vfana, 
que Dios os pintó con él : 
é labrad vna coluna 
de las dos de los estremos, 
do vuestro nombre miremos , 
é también porque en vos vemos 
que en estremo vos soys vna. 

Con vna letra que diga: 

«Si más d' una no tuuiera, 
en mí sola la pusiera.» 

A la Señora Doña María d' 
A Ufe ', a quien seruia el Prior 
de Micina, 

De morado é d' encarnado, 
qu' es amor y crueldad , 
labrad , Señora , vn cannado ^, 
pues qu' estas dos han cerrado 



APÉNDICE. 

con mi fe mi libertad: 
é vnas emes de manera 
labradas de vuestra mano, 
que maten lo qu* está sano, 
pues en vos matarme gano 
mi vida en que por vos muera. 



Con vna letra que diga: 

cAvnque en veros no se gane, 
mas del mal no 's bien que sane.» 



La Señora Isabel, a quien seruia 
Don Carlos de Aragón, 

Con pardilla é leonada, 
qu* es congoxa trabajosa, 
labrad mi vida labrada 
d* estas sedas más penada , 
pues vos soys la más hermosa: 
é vnas alas con que buela 
labrareys d' estas colores, 
pues que por vuestros amores , 
siendo sus penas mayores, 
con la causa se consuela. 

Con vna letra que diga: 

•Ha bolado mi ventura 
tan alto, que al ñn la traxo 
congoxa é trabajo abaxo.» 

Endereza la obra. 

Assy que , Reyna excelente , 
é damas del mundo estremas, 
lo que aquí pide esta gente 
que su mal pori>ien consiente. 



D. deAlife, 3 D. calnado. 



Digitized by LjOOQIC 



é su passion en sus temas, 

es que labre cada vna 

la muestra que le cupiere , 

porque sepays que el que muere , 

é lo sepa quien las viere , 

qu' es muerto sin culpa alguna. 



Y estas obras acabadas 
de labrar en este paño, 
vereys todas las puntadas 
que en nuestr' alma han trauessadas 
los puntos de vuestro engaño; 
é vereys lo que sentimos , 
labrado de punto en punto; 
vereys el biuo difunto; 
vereys labrado el trasunto 
de los males que sufrimos. 

Vere3rs claro en estas muestras , 
Señoras, lo que causays 
con las condiciones vuestras; 
vereys las passiones nuestras ; 
vereys cómo nos tratays : 
vereys en este dechado 
de vuestras mismas lauores , 
los males é disfauores 
que por seros seruidores 
sufrimos de nuestro grado. 

É vereys dos mil despechos 
con que nos teneys vfanos ; 
vereys que estamos dessechos 
de la vida , é satisfechos, 
siendo obra de vuestras manos : 
é assí n' os duela labralla, 
pues no nos duele sufrilla ; 
labralda por marauilla, 
pues no nos teneys manzilla , 
ni nossotros de passalla. 



APÉNDICE. 

É acabado de labrar, 
quien d' estos males sintiere , 
si muestras querrá sacar, 
aquí las podrá hallar 
de la suerte que quisiere : 
aquí poca piedad, 
aquí muy poco fauor, 
aquí mucho desamor, 
aquí sobrado dolor, 
aquí mucha crueldad. 



5o9 



Aquí muy poca esperan<;a , 
aquí sobrado tormento, 
aquí poca conñanga, 
aquí muy poca bonanza , 
aquí mucho sufrimiento; 
aquí sobradas querellas , 
aquí desseos sobrados , 
aquí los apassionados 
contentos de ser penados 
por la misma causa d* ellas* 

Aquí muy poco plazer, 
aquí sobrado pesar, 
aquí mucho padecer, 
aquí poco merecer 
los males para penar: 
aquí poca vida buena , 
y essa qu* es muy peligrosa , 
y á la ñn la mejor cosa 
es que quien menos reposa 
más contento están ' en pena. 

Aquí verán qué sentimos , 
aquí verán qué passamos , 
aquí verán qué sufrimos, 
aquí verán qué dezimos , 
aquí verán qué callamos : 
aquí verán qué hazeys, 



I C está. 



Digitized by LjOOQIC 



5lO APÍNDICB. 

aquí verán qué bazemos, 
aquí verán los estreñios 
del mal que por bien tenemos, 
del bien que por mal teneys. 

CABO. 

É assí será esta lauor 
para dotrina é memoria; 
á los que saben d' amor, 
de sus penas é dolor, 
y á quien nó, qu' es pena y gloria: 
aquí los vnos sabrán 
los males que en ellos caben; 
aqui los que no los saben 
sabrán antes que os alaben 
lo que después passarán. 



ao6 



(7.,/. 184.-6'.,/. I75.-íIm/. 338 (w.) 

Otra suya ' a vn verso que 
dice: 

In irrecuperabílibus sola obliuio 
est medela^ 

Bien sé yo, triste cuytado, 
que para A bien que e > perdido, 
si no puede ser cobrado, 
para aliuiar el cuydado 3 
qu' es medicina ell oluido: 
mas si es sin precio el valor 



de la cosa qu* es perdida, 
¿qué medicina mayor ^ 
que crecer en el dolor 
para menguar en la vida? 



207 

(T., /.48 F.-5., /. 47.-it., /. 89 V.) 

GMnien^an las Obras de Don 
Antonio db Velasco; y esta 
primera es vn testamento que 
hizo en nombre de vn por- 
tugués, llamado Ruy de 
Sande. 

En mi voluntad postrera 
mando y pido á miña dama 
que no hable á Val de Rama, 
y al Marqués que no ^ le quiera. 

Mando eu miña fantasía 
á meu fiUio major 6, 
porque es la cosa mejor 
que en mi casa yo tenia; 
y á los otros más medianos, 
cada vno aya su parte 
de aquel desprecio galante 
que tenia de los castellaos 7. 

O corpo mando á la térra, 
y que á Burgos sea Ueuado, 
poys allí, por mi pecado. 



I El Señor Knapp , en las Ohrai de Bascan , incluye esu composición entre las de 
este autor, aunque advierte la tomó de vn pliego suelto, de letra del siglo xvi. (N,del E.) 
2 C. y Flor, d r. c. qu' es. 3 Este verso falu en la Obras de Bascan ata- 
das. {N del E.) 4 Obras de Bascan, mejor. 5 Z). non. 6 C ¿>. filio 
mayor. 7 C. D. castellanos. íT os castellaos? 



Digitized by VjOOQIC 



apíndicb. 



fo el comento de mi guerra; 
y allí entre los de Velasco 
do pinté > mi chapería, 
con mi ropa de damasco 
que me vestian ^ aquel dia. 

La marta con que sallí 
galán á Pasqua de flores, 
con que á damas y señores 
tanta risa é plazer df; 
con el mi vayo terciado 
y mi verde tahelí, 
seja posto sobre mí 
donde fore sepultado» 

Mi loba prieta, frisada, 
compañera del collar 
que saqué para dezar 
memoria de la embaxada, 
désse assí como está tal 
al dotor de Guadalupe , 
poys foy solo de quien supe 
qu' era d' amores mi mal« 

La miña entrada que fez 
con el Marqués ^ á Narbona, 
sin otras que mi persona 
muytas vezes fizo en Fez, 
en vna vandera grande 
sejan postas sobre mí: 
las letras digan assí: 
tAquí yaze Ruy de Sande.» 

La marlota prieta é blanca, 
cosida con filos d' oro, 
con que hize tomar moro 
al Marqués de Villafiranca, 
sobre mí quede por cota , 



en memoria que fuy tal 
que honrró más á Portugal 
que no la de Aljubarrota. 



208 

(T^ /. 49 V'S,, /, 47 v.-i4.,/. 91.) 

Copla sola ^ suya á vna dama 
que le auia dado vna faxa 
colorada. 

Esta faxa que me distes 
suplico 's que la tomeys, 
y otro dia no fieys 
alegría de hombres tristes; 
porque según mi tristura, 
dicha ha sido en mi poder, 
Señora, no se boluer 
del color de mi ventura. 



209 

{T., f. 49— 5n /. 47-'*.. /. 90> 

Esparsa suya, porque su com- 
petidor le dio á su amiga 
vnas oras. 

Las oras que son passadas 
en mis males , años fueron; 
las que á vos, Señora, os dieron, 
pudieron ser muy pintadas, 
mas muchas fedtas tuuieron. 



I se pinte? 2 C. vistan, 
de 1 327.) 4 C. Copla tuya. 



3 de S^ete, (Nota manuscrita del Cancionero 



Digitized by LjOOQIC 



bí2 

Las horas de merecer 
son las horas de tristura, 
que ante vuestra hermosura. 
Señora» no puede ser 
ninguna buena pintura. 



APÉNDICE. 



210 

Del mismo, porque vna dama 
le demandó prestado vn pe- 
nacho, y ella lo prestó a otro 
cauallero. 

No lo recibays por mote» 
pero quiérome quexar 
que me quesistes pelar 
por emplumar vn virote. 



211 



(T., /. 49—5.,/. 47 «'•-^•> /• 90 V.) 

Otras suyas á vna dama de la 
Reyna, porque teniendo seys 
seruidores, en vnas justas 
que ' hizieron no salió nin- 
guno d' ellos á justar. 

Pues que con seys seruidores 
no poneys tela , Señora , 
no soys buena texedora. 

Si tela quereys ordir, 
póngala el de Benauente ; 



hartará toda la gente 
de plazer y de reyr. 
Mandalde ^ luego escreuir 
que venga á justar, Señora; 
no soys buena texedora. 

El Almirante desseo 
que viniesse aquí á justar; 
no le podrien ^ encontrar 
sin hazer encuentro feo. 
Todos dirán : — No le veo 
quexar sino de vos , Señora , 
que no soys buena texedora. 

Embiá por el de Saldaña , 
que es hombre de mucha fuerza, 
qu' el de Haro no se esfuer^ 
en el cuerpo ni en la maña; 
que si el diablo no os engaña , 
no los temeys más de vn ora; 
no soys buena texedora. 



212 

Respuesta del Almirante. 

Salga el cabo de Castilla 
con su lengua de picaba, 
é Don Antonio con su ma^a , 
puesto de pies en la silla; 
é será gran marauilla 
si le vierdes vos , Señora ; 
no soys buena texedora. 

Don Antonio si á mi cree, 
no saldrá aquí á justar, 
porque lo que no se vée 



C. que se h. 2 D. Mandadle. 3 D. podrían. 



Digitized by LjOOQIC 



APÍNDIOB. 



5ií 



no se puede bien juzgar. 
¿Pues porqué-se ha de enamorar > 
el que > nadie enamora? 
No soys buena texedora. 

No puede auer sino falta 
en Don Antonio ^ el torzuelo, 
porque á dos dedos del suelo 
tiene la tela por alta. 
Pues si al encontrar no salta , 
no le vereys vos, Señora : 
no soys buena texedora. 

FW. 

É pues no tiene manera 
para justar el Señor, 
digo que será mejor 
que le saquen por cimera; 
pues su letra la primera 
es del nombre de vos. Señora, 
no soys buena texedora. 



2l3 



(T., /. 49.-5:, /. 47 v.-il., /. 90.) 

Del mismo, á vna dama que 
Ueuaua vna toca de camino 
en la cabera. 

¿Sabeys porqué da passion 
el tormento de la toca? 
Porque salga por la boca 
lo que está en el coraron. 



Cata que no confessays 4; 
callad , tened sufrimiento; 
descubierto el pensamiento, 
ningún remedio teneys. 



214 



(7.,/. 49 -S,,/. 47'-' A^f. 90.) 

Del mismo. 

Señora, ¿de qué os quexays? 
¿qué os he hecho? 
Si de mí teneys despecho, 
¿para quándo me guardays» 
pues sabeys 

que en vuestra mano teneys 
matarme quando querays? 

Lo que yo, triste, ganaua 
en que biuia , 
era sólo en que pensaua 
que os seruia; 
mas la muerte 

m' es la causa 5 menos fuerte, 
pues engaño recibía. 

La vida para os seruir 
la desseo; 

mas pues el contrarío veo, 
mucho más gano en morir; 
que la vida , 
á vuestra causa perdida, 
no es pérdida de sentir. 



I ¿P. p. ha d. e.? 

b C. cosa. 



2 C. el q. á nadie. 3 D. A. el T. 4 C confeseys. 



33. 



Digitized by LjOOQIC 



5i4 



APáNDIOS. 



2l5 



(T.,/. 49-— S.. /. 47 «'•-^M /. 90 ^') 

Otra suya á vnas damas, por- 
que vn galán que yua con él 
cantó mal delante d' ellas. 

Señora , si mal cantó 
el galán que os ba loado, 
pues lo hizo d* empachado, 
no merece ser culpado; 
y pues I es cosa mia 
no 's deueys marauillar, 
que quien va en mi compañía 
no puede sino llorar. 



216 

Otra obra suya, de vn juego 
que hizo para las damas de 
la Reyna. 

Toma, biuo te lo dó. 
— ¿Para dó? 

— Para ver á Doña Juana ». 
— Vamos de muy buena gana , 
que muy bien me pareció. 

Toma , biuo te lo dó. 
-¿Parado? 
—Para la dama d' Espés. 



¿No miras qué linda es? 
Bien parece dó nació. 

Toma . biuo te lo dó. 
—¿Para dó? 

— Para Doña Castellana. 
— Mira que muy tarde sana 
quien por ella adolesció. 

Toma, biuo te lo dó. 
—¿Parado? 

—Para Doña Isabel Fabra. 
— En essa ya no se habla , 
que temprano se casó. 

Toma, biuo te lo dó. 
—¿Parado? 

—Para ver á Doña Elena. 
— Al que prende su cadena , 
nunca d' ella se soltó. 

Toma, biuo te lo dó. 
—¿Parado? 

— Para ver all Esperanza. 
— Mira que nunca se alcanza: 
su nombre nos engañó. 

Toma . biuo te lo dó. 
—¿Parado? 

—Para Madamisella ^ Ana. 
— Désse á ella la mangana, 
que muy bien la mereció. 

Toma , biuo te lo dó. 
—¿Para dó? 

— Para que es cierto luego 
ser la mejor d' este juego 
Doña Ana de Ceruato. 



C Y p. es la causa roía. 2 D, Joana. 3 Mad'misella? 



Digitized by LjOOQIC 



217 



Glosa de la Candon que dize: 
jíl dolar de mi cuy dado; hecha 
por el Obispo de Cibdad Ro^ 
drigo, llamado ViLLAQOí&AN. 

Los grandes merecimientos 
qu' en vos son sin ygual grado, 
me ponen mil pensamientos 
y añaden nueuos tormentos 
al dolor de mi cuydado; 
que robando ell afición 
vuestra gala y hermosura 
á mi triste coraron, 
menguádole < galardón , 
siempre le crece tristura. 

É de verme assí vencido 
estoy del todo turbado; 
llagado de vuestro oluido, 
de vuestro bien despedido, 
mas no por eso mudado; 
qu* el sello con que amor sella 
assí imprimió su figura, 
que ningún mal ni querella 
podrán jamás desfazella, 
por mal que diga ventura. 

Que con tal tiempo ha jugado 
vuestra merced con mi vida, 
quando pienso auer ganado, 
vos me teneys rebidado ^, 
yo la esperanza perdida; 
cobrando menos temores, 



apíndiob. 

perdido todo el reposo, 
y con tales sinsabores, 
tienen vuestros disfauores 
el pensamiento dudoso. 



5i5 



Assy que dap ocasión 
á daño muy peligroso; 
que el desseo y la razón 
conuierten el coraron 
con vn beuir congozoso. 
El desseo desseando 
con firme fe no vencida; 
la razón desengañando, 
de vuestro oluido quexando, 
me da muerte conocida.' 

Yo querienclo resestir ^ 
las fuerzas de desuentura, 
comencé entre mí á dezir: 
el vencer está en sufrir; 
esfuerza con la cordura, 
tú que mucha lealtad 
tu querer nunca cansado 
tuuiste con su beldad, 
vencerá su crueldad, 
no biuas desesperado. 

FIN. 

Verdad es que el pensamiento 
tengo del todo assolado, 
porque no veo ni siento 
que os doleys de mi tormento, 
mas no por esso mudado; 
porque está tan imprimida 
esta fe y tan segura , 
que nunca será perdida, 
ni de mi alma partida, 
por mal que diga ventura. 



1 C. D. menguándole. 3 revivado? 3 C /). reustir. 



Digitized by VjOOQIC 



5l6 ÁPÍNDIC8. 

(T., /. I7t ».-5., /. Ifi4.-it., /. 3i6.) 

Obra de Mossbn Vihyolbs, desdenyat ' de sa enamorada; en 
lengua valenciana. 

Pensant en vos, tresor de ma ventura, 
plorle * el pasat ab aygua d' entrenyor; 
pensant^en vos, coltell de ma dolor, 
plora '1 desig passant de goig fretura; 
plora '1 recort et plora '1 pensament, 
plora lo cort ^ ofes 4 de gran ofensa ; 
plora lo gest, plora la trique ^ pensa, 
plorant absent lo jorn que us fui present. 

Viuda román la voluntad deserta , 
viuint en vos lo grat mort pera mí ; 
viuda román V amor a que us seruí, 
viuda román la fe de dol cuberta: 
viuda román la pena del desig, 
viuda román ma vida desolada , 
viuda román la veu desamporada ^, 
vesos ^ cantant hon sois dolor se lig. 

Sens vos tinch yo la pau per enemiga, 
puix me volen ^ en tot per enemich; 
sens vos prech ^ yo aquell cruel abrich 
de soledat quels desamats abriga: 
sens vos tinch yo mon sperit amarch; 
sens vos tinch yo la vida tan amarga , 
que si mercé lo terme no m' allarga , 
sens auer ñ lo meu plant será larch. 

¿On es lo jorn, on es lo punt é 1' ora 
on yo perdy los bens de libertat? 



I C desmayat 2 />. plorel el p. 3 />. cor o. 4 B, D. c. offes. 
5 C. triste. 6 C deiemparada. />. desamparada. 7 D. versos. 8 C toI 
eu en t. 9 C D, prench. ' 

I 



Digitized by LjOOQIC 



APÍNDICE. 5 17 

¿On es la Maf qu' axim te catiuat? 
¿On es lo mal per qui ma lengua plora? 
¿On es lo bé que m' fa tant desigar? 
¿On es V engan de tanta conexen9a? 
¿On es lo grat amor é benuolen^a 
que del pus cert me fa desperar >? 

Lan^a del eos un anima tan trista , 
o mort cruel, yo no pene tot sol; 
lan^am del nom ^, vaja 'n infern sis vol» 
puxt aquels 4 vlls de tan amarga vista 
obrem los pits mostrar sal cor tancat, 
hon escolpit está com en lo marbre 
aquell dol^ nom qu' amor coUi d' um ^ arbre , 
florint virtuts en rame ^ d' onestat. 

Absent de vos lo cor, de mí s' absenta , 
per ser present al seo desigat bé ; 
absent de vos, ni so stat ni seré, 
ni so content per fer á vos contenta ; 
ans crech será lo que us he dit tostemps, 
pux viu samort. y mort me desampara; 
dos rius de plor me corrent per la cara , 
lan^at per vos d* amor en tais extrems. 

En fe d' amor per vos passé tal vida , 
que deis pus trists me feu ser enuejos ; 
en fe d' amor al treme 7 dolors 
yo so ates hon tot recort m' obliga; 
en fe d' amor seguex lus de raho 
la voluntat per suspitosa senda ; 
en fe d' amor de mí ha feta venda 
1' enteniment per preu d' un vostre nó. 

Si es la fam que namorades ales 
an perseguit ^ seguint la fins al cel ; 
si es lo golf qu' ab fortunal estel 
he nauegat corent per ones males ; 



I C. lo. 2 C. desesperar. 3 C. moii« 4 C. D, tan quels. 5 D. d* ún. 
6 C runa. 7 D. lermc—t dolaros? 8 C a perseguint la f. a. c 



Digitized by LjOOQIC 



Si8 apíkdiob. 

si es estat vn volant animal , 

mol pus I lauger quels peregrins en '1 ayre; 

si es estat lo tro lampy desayre 

que m' ha lan^at * al centre de tot mal. 

Lágremes son los bens que puch ateny ^, 
lágremes son les leyes en que yo crech, 
lágremes son senyales 4 ab que conech 
quel b¿ que us vuU ames nou pot estrenjrr; 
lágremes son lo dol^ past quen ^ nodrix ; 
tot altre gust mon apetit desdenya; 
lágremes son les qu' encenen la lenya 
del foch secret callant que m' destroix. 

Amor mossen ^, e no d* amor me doue ^; 
amor me té , ¿ no m' vol per catiu ; 
amor m' a pres sens ales en lo niu ; 
amor me fír pells vUs que yo tant ame : 
amor m' a dat á qui no m' pren per seu ; 
amor no vol que d' altre voler sia ; 
amor consent que senta nit é dia 
vn sentiment que nol sub ^ dir ma veu. 

Vasen lo jom, é torna la nit queda , 
hon tot treball te loch ^ d' auer descans ; 
vasen la nit, hil sol alegráis plans, 
hils ocellets cantant en 1 arboreda; 
yo tostenps trist, donant cer incert , 
mal grait ><> incessantment treballe , 
plorant la nit los mals qu' el dia calle ; 
dormint en goig, y en la dolor despert. 

Aconortat so ja de quant puch veure , 
aconortat de tot quant puch 030-, 
aconortat de viure o morir, 
aconortat molt mes del que s' pot creure ; « 
aconortat de tot lo bé perdut. 



I D. pues. 2 C lanzar. 3 C. D. atenyr. 4 /). senyalt. 5 D. que 
m*. 6 />. Mossen.^m* of/en? 7 C. dame. 8 Z>. scab. 9 C lach. 
10 C grit. 



Digitized by LjOOQIC 



apíndiob. 5 19 

aconortat que s' amor me cobra , 
hoc ya la ff aconortat ques obra 
lo cor secret ab clau d' ingratitut. 

Aspre conport , conport que no conporta 
los mals presents, e vol los per venir; 
altar hon yo sacrificant offir 
los vius desigs ab esperanza morta; 
amarga font que de trenta é tres anys 
m* a fe tornar al seny deis primers dies , 
plorant tosté nps no sois les penes mies, 
mas la error de tant perduts afanys. 

Tornada. 

Flor d* onestat, de vos naxen los banys 
curant d' amor diuerses malalties; 
mas á mí, trist de tristes fantasies, 
m' an donat mal pié d' acidents estranys. 



219 

(7., /. 173.- S., /. 164 v.-i4., /. 317 V. (m.) 

Resposta del matix, a vna Senyora ' que li demaná qual es ma- 
jor dolor: perdre sa namorada per mort, ó per noues amors. 

Mirant en vos, examen de pintara, 
totes les parts que us fan del mon pus bella, 
yo so stat pres e sius para marauella, 
no pot alguna ^ fugir ^ á sa ventura; 
preñen me donchs, que no us será ofensa 
teñirme ensenps ab tots los altres vostres, 
porque 4 vegan ab verdaderes mostres 
les grans virtuts qu* en vos lo cel dispensa; 
mostrant que son de puritat V ermini 
senyojant ^ amor ab gran domini. 



I O, Señora. 3 Z). algún 3 C. fulgir. 4 D, perqué. 5 D. senjo- 
rejant. 



Digitized by LjOOQIC 



520 APÉNDIOB. 

Vos demanau qual pena mes tormenta: 
r enamorat perdent sa enamorada '; 
veurela 'n mans d* algu senyoregada, 
ó que s' morís quant mes ella contenta. 
Mon poch no pot dir ni compendre * 
los ^ qu' es pertany seguint la vera 'stima, 
e 4 majorment en questio tan prima, 
que n' ha sobrat les forces del entender ^; 
mas perqué se lo despeny ^ quant me costa, 
plorant mos mals yo faré la resposta. 

Tots los treballs, turment, dolor é pena 
quels amadores sostenen cascun día , 
son per hauer cascu la que voldria, 
segons la sort naturalment ordena: 
la qual james ni cessa, ni reposa, 
fins que lo grat nostra salut 7 desperta, 
que lo desdeny al grat fa mayor nosa, 
hi si la mort lo be deis vUs s* emporta, 
recort d* amor V enamorat conforta. 

No es negu que sois per si merezca 
aquell gran do qa* amor amant li dona; 
é axi james ni mata, ni perdona, 
ni viure vol é tem que no pereixca: 
viu ^ trist, confus, morint de ora en ora, 
vol lo ^ dessig é no lo que desiga; 
escriu tristor hon porque goig se liga; 
riu sab dolor, é d* alegría plora ; 
fuig del engan, seguint la ><> que V engaña , 
desdiu parlant lo que callant demana. 

Per lo desig qui per la companya 
resta contenta ^ ven9ut de sa empresa, 
es de tot mal sa i^ voluntad defesa, 
cessa '1 recel que viua '1 constrenya, 
cessa '11 treball ab tot fos agradable. 



X C sa nomorada. 3 D, comprende. 3 C lo q. 4 C a. 5 D. en- 
tendre. 6 C. despen y q. 7 C salue. 8 D, vn. 9 D, vul lo. 10 C se- 
gunt lo. II B. D, content. 12 C. la. 



Digitized by LjOOQIC 



ÁPilfDtOB. 521 

cessa 11 perill, é cessa la sospita; 

lo seu stat en mens de Deu abita, 

nol pot lanzar fortuna variable, < 

nilsacidents de passio 1* turmenten ', 

ni sent dek mab quels trists desamats senten. 

¿Qu¿ sent lo cor, estant dins la que s* ama> 
tot transportat >^ quan veu aquelles festes, 
los dol^ mots, les naturab requestes? 
¿Qué sent lo grat, qué senten les orelles, 
é voluntad ^ ofesa sense ^ culpa? 
¿Qué sent lo trist? Que s' mor é desenculpa, 
viuint d' afayns é d* esperances velles; 
no sab d' amar lo qui mort acompara 
á la dolor que s' mostra cara á cara. 

FIN. 

En tal parer yo vull morir é viure, 
cercant les leys d* amor clara á la letra; 
ab passio que les ^ ossos me penetra, 
si vos no m' feu de mort que so reuiure, 
de que vs han vist mos vlls james tanquen, 
per dar descans á la cansada forga , 
los sperits s* aparten de la scor9a, 
fogint de mí perqué á vos no manquen; 
vos sois bastau mirant tant alegrarme 
que cessarán los mals de turmentarme. 



220 
{T.,f. 147 y-S., /. l40.-.i4., /. 373 V.) 

Soneto ^ en ytaliano, mostrando todos los efetos de amor ser 
dulces. 

Dolce mal, dolce guerra e dolce ingano, 
dolce rete de amore e dolce ofesa , 
dolce languire e píen di dolce afano. 
Dolce vendecta in dolce foco acessa 



I C tormenten. 3 B. C. transportar. 3 Q volunUt. ^ D, senM. 
5 D, quela. 6 De Tapia. 



Digitized by LjOOQIC 



522 ÁPÍKDICB. 

di dolce honor che par giamai non baue 
pruicipio de la mia si dolce impressa. 

Dolci segni ch' io segno > e dolce ñaue 
che porta la mia speme al dolce nido 
per V onde de pensieri dolce e suaue. 

Dolce insido, sostegno e cader sido; 
dolce longo dubiare e saper corto; 
dolce chiaro silentio e roco crido. 

Dolce chiomar justicia e chieder torto; 
dolce andar procaciando y damni suoi; 
dolce del suo dolor farsi conforto. 

¡ O dolce stral che 1 cuor de ambe noi doi 
ferendo intrasti U doue altro mai 
non passó prima, ne passear poi! 

Dolce del propio ben sempre trar guai » 
et gir pur del suo male alto cantando; 
dolce iré, dolci pianti e dolce lai. 

Dolce temendo, amando e desiando 
romperé vn saxo e racendere vn gelo, 
pregando, sospirando e lacrimando. 

Dolce dinanti agli occhi ordirse vn velo 
che no lasa veder ben che si mire , 
fronde in selue , aqua in mare ó stela in celo. 

Dolce portare in fronte i soi desiri 
e dentro auere il fuoco ognor intorno; 
mandar de longi el suo soy martyri. 

Dolce uia piü timer de giorno in giorno 
et ardit > menor, e sol de vna figura, 
al alma spechio, fare la nocte il giorno. 

Dolce hauer pib d* altrui che de sé cura, 
e gouernar doe voglie con vno freno 
et in común recare ogni ventura. 

Dolce no esser mai beato a pieno, 
ne del tuto infelice , e dolce espesso 
sentirse inanti el tempo venir meno, 
e per sercaré altrui , perder sé stesso. 

Dolce et amar destin che me sospince 
lá doue prima amor sensa contesa 
el dolce amaro lacio al cuor me auise. 



V B. D, liguo. 3 C ardir. 



Digitized by LjOOQIC 



APÉNDICE. 523 

221 
(T., /. 148 y.-5., /. i40.-i4., /. 274.) 

Otro \ mostrando todos los efectos de amor ser dulces é amargos. 

Dolce et amar desire che al cuor dicese , 
tronando a gli occhi incauti apta via ; 
dolce e amaro el fuoco che me acese. 

Dolce et amar fulgor che uíuo vssia 
del sguardo homecidial che speme porse 
a la dolce et amara speme níia. 

Dolce e amar sperar che me do socorse 
nei dolci e amarí guai , tal che giá morto 
del dolce e amar mió mai no me acorssi. 

Dolce e amar parole che conforto 
diero al dolce y ^ amare mee pene 
che scripte nel fronte e nel cuor porto. 

Dolce e amar semblanti che mantene 
verde la dolce e amara piaga antica 
che el ^ hora in hora piü crecendo mene. 

Dolce e amar pensier che me nutrica 
sol de memoria dolce d* umble 4 viso, 
ma d' una dolce e amara mia nemica. 

Dolce e amar contenti in breue riso, 
dolci ochii e ammari e pien de sidi ingani 
che lusingando man da me diuiso. 

Dolce e amar temeré vscir de afani , 
dolce e amar sperar no tronar pace , 
dolce e amar bramar tucti soi dani. 

Dolce e amar fuggir quel che sol piace , 
dolce e amar chiedendo altrui mercede ; 
con gli occhi dir quel que la lengua tace. 

Dolce e amar e altrui tropo gran fede 
hauer, e agli occhii suoi negare il vero 
e a se stesso giurar quel che non crede. 

Dolce e amar voler ch' el suo pensiero 
in liberta d' altrui seruo sia messo, 
ne de suo voglie cañe al ^ cimo impero. 



De Taha. 3 D. et. a. mel 3 tThora? 4 C. d' um beL 5 C alcuno. 



Digitized by LjOOQIC 



S24 ápínbiob. 

Dolce e amar d' altnii dolerse spesso, 
e vedeodo sé acorto essere ofesso; 
per non odiar chi ofTende odiar se stesso. 

Dolce é amar da lei essere intesso, 
e dopo longo afano e gran dolore 
a conseguir pietá veder se dacesso. 

Dolce e amar temer da vn predatore, 
et hauer del suo ben tener silencio; 
onde se vede che al regno d* amore 
é qual el melé tempéralo con ascentio. 



<C>nrVi3> 



Digitized by VjOOQIC 



ROMANCES. 



222 
(T., /. 1 14.-5., /. io8.-i4., /. s 14 y.) 

Otro romance de Garci Sán- 
chez DE Badajoz '• 

Despedido de consuelo, 
con pena de amor tan fuerte , 
queriendo darme la muerte, 
de verme desesperado, 
por consolar mi cuydado 
me salí por vna senda ; 
dolor me tomó la rienda , 
por no llenarme en sossiego; 
desamor que vino luego 
se puso junto comigo. 
Con estos males que digo 
comencé de caminar; 
yua tan biuo el pesar, 
metido en mi coraron, 
que no dexaua razón 
con que pudiesse valerme. 
¡Tanto temí de perderme I 
Con el mucho desatino 
víme fuera de camino; 
lo que más yo desseaua, 
con la passion que lleuaua, 
me metí por vnos valles 
por do vi cantar las aues 
con señales de alegría. 
Viendo tan muerta la mia , 



dobláronse mis dolores: 
con mucha pena de amores 
este cantar comencé: 

tHagádesme, hagádesme 
monumento de amores ¡hél» 

A las bozes que tenian, 
triste con lo que sonaua, 
el coraron discantaua, 
con sospiros su passion; 
al son de tan triste son 
descantaua * el pensamiento; 
mas amor y su tormento 
se pusieron en el alma; 
con vna passion sin calma 
me yua dando la muerte , 
que fuera rica mi suerte 
si lo hizieran assí. 
Desque yo, triste , sentí 
que me alegrauan ^ la vida , 
con boz el alma partida 
me fué 4 con este cantar: 

«No se puede remediar 
con la vida mi dolor, 
que la muerte es lo peor. 

»Justa cosa fué quereros; 
no ay mayor bien que miraros ; 
impossible es oluidaros 
quien vna vez pudo veros. 



I Véase en la primera parte, núm. 468, página 554, ^ composición del mismo 
autor que empieza: «Caminando por mis males.» (N.del E.) 2 C, descansaua. 
3 C. alargaua. 4 C. fui. 



Digitized by LjOOQIC 



536 



APÉNDICS. 



1 Porque Dios os ha querido 
hazer de tal excelencia, 
que para con vos ausencia 
no puede causar oluido. 
Pues, si sabeys conoceros, 
bien podeys asseguraros, 
qu' es impossible oluidaros 
quien vna vez pudo veros. 



223 

Glosa suya ' al romance que 
dize: 

uPor mayo era, por mayo.v 

Si anaor > libre estuuiera, 
no sintiera mi prisión, 
é si fuera donde os viera, 
fuera gloria mi passion. 
Lo que más me desespera, 
más de todo mi dolor, 
quando siento más desmayo, 
por el mes era de mayo, 
quando haze la calor. 

El que tiene lastimado 
el coraron de pesar, 
en el tiempo aparejado 
para más plazer tomar 
biue más desesperado. 
Tal estoy ^ en llamas d* amor, 
biuo como salamandria , 
quando canta la calandria 
y responde el ruyseñor. 



É de verme assf captiuo 4 
en todo sin libertad, 
es la vida que yo biuo 
menos de mi voluntad 
que la pena que recibo: 
qu' en pesares y dolor 
veo mis dias gastados, 
quando los enamorados 
van á seruir al amor. 

En el tiempo que las flores 
cubren los campos suaues 
d' estrañas, lindas colores, 
é comien(;an ya las aues 
á cantar por los altores; 
todos biuen sin passion, 
todos andan sin cuydado, 
sino yo, triste cuytado, 
que biuo en esta prisión. 

En la qual la luz no veo, 

no viendo 's á vos , Señora; 
é sin veros, no la creo; 
ni la noche sola vn hora 
no la duermo de desseo: 
y de aquesta ocasión 
tal esto, Señora mia, 
que ni sé quando es de dia , 
ni quando las noches son. 

No sé de mí qué hazer, 
ni ^ el morir no me socorre : 
¿quién podrá al peso ^ tener 
el cuerpo en aquesta torre 
y el alma en vuestro poder? 
D' estas penas la menor 
fuera impossible sufrilla. 



I Está puesta en los Cancioneros entre los romances. (N. del E.) 2 Si de a.? 
i T,estó? 4 D. catiuo. 5 C sie.iD. 6 C al preso. 



Digitized by LjOOQIC 



apíndiob. 



527 



sino por vna auezilla 
que me cantaua all aluor. 



FIN. 



Esta es la breue esperanza 
que en vos. Señora » he tenido, 



que ya por mi mal andanza 

r a tirado vuestro oluido 

y muerto en vuestra membranfa. 

Ya no espero redención, 

qu' en su muerte desespero; 

matómela vn ballestero; 

déle Dios mal galardón. 



Digitized by LjOOQIC 



INUENCIONES 

Y 

LETRAS DE JUSTADORES. 



224 

Una letra de vn galán que sacó por cimera vn manojo ' de pie- 
dras que están por los caminos por señal á donde han muerto 
algún hombre. 

Si por quien perdí la vida 
con dolor piedra pusiera^ 
perdella no me doliera. 

225 
(T., /. 1 19.-&, /.ni p^A., /. sso V.) 

Un galán sacó por cimera vna malua, é dixo: 

Su nombre no *me conuiene , 
que mi mal no va, mas viene. 

226 

(T.,/. 119.-5.,/. III tf.-i4.,/.Mov.) 

Garci Sánchez de Badajoz, porque estaua mal con su amiga, 
sacó unos tabaques de pedir por Dios, quebrados, y dixo: 

Porqu' el bien que amor hiziere 
se caya quando viniere. 

1 C. montón. 



Digitized by LjOOQIC 



GLOSAS DE MOTES. 



(r., /. 120 y.-^.,/. Xi4.-i4.. 225 y.) 

Otro Mote que traya vna Se- 
ñora sobre vna Inuencion de 
ondas. 

Ni me mudo ni sossiego. 

Glosa de Puertocarrero, 

En las ondas que nauego 
nunca biuo sin tormenta, 
mas en la mayor afrenta 
ni me mudo ni sossiego. 

No quiero ni sé mudar 
mi fe de do vos estays; 
pues mal podré sossegar 
en la vida que me days. 
Lo peor es que la niego 
porque nadie me la sienta, 
y en medio de la tormenta, 
ni me mudo ni sossiego. 



128 

(T., /. 130 1».-5.. /. 1 14.-A. /• 225 V. ) 

Otro Mote. 
Ó es ó nó lo que creo. 



Glosa de Puertocarrero. 

Ó es ó nó lo que creo: 
sino es, qué más tormento? 
y si es, yo me contento 
de la pena en que me veo. 

Si no os sirue mi cuydado, 
¿qué más mal que mi firmeza? 
Y si os sirue mi tristeza 
¿quién más bienauenturado? 
Esta duda en que me veo 
sostiene mi perdimiento ■ 
para que biua contento 
de la pena que posseo. 



I .C pensamiento. 



229 

(T., /. i2oy.-&,/. Ii4.-i4.,/. aaSv.; 

Otro Mote. 
Mi mal se cura con mal. 

Glosa de Saladar, 

Yo estoy malo y so inmortal; 
con bien jamás sanaré, 
ni me mata el mal, porque 
mi mal se cura con mal. 

Este mal que m* a vencido 
es un bien sin par ni cuento, 

34' 



Digitized by LjOOQIC 



53o 



APÍKDICS. 



y puesto en mi pensamiento, 
báseme en mal conuertido. 
Si en mi bien no está otro mal 
que otra tanta pena dé, 
no puedo sanar, porque 
mi mal se cura con mal. 



23o 

(T.,f. i8o».-5.,/. i7!.-i4.,/. 33i («.) 

Coplas de Diego NüRez de 
Qumós, natural de Seuilla, 
(porque ay otro que habita- 
ua en Valencia), en las qua- 
les glosa vn Mote que dize: 

Mal es el bien que no dura. 

Grandes cosas he passadp 
después que vuestro peleo, 
para verme, desdichado, 
el mayor apassionado 
que en todas las vidas veo. 
He sufrido gran tormento, 
pena , pesar é passion, 
congoxa, muerte, prisión, 
trabajo en el sentimiento, 
tristeza en el cora9on. 

De cien mil cosas seruído, 
de mis congoxas vfano, 
avnque no de vuestro* oluido, 
de vuestra mano herido 
para nunca verme sano: 
é porque más se autorize 
la vida del sin ventura, 
haze vuestra hermosura 



que tome el mote que dize: 
Mal es el bien que no dura. 

Yo, Señora, lo recibo; 
su glosa es bien que veays; 
tomalda, pues ' causays 
en la bida que apercibo 
para el mote que me days; 
cuya sentencia é razón, 
aunque para mí es cruel, 
consuela mi coraqon , 
pues vuestra contemplación 
ha de ser la glosa d* él. 

La Glossa. 

Los que alegría buscaron 
y en tanta gloria se vieron 
que de los bienes gozaron, 
no sé para qué nacieron, 
si sin ellos se hallaron. 
Quien no es, no ha de morir, 
ni sabe tener pesar, 
pues careció del sentir 
é del gozar; 
sólo aquel sabe penar 
que sabe qué fué biuir. 

No uos deue doler nada, 
sino quien ventura buena 
tuuo, si le fué tirada , 
porque la gloría passada 
es la causa de la pena ; 
qu* el que gloria no ha tenido 
porque nunca en tal se vio, 
no llora por lo que vio 
que gozó, 

que de lo que no perdió 
no se tiene por perdido. 



I C p. la c D, p. que c. 



Digitized by LjOOQIC 



apíndioe. 



53i 



Mas yo que me vi gozar 
de la gloria que ver siente, 
visto que me tiene ausente , 
bien puedo, triste, quexar 
en la memoria presente; 
diziendo por desuentura 
muy más triste que pensé: 
— Pues es tornado en tristura 
el bien que fué, 
mal es el bien que no dura , 
pues tan poco d* él gozé. 

Desseo tener perdida 
la fuerza de mi cuydado, 
porque en tiempo tan penado 
no hallasse en mi cuydado > 
memoria de > bien passado; 
mas pues es fuer^ passar 
lo que no puede no ser, 
quiero sufrir el penar 
é conocer 

que la gloria del ganar 
se conoce en el perder. 

Yo, si nunca os conociera, 
no me viera en lo que estoy ; 
mas pues fué d' esta manera 



¡ ay de aquel que os conoció. 
Señora, que no deuiera! 
Que quanto en veros fué gloria, 
en perderme fué passion, 
pues 3 quedó d* esta victoria 
el galardón 

solamente en la memoria, 
como dize esta canción. 

Pone el Mote, 

Mirando el bien que perdí, 
desdichado, sin ventura , 
pues tan presto no vos vi , 
bien puedo dezir por mí : 
Mal es el bien que no dura. 

Los bienes que se procuran , 
bienes son , sino se alexan ; 
mas amargamente aquexan 
aquellos que poco duran 
en el dolor que nos dexan : 
é pues yo , triste , me vi 
sin pesar é sin tristura, 
visto el tiempo que perdí , 
bien puedo dezir por mí : 
Mal es el bien que no dura. 



I C. cabida. 3 C del. 3 D. que os q. 



_^t?Q5íJ5>bs_ 



Digitized by LjOOQIC 



VILLANCICOS. 



23l 
(T., /. ia5 ».-5.,/. ii8 v.^A.,f, a34.) 

Otro Villancico ^ 

El principio del gozar 
de la gloria del amor 
es comiendo del dolor. 

Es tan corto su plazer, 
tan presto passa la gloria , 
qu' en cobrando la victoria , 
luego viene el padecer. 
Quien se puede defender 
d' este cruel matador, 
síguesse por lo mejor. 

Mudanzas é disfauores 
es su más cierta esperanza ; 
nunca su plazer alcanza 
donde allegan sus dolores ; 
sufre pena con errores, 
desespera el amador 
y da [la] vida al mal hechor. 

De contino pena é muerte > 
quien más se ^ tiene con él ; 
será él siempre cruel 
á quien más leal le fuere. 
Quien biuir sin él pudiere , 
no le engañe su dulzor, 
pues de muerte es causador. 



232 
(T., /. 134 1».-*» /. Il8w-i4.,/. 33a k) 

Otro Villancico, 

No ay venganza 
del que no tiene esperanza. 

No penseys amenazarme 
con ninguna confianza, 
que mi vida no la alcan9a9 
ni vos podeys remediarme , 
ni yo desseo librarme 
por no daros esperanza 
de tomar otra venganza. 

Quiero lo que no querría ; 
no quiero lo que desseo; 
continuamente guerreo 
con mi gana y mi porfía: 
la pena me desafía , 
la muerte me da esperanza, 
que la vida es más vengan9a. 



233 

(T.,/. I25.-5.,/. iiS—ií.,/. 333 V.) 

Otro Villancico. 

No podrá mi mal hazenne, 
ya que haga, 
mal que mal 4 satisfaga. 



f Está después de uno de Diego di San Pbdso. (N, del E.) 
3 C. m. fó. 4 C m. no. 



a muere? 



Digitized by LjOOQIC 



APÍNDICB. 



533 



Porqu' es mal tan excelente 
y de tanta perficion» 
que mi alma gloria siente 
en morir de tal passion ; 
é también el coraron, 
avnque haga 
que la muerte sea la paga. 

É por ser la causa tal 
de mi pena dolorida, 
soy contento de tal vida , 
avnque sea más mortal; 
pues soy cierto de mi mal 
que no haga 
mal que más no satisfaga. 

234 

(T.. /.I35.-5., /. Il8,-H., /. 233 V.) 

Otro Villancico. 

No quiero la muerte , no, 
ni el biuir, 
porque todo m' es morir. 

De la vida desespero 
por más muerto no me ver; 
la muerte , por no perder 
de seruiros , no la quiero; 
mas d' estos males que muero, 
el biuir 
me mata más qu' el morir. 



23S 

(T., /. H4 9.^S,, f. 1 17 y.-A, /. 232 y.) 

Villancico de Don Diego Ló- 
pez DE Haro. 

Mi esperanza es acabada; 
vos , plazer, podeys os yr, 
que sin vos he de biuir. 



Vos, desseo, podeys ver 
dó será vuestra partida , 
pues ya tf os he menester 
para cosa d' esta vida. 
Memoria con vuestra yda 
ha for9ado de morir, 
pues sin vos he de biuir. 

Al amor no lo despido, 
porqu' él se me despidió 
quando en ell alma vido 
el daño que recibió; 
é por esto que sintió 
ha mandado á mi biuir 
todo gozo despedir. 

Contra todas las passiones 
á Dios pido que me ayude, 
pues en tantas tentaciones , 
^ quién será que no se mude? 
É pues d* estas nunca pude 
con mis fuerzas resistir. 
Dios las mande no venir. 



236 



(T.,/, I25.-5.,/. ii8.-i4.,/.233.) 

Villancico de Puertocarrero. 

El dolor con que partí, 
nunca de mí se partió; 
no le quiero partir yo. 

Porque de veros me partí , 
nunca en parte se me aparta , 
ni quiero yo que se parta 
para que la vida aparte ; 
qu' el biuir ya para mí. 



Digitized by LjOOQIC 



534 APiífDics. 

según la pena en que estoy > , 
por peor lo tengo yo. 



No es partido, é yo partido 
de veros y de la vida, 
no ay memoria é no me oluida ; 
peno sin tener sentido, 
biuo tan amortescido, 
que ni es vida , ni soy yo, 
ni sé la pena en que estoy '. 

Pues biuo con tal partido, 
pártase de mí la vida , 
é no tarde su partida. 
El que tal vida ha sufrido 
no tema la muerte, nó, 
que ya en la vida murió. 



237 

(7.. /. I J4 V'-S., f, I i8.-i4., /. a33.) 

Otro Villancico de Puerto- 
carrero, porque vna dama 
Suspirando él, le dixo: ¿Esíos 
Suspiros qué son? y él respon- 
dió: Descanso del coraron. 

^ Estos sospiros qué son? 
Descanso del coraron. 

El descanso con quien quito 
el mal que me tiene en calma, 
es memoria y sobreescrito 
del dolor que está en ell alma : 
ciertas embaxadas son 
del dolor del coraron. 



Con justa causa se ordena 
esta quexosa embazada ; 
por señas que no ay posada 
en mí para tanta pena ; 
que quanto la causa ordena, 
tanto crece la passion. 

Sospirando me desuelo 
porque duerme el esperanza; 
ninguna ventura alcan^ 
á vencer mi desconsuelo; 
descanso y no me consuelo» 
pues no gasto la passion. 

Quien por descanso lo tiene , 
no tiene vida sobjeta 3, 
qu' en mí la pena secreta 
dé lugar á la que viene; 
ya no sé quién me sostiene . 
sino ser vos la ocasión. 



238 

(T.. /. 124 V.-5., /. n8.-il.,/. j33.) 

Otro Villancico suyo. 

Lo que se niega al desseo 
no es razón 
que lo pida la passion. 

Dessespere de alegría 
qu' en 4 su mismo mal procura 
quien pide en la fantasía 
lo que no da la ventura: 
do va con miedo el desseo, 
con razón 
no merece la passion. 



C esto. 2 C esto. 3 C subjeta. D, sujeta. 4 C Z>. quien. 



Digitized by LjOOQIC 



APÉNDICE. 



535 



Dezir lo que se me assienta 
de vuestro merecimiento, 
es deziros lo que siento, 
que todo no lieua i cuenta. 
Lléuame lo que desseo 
á la passion , 
sin que dessée galardón. 



239 

(T.,/. 124V.— &,/.ii8.-ii.,/.332 V.) 

Otro de Garci Sánchez. 

De mi dicha no s' espera 
que alcance cosa que quiera. 

É pues ya está conocida 
mi esperan9a ser perdida , 
quiero desear la vida 
por tener cierto que muera; 
mas mi ánima recela 
que según mi dicha vela , 
no le entiendan la cautela , 
é que lo que quiero quiera. 



240 

( r., /. I35.-5., /. 1 18 v.-il., /. 234 O 

Otro suyo ^. 

De venir, buen cauallero, 
no tardeys, 
porque biua me halleys. 

Sintiendo vuestra partida 
de plazer me partiré; 
morirá la triste vida , 



hallareys biua la fé. 

No seays desconocido, 

porque vos de vuestro oluido 

n* os quexeys 

quando muerta me halleys. 

Dije el cauallero. 

No temays algún oluido; 
tened fe en la fé que os di, 
pues teneys ya conocido 
que sin vos no sé de mí. 
Deueys mucho consolaros, 
pues sin veros é miraros, 
ya sabeys 
mi vida quán poca es. 

La dama. 

No querays allá trocaros , 
que quereres estrangeros 
sabrán mejor agradaros , 
pero no tan bien quereros ; 
é si soys de amor vencido, 
mi firmeza y vuestro oluido 
llorareys 
quando engañado os halleys. 

El cauallero. 

¡Qué descanso lleuaria 
mi sospechoso temor 
si os quedasse ell alegría 
como yo Ueuo el dolor! 
Mas si el mal que va comigo 
á vos es muy enemigo, 
razón es 
que por mí y por vos lloreys. 



I C Z>. lleua. a De Diego de Sant Pbdso. 



Digitized by LjOOQIC 



536 



A^ÉNDIOB. 



HI 



(T., /. I15.-5.,/. 1 18 r.-il., /. 134.) 

Otro de Diego de Sant Pe- 
dro a vna serrana muy her- 
mosa. 

Pues tal fruto como vos, 
serrana . Ueua esta tierra, 
todo el bien está en la sierra. 

Mirar vuestra perficion 
á los ojos fué ventura*, 



mas, ¡o qué cárcel tan dura 
dio la vida al coraron! 
Assi que diré llorando: 
— Mi memoria se destierra 
de lo poblado á la sierra. 

Responde la Serrana. 

No sé porqué esteys penado 
de la hermosura mia, 
que en la sierra no se cria 
árbol que lleue cuydado; 
mas si os pena mi frescura , 
la bondad que en mí se encierra 
os hará más cruda guerra. 



M^^ ^IMW i^» I 



Digitized by LjOOQIC 



PREGUNTAS Y RESPUESTAS. 



242 

(T.,/. 133.-5.,/. í26^A.,f, i5o.) 

Pregunta. 

En vn conjunto ayuntado, 
luego en vn punto nascido; 
abstinente muy prouado, 
comedor muy conocido, 
en lugar poco encerrado; 
amoroso é muy cruel, 
€ ha de ser la muerte d' él 
ó de hambre ó ahogado. 



143 

(r., /. I33.-5., /. i26.-il., /. 25o.) 

Otra Pregunta. 

¿Quál es aquel sin ventura 
que peca por innocencia, 
y en la su triste naciencia > 
no tiene progenitura? 
Niéganle la sepoltura 
por ser nacido sin ser, 
6 nace con gran pressura , 
sabiendo que ha de perder 
morir * é biuir é nacer 
en vn momento é juntura. 



244 

(r.,/i33.-5.,/. t26.-il.,/. 25o.) 

Otra Pregunta. 

¿Qué cosa muerta nació 
á manera de ataúd ; 
madrastra le dio virtud 
por do después floreció; 
en las aguas nauegó 
de dentro del mar profundo, 
é después vna boz dio 
que sonó por todo el mundo? 



245 

{T., /. 133.-5.,/. i26.-il., /. 25o.) 

Otra Pregunta de Cartagena. 

¿Qué 's la cosa que muriendo 
recibe menos fetiga, 
é con su vida biuiendo, 
su cuerpo va deshaciendo 
contra sí siendo enemiga; 
é muerta nunca parece , 
é biua no dura vn dia , 
porque biuiendo descrece , 
é siendo muerta guarece 
é cobra gran mejoría? 



I C nascencia. D, nacencia. 2 C morir, biuir é n. 



Digitized by LjOOQIC 



538 APáNDÍCE. 



246 



( T, /. i33 r.-A, /. 126 v.-^,, /. 341 («.) 

Demana adeuinatíua de Mossen Fsnollar á Don Franci de 
Casteluí é a Vinyoles. 

Diueraament vn nom se recita; 
per 90 menys cert puch dir a letres quantes; 
mas letregant segon es a mi delita, 
en letres set complidament excita 
lo grat d' aquell qu' il diu vegades tantes. 
Quatre sens pus silabes lo componen, 
é fan ebraych vn mot los dos primeros » 
que deis mes alts en lo passí resonen: 
lo premi gran los altres dos entonen, 
que per virtut 1' om guanya per carreres. 
Si deuinau qual es, ni qui presenta, 
rebreu de mí gracies mes de trenta. 



247 

Respon Don Frangí de Casteluí. 

Dins lo meu cor á fuUes d' or escrita 
está la e. primera deb puntes , 
d' on naix lo nom qu' amar sonant m' incita. 
De fina mel la final lo confita , 
prenent la y don maix les infantes. 
Ebraych mot les tres ja dites sonen; 
cridant lo so desplega les banderes 
d' aquel gran preu que les virtutes responen; 
al virtuos é al vicios atronen , 
negant per n. que tot lo mon contenta 
d' Auran la fi é li onor acenta. 



Dipitized by VjOOQIC 



APÍNDICE. 539 



248 
(T., /. 1 34.-5.,/. 137.-^. /. 25 1 V.) 

Respon Mossen Vinyoles. 

Mon esperit está pié de sospita , 
cercari lo nom per arbores é plantes ; 
pero lo ver en part me sospita 
ab lo desig tan gra < qu' en vos abita 
per cotlocar Leunor entre les santes; 
y axi , Senyor, mes versos vos responen , 
seguint r encal , V estil é les maneres 
de vos qui son la hu d' aquells qui sonen , 
les grans labores quals actes corresponen 
del nom donat al be de les coberes. 
Elionor es cert la quens contenta , 
é sino es, no siento quién lo sienta. 



249 

(r.,/. i34.-¿>-../. Ií7— ^.,/. 251 V.) 

4 

Sola de Vinvoles. 

Bell papagay ab penes d' esperan^, 
pago smaltat de celsitut insigne, 
fal^ó gentil ab ales de tempranera, 
corb reuestit de fe sin se mudanza: 
leo d' onor, coloma molt benigne, 
rebeu deis dos aquest[e] present de fama, 
e de lá hu la gran amor profunda 
don es exit 1' ordim tot é la trama 
d' aquest proces[es] lo qual per tots reclama 
vostre juhi > hon veritat se funda, 
lo premi gran qu' el guanyador espera 
es sots V amor de vos, noble corbera. 



t C gran. 3 Z>. jubi. 



Digitized by LjOOQIC 



540 APiNDtCK. 

25o 

(r., /. 134.-5; /. lij^A^ /• Hi 9' (««.) 

Sok, fcta per los tres damunt dits, cascú vn verso. 

Vos 8OU quant yo parle la veu que rabona, 
e sou de les castes e vergens la palma; 
si US loa mon dir, virtut os corona, 
e ab vostre bell nom bonor se blasona. 
Quant vos nauegau, lo mar está en calma; 
vos sou entre dames vn sol entr' esteles ; 
del fénix lo lit bon mort lo renoua; 
vos sou pur examen de nostres cauteles , 
donant a la fama virtud de grans veles. 
Coloma del arca; portan la gran noua 
á tots los que vs miren plorar y riure; 
virtuts tan excelses no s' poden scriure. 



2S1 

Demana Mossbn Fekollar a Vinyoles. 

Del nom gentil de vna gentil dama 
se fan tres partes , y ensemps totes lo fan 
i Domeñar < como lo sent qui la ama, 
sois del 3 oyr lo seu desig s' inflama ^, 
per molt grans bens que dins aquella stan. 
Ab les dos parts 4 primeres se nomena 
entr' els viuents lo pus cbicb animal , 
d' indicis proues la cobra molt plena. 
S' il deuinau, Vinyoles, per estrena 
alegreus Deu en festes de Nadal. 



C. c nomcrar com l. 8, a D. ». dco. 3 C s* infitma. 4 D. parte». 



Digitized by LjOOQIC 



APÉNDICE. 



54« 



0,52 

Respon Vinyoles. 

Tal animal no s' posa may en rama 
halla I on naix turmenta sen se dan , 
d' onor 1' ordim y de vírtus la trama , 
en ella ell hun abit vist de fama, 
tan rich y nou qual nom nos troba tal. 
Hoynt tal nom hoy cant de serena, 
fent > m' a dormir 1' esperit sensual. 
Brianda crech es de tal font la vena , 
y aquell dins mí ab voluntat serena 
viu y viurá lo treme natural. 



i53 

rr., /. I33.-5.,/. 126.-^,/. 249.) 

Pregunta de Mossen Diego 
D* Oliuares á Fray Yfiígo 
de Mendoza. 

Pues las faltas del secreto 
descubren la gran arenga 
á qualquier que no es discreto, 
delante de vos, perfeto, 
no es razón que me detenga; 
porque con vuestra bondad 
adonde el saber se Cobra, 
yo me creo de verdad 
que sabrés ^ á toda obra 
calidad é cantidad. 

A mí, si vuestras dotrinas 
me hallan qu' estoy dispuesto, 
mis condiciones malinas 



qu' estarán muy poco dinas 
de osaros hablar más presto: 
é digo, sieruo de Dios, • 
trobareys obras muy sanas, 
que por dar mérito á vos, 
hagays que entienda muy llanas 
aquestas preguntas dos. 

Las substancias separadas 
qu' el sumo Dios hizo buenas, 
las que fueron d' allá 4 echadas^ 
pues son del cuerpo priuadas, 
¿con qué reciben las penas? 
E no quito la memoria 
d* aquellas que allá quedaron, 
que tienen tan gran victoria, ' 
pues del penar se escusaron, 
¿en qué reciben la gloria? 

FIN. 

En ésta mi obra é vuestra 
en que muestro que sé algo, 



1 B. D. billa. 1 C. sent 3 D. sobres. 4 D. d* ella. 



Digitized by 



Google 



543 apínbxce. 

soy como perro de muestra* 
que nos leuanta é amuestra 
la liebre, £ mátalla el galg<^. 



154 

La Respuesta de Fray Yfiíco. 

Desque estoy ya tras el seto, 
de cordón é halda luenga, 
no me congoxa el aprieto 
por no poder tan perfeto 
responder como conuenga; 
que pues crece la humildad 
donde la vergüenza sobra, 
dentro de mi voluntad 
no puede reynar 909obra, « 

avnque reyne necedad. 

Con las lindas clauellinas 
los tomillos del recuesto; 
las muy crespas corderinas 
con las martas zabellinas 



no ganan sino denuesto: 
con la grana el paño gros; 
con alosa las manganas; 
los hombres de nos con nos, 
con las gentes cortesanas 
se corren, 6 yo con vos. 

De las sustancias criadas 
que son de cuerpos agenas , 
las que fueron condenadas 
con sus potencias culpadas 
están de tormentos Uenas- 
y es también cosa notoria 
que en sf mismas se gozaron 
las otras que de escoria 
todas limpias se guardaron; 
según lo dize la hystoria. 

CABO. 

Con esta > mi mano diestra 
con la qual á plaza salgo, 
ésta sola vos amuestra 
que muy cierto vos adiestra 
á saber quán poco valgo. 



255 



ír.,/#. Ii7 v.jr i33 ir.-S.,/r. laf j' 126 v.—á.,/m. 340/ aSo.) 

Daman ^ feta per Miquel Pérez a Juan Verdancha. 

D* amor los conbats ^ en, calcen ma vida 
ab for^a tan gran, que dixch 4 sens rencori ^ 
ferit tinch mon cor de mortal ferida, 
que si no m' valeu, veg ^ prest desunida 
deis hosos la carn, donaht me la mort. 
La causa que tant ofen sens defensa 



I B. A Donde está. 2 C. I>einandÉ.<>£8tá repetida en los Cancioneros ci- 
tados. {N.del E.) 3 C conbates. 4 C vixsch. 5 B. recort, 6 B, veig. 



Digitized by LjOOQIC 



apíndiob. 543 

mon con tan caíiu, aotsmes a treball , 
es ser namorat de qui be sensa < 
la Cuna y honor y m' nafra la pensa. 
y m' fa so perdut bailar en tal ball. 

Sens vida viuit feta triagua > 
que de tan grans mals leuas tot veri, 
seruejrs donatius li done per pagua , 
cantar e sonar, scriure no vagua ' 
y may 4 los seus vlls se giren á mi; 
de lágrimas grans yo regué la cara, ^ 

prostat ais seus peus« clamant li mercé; 
quant so mes humill, tant me desempara ^; 
dient: ¡Sus! anau, anau ^ vos neara 7, 
que no m' aueu fet encara perqué. 

Aaxi ^ destentant 9 ma vida camina; 
de dia en nit remey no sentint 
del mal que tant fort aquella trist fina. 
Donau me desean; á tal medicina, 
algún cordial, yo 's prech afigint, 
que mal sens repos dins 1' anima mia 
é gréu 10 passio d' amor tant constante 
me fa demanar cridant com poria 
tal mur ynuen^ut '^ portar en tal via 
qu' entradam donas d' amor compensant. 



2S6 



Resposta de Verdakcha. 

Dolors y treballos, sospirs foramida 
conbaten la ñau surgida 'n tal port; 
de la voluntat se fa la bastida 



t B. be defensa. C be feíua. % B, veuint he feta triagua. C. viuint he feta 
triagua. D. Tiuit feja triagua. 3 C. vna vagua. 4 B. y mays. 5 C. des- 
ampara. 6 B. ñau, 7 B, ne hará. 8 B, Axi. 9 C. dettentat 
10 D, y greu. 1 1 C ynuenent. 



Digitized by LjOOQIC 



544 ÁPinmam. 

tan gran y tan fort qu' eftan circuyda 
de todo lo rabo que no sent deport; 
lo bon aentiment aci no dispensa, 
ni US guia V engeni > per tan aspra valí 
ha bon per delit dolor se compensa, 
y grans passiones vos ftn la despensa, 
asalten vos cels sens grans entreuall. 

De veste la llum en mi veig s' apagaua > 
apres q' ab ^ son are amor me ferí; 
fogint no trob Uoch á bon me retragua, 
mas cante cancona pus tristes que pagua; 
en carcre 4 tan fort delit may trobf ; 
de mi donchs ' voleu a tenyer ^ empara* 
qui so enio mig 7 d' aqueiz pon tan bé 
pensau ^ que lo planí major ^ mal prepara; 
el ome ven^ ut atant se repara 
ni 1 quis freturos la gala sosté. 

¿D' amor lo fort mur sabeu com se mina? 
Amau fermament, james defallint; 
per 10 molt frequentar amor no s' equima i' 
ab foch de seruirs tal cucres resina i'; 
qui dura la vc^ »' ya tcny «4 molt souint. 
Ñaucher ánimos segura fa guia; 
ni grob ni perrill ^^ li porta espant, 
qui amas amat noy cal maestría: 
amau dochs '^ amau, qu' amant se cambia 
lo vent del voler de grecb en leuant. 



I C D. V engyn. a B, Teíx s' apagua. 3 C. c' ab. 4 B. C D. en 

carere. 5 C. donch« 6 B. a tenyr. 7 B. mich. 8 B. pensant. 

9 C. mejor. 10 D. por. 11 B. a* esquima. C. a* esquina. la B. refina. 

1 3 B. ven9. 14 />. ya teney. i5 C. perill. t6 B. donchs. 



""^^^ cl o Xi o t¡¡¡ " 



Digitized by LjOOQIC 



OBRAS DE BURLAS. 



257 

(T.,/. I9T.-5.,I535,/. 191) 

Comienzan las obras de Burlas; y esta primera es vna que se 
dize el Pleyto del Manto ^ la qual se comentó sobre vna pre- 
gunta en que vuo respuesta y replicatos; de manera que se 
fizo vn proccsso con sentencia é apelación. 



Como ventura concierta 
los que 6on enamorados, 
estauan en vna huerta 
vna dama descubierta 
y vn gentil hombre abracados, 
obrando según natura 
lo que se suele hazer; 
y siendo sin cobertura, 
las turmas y hendedura 
se les podian parecer. 

É puestos en su agonfa, 
sin pensar de conoscellos , 
por allí do se hazia 
acaesció que venia 
vn hombre que pudo vellos ; 
é boluiendo por consuelo 
las espaldas sin temores, 
alanzó como por velo 
vn manto de terciopelo 
encima d' estos señores. 

É dixo sin más passion : 
— Pues que vue ' tal encuentro, 



y lo sufre assf razón , 

dó este manto en conclusión 

para quien lo tiene dentro. 

La Señora, no defunta, 

y él con todo su quebranto, 

están en porña junta: 

es quistion que se pregunta : 

¿A quién pertenece el Manto? 

Respuesta de vn caua llera, pro- 
curador del Cono, 

Al bulto de la pregunta 
acuerdo de responder, 
si la batalla está junta, 
sin la joya merecer: 
é avnque dessée el poder ^ 
d' éste que nunca perdió, 
no le quitaré el poder 
que la natura le dio. 

Pues éste muy hondo mar 
tal grandeza en sí contiene, 
deue tener é anegar 



t Cancionero general de Sevilla á^ i53S, y Cancionero de burlas publicado por 
Uso^, ouc. 2 í/íOf. vencer. 



35 • 



Digitized by LjOOQIC 



546 ápíndicb. 

quanto á su potencia viene: 
é assf digo que conuiene 
por razón muy conocida, 
toda cosa que se tiene 
d' otra mayor ser tenida. 

É si vos pensays, Señor, 
que por ser miembro estendido 
parece más tenedor, 
en la verdad es tenido. 
Pues mandad dar al hodido > 
este Manto que le ofrecen, 
que otros han merecido 
tres dauos que le fallecen. 

Replica el que preguntó. 

Quando quiera que ay razón 
para auer de replicar, 
no se sufre el coraron 
sin que suelte de renden 
la lengua para hablar: 
é por esto me parece , 
replicando á lo del Manto, 
pues se dá á quien no meresce, 
que se buelua y enderesce 
á quien lo merece tanto. 

Toda cosa que ha d' entrar 
é tenerse en otra dentro, 
ha de ser que pueda estar 
para meter é sacar, 
é que dé gentil encuentro: 
é d' aqueste tal poder 
no goza quien no se al^a , 
pues consiste en el meter 



el poder para tener 

como la pierna en la calt^a. 

É digo que no conuiene , 
ser razón muy conocida > 
por do el ^ hombre se condene , 
toda cosa que se tiene, 
d' otra mayor ser tenida 4; 
pues que puede lo menor 
en materia de fornicio 
estar dentro en lo ' mayor, 
y el mayor será error ^ 
que tomasse ageno oficio. 

Y otra 7 razón famosa 
con que la verdad se sella, 
necessaria, no embidiosa; 
aquel es dentro en la cosa 
que entra con fuer<;a en ella. 
De donde , Señor, se va ^ 
concluyendo en el debate , 
que aquel Manto como está ^ 
que se lleue ><> é se le dé 
al cuytado que combate. 

Responde el Procurador del Cono, 

Sustentador muy sabido, 
de nuestra flaca natura, 
mal aueys comprehendido 
el centro de tal hondura: 
gran camino y espesura 
se encierra en su poderío, 
tanto '>, que se espanta el mió 
de vuestra mucha cordura. 



I S,, 1 535. Mandad, pues, d. a. h. 3 Ibid. ni es razón m. c. 3 2biJ. aL 

4 Ibid, lade:— Cosa que se tiene, sd' otra m. sea t. ^ IM. la. 6 Ibid. el 

mayor seria e. 7 Ibid Y ay o. 8 Ibid. ve. 9 Ibid, esté. 10 Ibid, llé- 
vesele y s. 1. d. »v II Ibid, tanto es, que s. e.e. m. 



Digitized by LjOOQIC 



ápíndiob. 



547 



Ved quán falsa consequencia 
contra razón y su ley 
serie dezir que en el Rey 
el re3mo está por presencia; 
pues no menos por potencia 
está el Cono en el Carajo, 
la campana en el badajo, 
puesto que muestra paciencia. 

Pues considero < el bonsario 
do fenecen los mortales 
que, buenos é comunales, 
son en él como en caluario. 
Mancebo, frayle ó vicario, 
6 qualquier otro que sea, 
tenga >, pues puede, possea, 
avnque pese á Sant Ilario. 

Rebeldía por parte del Cono. 

Por guarda de mi derecho, 
llenando la cierta vía, 
é sustanciando ^ mi derecho 4, 
(no deueys auer despecho) 
acuso la rebeldía; 
é antes» Señor, que hableys, 
(pues es derecho, é no es rate ^) 
Yos las costas purgareys 
en lo hondo de mi parte. 

Buelue d replicar el primero Pro- 
curador. 

Ha sido tan bien reñida 
la quistion de vuestra parte 6, 
tan fundada y defendida, 
que nunca la vi en mi vida 



por mejor manera é arte ; 
pero hay contrariedad 
de diuersas opiniones; 
ay razón é autoridad, 
y vso de antigüedad 
que haze por los varones. 

En contrario ya se alega, 
como va en lo processado, 
do ^ la opinión no niega, 
qu' el que mete y el que llega 
queda dentro colocado. 
Pues autoridad bastante 
es la que nos da esperiencia, 
qu* el miembro que está costante 
é puede passar delante 
tiene toda preminencia. 

Mas por ser asi fundadas 
las causas d' esta pendencia, 
deuen ser determinadas, 
que en cosas diferenciadas 
se requiere la sentencia. 
Por esto se deue dar 
el processo á tal letrado ^ 
que sepa determinar 
el que deua de quedar 
justamente condenado. 

É juzgue por ygualdad, 
por derecho, sin error, 
quién goza la libertad, 
conforme á la voluntad 
del primero testador: 
el qual, como cauallero, 
no mandó que se partiesse, 
mas se diesse todo entero ^ 



1 Uso^. considera. 9 JM. tan^. 5., f535. tenga, pues, lo que posea. 
3 S., íb3S. susUDciando m. d. 4 üso¡(. drecho. 3 5., i535, y C^iof. arte. 
6 5., i333. por ▼. p. 7 ibid. donde. 8 Jbid. por catero. 



Digitized by LjOOQIC 



548 

por tftulo verdadero, 

á quien dentro lo tuviesse. 

Assf concluyo negando 
todo lo perjudicial, 
en contrario protestando 
de quexarme cada 6 quando 
que el Juez juzgare mal; 
y protesto denunciar 
agrauio si fuere auido, 
é demando reprouar 
á la parte, é condenar 
en costas, las quales pido. 



Parecer é sentencia del primer 
Jue[. 

Los que tal ple3rto traeys 
no sabeys 

los secretos de su centro, 
que lo que pensays qu* es dentro, 
el recebimiento es; 
y por esto no arguyo, 
mas concluyo 

en que si dentro estuuiera ', 
el mismo Cono le diera , 
aunque fuera el Manto suyo. 

Bien justas causas auria, 
para no ser, ni lo só, 
Juez de tanta porfía, 
pues la vna parte es mia, 
y de la otra soy yo »; 
pero por ir escusando 
discordias, en ellas entro, 
solamente amonestando 



ápíndicb. 

á ^ quien no se perdió dentro, 
no se pierda pleiteando. 



É si yo sentencia diesse 
conforme á ley de verdad, 
serie qu' el Manto estuuiesse 
donde tal necessidad 
á menudo se ofreciesse. 
Yo d' este voto seria, 
y por razón Marco Tulio 
assí lo sentenciaría : 
ved quien esto dice en Julio, 
en Enero qué seria 4. 

Apelación hecha por parte del 
Caño. 

Juez ya determinado 
en las humanas porfias, 
no creo qu' en vuestros dias 
quedará ^ el Cono agrauiado. 
Sabed que os traigo apelado 
un claro pleito en su nombre, 
contra lo flaco del hombre, 
por letrados esforzado. 

Discreto Juez y sabido, 
de quien huye la clemencia; 
á mi noticia es venido 
que se ha dado y discernido 
cierta forma de sentencia 
en el pleito criminal 
que he traido con trabajo 
contra el Cono natural, 
y por ser mi prueba tal , 
se ha dado por el Carajo. 



t Desde aquí están arrancadas las hojas correspondientes en uno de los Cancioneros 
de 1537, (en el otro falta toda la composición;) así que hemos tomado por original la copia 
sacada del Cancionero de i535 por encargo de D. Agustin Duran. (Nota del Editor.) 
2 Usoj. y la otra yo la só. 3 Ibid. que. 4 Ibid, diría. 5 Jbid. será. 



Digitized by VjOOQIC 



▲PÉNDICB. 



549 



Que seyendo > pronunciado 
tal auto por su tenor, 
por la parte fué apelado 
adversa, sin ser llamado 
yo, ni mi procurador; 
y agora que nueuamente 
es venido en ' mi noticia, 
como quier que fui ^ ausente, 
yo consiento 4 enteramente 
lo que haze en mi justicia. 

La qual dicha apelación, 
pues que no le fué otorgada, 
no ha lugar á remisión 
por derecha subcesion 
para seros traspassada; 
y si tíene algún lugar, 
(lo que niego y he negado), 
primero deveis mandar 
que el G>ño debe purgar 
las costas en el letrado. 

É después, Señor, deveis 
informaros como no 
solo vn punto discrepéis 
de la sentencia que veis 
del dicho Juez a quo; 
que la ^ justa bien mirada, 
como quieren los doctores, 
no torcida, aficionada, 
antes toda conformada 
con los cánones mayores. 

Assimismo muy notorio 
he sabido por memoria 
que distes en consistorio 
con cierto interrogatorio 
sentencia interlocutoria. 



por do tiene pressentados 
la parte sin requerir 
testigos repreguntados 
y sus dichos declarados , 
para ver de concluir. 

É pues tengo yo lugar 
por derecho é por razón, 
quiero dar y presentar 
testigos para probar 
en contrario mi entencion; 
los quales con su saber, 
quando fueron en el mundo, 
pudieron comprender, 
alcanzar y trascender 
el cielo con el profundo. 

Un testigo, 

É de aquestos por sabieza 
el primero es Tolomeo, 
que toda la redondeza 
del cielo por sotileza 
alcanzó con gran desseo. 
Este dice en sus sentencias, 
bien escritas de su nombre , 
que todas las influencias 
de los cielos dan potencias 
con mayor poder al hombre. 

Tal que puede someter 
á todos 6 los animales; 
á éste han de obedecer 
por su fuerza.y su placer 
y por dubdas 7 naturales. 
Pues si puede sojuzgar, 
(como dice este testigo) 
lo que Dios pudo criar. 



I Uso^, siendo. 3 Ibid, á. 3 Ibid, fué. 4 ibid. la consiento. 
5 Ibid. quefiíéjusu. 6 Ibid, á los brutos a, 7 debdas? 



Digitized by LjOOQIC 



55o APÉNDICE. 

bien puede mandar < y estar 
en vn Cono sin abrigo. 

Otro testigo. 

Pues el Dante que presento 
por testigo, aqueste > mismo 
por actor sabido, atento 
que sin ver no fué contento 
las entradas del abismo , 
dize que en aquel penar 
del fuego, peor que muerte , 
donde el hombre vio quemar, 
en su miembro vido dar 
mayor fuego, por más fuerte. 

É que los tormentadores 
de aquel centro más de mil , 
por los miembros vertedores 
encendian los ardores 
al linaje femenil, 
por causa de la flaqueza 
de sus miembros dexatiuos; 
assí que en esta crueza, 
las pixas tienen firmeza 
de los marcos cofiotivos. 

Otro testigo. 

É viene también Macías 
queriendo sellar lo cierto, 
que en sus tiernos, frescos días, 
acabó sin alegrías, 
siendo por amores muerto. 
Con cuidado no senzillo 
determina lo probado, 
que dentro de aquel lucillo, 
su miembro tuuo sencillo, 
hasta que salió doblado. 



Dice más, que quien está 
en potencia del varón- 
de 3 tenello no querrá 
dentro 4 fuera que será 
bien absuelta la quistion : 
y con este presupuesto, 
que el hombre puede sacallo 
cada y quando fuere honesto, 
determinan todo ^ esto, 
que merece bien lleuallo. 

ElJue^, 

Pues estos testigos son 
ombres de tanta verdad , 
tomemos á la razón 
que guia sin afición ; 
dexemos 1* autoridad ; 
la qual de su condición 
tiene en sí tal poderío, 
que muestra qu* el Manto es mió 
por derecha sucession. 

Sentencia definitiva dada por el 
Juej. 

Sentenciar en tal juzgado 
m' escusa formas y artes, 
siendo á entrambos adeudado 
á no ser aficionado, 
pues soy parte de estas partes. 
Yo ^ so libre de aficiones 
y de amor y de pasión , 
propongo exemplo y razones 
muy conformes á razón. 

Visto el proceso presente 
del Cono con el Carajo, 



1 Uso^. manilar estar. 2 Ibid. aquesto, 
fuera. 5 Ibid. todos. 6 Ibid. Ya libre d. 



3 Jbid. do. 4 Ibid. d. ó 



Digitized by LjOOQIC 



▲píndiob. 



55i 



y provanza diligente, 
sentenciaré sabiamente 
á muy liviano trabajo. 
No penséis {}ue yo lo digo, 
ni lo sentencio por mí, 
mas por el seso que sigo 
de quantos sabios leí. 

Por enojoso no ser 
á todos quantos > me allego, 
solos quatro he de creer , 
para más razón tener 
en prueva de lo que alego, 
Uno santo, que es Adam; 
Hércoles y Salomón; 
otro fuerte , que es Sansón, 
que lo que digo dirán. 

D' Adam dize el Escritura 
que, siendo > yn hombre tan santo, 
por afición de natura, 
por cobrir el abertura, 
luego proveyó de Manto; 
qu' en el primero rotoño 
de la primera nascion , 
fuera vergüenza en el Cono 
parescer la criación. 

Salomón, sabio acabado, 
en sentencias justo, recto, 
en esto fué conformado 
y obedesció su mandado 
con su saber tan discreto: 
pues este claro varón , 
tan amigo de clemencia, 
da fuerzas á mi razón 
para fundar mi sentencia. 



Hércoles, tan esforzado 
que fundó parte d' España , 
d' éste solo sojuzgado, 
murió tan ^ atormentado 
por una cruel hazaña; 
que no pudo defenderse 
por fuerza ni poderío, 
ni r escusó el señorío 
del fuego en 4 que fué á meterse. 

Pues Sansón, recio, valiente, 
al qual traigo por exemplo, 
que por Cono ciertamente 
destruyó infinita gente 
en la caida del templo; 
que no pudo resistir 
con su fuerza y resistura ^ 
la voluntad ^ poco pura 
que al fin le hizo morir. 

Pues con esto 'f bien podré , 
y 8 con razón pura y biua 
á ellos m' allegaré ; 
con ellos pronunciaré 
sentencia definitiva. 
Pues estos no s' escusaron 
y á Conos obedescieron, 
tomaré lo que tomaron, 
y haré lo que hizieron. 

Sostentacion de la sentencia. 

Fallo ^ que el Cono ha provado 
por justicia, no de hecho, 
sustenciado y alegado, 
y al Carajo ha reprobado 
por flaqueza de derecho. 



I Uso^, á quien m. 2 Jbid, s. hombre. 
5 ñUi, ysureziura. 6 Jbid, v. de natura. 
tuTicron raxon viva. 9 Ibid. Hallo. 



3 Ibid. mal. 
7 Ibid, c estos. 



4 Ibid, do. 
8 Ibid, que 



Digitized by LjOOQIC 



552 apínbiob. 

Y por las leyes que entiendo, 
conformes á la potencia, 
pretendo ^ de dar sentencia 
pro tribunalis sédenlo *. 

En la qual debo ^ mandar, 
y por derecho fundado, 
al Carajo condenar, 
y al Cono dar y entregar 4 
lo pedido y alegado. 

Y pues justicia lo guía, 
(d' aquesto nadie no huya) 
digo que en tercero dia 
el Manto le restituya. 

É pues mal ha procesado, 
por esta sentencia ordeno 
que esté preso, encarcelado, 
en el Cono confiscado, 
porque en costas le condeno; 
y en el Cono se consuma 
pleyto, costas y trabajo, 
hasta que salte la espuma 
por la punta del Carajo. 

Por no quedar enconado, 
acuerdo de me lavar 
de lo sucio processado; 
no para no sentenciar, 
mas por aver sentenciado. 

Y si algunos ^ juzgaren 
mal de aquesto que leyeren, 
respondo que leyes van 
allí donde Conos quieren. 

Al dar d' aquesta sentencia 



testigos presentes fueron 
estos qu' allí parescieron ^ 
más antiguos en potencia, 
qu' en orden envegescieron: 
el anciano Justador, 
con el Juez de Maqueda 7; 
Juan Albarez, tañedor, 
y la Tarifa no leda 
por falta de hodedor. 

Declaración de vn caballero en 
nombre del Carajo condenado. 

Del Carajo so informado, 
y es cosa para creerse , 
que en el pleito que ha tratado , 
aveis. Señor, pronunciado 
sentencia sin más torcerse, 
y en las costas condenado 
al triste que ha pleyteado, 
qu* es para dar ^ al demoño, 
pues mandays qu' esté encerrado 
hasta haber costas pagado 
en las tinieblas del Cono. 

Qu' es donde nunca faltó ^ 
lloro, donde desatina , 
en aquel profundo coro, 
y este lloro es el tesoro 
del triste que pelegrina ; 
y por esto está confuso, 
más derecho que vn uso, 
encerrado en vistuario *<> 
del templo de Sant Uario, 
do por se salvar se puso 
como fuego en incensario ". 



I Usox. entiendo. 2 íbid. Por tribunal e. s, (pro tribunale?) 3 Ibid, de no. 

4 íbid, donar. S íbid, E si algunos juzgarán. 6 íbid, padecieron. 

7 íbid, con él Inés d. M. 8 íbid. darse. 9 íbid. Qu' es do nunca ñiltó lloro,» 

sollozar é desatina. 10 íbid, en el v. 11 Usoj» suprime este verso. 



Digitized by VjOOQIC 



▲píndicb. 



553 



Demanda justas razones 
que para que pagar pueda , 
se remitan sus cojones 
por pregón en almoneda. 
Será derecho del mundo , 
y no volver al profundo 
donde salió condenado, 
cabiztuerto, avergonzado, 
siendo antes < rubicundo. 

Usad, Juezes, de clemencia, 
pues éste se me quexó 
de vuestra cruda sentencia, 
hasta que venda el herencia 
que su padre le dexó; 
y pues éste assí entendió ' 
pleito en que se condenó, 
quizá se remediará, 
y llorando ganará 
lo que llorando perdió ^. 

Apelación del Carajo puesta al 
Juej que le condenó. 

Aveis por el Cono dado 
una sentencia cruel , 
por tribunal assentado, 
siendo pechado y rogado 
por los apetitos d' él. 
¿Porqué tuuistes con él 
afición tan desmedida 4, 
pues Carajo en esta vida 
nunca fué justo ^ con él? 

Es ^ remedio que tomar 
suelen los agraviados, 
es que puedan 7 apelar. 



por poderse libertar 
para no ser condenados; 
espresando los mayores 
agravios que les hizieren , 
dende los inferiores 
hasta s los superiores 
Juezes que ser pudieren. 

É por ser assí torcido 
mi derecho claramente, 
yo el Carajo endurescido, 
con despechos estendido, 
parezco por ser presente; 
y apelo de vos, Señor, 
por Juez aficionado, 
en la vfa más mejor 
que puedo por el tenor 
de las leyes ordenado. 

Ante Torrellas apelo 
que meresce mil renombres, 
porque sostuvo sin velo 
mientras ^ estuvo en el suelo 
el partido de los hombres. 
Y si dixeren qu' es muerto, 
por ser del siglo partido, 
en Salamanca, por cierto, 
un hijo suyo encubierto 
tiene su poder cumplido. 

El qual es aquel varón 
que muy justo determina, 
sahidor «> con discreción , 
que dizen Juan del Enzina: 
y pido que me mandéis 
dar todo lo processado 
con los autos que teneys; 



I Uso^. d* antes. a Ibid, estendido. 3 Ibid. ha perdido. 4 Ibid. sin 
medida. 5 Ibid, n. entró j. por él. 6 Ibid, El. 7 Ibid, pueden. 8 Ibid. á 
los más s. 9 Ibid, mientra estuvo en este s. 10 Ibid. sabido. 



Digitized by LjOOQIC 



554 ápíndicb. 

Ítem más, que me otorguéis 
esto que tengo apelado. 

Otra vez os lo requiero 
como reza este papel, 
pues no fuistes justiciero, 
me otorgueys esto que quiero 
con los apostólos d' él. 
Por quitar inconvenientes 
d' amigos y d* enemigos, 
ante todas estas gentes, 
ruego á los que son presentes 
que sean d' ello testigos. 



Aunque pese á Sant Ylario 
y al Procurador del Cono, 
vos, como fiel notario, 
me lo dad por testimonio; 
é al Juez que sin trabajo 
pronuncie tales razones, 
que le den por galardones 
que se cague en el Carajo, 
pues le quita los cojones. 

De cómo negó el Jue\ la apelación. 

Por cierto, mucha razón 
tengo yo para negaros 
vuestra injusta apelación, 
pues vista tal petición, 
quedaba por do miraros; 
porque todas las querellas 
que amor nos puede ' causar, 
más se deven d' adofar, 
que apelar para Torrellas. 

Y ésta nuestra negación, 
si no bastan mis poderes. 



digo á vuestra inclinación 
que va errada el aflicción > 
quando sale de mugeres: 
é la passion que os guia 
no ciega el camino llano; 
deveis tener otra gufa« 
que no seguir heregía 
muy peor que d* Arriano. 

FIN. 

É dize el Procurador 
que de vos se maravilla, 
si peosa]rs hallar mejor 
ó menor 

á ningún Cono en Castilla* 
que se halla en nuestra villa. 



Sigue el Pleito del Manto, en la 
apelación que ha:(e García de 
Astorga '. 

Pues que las apelaciones 
os deniegan con verdad, 
tened forma en los pregones 
que 4 no os vendan los cojones 
por menos de la mitad 
del justo precio y valer; 
é que el Cono se arrogase, 
y 5 el plazo sobreseyesse, 
pues es dubda que ^ se hallase 
quien en precio lo pusiesse, 
quanto más quien lo comprase. 

En 7 la causa tan relaxa 
en herir con tal virote, 
su justicia va tan baxa, 
como qu' hodiero á Axa ^ 



I Usoi(. suele. a Ibid, el afición. 3 Ibid, Apelación fecha por Garda 
¿T Astorga, 4 Ibid. é n' os. 5 Ibid, qu' el. 6 Ibid. qu' es d. si se h. 
7 Ibid, Es. 8 Ibid, porque hodieron á A. 



Digitized by VjOOQIC 



▲PÍifDtcB. 555 



y azotaron á Mazóte; 
pero si queréis mirar 
si en razón ay cosa cierta, 
quando el Cara jo entró á hurtar,, 
los > cojones á acechar 
se quedaron á la puerta. 

Pero trae razón hermosa, 



si su derecho le dan, 
dejando metros y prosa, 
de traellos á lailán >; 
mas si con estas somostas 
no siguieron su compás, 
por matar estas langostas, 
véndansse para las costas, 
pues que no puede ser más. 



Respuesta de los Señores Cono y Carajo^ enviada por García 
d* Astorga al Señor Don Pedro d Aguilar. 

Tanta soledad tengo con el aussencia de vuestra merced y d' estos ^ 
magníficos Señores, qu' estraño me hallo en mi casa. De las aventuras 
acaescidas acá quiero dalle cuenta, pues tanta rázon ay para ello, 
siendo vos mi Señor. Y aunque os parezca que me hallé tan mance- 
bo la noche primera que á mi posada llegué, puesto 4 del camino assaz 
trabajoso, no pareció en la obra, ni la Señora quedará quejosa, aun- 
que la condición de todas es no dezir bien de lo bueno, ni quexarse de 
lo malo. Con todo, dispuse mis ñierzas, y certiñcoos, Señor, que era 
de hodella vna vez : la segunda no me osó esperar su merced en la 
cama; y esto creo lo causasse las muchas uvas que el mismo dia comí; 
pero con todo, deveis creer que aunque no obo sábanas, no faltaron 
palominos. Para vuestra Señoría 'no son menester lisonjas, que bien 
cierto yo lo creería ' de vuestra Señoría; y assí, entre trabajo y fatiga, 
acordé de fazer cinco coplas, y ^ allí verá, en favor de lo sentenciado 
contra el mártir bienaventurado Don Carajo ^, por no ser en discordia 
con tan honrrados juezes; aunque bien se hallarán causas lícitas y ho- 
nestas para que el dicho Cono no fuera oido en juicio, antes aniqui- 
lado y echado d* él, según ley de derecho establecida por los Reyes 
antepasados, de gloriosa memoria. 

Y es, según juicio claro, 
no torcido ni vicioso, 
porque el Cono es vn avaro, 
codicioso y malicioso, 
inhábil y condenado 
por el ^ aliento apestado. 



I £/fOf . y por más asegurar. 3 Ibii, laylan« 3 Ihid, d' essos. 4 Ihid, p. 
que. 3. Ihid. 8ó yo L creerá. 6 Ihid. que. 7 l^id., b. C. 8 íhid, por» 
que le hiede la boca. 



Digitized by LjOOQIC 



556 apíndiob. 

É también se me fegura > 
después de malo, crüél; 
que ha d' estar, según natura, 
el cuerpo en la sepoltura, 
no la sepoltura en él. 

Porque la razón lo sella, 
)usto 3 con buen alvedrio, 
pregunto, mas sin querella: 
¿la ropa va en el navio, 
ó quizá el navio en ella? 

É pues esto no satisfaze más de en ^ sólo dezillo, por lo que toca 
á mi conciencia, quiero callar 4, que no lo tengo de ayunar, y dar 
por bien ^ hecho, como veis que mi obra lo manifiesta. En lo al no ay 
más que escrebir á vuestra Señoría. Nuevas d' acá es que no ay nin- 
gunas. Lo que más se suena son narizes, y aun tales las ^ ay que 
d' esto no 7 tienen necesidad. No más por el presente de la boda hecha. 
A treinta la bara de Bretaña blanca cdkno la nieve, y muy bonica 
gracia y gesto. 

Coplas ^ del mismo Astorga, hechas en el Pleito del Manto, á favor 
de la sentencia dada contra el agraviado Carajo. 



A veintinueve del mes 
del Santo Bauil ^ assado, 
ante mf llegó un tratado 
en estilo cordobés 
aplicado; 

no admirable ni corrupto, 
sentenciado y concluido, 
el qual es un Pleito astuto 
qu' entre partes han tratado ><> 
una puta y un hodido. 

É lo que el Cono llevó, 
digo qu' es muy bien llevado. 



por preeminencia y estado 
del mismoi pues d' él salió: 
é pues este fué el venero 
donde se crió primero >>, 
ser el Cono el heredero 
de lo que permaneciere 
por muy justo considero, 
y que el auto s^^mpliere i^. 

♦ • ••• 
Muchas razones párescen 

por dond' eAnerescedor 

de ser '^ siempre vencedor, 

á quieit^ siempre T obedescen 



I Ü90\n figura. a Ibid. junto. 3 Ihxd. roas «de sólo d. 4 Ibid, q. c. 
lo que no t. 5 íhid» |>or bueno. 6 tbid. tales ay. 7 Ihxd, d* esto tienen 
poca necesidad. 8 Ihid, DelmísmOtenfauordelas.d.C.,cÍG^ 9 Itid, BañiL 
10 Ibid, traído. 11 £/«of añade:— muy justa causa lo quiere. I3 C/jof. suprime 
estos dos últimos versos. 1 3 Jbid, ser él s. 14 Ibid. y tem más , que le a 



Digitized by VjOOQIC 



ap£ndiob. 



557 



dende el mayor al menor; 
porque los más esforzados 
en su vigor y potencia, 
los capirotes hechados, 
le van á dar obediencia» 
llorándole sus pecados. 

Otra perentorie hallo » 
á qualquier sabio galán, 
por donde el precio gano, 
y es lo que dice el refrán: 
qu' aquel » que sufrió venció: 
é aun después de ser sufrido 
el buen Cono y combatido, 
que ninguno se lo ^ mate , 
¿quién se llega 4 á su combate 
que ^ vaya cabizcaydo? 

CABO. 

Assf que por la sentencia 
d' este Manto que se dio, 
VOS, Carajo, aved paciencia, 
que el Cono lo meresció 
quanto á razón y conciencia; 
pues los cojones cuytados 
cuya parte dissimulo, 
no aleguen por esfor9ados, 
porque la marea del culo 
los tiene desbaratados. 



2SS 

(T„f. to3(m,)^S, 1535, /. ao3.-i4., /. 373.) 

Una obra de vn cauallero, lla- 
mada Fisión dekytable. 

Mi dolor jamás cansado 
d* estrecha cuenta pedirme , 



nunca quiso consentirme 
anoche , de muy penado, 
que yo pudiesse dormirme; 
assi que me fué for9ado, 
siendo ya cerca del dia, 
leuantarme de cansado, 
pensando si en mi cuydado. 
algún remedio ponia ^. 

É fuéme sin más pensar 
luego para Capuana, 
dándome priesa en '1 andar, 
porque allí tiene la gana 
mi alma de reposar; 
mas luego, triste , que entré 
en el fosso por mi suerte, 
Dios sabe lo que passé, 
que si afloxara la fé, 
no se escusaua mi muerte. 

Que pensando hallar sossiego 
por hallarme do me hallaua , 
entablóse mal mi juego; 
como más cerca del fuego, 
más ardia é más quemaua. 
É con estos desconciertos 
daua mil quexas d' amor, 
por ver señales muy ciertos 
de ver mis bienes tan muertos 
quan biuo tengo el dolor. 

Y estando en esta passion, 
pensando en la causa d' ella, 
vi venir como en visión 
mucha gente en procession 
que me puso espanto vella : 
mas quando cerca de mf 
se allegaron con plazeres , 



I £/50f . perentoria dó. 2 Jbid. aquel q. 3 Ibid. no le m. 4 Ihid, allega. 
5 Ibid, que no V. 6 B. pornia. 



Digitized by LjOOQIC 



358 ápíndicb. 

todo temor despedí • 
porque luego conocí 
que todas eran mugeres. 

Que con honrra muy rreal 
Ueuauan á Matihuelo 
en vn carro triunfal; 
él tan gordo, largo é tal, 
que arrastraua por el suelo; 
é luego tras él venían 
muchas dueñas é donzellas 
que I altas boses dezian : 
— «Las que de tí se desuian, 
plazer se desuia d' ellas. 

»Qu' es en tí, muy gran Señor, 
descanso de las mugeres; 
mana dentro el dulzor, 
no se siente qu' es amor, 
ni se gusten > sus plazeres ; 
ni sin ti no da la paga 
amor de nuestros seruicios; 
contigo nos alaga 
de suerte que lo qu' estraga 
adoban tus exercicios; 
é si alguna por desdicha 
ha sido de tí oluidada , 
de gran bien es entredicha; 
siendo tú la misma dicha, 
llámasse la desdichada.» 

Estas palabras diziendo, 
andauan juntas cab' él 
en fuego d' amor ardiendo, 
los befos se relamiendo 



de gana de comer d' él: 
y en el punto que me vieron, 
el santo cuerpo dezaron , 
al derredor se pusieron , 
é de las manos se asieron, 
é grandes bozes cantaron: 

« Honrremos á Matihuelo, 
nuestro bien, nuestro consuelo.» 

Primera, Doña María ', 
cantó con gran alegría: 
—Tan adentro te querría 
quan léxos esto del cielo, 
Matihuelo. 

Tras ella. Doña Leonor 4 
respondió con buen tenor: 
—Si no gusto tu dulzor, 
de mi muerte hé gran recelo, 
Matihuelo. 

Diana ^ con gran cuydado 
cantó con rostro turbado: 
— ¡Quién se tornase pescado 
por caer en tal anzuelo, 
Matihuelo! 

É también cantó Maruxa ^: 
- Granplazer quandoeste empuxa ; 
mas sino es como la cuxa , 
no le tengo yo en vn pelo, 
Matihuelo. 

Doña Juana 7 á boz en grito: 
—Gran pesar quando es chiquito. 



I Z). que á ft. 2 Z>. gustan. 3 Se refiere el autor á las damas de la Reina 
de Ñapóles, entre las que se encuentran tres con el nombre de María, y los apellidos 
de Enriquez, Canteimo y Carroz, respectivamente. {N, del E,) 4 De Beau- 
mont. (ídem,) 3 Gambacorta, favorita de la Reina. [ídem,) 6 Conocíasela en 
la corte por la Señora Maruxa. (ídem.) 7 Castriote ó VUlamarin, pues había dos de 
aquel nombre. [ídem.] 



Digitized by VjOOQIC 



APÍNOIOB. 



559 



qu' es como en cubo mosquito, 
que se entra é sale de buelo, 
Matihuelo. 

Doña Ysabel Castriote < 
cantó con gran alborote: 
—Yo te haria andar al trote, 
é ávn llorar por mi consuelo, 
Matihuelo. 

Doña Pórfída porfía » 
de cantar que le querría 
tan largo, si ser podría, 
que lo dauasse en el suelo, 
Ñfatihuelo. 

Muñoza quiso cantar: 
— Si te han de aposentar, 
ryégote quieras tomar 
lo mió por entresuelo, 
Matihuelo. 

Doña Ynés: — Aunque soy niña, 
siempre terne con tí riña, 
basta que podes ^ mi viña 
é me riegues mi majuelo, 
Matihuelo. 

Descúlpase de lo hecho. 

No sé quién fué el atreuido 
que tales coplas trobó: 
sé que todos como yo 
por muy loco 1' an tenido, 
porque tanto se atreuió: 
que trobar cosas viciosas 
á damas tan virtuosas , 
fué tan fuera de razón. 



que fué bien como en carbón 
engastar piedras preciosas. 

FIN. 

Que damas tan escogidas , 
en tanto estremo acabadas, 
han de ser tan bien queridas, 
que sean casi adoradas, 
sin ser de nadie ofendidas: 
é si alguno las ofende, 
su gran virtud las defiende 
para que quede confuso; 
y el que tal obra compuso, 
sus necedades emiende. 



259 

(5. 1540, /. 1S8 y.-i4.,/. 372 ».) 

De García db Astorga al Du- 
que de Medina Sidonia, por- 
que él y otro compañero 
suyo auian estado presos por 
judíos; é primero descúlpasc, 

- é después toca al Duque de 
sodomía. 

La mala, quando ha de errar, 
luego se muestra quién es; 
la buena por no pecar , 
deüe huyr el lugar 
do la tal tiene los pies. 
Por ende, buen cauallero, 
si pequé do no deuia, 
no por mala compañia , 



I Acaso aquella de quien era cavaliere servente Don Carlos de Aragón. (N, del E,) 
7 Servíala el Marqués de Pescara, (¡dem.) 3 D. podeys. 



Digitized by LjOOQIC 



56o 

sino por mal compañero; 
é aunque no fué sodomía 
juzgue vuestra señoría. 



▲p£hí>ioe. 



260 



Respuesta del Doque. 

Yo soy malo para alcalde, 
é también para juez, 
é por esso d' esta vez 
vino vuestra copla en balde. 
Yo no niego que assf sea, 
que Ribera, é vos Garda, 
vos vestistes en vn dia 
de vna fe, como librea 
para passar á Judea. 

261 

De Cartagena» a vn loco lla- 
mado Baltanás. 

Lo c' os haze hazer hazañas , 
Baltanás, mi buen amigo, 
lo c' os mata 9 lo c* os daña, 
lo c' os dizen , lo c' os digo; 
lo c' os fuerza , lo c' os ciega , 
lo c' os haze hazer tal obra , 
é lo c' os el seso niega , 
¿ lo c' os dexados < llegar 
por lo c' os falta é no sobra. 

Assf que lo c' os diría, 
é lo c' 08 quiero dezir» 
é lo c' os escriuiria , 
é lo c' os quiero escreuir, 
es que deueys de comer 



cosas para la cabera, 
porque el seso que tropte9a 
no va léxos de caer. 



262 



(r.. /, 2o3 im,)'S., f, 189.-.4.. /. 373.) 

Otra suya ', porque di Almi- 
rante le embió vn cauallo des- 
lenguado é manco. 

Almirante, mi Señor, 
¡qué cauallo que comprastes! 
coxo, é manco, é rabeador; 
Uegallo al caualgador, 
es sacallo de sus trastes. 
Mandástesle deslenguar, 
contra todas justas leyes, 
porque no pueda contar 
de cómo ha visto reynar 
en Castilla treze reyes. 

263 

(r., /. ao3 («.HA,/. 189.-Í4., /. 372 y.) 

Copla sola de Don Juan de 
Mendoza, porque ell Almi- 
mirante, queriéndose partir 
de la corte, vino á despedirse 
de las damas con un papahígo. 

Avnque fuera vn Colon , 
hallo por gran marauilla 
cómo pudo el de Castilla 
descubrir tal inuencion : 
no se passe sin castigo, 
sino, desde aquí adelante 



1 A y lo c' 08 dexaos llega. 2 De Don Juan de Mindoza. 



Digitized by LjOOQIC 



APÍNDICS. 



56i 



nunca verán Almirante 
las damas sin papahigo. 

164 
Respuesta del Almirante. 

Siempre os vi, Señor Don Juan, 
armado d' espada é capa 
contra las cosas del Papa, 
por seguir las de galán : 
é pues es como lo digo, 
perdone ' mi papahigo 
el mal que aueys dicho d* él , 
que si le soys enemigo, 
por estar el Papa en él 
ha sido, que no por él. 

265 

(5.,/. l88v.-i4.,/.372.> 

De Lope de Sosa, porque, 
tañendo el Auc Marta j se 
arrodilló cabe vna esclaua 
que hedía á ajos. 

Es la salsa tanto fina, 
que á todos nos da gran pena: 



Diostesalue, Catalina, 
de ajos llena. 

Y es tu ayre tan corrupto, 
que diré, pues me hirió: 
iMalauenturado el fruto 
que de tu vientre salió.» 



266 

fS.,/. I88v.-i4.,/. 37a.) 

Otra suya á vna muger que 
le hedia la boca, é sin muchos 
ruegos acudia. 

Ya V* os 3 digo que en amiga 
haze ventaja á cualquiera , 
porque á nadie da fatiga, 
antes quiere lo que quiera 
qualquier hombre que la siga. 
Hermosura no le ^ toca, 
que ha puesto en el saluonor 
tan mal recaudo, Señor, 
que se le subió á la boca 
con su fruta é con su flor. 



I B. pcrdonét. D. pcrdóncoi. 2 />. Ytyo^s. 3 />. la. 



36* 



Digitized by LjOOQIC 



OBRAS NUEVAS '. 



267 

(A., f. 351.) 

I. R. L. E. ^ E. D. 

1557. 
Hospital de Amor, 

¡Hei mihi, quod amor nullis esi 
medicabilis herbis! 

Como siempre en penas velo 
con ansia de amor rauiosa, 
vna noche sin consuelo 
oy vna voz temerosa 
que me puso en gran recelo. 
Miré si podría ver 
de la cámara ^ do estaua, 
qué cosa podría ser 
que tan tristes nueuas daua 
al que estaua sin plazer. 

Y mientras esto procuro, 
vi cabe mí vna donzella 
con gesto gentil, seguro, 
tan honesta como bella, - ' 

vestida de verde escuro. 
Supliqué por cortesía 



que me dixesse quién era. 
Dixoí — lYo soy quien solía 
en tu pena lastimera 
darte descanso algún día. 

»Mi nombre de tí no huya, 
que amiga te he sido buena; 
pero ¿quieres que concluya 
sóyte agora tan agena 
jquanto otro tiempo fuy tuya. 
Yo soy la que en tu paasion 
luego vi tu perdimiento, 
porque en ser tal la ocasión, 
conocí tu pensamiento 
ser de estraña presunción. 

•Yo soy la que en tu meneo 
puse esfuer90 de contino, 
hasta agora que ya ^ veo 
que no puede auer camino 
que te allegue á tu desseo. 
Por esto tú, triste amante^ 
tente por desengañado; 
dexa de ir más adelante, 
no cures de ser constante, 
porque estás desahusiado. 

•Que la propia ley de Amor 
es que en él ley no consiste, 
y por mostrarse señor, 
haze al que es suyo más triste, 



I Tal es el título con que en los dos Cancioneros de Amberes van scñaUdts U$ 
composiciones que siguen, y con las que termina nuestro Apéndice, (Nota del Editor.) 
a E, camera. 3 E, yo. 



Digitized by VjOOQIC 



APéNBIOE. 



565 



y al contrario dt fauor.» 
Oida la nueua tal 
que la Esperanqi traia, 
los que saben de este mal 
bien verán que V ansia mia 
era mayor que mortal. 

Quanto pude me esforcé 
á grandes bozes diciendo: 
— tSeñora , si en vos no ay fé, 
no me detengays biuiendo, 
porque yo me ahorcaré.» 
Ella de mi gran dolor 
doliéndole mis qo^obra^, 
me dixo: — «Triste amador, 
sábete que son mis obras 
conformes á mi color. 

«Que á mi verde vestidura 
la fe que espera no falta; 
mas tus males y tristura 
nacen de cosa tan alta, 
que mi ropa han vuelto obsc ura.i 
Fuésse sin más responder, 
porque sanarme no cree, 
bien como suele hazer 
el zurujano que vée 
al que no ha de guarecer. 

Y estando sin más concierto, 
me lleua súbitamente 
en vna nuue encubierto, 
no con música plaziente, 
mas con obsequias de muerto; 
hasta que en vn campo estraño 
me dexaron triste y solo, 
por do andana un hermitaño 
que dezia: — tAdolo, adolo, 
al ' que á sí se hizo el daño?» 



Los que la nuue traían 
que me dexaron allf, 
sentí que le respondían: 
— «No está muy léxos de tí, 
que tus passos á él te guian.» 
A mí luego se acercó, 
y antes que nada le digo, 
d' esta suerte me habló: 
— «Díme quién eres, amigo, 
y decirte hé quién soy yo. 

«Cómo aquí fuiste venido, 
no quiero de tí sabello, 
que primero lo he sabido, 
y aun en el concierto d' ello 
alguna parte he yo sido.» 
Respondí: — t Padre, Señor, 
yo soy vn desuenturado, 
prisionero del Amor, 
contino más desamado 
quanto mejor amador. 

9A quien corre la fortuna 
y ha corrido siempre tal, 
que no hay persona alguna 
á quien no duela mi mal , 
sino es á sola vna; 
y ésta, Señor, es aquella 
que assí me tiene á su mando, 
que no sé sino querella; 
y aunque estoy con vos hablando, 
mi alma está allá con ella. 

»Y con ver mi mal esquino 
no se tiene por contenta; 
quanto más soy su cautiuo ', 
se me muestra más essenta; 
ved en quánta pena viuo. » 
— iNo te cumple más hablar, 



I E. él. a E. catiuo. 



Digitized by LjOOQIC 



564 APÉNDIOI. 

respondió muy mesurado; 
de mi te quiero auisar, 
que es mi nombre Cüydado; 
yo te he mostrado á cuydar. 

vTengo en un penoso prado 
vn Hospital sin plazer 
qu* el Amor ha fabricado 
para poder acoger 
á quien d' él viene llagado. 
Allí vienen amadores 
de subida preeminencia 
á morir muerte de amores, 
porque ganan indulgencia 
de sus penas y dolores. 

»Y porque muy por entero 
se duela Amor de tu mal, 
fué contento y plazentero 
que en este triste Hospital 
acabes tu fín postrero; 
y para desconfiarte 
que en tu mal no aura holganza, 
quiso primero embiarte 
á tu amiga la £speran(;a 
que vino á desesperarte. 

> Y mandó á sus oficiales 
traerte por esta vía; 
y en aquestos hospitales 
ponerte sin compañía 
y acompañado de males; 
y aun me dixo: — ^Vos, Cuydado. 
saliréysle á recebir; 
dezid que venga de grado, 
que aunque aquí viene á morir, 
más muere en morir penado. 

» Por esso tú, hijo, ven , 
que el hospitalero só, 
que sin te mostrar desden , 



como si tú fuesses yo, 
curaré todo tu bien.» 
Yo le dixe:— «Padre, vamos.» 
Él me tomó por la mano, 
y assí nos fuymos entramos 
caminando por vn llano 
donde vn Hospital hallamos. 

Y después de allá llegar, 
como tanto auia que ver, 
tuue gana de mirar 
quanto se pudo entender, 
pues allí auia de acabar. 
Vi pintado y circuido 
el cielo con las estrellas; 
vi la ymágen de Cupido 
puesta sobre todas ellas 
con este mote esculpido. 

Mote, 

«A quantos planetas son 
de vencer auia el seso; 
pero al de más discreción 
el Amor le tiene preso, 
que no le vale razón.» 

Vi en otra pared pintadas 
las cosas que Amor repugna ; 
y por orden debuxadas 
las burlas que la fortuna 
nos ha hecho mil vegadas. 
Vi su cara triste y leda, 
y estas letras que aquí son : 
f Aunque da buelta su rueda , 
es de tal constelación, 
que en el mal se está más queda.» 

Dexo las otras pinturas 
que allí lindas parecieran, 
por contar de las tristuras 
de los tristes que allí eran 



Digitized by VjOOQIC 



AP¿NDtÓB. 



565 



sofriendo sus amarguras; 
j vi unos que llorauan, 
otros del todo contrechos, 
otros que se passeauan, 
otros echados de pechos, 
j otros que ya se finauan. 

Y vi vna tienda á trasmano, 
de vn viejo, gran herbolario; 
aqueste era el tiempo anciano, 
que es el propio boticario, 
y médico y zurujano. 
Pero no era curatiua 
la medicina que ordena; 
antes era opilatiua , 
porque aquel que Amor condena, 
nunca sana en quanto viua. 

Como salió á visitar 
los enfermos que allí estañan , 
fuyme tras él, por mirar 
si en sus dolores hallauan 
algún descanso ó vagar; 
y el primero que allí vio 
fué vn enfermo de desseo 
que dezia: — « Muerto só^ 
que el dolor en que me veo 
no tiene remedio, nó.» 

— «¿Este mal cómo te vino?*» 
el medicóle dezia: 
— «Hizo en los ojos camino, 
y asstento en la fantasía 
hasta sacarme de tino; 
y en ella traygo imprimida 
la muy graciosa figura 
de quien me robó la vida; 
assí que no cumple cura, 
pues es mortal la herida.» 

— tPara que puedas sanar, 



éste es el mejor remedio: 
ten siempre con quién hablar, 
qu' el passatiempo es buen medio 
para hazer oluidar. 
Tabletas de sufrimiento, 
aunque graue te parezca, 
toma, y ten tal regimiento, 
que quanto tu mal más crezca , 
quites d' él el pensamiento.» 

Y vi luego otro doliente 
que dezia muy penado: 
— «¡ Ay razón que tal consiente, 
que me tenga assí oluidado 
la que siruo lealmente! » 
El médico á la sazón 
miró el pulso que tenia; 
viole andar sin proporción , 
y á tal priessa le batía , 
que era de auer compassion. 

(Amana d vna ramera,) 

Díxole: — tToma vn vngüento 
de dos remedios perfetos: 
el vno, el Conocimiento, 
con que verás los defetos 
de quien te causa el tormento : 
y con esto has menester 
sangrarte en todas maneras 
de la vena del querer, 
porque tanto bien no quieras 
á la que te echa á perder.» 

Mientras recebia consuelo 
éste que assí se quexaua, 
vi hazer muy grande duelo 
á otro que se passeaua 
con grandes vascas de zeio. 
— «¿Qué males que assí te empecer* 
dixo el médico al herido: 
— fUna enuidia que me crece 



Digitized by LjOOQIC 



566 

de ver más fauorecido 
al que menos lo merece. 



ÁPÉNOICS. 



•Mirad, Señor, lo que siento; 
que si miro á vna figura 
de hombre en vn paramento, 
se acrecienta mi tristura 
hasta sacarme de tiento. 
Que su amor yo no le quiero, 
si otro tiene de auer parte ; 
de pura pena me muero, 
que el amor que se reparte 
no se puede dar entero.» 

— « Lo que tú hazer deurias 
por sanar tales estremos , 
es xaroparte vnos dias, 
porque después te purguemos 
todas essas fantassías. 
Los xaraues han de ser 
de paciencia y fortaleza , 
para que puedas vencer 
fácilmente tu tristeza 
y apoderes tu poder. 

»Y pues más no has de ganar 
con querer assí matarte • 
procura dissimular 
y echar á la mejor parte 
lo que assí puede passar. 
No quieras con fantasías 
cegar tanto la razón, 
que hagas con tus porfías 
con fuego d' esta passioii 
abreuiar tus tristes dias. » 

Otro vimos en la sala 
diziendo: — «Ya ¿qué me cale 
con esta dicha tan mala, 
que el ánima se me sale 
y no ay nadie que me vala? 



¿Qué desuentura es la mía? 
¿Qué hago ó adonde yré? 
Sigo siempre mi porfía, 
y anda tal mi fantasía 
que no sé en qué acabaré.» 

El Médico ha respondido: 
— «¿Quées lo que más te atormenta? 
Díxole : — Señor, oluido, 
porque no ay de mí más cuenta 
que si no fuera nacido. 
Y la que assí me oluidó» 
mi ánima se Ueuó, 
y ella se la tiene allá, 
y las penas que le da 
no se las merezco yo.» 

Luego el Físico ha hablado: 
— f Ponte vn emplasto en la frente 
de mil cuentos que han penado 
d' este mal que tu alma siente , 
y assí serás consolado. » 
De que vi mal tan entero 
en gentes tan afligidas, 
dixe con dolor muy fiero: 
— i Las damas de amor heridas , 
¿dónde están, que verlas quiero?» 

Díxome:— f Del malque mueres 
que tan mal se disimula, 
no ay aquí lo que tu quieres, 
porque tienen vna bula 
que no penen las mugeres. » 
Yo le dixe: — t Señor, di; 
¿pues essas no sienten mal?» 
Dixome : — t Dizen que sí, 
y que tienen Hospital, 
pero yo nunca le vi.» 

Yo le dixe: — «A mi creer, 
bien se puede llamar yermo 



Digitized by LjOOQIC 



apínoioe. 



567 



vuestro Hospital sin plazer. 
que llorar deue el enfermo 
donde falta la muger.» 
Él me dixo: — cAssí conuiene: 
descanso aquí no le esperes , 
porque al triste que aquí viene , 
le han traido mugeres 
á quanto dolor sostiene. 

» Quanto más que ay vn error 
en lo que agora preguntas ; 
que en la orden del Amor, 
si las personas son juntas» 
se pierde todo el dolor.» 
Y luego dixo el Maestro 
al viejo que era presente : 
— cDad recado en lo que os muestro, 
porque esta cuitada gente 
no se muera á cargo vuestro.» 

Y del dolor que yo auia 
preguntó las calidades. 
Respondí con agonía : 
— i Todas las enfermedades 
no se ygualan con la mia. 
Que yo muero de desseo, 
y vivo desesperado; 
y por verme qual me veo 
de quien amo desamado, 
muy grandes celos posseo. 

»Y, cierto. Padre y Señor, 
yo miré en tan alto grado, 
que merezco aun más dolor 
por auer assf mirado 
dama de tanto valor; 
que aunque yo más alto buele, 
nunca la podré alcanzar, 
ó ella se ha de abaxar 
donde abaxarse no puede , 
ni se deue de humillar. 



Dize: — tGran lástima te hé 
en verte assí apassionado 
y con tan entera fé, 
y tan bien enamorado 
quanto nunca otro lo fué. 
Das muestra con tus señales, 
(según lo que alcanzo yo,) 
ser tus congoxas mortales . 
y para sanar tus males, 
no esperes remedio, nó. 

» Y si es assí , vos , Cuydado, 
dadle vn lecho congoxoso 
do muera tan abreuiado, 
que en el morir sea dichoso, 
pues en todo es desdichado. 
Porque lo que es de entender 
de ésta su vieja herida , 
que por ser enuegecida 
no se puede guarecer 
con remedio d' esta vida.» 

Luego el Cuydado me mete 
con doloroso denuedo 
en vn estrecho retrete 
do mucho viuir no puedo, 
que el morir ya me acomete. 
Y aunque me proué acostar, 
no está mi passion en calma , 
que el contino razonar 
de mi cuerpo y de mi alma 
no me dexa reposar. 

Y de verme assí meter, 
cansado de tanto mal , 
fué tanto mi entristecer, 
que dixo: — «Nunca tu ygual 
he visto en el padecer.» 
Díxele: — t¿Viuiré vn hora?» 
Dize: — t Aún más podrás viuir, 
muriendo por tal Señora; 



Digitized by LjOOQIC 



568 

poco es el cuerpo morir 
donde el alma assi la adora. 



apíndics. 



«¿Pues cómo que á tu enemiga 
la tienes tanta obediencia, 
dándote pena j fatiga, 
huyendo de serte amiga. 
y matándote en aussencia? 
Respondí:— tSi quieres ver 
ésta que es más que muger, 
verás tal merecimiento, 
que me dirás que tormento 
no llega á su merecer, t 

A la segunda visita 
que el Médico fué tornado, 
dixo: — «Hijo, resucita, 
que por otra vía esquisita 
podrá ser ser remediado; 
y es que aquí suele venir 
vn enfermo de mesura , 
que limosna va á pedir 
para aquellos sin ventura 
que aquí vienen á morir. 

nEl qual con lamentación 
demanda en este tenor: 
— Dad, por Dios, consolación 
á los heridos de Amor, 
que o